Cine político dirigido por mujeres en la SGAE

III sesión del ‘Ciclo de cine político dirigido por mujeres’
Sala SGAE Centre Cultural de València
Blaquerías 6, Valencia
Jueves 19 de abril de 2018 a las 18:30

La tragedia de los refugiados que huyen de la pobreza o la guerra, y la lucha por la memoria histórica y la justicia en Argentina, son los dos ejes sobre los que gira la tercera sesión del ‘Ciclo de cine político dirigido por mujeres’ de la Fundación SGAE. El jueves 19 de abril, a las 18:30, la Sala SGAE Centre Cultural de València (C/Blanquerías, 6) acogerá la proyección de las películas documentales ‘Los sueños de Idomeni’, de Amparo Climent y Héctor Melgares, y ‘Tiempo suspendido’, de Natalia Bruschtein. La entrada es gratuita.

Esta muestra de cine político dirigido por mujeres es una iniciativa del Consejo Territorial de la SGAE de la Comunidad Valenciana, a través de la Fundación SGAE. Su objetivo es contribuir a visibilizar el trabajo de las mujeres del audiovisual, un cine “comprometido y diverso, transformador y transmisor de ideas”, en palabras de la directora del ciclo, Ana Laura Díaz.

En 2016, Europa cerró la frontera de Grecia con Macedonia. Miles de personas de diversas procedencias (sirios, afganos, iraquíes y kurdos, en su mayoría) quedaron abandonadas a su suerte, durante meses, entre las vías del tren de la Estación de Idomeni (Grecia). Muchas de ellas eran mujeres embarazadas y niños que huían del horror de la guerra. Amparo Climent y Héctor Melgares quisieron documentar la tragedia y dejar constancia de la pésima situación de los refugiados en este campamento de Idomeni. El resultado es ‘Los sueños de Idomeni’, película con la que han querido también rendir homenaje a la valiente y generosa labor desempeñada por centenares de voluntarios que durante un tiempo aparcaron sus vidas para ayudar a las personas refugiadas en la frontera de Idomeni.

SGAE. MAKMA

‘Los sueños de Idomeni’ sigue la estela de ‘Las lágrimas de África’, anterior largometraje de Amparo Climent en el que retrató el sufrimiento de los inmigrantes subsaharianos en su intento por llegar a Europa a través de la valla de Melilla. El documental ha sido seleccionado en diversos festivales y, además de sumar seis candidaturas en los 31º Premios Goya (2017), ha sido premiado en festivales como el 9º Cine Visible de Bilbao o el IV Luna de Cortos de Orbigo.

Artista multidisciplinar, actriz y realizadora, la valenciana Amparo Climent ha desarrollado una intensa actividad en los ámbitos del cine, el teatro y la televisión. Ha firmado los largometrajes documentales ‘Las lágrimas de África’ (2015) y ‘Los sueños de Idomeni’ (2016). Ha realizado también diversos cortometrajes, como ‘Recuerdos en el jardín’ (2015) o ‘El sueño de Mirelle’ (2014). Como autora dramática, ha escrito numerosos textos; entre ellos, ‘El último destello’, con el que obtuvo el Premio Agustín González de Teatro en 2011. Por su parte, Héctor Melgares ha dirigido más de una decena de cortometrajes, como ‘Le visage: The window’ (2018), ‘Sweet dreams’ (2017) o ‘Mental’ (2015). Como actor, ha participado en series de televisión (‘Cuéntame’ o ‘José Mota presenta’) y un buen número de cortometrajes. Ha trabajado también en teatro; de hecho, en 2015 la Unión de Actores le reconoció como actor revelación por su trabajo en ‘Calígula’.

Contra la amnesia de la historia

En ‘Tiempo suspendido’, la cineasta argentina Natalia Bruschtein propone una reflexión sobre el tiempo y la memoria a partir de la figura de su abuela Laura Bonaparte. Dedicada profesionalmente a la psicología, Bonaparte fue también una conocida activista por los derechos humanos tras sufrir la desaparición de varios familiares (entre ellos, tres hijos) durante la dictadura que azotó Argentina entre 1976 y 1983. Fallecida en 2013, fue una de las integrantes de la organización Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora. La película ‘Tiempo suspendido’ relata su lucha a favor de la justicia y contra el olvido de los crímenes de Estado en Argentina, pero también la pérdida de su propia memoria, algo que, de algún modo, le permitió desprenderse del dolor y despedirse de la vida sin sentir que traicionaba a la familia que perdió.

SGAE. MAKMA

Desde su estreno en 2015, en la sección oficial del 30º Festival Internacional de Cine en Guadalajara (México), donde obtuvo el Premio Especial del Jurado Iberoamericano, el Premio FIPRESCI y una Mención Especial del Premio Mezcal, el documental ha sido seleccionado para su proyección en más de medio centenar de festivales y muestras internacionales de más de veinte países. Durante ese trayecto, ha recibido más de una docena de reconocimientos; entre otros, el de Mejor Largometraje Internacional en el Festival Ícaro de Guatemala, Mejor Largometraje Documental en el 45 International Student Film Festival de Alemania, la Placa de Oro del Chicago International Film Festival y el Premio al Mejor Documental del Budapest International Documentary Film Festival.

A propósito de la Mención Especial que le otorgó el Festival Internacional de Cine de Guanajato, el jurado apuntó: “Esta increíble historia de una persona concreta se convierte en historia universal al tratar con la amnesia histórica. La película recuerda exitosamente el pasado con el fin de proyectar esperanzas para el futuro”.

Natalia Bruschtein nació en Argentina, pero reside en México desde 1976. Estudió en el Centro de Capacitación Cinematográfica de Ciudad de México y se estrenó como realizadora cinematográfica con el documental ‘Encontrando a Víctor’, que obtuvo una nominación de la Academia Mexicana de Cinematografía en la categoría de Mejor Corto Documental. Como sonidista, Bruschtein ganó el Premio Ariel por su trabajo en el documental ‘En el hoyo’, de Juan Carlos Rulfo, y como montadora, el Premio Coral del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano de Cuba por ‘Cobrador. I’n God we trust’, de Paul Leduc. ‘Tiempo suspendido’ es su primer largometraje como directora y guionista.

