Metro cuadrado. La fuerza gravitacional del movimiento

Metro Cuadrado
Grupo de danza 33 Volts
Teatre Carme
Carrer de Gregori Gea, 6. València

El Carme Teatre acoge en sus residencias las distintas investigaciones y actuaciones en torno a la danza y el movimiento. En este marco, entre los días 18 y 21 de octubre pudimos disfrutar de ‘Metro Cuadrado’. Una incisiva pieza que interpela al espectador para desplazarlo de los límites de su zona de confort y confrontarlo con la incomodidad de la realidad misma.

 Iván Colom ataviado con escafandra espacial representando Metro cuadrado. Fotografía de Alain Dacheux.

Iván Colom ataviado con escafandra espacial representando Metro cuadrado. Fotografía de Alain Dacheux.

El grupo de danza 33 Volts consiguió llenar la sala del Carme Teatre de luces y sombras, de cacofonías y sonidos melódicos que llevaban al espectador a una realidad paralela en la cual todo se regía por las delgadas líneas que componen un metro cuadrado. De tela o de fieltro, iluminado o bruno, el cuadrado se convirtió en el regente del espacio y del tiempo de la obra teatral.

Detalle del centro del escenario de la sala Carme Teatre. Fotografía de Alain Dacheux.

Detalle del centro del escenario de la sala Carme Teatre. Fotografía de Alain Dacheux.

Imbuidos por una atmósfera oscura y confusa el espectáculo comenzó desde la calma para pasar a estados de extremo dinamismo en el que los cuatro bailarines conjugaban sus desplazamientos al unísono, generando pulsaciones que fluctuaban entre la bradicardia y la arritmia más absoluta.

Los cuerpos combinados de sugerentes maneras, jugaban con la mente del espectador, quien en las construcciones corpóreas podía vislumbrar las anatomías de un ser monstruoso que avanzaba con ritmo severo hacia el cuadrado, epicentro del cosmos creado por 33 Volts para esta pieza. En torno a esta zona orbitaban los movimientos y desplazamientos de los bailarines, atraídos y a la vez repelidos por la gravedad que ejercía el cuadrilátero.

Iván Colom, Cristina Martí y Edwin Valentín representado Metro cuadrado. Fotografía de Alain Dacheux.

Iván Colom, Cristina Martí y Edwin Valentín representado Metro cuadrado. Fotografía de Alain Dacheux.

La apoteosis final llegó de la mano de la imagen proyectada que ponía el acento en el marcado carácter ecológico de la obra. ‘El lamento de Dido’ de Henry Purcell, impelía al espectador a transitar por sus emociones, mientras contemplaba los estragos del ser humano sobre La Tierra.

Bailarines del grupo de danza 33 Volts representando Metro cuadrado. Fotografía de Alain Dacheux.

Bailarines del grupo de danza 33 Volts representando Metro cuadrado. Fotografía de Alain Dacheux.

“Metro Cuadrado”, transforma danza y movimiento en el catalizador idóneo para experimentar con las emociones del individuo en su paso por  el espacio. La obra en definitiva, permite el deleite de la belleza ecléctica de un espectáculo en el que las Bellas Artes se funden para conformar una crítica reflexiva del espacio, el yo y el nosotros.

Cristina Martí bailarina de 33 Volts. Fotografía de Manu Ramírez.

Cristina Martí bailarina de 33 Volts. Fotografía de Manu Ramírez.

Andrés Herraiz Llavador

La banda sonora de Michavila

Homenaje a Joaquín Michavila
Concierto virtual, dirigido por Ignacio Carrasco
Círculo de Bellas Artes
C / Cadirers, 5. Valencia
Martes 3 de mayo, 2016, a las 19.30h

Dentro del programa con el que el Círculo de Bellas Artes brinda homenaje al pintor Joaquín Michavila, se ofrece este martes 3 de mayo (19.30h), un par de actividades para amantes el arte y la música. Un Concierto virtual con obras de Bach, Schuman, Dvorak y Cage, y una visita guiada a la exposición, Geometría y Ecología en la Sala Martínez Guerricabeitia del Centre Cultural La Nau.

En su sede de la calle Cadirers, se presenta una audición especial en la que se escucharán cuatro obras de otros tantos compositores que influyeron en el proceso creativo de Joaquín Michavila (Alcora, 1926). El artista es un gran apasionado de la gran música, cuyo benéfico influjo ha estado presente en el proceso creativo que ha dado lugar a las creaciones que hoy podemos admirar.

Obra de Joaquín Michavila. Imagen cortesía del Círculo de Bellas Artes de Valencia.

Obra de Joaquín Michavila. Imagen cortesía del Círculo de Bellas Artes de Valencia.

El Concierto virtual consiste en experimentar, en primera persona, la asombrosa facultad que posee un buen equipo electroacústico donde prima el sonido puro. Es decir, se trata de lograr una reproducción musical capaz de transmitir verazmente el contenido sonoro y expresivo de una grabación. Dirigido por Ignacio Carrasco, de Arts Antiqua Audio, la sesión musical durará alrededor de hora y media, se escucharán algunas de las piezas que más han influido en el pintor castellonense. Obras musicales que configuran una suerte de  “banda sonora” vital que siempre ha estimulado su creatividad. El repertorio incluye:  Sebastian Bach (Suite para violonchelo nº 5 en do menor BWV 1011), Robert Schumann (Ciclo de canciones Amor de poeta Op.48), Antonin Dvorak (Trío con piano en mi menor Op.90 Dumky) y John Cage (The Perilous Night).

La sesión, de carácter gratuito y aforo limitado, será presentada por el vicepresidente del Círculo, Nassio Bayarri. El artista, escultor, pintor y académico de número en la Real Academia de San Carlos, realizará una pequeña introducción sobre Joaquín Michavila y cómo ha influido su pasión musical en su proceso creativo.

El Círculo ha organizado también una visita guiada a la exposición, Michavila, Geometría y Ecología en la Sala Martínez Guerricabeitia del Centre Cultural La Nau, la actividad se completa con un taller didáctico por parte de la Universitàt de València, también en La Nau.

Esta iniciativa se enmarca en la semana homenaje que el Círculo rinde al pintor castellonense. Un tributo que se suma al reconocimiento de su trayectoria profesional y artística que otras entidades como la Universitàt de València están llevando a cabo este año. Como acto central del programa, el próximo miércoles 4 de mayo se le entregará la Medalla de Oro del Círculo de Bellas de Valencia, galardón que recogerá Carmen Michavila, hija del artista. Se trata de la más alta distinción que concede esta institución cultural que reconoce a destacadas personalidades del arte o la cultura desde la época de Mariano Benlliure.

Obra de Joaquín Michavila. Círculo de Bellas Artes de Valencia.

Obra de Joaquín Michavila. Círculo de Bellas Artes de Valencia.

Bel Carrasco