La fotografía humanitaria de Monia Antonioli

Exposición de Monia Antonioli  y Subasta benéfica
Lotelito
C / Barcas, 13. Valencia
Jueves 3 de diciembre, 2015, a las 19.30h

One Day Yes organiza el jueves 3 de diciembre (19.30h) en Lotelito de Valencia un evento solidario con una exposición de fotos sobre África de la fotógrafa internacional Monia Antonioli y una subasta benéfica con el objetivo de recaudar fondos para terminar de construir el comedor y la cocina de la escuela Lamu Twashkhuru Nursery School y garantizar la alimentación de los niños durante seis meses.

Puedes adelantarte a los regalos de Navidad y, al mismo tiempo, contribuir a una buena causa. La subasta solidaria, cuyos beneficios irán destinados en su totalidad al proyecto de la escuela, la presentará la periodista Mariola Cubells  y, además, se esperan muchas sorpresas y gente conocida de la sociedad valenciana. Podrás llevarte desde una bicicleta hasta un jamón, tratamientos de belleza o escapadas de fin de semana, ropa, libros y muchos más objetos y experiencias.

La fotógrafa Monia Antonioli es una reportera gráfica con sede en Londres y alcance internacional. Su trabajo se centra en la fotografía humanitaria y colabora activamente con las organizaciones más pequeñas para ayudar a reconocer el poder de la gente normal y su implicación para mejorar la vida de quienes habitan, sobre todo, el continente africano.

Fotografía de Monia Antonioli, a quien se dedica una exposición en Lotelito.

Fotografía de Monia Antonioli, a quien se dedica una exposición en Lotelito.

La exposición de fotografías de Monia Antonioli se inaugurará el mismo día 3 de diciembre. Monia pasó este verano unos días en la Twashkhuru Nursery School para documentar el trabajo que, tanto su fundador Omar como One Day Yes, están realizando. El resultado, 18 fotografías que se expondrán durante todo el mes en las paredes de Lotelito y que también estarán a la venta para destinar lo recaudado al proyecto de Lamu.

Subasta solidaria

Se podrá pujar por artículos y experiencias donadas por marcas y artistas valencianos que se han querido implicar con la causa. Por ejemplo, artículos de las tiendas de moda y decoración La Chaise retro & med y Madame Frou Frou; Rubio Kids; Coolway y Ulanka; WAU; Hortensia Maeso y Sie7e Gallery. También editoriales han donado ejemplares como Espasa, Penguin Random House y Cuadernos Rubio.

De gastronomía, se podrá conseguir un jamón de Manglano; quesos de “Quesería de mi vida”; productos de La Cuina y Picken de la empresa cárnica Gourmet S.A.; aceite 565 de Diego Barquero; vino ecológico Aranleón y cervezas artesanales de Bierwinkel. Además, habrá experiencias gastronómicas para dos en Lotelito y Portolito; Arrocería Duna; Casa Tavella y otras experiencias como una sesión fotográfica en un estudio profesional; entradas para espectáculos en Espai Rambleta o una escapada de fin de semana de Viajes Marco Polo y Librería Patagonia.

De salud y bienestar se subastarán cestas de producto de Farmacia Margarit; circuitos termales en el hotel Barceló y un tratamiento de belleza en la Clínica del Dr. Mira. Junto a todo esto, muchos más artículos como una bicicleta de montaña Cloot Bike; un cuadro de la pintora Patricia Iranzo  o productos africanos traídos en exclusiva de la isla de Lamu. Algunas personalidades como el periodista Carles Francino también han querido colaborar donando algún objeto personal.

Fotografía de Monia Antonioli cortesía de Lotelito.

Fotografía de Monia Antonioli cortesía de Lotelito.

La Asociación One Day Yes se constituye para apoyar a la escuela Twashkhuru Nursery School de Lamu que mantiene cada día a 25 niños a los que se les da la oportunidad de tener un futuro esperanzador alejado de la pobreza. Construida hace 7 años con botellas de plástico y vidrio recogidas de las calles de la isla, la escuela es un proyecto auténtico que nace al amparo del reciclaje. Además, la música tiene un protagonismo especial ya que su fundador, Omar, es músico y enseña a los pequeños clases de percusión y canciones con mensajes educativos.

