Mariela Apollonio y la institución arte

The Art Circle. Directors. Mariela Apollonio
SpazioFMG for Architecture. Milán.
Octubre 2014

What it shows invokes what is not shown.
 John Berger.

El SpazioFMG for Architecture de Milán presenta el proyecto de Mariela Apollonio The Art Circle. Directors, premio Next Landmark Venice 2014 en la sección de Fotografía del Concurso Internacional de Arquitectura y Fotografía urbana Floornature. La convocatoria y la exposición se desarrollan en paralelo a la Biennale de Venecia de Arquitectura, orientada en esta edición por Rem Koolhaas hacia el legado de la arquitectura, su evolución y contemporaneidad, bajo el lema Fundamentals, que, literalmente refiere lo esencial de un edificio, en cualquier época y en cualquier lugar, y en sentido figurado alude a lo primordial, a la idea central que fundamenta, se trate de arquitectura, o de fotografía, como es el caso del proyecto premiado, cuyo concepto parece en sintonía con los planteamientos teóricos de la actual Biennale. Solicitar a Directores de Museos que se dejen fotografiar subidos a una peana no es cualquier cosa; al menos, nada común. Y lograrlo, cosa ardua, menos aún. Sin embargo, transcurridos más de cinco años desde el inicio del proyecto, ahí están los retratos de más de treinta directores de algunos de los Museos de Bellas Artes y de Arte Contemporáneo más importantes del mundo, activos en la actualidad, o cuya gestión finalizó recientemente -el Metropolitan Museum of Art, el Louvre, el Prado, la Tate Modern, el Museo Tyssen-Bornemisza, …-, fotografiados en el marco arquitectónico de la institución artística que gestionan, o en un espacio natural indeterminado -al que parecen asociarse aquellos directores que ya no están en activo-, subidos a una peana, o interactuando con ella.

Lorenza Barboni. Directora del Espacio de Arte Contemporáneo de Castellón 2008

Lorenza Barboni. Directora del Espacio de Arte Contemporáneo de Castellón, 2008

La asistencia de Mariela Apollonio como becaria de la Cátedra del Museo del Prado 2009, El Museo: hoy y mañana, dirigida por Phillipe de Montebello, le dio la oportunidad de poner en marcha el proyecto fotográfico concebido.  Precisamente, el Director del Metropolitan Museum of Art de New York hasta el año 2008, fue el primero en dejarse retratar subido al pedestal blanco construido por la fotógrafa. Puede influyera a su favor el factor sorpresa, lo inusitado del planteamiento, la novedad de la sugerencia, o la simpatía generada entre los directores congregados, pero, lo que determina la participación de los retratados es el reconocimiento social a la excelencia de la colección e institución que gestionan y su prestigio como expertos que legitiman el Arte. En este sentido, basta mencionar la influencia ejercida por Alfred Barr, Director del Museo de Arte Moderno de New York (1929-1943), con su Diagrama de las vanguardias (1936), y el proyecto museográfico para la colección del MOMA (1967), en la lectura del Arte del siglo XX. Un esquema dominante que a día de hoy no resulta paradigmático. El Círculo del Arte del teórico George Dickie, y su idea de que “las obras de arte son arte como resultado de la posición que ocupan dentro de un marco o contexto institucional”[1], orientan el proyecto fotográfico de Mariela Apollonio, que toma prestado el título del autor para reflexionar sobre la “institución arte”, y concretamente en esta primera serie Directors, sobre los agentes y procesos que intervienen en la validación de la obra artística. Las fotografías comunican la representatividad del director y del museo correspondiente, pero, también dan visibilidad a una realidad velada al hacer posar a los protagonistas en torno a un pedestal, al que la artista sugiere se suban y con el que algunos prefieren interactuar. La presencia de un objeto tan banal como simbólico distorsiona la visión de la imagen e insta al espectador a captar lo que otra mirada ofrece a su lectura. “What it shows invokes what is not shown”, en palabras de Berger. Lo que la fotografía muestra, y lo que la fotografía desvela. Un modo de representar que, no es únicamente imagen estética, técnicamente perfecta, sino argumentación crítica de la realidad, que recurre al procedimiento conceptual del artificio para interpretar visualmente las interrelación entre gestores e instituciones y la interconexión que opera en el mundo del arte, ese “Círculo del Arte” descrito por Dickie, y del que también forman parte los artistas, pues, no se puede obviar que fuera del sistema carecen de la consideración y del reconocimiento como tales. Como expresa Estrella de Diego, la serie fotográfica Directors “pone de manifiesto la imposibilidad última de subvertir lo establecido que nos atrapa a todos, lo queramos o no, en un juego perverso en el cual incluso la mencionada “crítica institucional” termina por refrendar el sistema, quizás porque el sistema es poderoso, sinuoso y perfeccionado en sus estrategias”[2].

