MASQUELIBROS. Feria del libro de artista

MASQUELIBROS
Biblioteca Pública Municipal Eugenio Trías. Madrid.
8, 9 y 10 de mayo

MASQUELIBROS, el encuentro dedicado al libro de artista en Madrid, y el más importante de España, celebra este año 2015 su cuarta edición. Habitual del mes de junio, adelanta su fecha a los días 8, 9 y 10 de mayo. Esta edición viene también acompañada de un cambio de ubicación: MASQUELIBROS vuelve con ilusión renovada al entorno de las bibliotecas, y tendrá lugar en la BPM Eugenio Trías, situada en el antiguo pabellón conocido como “La Leonera” de la Casa de Fieras. Este lugar idílico fue mandado construir por Fernando VII y ha sido recientemente intervenido por Araujo y Nadal Arquitectos, que han seguido los preceptos de conservación de la identidad del edificio.

Emilio Sdun en MASQUELIBROS 2014. Imagen Vicente Chambó

Emilio Sdun en MASQUELIBROS 2014. Su obra y su recuerdo estarán presentes en MASQUELIBROS 2015. Imagen de archivo MAKMA, 2014.

En el espacio de la biblioteca coexistirán los libros tradicionales con los libros de artista. Así, el objeto se convierte en sujeto del arte por sí mismo. La selección de expositores de MASQUELIBROS se ha llevado a cabo a través de un comité externo que examinó las propuestas presentadas, que crecen en número cada edición evidenciando la buena aceptación y difusión de la disciplina del libro de artista dentro de las Bellas Artes. Se podrán encontrar artistas, colectivos, galerías, editoriales y escuelas que presentan sus propios proyectos.

Caridad Fernández y Carmen Isasi, de Tres en Suma Espacio de Arte. Masquelibros 2014. Imagen Vicente Chambó.

Caridad Fernández y Carmen Isasi, de Tres en Suma Espacio de Arte. Masquelibros 2014. Imagen de archivo MAKMA, 2014.

Como cada edición, MASQUELIBROS desarrollará un programa de actividades paralelas durante los tres días que dure la feria, dirigidas a colecionistas, profesionales y visitantes y para todas las edades.

Como en las ediciones anteriores, MASQUELIBROS contará con un artista invitado de amplia trayectoria y renombre: Daniel Verbis. Además de pintura, murales e instalaciones, entre otras disciplinas, este artista cuenta con una abundante y magnífica obra sobre papel. Habitual de ferias como ARCO y JustMad, traerá a MASQUELIBROS algunas de sus mejores obras. En anteriores ediciones se ha contado con la presencia de grandes nombres del arte contemporáneo español entre las listas de artistas invitados: Isidoro Valcárcel Medina, Pilar Lara o Mateo Maté. Por otro lado, también destaca la figura del artista revelación, que en esta cuarta edición lleva la firma de Manuel Antonio Domínguez: Entre una extensa programación de presentaciones y mesas redondas, también se podrán seguir varias entrevistas a diferentes artistas en el blog creado para el evento www.masquelibrosferia.blogspot.com .

Imagen de la obra de Domínguez Gómez, artista revelación de MASQUELIBROS 2015

?????

Imágenes de la obra de Domínguez Gómez, artista revelación de MASQUELIBROS 2015. Imágenes cortesía MASQUELIBROS.

Destaca también la presencia de editoriales de culto, como El Caballero de la Blanca Luna con sus reconocidos y galardonados ejemplares: Fábulas y cuentos del Viejo Tíbet, ilustrado por Carlos Domingo; y Fábulas Literarias, ilustrado por María Balibrea y Xus Bueno, ambos distinguidos con el Premio Nacional de Edición (Bibliofilia), Ministerio de Educación Cultura y Deporte, y premio de la Consellería de Educació Cultura i Esports, entre otros. También podrán verse en primicia las primeras ilustraciones que Tánia Blanco está realizando para la edición Fábulas de la Étnia Kikuyu, (Valencia, El Caballero de la Blanca Luna ed.) obra que actualmente está en proceso de creación y verá la luz próximamente.