Este proyecto tiene un impacto social directo sobre la población de Lamu. Los niños desayunan y comen en la escuela y, además, existe un punto de agua potable que suministra a toda la población que vive alrededor. De esta manera se ha mejorado la calidad de salud de los pequeños y de los vecinos al poder consumir agua potable tratada con buenas condiciones higiénicas.

El objetivo principal de la asociación es garantizar la manutención y educación de los niños de la escuela y hacer que la Twashkhuru Nursery School sea sostenible, independiente y autogestionada por su gente local. Para ello organizan diferentes actividades y acciones de sensibilización como talleres de percusión, charlas, eventos solidarios, subastas benéficas y exposiciones de fotografía como las que tendrán lugar el jueves en Lotelito.

Fotografía de Monia Antonioli.

Fotografía de Monia Antonioli, a quien se dedica una exposición en Lotelito.

Gastronomía y diseño, un plato de éxito

Exposición Gastro+Design
Gastrónoma 2015 de Feria Valencia
Del 14 al 16 de noviembre de 2015

Se consume por la boca, pero también, y de qué manera, por los ojos. De ahí la importancia del diseño a la hora de comprar un producto. “El poder que tiene la imagen sobre la venta es brutal”, explica Pedro González, al frente del estudio de diseño que lleva su nombre, encargado del comisariado de la exposición Gastro+Design en el marco de Gastrónoma 2105. Para poner en valor toda esa creatividad que se halla detrás del éxito de muchas marcas comerciales, se mostrarán 25 trabajos de 16 estudios valencianos en Feria Valencia del 14 al 16 de noviembre.

Gastrónoma 2015, del 14 al 16 de noviembre, en Feria Valencia.

Gastrónoma 2015, del 14 al 16 de noviembre, en Feria Valencia.

Los trabajos de diseño están relacionados con marcas de bebidas, licores, cervezas artesanales, arroces, aceites, jamones o cafés. También con espacios de ocio y restaurantes que por su ambiente resultan singulares. Marcas y espacios que han visto en muchos casos incrementar sus ventas gracias al maridaje entre el producto y su forma de presentación. “Las etiquetas suscitan recuerdo en el consumidor”, subraya González. Y ese recuerdo es el que incita a la compra. Ahora bien, cuidar la imagen sin cuidar al mismo tiempo la calidad del producto no suele funcionar. “Antes te la podían colar, pero al consumidor sólo le engañas una vez”.

El estudio de Pedro González ha sido el encargado de reunir algunos de los primeros nombres del diseño valenciano: Conca y Marzal, Menta, Ibán Ramón y Dídac Ballester, Lavernia & Cienfuegos, Gallén+Ibáñez, Borja García Estudio, Daniel Nebot y Paco Roca, Estudio Pepe Gimeno o el propio organizador, entre otros. Algunos de ellos, como los casos de Nebot y Lavernia, Premios Nacionales de Diseño. Y otros, como Roca, Premio Nacional de Ilustración.

Gastrónoma 2015, del 14 al 16 de noviembre, en Feria Valencia.

Gastrónoma 2015, del 14 al 16 de noviembre, en Feria Valencia.

Estudios y diseñadores ninguneados por la anterior Administración. “Se ha menospreciado a la profesión, contratando a gente amateur y pagando honorarios muy por debajo de lo estipulado”, afirma González. Reconoce que se ha dado “un pequeño paso adelante” con el actual equipo de gobierno, pero que todavía “está lejos” de que haya ese reconocimiento hacia los profesionales del diseño. “Un cartel no se puede hacer por 1000€”, dice. Aunque reconoce que “con todas las obscenidades políticas cometidas se hace ahora difícil de entender que haya que pagar entre 4000 y 6000€ por un cartel, acorde con las tarifas establecidas”.

La exposición Gastro+Design viene a arrojar un poco de luz en relación con esa puesta en valor del diseño. “Tenemos que educar a la Administración para que sepa lo que está comprando”. Del mismo modo que las marcas han de saber que un buen diseño puede favorecer las ventas. Los casos prácticos que se presentan en Gastrónoma 2015 “refuerzan la importancia entre la calidad del producto y la inversión en su presentación como fórmula de éxito”.

