XXII Premi de Pintura Ciutat d´Algemesí

Convocante: Ajuntament d´Algemesí
Dotación: 6.000 euros
Modo de presentación: a través de la Web
Plazo de admisión: hasta el 30 de noviembre de 2016

Algemesí, fiel a su cita anual con el arte contemporáneo, abre el plazo de presentación online de las obras para la XXII edición del Premi de Pintura «Ciutat d’Algemesí». El 2016 va a pasar a la historia de este certamen como el año en el que se fallaron dos premios: uno, el pasado mes de marzo, correspondiente al 2015, y ahora en diciembre, siguiendo el programa habitual, correspondiente al año en curso.

BASES DEL XXII PREMIO DE PINTURA «CIUTAT d’ALGEMESÍ»

1. Se establece un premio de 6.000 euros que será indivisible y se podrá declarar desierto.

2. El jurado se reserva el derecho a sugerir la adquisición de más obras, en calidad de accesitos. A este efecto, regirá la valoración económica de la obra, que presentará el autor junto a la documentación que se le solicita más abajo.

3. Será condición indispensable que las obras presentadas sean únicas y originales y que no hayan sido seleccionadas ni premiadas en ningún otro concurso. El tema y la técnica serán totalmente libres y no se admitirán trabajos protegidos con vidrios o realizados con materiales cuyo transporte y manipulación presenten un riesgo para la integridad de la obra.

4. Cada autor podrá presentar un máximo de dos obras, las medidas de las cuales no serán inferiores a 100 cm ni superiores a 200 cm por cada lado. Si la obra es seleccionada, se presentará con el boletín de inscripción (cuerpo C) adherido en el dorso.

5. La obra premiada pasará a ser propiedad exclusiva del Ayuntamiento de Algemesí, el cual, como propietario, podrá reproducirla siempre que lo considere necesario en cualquier tipo de apoyo o técnica (fotografía, litografía, grabado, etc.).

6. Las obras se presentarán en el registro telemático que habilitará el Ayuntamiento a la página web: http://premipintura.algemesi.net. La resolución mínima será de 3 megapíxeles y el tamaño máximo del archivo de 5MB y en formato .jpg. Se indicarán las datos de la obra y del autor (del autor: nombre y apellidos, DNI, dirección y teléfono; de la obra: título, año, técnica y medidas). El plazo de admisión de las obras en formato digital será del 15 al 30 de noviembre, a las 12 horas. El jurado no conocerá el nombre de los autores de las obras hasta haber emitido su veredicto definitivo. Una vez analizadas las obras enviadas en este formato, el jurado realizará una primera selección de 30 obras y convocará a los seleccionados para que realicen el envío físico.

7. Los concursantes seleccionados podrán entregar las obras personalmente, debidamente embaladas, o por agencia en puertos pagados con embalaje de cartón o caja de madera a la dirección siguiente:
Sala de Exposiciones Municipal
Casino Lliberal
C/ Muntanya, 24
46680 Algemesí
Gestor: Álex Villar – exposicions@algemesi.net

8. Los concursantes seleccionados consignarán en el cuerpo A del boletín de inscripción un currículo y una fotocopia del DNI o pasaporte, que entregarán cuando registren las obras; y un sobre acotado con el nombre del autor, el título de la obra y su valoración económica.

9. El jurado, la composición del cual se dará a conocer en su momento, realizará una selección de las obras finalistas entre las que se determinará la ganadora. Además, se elaborará un catálogo con todas ellas y se organizará una exposición. Por ello, los participantes cederán el derecho de reproducción de las obras para el catálogo que editará el Ayuntamiento y prestarán la obra seleccionada para la exposición, que tendrá lugar entre los meses de enero a marzo de 2017. Además, se comprometen a no recogerla hasta el final de la muestra.

10. El veredicto y la fecha del acto oficial de entrega de los premios se harán públicos en la web municipal del Ayuntamiento de Algemesí www.algemesi.es.