SGAE. MAKMA

 

El testimonio de la APIV sobre la crisis de los refugiados

‘Refugio ilustrado. Entre el ataúd y la maleta’, de la Associació Professional d’Il·lustradors de Valéncia (APIV)
Escola d’Art i Superior de Disseny de Castelló (EASD)
Plaza de Fadrell 1, Castellón
Hasta el 16 de diciembre de 2016

L’Escola d’Art i Superior de Disseny de Castelló (EASD) ha inaugurado en el vestíbulo de la escuela la exposición ‘Refugio ilustrado. Entre el ataúd y la maleta’, organizada por la Associació Professional d’Il·lustradors de Valéncia (APIV), y con la colaboración la Diputación de Castellón.

La muestra, que anualmente impulsa APIV, está dedicada este año a las personas refugiadas. La asociación, que lanzó en enero la campaña gráfica ‘Refugio ilustrado’ “en apoyo de las personas migrantes, víctimas de esta llamada crisis de los refugiados y de la inoperancia de los países europeos”, recibió a lo largo de tres meses más de 270 ilustraciones provenientes de nueve países de Europa y Latinoamérica, además de la participación del artista sirio Yaser Safi y de los alumnos y alumnas de la escuela. Tras un proceso de selección, finalmente se exponen un total de 150 trabajos.

Un instante del discurso inaugural de “Refugio ilustrado. Entre el ataúd y la maleta”, de la APIV, en el vestíbulo de la Escola d’Art i Superior de Disseny de Castelló (EASD). Fotografía cortesía de los organizadores.

Un instante del discurso inaugural de “Refugio ilustrado. Entre el ataúd y la maleta”, de la APIV, en el vestíbulo de la Escola d’Art i Superior de Disseny de Castelló (EASD). Fotografía cortesía de los organizadores.

La inauguración de esta exposición en Castellón, acercando la triste realidad que viven millones de personas en todo el mundo, ha sido posible gracias a la subvención convocada para actividades culturales de la Diputació de Castelló y la estrecha colaboración con la EASD Castelló. Al acto asistieron por parte de la institución provincial el diputado de Cultura, Vicent Sales, y la Jefa del Servicio de Cultura Nuria Felip. También estuvieron presentes el concejal de Educación en el Ayuntamiento de Castellón, Enric Porcar, y el gerente de la Fundación Dávalos-Flétcher, José Vicente Ramón.

El director de l’Escola, Miguel Monar, explicó que el objetivo de la muestra no es otro que “sensibilizar sobre un problema grave que afecta, según la Agencia de la ONU, a 65 millones de desplazados”. “El compromiso de la escuela es la concienciación. Y no es casualidad que ésta sea la segunda exposición sobre esta temática en lo que llevamos de curso”, añadió. Monar explicó que por parte de l’Escola han participado alumnos del título de Ilustración, profesores y también alumnos de 4º de Diseño de Interiores, -dentro de la asignatura de Instalaciones efímeras-, en lo que al montaje se refiere. Al respecto, la profesora señaló que se han creado cinco expositores de madera y una serie de caminos con lonas de camión para evocar los kilómetros recorridos por los refugiados y también, simbólicamente, las huellas que han dejado.

Ilustración de Ángel Ventura, perteneciente a la exposición  'Refugio ilustrado. Entre el ataúd y la maleta', de la APIV, en el vestíbulo de la Escola d’Art i Superior de Disseny de Castelló (EASD). Fotografía cortesía de los organizadores.

Ilustración de Ángel Ventura, perteneciente a la exposición ‘Refugio ilustrado. Entre el ataúd y la maleta’, de la APIV, en el vestíbulo de la Escola d’Art i Superior de Disseny de Castelló (EASD). Fotografía cortesía de los organizadores.

El profesor de Ilustración, Alain Campos, explicó que este es el segundo año que l’Escola colabora con la APIV en su exposición anual. “El resultado es una fuente de alimentación para nuestros alumnos y alumnas que pueden contemplar estos días 150 trabajos muy inspiradores. En común tienen todos ellos el plasmar una situación intolerable, pero cada uno con una visión personal y muy diferente”, comentó Campos.

Desde la APIV agradecieron a l’Escola y, en especial, al director Miguel Monar y a los profesores  Alain Campos y Pablo Ruiz su implicación. Respecto al programa de Ilustración Gráfica en el que colaboran ambas instituciones se han seleccionado los trabajos de Ángel Ventura y Elisabeth Nebot que, además, han sido becados durante un año con la pertenencia gratuita a la asociación. El diputado de Cultura cerró el turno de parlamentos calificando la exposición de “iniciativa magnífica”.

Ilustración de Javier Olivares, perteneciente a la exposición  'Refugio ilustrado. Entre el ataúd y la maleta', de la APIV, en el vestíbulo de la Escola d’Art i Superior de Disseny de Castelló (EASD). Fotografía cortesía de los organizadores.

Ilustración de Javier Olivares, perteneciente a la exposición ‘Refugio ilustrado. Entre el ataúd y la maleta’, de la APIV, en el vestíbulo de la Escola d’Art i Superior de Disseny de Castelló (EASD). Fotografía cortesía de los organizadores.

El primer artista invitado a sumarse a la campaña fue el pintor y grabador sirio Yaser Safi con su obra Militarization de 2014. En la exposición, pueden verse las obras de ilustradores e ilustradoras de diferentes generaciones, estilos y trayectorias como Juan Berrio, Sonia Pulido, El Roto, Ajubel, Javier Olivares, Rocío Araya, Pep Carrió, Enrique Flores, Erica Fustero, Riki Blanco, Diego Flisfisch, Cachetejack, Luis Demano, Núria Tamarit, Julia Cejas o Joan Negrescolor.

Vista general de la inauguración 'Refugio ilustrado. Entre el ataúd y la maleta', de la APIV, en el vestíbulo de la Escola d’Art i Superior de Disseny de Castelló (EASD). Fotografía cortesía de los organizadores.

