La demente y periférica hostilidad de ‘Callback’

‘Callback’, de Carles Torras
Estreno en España: 20 de enero de 2017
Cines Babel
Vicente Sancho Tello 10, Valencia

Aproximarse al desempeño cotidiano de un individuo sospechosamente perturbado, cuyo delirio se acrecienta hasta desembocar en la materialización homicida de su desequilibrio, ha sido y proseguirá atesorando morfología literaria, escénica y cinematográfica. En turbias ocasiones este vuelco sobre los más nimios detalles puede transformarse en una herramienta de seducción argumental que posibilita episodios de empatía o febril repulsión en el acomodado espectador, quien, durante el desarrollo del metraje, habrá de transitar por diversas reacciones psicofisiológicas, consecuencia del hilo conductual de cuanto se revela en pantalla.

Callback. Makma

A gruesos rasgos tales elementos son los que vertebran el raquis de la película que nos ocupa, ‘Callback’, del director catalán Carles Torras, cinta generosamente laureada en la última edición del Festival de Málaga de Cine Español, cosechando a finales de abril de 2016 Biznaga de oro y plata a mejor película y guión, así como a la mejor interpretación masculina; refrendo, presencia y trayectoria por la cronología de diversos festivales que hacen incomprensible su tardío estreno en salas españolas, lo que solidifica y acrecienta ese previsible e infausto abismo que media entre un cualificado propósito, gestado desde la emancipación, y su ulterior desarrollo comercial, supeditado ya a directrices ajenas.

‘Callback’ se erige en un proyecto alumbrado por el fructífero encuentro entre Carles Torras y el chileno Martín Bacigalupo, quien, además de ser responsable de los diálogos del guión cinematográfico, se consagra a la interpretación del personaje sustancial de la película, Larry De Cecco, un peón de mudanzas inmigrante en la ciudad de Nueva York cuyas aspiraciones dramáticas no sólo alimentan el motor argumental y retratan el gélido y hostil microcosmos de las audiciones, sino que responden al objetivo primordial de De Cecco, que nos es otro que el de integrase y reproducir el amercian way of life hasta extinguir cualquier atisbo o vestigio de su ignota procedencia.

Callback. Makma

Por este motivo, ‘Callback’ se emparenta umbilical e indisociablemente con la ciudad en la que transcurre la acción, amaneciendo Nueva York no sólo como presencia estética y arquitectónica -siempre sórdidamente adversa y fascinantemente universal-, sino como paradigma último de las mitomanías de un hombre solo. Bacigalupo se encarga aquí de contruir a un Larry De Cecco contenidamente hiperbólico, sordamente rítmico, ofuscado y vidrioso, cuya elevación en el aparato fonador anuncia una incómoda y demente voz nasal impostada, que contrasta notablemente con el registro de secundarios y terciarios que participan en la película. Porque De Cecco, en su compulsión por integrarse en la sociedad norteamericana, reproduce en sus frases los clichés, la interacción esteriotipada de los seriales y la prosodia ficcional de la publicidad radiofónica.

‘Callback’ evoluciona bajo las vías elevadas de Brooklyn -cacofonía rítmica e injerente del ferrocarril urbano-, la mísera rutina tras las cerraduras de un impersonal apartamento, el crujido de los cereales matutinos, el espejo en el que acicalarse la demencia, las americanas holgadas y los pimientos verdes de Whole Foods, la incursión delictiva en domicilios en los que emular con vino espumoso la vida ajena desde los zapatos, la estampa inerte de Manhattan a través de un puente que nunca termina de cruzarse, el olor de la carne frita y el suicidio, la periferia sempiterna y la triste luz artificial de sillas plegables y tóxicos aires acondicionados, el cristianismo evangélico, las existencias en off que pueblan los suburbios, asesinos en serie o spree killers engendrados por el costumbrismo,“con la gioia e col dolore/ della gente come me” de Jimmy Fontana y la prédica comunal del Amercian Jesus.

