La Orquesta de València sale fuera 12 años después

Orquesta de Valéncia
Palau de la Música de Barcelona
Martes 14 de abril de 2018

La Orquesta de València visitó el pasado martes 14 de abril el Palau de la Música de Barcelona con el tenor peruano Juan Diego Flòrez, e interpretó bajo la dirección de Riccardo Minasi un programa con célebres oberturas y arias de Mozart, Gluck, Donizetti, Massenet y Verdi. El público pidió cuatro bises, dos ellos del tenor con su guitarra.

La concejala de Cultura y presidenta del Palau de la Música, Glòria Tello, y el director del Palau, Vicent Ros, asistieron a este concierto que para Tello supone que la Orquesta “en su 75 aniversario ha vuelto a salir de nuestra tierra tras su concierto hace doce años en el Auditori de la Ciudad Condal y, además, para actuar con el tenor Juan Diego Flòrez que tanto nos maravilló el año pasado y en un lugar tan emblemático como es el Palau de la Música”.

La Orquesta de Valéncia. Imagen cortesía del Palau de la Música.

La Orquesta de Valéncia. Fotografía de A. Bofill por cortesía del Palau de la Música.

Tello manifestó, asimismo, que desde que asumió la presidencia del Palau, «dar mayor visibilidad a la Orquesta de València así como incrementar sus recursos ha sido una de las actuaciones a las que más esfuerzos he querido dedicar”. El futuro del Palau de la Música, aseguró su presidenta, “implica visibilizar a la Orquesta, no sólo de puertas hacia dentro sino también al exterior». En este sentido, la última vez que la formación sinfónica valenciana hizo una salida fuera de la Comunidad Valenciana fue en 2010, en la gira que realizó por las localidades alemanas de Ludwishaffen-Manhheim y Stuttgart. Previamente, en 2008, la Orquesta de València visitó las ciudades de Praga y Linz.

La Orquesta interpretó las oberturas de La clemenza di Tito y Don Giovanni de Wolfgang Amadeus Mozart y de la Ópera Alzira de Giuseppe Verdi, así como el Ballabile ‘La Primavera’ del acto III de I Vespri Siciliani también de Verdi. Con Juan Diego Flòrez se pudieron escuchar arias de Die Zauberflöte y Il re pastore de Mozart, Orphée et Eurydice de C.W. Gluck, El Assedio di Calais y Lucia di Lammermoor de Gaetano Donizetti, Manon y Werther de Jules Massenet y Rigoletto y La traviata de Giuseppe Verdi.

La Orquesta de València. Imagen cortesía del Palau de la Música.

La Orquesta de València. Fotografía de A. Bofill por cortesía del Palau de la Música.

Barenboim vuelve al Palau de la Música

Daniel Barenboim
Palau de la Música
Passeig de l’Albereda, 30. Valencia
Miércoles 15 y jueves 16 de febrero de 2017

El pianista y director de música Daniel Barenboim vuelve este miércoles al Palau de la Música de Valencia, para interpretar con su nuevo piano un recital con las sonatas nº 9, nº 16 y nº 19 ‘Gasteiner’ de Franz Schubert. Se trata de un instrumento con las cuerdas rectas y paralelas, en lugar de las diagonales tradicionales, fruto de la inspiración después de tocar en Italia un piano restaurado de Franz Liszt.

Daniel Barenboim al piano. Imagen cortesía del Palau de la Música.

Daniel Barenboim al piano. Imagen cortesía del Palau de la Música.

Al día siguiente, jueves, volverá a la Sala Iturbi con la Orquesta de Valencia, para tocar el Concierto nº 5 ‘Emperador’ de Ludwig van Beethoven, bajo la dirección del maestro Yaron Traub. La presidenta del Palau de la Música, Gloria Tello, asistirá a estos programas que constituyen dos de las citas más esperadas de la programación del 30 aniversario del auditorio valenciano. En el programa del jueves, también se podrá escuchar la Sinfonía nº 6 ‘Pastoral’ del genio de Bonn.

Barenboim es uno de los músicos más queridos por el público valenciano, y tiene una especial vinculación con la ciudad desde que debutara con la Orquesta de Valencia el 15 de octubre de 1959 en el Teatro Principal, inaugurando el curso de la Sociedad Filarmónica.

Ha actuado en el Palau de la Música en nueve ocasiones desde su debut en 1989, tres de ellas con la Orquesta de Valencia en conciertos conmemorativos del 20 aniversario del auditorio valenciano, y del bicentenario del nacimiento de Franz Liszt.

