Josué Vergara, gana el Óscar de la música

Josué Vergara, ganador de los Hollywood Music in Media Awards
Superhéroes, de Abdelatif Hwidar y Natxo Alapont
Miércoles 11 de noviembre en el Fonda Theatre de Los Ángeles

El compositor valenciano Josué Vergara ha ganado  el premio a la Mejor Banda Sonora Original de Cortometraje en el  Hollywood Music In Media Awards con la música que compuso para el corto  Superhéroes (2015) de Abdelatif Hwidar y Natxo Alapont. Considerados como los Oscars de la música de cine,  la sexta edición de los premios Hollywood Music In Media Awards se han celebrado en el Fonda Teather de Los Ángeles el pasado  miércoles 11 de noviembre.  Josué Vergara presentó su nominación a estos premios en la Filmoteca de CulturArts IVAC antes de viajar a Los Angeles para partcipar en la ceremonia de entrega. A continuación adjuntamos la noticia publicada en MAKMA, tras esa presentación.

James Horner murió el pasado mes de junio al estrellarse su avioneta en California. Pocos sabían que se trataba del autor de la música de Titanic. Es, salvo casos notorios como los de Ennio Morricone o John Williams, lo habitual tratándose de un compositor de música para cine. “No tiene la difusión del rock o del pop y, sin embargo, la música en el cine es un personaje más”, subraya Josué Vergara. Música por la que opta, por segundo año consecutivo, a lograr el más alto galardón que concede la academia de Hollywood a los compositores de cine. En su caso, por la banda sonora del cortometraje Superhéroes, de Abdelatif Hwidar y Natxo Alapont.

Josué Vergara. Imagen cortesía de CulturArts Ivac-La Filmoteca.

Josué Vergara. Imagen cortesía de CulturArts IVAC-La Filmoteca.

El año pasado ya estuvo a punto de lograr el considerado Óscar de la música, al que optó con sus tres nominaciones. Entonces tuvo 19 oponentes y, en esta ocasión, compite con otros cinco, lo cual le otorga más posibilidades. Aún así, se muestra cauto y feliz. Cauto: “Me gusta tener la cabeza en las nubes, pero los pies en la tierra”. Y feliz: “Ganarlo te da prestigio, pero ya lo tienes con sólo haberte nominado”. De hecho, considera un “síntoma” las cuatro nominaciones en dos años.

Josué Vergara se presenta en la categoría de Banda Sonora Original de Cortometrajes, de los (literalmente) “Hollywood Music in Media Awards”. Superhéroes, la película por la que aspira al premio que se otorgará el próximo 11 de noviembre en el Fonda Theatre de Los Ángeles, ha tenido “una inmensa difusión para ser un corto de siete minutos”, destaca Vergara. Y añade: “Que viaje a través del Atlántico hasta la cuna del cine ya es muy difícil”. Como difícil será alzarse con el galardón dado el “altísimo nivel” de sus adversarios. “Sólo con ver reflejado tu nombre en un premio de esta categoría es como si ya me lo hubieran otorgado”.

Cuenta que su afición por el cine le debe venir de su abuelo, que tenía una sala en Albacete. Aunque recuerda haber compuesto música “de forma prematura”. Música que reconoce vivir, tal y como destaca en su web, como si fuera una religión. “Me considero un siervo entre el silencio y la música”. Y en esto se muestra fiel a Georges Braque, citado igualmente en su web: “El jarrón da forma al vacío y la música al silencio”. Aguarda con menos reverencia el dictado del premio, porque se considera ya recompensado con los “proyectos de calado” surgidos a raíz de sus nominaciones en 2014.

Josué Vergara, nominado a los Hollywood Music in Media Awards por el cortometraje Superhéroes.

Josué Vergara, nominado a los Hollywood Music in Media Awards por el cortometraje Superhéroes.

También dice que en España “se hace muy poco cine”. De manera que los compositores “tenemos poco trabajo”. Lo cual significa que hay que “moverse o emigrar a Estados Unidos”. Y de emigrar Josué Vergara sabe algo, ya que vivió en Ginebra durante 16 años, regresando a su Valencia natal con idea de abrirse camino en el pop, para enseguida centrarse en la música de cine. “Idolatro a innumerables compositores, aunque escucho absolutamente de todo: jazz, rock, sinfónica, música electrónica, étnica, percusión”. En sus trabajos hay una mezcla de todo ello. Como en Superhéroes, donde hasta incluye la voz melodiosa de su hija.

Y donde coge impulso es cuando se le menciona el duduk, instrumento armenio por el que siente verdadera pasión. “Llevaba años escuchándolo sin saber lo que era. Y cuando lo supe no paré hasta poder comprar uno en Los Ángeles, porque ni en Valencia ni en España lo conocen”. Dice que el duduk es Patrimonio de la Humanidad y que los fabrica “uno a uno” un artesano en Armenia. “Es algo mágico tocar este instrumento”. Como le parece mágico lo que le está sucediendo, gane o no el premio. “Ojalá, aunque lo veo complicado”. Menos, sin duda, que seguir apostando por una música de la que habla como lo que es: su religión.

Ver la noticia en El Mundo Comunidad Valenciana

Fotograma de Superhéroes, cortometraje para el que ha compuesto la banda sonora Josué Vergara.

