“Estamos preocupados por cosas superfluas”

Inside, de Rafa de Corral
Sporting Club Russafa
C / Sevilla, 5. Valencia
Hasta el 26 de enero de 2018

“Ha sido un trabajo de estar conmigo mismo; algo muy especial, muy íntimo”. Tan íntimo que a Rafa de Corral le ha llevado a sumergirse en lo más hondo de sus propias estructuras volumétricas, profundizando en ellas como queriendo extraerles el alma que atesoran. “Es como un paréntesis en mi trabajo; todavía no sé lo que voy a hacer a continuación”. Un paréntesis en el que el artista bilbaíno afincado en Valencia se ha dejado empapar de la pérdida de un ser querido, mostrando en la veintena de piezas que integra la exposición ‘Inside’ lo real de la experiencia humana.

Inside, outside, de Rafa de Corral. Imagen cortesía del artista.

Inside, outside, de Rafa de Corral. Imagen cortesía del artista.

El Sporting Club de Russafa se hace eco hasta finales de mes de esa intensa dramaturgia interior. Y lo hace mediante un cuidado montaje en el que De Corral, más allá de su destreza técnica, va combinando las diferentes obras para reflejar su estado de ánimo, tan herido como volcado en la cauterización de esa herida a base de un arrebatado impulso creativo. “Son obras que me han salido rapidísimo, como un vómito”. Y lo que vomita el artista es un aluvión de sentimientos que, tamizados por el blanco y negro, aluden a cierta radiografía interior.

“Quería utilizar el grafito por la fuerza que tenía”. No se sabe bien si el grafito o el propio artista, pero en cualquier caso fuerza con mayúsculas. La fuerza que confiere el dolor cuando éste necesita encontrar una salida fructífera, en lugar de emponzoñarse dentro. Rafa de Corral, empujado por esa fuerza aludida, va tabicando las paredes derruidas por efecto de la devastadora muerte, mostrando en el Sporting una suerte de partitura musical wagneriana hecha de oquedades por las que se filtra una luz vivificante.

Rafa de Corral llevando una pieza en su exposición. Imagen cortesía del artista.

Rafa de Corral llevando una pieza en su exposición. Imagen cortesía del artista.

“Son aperturas desde dentro de la figura”. Porque De Corral, aunque próximo a la abstracción geométrica, no termina de desprenderse de la figuración. “La abstracción geométrica es muy rigurosa, muy estricta”, dice. Y la figuración es el punto de anclaje que le permite situarse en un mundo que tanto más lo acoge, tanto más le empuja hacia ese interior desde el que mira en su exposición. ‘Inside’ es eso: un adentrarse en su propio paisaje volumétrico, sabedor de que en su interior se halla el núcleo radical de una existencia todavía herida.

Por eso habla en ‘Telaraña del autoengaño’, una de las piezas de la muestra, de la interrogación más lacerante, aquella que le lleva “a cuestionar cosas, incluido el autoengaño, porque de esa maraña igual no sales”. Al tocar lo real de la existencia, que comparece a modo de agujero hiriente fruto de una muerte cercana, Rafa de Corral siente que la esencia de las cosas muchas veces se nos olvida: “Estamos preocupados por cosas superfluas”. Cosas de las que se hace cargo en su exposición por vía inversa: subrayando lo que de verdad importa; la vida en estado puro.

Introspección retrospectiva, de Rafa de Corral. Imagen cortesía del artista.

Introspección retrospectiva, de Rafa de Corral. Imagen cortesía del artista.

“Ha sido como una liberación total. He podido sacar lo que llevo dentro”. Y como dentro lleva cierto pesar, ha preferido ubicarse en el interior de sus propias estructuras para observar lo que acontece dentro. “Ante la perspectiva de la muerte, te planteas el paso del tiempo”. Un tiempo hecho de instantes que el grafito destaca a modo de raspaduras y mediante una luz que pugna por iluminar el fondo oscuro. “Hay una pelea entre la proyección de la luz y el objeto en sí. También a la inversa: tú estás dentro del objeto y la luz penetra en él”.