Y Pedro González pone su propio ejemplo con el “boom” de Bodegas Hispano Suizas, el diseño de la etiqueta de la cerveza Lalola, de Daniel Nebot y Paco Roca, la identidad visual de los jamones Extrem, de Gallén+Ibáñez, o el diseño de los restaurantes Copenhague, Malmö y Oslo, de Borja García Estudio. “Nos hemos centrado en productos gourmet, para acercarnos a un público quizás más selecto y amante de la gastronomía”. Un público “bipolar” en tiempos de crisis. “Hablamos de gente que consume productos de las grandes superficies y de ese otro que ha provocado el renacer de espacios más especializados”.

En este sentido, Pedro González reconoce que la crisis “ha limpiado el mercado en todos los sectores”, de forma que en el diseño, “antes más atomizado, ahora se ha quedado lo mejor”. Gastro+Design, en Gastrónoma 2015 de Feria Valencia, es un ejemplo de todo ello. También un ejemplo de que “el diseño es garantía de éxito”, concluye el organizador.

Imagen promocional de la exposición Gastro + Design. Cortesía de Estudio Pedro González.

Imagen promocional de la exposición Gastro + Design. Cortesía de Estudio Pedro González.

Salva Torres

“El artista es la gasolina del negocio de la música”

Desayunos Makma en Lotelito
Con Vicente Martínez director, junto a José Nácher, del Postgrado Online en Gestión Empresarial de la Música, impartido en ADEIT de la Universitat de València
Entrevista realizada por Vicente Chambó y Salva Torres: equipo de dirección de MAKMA
El master comienza el 19 de febrero y finaliza el 30 de mayo

Es la cuarta edición del Postgrado de Gestión Empresarial de la Música que organiza la Universitat de València. Pero el primero Online, lo que constituye una actividad pionera en España. Lo dirigen Vicente Martínez y José Nácher, ‘obligados’ por la creciente demanda exterior a crear el master con carácter virtual. Ya se han matriculado alumnos de Madrid, San Sebastián, Cádiz, Zamora o Albacete, aunque la intención es abrir su puerta web al mercado de habla hispana. “Son nuestros hermanos naturales”. Un total de 27 alumnos (hay todavía plazas libres) recibirán este innovador postgrado del 19 de febrero al 30 mayo. Y entre los profesores, algunos ilustres del mundo de la música, como Ariel Rot (ex Tequila) y Santi Balmes (Love of Lesbian).

Vicente Martínez, en un momento de los Desayunos Makma de Lotelito. Fotografía: Gala Font de Mora.

Vicente Martínez, en un momento de los Desayunos Makma de Lotelito. Fotografía: Gala Font de Mora.

El postgrado tiene, desde su puesta en marcha hace cuatro años, un lema que funciona a modo de declaración de intenciones: ‘La música, tu empresa’. ¿A qué se refiere? “Es imposible sobrevivir en el mundo de la música si no conoces cómo funciona a nivel empresarial”. Y Vicente Martínez abunda en ello: “La música tiene una parte artística muy clara, pero sin la parte empresarial no vas a ningún sitio”. Aquello del ojeador que veía tocar a un grupo en su local y se encargaba de promocionarlo sigue teniendo sentido, pero cada vez menos.

“Lo que ayer valía, que era Myspace, hoy ya no vale nada”

“El negocio de la música es cambiante, porque las nuevas tecnologías hacen que tengas que estar reinventando constantemente”. Por ejemplo: “Lo que ayer valía, que era Myspace, hoy ya no vale nada, porque esa herramienta no la utiliza ya casi nadie, lo que te obliga a estar al día de las nuevas herramientas”. Durante cuatro meses, el postgrado de Martínez y Nácher, cuya metodología online se impartirá a través del Aula Virtual (Centro e-Learning) de ADEIT, los alumnos matriculados podrán pasar “de la intuición a la profesionalización” de todo lo relacionado con ese cambiante negocio de la música.

Vicente Martínez, a la derecha, junto a Vicente Chambó, en un momento de los Desayunos Makma de Lotelito. Fotografía: Gala Font de Mora.

Vicente Martínez, a la derecha, junto a Vicente Chambó, en un momento de los Desayunos Makma de Lotelito. Fotografía: Gala Font de Mora.

