#SinTiNoHayCultura
Campaña: ‘Hoy, las artes escénicas necesitan también nuestros aplausos’
Ayuntamiento de València y AVETID

Había un eslogan de los años 60 del pasado siglo que rezaba así: ¡Muchacho, la Marina te llama! Era una forma de atraer a los jóvenes hacia ese cuerpo de la Marina que precisaba engordar su débil nómina de aspirantes. Salvando las distancias, que son muchas, las artes escénicas también han decidido lanzar una campaña, en fructífera connivencia con el Ayuntamiento de València, para contrarrestar el hundimiento de un sector que, con la pandemia, ha hecho aguas por todas partes.

“Más de 150.000 familias en la Comunidad Valenciana viven de las artes escénicas”, proclamó Mariángeles Fayos, presidenta de la Asociación Valenciana de Empresas de Teatro y Circo (AVETID). Lo hizo durante la presentación de la campaña ‘Hoy, las artes escénicas también necesitan nuestros aplausos’. De esta forma, el Ayuntamiento y la asociación que agrupa a las salas privadas de teatro se dan la mano, para atraer a un público todavía temeroso de consumir cultura en espacios cerrados.

cultura
De izda a dcha., Mariángeles Fayos, Maite Ibáñez, Carlos Galiana (concejal de Relaciones con los Medios) y Jose Sáiz (responsable del Teatre Flumen). Imagen cortesía del Ayuntamiento de Valencia.

“Habíamos recuperado un 40% del público que acudía a los teatros hace un año, pero con el toque de queda se ha producido un frenazo en seco”, lamentó Fayos, que, a pesar de los pesares, quiso lanzar un mensaje de optimismo: “Es necesario ilusionar, crear emociones positivas”. Por eso apeló, tirando de cierta ironía, a que los aplausos, que tanto protagonismo cobraron durante la pandemia a favor de los profesionales sanitarios, se trasladaran ahora a las artes escénicas: “Si nos confinan, se van a quedar los aplausos fuera”, dijo, reclamándolos para el interior de unos espacios que ya sufren, además, el recorte de sus aforos para cumplir con las medidas de seguridad.

“La cultura es una actividad profesional que lucha por seguir adelante”, aseguró Maite Ibáñez, concejala de Acción Cultural, consciente de la necesidad de ayuda que requiere un sector azotado por la pandemia y que ha demostrado fiabilidad, cumpliendo a rajatabla los protocolos sanitarios. “En estos espacios no ha habido brotes ni contagios, demostrando que se cumple lo de cultura segura”, añadió.

Por todo ello, Ibáñez destacó el esfuerzo realizado por el Ayuntamiento de València a la hora de salir al rescate de las artes escénicas. “Hemos aumentado en un 233% el presupuesto (de 500.000 euros en 2019 a 1.615.000 en 2020), con ayudas para las salas privadas, así como para festivales y para la adecuación de espacios a los protocolos sanitarios, e incluso para profesionales de la cultura que no estaban cubiertos”, resaltó Ibáñez, quien agregó: “No hemos cancelado, sino aplazado los espectáculos, logrando recuperar casi el 80% de las actuaciones previstas” en su momento.

Maite Ibáñez (izda) y Mariángeles Fayos, durante la presentación de la campaña. Imagen cortesía del Ayuntamiento de Valencia.

La concejala de Acción Cultural destacó igualmente la serie de ayudas destinadas al respaldo del sector, con el fin de salvar puestos de trabajo amenazados por la pandemia: Impulsart, para las artes escénicas y el audiovisual, dotado con 500.000 euros; una segunda línea de ayudas, para la adecuación de espacios con objeto de cumplir las medidas sanitarias, con 250.000, y una tercera, para asociaciones profesionales, por valor de 50.000 euros.

Con el hashtag #SinTiNoHayCultura, la campaña, que estará en radios, cabeceras impresas y digitales, redes sociales, Mupis y autobuses de la EMT, pretende concienciar a la ciudadanía para que siga acudiendo a los teatros y cines, porque “si los espacios están abiertos es porque son seguros”, recalcó Fayos: “Necesitamos que el público sienta que la cultura es segura”, apostilló.

