Los disparates del corazón

Per amor, de Amparo Vayá
Sala Russafa
C / Denia, 55. Valencia
Viernes 12 y sábado 13, a las 20.30h, y domingo 14 de febrero, 2016, a  las 19.00h

Al amor está en el aire este fin de semana, asfixiante para algunos y un delicioso perfume para otros. Cuando Cupido afina su puntería, Sala Russafa estrena en Valencia Per amor (del 12 al 14 de febrero) dentro de su ‘V Ciclo de Compañías Valencianas’ que hasta mediados de abril hace un repaso a nuestra escena exhibiendo el trabajo de cinco formaciones locales.

En su segunda semana de programación, es el turno de la compañía saguntina Vera Teatre, que llega al centro cultural de Ruzafa capitaneada por Amparo Vayá, veterana de los escenarios valencianos que cumple 20 años sobre las tablas. La actriz escribe y dirige esta comedia fresca y alocada, su quinto espectáculo como directora y dramaturga. Un montaje en valenciano que habla de los disparates que puede llevarnos a hacer el corazón.

Per amor, de Amparo Vayá. Imagen cortesía de Sala Russafa.

Per amor, de Amparo Vayá. Imagen cortesía de Sala Russafa.

Cuatro personajes interpretados por los actores valencianos Mila Fernández, Miryam Garcés, Toni Llorens y Jaime Vicedo dan vida a seis peculiares escenas en las que encontramos testimonios, juegos amorosos, empresas de contactos, ‘singles’, amados y amantes, desesperados, capaces protagonizar hasta un crimen pasional.

Y es que, ¿quién no ha jugado a ser otro, ha intentado dejar de fumar, ha amado sin mesura o incluso ha escuchado a Los Pecos por amor? Ya lo decía Shakespeare: “¡Oh amor poderoso!, que a veces haces de una bestia un hombre, y otras de un hombre una bestia”. Teatro fresco, dinámico y divertido para hablar de ese sentimiento, brutal y delicado, al que nadie escapa y menos en estos días en los que todo se alía para celebrar el enamoramiento.

Miiedo, de El Perro Azul. Imagen cortesía de Sala Russafa.

Miiedo, de El Perro Azul. Imagen cortesía de Sala Russafa.

Miiedo

Dentro de la programación familiar, vuelve al centro cultural de Ruzafa la compañía riojana El Perro Azul, que la pasada temporada presentó la pieza Superhéroe y se hizo con el Premio del Público de Sala Russafa al Espectáculo Revelación gracias al montaje Globe Story. Ahora regresan para estrenar en Valencia Miiedo (13 y 14 de febrero), una propuesta cargada de ternura e imaginación.

Inspirado por el poeta y dramaturgo alemán Friedrich Hebbel, quien escribió que “el miedo llamó a la puerta, la confianza abrió y  fuera no había nadie”, Jorge Padín firma y dirige esta que pieza enseña a los pequeños a mirar con serenidad a los ojos del miedo.

Sobre el escenario, un cubo de madera y unas sábanas que lo mismo son una cama, que la clase del colegio o un barco que capitanea el protagonista, un niño interpretado por Fernando Moreno, acompañado por su perro de peluche, que hace las veces de grumete para  surcar almohadas, entre sueños, recuerdos y pesadillas.

Una pieza con un rico lenguaje poético y un ambiente mágico, cargado de sugerencias, que invita a espectadores a partir de 5 años a reconocer como una parte más de su realidad aquello que les asusta y que les anima a hablar con sus temores cara a cara, armados de tesón y valentía.

Per amor, de Amparo Vayá. Imagen cortesía de Sala Russafa.

Per amor, de Amparo Vayá. Imagen cortesía de Sala Russafa.

 

Ya lo decía tu madre…

Río por no llorarme, de Barbàrie Teatre
V edición del Ciclo de Compañías Valencianas
Sala Russafa
C / Denia, 55. Valencia
Del 5 al 7 de febrero de 2016

‘Ves, te lo dije…’; ‘no te tragues el chicle, que se te van a pegar las tripas’; ‘bébete el zumo antes de que se vayan las vitaminas’; ‘cuando tengas hijos te acordarás de mí’; ‘porque lo digo yo y punto’; ‘no me, no me…que te, que te…’, son algunas de esas frases míticas que todos hemos oído alguna vez en boca de nuestra madre. Sentencias que, sin saber por qué, se repiten generación tras generación, haciendo que las relaciones materno-filiales sean prácticamente las mismas en la antigua Mesopotamia que en lo más profundo de Ruzafa. Un compendio de sabiduría, sinsentido y desesperación que recoge la comedia Río por no llorarme (del 5 al 7 de febrero).

Esta propuesta inaugura la V edición del ciclo de Compañías Valencianas de Sala Russafa, que hasta finales de abril traerá las propuestas de cinco formaciones locales entre las que también se incluyen Vera Teatre, Redola Teatre, Xhido Dansa-Teatre y Bramant Teatre. Una programación para la que el centro cultural ha creado un abono que permite disfrutar de los 5 espectáculos por 39€.

La primera en saltar al escenario es Barbàrie Teatre para llevar a las tablas esta historia escrita por Xavi Domenech que ya pasó por el festival Russafa Escénica con gran éxito de público y que recientemente ha formado parte de la selección que el Rialto ha hecho de este festival.

Río por no llorarme. Imagen cortesía de Sala Russafa.

Río por no llorarme, de Barbàrie Teatre. Imagen cortesía de Sala Russafa.

Tomando siempre como punto de partida el humor, Río por no llorarme aborda la complejidad y diversidad de la relación entre madres e hijos. Un abismo que Sala Russafa intenta suavizar lanzando un descuento del 20% para aquellos espectadores que se atrevan llevar al teatro a sus madres.

Con una narrativa impecable, el montaje va combinando diferentes lenguajes entre los que destacan la interpretación y la danza, acompañados de novedosos recursos plásticos y audiovisuales. Y los jóvenes intérpretes Joan Ballester, Vicent Domingo, Àgueda Llorca y José A. Rodríguez dan vida a diversos personajes entre los que aparecen mamás amantísimas, sufridoras, ausentes, modernas, coraje, madrecitas del alma querida y hasta la madre de Bambi.

Todas ellas tienen su hueco en esta comedia que recurre al imaginario colectivo para mostrar un puzzle de situaciones fácilmente reconocibles que llevan al espectador de la carcajada a la emoción.

Un particular y divertidísimo homenaje a la figura materna porque madre no hay más que una, pero todas tienen algo en común… esa infalible zapatilla que, si lanzaran al unísono, haría temblar la Tierra.

Río por no llorarme. Sala Russafa.

Río por no llorarme, de Barbàrie Teatre. Imagen cortesía de Sala Russafa.