Galileo y Darwin o el cómic por la ciencia

Darwin y Galileo a través del cómic
Ilustraciones de Jordi Bayarri. Asesoría científica: Tayra Lanuza
Palau de Cerveró
Plaza de Cisneros, 4. Valencia
Hasta el 31 de octubre

Nada mejor que la ciencia, la que asume el conocimiento parcial del mundo tras duro esfuerzo investigador, para contener los delirios de ese otro pensamiento que se quiere totalitario cuando adquiere la forma de plantilla ideológica. La aportación al conocimiento, bien lo supieron y sufrieron Galileo y Darwin, exige muchas veces la lucha contra los propios prejuicios y contra los ajenos. En tiempos convulsos (¡y cuándo no!), ahora por culpa de una crisis sobrevenida tras el deshielo de tanta corrupción, conviene volver la mirada a quienes, lejos de dejarse llevar por ideas preconcebidas, decidieron alumbrar con su ciencia nuevos caminos.

Y para acercarnos pensamientos en ocasiones tan áridos, pero sin duda estimulantes, como los de Galileo Galilei (1564-1642) y Charles Darwin (1809-1882), nada mejor que el lenguaje más divulgativo y atractivo del cómic. Mediante las ilustraciones de Jordi Bayarri y la asesoría científica de Tayra Lanuza, el público que acuda al Palau de Cerveró podrá sumergirse en la teoría heliocéntrica de Galileo y en la teoría de la selección natural de Darwin sin temor a que erudición tan pesada resulte indigesta. Todo lo contrario.

Ilustración de Jordi Bayarri, en la exposición Darwin y Galileo a través del cómic. Palau de Cerveró

Ilustración de Jordi Bayarri, en la exposición Darwin y Galileo a través del cómic. Palau de Cerveró

La muestra Darwin y Galileo a través del cómic, organizada por la Universitat de València y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), permite acceder al pensamiento de grandes científicos de una manera amena, atractiva y rigurosa, gracias al trabajo ilustrativo de Bayarri y la supervisión histórico científica de Lanuza. El proyecto expositivo forma parte de la Colección Científicos, cuyos dos primeros ejemplares están dedicados precisamente a Galileo y Darwin, algunas de cuyas viñetas y páginas originales conforman el grueso de la exposición. También pueden verse en dos vitrinas, bocetos y dibujos realizados por Bayarri, así como sendos paneles con explicaciones didácticas.

La evolución de la teoría, en torno a Darwin, y El mensajero de las estrellas, dedicado a Galileo, son los títulos de esos dos primeros cómics que sirven de base a la muestra que hasta el 31 de octubre puede verse en el Palau de Cerveró, sede del Instituto de Historia de la Medicina y de la Ciencia López Piñero. Seis carteles página y tres grandes ilustraciones permiten al espectador adentrarse en los atractivos universos de ambos ilustres científicos. De Galileo se destaca el hecho del telescopio que se construyó en 1609, que permitió al genio italiano escudriñar los cuerpos celestes y desmontar el edificio aristotélico-tolemaico que colocaba a la tierra como centro del universo. De Darwin, sobresale la fecha de 1859, cuando publicó El origen de las especies, fruto del conocimiento extraído en su viaje con el barco Beagle al archipiélago de las Galápagos.

Viñetas de Jordi Bayarri, en la exposición Darwin y Galileo a través del cómic. Palau de Cerveró

Viñetas de Jordi Bayarri, en la exposición Darwin y Galileo a través del cómic. Palau de Cerveró

Darwin y Galileo a través del cómic, aunque posea escasos elementos expositivos, que sin duda reducen su potencial atractivo, resulta recomendable por su apuesta decidida en favor del conocimiento. Loable trabajo de Jordi Bayarri y Tayra Lanuza, mezcla de entretenimiento bien entendido y divulgación científica. Eppur si muove (y sin embargo se mueve), que diría Galileo, el pensamiento en tiempos de galopante crisis.

Ilustración de Jordi Bayarri, en la exposición Darwin y Galileo a través del cómic. Palau de Cerveró

Ilustración de Jordi Bayarri, en la exposición Darwin y Galileo a través del cómic. Palau de Cerveró

Salva Torres

Los comentarios están cerrados.