Adelantado se engalana de nuevo

‘Plasma Pool’ de Folkert de Jong, ’Tristes Topiques’ de Ting Ting Cheng y ‘Why Animals Travel’ de Fuentesal & Arenillas
Galería Luis Adelantado y Boiler Room
C/ Bonaire, 6 Valencia
Inauguración: miércoles 25 de enero, 2017, a las 20h

La galería Luis Adelantando vuelve a apostar por una triple apertura donde podremos disfrutar de tres interesantes proyectos artísticos entre los que se establecen relaciones creando así un recorrido expositivo interesante y que no nos dejara indiferentes.

En primer lugar, presentan ‘Plasma Pool’ el nuevo proyecto de Folkert de Jong en el que nos habla del concepto de colisión entre el hombre y la naturaleza. Esta relación se refleja —según el artista—, en las historias de ciencia ficción, y la inteligencia artificial. Se trata de una propuesta en la que se mostrarán una serie de esculturas en bronce, con referencia al cuerpo humano, se presentarán algo distorsionadas, modeladas por el bronce caliente, dado su paso por la fundición. En diálogo con estros fragmentos de vida, encontraremos animales de un bronce dorado impoluto, en un ejercicio cargado de sinergias.

De Jong otorga una fuerte carga simbólica y de significado a estas obras. El oro, como metal precioso que posee un estatus superior sobre el resto de metales, simboliza en ellas la pureza y la inmortalidad. Pero, también nos mostrará la otra cara de la moneda; representando a su vez, el egoísmo humano y la explotación.

En esta relación de extremos, el artista encuentra la oportunidad de resucitar una nueva obra que viene de lugares dispares, como el ave fénix. Los animales dorados emergen como vencedores sobre un mundo material, destrozado por la violencia humana.

En diálogo con las esculturas, encontramos dibujos, que giran en torno a la idea de conflicto, la colisión y la interferencia. Algunos de ellos dirigen nuestra mirada hacia lo infinito, en alusión a la red de constelaciones que pueblan el universo. Otros, nos recuerdan en su complexión a unas súper dimensionadas manchas de Rorschach, que manifiestan el encuentro directo entre el cuerpo y la tinta, como medio artístico.

Plasma Pool de Folkert de Jong. Imagen cortesía galería Luis Adelantado.

Plasma Pool de Folkert de Jong. Imagen cortesía galería Luis Adelantado.

En segundo lugar,  podremos observar ‘Tristes Tropiques’ la segunda exposición individual de la artista taiwanesa Ting-Ting Cheng. La exposición incluye los más recientes trabajos de la artista, que fueron realizados durante una residencia artística en Brasil, entre los años 2015 y 2016.

El título de la muestra es homónimo al del libro Tristes Tropiques del antropólogo y estructuralista francés Claude Lévi-Strauss, publicado en 1955, quien documentó su viaje a Brasil, donde realizó una serie de destacados estudios de antropología. A pesar de su formato de diario de viaje, el libro explora su interés por la filosofía, la sociología, la geología y la historia de Sudamérica, a través de una perspectiva antropológica europea.

Durante su estancia en Brasil, Cheng se influenció e inspiró en los análisis críticos que Lévi-Strauss realizó del país. Irónicamente, encontró una conexión entre la colonización y la antropología. En sus constantes viajes de una a otra punta del país, se evidencia la intención de atrapar el momento, de conocer la cultura en primera persona.

En conclusión, Cheng genera su propia guía de viaje a través de su propuesta artística, en la que podemos encontrar fotografía, vídeo, pintura e instalación, a través de los cuáles examina los conceptos de viaje, sur, conocimiento, ficción y resistencia, trazando un recorrido tanto del país, como de su relación con él.

Y por último, en la siempre innovadora sala Boiler Room se expondrá ‘Why Animals Travel’ de los andaluces Fuentesal & Arenillas. Se trata de un proyecto de investigación basado en su experiencia dual como creadores de forma antagónica, y el estudio de la traslación. Del dibujo expandido y de su desterritorialización. Trabajando con materiales propiamente destinados al dibujo, los cuáles son despojados de su función original y dotados de un nuevo concepto, manteniendo el paralelismo de la materia pero desplazando todos sus componentes a un nuevo territorio.