Fábulas y cuentos del Viejo Tíbet, de El Caballero de la Blanca Luna ed. Valencia 2012.

Fábulas y cuentos del Viejo Tíbet, de El Caballero de la Blanca Luna ed. Valencia 2012.

MASQUELIBROS, también dará lugar a la presentación del primer libro de artista Suso 33, realizado con motivo de su exposición antológica: One Line en Ceart, y que responde al título, 3 Cuaderno Escocia. El libro, está a mitad de camino entre pieza única y edición limitada. Se compone de 400 ejemplares, numerados que serán intervenidos manualmente por el artista.

Por último, entre otras muchas propuestas que llenaran MASQELIBROS en La leonera de la antigua casa de las Bestias de El  Buen Retiro madrileño, la cuidada selección de 11 artistas de la Asociación MAV (Asociación de Mujeres en las Artes Visuales), muestra comisariada por Susana Blas.

Perfectum officium editorial: Vicente Chambó

El Caballero de la Blanca Luna
X Aniversario

Determinadas premisas y presupuestos de la inquietud intelectual alumbran un objetivo último de existencia de acción y producción cuyas redes de manifestación y permanencia atesoran, en el caso que nos ocupa, un inmediato vínculo con aquellas estrategias orientadas al servicio del progreso de los individuos en términos de virtud y excelencia.

Paradigma de perfectum officium, Vicente Chambó (Valencia, 1961) rubrica en el presente  un ideario deontológico a través de la consumación y celebración -en forma de decenio- de su “centro de producción y gestión de patrimonio cultural” ‘El Caballero de la Blanca Luna’, presupuesto de excelsas intenciones cuyo denominatio -recuérdese aquí al singular personaje Sansón Carrasco- hubo germinado al calor del IV Centenario de la I Edición de ‘El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha’ (1605) -primera parte del conspicuo título cervantino- en modo y forma de aproximación y reinterpretación plástica de esta primera novela polifónica, a través de la perspectiva de una veintena de artistas valencianos que exhibieron sus trabajos en la sede en la que aún prosigue su director, en pleno corazón de Ciutat Vella.

Detalle de la exposición conmemorativa por el IV Centenario de El Quijote, en El Caballero de la Blanca Luna. Imagen cortesía de Vicente Chambó.

Detalle de la exposición conmemorativa por el IV Centenario de El Quijote (2004), en El Caballero de la Blanca Luna. Imagen Consuelo Chambó.

No se antoja errática ni estocástica la deriva que ‘El Caballero de la Blanca Luna’ ha tomado desde su alumbramiento una década atrás. Lo que Vicente Chambó incoa como “proyecto integral”, en cuanto a la recuperación de un espacio arquitectónico depauperado y reconvertido en epicentro de creación, debe entenderse a través de lo que supone para la ecología política el productivismo, huyendo así, como incólume homo ecologicus, de la teleológica producción de bienes materiales -de inherente pervivencia finita- como exclusivo sinónimo de progreso económico y social. Es a partir de este precepto como más notablemente puede comprenderse la metodología de trabajo que emprende a continuación y logra consumarse como un proyecto de diagnóstico, diseño, ejecución y evaluación materializado a través de un sello editorial indubitablemente mirífico.

Detalle de ilustraciones pertenecientes a 'Fábulas literarias'. Imagen cortesía de Vicente Chambó.

Detalle de ilustraciones pertenecientes a ‘Fábulas literarias’. Imagen cortesía de Vicente Chambó.

