Serenates con luz propia

Festival Serenates
Claustro de La Nau
C/ Universitat, 2. Valencia
Del 24 de junio al 8 de julio de 2018 

“Perder la propia vida es una nimiedad, pero perder el sentido de la vida, ver cómo desaparece nuestra lógica, es insoportable. Es imposible vivir una vida sin sentido”. Esta frase de Albert Camus, citada de forma más resumida por Pau Lagunas, asesor de Cultura de la Diputación de València, sirvió para resumir el espíritu de Serenates, el festival organizado por la Universitat de València y el Institut Valencià de Cultura (IVC), que del 24 de junio al 8 de julio celebra su 31 edición en el claustro de La Nau.

Lagunas puso la nota emotiva de una presentación arropada por diversos responsables institucionales públicos y privados, entre ellos Francisco Potenciano, director general del Palau de les Arts que por primera vez colabora con el festival. “La cultura es curadora, balsámica, refrescante. Un canto a la inutilidad de las cosas, pero muy enriquecedora”, lamentablemente “menospreciada”, a pesar de su contribución al PIB y, por tanto, “industria poco reconocida y extremadamente frágil”. “Un bien de primera necesidad”, concluyó Lagunas, en su alegato a favor de esa cultura que venía a representar Serenates.

Cartel de Serenates 2018. Imagen cortesía de La Nau.

Cartel de Serenates 2018. Imagen cortesía de La Nau.

Antonio Ariño, vicerrector de Cultura, apenas pudo adjetivar de “bonito” tan sentida presentación por parte de Lagunas, al que le faltó añadir esta otra afirmación de Camus: “Crear es vivir dos veces”. Creación que en el caso de Serenates se concentra en 13 actuaciones, todas ellas a las 22.30 horas en el claustro de La Nau al precio simbólico de tres euros. La Plaza del Patriarca acogerá los días 6, 7 y 8 julio otras serie de conciertos con entrada libre, que permiten ampliar el programa que rebosa el claustro renacentista.

Pere Fuset, concejal de Cultura Festiva del Ayuntamiento de València, se refirió a la suma de las instituciones como clave del éxito de Serenates: “Hemos pasado de la competición a la cooperación. Es una suma que multiplica”. ¿Significa que los espectadores se han igualmente multiplicado gracias a esa mutua colaboración institucional, que ha permitido dejar de contraprogramarse, al integrar el festival en la Feria de Julio? Fuset respondió a la pregunta saltándose la literalidad de su afirmación, para dejar no obstante claro que “cada vez hay más demanda”, hasta el punto de que los conciertos de la Plaza del Patriarca “están desbordados”, a pesar de la difícil cuantificación de los mismos al ser al aire libre.

Ariño sí constató que las actuaciones del claustro, éstas sí medibles, “sólo se pueden incrementar si hubiera más noches”, por eso la voluntad de crecer les llevó “a salir a la plaza”. Más allá de los datos cuantitativos, Serenates se presentó como un festival “eminentemente valenciano y juvenil”, en el que este año no había estrellas de fuera: “Seguro que de cara al año próximo tendremos alguna”, avanzó Ariño, que destacó la producción propia Reinterpretando la tradición: músicas y coreografías, con la que se presenta al público el Grup de Dansa de la Universitat de València.

Marga Landete, directora adjunta de Música y Cultura Popular del IVC, ser refirió a Serenates como “un referente de la vida musical de la ciudad”, con una programación “eminentemente valenciana y de gran variedad estilística”. Variedad que va de la compañía Komos, que inaugura el festival con la obra Novecento, la leyenda del pianista en el Océano, interpretada por el Coro Eutherpe, a la Orquesta de València, que celebra su 75 aniversario ofreciendo un concierto con obras de Corelli y Mozart. El Centre de Perfeccionament Plácido Domingo mostrará una selección de arias de óperas de Rossini, Bizet o Matilde Salvador, mientras Capella de Ministrers, un habitual del festival, interpretará Arrels, entre la tradició i el patrimoni.