Vista general de la inauguración ‘Refugio ilustrado. Entre el ataúd y la maleta’, de la APIV, en el vestíbulo de la Escola d’Art i Superior de Disseny de Castelló (EASD). Fotografía cortesía de los organizadores.

 

La lectura como esperanza

Hablar de cultura en la ciudad implica integrar a muchas personas que la viven diariamente, aunque no aparezcan en el escaparate de los eventos. En la esquina de la avenida Fernando el Católico con Ángel Guimerá, en la puerta de una entidad bancaria, pasa las horas Luis. Sus circunstancias le obligaron forzosamente a cambiar de rumbo, dedica su tiempo a leer y duerme a la intemperie. Siempre que paso lo veo leyendo, su gesto concentrado transmite dignidad.

Hace unos años, me comentaba un voluntario de una ONG que atiende a las personas que duermen en los cajeros, que lo que más reclaman para esas horas de frío en la noche son sacos de dormir y libros. Luis lee libros de historia, sobre todo de Mika Waltari, donde viaja como Sinuhé El Egipcio o supera las mil y una pruebas que Afrodita pondrá en su camino, como Lario Turmo en la novela, El Etrusco. Empezó con los cómics de Marvel y actualmente la lectura se ha convertido en un refugio que le ayuda a soportar la vida en la calle.

Luis. Fotografía de Maite Ibáñez.

Luis. Fotografía de Maite Ibáñez.

El acceso a la información, a la literatura y las historias se ha hecho cada vez más necesario entre las personas que viven situaciones de excepcionalidad, fruto de tragedias humanas. Hace dos años leíamos que la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) junto con la organización Bibliotecas sin Fronteras, tratan de integrar en los campos de refugiados un conjunto de maletas que se transforman en estructuras para dispensar los servicios de una biblioteca.

Los diseños del francés Philippe Starck, fomentan además el desarrollo de la escritura y otras capacidades creativas como el dibujo o la fotografía. El autor de estas cajas compactas indica que “en el interior no hay juguetes, pero sus puertas llevan a abrir las mentes y a pasear por millones de universos diferentes”. Actualmente, el proyecto se encuentra en fase de ensayo en la región de Grandes Lagos. Existen otros ejemplos tan evocadores como las llamadas Bubisher, cuyo nombre remite al pájaro de la buena suerte en la tradición saharaui y que ofrecen lecturas dentro de los campos de refugiados de estos.

Respirar la libertad desde una situación que aprisiona es el objetivo común, y los libros se convierten en el camino para abrir una ventana a la vida. Algunas personas se detienen para hablar con Luis, sorprendidos por esa forma de mirar el mundo, desde uno de sus lados más duros y grises. Justo cuando me despedía de él, alguien apareció con la copia del artículo Leer alarga la vida de Berna González Harbour. “Veo humanidad todos los días. Llegará un momento mejor”, me dijo.

Luis. Fotografía de Maite Ibáñez.

Luis. Fotografía de Maite Ibáñez.

Maite Ibáñez

Un centenar de artistas derriba el muro Mediterráneo

Mediterrani: Mar de Murs
Octubre Centre de Cultura Contemporània
C / Sant Ferran, 12. Valencia
Inauguración: jueves 6 de octubre, a las 20.00h
Hasta el 30 de octubre de 2016

Más de un centenar de artistas y creadores participan en la exposición ‘Mediterrani: Mar de Murs’ que acoge el Octubre Centre de Cultura Contemporània de Valencia y que ofrece una singular mirada a los conflictos y las desigualdades del Mediterráneo y Europa y plantea una reflexión sobre  la crisis de los refugiados. La exposición está englobada dentro de los actos de Mostra Viva del Mediterrani, el festival de cine que se celebra esta semana y ha recuperado y mantiene activo el espíritu de la Mostra de Cine del Mediterrani.

La exposición ofrece una original reflexión sobre un complicado momento geopolítico que ha dejado de lado la identidad y proximidad cultural y el intercambio de ideas para convertirse en un simple juego de intereses sociales, políticos y económicos. Coordinada por la catedrática de Escultura y académica de San Carlos, Amparo Carbonell, la muestra parte de una sencilla idea: la creación de obras de arte y reflexiones a partir de ideas y objetos encontrados en la orilla del mar y que evocan espíritu de libertad y comunicación entre culturas y sociedades próximas y ahora distantes.

Vista de la exposición Mediterrani: Mar de Murs, en el OCCC. Imagen cortesía de Mostra Viva.

Vista de la exposición Mediterrani: Mar de Murs, en el OCCC. Imagen cortesía de Mostra Viva.

Cuadros, esculturas, instalaciones, poemas, textos, simples objetos abandonados a su suerte y deteriorados por el mar pero representativos de nuestro presente proponen un sinfín de sensaciones en las paredes del antiguo edificio El Siglo. Actúan al mismo tiempo  como metáfora, crítica y objeto de reflexión en torno a las desigualdades, los conflictos bélicos y el distanciamiento que la actual situación está generando entre un Norte preocupado de su economía y un Sur necesitado de la solidaridad.

Para Amparo Carbonell, esta exposición ”tiene como punto de partida las miradas individuales de un grupo heterogéneo de personas que se interrogan sobre los muros que levantamos desde Europa. Por eso la hemos llamado ‘Mediterrani: Mar De Murs’. La propuesta a los participantes fue que elaborara pequeños objetos tomando como referencia esos otros que tal vez llevaríamos con nosotros en un bolsillo, en una maleta o en un hatillo si tuviéramos que salir con límite de equipaje”. Al mismo tiempo, según recuerda la comisaria de la exposición, cada uno de ellos tenía que ir acompañado de una pequeña historia que lo situara y armara de intención. El resultado ha sido un espacio lleno de piezas de pequeño tamaño y cargadas de significado.

Vista de la exposición Mediterrani: Mar de Murs, en el OCCC. Imagen cortesía de Mostra Viva.

Vista de la exposición Mediterrani: Mar de Murs, en el OCCC. Imagen cortesía de Mostra Viva.

