‘La Bella y la Bestia’, el teatro privado se anima

‘La Bella y la Bestia’, de Eventime Teatro
Centro Cultural Papa Calixto III
Fra Maties Ferrer 1, Canals (València)
Estreno: 19 de julio
Viernes 17 de julio de 2020

La escena valenciana va levantando el telón poco a poco, los teatros públicos de la capital han comenzado cierta actividad mientras que las salas privadas todavía permanecen cerradas. Y en un contexto en que las compañías han visto irremediablemente afectada su actividad, la productora Eventime Teatro ha seguido adelante y este 19 de julio estrena ‘La Bella y la Bestia’, un nuevo acercamiento a este cuento clásico en formato musical y con un presupuesto entorno a los 80.000 €.

“Creemos que es el primer espectáculo completo y de compañía privada que se presenta tras el parón por la crisis sanitaria”, comenta Mario Sanchis, su productor. “Tímidamente, parece que se están empezando a retomar las giras que quedaron suspendidas. Pero nosotros nos hemos atrevido a arrancar una ahora, con una pieza nueva que requiere desplazar una gran escenografía a un equipo de mínimo de diez personas”, explica Sanchis que, a pesar de ser consciente de los condicionamientos para el teatro de esta etapa de la pandemia, se muestra decidido, en la medida de sus posibilidades, a dinamizar la escena.

‘La Bella y la Bestia’, de Eventime Teatro por cortesía de la compañía.

El proyecto de ‘La Bella y la Bestia’ arrancó hace tres años. Conforme fue madurando y labrándose la financiación, se fue conformando un equipo creativo que incluye a Manuel Maestro en la dirección y a Paula Llorens como responsable del texto. La composición musical corre a cargo de Nacho Anrubia y la coreografía es de Cristina Fernández. A ellos se suman otros siete profesionales: Silvia Rico (dirección vocal), Eduardo Moreno (escenografía), Aram Delhom (audiovisuales), Rafa Díaz (vestuario), David Fuentes (iluminación), Adolfo Argente (sonido) y José Denia (ayudante dirección). Todos ellos son valencianos y habían arrancado su trabajo cuando el decreto del estado de alarma hizo peligrar la continuidad del espectáculo.

“Fue un mazazo tremendo, estábamos a mitad camino y quizá lo más sensato hubiera sido pararlo todo, pero nos pudo la ilusión”, explica Sanchis, que ya había cerrado el estreno para el 31 de mayo. El equipo siguió creciendo al incluir al elenco de actores y se trabajó en aquellos aspectos en que se podía avanzar, respetando siempre las condiciones del confinamiento y de la progresiva desescalada. En conjunto, unas 20 personas entre músicos, técnicos, vestuaristas, escenógrafos, intérpretes y creativos se pusieron en marcha para hacer posible el espectáculo.

Escena de ‘La Bella y la Bestia’. Imagen cortesía de Eventime Teatro.

Entre los meses de junio y julio ha venido “el sprint final”, una vorágine en la que encajar ensayos, acabar de pulir escenografía y vestuario, perfeccionar la puesta en escena a nivel musical y coreográfico. “Han sido días muy intensos, con todo el equipo rindiendo al máximo para llegar al estreno”, comenta el productor de la pieza que podrá verse por primera vez el domingo 19 de julio en el Centro Cultural Papa Calixto III de Canals (C/ Fra Maties Ferrer, 1), localidad de procedencia de varios componentes del equipo creativo del espectáculo.

“Estamos muy agradecidos al programador cultural y equipo municipal de Canals porque nos hace mucha ilusión estrenar en casa. Es un empujón para ‘La Bella y la Bestia’, pero también una apuesta clara por la necesidad de apoyar al sector, que tanto lo necesita. Ojalá otros ayuntamientos se animen a retomar su programación de artes escénicas”, comenta el productor.

Tras esta primera exhibición, empezará una gira para la que ya se están cerrando actuaciones y que tiene sus primeras en Xàtiva, Cullera, Aielo de Malferit, Torrent o Vall d’Uxó, entre otras localidades. “Normalmente, nuestros espectáculos están tres años girando. Esta vez es una incógnita porque antes de la pandemia ya teníamos previstas casi 40 actuaciones, pero después quedaron en suspenso prácticamente todas y ahora las estamos tratando de reubicar. Lo que está claro es que vamos a trabajar para que la pieza tenga un largo recorrido y pueda pasar por plazas habituales para nosotros como Comunidad Valenciana, de Madrid, Andalucía, Galicia o Islas Canarias, entre otras”, señala Sanchis.

‘La Bella y la Bestia’, de Eventime Teatro. Imagen cortesía de la compañía.

En sus primeras versiones populares, el mito de ‘La Bella y la Bestia’ servía de adoctrinamiento para futuras esposas. Esta historia ha viajado a través de la literatura y los siglos, evolucionando, adaptándose al contexto. Ahora, la reconocida dramaturga valenciana Paula Llorens, autora de versiones aclamadas por la crítica como el montaje de Tirant del Institut Valencià de Cultura, ha buceado en distintas narraciones de esta historia para encontrar su esencia, lo que le ha permitido conectar con públicos de todos los tiempos. Y en ella centra esta nueva versión que, tanto por su texto como su puesta en escena, trata de sorprender a los espectadores.

Nuevos personajes se suman a esta aventura en la que Bella ya no es una jovencita alocada e impresionable, sino una mujer valiente, que está buscando su lugar en el mundo y que encuentra en la lectura un estímulo a su viva imaginación. Precisamente, los libros son el refugio en los que se esconde Bestia, un ser torturado por la crueldad con que la sociedad recibe su aspecto físico. Y las letras serán el punto de encuentro donde ambos establezcan una conexión que les permita verdaderamente conocerse. “Nos parecía un mensaje muy necesario hoy día cuestionar la importancia que se da a las apariencias”, explica el director de la pieza, Manuel Maestro. De ahí que la puesta en escena tenga un aspecto mágico, donde las cosas transitan entre lo real y lo fantástico.

Para ello se ayuda de la tecnología, una estructura con pantallas de led conforman un gran libro del que van surgiendo los ambientes en que transcurre cada escena, que lo mismo puede ser un bosque o un castillo. Y seis intérpretes suben a las tablas para dar vida a este nuevo acercamiento al cuento clásico, cantando en directo y bailando en un formato de musical del que pueden disfrutar espectadores de 5 a 100 años. “Hemos trabajado mucho para que la obra incluya guiños para todos los públicos”, remarca su director, para quien una de las claves de esta novedosa puesta en escena es que todo contribuye a la hora de contar la historia, desde la letra de las canciones originales a los diálogos, el vestuario o la música.

“Tenemos temas melancólicos para momentos dramáticos y divertidos para escenas alegres. Un espectáculo familiar no tiene porqué ser una pieza plana, todo lo contrario. Para captar la atención de cualquier espectador lo primero que tienes que hacer es respetar su inteligencia, estimularlo de verdad. Y es lo que hemos tratado de hacer con esta nueva versión”, sostiene Maestro. Para el director de ‘La Bella y la Bestia’, otro de los puntos fuertes del montaje es el elenco. Conviven nombres asentados de la escena musical valenciana, como Silvia Rico, Ana Burguet o Sergio Escribano, junto a jóvenes descubrimientos, como el alicantino Javier Barbié o Tomás Verdú. Y sin duda la protagonista de la pieza, Marta Gálvez, para quien éste es su primer montaje profesional.

Escena de ‘La Bella y la Bestia’. Imagen cortesía de Eventime Teatro.

Los comentarios están cerrados.