Why Animals Travel de Fuentesal & Arenillas. Imagen cortesía galería Luis Adelantado.

Why Animals Travel de Fuentesal & Arenillas. Imagen cortesía galería Luis Adelantado.

‘Why Animals Travel’ describe los desplazamientos periódicos de su trabajo artístico, ciclo experimental y búsqueda constante. Narran la realidad adquirida por su proceso de vida, viaje, trabajo, tiempo, formación, como reflejo de su momento actual. Les interesa la idea de adaptación, desterritorialización y holismo.

Hablar de la desterritorialización les remite necesariamente a la obra de dos filósofos: Gilles Deleuze y Felix Guattari, quienes utilizan éste concepto en su filosofía, y para los cuales, tiene un sentido especialmente positivo: la apertura para lo nuevo, la línea de fuga como momento de salida de una antigua territorialidad y de construcción de un territorio nuevo.

Seis estados de la mente

A Certain State of Mind
Ryan Gander, Roman Ondák, Mark Geffriaud, Ting-Ting Cheng, Rubén Guerrero y Yann
Sérandour
Galería Luis Adelantado
C / Bonaire, 6. Valencia
Del 20 de noviembre de 2015 al 14 de enero de 2016

La galería Luis Adelantado Valencia acoge la exposición colectiva A Certain State of Mind en la que se dan cita una serie de artistas contemporáneos que invitan a reflexionar en torno a la idea de percepción y las múltiples lecturas que la alteración de la misma puede ofrecer. Este co-comisariado entre Solene Guillier y Olga Adelantado, consigue reunir a artistas con una trayectoria internacional a destacar. Esta trampa visual se conceptualiza desde la visión de los siguientes artistas: Ting-Ting Cheng, Ryan Gander, Mark Geffriaud, Rubén Guerrero, Roman Ondák y el recién incorporado a la galería valenciana Yann Sérandour.

En la exposición se muestran piezas en distintos soportes: instalación, fotografía, luz e ironía. Bien cierto es que, en las dosis adecuadas, la ironía forma parte de la percepción, de sus matices y de las ideas complejas y cotidianas a la vez que se materializan en los trabajos conceptuales. Encontramos una cierta transgresión serena, unos límites desdibujados que se completan con la mirada del espectador.

Obra de Ting-Ting Cheng. Cortesía de la Galería Luis Adelantado.

Obra de Ting-Ting Cheng. Imagen cortesía de Luis Adelantado.

Podremos ver los trabajos más recientes de la taiwanesa Ting -Ting Cheng, artista de la galería desde 2013. Su serie de fotografías You See What I See nos invita a reflexionar en torno al control de la información. La sutileza no esconde la realidad, el poder de la palabra para dirigir nuestras ideas y, por ende, nuestra actitud.

Obra de Mark Geffriaud. Cortesía de Luis Adelantado.

Obra de Mark Geffriaud. Imagen cortesía de Luis Adelantado.

Su trabajo entronca con la propuesta del consolidado artista francés Mark Geffriaud, quien plantea un material editorial que, a su vez, nunca fue concebido para su distribución. Una edición que se convierte en el objeto de arte soñado por el artista.

Obra de Yann Serandour y Ryan Gander. Cortesía de Luis Adelantado.

Obra de Yann Sérandour y Ryan Gander. Imagen cortesía de Luis Adelantado.

Con un trabajo de una gran meticulosidad que le acerca en cierta medida a una labor historiográfica, se encuentra Yann Sérandour. Su trabajo para la muestra interpela y nos devuelve un reflejo cuyos límites son indefinidos. Su instalación Untitled entronca con un ensayo en torno al artista conceptual Daniel Buren.

Obra de Roman Ondak. Cortesía de Luis Adelantado.

Obra de Roman Ondák. Imagen cortesía de Luis Adelantado.

En una especie de trampantojo que apela a nuestro intelecto, la instalación del artista eslovaco Roman Ondák genera una conversación ficticia con la directora de la galería, en una pieza única.

Obra de Ryan Gander. Cortesía de Luis Adelantado.

Obra de Ryan Gander. Imagen cortesía de Luis Adelantado.