‘Inside’, exposición comisariada por Alba Fluixà, quien alude precisamente a esa reflexión “sobre el paso del tiempo, la vida y la muerte” en la muestra de Rafa de Corral, es un título oportuno para revelar ese estado de ánimo. “Iba a titularla ‘Introspección’, pero me pareció un poco manido, aunque se refiriera a ese planteamiento de meditación y de diálogo interior contigo mismo”. Inside le resultó más acertado, por cuanto evocaba ese “estar dentro de las estructuras”. No sólo mentalmente, sino físicamente, en cuerpo y alma.

Salvo un acrílico, el titulado ‘Inside, outside’, todas las demás obras son dibujos sobre tabla que el artista ha preparado con una imprimación en blanco sedoso. “Empecé con éstas de rayo de luz con spray fluorescente”. Y luego, “no sé por qué”, fue dejando a solas el grafito, quién sabe si queriendo manifestar con el más despojado blanco y negro el verdadero estado del alma. “Me fui emocionando al ver el resultado”, dice mientras ultimaba los detalles de la exposición inaugurada el pasado viernes. Un conjunto de “silencios y dudas”, que el Rafa de Corral más íntimo muestra sin tapujos. ‘Inside’, porque ahí dentro suceden muchas cosas de verdad.

Ver noticia en El Mundo Comunidad Valenciana

Rafa de Corral. Imagen cortesía del artista.

Rafa de Corral. Imagen cortesía del artista.

Salva Torres

Cuando un remake es otra cosa en “el interior”

Inside, de Miguel Ángel Vivas
Preestrenos del Festival de Cine Antonio Ferrandis de Paterna
Cines Kinépolis
Avda. de Francisco Tomás y Valiente, s/n. Valencia
Lunes 25 de julio de 2017

Me vuelvo a encontrar con el extraordinario director de cine Miguel Angel Vivas en Valencia, dos años después de que nos presentara en Cinema Jove el trailer de su, por entonces prometedora y hoy gran película ‘Extinction’ (2015). En esta ocasión Vivas traía bajo el brazo una película de encargo y que suponía un reto personal para el realizador, aunque ya contaba con una buena baza en su casillero: fue la fulgurante película inaugural del Festival de Sitges, pero ahora teníamos que saber cómo iba a reaccionar el público a ‘Inside’.

El reto en este remake, como en todos, era comprobar si le hacía algo de justicia al original ‘A l´interieur’ (Julien Maury y Alexandre Bustillo, 2007) o, por el contrario, se quedaba en una mala réplica. Los realizadores Maury y Bustillo llegaron al corazón, o a las tripas, de todos los aficionados al género con una obra oscura, opresora y sucia, enmarcada en una decadencia que te sumergía en la historia que los franceses pretendían despacharnos con absoluto desasosiego. ¿Sería Vivas capaz de remover nuestros estómagos con la misma intensidad?

Fotograma de 'Inside', de Miguel Ángel Vivas. Preestrenos del Festival Antonio Ferrandis de Paterna en los cines Kinépolis de Valencia.

Fotograma de ‘Inside’, de Miguel Ángel Vivas. Preestrenos del Festival Antonio Ferrandis de Paterna en los cines Kinépolis de Valencia.

Lo primero que uno piensa es, ¿por qué un director con proyectos cinematográficos tan interesantes se mete en un remake donde le pueden llover las críticas? “Cuando me ofrecieron el remake de esta película, fue un vértigo”, comenta Vivas con la emoción de un principiante. “¿Cómo vas a hacer un remake de una película que ya funciona perfectamente? Salió una cosa: coger el punto de partida para no hacer un remake, sino una adaptación, coger esa idea, para hacer algo completamente diferente y al final a mí me gusta mucho la provocación”, añade.

Vivas es un director que no tiene reparos en decir lo que piensa, encaja bien las críticas y tiene cintura para moverse en diferentes ambientes, pero en el fondo lo que me fascina de este hombre es su pasión por el cine; otros directores la pierden enseguida, pero él no.

“Yo soy un fan del terror desde pequeño, es el género que más me gusta (…) He querido hacer una película precisamente sobre un género que se está perdiendo, que es el cine de terror de divertimento, con hora y media de no parar. En ‘Secuestrados’ ya hice una película de pasarlo mal; en ésta se trata de pasarlo muy bien. He visto a mi adolescente interior, el que empezó a ver cine con ‘Posesión Infernal’, y he visto a ese chico que se lo pasa mal durante hora y media y cuando sale dice: ¡guau!”.