Daniel Barenboim al piano junto al director Yaron Traub. Fotografía de Eva Ripoll por cortesía del Palau de la Música.

Daniel Barenboim al piano junto al director Yaron Traub. Fotografía de Eva Ripoll por cortesía del Palau de la Música.

‘El Holandés errante’, entre el Palau y Les Arts

El holandés errante, de Richard Wagner
Coproducción entre el Palau de la Música y el Palau de les Arts
Palau de la Música
Paseo de la Alameda, 30. Valencia
Viernes 13 y domingo 15 de enero de 2017, a las 19.30h

La Orquesta de Valencia y el Cor de la Generalitat inician el próximo viernes la temporada de Invierno, con la primera coproducción entre el Palau de la Música y el Palau de les Arts Reina Sofía. Esta coproducción forma parte de una colaboración que ha empezado esta Temporada 2016/2017 y que significa el inicio de una relación inédita entre los dos coliseos. Se interpretará “El Holandés Errante” de Richard Wagner en versión semiescenificada y con una pequeña proyección audiovisual. El estreno será el viernes 13 y se repetirá como concierto extraordinario el domingo 15.

Impulsada por Yaron Traub y Davide Livermore, esta colaboración ha cumplido el deseo de la concejala de Cultura, Gloria Tello, de poner de acuerdo a las dos grandes instituciones culturales: «Estoy muy contenta de llevar adelante este proyecto, porque más allá del hecho artístico en sí mismo, la celebración de nuestro 30 aniversario y el reciente décimo aniversario de Les Arts, lo más importante para mí es un tema de fondo: la cultura no puede funcionar si no se trabaja y diseña en equipo, con objetivos comunes».

El holandés errante. Fotografía de Eva Ripoll cortesía del Palau de la Música.

El holandés errante. Fotografía de Eva Ripoll cortesía del Palau de la Música.

Tello subrayó que el proyecto era «realmente impresionante; como una «ciudad» entera en el escenario, músicos, cantantes, escenógrafos, técnicos de montaje, de luces, de sonido, figurinistas… y Yaron Traub y Allex Aguilera en cabeza de esta preciosa y mágica historia, llevando con firmeza el timón».

Por su parte, Davide Livermore manifestó que «para Les Arts esta coproducción significa un paso allá en nuestro proyecto de teatro público: un centro cultural vinculado a su territorio y sus excelencias artísticas. El diálogo con los referentes de la cultura en la Comunidad Valenciana fue uno de los objetivos que asumí el día de mi nombramiento y este ‘Holandés errante’ es uno de los resultados que más me satisface».

«Después de aquel histórico concierto del 2006, que unió en Les Arts a nuestra orquesta y a la Orquesta de Valencia con los maestros Mehta y Traub en el podio, nuestro regalo para el 30 aniversario de nuestros vecinos del antiguo cauce del río Turia, es la sabiduría escénica de más de diez años representando ópera al más alto nivel. La segunda parte de nuestro regalo de aniversario llegará el 30 de junio, con un concierto muy especial de la Orquesta de la Comunitat Valenciana, con Roberto Abbado como director musical, y tres compositores imprescindibles para nuestra formación en el atril: Berlioz, Mahler y Wagner», agregó Limermore.

El holandés errante. Fotografía de Eva Ripoll cortesía del Palau de la Música.

El holandés errante. Fotografía de Eva Ripoll cortesía del Palau de la Música.

La colaboración entre los dos «Palaus» continuará en junio con la invitación que se ha hecho a la Orquesta de Les Arts para tocar dentro del abono, y sus jóvenes estudiantes de canto han colaborado en los conciertos de verano de la Orquesta de Valencia. ‘El Holandés Errante’ está basado en la famosa leyenda narrada en el libro de Heinrich Heine, ‘Aus den Memoiren des herren con Schnabelewopski’, de 1831. Es una ópera considerada como el primer gran drama romántico wagneriano, antes de desarrollar su concepción sobre el arte total y el drama. El estreno absoluto fue en Dresde en 1843.

Bajo la dirección de Yaron Traub, la obra cuenta con un brillante reparto vocal formado por la soprano Catherine Foster, la mezzosoprano Marina Rodríguez-Cusí, el barítono José Antonio López y los tenores Eric Halfvarson, Charles Workman y Francisco Corujo. La puesta en escena está diseñada por Allex Aguilera, con escenografía de Manuel Zuriaga, iluminación de Antonio Castro, video-creación de Miguel Bosch y figurinismo de José María Adame.