Además, apuntó la iniciativa que AVETID estaba intentando implementar para que las entradas, tanto de teatros como de cines, pudieran servir a modo de salvoconducto durante el toque de queda, “de manera que, si una persona llega más tarde del horario establecido, la entrada sirva de justificante”. Lo dijo pensando en los espectadores que vienen a València desde los pueblos limítrofes.

Uno de los carteles de la campaña, por cortesía del Ayuntamiento de València.

Según datos del Ministerio de Cultura, aportados por Fayos, en 2018 se produjo un incremento del 3,6% en el número de empresas dedicadas a la cultura, lo que se traducía en un 3,2% del PIB, demostrando con ello la importancia que dicha cultura tiene en el conjunto de la productividad. Que se haya considerado, después de tanto tiempo reclamándolo, bien de primera necesidad por parte de los gobiernos central y autonómico, es motivo de esperanza en tiempos de pandemia.

“La pandemia ha puesto en evidencia la importancia de la cultura, porque gente que no había leído, ahora lo ha hecho”, manifestó la presidenta de AVETID, que se mostró optimista con respecto a ese cambio de mentalidad percibido por parte de las administraciones y del público: “Creo que va a haber un antes y un después. El Ayuntamiento ha recuperado ciertas ayudas y fomentado otras. Además, que la cultura sea considerada un bien de primera necesidad ya es un cambio estratégico”, precisó.

También se congratuló de que lo público y lo privado se dieran la mano (“es importante”), y que en los Presupuestos de la Generalitat para cultura vaya a haber un incremento: “Estamos en el buen camino”. Que se haya creado un mapa de la ciudad de València con todos los teatros, era otro aspecto reseñable de esa colaboración: “Al mapa le falta un poco de color, pero ya se lo daremos”, ironizó Fayos.

Uno de los carteles de la campaña, por cortesía del Ayuntamiento de València.

Sobre la importancia de la cultura en tiempos de pandemia, que llevó al consumo gratuito de muchos productos vía online, algunos artistas de diferentes disciplinas han manifestado su escepticismo y vertido críticas en torno a lo que consideran transformar el ocio cultural en una suerte de “oenegé del entretenimiento”. Ibáñez dijo que la cultura no era solo entretenimiento, pero que, en cualquier caso, la pandemia ha servido para visibilizarla más: “La cultura es la ventana que te conecta con el mundo”, y que su concejalía lo que había hecho era “dar respuesta en un momento de supervivencia”.

“Ahora tenemos ayudas para sobrevivir”, remarcó Fayos, recordando a continuación las palabras del escenógrafo Luis Crespo, galardonado la noche anterior en los Premis de les Arts Escèniques Valencianes: “No se trata de sobrevivir, sino de vivir”. Una vida truncada por la pandemia que costará encauzar de nuevo. “Cuando todo esto se reactive, será momento de sentarnos con el sector”, admitió la concejala, en aras de trazar un plan a medio y largo plazo a favor de esa cultura tan necesaria y que ahora ha quedado “entre paréntesis por esta situación”, concluyó Ibáñez.  

Detalle de uno de los carteles de la campaña del Ayuntamiento de València y AVETID.

Salva Torres 

Artículos relacionados
All the Pretty Little Horses
‘All the Pretty Little Horses’: oscuros sueños de grandeza

La segunda película del griego Michalis Konstantatos, 'All the Pretty Little Horses', que compite en la Sección Oficial de Largometrajes Leer

Nits de Cinema
Nits de Cinema amplía fronteras con Berlanga y el documental

Nits de Cinema de la Universitat de València y La Filmoteca vuelve a ser presencial, tras la edición online del Leer

Calo Carratalá
Calo Carratalá: su ‘Caligrafía del paisaje’ ahora en catálogo

El E CA de Riba-roja de Túria presenta el catálogo cuidadosamente elaborado por Gimeno Gráfic, que permite trascender en el Leer

Manu Blázquez
Manu Blázquez: contención formal y lirismo sutil

Manu Blázquez, Premio Alfons Roig 2020 de la Diputación de València, muestra en el Centre del Carme el resultado de Leer