Por ello, Amparo Carbonell propone una visita tranquila y anima al espectador a que se detenga en cada pieza y lea las historias que hay escritas en las etiquetas ya que están llenas de curiosidades. “Es una muestra poco habitual, en la que se conjugan muchos factores y una magnífica oportunidad para reflexionar en un lugar  ahora cargado de energía y motivación”, añade la comisaria de la exposición.

La muestra multidisciplinar estará abierta hasta el 30 de octubre. Es una gran oportunidad para descubrir infinidad de originales propuestas creadas ex profeso para la ocasión y generar al mismo tiempo un proceso de reflexión en torno a un conflicto interminable que ha llenado las orillas del Mediterráneo de  drama e insolidaridad.

Algunas piezas de la exposición Mar de Murs.

Algunas piezas de la exposición Mediterrani: Mar de Murs, en el OCCC. Imagen cortesía de Mostra Viva.

Sostenibilidad y conciencia social en Iboga

IV edición Iboga Summer Festival
Playa Tavernes de la Valldigna
28, 29 y 30 Julio de 2016

La cuarta edición del Iboga Summer Festival, el único festival español especializado en música balkan y en el que también tienen cabida los estilos gypsy, swing, ska y mestizaje, se celebrará en la playa de la localidad valenciana de Tavernes de la Valldigna con unas previsiones de asistencia de 30.000 personas. La organización, que repite ubicación en la localidad valenciana, espera así superar en un 36% los 22.000 “ibogueros” que participaron en la edición anterior.

El festival reunirá de jueves a sábado en su escenario principal a 24 artistas y bandas procedentes de 15 países y que conforman una programación en un 80% internacional. Encabezan el cartel el músico y compositor yugoslavo Goran Bregovic, uno de los máximos exponentes de la música balcánica en el mundo, que visita el Iboga por segunda vez; el rey del reggae africano Alpha Blondy, considerado heredero de Bob Marley; el beatboxer australiano Dub FX, que realizará en el Iboga la única parada española de su tour europeo; la banda británica de ska clásico de los 80’ Bad Manners, en plena celebración de su 40 aniversario; y la banda neoyorkina de ska de los 90’ The Slackers, en la que también será la única actuación en España de su gira internacional.  Por su parte, los grupos de swing Tape Five y Tia Bradza junto a Äl Jawala, Koza Mostra, Empatee du Weiss y Blow se presentarán por primera vez ante el público español en Tavernes.

La programación se completa con las actividades de la carpa de circo, que además de la final del concurso de bandas y de otros conciertos albergará diversas actuaciones en directo, batucadas y una treintena de sesiones de DJ, así como talleres multidisciplinares y varias charlas relacionadas con la sostenibilidad y la conciencia social. Precisamente en este ámbito el festival da un paso más en esta edición al garantizar un suministro eléctrico 100% verde y renovable, iniciativa que se suma a otras llevadas a cabo en años anteriores como la recogida selectiva de residuos o el uso de vasos reutilizables.

El Iboga colabora además con CEAR (Comisión Española de Ayuda al Refugiado) para que personas refugiadas puedan visitar gratuitamente el festival y compartir su experiencia en el coloquio “La realidad de las personas refugiadas”, al que han sido invitados artistas del cartel que han sido testigos de conflictos internacionales como la guerra de los Balcanes.

Alpha Blondy. Imagen cortesía Iboga Summer Festival.

Alpha Blondy. Imagen cortesía Iboga Summer Festival.

Primer día y programa completo

Los ibogueros comenzarán a llegar a la zona de acampada a partir de mañana miércoles por la mañana y la carpa de circo empezará a funcionar ese mismo día por la tarde. El jueves 28 de julio, los italianos Empatee Du Weiss abrirán los conciertos del escenario principal con sus diferentes fusiones de ska, punk, balkan y reggae. Les seguirán los cabezas de cartel The Slackers y Alpha Blondy & The Solar System. Posteriormente,  los ibogueros podrán disfrutar de Dubioza Kolektiv, supervivientes de la escena musical de su Bosnia natal tras la guerra de los Balcanes y uno de sus representantes más reivindicativos con su mezcla de punk, rock, ska y folk; de la banda madrileña de ska Spin Te Kú y de las sesiones de los DJ Benny Page (Reino Unido), y Gramophoneizde (Serbia), ambos habituales de las pistas de baile europeas y presentes en numerosos recopilatorios.

El viernes 29 el swing será uno de los grandes protagonistas con el debut en España tanto de Tape Five (Alemania), con su puesta en escena cabaret, como de la pin-up de melódica voz Tia Brazda (Canada). En la senda del jazz pero sin abandonar el sonido electrónico, el trío de saxofones y batería Blow (Bélgica) será otro de los debutantes del día. El balkan estará representado por la formación franco-alemana Äl Jawala, otra de las presentaciones exclusivas del festival, los ya incondicionales del Iboga Bohemian Betyars (Hungría), y los valencianos X-Fanekaes. Desde Rusia, los tan controvertidos como divertidos Little Big revolucionarán el final de la noche con su mezcla nuclear de gypsy punk con una base de electrónica. Y todo ello encabezado por la actuación del yugoslavo Goran Bregovic, máximo exponente internacional de la música balcánica, con su Orquesta de Bodas y Funerales.

El comienzo de los conciertos del sábado 30 está reservado al ganador del concurso de bandas, cuya final tendrá lugar durante el festival en la carpa de circo. En el programa de este último día, Iboga apuesta por la diversidad de géneros con la nueva cumbia chilena de Chico Trujillo. A ellos se unirán, además del ska de Bad Manners, los que fueron representantes de Grecia en Eurovisión Koza Mostra, y el punk rock con reminiscencias balkan de Kultur Shock (EE UU). Tras ser aclamados en la pasada edición, los belgas Opmoc, con su mestizaje de funk, punk, hip hop, ska y salsa, vuelven en esta jornada de cierre junto a los gallegos Chotokoeu (Galicia) y la numerosa formación valenciana La Trocamba Matanusca.

