Ximo Tebar con toda su alma en el Palau

Con Alma & United, de Ximo Tebar
Palau de la Música
Paseo de la Albereda, 18. Valencia
Martes 17 de julio de 2018

El guitarrista valenciano presentará su nuevo disco ‘Con Alma & United’ (Warner). Un trabajo basado en recreaciones peculiares y progresivas de célebres estándares de jazz como ‘Con Alma’ de Dizzy Gillespie, ‘Take Five’ de Paul Desmond, ‘Caravan’ de Duke Ellington, o una versión en clave de jazz mediterráneo del adagio del Concierto de Aranjuez de Joaquín Rodrigo, que entre otras composiciones de Shorter, Mingus o Monk, completan el repertorio de esta nueva gran producción de Ximo Tebar que como novedad incluye nuevos ingredientes como “la incorporación de gestos del sonido mediterráneo característico de Tebar mezclando cadencias flamencas, sonidos brillantes y ritmos contundentes dentro de un jazz puro con un lenguaje contemporáneo rebosante de sonidos sorpresa. Un nuevo giro en la carrera de nuestro guitarrista más internacional; uniendo -en cuerpo y Con Alma- una nueva fusión que nos lleva del Son Mediterráneo al Mainstream Progresivo”, apostilla José Pruñonosa en las notas del disco.

El guitarrista Ximo Tebar con la obra de Rebeca Plana al fondo. Imagen cortesía del Palau.

El guitarrista Ximo Tebar con la obra de Rebeca Plana al fondo. Imagen cortesía del Palau.

El grupo del guitarrista valenciano contará en el concierto del Palau de la Música con el extraordinario batería norteamericano Nathaniel Townsley, colaborador habitual de Tebar. Townsley es actualmente uno de los baterías más influyentes del jazz fusión. Ha girado y grabado con Joe Zawinul, Stevie Wonder, o Mariah Carey, y tambien trabaja habitualmente con Alejandro Sanz. En el nuevo ábum de Ximo Tebar «Con Alma & United» participa en tres cortes: Poinciana, Goodbye Pork Pie Hat y Take Five. La formación la completan el bajista madrileño Victor Merlo, reconocido musico de jazz y colaborador habitual de Joan Manuel Serrat, y el pianista de jazz valenciano, y vástago de Ximo Tebar, Will Martz.

Hace más de tres décadas, el guitarrista, compositor y productor valenciano de jazz Ximo Tébar comenzó a promover sus propios proyectos fusionando el jazz con la música mediterránea. El resultado de su extraordinario trabajo de investigación sobre la fusión de la música mediterránea con el jazz lo ha llevado a ser distinguido como creador del “Son Mediterráneo”, un sonido jazz con sabor y fragancia mediterránea, “jazz con sabor a mar”.

Reconocido por la prensa especializada internacional como un músico experimental, progresivo e innovador, su forma de tocar la guitarra ha sido respaldada públicamente por destacados maestros de jazz como Benny Golson y George Benson. Tebar siempre se ha codeado con gigantes del jazz (Johnny Griffin, Benny Golson, Lou Bennett, Lou Donaldson, Joey DeFrancesco, Dr. Lonnie Smith, Joe Lovano, Arturo O’Farrill, Tom Harrel, Dave Schnitter, Idris Muhammad…), y ha sido premiado en varias ocasiones por el Ministerio de Cultura como Mejor Solista de Jazz Nacional, y por el programa de TVE «Jazz entre amigos» con dos premios «Dexter Gordon». La Asociación Internacional de Educadores de Jazz (IAJE) también premió a Tebar en Nueva York por su aportación en la transmisión y la enseñanza del jazz.

Su extensa discografía (18 discos como líder), los numerosos premios que ha obtenido, las excelentes críticas que ha recibido, y sobre todo el eclecticismo y modernidad de su música le han llevado a ocupar un lugar preferencial en el mundo del jazz actual que le reconoce como un gran conocedor de esta tradición.

Ximo Tebar y Nathaniel Townsley en concierto. Imagen cortesía del Palau.

Ximo Tebar y Nathaniel Townsley en concierto. Imagen cortesía del Palau.