Serenates cuenta con un presupuesto de alrededor de 80.000 euros, gracias a las aportaciones de las instituciones colaboradoras, entre ellas el Banco de Sabadell. La Fundación Bancaja, habitual en el festival, no figura este año entre las entidades que contribuyen con sus ayudas a sostener el evento. Melomans, con la músicomedia 007 Llicència per a cantar, el Orfeón Universitario de València junto al grupo de danza Innovatori del moviment y el ensemble de percusión Perku-va, Milo Ke Mandarina, Efrén López Quartet, Kontakte+Mar Aranda, Teixint Terres y Rascanya, que clausurará el festival, completan la programación. La Orquesta de la Universidad de Alcalá es la única formación no valenciana. Una programación, en suma, sin estrellas pero, como apuntó Lagunas, “de nivel y cualidad incuestionable”.

Responsables del festival Serenates. Imagen cortesía de La Nau.

Responsables del festival Serenates. Imagen cortesía de La Nau.

Salva Torres

Joan Fuster ya tiene su Museo en casa

Museu Joan Fuster
C / Sant Josep, 10. Sueca (Valencia)
Inauguración: miércoles 25 de enero de 2017

El Museu Joan Fuster de Sueca ya es una realidad. La vicepresidenta de la Diputación de Valencia, Maria Josep Amigó, y los diputados Xavier Rius, Josep Bort, Pilar Moncho e Ivan Martí asistieron a la inauguración de un espacio que alberga el legado de este escritor y ensayista, natural de esta localidad de la comarca de la Ribera Baixa y considerado como uno de los intelectuales valencianos más destacados del siglo XX.

Amigó afirmó que se trataba “de un día histórico”. La vicepresidenta alabó la labor desarrollada por el municipio “que ha permitido conservar la casa donde nació Joan Fuster y donde produjo gran parte de su obra”. Asimismo, consideró que se trataba de “algo más que un museo” donde poder contemplar la obra del ensayista de Sueca e incidió en que la apertura daba respuesta “a una deuda pendiente que los valencianos manteníamos con el propio Joan Fuster y con la localidad de Sueca. Porque un personaje de la altura de Fuster merece que todo el pueblo valenciano lo pueda honrar”.

Representantes institucionales durante la inauguración del Museu Joan Fuster. Fotografía de Raquel Abulaila cortesía de la Diputación de Valencia.

Representantes institucionales durante la inauguración del Museu Joan Fuster. Fotografía de Raquel Abulaila cortesía de la Diputación de Valencia.

Para Rius, la apertura del Museu Joan Fuster “supone comenzar a superar la Transición valenciana”, al tiempo que reivindicó que “como pueblo nos merecemos tener abierto el legado de uno de los más grandes intelectuales de nuestra cultura”. Asimismo, la diputada de Turismo y concejala en el Ayuntamiento de Sueca, Pilar Moncho, confesó sentirse “satisfecha después de los enormes esfuerzos económicos y de espíritu que se han requerido por parte de las diferentes administraciones para que este espacio pudiera abrirse al público”.

En este sentido, Moncho estimó que el Museu Joan Fuster supone “un paso obligado que había que emprender para que todos los valencianos puedan conocer la vida y obra de un intelectual que hizo tanto por ellos”.

El acto de inauguración contó con la presencia de autoridades relevantes, como el president de la Generalitat, Ximo Puig, y el conseller de Educación, Investigación, Cultura y Deporte, Vicente Marzá, así como personalidades del mundo de la cultura que han rememorado la figura de Fuster.

Museu Joan Fuster.

Museu Joan Fuster.

Un legado abierto a los valencianos

La exposición permanente del museo, ubicado en los números 8 y 10 de la calle Sant Josep de Sueca, contiene una selecta representación de la colección de arte reunida por Fuster, además de una breve muestra de los documentos que guarda el archivo sobre su vida, sus relaciones epistolares y la manera de trabajar como escritor.

Asimismo, se reúnen todos los escritos de Fuster publicados en monografías propias u obras colectivas, los trabajos editados sobre su figura y las revistas que dirigió, así como un mural donde quedan reflejadas todas las cabeceras que contaron con su colaboración.

El Museu se enmarca dentro del Espai Joan Fuster, una entidad que acoge también un Centro de Documentación y un Aula Didáctica de Cultura Contemporánea sobre el escritor, dirigida por el estudioso de Fuster, Salvador Ortells Miralles, en colaboración con la Conselleria de Educación, Investigación, Cultura y Deporte. En conjunto, se trata de espacios diferenciados que se complementan y se retroalimentan.

Casa Museu Joan Fuster.

Casa Museu Joan Fuster.