MediArte o la creatividad fin de grado

IV Muestra Creativa de Estudiantes – MediArte
Palacio de Colomina
Carrer l’Almodí, 1. Valencia
Inauguración: viernes 15 de julio, a las 19.30h
Hasta septiembre de 2016

El Palacio de Colomina abre sus puertas para acoger algunos de los trabajos que los alumnos de Comunicación Audiovisual han ido realizando durante el curso 2015-2016 en la Universidad CEU Cardenal Herrera, en la IV Muestra Creativa de Estudiantes –MediArte, que se inaugura el viernes 15 de julio a las 19.30 horas, y que permanecerá expuesta hasta septiembre.

Fotografía de Virginia Jareño. Imagen cortesía de MediArte.

Fotografía de Virginia Jareño. Imagen cortesía de MediArte.

La muestra incluye en su interior creaciones fotográficas, audiovisuales, musicales y sonoras que los alumnos han ido realizando, bien en alguna materia a lo largo del curso, bien como Trabajo Final de Grado.

El perfil práctico de los estudios de Comunicación Audiovisual, así como de Periodismo y Publicidad y RRPP, y el Máster Universitario en Diseño y comunicación gráfica, hace que a lo largo de un curso académico se creen gran cantidad de obras creativas de las cuales se ha realizado una selección para formar parte de esta muestra.

Fotografía de Francesc Planes. Imagen cortesía de MediArte.

Fotografía de Francesc Planes. Imagen cortesía de MediArte.

En esta IV Muestra Creativa de Estudiantes-MediArte los trabajos han girado en torno a temáticas como el futuro y la tecnología, la situación de los refugiados que llegan a Europa, los trastornos de personalidad, las discapacidades, la problemática relacionada con el tabaquismo y las centradas más estrictamente con la propia creación experimental: videocreaciones, fotografía pixelada, videoclips, creación sonora y producción musical.

MediArte tiene como objetivo mostrar a la ciudadanía la visión que de la sociedad actual tienen los alumnos mediante su obra creativa, al tiempo que sirve para incentivar su propio desarrollo personal en el transcurso de su aprendizaje educativo.

Fotografía de Andrea Savall. Imagen cortesía de MediArte.

Fotografía de Andrea Savall. Imagen cortesía de MediArte.

Fotografía de Andrea Savall. Imagen cortesía de MediArte.

Fotografía de Andrea Savall. Imagen cortesía de MediArte.

 

El mundo saharaui a través del cine

Conoce el mundo saharaui a través del cine
Colegio Mayor Rector Peset
Plaza Horno de San Nicolás, 4. Valencia
Jueves 7, 14 y 21 de julio, 2016, a las 18.30h
Entrada libre

La Universidad de Valencia ha organizado un ciclo cinematográfico bajo el título ‘Conoce el mundo saharaui a través del cine’ que dio comienzo el 7 de julio con la presentación de Guillermo Palao y la presidenta de la Federación de Asociaciones de Solidaridad con el Pueblo Saharaui del País Valenciano, (FASPS-PV). El ciclo se conforma de diferentes sesiones los jueves 14 y 21 de julio, cuya última dará conclusión al mismo. En cada sesión iniciada a las 18.30h se proyectará una película y se incluirá un coloquio con el público asistente.  La organización corre a cargo del Vicerrectorado de Internacionalización y Cooperación de la Universitat de València, que dirige Guillermo Palao y la FASPS-PV.

Las futuras sesiones incluirán las siguientes proyecciones documentales.

Fotograma de Hijos de las Nubes. Colegio Mayor Rector Peset.

Fotograma de Hijos de las Nubes, de Álvaro Longoria. Colegio Mayor Rector Peset.

Proyección 14 de julio: ‘Hijos de las Nubes. La última colonia’, documental protagonizado por Javier Bardem y Álvaro Longoria, este último director a su vez de la película. La cinta examina el clima de agitación política en el norte de África en 2012. Profundiza en la responsabilidad de los países occidentales en esta crisis, especialmente de los EE. UU. y Francia, cuya política exterior se basa en intereses económicos y deja en segundo plano los principios morales.

Coloquio conducido por Mustafá M. Lamin, graduado en Filología Hispánica por la Universitat de València, y Pepe Reverte, abogado miembro de IAJUWS.

Fotograma de Coría y el mar.

Fotograma de Coría y el mar, de Diana Nava. Colegio Mayor Rector Peset.

Proyección 21 de julio: ‘Coría y el mar’. Reflexión sobre las mujeres saharauis que viven en los campamentos de refugiados. Es un proyecto audiovisual cuya realización ha sido posible gracias a un numeroso apoyo por parte de instituciones y de aportaciones privadas.

Coloquio dirigido por Hassina M. Khadad, licenciada en Derecho y miembro de CEAR, y Diana Nava, directora de la película.

Este ciclo es una iniciativa que tiene el objetivo de acercar la sociedad valenciana a la realidad del pueblo saharaui, el cual soporta ya 40 años la ocupación de su país, el Sáhara Occidental, y que, además, gran parte de su población se encuentra en el exilio. “Mediante el cine podemos transmitir la cultura, la historia de un pueblo que lucha día a día por su libertad. Hay muchos documentales y proyecciones que tratan la situación del pueblo saharaui. De todos ellos, hemos hecho la selección de tres documentales que consideramos que reflejan desde diferentes puntos de vista esta realidad”, señalan desde la organización.

Cartel del ciclo 'Conocer el mundo saharaui a través del cine'. Imagen cortesía del Colegio Mayor Rector Peset.

Cartel del ciclo ‘Conocer el mundo saharaui a través del cine’. Imagen cortesía del Colegio Mayor Rector Peset.

Fotograma de Hijos de las nubes.

Fotograma de Hijos de las nubes, de Álvaro Longoria. Colegio Mayor Rector Peset.

 

Ilustres del fotoperiodismo en PhotOn Festival

PhotOn Festival
Centre Cultural La Nau, Colegio Mayor Rector Peset, Palau de Cerveró, Museu Valencià d’Etnologia, Sala Lametro y Centre Octubre de Cultura Contemporània
Del 3 al 7 de mayo de 2016

Entre los días 3 y 7 de mayo, los grandes nombres del fotoperiodismo nacional e internacional tienen una cita en el Centre Cultural La Nau, sede por sexto año consecutivo del festival internacional PhotOn Festival, que en esta edición tendrá lugar también en otros dos centros de la Universitat de València: el Colegio Mayor Rector Peset y el Palau de Cerveró. El Museu Valencià d’Etnologia forma parte del circuito que integra junto con la Sala Lametro o el Centre Octubre de Cultura Contemporània, desde este año Espacio Amigo PhotOn.