El concepto escénico tiene un hilo conductor que es una niña, Sienta, con un pequeño barco en las manos. Hay muchos momentos oníricos. El escenario es como un barco: la corbata es la borda; ante el órgano con la luz se recrea un espacio que es la casa de Sienta. El fondo del escenario, donde está el corazón, tendrá una fina estructura de madera a modo de puente del barco, donde transcurre parte de la acción.

Se proyectará además un audiovisual con imágenes marinas de grabados de Gustave Doré. En este montaje, se fusionan los rostros de los cantantes con los grabados de Doré. El mar siempre está presente. El barco fantasma es rojo, y el coro llevará las partituras en blanco, a modo de pantalla de proyección.

El holandés errante. Fotografía de Eva Ripoll cortesía del Palau de la Música.

El holandés errante. Fotografía de Eva Ripoll cortesía del Palau de la Música.

Una Orquesta de Valencia muy ‘perruna’

Vagamundo, de Santiago Auserón
Palau de la Música
Paseo de la Alameda, 5. Valencia
Viernes 30 de septiembre, 2016, a las 20.30h

Palau Obert, tal es el lema con el que el Palau de la Música “abre sus puertas y su mente”, quitándose “las telarañas”. Así describió Glòria Tello la nueva etapa del coliseo valenciano. Y como ejemplo de esa apertura, presentó el concierto de Santiago Auserón con la Orquesta de Valencia previsto para este viernes.  ‘Vagamundo’ cierra así su gira por España, “haciendo sold out (vendido) en todas partes”, al tiempo que no para de abrir a su vez la mente del propio Juan Perro, encantado con la experiencia de interpretar su repertorio en clave sinfónica: “Fascinación que me mantiene en estado adolescente”.

Con una gafas negras que no se quitó en ningún momento, echó la vista atrás para decir: “Me está costando adaptar el talante ‘Perruno’ a la orquesta, donde todo está escrito y son leyes que hay que respetar”. Fue entonces cuando explicó que de la “rebeldía after punk” de Radio Futura pasó a la “complicidad e improvisación” que desarrolló junto a otros artistas en su etapa de Juan Perro, para desembocar ahora en la orquesta: “Se trata de llegar a la sonoridad clásica sin perder el pellizco de la música popular”. Lo dijo en compañía de quienes le secundan en el proyecto y a los que no dejó de ensalzar: Ricardo Casero, director de las diferentes orquestas que han reinterpretado los temas de Auserón, y Amparo Edo, la compositora que ha hecho los “magníficos arreglos”.

Juan Perro. Imagen cortesía del Palau de la Música.

Juan Perro. Imagen cortesía del Palau de la Música.

“Algo está pasando” y algo “esperanzador” para que un concierto como ‘Vagamundo’ se esté paseando con tan rotundo éxito. Y Santiago Auserón, que canta con el mismo nivel que habla y viceversa, fue dando algunas claves. “Los grandes medios se han dedicado a explotar y degradar la música popular”. Pero paradójicamente y, de pronto, “el sector de la música clásica empieza a moverse” propiciando “el acercamiento de las músicas populares en términos de rigor”. Y es esa mezcla de música clásica y pop-rock la que está creando una “ventana abierta al porvenir”. Empezó con un concierto en 2014 en Valladolid y ya lleva nueve, lo cual, dijo, “es una barbaridad”.

Su papel en ese cambio esperanzador era el de “orgulloso mediador”. Una vez “instigado por gente notable”, él no había hecho más que responder “al reto con pasión”. Y añadió: “Me veo como si me hubiera tocado un master gratuito impartido por músicos más preparados que yo”. Escuchar una selección de sus temas, ya sea con Radio Futura o ya en solitario como Juan Perro, interpretados junto a una orquesta sinfónica le colmaba de felicidad: “El público se queda maravillado y los músicos se lo pasan pipa recibiendo tamaño estusiasmo”.

Juan Perro en 'Vagamundo'. Imagen cortesía del Palau de la Música.

Juan Perro en ‘Vagamundo’. Imagen cortesía del Palau de la Música.