Callback. Makma

Jose Ramón Alarcón

Ángela Cuadra: Outdoor Living

Ángela Cuadra: Outdoor Living
Galería Nuble
Daoiz y Velarde, 26. Santander
Hasta el 21 de junio de 2014

Outdoor living es la segunda exposición individual de Ángela Cuadra (Madrid, 1978) en la galería Nuble, en la que a través de alusiones al imaginario de la época de la Segunda Guerra Mundial, como los mensajes mediáticos o los papeles de pared, la artista construye una suerte de aproximación metafórica a un mundo que deviene crítico desde el momento de su gestación y cuya inestabilidad intrínseca aún resuena en nuestros días.

Ángela Cuadra, "Outdoor Living" (fotografías del montaje de la sala). Imagen cortesía de la Galería Nuble.

Ángela Cuadra, “Outdoor Living”. Imagen cortesía de la Galería Nuble.

La muestra expositiva hace referencia a una de las facetas del American way of life; la que como eslogan de un modo de vida alentaba al ciudadano americano en tiempos de posguerra a recrearse en su tiempo de ocio en la vida al aire libre. Ejercicio y distracción, cuidado del cuerpo, reuniones de estructura familiar, juegos que ayudan a la relación y refuerzan los lazos del grupo, etc. Por otro lado, este concepto resulta irónico si se coteja con una realidad en la que el espacio interior, dominado por la intrusión tout court de los medios de comunicación, parece ser el terreno de juego decisivo para el modelado de un tipo de sociedad profundamente atomizada y encerrada en sí misma. Y es así como, mostrando la ambigüedad de este límite permeable, las piezas de esta exposición se ubican entre el interior y el exterior, entre la función civil y la militar, entre lo que pertenece a la actividad diaria del ciudadano americano y lo que representa el ejercicio de la guerra.

Ángela Cuadra, "Outdoor Living" (fotografías del montaje de la sala). Imagen cortesía de la Galería Nuble.

Ángela Cuadra, “Outdoor Living”. Imagen cortesía de la Galería Nuble.

La exposición se organiza en torno a dos grandes grupos de trabajos, por un lado la serie “ORDERS”, que se desarrolla sobre diferentes soportes como el papel o las cajas de luz, y que contienen textos extraídos de los carteles originales de propaganda de la Segunda Guerra Mundial y posguerra norteamericanos, y por otro lado, el conformado por piezas de la serie “Home front” que utilizan otro referente claro, esta vez gráfico, del mismo periodo y de los años posteriores de la Guerra Fría, y que son los manuales de instrucciones publicados en la revista también norteamericana Popular Mechanics y los publicados por el Departamento de Defensa Civil del Gobierno y que se repartían en colegios e instituciones.

Ángela Cuadra, "Outdoor Living" (fotografías del montaje de la sala). Imagen cortesía de la Galería Nuble.

Ángela Cuadra, “Outdoor Living”. Imagen cortesía de la Galería Nuble.

Ángela Cuadra es Licenciada en Bellas Artes por la Universidad Complutense de Madrid, donde vive y trabaja. Vinculada a una nueva generación de artistas madrileños, su trabajo comenzó a difundirse a principios de esta década en el circuito independiente, en muestras como Casas y Calles, Mirador 05, Feedback y Off Limits. Seleccionada en la muestra del INJUVE en 2006, ha formado parte de numerosas exposiciones colectivas, como las reciente In situ (OTR Espacio de arte, Madrid 2013), Password (itinerante, 2013) o NEWS, EVENT & FRIENDS – NOTICIAS, EVENTOS Y AMIGOS…homenaje a Walter Hopps. Comisariado por Tania Pardo y Guillermo Espinosa (La New Gallery. Madrid 2013). Entre sus exposiciones individuales recientes destacan Trotzdem (la Eriza, Madrid) y Las Afinidades Electivas (Programa Interferencias, Galería Nuble), ambas en 2013.

Ángela Cuadra, "Outdoor Living" (fotografías del montaje de la sala). Imagen cortesía de la Galería Nuble.

Ángela Cuadra, “Outdoor Living”. Imagen cortesía de la Galería Nuble.