Ligado a esta irónica idea de trampa visual, se muestra el trabajo del conocido artista Ryan Gander por primera vez en Valencia. Su proceso de experimentación artístico busca recomponer el espacio a partir de materiales dislocados (un globo de fibra de vidrio suspendido, lámparas diseñadas con objetos cotidianos, una caja de alquimia…).

Obra de Rubén Guerrero. Cortesía de Luis Adelantado.

Obra de Rubén Guerrero. Imagen cortesía de Luis Adelantado.

En esa línea, el artista de la galería Rubén Guerrero avanza en su investigación en torno a los límites de la pintura en el s. XXI, y presenta tres lienzos en los que reivindica el gesto de lo efímero como parte de la pintura.

 

Hinterlandmark y El Pabellón

Hinterlandmark y El Pabellón
Addaya Centro de Arte Contemporáneo
C/ Alexandre Rosselló, 10. Alaró Mallorca
Inauguración: 26 de abril a las 20:00 h.
Hasta el 14 de junio de 2014

Hinterlandmark celebra los primeros diez años de trayectoria de Addaya Centro de Arte Contemporáneo. La exposición está comisariada por Alex Brahim a partir de la colección de Addaya, que incluye obras desarrolladas por los artistas durante sus residencias en el centro, obras realizadas por artistas residentes pero concebidas fuera de su estancia, así como obras de otros autores, adquiridas a lo largo de estos años.

Jorge Fuembuena, "Serie Holidays". Imagen cortesía del artista y Addaya Centro de Arte Contemporáneo.

Jorge Fuembuena, “Serie Holidays”. Imagen cortesía del artista y Addaya Centro de Arte Contemporáneo.

Hinterlandmark surge de un juego de palabras donde se entrecruzan los vocablos ingleses hint (pista, indicio, alusión…) y landmark (hito, punto de referencia), con el alemán hinterland (tierra posterior), en una clara alusión a la situación y la trayectoria de Addaya: un lugar periférico, en un pueblo de cinco mil habitantes dentro de una isla, pero que reviste un particular valor y gran peso simbólico para los artistas, coleccionistas y público que se relacionan con su iniciativa. Un área de influencia que ha facilitado el paso de autores nacionales y extranjeros y que ha permitido a Addaya, en tanto que galería y centro de arte, abrirse a las ferias nacionales y a nuevas alianzas con distintos agentes y entidades.

Mariana Sarraute, "El milagro del pan y los peces". Imagen cortesía de la artista y Addaya Centro de Arte Contemporáneo.

Mariana Sarraute, “El milagro del pan y los peces”. Imagen cortesía de la artista y Addaya Centro de Arte Contemporáneo.

Jennis Li Cheng Tien, "Counterforce". imagen cortesía de la artista y Addaya Centro de Arte Contemporáneo.

Jennis Li Cheng Tien, “Counterforce”. imagen cortesía de la artista y Addaya Centro de Arte Contemporáneo.

Esta muestra expositiva recoge una selección representativa del espectro de trayectorias, temáticas y formatos artísticos que han acompañado una construcción siempre en proceso abierto. La muestra está dividida en dos bloques: no sólo ocupa las instalaciones de Addaya, sino también tiene sede en Casal Son Tugores.

Aurelio Ayela, "Kylie Minogue". Imagen cortesía del artista y Addaya Centro de Arte Contemporáneo.

Aurelio Ayela, “Kylie Minogue”. Imagen cortesía del artista y Addaya Centro de Arte Contemporáneo.

No se trata de un inventario razonado, pero es una amplia muestra de las obras que a lo largo de esta década han ido añadiéndose a la colección. Entre ellas pinturas, fotografías, instalaciones, dibujos, esculturas y vídeos. Obras que nos narran la historia del centro, estableciendo marcos de relación entre las piezas, permitiendo conocer los patrones y variaciones, tanto temáticas como formales.

Gabriela Bettini. Imagen cortesía de la artista y Addaya Centro de Arte Contemporáneo.

Gabriela Bettini. Imagen cortesía de la artista y Addaya Centro de Arte Contemporáneo.

Vicky Méndiz. Imagen cortesía de la artista y Addaya Centro de Arte Contemporáneo.

Vicky Méndiz. Imagen cortesía de la artista y Addaya Centro de Arte Contemporáneo.