La Banda del Pepo conoce un lugar

La Banda del Pepo (28 enero) y Nes (30)
Sala Russafa
C / Denia, 55. Valencia

La música continúa siendo protagonista en Sala Russafa con dos propuestas muy distintas. El jueves 28 (21.30h), el centro cultural acoge la actuación de La Banda del Pepo, formación de origen murciano pero que recoge influencias musicales que mezclan la base flamenca con instrumentos y sonoridades griegas, turcas, árabes e incluso indias en un claro ejemplo de las llamadas “músicas del mundo”.

Christos Barbas, J.A. Aarnoutse, Diego López, Jaume Pallardó, Abel García y la bailarina de danza del vientre Sara Guirado, liderados por Pepo Sánchez, conforman esta banda que  cumple 15 años en activo y que presenta su tercer disco, Sé de un lugar. Tras pasar por destacados festivales de países como Portugal o El Cairo, además de La Mar de Músicas (Cartagena) o Getxofolk (Bilbao), entre otros, La Banda de Pepo recala en Valencia en una actuación en la que repasarán sus nuevos temas con la frescura, el ambiente festivo y la cercanía que caracterizan a sus directos.

La banda Nes. Imagen cortesía de Sala Russafa.

La banda Nes. Imagen cortesía de Sala Russafa.

La fusión también marca el carácter del trío afincado en Valencia Nes, ganador del Premio del Público de Sala Russafa al Mejor Directo la temporada pasada. El domingo 31 (19h) regresa al centro cultural con su jazz elegante, que se desliza entre el blues, el soul y la chanson française a bordo de la sedosa voz de Nesrine Belmokh.

La cantante y violonchelista franco-argelina forma parte de la Orquesta del Reina Sofía y de la West Eastern Divan Orchestra, de Daniel Barenboim, aunque también ha puesto voz al espectáculo Amaluna del Circo del Sol.

Junto a dos virtuosos del jazz, el violonchelista Matthieu Saglio (Jérez-Texas, con conciertos en más de 30 países) y el percursionista David Gadea (colaborador de artistas como Soledad Giménez, Ximo Tébar o Thaïs Morell), explora otras influencias musicales en una propuesta que diluye fronteras idiomáticas, pasando del inglés al francés y árabe.

Canciones que exploran las emociones, transitando entre la melancolía, la emotividad y la explosión de alegría en una propuesta llena de estilo, vitalismo y personalidad, que encuentra en el teatro de Sala Russafa la acústica y el escenario perfecto para un directo cautivador.

La Banda del Pepo. Imagen cortesía de Sala Russafa.

La Banda del Pepo. Imagen cortesía de Sala Russafa.

Sagunto viste la túnica clásica

‘Antígona’, de Sófocles, ‘El Eunuco’, de Terencio y ‘Pluto’, de Aristófanes
Festival d’Estiu Sagunt a Escena
Hasta el 22 de agosto

El Festival d’Estiu Sagunt a Escena llega a su recta final en clave clásica, combinando el drama con la comedia. Piezas que beben en las fuentes del teatro de todos los tiempos, compartiendo cartel con festivales como Mérida, Almagro o Peralada: ‘Antígona’ de Sófocles, ‘El Eunuco’ de Terencio y ‘Pluto’ de Aristófanes.

El 16 de agosto Sennsa Teatro presentó ‘Antígona’ de Sófocles en una versión de José Manuel Mudarra. El montaje recreó un escenario dominado por la destrucción de la guerra y el odio, personajes profundamente humanos regidos por sus ideas y sus pasiones. ‘Antígona’ es un símbolo de libertad y de oposición a la tiranía, que hace de la violencia y el miedo su escudo protector y su fortaleza.

Cartel de 'El eunuco'. Festival d'Estiu Sagunt a Escena.

Cartel de ‘El eunuco’, de Terencio. Festival d’Estiu Sagunt a Escena.

La ‘Antígona’ de Sennsa Teatro se presentó como una propuesta de creación libre, expresiva y poética, una propuesta sensible a la injusta condición de sumisión de la mujer por parte de los poderes. Una propuesta contra la barbarie. La de ahora, la de ayer y  la de siempre.

El crítico George Steiner destaca la persistencia del mito de Antígona en la cultura de Occidente y lo explica por su rico contenido, ya que en él se condensan los cinco conflictos fundamentales que a su juicio dan origen a todas las situaciones dramáticas. El enfrentamiento entre Antígona y Creonte sobre el destino de los restos de Polinices plantea a la vez los conflictos entre hombres y mujeres, entre la vejez y la juventud, entre la sociedad y el individuo, entre los seres humanos y la divinidad, y entre el mundo de los vivos y el de los muertos.

