La pureza de las formas de Silvestre Moros

20 esculturas, 1 escultor. Silvestre Moros
Ca la Vila
Plaça Major, 1. Llíria (Valencia)
Hasta el 30 de septiembre de 2017

«Siempre he tendido hacia el esquematismo buscando la síntesis como forma de abstracción. Creo que he hecho una lectura personal de la forma tratando de aprovechar lo esencial» (Silvestre Moros)

La exposición ’20 esculturas 1 escultor. Silvestre Moros’ presenta una selección de los trabajos planteados por el artista desde 2013 hasta la actualidad. Se trata de una revisión de sus dos últimas series escultóricas, oportunamente complementadas con algunas piezas que se ha considerado pertinente aportar a la mirada del presente.

Obras de Silvestre Moros. Imagen cortesía de la organización.

Obras de Silvestre Moros. Imagen cortesía de la organización.

Optando por la pureza de las formas que huyen de lo accesorio, la serie con mayor presencia en esta muestra está compuesta por cabezas que conjugan armoniosamente líneas y volúmenes que, en su conjunto, son un modelo de síntesis, capacidad expresiva, economía de medios y concepción espacial de volúmenes.

La otra serie escultórica la componen piezas con un eje vertebrador común relativo a aspectos formales, que bien podrían aludir a formas musicales. Unas obras en las que la sutileza de una línea curva de gran plasticidad y dinamismo, dibuja en el espacio con singular sencillez y elegancia plástica formas cargadas de ritmo y movimiento, revelando el dinámico poder espacial de la escultura.

Obras de Silvestre Moros. Imagen cortesía de la organización

Obras de Silvestre Moros. Imagen cortesía de la organización

La pluralidad de variantes sobre un mismo tema ha sido eficazmente resuelta en ambas series desde materiales tan diversos como la madera, el mármol, el bronce y el acero. De este modo, es innegable la gran significación que cobra la materia, así como la consecuente diversificación de la gama cromática de las obras.

Se suman a la muestra cuatro relieves pertenecientes a etapas cronológicamente anteriores a las de las dos series mencionadas, que aportan nuevas claves del personal lenguaje de Silvestre Moros y evidencian la coherencia de su trayectoria. Todos ellos permiten un análisis de suavidades y curvas de gran poder sensual, al tiempo que la mirada se concentra en la globalidad de la obra por su carácter simplificado.

Silvestre Moros. Imagen cortesía de la organización

Silvestre Moros. Imagen cortesía de la organización

Un políptico compuesto por seis paneles de dibujo sobre madera completa la exposición. Se trata de dibujos a tamaño real de una de las estanterías de su estudio en la que Silvestre Moros ha ido colocando proyectos, bocetos y esculturas de pequeño formato. La presencia de esta pieza en la sala no solo nos permite asomarnos al taller del artista, sino también a su obra gráfica.

Vista de la exposición en Ca la Vila.

Vista de la exposición ’20 esculturas, 1 escultor. Silvestre Moros’, en Ca la Vila de Llíria. Imagen cortesía de la organización.

Laura Silvestre García
Comisaria de la exposición. Profesora de la Universitat Politècnica de València