La primera parte de la muestra, bajo el título de Hinterlandmark, ocupa todas las salas de exposición de Addaya, trazando un recorrido por diversas visiones acerca de la relación entre espacio físico y presencia humana. De exteriores abiertos a entornos domésticos, de la ausencia del sujeto a la autorepresentación, de la documentación a la puesta en escena, del anonimato o la ubicuidad a referencias específicas del entorno y las personas de Alarò y Mallorca, Hinterlandmark enfatiza en la construcción de todo fenómeno abarcado por la representación –incluso la corporalidad o el paisaje, presuntamente naturales- como un artefacto cultural.

Xavi Muñoz, "Naufragio". Imagen cortesía del artista y Addaya Centro de Arte Contemporáneo.

Xavi Muñoz, “Naufragio”. Imagen cortesía del artista y Addaya Centro de Arte Contemporáneo.

Por su parte (el) Pabellón, ubicado en el Casal Son Tugores, hace con su título un guiño a la amplitud del espacio que le acoge y a la idea misma de pabellón, recurrente en los magnos eventos artísticos de representación oficial. Allí se reúne una selección de piezas que, entre lo literal y lo alegórico, versan sobre instancias concretas entendidas de antemano como construcción social y cultural: el consumo, lo bélico, los medios, el deporte, lo popular, lo intelectual o las referencias propiamente meta-artísticas.

Eduardo Infante, "Aterrizaje entre nenúfares". Imagen cortesía del artista y Addaya Centro de Arte Contemporáneo.

Eduardo Infante, “Aterrizaje entre nenúfares”. Imagen cortesía del artista y Addaya Centro de Arte Contemporáneo.

Participan en Hinterlandmark:

Aggetelek / Alba Navas / Alberto García Alix / Arantxa Boyero / Aurelio Ayela / Toni Crabb / Dionísio González / Eduardo Infante / Fernando Bayona / Florencia Rojas / Gabriela Bettini / Gisela Ràfols / Hugo Alonso / Miguel Ángel Molina / Vicky Méndiz / Bettina Bachem /Juan Carlos Martinez / Jennis Li Cheng Tien / Santiago Ydáñez / Sergio Belinchón / Ting Ting Cheng / Jorge Fuembuena / Llorenç Ugas Dubreuil / Sito Mújica / Manuel Antonio Domínguez / Paco y Manolo / Rita Rodríguez / Yin Xiuzhen / Nauzet Mayor / Xavi Muñoz / Rocío Verdejo

Sergio Berlinchón, Serie "Venus in grotto". Imagen cortesía del artista y Addaya Centro de Arte Contemporáneo.

Sergio Berlinchón, Serie “Venus in grotto”. Imagen cortesía del artista y Addaya Centro de Arte Contemporáneo.

Participan en El Pabellón:
Andrés Senra / Radamés “Juni” Figueroa /Juan Pablo Meneses / Toni Crabb / Carlos Pazos / David Crespo / Javier Chozas / Jorge García / Mariana Sarraute / Santiago Morilla / Ting Ting Cheng / Yaiza Nicolás / Fermín Díez de Ulzurrun / Paz Alcoverro

Santiago Morilla, "Fin". Imagen cortesía del artista y Addaya Centro de Arte Contemporáneo.

Santiago Morilla, “Fin”. Imagen cortesía del artista y Addaya Centro de Arte Contemporáneo.

Arantxa Boyero, "Buganvilia". Imagen cortesía de la artista y Addaya Centro de Arte Contemporáneo.

Arantxa Boyero, “Buganvilia”. Imagen cortesía de la artista y Addaya Centro de Arte Contemporáneo.

Anwander y Cheng en la galería Luis Adelantado

When emptiness wears a dot of true red de Maria Anwander
Seeing is not believing de Ting Ting Cheng
Galería Luis Adelantado
C/ Bonaire, 6. Valencia
Inauguración: el 29 de noviembre 2013
Hasta el 16 de enero 2014

La galería Luis Adelantado de Valencia estrena este viernes dos exposiciones individuales de las artistas Maria Anwander y Ting Ting Cheng.