Laura Harring en 'Inside' de Miguel Ángel Vivas. Preestrenos del Festival Antonio Ferrandis de Paterna en los cines Kinépolis de Valencia.

Laura Harring en ‘Inside’ de Miguel Ángel Vivas. Preestrenos del Festival Antonio Ferrandis de Paterna en los cines Kinépolis de Valencia.

Recordamos un instante de “Secuestrados” (2010) con el director (una enorme suerte poder hacerlo con él) y con otros compañeros, y no nos cabe duda alguna: debe estar por méritos propios entre las cinco mejores películas nacionales de los últimos diez años. En este último trabajo, Vivas sabía que lo miraríamos con lupa y aun así ha querido, con mucho acierto, darle su marchamo.

“La historia cambia desde el principio: el tono, la atmósfera, es una especie de metáfora sobre la maternidad. Yo la he visto como la pesadilla de una madre que tiene miedo de ser madre soltera, o viuda en este caso, la pesadilla que tiene el día de antes de dar a luz, donde ella tiene que volver a nacer”, explica Vivas.

Es puntilloso y trabaja muy bien con los actores; no deja nada al azar, ningún plano ni diálogo está porque sí. “Intenté que cada secuencia fuera un homenaje a cada tipo de género”, comenta con orgullo, sabedor de la importancia que tienen esos detalles para el espectador más sibarita y cinéfilo.

Rachel Nichols en 'Inside', de Miguel Ángel Vivas. Preestrenos del Festival Antonio Ferrandis de Paterna en los cines Kinépolis de Valencia.

Rachel Nichols en ‘Inside’, de Miguel Ángel Vivas. Preestrenos del Festival Antonio Ferrandis de Paterna en los cines Kinépolis de Valencia.

Yo detecto un guiño, entre otros muchos, a ‘Terminator 2′ (James Cameron, 1991) y Vivas me da la razón con una sonora carcajada. Miguel Angel Vivas no sólo basa su trabajo y talento en el cine, sino que lo compagina con la televisión: hace poco le veíamos en dos series de alto octanaje como ‘Mar de Plástico’ o ‘La casa de papel’, y en breve, si los astros así lo desean, veremos ‘Apaches’. Series que nos hacen pensar que en la televisión está el nuevo cine.

“Que la tele es el nuevo cine es mentira. La tele es la nueva tele. La tele es una cosa y el cine es otra. El cine parte de la imagen para contar una historia, la tele parte del diálogo, de la palabra, para contar una historia. Ambas usan la imagen, pero el pilar primero de la televisión es la palabra, mientras en el cine lo es la imagen; también el ritmo es diferente”, apunta el director.

Vivas es un culo inquieto, ya saben, el cine y la tele, y siempre anda metido en algo; cada vez que coincidimos tiene algo pendiente. “Ahora tengo dos proyectos, una película de venganzas homenajeando a todo el cine norteamericano de los ´70 (tenemos ya fecha de rodaje para eso) y otra de terror puro y duro”.

Laura Harring en 'Inside' de Miguel Ángel Vivas. Preestreno del Festival Antonio Ferrandis de Paterna en los cines Kinépolis de Valencia.

Laura Harring en ‘Inside’ de Miguel Ángel Vivas. Preestreno del Festival Antonio Ferrandis de Paterna en los cines Kinépolis de Valencia.

El cine de terror, algo que nos embriaga a muchos, pero que parece no encontrar buen acomodo en las salas nacionales, como si les diera repelús un género que es esencial en otras latitudes. “En España se hace mucho cine de género y las mejores películas de los últimos años son de género, como ‘The Witch’ (Robert Eggers, 2015), ‘Babadook’ (Jennifer Kent, 2014) e ‘It follows’ (David Robert Mitchell, 2014), y son películas de autor (…) ‘It follows’ me fascina, una de las mejores películas del año, y no digo de terror, sino de cine en general”.

Al terminar la charla con el realizador me doy cuenta de lo afortunados que somos de tener en España a directores con la entrega y pasión de Miguel Angel Vivas y, sobre todo, de la enorme cantera de jóvenes promesas. Nuevamente hay que agradecer a Los preestrenos del Festival Antonio Ferrandis de Paterna, por traer a Valencia a gente tan interesante como Vivas.

Javier Caro