Cambiante y sufriendo también los embates de la crisis. “El negocio está pasando por un bache increíble, por esa irrupción de las tecnologías. Además, el negocio de la música ya no es lo que era, porque no se limita a la venta de discos, sino que hay otras cosas: alianza con marcas, patrocinadores, redes sociales”. Por todo ello, Vicente Martínez entiende que un postgrado como el puesto en marcha desde la Universitat de València es más necesario que nunca. “Queremos que la gente se vaya con una visión 360º del negocio de la música”.

Vicente Martínez, en los Desayunos Makma de Lotelito. Fotografía: Gala Font de Mora.

Vicente Martínez, en los Desayunos Makma de Lotelito. Fotografía: Gala Font de Mora.

“La música no está igual de valorada que el cine”

Y lo consiguen, a tenor de una encuesta realizada entre casi medio centenar de los alumnos que ya han pasado por el master. “El 88% lo recomienda”. Y lo recomienda por la enseñanza que se imparte y porque “es útil”. Entre esos ex alumnos, Quique Medina, director de Comunicación de Espai Rambleta, o Vicente Sais, miembro del grupo Júpiter Lion. A la formación teórica de la que se encargan profesores de la Universitat Valéncia, se suman las clases magistrales impartidas por profesionales del mundo de la música como Perico Sambeat, Loquillo, Alaska, Pau Donés, Carlos Goñi, Sole Giménez y, en esta cuarta edición, Ariel Rot y Santi Balmes.

Vicente Martínez, en un momento de los Desayunos Makma en Lotelito. Fotografía: Gala Font de Mora.

Vicente Martínez, en un momento de los Desayunos Makma en Lotelito. Fotografía: Gala Font de Mora.

“Nosotros formamos profesionales que luego serán los encargados de crear el tejido musical que hoy todavía no tenemos”. Y Vicente Martínez lo compara con el cine: “A día de hoy, la música no está igual de valorada que el cine, cuya industria tiene más peso”. Algunos de los mimbres para crear ese tejido musical saldrán del postgrado, pero hacen falta más cosas. “No puedes vivir de un festival de música al año, sino que necesitas una programación estable; que no haga cual la batalla por su cuenta y que las instituciones públicas se impliquen, porque sin su ayuda es difícil, por ejemplo, poner en marcha un festival”. Primavera Sound recibe 300.000€ (“y no es mucho”) y BBK Live un millón. En Valencia, habrá que esperar lo que da de sí el Festival de les Arts previsto para el 5 y 6 de junio.

De izquierda a derecha, Salva Torres, Vicente Chambó y Vicente Martínez, en un momento de los Desayunos Makma de Lotelito. Fotografía: Gala Font de Mora.

De izquierda a derecha, Salva Torres, Vicente Chambó y Vicente Martínez, en un momento de los Desayunos Makma de Lotelito. Fotografía: Gala Font de Mora.

“La música hay que pagarla”

Lo que Vicente Martínez tiene muy claro es que “el artista es la gasolina del negocio de la música”. Artistas que suelen estar “en desventaja frente al inversor”, aunque los tiempos están cambiando. “Hay artistas que ya utilizan las nuevas tecnologías en su provecho”. El pionero Postgrado Online en Gestión Empresarial de la Música pretende acercar ese mundo cambiante del negocio musical a cuantos tengan interés en su industria. “Porque la música es industria, no lo olvidemos, y hay que pagar por ella, por mucho que nos hagan creer que es gratis”. De eso nada: “Siempre pagas algún peaje, ya sea porque ofreces tus datos, pagas publicidad a cambio o te llega por algún teleoperador al que ya estás pagando”.

Vicente Martínez, en los Desayunos Makma de Lotelito. Fotografía: Gala Font de Mora.

Vicente Martínez, en los Desayunos Makma de Lotelito. Fotografía: Gala Font de Mora.

Salva Torres

Manuel Portillo, maestro del ‘Fashion Film’

Manuel Portillo, premio en el Festival de Berlín
‘Fashion Film’
Para la marca alicantina Hispanitas

Equidistante entre el mundo de la ficción cinematográfica y la publicidad ha surgido un nuevo género: el fashion film. Se trata de contar una historia en la que la marca que produce la obra tiene una presencia en el argumento. Una forma sutil de promoción que da vía libre a la creatividad del director.