La primera exposición, titulada When emptiness wears a dot of true red (Cuando el vacío viene con un punto de rojo verdadero),  está compuesta de varias obras nuevas creadas para el espacio de la galería, ubicadas en dos de sus salas. Usando diferentes técnicas artísticas que incluyen la escultura, el objeto o el dibujo, la austriaca Maria Anwander cuestiona en sus proyectos, principalmente, la autenticidad de las obras de arte, y a su vez, polemiza con la brecha existente entre el mercado del arte y el artista como creador. En lugar de dar refinadas respuestas didácticas, sus obras muestran el proceso formal de sus investigaciones: memorias y archivos en forma de texto, que por su anticipación, evocan imágenes en la mente del espectador. En sus últimos trabajos, la propiedad, la autoría y el apropiacionismo, junto a la desmaterialización y a la desconstrucción de las obras,son el caldo de cultivo para la creación de sus proyectos.

En la primera sala Anwander nos muestra dibujos con los nombres de las distintas marcas de maquillajes y sus códigos específicos de color, pintados a su vez con el propio maquillaje. Uno de ellos, llamado “Rojo verdadero” puede ser visto en relación al IKB (International Klein Blue) que hace referencia al azul monocromo usado por el artista Yves Klein en sus trabajos. Anwander cuestiona de esta manera la estrategia económica de las grandes marcas de lujo comparándola con la práctica del negocio del arte que opera con los iconos del siglo XX.

French Kiss. Maria Anwander. Imagen cortesía de la galería Luis Adelantado

Maria Anwander. French Kiss. Imagen cortesía de la galería Luis Adelantado

Junto con los dibujos, la artista nos presenta bustos masculinos de personajes relevantes de la historia, acicalados con maquillajes de marcas de lujo, cuestionando el poder masculino en nuestra sociedad. El maquillaje le da a los bustos un aspecto de travestidos, término que viene del teatro, cuando los hombres tenían que adoptar las características físicas para hacer de mujeres en las representaciones, y a su vez también nos hace referencia a la idea de máscara, para esconder o ensalzar una parte del ser enmascarado. Delante de los bustos se nos plantea la siguiente pregunta: ¿Qué hubiera pasado en nuestra sociedad e historia si las líderes femeninas hubieran tenido más oportunidades desde el principio de la humanidad, considerando a su vez las encuestas y estadísticas que muestran que muchas más mujeres votan por partidos que tienen preocupaciones sociales y humanitarias, comparadas con los votantes masculinos cuyo porcentaje está más interesado en partidos populistas y que condenan los derechos humanos? A su vez, los bustos son una representación carnavalesca donde la sátira y la burla juegan un papel importante en la transformación de los bustos a modo de gamberrada pueril.

En la segunda sala, donde continúa su exposición, encontraremos una habitación que parece olvidada, casi vacía a primera vista pero, con una mirada más detenida, el espectador puede observar un pedestal, siendo esta misma la obra de arte. El pequeño texto de la cartela (Sin título / 2013 / 110 x 40 x 40,4 cm /compuesto mineral acrílico), con sólo información del material y las medidas, junto con el pedestal, revelan la obra. Aludiendo al trabajo de Piero Manzoni, el mundo entero en un pedestal, Anwander le da una vuelta más y crea una pieza donde el espectador puede imaginarse cualquier cosa del mundo puesta en él, o reflejada en las convenciones de las representaciones del arte, como hizo Arthur C. Danto, reflejando que marcos, vitrinas y escenarios son fronteras que permiten al espectador (que está dentro de las convenciones) reaccionar ante las obras como si no fueran solo una copia de la realidad. Anwander añade el cartel curatorial que juega un importante rol en su obra, hacia estas fronteras.

En el mismo espacio se puede reconocer otra obra, The sun is shining but not in this room (El sol está brillando pero no en esta sala), donde se dibuja un haz de luz con polvo de mármol, presentando el título de la pieza como reflejo de la propia luz. Su cuestionamiento del arte contemporáneo en la historia y de la presencia visible o invisible de la mujer en todos esos roles, aprendidos o reprimidos, serán los temas que nos presenta en esta exposición con una gran seguridad y una enorme rotundidad.

The sun is shining but not in this room.

Maria Anwander. The sun is shining but not in this room. 2013.                             Imagen cortesía de la galería Luis Adelantado.