11. Las obras presentadas y no seleccionadas podrán ser retiradas a partir de los 15 días posteriores a la publicación del veredicto del jurado. Lo podrá hacer el autor o una persona autorizada, personalmente, entregando el cuerpo B del boletín de inscripción sellado por el Ayuntamiento en el momento que se registró la obra. Transcurridos 30 días desde la publicación del veredicto, si no se recoge se entenderá que el autor renuncia a su propiedad y quedará al poder del Ayuntamiento. La entidad organizadora devolverá las obras seleccionadas para la exposición por el mismo sistema de embalaje en que las recibió.

12. El Ayuntamiento velará por la conservación de las obras inscritas, pero no se responsabiliza de los desperfectos y las pérdidas que se ocasionen por transporte, robo, incendio, etc. mientras estén en su poder.

13. El Ayuntamiento se reserva el derecho a realizar las modificaciones pertinentes en estas bases siempre que considere que puede contribuir a un mejor desarrollo y al éxito del certamen.

14. La participación en este premio supone la aceptación íntegra de estas bases.

15. Las decisiones tomadas por el comité de admisión y por el jurado serán inapelables.

Bases completas y más información
Imagen de portada: Ana Barriga, finalista en la pasada edición

¿Es posible alcanzar el paraíso?

‘Paraísos artificiales’
Jose Ramón Ais, Ana Barriga, Sergio Belinchón, Xavier Deloray, Leo Gutiérrez Guerra,  Jesús Madriñán, Deva Sand, Kalo Vicent y Nelo Vinuesa
Las Naves, espai d’innovació i creació
C/ Juan Verdeguer 16, Valencia
Hasta el 18 de junio de 2016

El romanticismo moderno de Baudelaire continúa teniendo una gran trascendencia sobre un gran número de artistas, sobretodo en numerosos que tratan las artes plásticas visuales. No sorprende que en sus poesías y ensayos estuviera presente una continuada relación entre arte y drogas, casi como si de una pareja inseparable se tratara. Esta dualidad ha sido una analogía continuada desde la bohemia parisina del XIX, y sino que se lo digan a Ken Kesey y al ponche de ácido lisérgico que, desde otra perspectiva, también ayudó al periodista Tom Wolfe…

El ensayo ‘Paraísos artificiales’ publicado en 1860 narra todo un viaje, ese que le llevó a escribir ‘Un comedor de opio’ y ‘El poema del hachís’. Desde entonces, y obviando el escándalo que la propia persona de Charles Baudelaire producía en su coetánea sociedad, prácticamente no existen tabúes en lo referente a la recepción de estos estímulos exteriores a la hora de crear. En palabras de Francisco Ramallo “Se trata de una práctica ya conocida en tiempos primitivos, que ha originado praxis tan interesantes como la escritura automática de Masson o el arte psicodélico (…)”. Por supuesto, no se trata de exaltar el consumo en ningún momento, ya que las diez propuestas artísticas reflexionan en torno a la pregunta lanzada por Baudelaire “¿qué sentido tiene trabajar, labrar el suelo, escribir un libro, crear y dar forma a lo que fuere, si es posible acceder de inmediato al paraíso?”.

Obra de Nelo Vinuesa. Imagen cortesía de la organización.

Obra de Nelo Vinuesa. Imagen cortesía de la organización.

Nos adentramos en esa reinterpretación del paraíso a través de la obra de Jorge Fuembuena. ‘The Warner them park’ es una gran fotografía de un paisaje urbano subdividido por el propio marco. El artista, en su afán por redescubrir la realidad centra la mirada del espectador a través de la imagen partida. En esta pieza perteneciente a la serie ‘Inside Insect’ investiga y homenajea el trabajo de Luis Buñuel, que también se relacionó con la vanguardia parisina. Diferente paisaje pero reconocible a su estilo es el que muestra Nelo Vinuesa, donde la naturalidad se esconde bajo los monocromos y acaba por desaparecer. Vinuesa, como siempre, nos traslada a paisajes soñados pero artificiales,  bucólicos pero sintéticos… Con esta sensación regresamos al ‘Palacio Ingrávido’ de Deva Sand que pudimos disfrutar hace poco en la galería Mr.Pink. La instalación encaja dentro de la muestra ya que continua con el idilio planteado por Baudelaire donde los sueños juegan un papel esencial en la búsqueda del paraíso, para Sand el paraíso se encuentra en su interior.