El joven valenciano Manuel Portillo se ha revelado como un maestro en este nuevo género fílmico. Su trilogía realizada para la marca alicantina Hispanitas, que fabrica calzado y bolsos, se ha alzado con numerosos premios internacionales. El último, el del prestigioso Festival de Berlín, fallado el 10 de julio. En total más de 30 nominaciones y tres premios en festivales de referencia como el International Fashion Film Awards de California y el Mercedes Benz Bokeh South African FFF. También ha sido seleccionado para los de Miami y Hollywood, este último considerado a la altura de los Oscar.

Una de las películas 'Fashion Film' del director valenciano Manuel Portillo. Imagen cortesía del autor.

Una de las películas ‘Fashion Film’ del director valenciano Manuel Portillo. Imagen cortesía del autor.

Las grandes marcas como Armani, Prada o H&M realizan los fashion film con el objetivo de distribuirlos por internet, festivales diversos o proyectarlos en sus propias tiendas. En suma, con una doble faceta publicitaria y artística. En el caso de Portillo ha sido la marca alicantina Hispanitas que fabrica calzado y bolsos la que hizo la apuesta.

La trilogía dirigida por Portillo en torno a la marca la conforman tres películas: El artesano, Pasos de Sirena y Un largo camino. Narran la historia de distintos personajes en diferentes  épocas con algo en común: la búsqueda de un imposible en la España de los siglos XVIII al XX. “El éxito que hemos obtenido se debe a que contamos una historia en lugar de limitarnos a hacer un videoarte o un ejercicio visual de estilo sin contenido”, dice Portillo.  “Lo hacemos con un estilo particular, dándole un toque muy personal, profundo y revisando nuestras raíces. Por otra parte, concebimos cada trabajo como si fuera un cortometraje de siete minutos de duración y mimamos hasta el último detalle”.

Fotograma de una de las películas 'Fashion Film' de Manuel Portillo. Imagen cortesía del autor.

Fotograma de una de las películas ‘Fashion Film’ de Manuel Portillo. Imagen cortesía del autor.

La obsesión de una joven por encontrar el tacto perfecto, la historia de amor entre dos almas que nunca llegaron a encontrarse o la soledad y el sacrificio en el camino de un oficio olvidado son los temas que trazan las distintas obras  de la trilogía.

La pujanza del nuevo género se refleja en la aparición de nuevos Festivales de Fashion Films (FFF), cuyo máximo referente es el International Fashion Film Awards de Hollywood.  Portillo obtuvo el Premio a Mejor Fotografía en la pasada edición de 2013 y en esta edición de 2014, que se celebra del 24 al 26 de julio, obtuvo cinco nominaciones por Un largo camino: Mejor Director, Mejor Película, Mejor Fotografía, Mejor Música y Mejor Actor.

“Al principio éramos los únicos españoles, pero ahora ya tenemos algunos colegas”, cuenta Portillo. “La ventaja de este formato es que te da libertad creativa y al mismo tiempo tienes al productor detrás”, concluye.

Fotograma de una de las películas 'Fashion Film' de Manuel Portillo. Imagen cortesía del autor.

Fotograma de una de las películas ‘Fashion Film’ de Manuel Portillo. Imagen cortesía del autor.

Manuel Portillo tiene dos licenciaturas, en Comunicación Audiovisual y Publicidad y Relaciones Públicas. Empezó muy joven en el mundo del cortometraje, con sólo 20 años, por lo que abandonó Valencia en busca de oportunidades. “Soy un obseso de las sensaciones que pretendo evocar con cada historia y de su construcción bella y cuidadosamente imperfecta”, confiesa. “Intento llevar mi visión cinematográfica y mi pasión por la ficción al mundo del videoclip, el fashion film y la publicidad”.

Actualmente lleva a cabo diversos proyectos para marcas de primera línea, como Warner Music, Red Bull, Heineken, Revlon, Sony, Windows y Samsung entre otras. “Confío en que esto sirva para que otras marcas entiendan de una vez por todas, que tenemos que emocionar con nuestro trabajo, y que eso sólo es posible si nosotros mismos nos emocionamos haciéndolo”, concluye.

www.manuelportillo.tv

Fotograma de una de las películas 'Fashion Film' del director valenciano Manuel Portillo. Imagen cortesía del autor.

Fotograma de una de las películas ‘Fashion Film’ del director valenciano Manuel Portillo. Imagen cortesía del autor.

Bel Carrasco