La programación detallada de todos los espacios (http://www.photonfestival.com/) la han presentado este martes, día 3 de mayo, en La Nau, el vicerrector de Cultura e Igualdad de la Universitat de València, Antonio Ariño; representando a Olleros Abogados, Ignacio Aparicio; el presidente de la Fundación Cañada Blanch, Juan López Trigo; el cofundador del PhotOn Festival, Xaume Olleros; y la cofundadora y directora del festival, Tania Castro.

Un instante de la rueda de prensa de PhotOn Festival. Fotografía cortesía del festival.

Un instante de la rueda de prensa de PhotOn Festival en el claustro de La Nau. Fotografía cortesía del festival.

Durante la semana de actividades del festival, La Nau concentrará el grueso de la programación, que comprende exposiciones, talleres, conferencias, un ciclo de cine y proyecciones nocturnas, todo con el objetivo de reflexionar sobre fotoperiodismo como forma de comunicación y herramienta vital para el cambio social.

En ‘Refugiados’, que se mostrará en el Claustro de La Nau entre el 3 de mayo y el 5 de junio, los fotoreporteros macedonios Georgi Licovski y Marko Risovic retratan la situación de los refugiados que migran por la ruta de los Balcanes, una dolorosa realidad que ambos conocen de cerca. Las imágenes muestran la enorme dureza del recorrido, con niños consolando a sus padres, trenes en los que viajan hacinadas cientos de personas o la impasibilidad de las redes mafiosas de tráfico de seres humanos. La exposición incluye, además, un vídeo cedido por la organización Human Rights Watch, primera colaboración de esta organización con el festival. La exposición se complementará con una conferencia a cargo de Licovski el sábado 7 de mayo en el Aula Magna.

Otra de las sedes de la Universitat, el Palau de Cerveró, acogerá entre el 3 de mayo y el 17 de julio la muestra del ‘Premio Internacional Luis Valtueña de fotografía humanitaria’, convocado por Médicos del Mundo. La cooperación internacional, la exclusión social, la vulneración de los derechos humanos, los conflictos armados, los desastres naturales, las poblaciones refugiadas, inmigrantes o los colectivos excluidos son siempre los protagonistas de las imágenes premiadas. En su XIX edición reconoce el trabajo de Olmo Calvo, con una serie de imágenes sobre el éxodo de personas sirias, iraquíes y afganas a Europa en la que las fronteras de Serbia, Macedonia, Grecia y el campo de Roszke de Hungría sirven de escenario.

Instantánea perteneciente a la exposición 'El costo humano', de Pablo Ernesto Piovano. Fotografía cortesía del festival.

Instantánea perteneciente a la exposición ‘El costo humano’, de Pablo Ernesto Piovano. Fotografía cortesía del festival.

‘El costo humano’, del argentino Pablo Ernesto Piovano, expuesto en el Colegio Mayor Rector Peset entre el 3 de mayo y el 24 de junio, arroja luz sobre la catástrofe de los agroquímicos utilizados en los cultivos de soja argentinos, que multiplican el promedio nacional de las tasas de cáncer y otras enfermedades graves en trabajadores agrarios y pobladores, que sufren malformaciones o afecciones respiratorias y en la piel. El argentino Pablo Ernesto Piovano se adentra en los territorios agrícolas víctimas de un sistema de uso masivo de estas sustancias altamente tóxicas que están dejando gravísimas secuelas en la población. Malformaciones, enfermedades degenerativas, trastornos hormonales… Las fotos de Pablo Ernesto Piovano enfrentan ahora al espectador a otro horror cercano, con un respeto absoluto a la vez que una sinceridad conmovedora.

Dentro de las actividades del PhotOn, el Aula Magna de La Nau acogerá un ciclo de conferencias los días 5, 6 y 7 de mayo, de 17:30 a 21 horas por el que pasarán figuras de primera línea del periodismo. Entre ellas, destacan el galardonado con el tercer puesto en la pasada edición del World Press Photo, Gianfranco Tripodo, que abrirá el ciclo el día 5 (17:30 horas), o Gervasio Sánchez, que intervendrá a las 19:30 horas.

El afamado fotoperiodista, reconocido con numerosos premios como el Ortega y Gasset (2008) o el Premio Nacional de Fotografía (2011), regresa a La Nau tras el éxito de su exposición ‘Mujeres. Afganistán’, visitada por más de 11.000 personas en la Sala Acadèmia.

Instantánea de Georgi Licovski, perteneciente a la exposición 'Refugiados'. Fotografía cortesía del festival.

Instantánea de Georgi Licovski, perteneciente a la exposición ‘Refugiados’. Fotografía cortesía del festival.

La segunda jornada de debates, el día 6 de mayo, contará con las intervenciones del también galardonado con el World Press Photo, fotoperiodista de referencia de la Associated Press desde 2009, Daniel Ochoa, y la recientemente galardonada con el premio Julia Margaret Cameron dirigido a mujeres fotógrafas, Judith Prat.

Por último, Ernesto Piovano y Georgi Licovski, cuyos trabajos se expondrán durante el festival, ofrecerán sus testimonios el día 7.

Las proyecciones audiovisuales de estos fotoperiodistas protagonizarán la última jornada de proyecciones del festival, programadas del 3 al 7 de mayo en el Claustro de La Nau a las 22 horas. Estas proyecciones se complementan con un ciclo de cine que se celebrará durante esta semana.

La parte formativa siempre ha tenido un peso importante en este festival. Por ello las distintas sedes ofrecen ‘workshops’, como el que este año impartirá el ganador de la pasada edición de la beca PhotOn, Javier Corso, destinado a ayudar a los fotógrafos en la gestión de sus proyectos.

El acceso a las exposiciones, conferencias y proyecciones es libre y gratuito hasta completar el aforo.