Ricardo Casero lo que ha venido haciendo, al frente de las sucesivas orquestas, es marcar “un nivel de máxima exigencia y sin concesiones”, recordó Auserón, quitando así la idea de “easy job” (trabajo fácil) con el que podían encarar los músicos de clásica el repertorio pop. Juan Perro sugirió a Amparo Edo, cuando se puso con los arreglos, que se acordara de Audrey Hepburn tocando su guitarrita en la película ‘Desayuno con diamantes’. Y a partir de ahí trajo a colación los nombres de Kurt Weill, Leonard Bernstein, Henry Mancini, Ennio Morricone, Nino Rota y George Gershwin, nada menos.

Y lo que empezó como un experimento más de los que tanto gusta a Santiago Auserón (“músico que ha cambiado la industria musical en España”, elogió Tello) tiene visos de convertirse en disco. “Nos gustaría”, señaló tímidamente el más clásico Auserón. “Está muy avanzado”, corrigió Casero. Y ya en plan más juglar, Juan Perro se envalentonó: “Lo vamos a hacer aunque haya que buscar dinero debajo de las piedras”. Al final, hasta se ofrecieron fechas: completar la gira en España el año que viene, grabarlo en primavera y continuar la gira en América ya con el disco bajo el brazo. Para entonces, ‘Vagamundo’ ya habrá hecho honor a su nombre: “Tic que llama a la juglaría popular de los siglos XVI y XVII atraída por la vastedad del ancho mundo”, concluyó Auserón.

Santiago Auserón. Imagen cortesía del Palau de la Música.

Santiago Auserón. Imagen cortesía del Palau de la Música.

Salva Torres

Nada de gluten y mucha música

Sweet Violas en la III edición Cultura Sin Gluten
Museu Valencià de la Il.lustració i de la Modernitat (MuVIM)
C / Quevedo, 10. Valencia
Martes 21 de junio, 2016, a las 19.30h

En el marco de la III edición de Cultura Sin Gluten y coincidiendo con el Día Internacional de la Música, se celebra en el valenciano museo MuVIM un concierto innovador de la mano de Sweet Violas, grupo conformado por los y las violas de la Orquesta de Valencia.

Para todos es evidente que Bach, Mozart y Beethoven eran virtuosos del teclado, pero solo unos pocos saben que también fueron buenos violas. Desconocida e imprescindible, nacida en el XVI, la viola es el único instrumento de la familia de la cuerda que no cesa de evolucionar día tras día en forma, tamaño y sonido. Es por eso que, Sweet Violas, te propone un concierto para conocer mejor este instrumento. Interpretarán piezas de diferentes épocas y estilos con el objetivo de promocionar un tipo de música con la que no solemos toparnos. Una oportunidad única en Valencia que desde luego ningún melómano puede perderse.

El proyecto Cultura Sin Gluten, organizador principal del evento, es una asociación con un doble objetivo: por una parte, darle visibilidad a la enfermedad digestiva de la celiaquía que a más personas afecta en el territorio estatal; y por otra, acercar a un segmento de la población a la cultura y sus diferentes expresiones artísticas. La primera edición se tituló ‘La semana del celíaco’ se llevó a cabo en 2015, también el MuVIM y tuvieron lugar charlas, conferencias, talleres, visitas y, por supuesto, conciertos. La II edición tuvo lugar en Santiago de Compostela también con concierto y degustación de cervezas sin gluten. El concierto, con entrada gratuita, contará con el patrocinio de Apcel, y la colaboración de ACECOVA.

Según sus organizadores, “también queremos, junto con las asociaciones de celíacos del territorio español, realizar una llamada de atención a la clase política para que podamos contar con una ayuda a la hora de realizar la compra y la rebaja del 21% en el IVA (impuesto valor añadido) de los productos sin gluten. Una estadística del 2015 dice que únicamente en la lista de la compra, alguien que sufre la celiaquía en el estado español gasta 1.500€ más al año.”

Más información en: culturasingluten.com

Una mesa redonda celebrada en el marco de Cultura Sin Gluten. Imagen cortesía de la organización.

Una mesa redonda celebrada en el marco de Cultura Sin Gluten. Imagen cortesía de la organización.

Ya es verano con Serenates

Serenates
Centre Cultural La Nau
C / Universitat, 2. Valencia
Del 24 de junio al 6 de julio de 2016

El festival ‘Serenates, que desde 1984 llevan coproduciendo la Universitat de València y la Subdirección de Música de CulturArts, este año con un presupuesto superior a los 50.000€, incorpora su programación a la Feria de Julio. Es la primera vez que tal cosa sucede, de manera que, como dijo el vicerrector de Cultura, Antonio Ariño, “la Feria de Julio se anticipa a junio gracias a Serenates”. Esto es fruto del cambio de política cultural subrayado por el regidor de Cultura Festiva, Pere Fuset: “Antes se contraprogramaba y ahora colaboramos”.

