La Filmoteca d’Estiu, a todo gas

Filmoteca d’Estiu 2013

Jardines del Palau de la Música de Valencia

Durante el mes de agosto

Es un buen síntoma. Gas Natural Fenosa lleva apostando los cuatro últimos años por la Filmoteca d’Estiu, actividad que patrocina. Y es un buen síntoma, porque demuestra que la cultura, en este caso el cine, resulta atractiva para el público, que cada agosto ocupa los Jardines del Palau de Valencia donde se proyectan las películas, y, por tanto, para la empresa privada, que ve en dicha actividad el retorno que busca en su inversión. Así lo manifestó Roberto Cámara, director general de Gas Natural, durante la presentación en la Sala Berlanga de la Filmoteca d’Estiu de este año. Es un buen ejemplo a seguir, pese a los ERES en los organismos públicos encargados de dinamizar esa cultura. Y un ejemplo que debería llevar a una reconsideración de lo que significa la industria creativa en tiempos de crisis económica.

Fotograma de Argo, de Ben Affleck. Filmoteca d'Estiu

Fotograma de Argo, de Ben Affleck. Filmoteca d’Estiu

Gas Natural Fenosa lo tiene claro: patrocinar la Filmoteca d’Estiu resulta rentable. Casi 20.000 personas acudieron a las diversas proyecciones del pasado año, cuya entrada de 3,5 € por sesión resulta, por lo que se ve, perfectamente asumible. La propia directora del IVAC-La Filmoteca, Nuria Cidoncha, y el jefe de programación, José Antonio Hurtado, destacaron el éxito de público de una actividad cinematográfica al aire libre que otras filmotecas califican de sorprendente. Y pese a la evidencia de los datos todavía andamos renqueantes a la hora de apostar por la cultura como gran motor para salir de la crisis. Que cunda el ejemplo de la Filmoteca d’Estiu.

Fotograma de Blancanieves, con Maribel Verdú. Filmoteca d'Estiu

Fotograma de Blancanieves, de Pablo Berger, con Maribel Verdú. Filmoteca d’Estiu

La fórmula es bien sencilla: la suma de la iniciativa pública y la privada, y una buena programación de películas. El acuerdo entre CulturArts La Filmoteca y Gas Natural Fenosa es fiel reflejo de lo primero. La proyección de Blancanieves (Pablo Berger), La invención de Hugo (Martin Scorsese), Amor (Michael Haneke), Tabú (Miguel Gomes), Searching for Sugar Man (Malik Bendjelloul) o Argo (Ben Affleck), es elocuente escaparate de lo segundo. Ecos del cine mudo, cine de hoy, clásicos restaurados, como El bazar de las sorpresas (Ernst Lubitsch) y Pierrot el loco (Jean-Luc Godard), y un homenaje a Méliès son los apartados que José Antonio Hurtado fue desvelando como muestra del atractivo cine programado para los noches estivales en los Jardines del Palau.

Fotograma de Amor, de Michael Haneke. Filmoteca d'Estiu

Fotograma de Amor, de Michael Haneke. Filmoteca d’Estiu

A ello hay que sumar las Nits de cinema en el claustro de La Nau de la Universitat de València, con sendos ciclos dedicados a las Viñetas filmadas, o lo que es lo mismo, el cómic en la gran pantalla, y similares ecos del cine mudo, preludio de los que resonarán después en la Filmoteca d’Estiu. A Barbarella (Roger Vadim) y Heavy metal (Gerald Potterton), ya proyectadas, le seguirán American Splendor (Robert Pulcini y Shari Springer Berman) y Watchmen (Zack Snyder), en el primer apartado, y Drácula: Pages from a Virgin’s Diary (Guy Maddin), Bienvenidos a Belleville (Sylvain Chomet) y Juha (Aki Kaurismaki), entre los ecos del cine mudo, en estos últimos casos con la proyección previa de cortometrajes como El vendedor de humo (Jaime Maestro) o Rumbo a peor (Alex Brendemühl).

