Un mundo sin los Beatles sería infinitamente peor

Yesterday
Dirección: Danny Boyle
País: Reino Unido
Guión: Richard Curtis
Con Himesh Patel, Lily James, Kate McKinnon, Ed Sheeran… 

Imagen de Jack Malik tocando el piano para sus padres

Sentí mucho interés desde que supe de su estreno. Una película relacionada con los Beatles y dirigida por el director de largometrajes como Trainspotting o Slumdog Millonaire eran alicientes suficientes para no dejar perder la oportunidad de verla en la gran pantalla. 

Lily James como Ellie con Himes Patel como Jack Malik

De entrada decir que «Yesterday» me ha decepcionado bastante a nivel fílmico, opinión subjetiva sin ánimo de ser compartida. Me ha parecido sumamente blandengue y meliflua, hasta incluso me causó mayor sensación, sin tirar ningún cohete, otro producto comercial relacionado con el rock como fue Bohemian Rhapsody sobre Queen, con la diferencia de que aquello era un biopic y esto se podría definir como comedia romántica musical.

Jack Malik y dos cuadros con imágenes suyas de promoción

Casar una inconcebible ficción sobre la desaparición de todo rastro humano de la archifamosa banda de Liverpoool con la típica historia tierna y sensiblera de chica quiere a chico, chico no sabe si quiere a chica, chica deja a chico y chico se da cuenta que quiere a chica, es harto difícil de cuadrar y mucho más de fascinar.  

Sin embargo, hasta en las películas mediocres hay buenos detalles donde rascar, empezando por ese inicio tan peculiar y cautivador, en el que a partir de un accidente del actor principal y de un extraño suceso mundial se convierte Jack Malik en el único ser humano que recuerda las canciones de los Beatles, aprovechándose de ello para reconducir su carrera musical. Indudablemente el momento en que el mundo descubre por vez primera las perfectas e impecables melodías de los Fab Four es un auténtico puntazo, y es que sin duda alguna este mundo sin los Beatles sería un mundo infinitamente peor de lo que es ahora. 

Encuentro de Jack Malik con Elli

Asimismo, el papel de los dos protagonistas, Himes Patel como Jack Malik y Lily James como Ellie resultan bastante aceptables y, sobre todo, exhiben una pasión contagiosa por la música desde la perspectiva más honesta e íntegra, detalle muy importante en estos tiempos. Digamos también que una película tan comercial como la que nos ocupa ayuda a perpetuar el afecto por los Beatles e incluso a descubrirlos por nuevas generaciones, tan necesitadas de alejarse de lo más vulgar que asedia musicalmente a nuestra sociedad.

Cartel de la película ‘Yesterday’

En definitiva, «Yesterday» es una película con la que seguramente se conseguirán recuperar las altas cantidades económicas que se pagaron por derechos de autor, donde se hacen todavía más míticas canciones como «Let it be», «Hey Jude», «All you need is love», «Help», «Something», «Back in the USSR», «Yesterday»… pero que no pasará a la historia como una gran obra del séptimo arte y, seguramente, dentro de unos meses accederá al cajón del olvido, ese donde jamás estarán los cuatro fantásticos genios de Liverpool. 

Juanjo Mestre