«El cartel se manifiesta como parte de la realidad»

#DesayunosMAKMA | Ada Diez y Marta Pina
Autoras del cartel de La Cabina y Cinema Jove
Entrevista realizada por Salva Torres, Jose Ramón Alarcón y Merche Medina
Miércoles 18 de noviembre de 2020

Sin duda, el cartel es un elemento indisoluble de la cinematografía y de todo cuanto está vinculado al concepto de la imagen en movimiento. Un término alumbrado a partir de dos palabras griegas –“kiné (movimiento) y γραφóς (grafos)– que plantea una constructiva paradoja entre el movimiento del metraje y la estaticidad del dibujo/imagen.

Y es precisamente sobre estas particularidades de la imagen, sus respectivos usos y su manera de concebirla como un elemento de investigación, creatividad y reflexión, lo que nos lleva a conversar en Desayunos MAKMA con las artistas Ada Diez y Marta Pina, responsables del la imagen creativa y del cartel de los festivales La Cabina (cuya decimotercera edición concluye el 20 de noviembre) y Cinema Jove (del 5 al 9 de diciembre), respectivamente, vinculando experiencias, disciplinas y aprendizaje acerca del cartel, en tanto que imprescindible elemento de comunicación.

Ada Diez y Marta Pina durante un instante de la entrevista. Foto: Fernando Ruiz.

Una herramienta comunicativa en la que, cuando es creada ex profeso para visibilizar la idiosincrasia de ambos festivales, como es el caso, ”todo es un poco audiovisual. Todo interactúa entre sí. Siempre se parte de algo fijo y se transforma en movimiento”, afirma Ada Diez.

Con una sólida formación en arte, ilustración y diseño, Ada Diez (licenciada en Bellas Artes por la UPV) es co-creadora del proyecto sonográfico Hits With Tits y del festival de música Truenorayo Fest, e, igualmente, directora de arte de Cinema Jove.

Su propuesta creativa para el cartel de La Cabina se remonta al mes de febrero de 2020: “Yo lo viví en dos fases, en prepandemia y en pospandemia; hice bocetos y primeras ideas. Se necesita un proceso muy largo, de investigar y encontrar el camino”. Una senda nutrida por el género de la ciencia ficción, cuya cartelería “es uno de mis referentes”, afirma Diez, quien se declara “súper fan de la ciencia ficción y de las realidades distópicas”.

Foto: Fernando Ruiz.

La composición definitiva nace a partir de “la idea de la cara como pantalla –espejo del alma– la mirada, los ojos”, equilibrado con un fondo verde “compuesto solo de mediometrajes, porque, al ser un soporte menos conocido, sí me parecía importante destacarlo”.

Una combinación de elementos que fue variando progresivamente su significado y haciéndolo aún más actual tras la irrupción de la covid-19 y sus consecuencias, “jugando con las ventanas, con el espectador, con la cuarta pared. Estudiar la figura andrógina, saliendo de los establecido, de lo visual”; un planeteamiento que “casa muy bien con esta realidad que empezamos a vivir”, porque, para Ada Diez, “la cartelería deber ser reflejo de lo que socialmente estamos viviendo, sufriendo. Se tiene que manifestar como parte de la realidad. Somos narradores de la realidad del momento”.

Por su parte, el collage, la imprenta y cuanto de analógico tienen los procesos creativos son el universo donde Marta Pina (licenciada en Bellas Artes y especialista en Grabado y Sistemas de Estampación por la UPV) aloja sus inquietudes, a partir de las que experimenta y se debate, combinando lo tradicional y los sistemas de impresión más novedosos, gracias a su taller tipográfico Industrias Lentas.

Foto: Fernando Ruiz.

Marta partía de un planteamiento claro y definido: “No quería utilizar ningún recurso típico que se relacionara con el cine, la cámara, el objetivo o el negativo”. “A pesar de que pueden resultar muy cinematográficas, ninguna está extraida” del ámbito fílmico, sino que “son recortes de prensa”, revela Pina. “En realidad yo lo veo y creo que lo son, pero es mi visión del cine. He ido poniendo detalles en los que yo me suelo fijar en una película, pliegues que no están sacados de ningún fotograma de ninguna película en concreto”.

Para su morfología final “se nos ocurrió utilizar el poliedro como una cara que ofrece muchas visiones, y a partir de ahí fuimos desarrollando la idea. Hablamos bastante sobre la propuesta”, matiza la artista en relación a su comunicación con Ada Diez durante el período de elaboración.

“Marta utiliza el collage de manera brutal, revisa mucho material y lo emplea de una manera pictórica”, recuerda Diez, quien contactó con ella para proponerle la creación del cartel de la venidera edición de Cinema Jove. “Mi trabajo se podría definir más por el proceso que por las referencias de un autor u otro.Y el proceso es el collage, la recuperación de material, tener un poco en mente imágenes y cosas y saber cuándo quieres aplicarlas”, confirma Pina.

Salva Torres, Merche Medina, Jose Ramón Alarcón, Ada Diez y Marta Pina durante un instante de los Desayunos MAKMA. Foto: Fernando Ruiz.

Una aplicación que, en este caso, presenta tres propuestas creativas: “El hecho de que sean tres versiones del mismo cartel, que aparentemente son muy parecidas, podía estar relacionado con tres visiones de tres personas diferentes a partir de una misma película”, porque, según destaca su autora, “cada persona lo interpreta de una manera, con diferentes detalles y puntos de vista. Es el motivo de elegir las tres versiones” definitivas con forma constante de poliedro, sustentado por una mano incógnita a modo de “joya que está en nuestro poder” y a nuestra disposición.

A la postre, “entendemos que estamos haciendo un cartel para cine, con mucho movimiento visual, pero también tenemos que intentar que los espectadores formen parte del cartel”, manifiesta Ada Diez, ya que “esa interactuación con el espectador es la que muchas veces pretende hacer el cine: mira porque en cada plano hay cosas interesantes”.

Cartel
Ada Diez y Marta Pina, autoras del cartel de La Cabina y Cinema Jove, respectivamente. Foto: Fernando Ruiz.

Merche Medina