Con formación en el mundo de la fotografía, la artista taiwanesa Ting Ting Cheng ha sabido captar y transmitir en sus proyectos el lenguaje como símbolo de identidad, examinando la comunicación entre las diferentes culturas, mostrando en sus obras connotaciones ocultas que a la vez parecen evidentes a nuestra razón. Jugando con la sátira transforma el contexto de lo representado.

En Seeing is not believing (Ver no es creer), nos hace reflexionar sobre el juego de percepción al que vamos a asistir mediante fotografías de paisajes, de libros o de plantas, dándonos a entender que lo que veremos no siempre será lo que se creía.

La exposición incluye cuatro proyectos fotográficos: Doppelgängers (We are those who represent us / (Qué son quiénes nos representan), KUNST (This is what we do / Esto es lo que hacemos), Mountains [de las series Robert Story (Lonely Planet Taiwan)] y I judge a book by its cover (Juzgo un libro por su cubierta).

Doppelgängers (We are those who represent us):
Doppelgängers es una palabra alemana que hace referencia al doble paranormal de una persona viva que se percibe como una forma siniestra con indicaciones o augurios de mala suerte. En esta serie Cheng fotografía plantas de interior desafiando la línea entre lo natural y lo artificial, confrontando imágenes de plantas reales con copias artificiales. Siendo las plantas de interior la forma más común de naturaleza viva en la vida urbana, al llevar al mismo nivel la copia y el original, Cheng nos hace plantearnos cuestiones tales como el valor de lo real, el intercambio de roles o la copia como modelo perfeccionado de la realidad.

Ting Ting Cheng. Doppelganger. 2013.  Imagen cortesía de la galería Luis Adelantado

En KUNST (This is what we do / Esto es lo que hacemos), Cheng coleccionó información relacionada con el arte, como folletos, planos de galerías, información de exposiciones…, clasificándolos de manera característica: por orden alfabético, por fecha, por código postal, por tamaño, con o sin la palabra “kunst”,…etc.

De su proyecto de investigación Robert Storey (Lonely Planet Taiwan) nace la serie Mountains, donde la artista estudia ediciones de guías de turismo sobre Taiwán escritas en inglés desde el año 1981. En ellas se examina la transformación de la sociedad, mediante la identidad y la política del país, y la relación oscilante que existe entre Oriente y Occidente, explorando así su propia identidad. Cheng recoge imágenes de las guías de montañas rodeadas por nubes y niebla, y a su vez, acompañadas por árboles que forman un prototipo exótico y romántico semejante al de la pintura china de paisaje. Sin embargo, todas las montañas no tienen su nombre propio, ya que la artista, original de Taiwán, no puede reconocerlas con exactitud a pesar de encontrarse en su territorio. Aquí, la generalización del término “Asiáticos” surge para entrar dentro del juego de la discusión y ofrecer diversificación de opiniones.

El proyecto I judge a book by its cover (Juzgo un libro por su cubierta) explora las relaciones entre la lengua, la identidad y lo extraño. En esta serie, Cheng fotografía libros en diferentes idiomas, apilados uno encima de otro sin posibilidad de ver sus títulos. Aparte de la pista en los títulos (Spanish books, Chinese books, etc..), se desconoce en qué idioma están escritos. Eligiendo al azar libros en lenguas extranjeras, la artista posiciona a modo de ‘outsider cultural’, el que ‘juzgues un libro por su cubierta’, dándole el significado de la distancia existente entre las diferentes culturas y cómo influyen en la nacionalidad y en la identidad de uno mismo. Por otra parte, los libros han perdido su función y pasan a convertirse en una estatua, una moraleja de la Torre de Babel, simbolizando la divergencia y la barrera creada por los diferentes idiomas.

En Doppelgängers, la línea existente entre lo artificial y lo real es borrosa, estamos sorprendidos por el déjà vu de la dualidad. En KUNST sólo la objetividad de los folletos es relevante, mientras que la información interior permanece en un plano oculto de cara al espectador al igual que en I judge a book by its cover. En Mountains se explora la fachada de la cultura creada por la industria del turismo a través de las guías. Todos los proyectos pretenden examinar nuestra percepción, recepción y distorsión de la realidad. Lo que vemos ya no es lo que debemos creer.

Mountains. Ting Ting Cheng. Imagen cortesía de la galería Luis Adelantado

Ting Ting Cheng. Mountains. 2013. Imagen cortesía de la galería Luis Adelantado