La fotografía es una constante a lo largo de la muestra y vuelve a actuar justo enfrente de la instalación de Sand con piezas creadas por José Ramón Ais y con Sergio Belinchón. El hiperrealismo que desprende Ais lo toma de los antecedentes románticos de Baudelaire aportando, con esas naturalezas imposibles despejadas de intervención humana, el toque de materia imprevisible, de paraíso temible. Belinchón, por su parte, continua con esa carencia de humanidad pero recalcando lo surreal y fotografiando grandes construcciones fantasmales o animales ingentes, o jugando con la paradoja de fotografiar una playa abarrotada.

Xavier Delory expone su personal ‘Villa Saboye’ ideada por Le Corbusier en una serie de fotografías donde se aprecia el edificio como si hubiera sido abandonado y profundamente maltratado. Esta estética ruinosa hace reflexionar al espectador sobre el factible paso del tiempo, ¿es el paraíso, tal y como lo entendemos, infinito? Con ‘Apnea’ Leo Gutiérrez Guerra plantea otra posibilidad para el edén, una bajo el agua. Haciendo hincapié en una poética de nuevo relacionada con el mundo de los sueños, Gutiérrez compone una metáfora que sale de la fotografía para convertirse en una escultura de mármol de una aleta.

'Apnea' de Leo Gutiérrez. Imagen cortesía de la organización.

‘Apnea’ de Leo Gutiérrez. Imagen cortesía de la organización.

Tras la inmersión, se aproximan las últimas paredes. En la esquina más visible del espacio, Ana Barriga nos desprende de la centralidad en su obra pues le propone al observador, a través de la experimentación con la pintura, que trate de completar los huecos que va dejando en blanco. Provoca así que nos alejemos de la realidad, aunque al mismo tiempo tratemos de permanecer en ella. Del gallego Jesús Madriñán podemos ver una muestra de sus fotografías donde la retratística barroca de la pintura ha dejado paso a las nuevas tecnologías y a formas de ocio nocturno, aunque sin perder la solemnidad. Imágenes de naturaleza nocturna acompañan a estos personajes creando un contexto nuevo, en el que parecen no encajar; al igual que Baudelaire no encaja en su época. Por último, Kalo Vicent dirige su mirada hacia un proyecto autobiográfico, de ensoñaciones y narrativa personal, donde muestra cuál es su experiencia en su propio nirvana terrenal.

Este último grupo de obras da paso a lo que se avecina, pues una vez haya terminado ‘Paraísos artificiales’ se dará paso a ‘Paraísos Terrenales’, donde otra serie de artistas nos aportarán su particular visión sobre este concepto tan aprovechado a lo largo de la Historia. Los intermediarios que han hecho posible llevar a cabo esta muestra colectiva se hacen llamar ‘Black Refuge’ un grupo conformado por Ismael Chappaz, Juanma Menero y María Tinoco. Los dos primeros son directores de Espai Tactel y del estudio de diseño Tactelgraphics. Por su parte, Tinoco dirige la galería Mister Pink y, ambas galerías formar parte de LaVAC. Es por eso que quizá podamos identificar a artistas que ya han trabajado con estas galerías, reconocemos piezas de ambos ambientes, pero que quedan unificados bajo este interesante proyecto que pone en valor literatura, fotografía, instalación, escultura y en general, la interdisciplinariedad de las artes bajo la atenta mirada teórica que nos proporcionó en su día el gran poeta maldito Charles Baudelaire.

Obra de Jesús Madriñán. Imagen cortesía de la organización.

Obra de Jesús Madriñán. Imagen cortesía de la organización.

 

María Ramis

17 artistas en Casa Leibniz

Casa Leibniz
Palacio Santa Bárbara
C / Hortaleza, 87. Madrid
Inauguración: martes 24 de febrero, a las 20.00h
Hasta el 1 de marzo, 2015

‘Casa Leibniz’ presenta obras de 17 artistas nacionales e internacionales: Pere Llobera y Diego Delas (de la galería F2); Daniel Steegmann (de la galería Murias Centeno); Felipe Talo y Xavier Mañosa (de la galería Alegría); Elena Alonso, Luis Vassallo y  Jorge Diezma (de la galería Espacio Valverde); Ana Barriga y Antonio Fernández Alvira (de la galería Espai Tactel); Andrés Pachón, Manuel Antonio Dominguez, Ignacio Bautista y Daniel Martin Corona (de la galería Ángeles Baños) y José Castiella, Saelia Aparicio y Salim Malla (de la galería Javier Silva).