María de Corral, directora del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía.

María de Corral, directora del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, 1991-1994

No todos los directores de Museo invitados a participar en el proyecto aceptaron. Puede que sea el “vago temor” a ser fotografiado que expresaba Balzac y describe Susan Sontag: “Para Balzac, el espíritu de todo un medio social podía revelarse mediante un único detalle material, por baladí o arbitrario que pareciera. Toda una vida puede ser sintetizada en una aparición momentánea. Y un cambio en la apariencia es un cambio en la persona, pues él rehusaba a postular una persona “real” velada por esas apariencias”[3]. Una cosa es posar siguiendo los parámetros convencionales del retrato, y otra aceptar representar un determinado rol en imagen. Sin embargo, también se puede subvertir la idea de la autora en cuanto al uso del recurso, como hace Vicente Todolí, que convierte la peana ofrecida por la fotógrafa en un práctico macetero; o manifestar cierta reticencia al estatus, o a la disciplina, como en el caso de Agustín Pérez Rubio que, sin subirse a la peana, apoya un pie de soslayo; u optar por no mostrarse frente a la cámara sino de perfil, como posa Udo Kittelmann. En cualquier caso, la adhesión de los retratados al proyecto fotográfico El Círculo del Arte, Directors, es una afirmación de la pertenencia a ese círculo exclusivo, y excluyente, del que los gestores e instituciones forman parte, y algunos se muestran persuadidos por ser, por una vez, obra de arte ellos mismos. Por otro lado, su participación podría estimarse, en cierta medida, como un aval a la propia iniciativa artística en la que intervienen como protagonistas. Tal vez por eso.

Carlota Álvarez Basso. Directora del Matadero, Madrid. 2012

Carlota Álvarez Basso. Directora del Matadero. Madrid, 2012

En Understanding a Photograph (1968), John Berger escribe que “cualquier fotografía es en realidad un medio de probar, confirmar y construir una visión total de la realidad”. Cada una de las fotografías de la serie Directores del proyecto El Círculo del Arte, describe un mismo esquema compositivo -figura humana, arquitectura o paisaje, y objeto-, unidades básicas o estructura elemental por la que los registros establecen relación de parentesco, concitando en imagen una síntesis de la realidad artística contemporánea. El cargo institucional y el pedestal vinculan a todos los directores de museo retratados, y su registro en serie, con los valores documentales inherentes, permite hacer visible las interconexiones y los procesos que se desarrollan en el “círculo del arte”. En definitiva, y tal como expresaba Álvaro de los Ángeles, “el territorio ganado por la fotografía”[4] en este proyecto de Mariela Apollonio. El próximo mes de noviembre la Kir Royal Gallery de Valencia presentará una muestra de los distintos trabajos desarrollados por la artista como Fotógrafa de Arquitectura.

Helena de las Heras


[1] Dickie. G., El Círculo del Arte, Paidós, 2005, p. 17.
[2] Diego, Estrella de, El director de Museo como obra de arte, incluso, Blog de Cultura El País, 2 julio 2012.
[3] Sontag, Susan, Sobre la fotografía, Debolsillo, Random House Mondadori, S.A., Barcelona, 2008, p. 155.
[4] de los Ángeles, Álvaro., “El territorio ganado por la fotografía”. The Art Circle. Directors. Mariela Apollonio, Kir Royal Gallery, Valencia (22 jun – 07 jul. 2012).

