La Eloísa de Jardiel llega al Principal

Eloísa está debajo de un almendro, de Enrique Jardiel Poncela
Dirección de Mariano de Paco, en versión de Ramón Paso
Teatro Principal
C / Barcas, 15. Valencia
Del 25 al 29 de enero de 2017

La locura y el amor. Mariana y Fernando están enamorados. Ella ama en él todo lo que tiene de misterioso y de atormentado, pero le desprecia cuando se comporta como un hombre normal; y él la ama porque está convencido de que es la clave del misterio que se desarrolla en su casa.

Crimen y familia. Ambas familias están unidas y enfrentadas por un crimen del pasado, y ambas familias están tan locas que hacen que las cabras montesas -ésas que se despeñan por cualquier tontería- parezcan animales perfectamente equilibrados.

Escena de 'Eloísa está debajo de un almendro'. Imagen cortesía del Teatro Principal.

Escena de ‘Eloísa está debajo de un almendro’. Imagen cortesía de la compañía.

Absurdo y Jardiel. Un hombre que viaja sin salir de la cama, un asesino de ¿mujeres?, una señora que ha hecho de la excentricidad una forma de vida… ‘Eloísa está debajo de un almendro’ es la cumbre del humor y del teatro de Enrique Jardiel Poncela, que llega al Teatro Principal de Valencia del 25 al 29 de enero dirigida por Mariano de Paco con Felype de Lima como Director de arte.

Jardiel es uno de los autores más importantes e influyentes de la Literatura española. Independientemente de que sus obras se siguen representando por medio mundo y de que sus libros se siguen reeditando constantemente; independientemente de que los empresarios españoles inteligentes, cuando tienen una mala temporada, siguen recurriendo a Jardiel para que se la arregle; independientemente de que es un autor estudiado en los colegios y plagiado habitualmente por muchos dramaturgos actuales; Jardiel fue la inspiración de la llamada Otra generación del 27, además de anticipar el absurdo europeo (cuando Ionesco visitó España y le preguntaron si le gustaba el país, respondió que no, porque no podía gustarle un país que había tratado tan mal a Jardiel Poncela) y creó un tipo de humor que conectó con la intelectualidad mundial y con el público español, dos conceptos que suelen ser difíciles de hacer coincidir.

Cartel de 'Eloísa está debajo de un almendro'.

Cartel de ‘Eloísa está debajo de un almendro’.

Jardiel, en su teatro, inventó una manera de hacer las cosas, una manera de la que el Teatro universal es heredera. Él adivinó una forma teatral que rozaba lo cinematográfico, sus puestas en escena estaban adelantadas a su tiempo en varias décadas, porque Jardiel entendió el teatro europeo moderno… antes de que apareciese.

‘Eloísa está debajo de un almendro’ es la obra más importante de Jardiel Poncela. En ella se puede reconocer al mejor Jardiel, al más brillante, al más ingenioso, al maestro del humor -algo melancólico, eso sí- pero también al más profundo. Él mismo diferenciaba sus comedias entre las que tenían “corazón” y las que no. Por “corazón” se entiende un gusto por lo elevado, por lo profundo, por lo inteligente, por el amor, considerando ese amor como una fuerza inspiradora que redime y salva a los personajes.

En Eloísa… ese “corazón” es la fuerza centrífuga que aclara los misterios, que sana las heridas y que articula toda la trama. La casa de los Briones es un manicomio donde el recuerdo de un crimen del pasado ha enloquecido a una familia, que no andaba muy bien de la cabeza ya de por sí. Todo es confusión y caos en el principio de la comedia, hasta que gracias al amor de Fernando hacia Mariana, llega la claridad, se desvelan los misterios y regresa cierta forma de cordura a la familia.

Escena de 'Eloísa está debajo de un almendro'.

Escena de ‘Eloísa está debajo de un almendro’. Imagen cortesía de la compañía.

Los comentarios están cerrados.