Instantánea de Marko Risovic, perteneciente a la exposición 'Refugiados'. Fotografía cortesía del festival.

Instantánea de Marko Risovic, perteneciente a la exposición ‘Refugiados’. Fotografía cortesía del festival.

 

Cultura desde la guerra

La UNESCO crea un grupo de expertos en conservación del patrimonio cultural
Acuerdo firmado el 16 de febrero de 2016

En 1945 leíamos el horror desde las voces de los supervivientes y, tras una lección mal aprendida, lo hacemos de nuevo a través de las imágenes y testimonios de los refugiados que huyen de la guerra. Theodor Adorno afirmaba entonces que “escribir poesía después de Auschwitz era un acto de barbarie”, pero actualmente mientras se suceden los viajes sin destino, los muros y el drama humano, el arte continua aportando un extraño sentido. Desde la UNESCO esta cuestión despierta, una vez más, la voluntad por conservar el patrimonio en las zonas de conflicto como símbolo de la cultura y la identidad, para establecer quizás un lenguaje común por encima del caos.

Por esta razón, hace unos meses conocíamos la noticia sobre la creación de una fuerza operativa que actuará en casos de “emergencias culturales” (y cito textualmente la curiosa expresión). El 16 de febrero, Irina Bokova (Directora General de la UNESCO) y Paolo Gentiloni (ministro italiano de Relaciones Exteriores) firmaban el acuerdo para establecer un grupo especial de expertos en conservación, con el fin de poder desplegarlos en lugares cuyo patrimonio cultural esté en peligro de destrucción o de saqueo. De esta forma, la estrategia se incluiría en las acciones humanitarias y de paz, como elemento para promocionar la diversidad y la cohesión social.

Palmira Decumanus.

Imagen de Palmira Decumanus.

Sin embargo, esta respuesta no es nueva y contamos con antecedentes cercanos que indican el destacado papel de la Guerra Civil Española en los primeros pasos de los estudios técnicos para la protección del patrimonio. En ese contexto, el Ministerio de Instrucción Pública y Bellas Artes ofreció custodia oficial a todos los bienes integrantes del patrimonio histórico y artístico de la época. Las primeras medidas de protección puestas en práctica por los arquitectos conservadores de los edificios públicos, bajo la dirección de Josep Renau, se realizan según los principios técnicos establecidos por la Office International des Musées (OIM), organismo creado en 1926 por Naciones Unidas con el objetivo de promover la cooperación internacional de los museos. La segunda de las reuniones de la OIM, la conferencia de Atenas celebrada en 1931, estuvo dedicada a la preservación de momumentos y constituyó un hito en la historia de la conservación. De ese encuentro nacía la Carta de Atenas, primer documento internacional sobre criterios de restauración y políticas de protección, que sería la base de muchas legislaciones europeas sobre patrimonio.

Cinco años después, los centros de cultura oficiales españoles eran bombardeados (Museo del Prado, Museo Arqueológico Nacional, Academia de Bellas Artes de San Fernando o Biblioteca Nacional, entre otros). Las acciones realizadas entonces consistieron básicamente en el traslado de las obras a los sótanos de los museos y edificios públicos, en la protección de objetos de grandes dimensiones mediante sacos de tierra apilados y puntales, así como en el refuerzo de los servicios de vigilancia y contraincendios (el traslado de las obras a Valencia merecería otro artículo).

Imagen de Aleppo.

Imagen de Aleppo.

Actualmente sabemos que la influencia que tuvo la experiencia española en la orientación para el proyecto de la OIM y en las recomendaciones técnicas fue decisiva y, como resultado, en 1939 se publicaría el manual La Protection des Monuments et Oeuvres d’Arte en Temps de Guerra. A pesar de la suspensión de actividad de la Oficina Internacional de los Musos durante la ocupación nazi de París y el cierre definitivo en 1946, su labor tendrá importante repercusión en la Convención de la Haya de 1954. En este marco, la aprobación de la Convención para la Protección de Bienes Culturales en Caso de Conflicto Armado, fue el primer tratado internacional, tras la Segunda Guerra Mundial, centrado exclusivamente en esa función.

Si en aquellos momentos el comité de expertos lo formaban juristas, militares y museólogos, en esta ocasión, los llamados cascos azules de la cultura estarán integrados por profesionales en patrimonio cultural y miembros de la policía italiana, Carabinieri, especializados en la lucha contra el tráfico ilegal de bienes culturales. El objetivo de la llamada Operación Unite4Heritage (unidos por el patrimonio), consistirá en activar el despliegue cuando lo solicite un Estado miembro de la ONU que sufra un conflicto y que pueda afectar a su patrimonio histórico y cultural. Esta fuerza especial trabajará para conservar y restaurar las obras dañadas, y contarán con un centro de formación en Turín.

Templo Baal Palmira.

Templo Baal Palmira.

La propuesta italiana para activar el trabajo de la UNESCO viene provocada tras la reciente destrucción de los vestigios arqueológicos en Irak y Siria, y la trágica devastación de la ciudad de Palmira. Sin embargo, mientras se consolidaba este proyecto en la 38ª Conferencia General, alcanzando su aprobación por 53 países, la vida en las regiones asediadas continuaba su curso. Desde ese día a día, algunos artistas han desarrollado acciones de recuerdo o de salvaguarda sobre al patrimonio local.

Destaca por un lado el grupo de artistas refugiados en Jordania que reproducen miniaturas de monumentos históricos que la guerra en Siria ha reducido a polvo (rincones de la antigua ciudad de Palmira, el puente colgante de Deir ez-Zor, la Ciudadela de Alepo, o la Gran Mezquita de los Omeyas en Damasco). Por otra parte, la voluntad de supervivencia en un entorno de desesperación provocó que el escultor Assem Al Bacha enterrara gran parte de sus esculturas en un lugar del desierto sirio durante la noche. El artista, que en la actualidad reside en Granada, ocultó sus obras antes de dejar su país, con la esperanza de protegerlas de los bombardeos y recuperarlas al volver. Pudimos ver su exposición de Casa Árabe en 2013, donde sólo mostró las piezas que cabían en unas maletas.

