Qué grandes son ‘Corazones Eléctricos’

Corazones Eléctricos + Sol Lagarto
Sala 16 Toneladas
C / Ricardo Micó, 3. Valencia
Viernes 30 de noviembre de 2018

La semana anterior València se reencontró con su propia historia a través de la música. El pentagrama emocional de cientos de personas se dibujó en una noche mágica de rock y fuego en la Sala Moon, Uzzuhaïa había cogido el timón, de nuevo y había celebrado por todo lo alto los diez años de la edición de ‘Destino Perdición’, el álbum que los disparó a la fama. Eso fue una semana antes. Ahora estábamos en otro momento igualmente histórico, pero con vistas al futuro.

Corazones Eléctricos realizaba el último concierto de su gira en València, a falta de uno en la Sala Bikini de Barcelona. En esta ocasión la sala que eligieron fue 16 Toneladas, un espacio donde el sonido en directo cobra otra dimensión. Para esta cita, los valencianos se hicieron acompañar de los veteranos Sol Lagarto, banda catalana con veinte años de historia a sus espaldas. Hicieron un concierto sensacional, donde el público se lo pasó en grande.

Corazones Eléctricos en la Sala 16 Toneladas. Fotografia: Irene Bernad

Corazones Eléctricos en la Sala 16 Toneladas. Fotografia: Irene Bernad

Sol Lagarto regresaba a la escena tras cinco años de silencio para conmemorar esos veinte años de existencia. Según comentó su vocalista, Ernest Armengol, llevaban la friolera de siete años sin pisar la ciudad del Turia, así que a base de buenas canciones se redimieron.

Con muy poco tiempo para el cambio de bandas, saltaron los valencianos con su potente ‘Intentando respirar’, un trallazo de proporciones bíblicas. Quizás yo me la habría reservado para el final de fiesta. La gente estaba poco receptiva, al menos no se les veía moverse mucho. Hecho inentendible, pues si hay una banda de calidad en éste país, esa es Corazones Eléctricos.

Corazones Eléctricos en la Sala 16 Toneladas. Fotografía: Irene Bernad.

Corazones Eléctricos en la Sala 16 Toneladas. Fotografía: Irene Bernad.

El personal tardó en comenzar a moverse, lo hicieron en ‘¿Quién salvará el Rock ‘n’ Roll?’, un tema lleno de fuerza, con un estribillo ritmoso y divertido. ¿Quién no bailaría con esa canción? Corazones tenía ganas de agradecernos nuestra presencia allí, y es por ello que nos regalaron dos temas nuevos, el primero, más movido, y el segundo más lento. Podemos destacar que el camino que comenzaron con este disco lo van a continuar, o al menos eso es lo que se desprendía de la escucha de esas dos canciones. Con ello mostraban su compromiso por la continuidad, algo que nos alegra mucho.

‘Kamikaze’ fue una fiesta como ‘Camino al Sur’. Pau, que probablemente sea uno de los grandes letristas de este país, interpretó ‘Baile de salón’ de un modo muy íntimo, como si fuéramos solos unos cuantos: “He visto que estás ausente con el mundo alrededor, tus ojos están tan lejos como el sol, el barro de tus tacones se ha empezado a secar…”. Juan Ferro, ex vocalista de los geniales Stone Circus, se subió al escenario con la banda a cantar ‘Hole of Roses’ de AC/DC.

Por último, y como ya nos han tenido acostumbrados en esta gira, los Corazones tocaron ‘Helter Skelter’ de The Beatles. Una noche llena de magia y que nos dejó un buen sabor de boca, porque ya sabemos que están con intención de seguir y de editar más música, algo necesario en estos tiempos.

Corazones Eléctricos en la Sala 16 Toneladas. Fotografía: Irene Bernad.

Corazones Eléctricos en la Sala 16 Toneladas. Fotografía: Irene Bernad.

Javier Caro

Los comentarios están cerrados.