La singularísima reedición de ‘Fábulas literarias’ -del neoclásico poeta tinerfeño Tomás de Iriarte, con ilustraciones de María Balibrea y Xus Bueno- y ‘Fábulas y Cuentos del Viejo Tibet’ -compilados por el propio Chambó, quien rubrica, además, un decisivo relato/exordio en “voz femenina” para perfilar la deriva de sus protagonistas, e ilustrado por Carlos Domingo- (Premio Nacional de Edición 2008 y 2012, respectivamente, en la modalidad de Libros de Bibliofilia), no sólo permiten al editor valenciano recuperar ecuménicamente el prosopopéyico género literario y didáctico de la fábula, como cáustico hontanar de aprendizaje, sino que sitúan a ‘El Caballero de la Blanca Luna’ como referente inexcusable en el campo de la edición de “Libro de artista” (atendiendo a un sentido primigenio de universalización y acercamiento pedagógico del arte al ámbito consuetudinario de los ciudadanos) y para el estudio de los procesos metodológicos de cada edición que el propio Chambó exhorta a descubrir en cada una de sus manifestaciones o ensayos, como en el reciente opúsculo ‘El libro debe superar al árbol’, publicado por la Societat Bibliogràfica Valenciana Jerònima Galés en el volumen conmemorativo ‘Pasiones Bibliográficas’, fruto de su vigésimo aniversario.

Ejemplar de 'Fábulas y Cuentos del Viejo Tibet'. Imagen cortesía de Vicente Chambó.

Ejemplar de ‘Fábulas y Cuentos del Viejo Tibet’. Imagen cortesía de Vicente Chambó.

En éste último, el editor valenciano pormenoriza cuantas vicisitudes y detalles técnicos hubieron sido decisivos para la constitución de ‘Fábulas y Cuentos del Viejo Tibet’ (estampación de los ejemplares en una superviviente imprenta del Berlín Este de la extinta RDA, “juegos de apreciación” vinculados con el empleo de la tipografía móvil, sellos de fantasía, etc), sino que brinda al lector -y a quien goza del placer de su conversación- el confín de sus motivaciones últimas a la hora de emprender un proyecto editorial, subrayando “al libro como soporte de comunicación y transmisión de conocimientos, pero también como espacio de creación e investigación”, y dibuja un mapa de responsabilidades que asume como editor -y traslada a sus homólogos- en pos del “problema ecológico, el problema energético y el problema humanitario”.

Ilustración de Xus Bueno para el proyecto '1808-2008. La Revisión'.

Ilustración de Xus Bueno para el proyecto ’1808-2008. La Revisión’.

A lo largo de los dos últimos lustros ‘El Caballero de la Blanca Luna’ no se ha distinguido únicamente como lacre editorial, sino que enarbola una de sus extremidades en labores de comisariado artístico a través de la consumación de diversos proyectos, como ’1808-2008. La Revisión’ -una aproximación reinterpretativa de la iconografía vinculada con la Guerra de la Independencia Española en su II Centenario a través del trabajo de diversos artistas plásticos, erigiéndose en un precedente para el ulterior volumen ‘Fábulas literarias’- y ‘Fabularte’, senda de “mensaje didáctico de las fábulas y los cuentos populares y tradicionales interpretado en artes plásticas”, cuya última exhibición, emparentada con las fábulas del ínclito Esopo a través del grafito de Carlos Mondriá, puede visitarse en el vestíbulo y sala central del Hotel del Carmen de Valencia, generosamente familiarizado con la trayectoria de ‘Fabularte’ durante el último lustro.

'El caballo y el soldado', de Carlos Mondriá. Imagen de Jose Ramón Alarcón.

‘El caballo y el soldado’, de Carlos Mondriá. Imagen de Jose Ramón Alarcón.

De este modo y con pedagógica voluntad contemporaneizante, ‘El Caballero de la Blanca Luna’ se polariza, desde sus orígenes, en torno de la producción de nuevo patrimonio cultural, decisiva determinación que debe reseñarse por lo que supone de conciencia ulterior en materia de significancia y testimonio, preservación y trascendencia para un horizonte endocultural de frágiles cimientos presentes.

Jose Ramón Alarcón