La destrucción deliberada del patrimonio cultural puede considerarse un crimen de guerra (en virtud del Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional) y, desde este alcance, la protección de los monumentos y de la producción artística es un factor más, generador de paz. Por lo tanto, las leyes quedan establecidas y la coordinación de acciones diplomáticas también, pero el núcleo parece un tanto absurdo cuando dependerá únicamente de la decisión de un combate. El presidente de la Comisión Internacional de Cooperación Intelectual resumía esta idea en la siguiente frase, pronunciada en 1932: “Si se tiene la suficiente sensatez para respetar los monumentos y las obras de arte, sería mejor comenzar por tener la sensatez de no hacer la guerra”.

Palmira.

Ciudad de Palmira.

Maite Ibáñez

Indignación y luto en el Museu d’Etnologia

Fronteres d’Europa
Hasta el 8 de mayo de 2016
Arribes o te’n vas? Emigració Valenciana a Europa (1950-1970)
Hasta el 30 de junio de 2016
Museu Valenciá d’Etnologia
C / Corona, 36. Valencia

“A España han llegado 18 refugiados; parece un insulto a la conciencia”. Con estas palabras del fotoperiodista Gervasio Sánchez quiso subrayar Francesc Tamarit, director del Museu Valencià d’Etonologia, la temática que atraviesa las dos exposiciones recién inauguradas en la Beneficencia. Hablan del fenómeno migratorio, tan de actualidad, motivando a “reflexionar sobre el pasado de manera que ilumine un futuro más solidario”, sostuvo Tamarit. En ese marco de reivindicación crítica se enmarcan las muestras ‘Arribes o te’n vas? Emigració valenciana a Europa (1950-1970)’ y ‘Fronteres d’Europa’.

Fronteres d'Europa. Fotografía de Raquel Abulaila por cortesía del Museu Valencià d'Etnologia.

Fronteres d’Europa. Fotografía de Raquel Abulaila por cortesía del Museu Valencià d’Etnologia.

Xavier Rius, diputado de Cultura, lanzó un “grito de indignación por esa insensibilidad hacia otros pueblos y seres humanos” que buscan una mejor vida fuera de sus países de origen y encuentran el rechazo. “Es deleznable lo que está pasando”, insistió. Las exposiciones pretenden, dijo, que fuera “un libro visual para reflexionar”. Un libro repleto de imágenes que, en el caso de ‘Arribes o te’n vas?’, se compone de 11 relatos, 11 historias de vida, de otros tantos valencianos que emigraron hacia Francia y Alemania, y que, en lo concerniente a ‘Fronteres d’Europa’, refleja la angustia de cuantos sufren por su condición de refugiados.

Como recordó Anna Surinyach, fotoperiodista de la revista 5W, que produce junto a PhotOn Festival y el Museu d’Etnologia esta última exposición, “no son cifras, son personas las que sufren”. Por todo ese sufrimiento, Tania Castro, directora de PhotOn y comisaria de ‘Fronteres d’Europa’, se sumó al grito de indignación del diputado para decir: “Estamos de luto, porque ahora cerramos y blindamos las fronteras; estamos de luto por los miles de niños desaparecidos; estamos de luto, porque no podemos creer que se olvide que un día fuimos nosotros”. Para remover esa memoria olvidadiza existe precisamente la fotografía.

Vista de la exposición Arribes o te'n vas? Fotografía de Raquel Abulaila por cortesía del Museu Valencià d'Etnologia.

Vista de la exposición Arribes o te’n vas? Fotografía de Raquel Abulaila por cortesía del Museu Valencià d’Etnologia.

“La fotografía es memoria y lamentamos que la gente no la tenga”. Por eso Tania Castro señaló que quizás fuera bueno “enviar todas esas fotos a los eurodiputados”. Anna Surinyach abundó en esa idea de memoria: “Intentamos que estos fenómenos no se olviden”. Y fue más lejos: “Dentro de 50 años, cuando veamos estas imágenes, se nos caerá la cara de vergüenza”. Una cara, la de Europa, que a juicio de Agus Morales, también periodista de 5W, “está cambiando, incluso su anatomía”.

Esa Europa receptora de almas en peregrinación y esa misma Europa que vuelve a cerrar las fronteras, en su día abiertas por el Tratado Schengen, es el telón de fondo de ambas exposiciones. Sobre ese telón, decenas de rostros, de personas, de vidas, reflejan los claroscuros del fenómeno migratorio. Fenómeno, como subrayó Rius, no siempre relacionado con los conflictos bélicos, sino con la necesidad de encontrar espacios más favorables para sus vidas. “Esta es una exposición de coyunturas, porque en ellas están las personas”, razonó Raquel Ferrero, que junto a José Vicente Aguilar comisaría ‘Arribes o te’n vas?’ Personas recogidas en fotografías, acompañadas de objetos íntimos, a modo de recorrido vital.

Fronteres d'Europa. Imagen cortesía del Museu Valencià d'Etnologia.

Fronteres d’Europa. Imagen cortesía del Museu Valencià d’Etnologia.

En la muestra ‘Fronteres d’Europa’, cuyo patrocinador principal es la Fundación Cañada Blanch, participan cinco fotógrafos y cinco periodistas, entre los que se encuentran los propios Agus Morales y Anna Surinyach. Aunque “gráficamente no se complementan”, explicó Castro en relación con el diferente status de las imágenes de una y otra muestra, “sí lo hacen en el concepto: la necesidad de emigrar”. Necesidad que la exposición de PhotOn Festival muestra dividida en cinco apartados o coordenadas geográficas. Los mapas sitúan al espectador en el espacio donde tiene lugar el drama, para después reflejarlo con imágenes que van del mar a la tierra, y del estupor a la esperanza, el miedo y la solidaridad. Un centenar de fotografías con las que el Museu Valencià d’Etnologia grita de indignación, al tiempo que se ofrece como contenedor de pensamiento.

Fronteres d'Europa. Museu Valencià d'Etnologia.

Fronteres d’Europa. Museu Valencià d’Etnologia.

Salva Torres