Fotograma de Superhéroes, cortometraje para el que ha compuesto la banda sonora Josué Vergara.

Salva Torres

Östlund: “La cobardía es lo más habitual”

Ruben Östlund, Premio Luna de Valencia
30 Festival Internacional de Cine de Valencia – Cinema Jove
Del 19 al 26 junio de 2015

Ejemplo del modelo sueco, Ruben Östlund (Gotemburgo, 1974) acudió a la entrevista con sus dos hijas gemelas. Y mientras ellas, sin alborotar, se entretenían con el móvil antes de poder ir a la playa Malvarrosa, su padre respondía a las preguntas moviendo las manos como queriendo ahuyentar esos primeros planos que tan esporádicamente utiliza en su cine. En Fuerza mayor (2014), Premio del Jurado en el Festival Cannes, lo hace casi por simpatía con el título: “Me sentí obligado, porque la verdad es que no estoy acostumbrado a ellos”.

Fotograma de Force Majeure (Fuerza Mayor), de Ruben Östlund, Premio Luna de Valencia de Cinema Jove.

Fotograma de Force Majeure (Fuerza Mayor), de Ruben Östlund, Premio Luna de Valencia de Cinema Jove.

Si los utilizó fue para mejor indagar en la psicología (otra palabra de la que huye) del personaje protagonista: un padre (Johannes Kuhnke) que abandona a su mujer y sus hijos cuando una avalancha de nieve amenaza con sepultarlos. “No tenía muchas esperanzas de que allí  fuera a pasar algo, pero lo cierto es que en el rostro de la actriz (Lisa Loven Kongsli) sí ocurrió”. De pronto, esa mujer descubre la cobardía de su marido como parte de esa fuerza mayor a la que alude el film.

“Yo nunca intento hacer análisis psicológico en mis películas, sino que muestro situaciones”, explica Östlund, Premio Luna de Valencia de Cinema Jove. Situaciones que, en el caso de su último trabajo, tienen que ver con la cobardía como actitud universal cuando las cosas vienen mal dadas. “La cobardía es el acto más habitual ante una situación catastrófica. Y eso es verificable”. Pone como ejemplos diversos acontecimientos navales, como el Titanic, donde la mayoría de muertos eran mujeres y niños, mientras que muchos hombres se salvaron. Y se pregunta: “¿Qué hace que los hombres actúen de manera tan egoísta?”. Como el asunto da para una tesis doctoral, Östlund lo deja caer y prosigue por otros derroteros.

Ruben Östlund, Premio Luna de Valencia de Cinema Jove. Imagen cortesía del Festival Internacional de Cine de Valencia.

Ruben Östlund, Premio Luna de Valencia de Cinema Jove. Imagen cortesía del Festival Internacional de Cine de Valencia.

“El cine no me interesa en sí mismo, sino que son las temáticas las que centran todo mi interés”. Y como cada proyecto le suele llevar dos o tres años, elige los temas que más le atraen para dedicarle todo ese tiempo. Aunque hay un hilo conductor (palabra que enseguida retomará en otra dirección) en su cine: “Me gusta poner al hombre en situaciones y bajo puntos de vista diferentes”. Por ejemplo: cansado de la más repetida visión del héroe, Östlund prefiere presentar “antihéroes”. O mejor aún: “Indagar en sus motivaciones”.

Motivaciones para las que considera (y aquí reaparece lo del conductor) muy relevante lo que sucede en el interior de un autobús o un tranvía. “El viaje en autobús es un microcosmos de la sociedad, porque tenemos un conductor que gobierna el vehículo y unos pasajeros que aceptan ese gobierno y comparten, hasta cierto límite, una serie de valores”. En su cine, también hasta cierto límite, coloca a los personajes en situaciones que terminan por gobernar sus vidas o, cuando menos, las desestabilizan. Por eso utiliza el término orteguiano “circunstancias” de vida. Circunstancias que atraviesan y articulan cada una de sus películas presentadas en Cinema Jove: The Guitar Mongoloid (2004), Involuntary (2008), Play (2011) o la mencionada Force Majeure.

“No soy un frikie, un apasionado del cine, lo que me apasionan son las imágenes en movimiento, por eso empecé haciendo películas relacionadas con la aventura”. Y siempre un cine que tiene que ver con el espectáculo, entendido desde el análisis “de su dinámica, de su dramaturgia”. Más cercano a su paisano Roy Andersson que a su también destacado paisano Ingmar Bergman, insiste en el cine de situaciones frente al más psicologista del primer plano: “En Suecia existen esos dos bandos, el de Andersson frente al de Bergman”. Como existe esa “relación amor odio” entre los “hermanos mayores suecos y los hermanos menores noruegos”, hasta que el petróleo le dio la vuelta a esa situación. El cine de Ruben Östlund es así: inquietante y en constante movimiento por la tensión de las situaciones y sus circunstancias.

Ruben Östlund, Premio Luna de Valencia de Cinema Jove. Imagen cortesía del Festival Internacional de Cine de Valencia.

Ruben Östlund, Premio Luna de Valencia de Cinema Jove. Imagen cortesía del Festival Internacional de Cine de Valencia.

Salva Torres