Walden Contemporary, una galería sobre papel

Walden Contemporary
Juan Cuéllar
C / Denia, 74. Valencia
Inauguración: viernes 9 de mayo, a las 20.00h
Hasta el 7 de junio

Walden Contemporary es un nuevo espacio ubicado en el barrio de Ruzafa que abre por primera vez sus puertas este viernes 9 de mayo, para dedicar su actividad a la exposición de obras de arte sobre papel y a la edición de obra gráfica. Dedicado a la difusión, exposición y edición de obras de arte sobre papel, Walden es una nueva propuesta que presenta la evolución de un material para realizar exposiciones de collages, esculturas, instalaciones, ilustraciones, libros, ambientaciones, e incluso híbridos entre nuevas tecnologías y otras manifestaciones artísticas.

'Father' de Juan Cuéllar. Imagen cortesía de Walden Contemporary.

‘Father’ de Juan Cuéllar. Imagen cortesía de Walden Contemporary.

Walden inaugura con una amplia muestra de dibujos del artista Juan Cuéllar (Valencia, 1967) que podrá contemplarse hasta el 7 de junio. Cuéllar es uno de los artistas valencianos con mayor proyección desde la década de los 90. Su obra ha girado siempre en torno a la imaginería popular, utilizando el mass media y el cine a través de la figuración, mostrando un especial interés en la década de los cincuenta, fecha que toma como principio y fin de la modernidad. Heredero de la estética pop valenciana, a lo largo de toda su trayectoria encontramos una depurada y minuciosa técnica, en donde tanto a través del trazo en el dibujo como en las tintas planas de la pintura ha evolucionado hacia una riqueza tonal muy sutil.

'To Walden' de Juan Cuéllar. Imagen cortesía de Walden Contemporary

‘To Walden’ de Juan Cuéllar. Imagen cortesía de Walden Contemporary

La muestra presenta principalmente la serie de dibujos titulada 1959 que realizó para la publicación homónima de la editorial Krausse. Bajo la esencia del grafito, Cuéllar nos transporta no sólo a una América que se despide de la década de los 50, sino también a un mundo repleto de símbolos que perfectamente podrían contextualizarse en nuestra época.

La narración entrelaza escenas de la vida cotidiana, el American way of life y unas historias que a través de un ritmo cinematográfico lento, propio del cine de mediados del siglo XX, describe el mundo de la mafia. Entre las obras expuestas podemos encontrar una serie de trabajos sobre el icono popular de Mickey Mouse; una suerte de personaje democrático que transita a lo largo de toda su producción. De igual modo, arquitecturas e interiores familiares americanos, así como el ahora abandonado Ariston Hotel diseñado en el año 1948 por el arquitecto húngaro Marcel Breuer, representante del Movimiento Moderno.

'Fredo and me' de Juan Cuéllar. Imagen cortesía de Walden Contemporary

‘Fredo and me’ de Juan Cuéllar. Imagen cortesía de Walden Contemporary

La obra de Juan Cuéllar se encuentra presente en numerosas colecciones y museos como el ARTIUM, IVAM, Academia de España en Roma, Fundación Coca Cola o el Museo Municipal de Madrid. Además ha participado en ferias nacionales e internacionales como ARCO, Scope Basilea y NY, Art Chicago y ArteLisboa, entre otras.

La propuesta expositiva se complementará con la edición de una obra en serigrafía extraída de la serie de dibujos que el artista llevó a cabo en un proyecto colectivo junto a otros colegas como Joel Mestre, Teresa Tomás o Roberto Mollá, inspirados precisamente en Walden, la obra de Henry David Thoreau. La edición de obra gráfica a precios asequibles es uno de los pilares fundamentales de este nuevo proyecto que hace del papel, de la obra de arte sobre papel, su razón de ser. Una apuesta clara y contundente por el soporte que distinguió a las vanguardias históricas del siglo XX.

'American woman' de Juan Cuéllar. Imagen cortesía de Walden Contemporary

‘American woman’ de Juan Cuéllar. Imagen cortesía de Walden Contemporary