Sandra Pozo, Juanra Real, Javier Martín, Marta Díez, Thais N. Izquierdo, Marina Miranda y Ángela G. Olivencia fueron sus intérpretes, con el coro de Shaula Lasarte, Eva Losada y Amelia Flores.

Rostros muy conocidos de la televisión, como Pepón Nieto, Anabel Segura o Antonio Pagudo estarán en el escenario del Teatro Romano el 20 de agosto. Interpretan ‘El Eunuco’ de Terencio en una divertida versión de Jordi Sánchez y Pep Antonio Gómez dirigida por este último. Nueve personajes enloquecidos por el amor, el dinero, la pasión, el orgullo, los celos y los equívocos. Nueve personajes y otras tantas historias que se entrecruzan en un montaje que transita sin rubor por el teatro clásico grecolatino y el musical, la comedia de situación y el vaudeville. Un ritmo endiablado en lo que pretende ser y será toda una fiesta de principio a fin. Otros intérpretes: Jorge Calvo, Marta Fernández Muro, Alejo Sauras y Eduardo Mayo.

Cartel de 'Pluto', de Aristófanes. Festival d'Estiu Sagunt a Escena.

Cartel de ‘Pluto’, de Aristófanes. Festival d’Estiu Sagunt a Escena.

El tándem Emilio Hernández / Magüi Mira conduce la versión de ‘Pluto’ de Aristófanes sobre el dinero, un tema  a la orden del día, protagonizada por Javier Gurruchaga y Marisol Ayuso. ‘Pluto’, el dios del dinero, canta ciego por las calles. Está triste porque no sabe a quién se da. Quisiera repartirse con justicia entre toda la gente honesta. Los que no lo tienen lo reclaman, y los que ya lo tienen no lo quieren soltar.

Crémilo, un agricultor arruinado, le devuelve la vista y empieza la fiesta. Un sueño para unos, una pesadilla para otros. ‘Pluto’ es la historia de una utopía, del sueño del reparto justo de la riqueza, del dinero. Humor que hace reflexionar. Un humor ácido, satírico, deslenguado, que nos invita a la fiesta de la utopía. Intérpretes: Javier Gurruchaga, Marisol Ayuso, Marcial Álvarez, Jorge Roelas y Ana Labordeta.

El 22 de agosto culmina el festival con ‘Per Sempre Nino Bravo’, un homenaje en el 40 aniversario de la muerte del cantante. Un concierto en vivo con canciones interpretadas conjuntamente por el propio Nino Bravo en pantalla y destacados artistas invitados, todos ellos valencianos. Inhumanos, Javier Agulló, Ximo Tébar, Isabel Julve, David Pastor, entre otros. Canciones de Nino Bravo en clave de jazz, flamenco, lírico, reggae, pop y rock. Dirección artística y musical: Nacho Mañó i Ximo Tébar. Homenatge de la Generalitat Valenciana.

Una escena de 'Antígona', de Sófocles, en versión de José Manuel Murrada. Imagen cortesía de Sagunt a Escena.

Una escena de ‘Antígona’, de Sófocles, en versión de José Manuel Mudarra. Imagen cortesía de Sagunt a Escena.

Bel Carrasco

El IVAM, reina por un día

Colección del IVAM. XXV aniversario
Institut Valencià d’Art Modern
C / Guillem de Castro, 118. Valencia
Hasta el 4 de mayo

Imagen de la Reina Doña Sofía, en un momento de su visita al IVAM.

Imagen de la Reina Doña Sofía, en un momento de su visita al IVAM.

La Reina Doña Sofía vino de rojo a Valencia para la celebración del 25 aniversario del IVAM. Entró entre aplausos al museo y, en una visita guiada que duró algo más de una hora, fue despachando curiosa las 430 obras seleccionadas por el comisario Francisco Jarauta para conmemorar la efemérides. Detrás, un sequito de periodistas, reporteros gráficos, artistas y responsables institucionales seguían atentos el avance regio. 25 años de historia museística concentrados en apenas 70 minutos. La Reina Sofía, de rojo, marcó la pausa de un recorrido expositivo integrado por lustrosas obras de la colección del IVAM. Colección a la que Jarauta dijo haber intentado darle “el valor que se merece”.