Esa es la principal novedad del Festival Serenates, a la que Ariño agregó el incremento de las actuaciones: un total de 15 frente a las 11 de la pasada edición, lo cual supone la participación de 739 intérpretes, en su mayoría valencianos (644). Porque Serenates nació precisamente para eso: para la promoción de “la música y los músicos predominantemente valencianos, como muestra de nuestro patrimonio cultural”, resaltó el vicerrector de Cultura.

A su lado asentían, Carmen Amoraga, directora general de Cultura y Patrimonio, Glòria Tello, presidente del Palau de la Música, Ramón Alcón, presidente de la Fundación Bancaixa y Ramón Reche, director regional de Valencia del Banco Sabadell, estos dos últimos colaboradores convencidos de la importancia del Festival Serenates: “Apostamos por él desde el primer día”, señaló Alcón; “el festival genera un retorno fantástico”, abundó Reche.

Esa inclusión de Serenates en la programación de la Feria de Julio coincide a su vez con dos aniversarios: los 25 años de Assaig (Grup de Teatre de la Universitat de València) y los 20 de la Orquesta de Valencia. Del primero se representará París, años 60, con un texto inédito de Rodolf y Josep Lluís Sirera, este último recientemente fallecido. Todo un lujo en la programación que, como precisó Glòria Tello, es “un lujo accesible y este es un dato muy importante”.

Jordi Savall, en Serenates de la Universitat de Valéncia y CulturArts.

Jordi Savall, en Serenates de la Universitat de Valéncia y CulturArts.

Como es un lujo contar con Jordi Savall, virtuoso de la viola de gamba, que interpretará La reveuse con obras de Marin Marais y de Sainte-Colombe el día 5 de julio. A Savall todavía se le recuerda, además de por su inigualable trabajo, por haber rechazado el Premio Nacional de Música en 2014 como crítica al “desinterés por la cultura del Partido Popular”. Nada que ver con la actitud del nuevo gobierno: “El año pasado se molestaba y en este colaboramos”, reiteró Fuset.

Silvia Pérez Cruz, en concierto. Serenates de la Universitat de València y CulturArts.

Silvia Pérez Cruz, en concierto. Serenates de la Universitat de València y CulturArts.

Serenates arrancará el 25 de junio con otro lujo más: la actuación de Silvia Pérez Cruz, junto a Javier Colina, Marc Miralta y Albert Sanz, que presentarán ‘En la imaginación”, premio al mejor álbum de jazz de la música independiente. A Pérez Cruz también se la recuerda por el Goya debido al tema musical de Blancanieves, de Pablo Berger, galardón que recibió tras una accidentada entregada a manos de Adriana Ugarte y Carles Santos. Capella de Ministrers, todo un clásico de Serenates, actuará el 26 de junio, día de las elecciones.

Un viejo anhelo de Antonio Ariño se ha hecho realidad este año, con la ampliación de los conciertos a la Plaza del Patriarca. El primero de ellos, además, de singular interés: protagonizado por los Tornejants y la Muixeranga de Algemesí, declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco en 2011, cuyo espectáculo de danza y música empezará en el claustro de La Nau y se desplazará hasta la plaza el día 8 de julio. Allí mismo actuarán Urbalia Rurana y La Romàntica del Saladar, un día después, y Pep el Botifarra junto a la Joven Banda Sinfónica de la Federación de Sociedades Musicales de la Comunidad Valenciana (10 de julio).

Serenates, a punto de cumplir sus 30 años, vuelve a su cita anual “con más actuaciones que nunca, unido por primera vez a la Feria de Julio, abierto a todos los géneros musicales, desde el Renacimiento a nuestros días, y con una programación marcada por el eclecticismo”, concluyó Ariño. Y todos los espectáculos a tan sólo 3€, salvo los de la Plaza del Patriarca que serán gratuitos. Un lujo, pues, accesible.

Silvia Pérez Cruz, en concierto. Serenates de la Universitat de València y CulturArts.

Silvia Pérez Cruz, en concierto. Serenates de la Universitat de València y CulturArts.

Salva Torres