En la Filmoteca d’Estiu, además de los títulos ya citados, se proyectarán El ilusionista (Sylvain Chomet), Juan de los muertos (Alejandro Brugués) y la sorprendente The Artist (Michel Hazanavicius). Un cartel de películas de alta calidad, en el que se van entrelazando propuestas de corte clásico (Argo, La invención de Hugo), con otras más deconstructoras o manieristas (Blancanieves, Amor), pero todas ellas de gran atractivo para el público. Y, entre todas ellas, una que José Antonio Hurtado espera que funcione muy bien: Searching for Sugar Man.

Fotograma de Argo, de Ben Affleck. Filmoteca d'Estiu

Fotograma de Argo, de Ben Affleck. Filmoteca d’Estiu

 Salva Torres

Valencia se estrena en el documental

Rambleta Docs [Espai de no ficció]. Festival de Cine Documental
Espai Rambleta
Bulevar Sur esquina C / de Pío IX. Valencia
Del 12 al 19 de mayo

El cine documental sólo tenía en Montaverner su cita anual que, con algún lapsus que otro, se mantiene vivo. Pero Valencia capital le había hecho hasta la fecha ascos al género. Hasta que llegó Pau Montagud y decidió trasplantar el modelo que viene realizando estos últimos ocho años en México D.F. con notable afluencia de público. De manera que la capital del Turia vivirá estos días el estreno de un festival que tiene como sede Espai Rambleta.

Rambleta Docs [Espai de no ficció] mostrará, desde el domingo día 12 al miércoles 15, una selección de las producciones más exitosas de los últimos años, así como las mejores de la actualidad, en su mayoría inéditas en España. El festival pretende romper con algunos de los prejuicios inherentes al género. “Se piensa que el documental es aburrido, lo cual es completamente falso, al igual que se dice que organizar un festival de estas característica es caro, cuando no es nada gravoso”, explica Montagud, quien remata: “Además, es una oferta cultural brutal para la ciudad”.

Presunto culpable. Rambleta Docs

Presunto culpable. Rambleta Docs

Esta primera edición es de siembra: una muestra del mejor cine documental. Con ello se espera captar la atención de un público que comprobará la excelencia de unos largometrajes que se alejan de la ficción, tal y como habitualmente la concebimos, para reflejar la realidad circundante. El festival crecerá el año próximo, hacia el mes de abril, con una edición ya pensada para la selección de documentales que compitan en su sección oficial. Se trata, en todo caso, de “volver a las raíces del cine”, subraya Pau Montagud.

Rambleta Docs arrancará con seis de los documentales más premiados, que serán exhibidos a las 19.00 y 21.00 horas de cada uno de los cuatro días que dura el festival. Abrirá el certamen 30 años de oscuridad, la película española de animación de Manuel H. Martín, nominada a los Goya al mejor largometraje documental. Albinos, de Pepo Ruiz, se ofrecerá en primicia.

Imagen de 5 broken cameras. Imagen cortesía de Rambleta Docs

Imagen de 5 broken cameras. Imagen cortesía de Rambleta Docs

También desfilarán en días sucesivos, 5 broken cameras, de Emad Burnat y Guy Davidi, nominada al Oscar que retrata la ocupación israelí de Palestina; El alcalde, de Emiliano Altuna; Presunto culpable (sobre la corrupción policial y judicial en México), de Roberto Hernández y Geoffrey Smith; Planet Ocean (espectacular paseo por incomparables parajes naturales), de Yann Arthus-Bertrand y Michael Pitiot, y el ganador del Oscar Searching for sugar man, de Malik Bendjelloul, que se proyectará a modo de colofón el domingo 19, día que servirá a su vez de “homenaje” al recientemente fallecido Bigas Luna.

“Le haremos un ‘homenaje’ a un director que no le gustaban los homenajes, celebrando su gusto por la comida con algunos de sus productores preferidos, como los tomates del Perelló”, indica Montagud. Este acto gastronómico festivo vendrá acompañado del concierto acústico de Seguridad Social. Rambleta Docs arranca fuerte, con el fin de que la ciudad de Valencia se vaya volviendo cada vez más documental, lejos del realismo sucio vivido por los diversos casos de corrupción que nos han puesto de lamentable actualidad. Documentales sí, pero empapados de enriquecedora cultura.

Salva Torres