Obra de Luis Vassallo, de Espacio Valverde, en Casa Leibniz. Imagen cortesía de los organizadores.

Obra de Luis Vassallo, de Espacio Valverde, en Casa Leibniz. Imagen cortesía de los organizadores.

‘Casa Leibniz’ reúne a un conjunto de artistas y galerías jóvenes en una exposición cuyo contenido, montaje y pensamiento invitan a la contemplación. Todo en esta exposición ha sido pensado para potenciar una de las cualidades más valiosas del arte: la capacidad de crear tiempo, otro tiempo.
A los artistas de esta generación (1975-1985) los suelen denominar ‘emergentes’, un término que no casa bien con un proyecto cuya voluntad, por el contrario, es descender a mayor profundidad.

Integrados en la exposición presentamos unos textos de Óscar Alonso Molina, Miquel Barceló, Estrella de Diego, Marcos Giralt Torrente, Germán Huici, Javier Montes y Enrique Vila-Matas cuya función no es explicar, sino provocar conexiones poéticas, filosóficas o literarias que amplifiquen los contenidos que emanan de las propias obra.

Obra de Pere Llobera, de F2 Galería. Imagen cortesía de los organizadores.

Obra de Pere Llobera, de F2 Galería. Imagen cortesía de los organizadores.

¿Porqué Leibniz?

En discordia con Newton, la teoría del tiempo de Leibniz afirma que sin materia no hay sucesos y sin sucesos no hay tiempo. En ese sentido las obras de arte, en la medida que son sucesos, fabrican tiempo, otro tiempo.

Pero fundamentalmente consideramos a Leibniz santo patrón del proyecto por la monadología: las mónadas son unidades metafísicas aisladas, que por gracia de la armonía preestablecida se coordinan y son capaces de constituir un universo. Así nos sentimos las galerías y artistas participantes aunque sin perceptible asistencia divina.

Obra de Saelia Aparicio, de galería Javier Silva. Imagen cortesía de los organizadores.

Obra de Saelia Aparicio, de galería Javier Silva. Imagen cortesía de los organizadores.

En Casa Leibniz cada artista ha sido seleccionado como una mónada de un conjunto armónico. Hay una filosofía secreta que envuelve esta exposición que se traduce en un modo de hacer particular. En ese sentido este proyecto se acerca al ideal de un matrimonio entre armonía y autonomía. Avanzamos juntos hacia una estrella.

Obra de Antonio Fernández Alvira, de la galería Espai Tactel.

Obra de Antonio Fernández Alvira, de la galería Espai Tactel.

Jacobo Fitz-James Stuart

Call: llamada de atención de Luis Adelantado

XVI Call 2014
Galería Luis Adelantado
C / Bonaire, 6. Valencia
Hasta el 12 de septiembre

Ya son 16 los años que la galería Luis Adelantado viene lanzando su convocatoria de arte contemporáneo para jóvenes artistas de entre 24 y 36 años. Una convocatoria a la que se han presentado en esta última edición alrededor de 500 artistas internacionales. “Menos que otros años, pero con obras de mayor calidad”, subraya Olga Adelantado, encargada de la selección y responsable de la sala valenciana. Dada esa calidad, la elección de los 24 artistas que finalmente integran la exposición Call 2014 ha resultado difícil.

Obra de Pablo Bellot en la XVI edición Call 2014. Imagen cortesía de la galería Luis Adelantado.

Obra de Pablo Bellot en la XVI edición Call 2014. Imagen cortesía de la galería Luis Adelantado. Fotografía: Nacho López Ortiz.

Pero ahí están las 57 obras que conforman la muestra, abriéndola el artista suizo Niklaus Manuel Güdel con una gran rosa desprovista de color y de fragancia. “Es la idea de una rosa”, explica Olga Adelantado. E ideas hay muchas, materializadas en diversos soportes, en la exposición que se extiende por los cuatro pisos de la galería. Hay fotografías, esculturas, pinturas, dibujos, collages, instalaciones y videos, dando forma a esas ideas. Tres de esas obras, las de Inma Femenía y Andrés Wittke, Ismael Teira y Álex Marco, han sido Premio Adquisición Franc Vila, con lo que el empresario valenciano afincado en Ginebra amplía su colección privada.