La Reina Doña Sofía, durante la inauguración de la exposición conmemorativa de los 25 años del IVAM. Foto: Miguel Lorenzo

La Reina Doña Sofía, durante la inauguración de la exposición conmemorativa de los 25 años del IVAM. Foto: MAKMA.

El Institut Valencià d’Art Modern brilló con luz propia en su 25 cumpleaños y, a rebufo del intenso rastro dejado por la Reina Sofía, diríase que él también fue reina por un día. Atrás quedaban las críticas recibidas por el “deterioro agresivo en su mala gestión”, que colectivos como la Associació Valenciana de Crítics d’Art o Artistes Visuals de València, Alacant i Castelló denunciaron en un comunicado firmado con título harto elocuente: “El ocaso del IVAM”. De las críticas, injustas o no, nada quiso saber el comisario Jarauta que, preguntado al respecto, respondió: “No tengo el briefing de esas críticas, pero en todo caso yo únicamente me he hecho responsable de esta exposición”.

Obra de Darío Villalba en la exposición 'Colección del IVAM. XXV aniversario'.

Obra de Darío Villalba en la exposición ‘Colección del IVAM. XXV aniversario’.

Y de ella habló, no sin antes afirmar que muchas veces “los árboles no dejan ver el bosque”. Vamos, que tanta crítica impedía reconocer el hecho de que en el IVAM se partió de cero, en aquel 1989 de su inauguración, y ahora posee cerca de 11.000 piezas de indudable valor. Todas ellas a disposición de Jarauta, para el montaje de una muestra lacónicamente denominada Colección del IVAM. XXV aniversario. Exposición dividida, según explicó el comisario, en tres etapas: la que va de las vanguardias al final de la II Guerra Mundial; de los 50 a los 90, y la que culmina en la actualidad.

La Reina Sofía, junto a una veintena de artistas en la conmemoración del 25 aniversario del IVAM. Foto: Miguel Lorenzo.

La Reina Sofía, junto a una veintena de artistas en la conmemoración del 25 aniversario del IVAM. Foto: MAKMA.

De la primera, Jarauta señaló que puesto que el IVAM “no cuenta con obra importante de ese periodo”, se había tirado de archivo, principalmente “documentos, revistas y dibujos”. La Reina, según subrayó el comisario, mostró especial interés por la sala dedicada precisamente a la guerra. El informalismo europeo y el expresionismo abstracto norteamericano, con obras de Pollock, Barnett Newman, Dubuffet, Saura, Chillida, Tàpies, Rauschenberg o Johns, entre otros, integran la segunda fase. De la tercera se ocupó el propio Jarauta en un “diálogo personal con obras que hablan de los problemas del arte en la actualidad”.

Detalle de la obra de Arnulf Rainer en la exposición 'Colección del IVAM. XXV aniversario'.

Detalle de la obra de Arnulf Rainer en la exposición ‘Colección del IVAM. XXV aniversario’.

Entre esos problemas figuran, qué duda cabe, la manida crisis económica. A ella se refirió Francisco Jarauta: “El IVAM tiene que encontrar su lugar en un momento donde la financiación resulta escasa”. Para hallar ese lugar, más que las cuentas importan los criterios que el museo dirigido por Consuelo Císcar desarrolle. Y aquí, de nuevo, surgen las críticas: “Existe una ausencia total de profesionalización en los procedimientos empleados por la dirección del centro y que en un sinfín de ocasiones hemos denunciado públicamente”, señala el comunicado de los críticos de arte y artistas visuales. El nuevo consejo rector del IVAM, integrado en su mayor parte por cargos políticos, tampoco ayuda a esa mejora de los criterios que permitan devolver al museo valenciano su buen lugar en el panorama internacional.

La celebración del 25 cumpleaños es una buena ocasión para retomar el rumbo. La colección presentada, y una vez más bautizada por la Reina Sofía, como ya lo hiciera cuando el IVAM nació, sin duda merece ser puesta en valor. Pertenece a miles de artistas que entonces, al igual que ahora, esperan su oportunidad. Oportunidad que sólo profesionales como los Vicente Todolí o Carlos Pérez de turno pueden otorgar con el criterio debido. Más profesionales, pues, y menos carácter político del consejo rector. Entretanto, feliz cumpleaños IVAM, el día en que la Reina tiñó de rojo sus dependencias.

Obra de Richard Linder en la exposición 'Colección del IVAM. XXV aniversario'.

Obra de Richard Linder en la exposición ‘Colección del IVAM. XXV aniversario’.

Salva Torres