Obra de Alberto Salván en la XVI Call 2014. Imagen cortesía de Luis Adelantado.

Obra de Alberto Salván en la XVI Call 2014. Imagen cortesía de Luis Adelantado.

La convocatoria elocuentemente denominada Call es precisamente eso: una llamada de atención que la galería Luis Adelantado lanza, para la captación de esos jóvenes artistas en formación que apuntan buenas maneras. La experimentación diríase que atraviesa el conjunto expositivo. Experimentación con materiales como alfombras usadas (Clarence Guéna), placas de aluminio (Femenía y Wittke), vinilos (Simon Ripoll-Hurier), pastillas de caramelo (Gema Rupérez) y objetos cotidianos de diversa índole (Diego Delas).

Obra de Diego Delas en la XVI Call 2014. Imagen cortesía de la galería Luis Adelantado.

Obra de Diego Delas en la XVI Call 2014. Imagen cortesía de la galería Luis Adelantado. Fotografía: Nacho López Ortiz.

Ismael Teira incluso se atreve con el toro de Osborne, apropiándose de las formas que dejan los huecos negros de la famosa silueta para capturar el azul del ‘Cielo español’. Con los sonidos juegan el brasileño Pedro Torres, que zancadillea breves frases de amor en su video, y Ripoll-Hurier, en cuyo tocadiscos se escuchan comentarios acerca de carteles urbanos. La extrañeza también se apodera del trabajo de Ben Gavin, cáustico en relación con la obra de arte, y Pablo Bellot, más siniestro en su serie de automóviles de ardiente claroscuro.

Obra de Álex Marco en la XVI Call 2014. Imagen cortesía de la galería Luis Adelantado.

Obra de Álex Marco en la XVI Call 2014. Imagen cortesía de la galería Luis Adelantado.

Alberto Salván explora las posibilidades expresivas de las medianeras de ciertos edificios, mostrando el silencio descarnado de tan enigmáticas fachadas solitarias. Del arte, por la vía de la ironía, se ocupa Arturo Comas en sus fotografías, mientras que Gema Rupérez monta una pared de singulares ladrillos a base de pastillas de caramelo que, durante la visita guiada con Olga Adelantado, ya se inclinaban por efecto del calor. “Forma parte del montaje la posibilidad de que termine cayéndose”, explica la responsable de la XVI Call 2014.

La gran rosa de Niklaus Manuel Gúdel que abre la XVI Call 2014. Imagen cortesía de la galería Luis Adelantado.

La gran rosa de Niklaus Manuel Gúdel que abre la XVI Call 2014 y, al fondo arriba, la pieza azul de la obra ‘Cielo español’ de Ismael Teira. Imagen cortesía de la galería Luis Adelantado. Fotografía: Nacho López Ortiz.

Además de los citados, van desplegando su obra Ana Barriga, Leonora Bisagno, Antonio De la Rosa, Tamara Feijoo, Muriel Gallardo, Ferrán Gisbert, Ana H Del Amo, Miguel Marina, Filipa Roque, Milena Rossignoli y Ernesto Walker. Artistas españoles, portugueses, franceses, suizos, mejicanos, chilenos, brasileños, ecuatorianos y australianos. “Siempre ha habido más artistas seleccionados de fuera de España, pero este año, más de aquí”, destaca Olga Adelantado, satisfecha de sembrar un año más en su galería el germen de futuros artistas. La gran rosa de Niklaus Manuel Güdel que recibe al visitante de la exposición no olerá ni tendrá color, pero anticipa el vigor de las 24 propuestas de Call 2014.

Obra de Gema Rupérez, en primer término, y de Álex Marco en la XVI edición Call 2014. Imagen cortesía de la galería Luis Adelantado.

Obra de Gema Rupérez, en primer término, y de Álex Marco, al fondo, en la XVI edición Call 2014. Imagen cortesía de la galería Luis Adelantado.

Salva Torres