 

Opiniones y debates en Art Dating

Mesas Redondas ART DATING2
Encuentro con profesionales organizado por AVVAC
y el Master Oficial en Producción Artística de la UPV
Octubre Centre de Cultura Contemporania, Valencia
28, 29 y 30 de mayo de 2014
de 18h a 20, 30 h / entrada libre

Art Dating. Mesa redonda. Foto: Verónica Francés.

Art Dating. Mesa redonda. Foto: Verónica Francés.

Por segundo año consecutivo en Valencia, fruto de la colaboración entre el Máster Oficial en Producción Artística y AVVAC (Artistas Visuales de Valencia, Alicante y Castellón) tendrá lugar el encuentro con profesionales Art Dating, que se celebra durante los días 28, 29 y 30 de mayo en OCCC.

En concreto, Art Dating ofrece a los participantes (alumn@s del Máster y soci@s de AVVAC) la posibilidad de establecer contacto directo con un conjunto de profesionales elegidos cuidadosamente para la ocasión y que cubren casi la totalidad de agentes principales en la producción, gestión y difusión de las artes visuales.

Begoña M. Deltell y participante. Foto: Lola Calzada.

Begoña M. Deltell y participante. Foto: Lola Calzada.

Los días señalados estarán divididos en dos actividades principales: en sesión matutina, los participantes dispondrán de un espacio en el que ubicar su obra u obras de forma que sirva de pretexto para el intercambio de sensaciones y opiniones con dichos profesionales. Se trata, en definitiva, de una oportunidad para mostrar los trabajos artísticos de forma dinámica y distendida. Ya por la tarde, tendrán lugar mesas redondas en las que charlar y debatir acerca de la actualidad en la práctica artística, qué significa hacer arte hoy, cómo se hace arte hoy o qué fórmulas existen para mejorar la calidad del tejido artístico desde una perspectiva local y global.

Dada la naturaleza didáctica del encuentro, se espera que los profesionales invitados participen en la mesa redonda desde su propia experiencia personal, sin la necesidad de preparar ningún tipo de presentación, compartiendo con los asistentes anécdotas y opiniones en torno a los temas propuestos. Este encuentro es un espacio de debate sobre “hacer” y “ver” arte en la actualidad de forma que, incluso, se puedan proponer estrategias que sirvan para revitalizar un sector profesional especialmente afectado por cierta incomprensión y, sobre todo, mala praxis.

Art Dating. Mesa redonda. Foto: Lola Calzada.

Art Dating. Mesa redonda. Foto: Lola Calzada.

Miércoles 28: La enseñanza del arte en la Universidad: profesionalización, privatización y contextos.
MODERA: Emilio Martínez.
Profesionales invitados: Álvaro de los Ángeles / Lorenza Barboni / Clara Boj / Pamen Pereira / Marisol Salanova / Pedro Vicente.

Jueves 29: Mercado del arte: ¿un modelo válido?
MODERA:
José Luis Pérez Pont.
Profesionales invitados:
Miguel Benlloch / Bleda y Rosa / Eva Caro Marín / Javier Martín-Jiménez / Ángela Molina Climent / Jorge Sebastián Lozano.

Viernes 30: Instituciones y centros de arte: ¿servicio público o turistización de la Cultura?
MODERA: Nacho París.

Profesionales invitados: Rafael Doctor Roncero / Nuria Güell / Beatriz Herráez / Isidro López-Aparicio / Juan de Nieves / Tania Pardo.

logo art dating 2

«Queremos ser un semillero de artistas y proyectos»

Arte Santander. Feria Internacional de Arte Contemporáneo
Palacio de Exposiciones
Avenida del Racing s/n. Santander
Del 30 de julio al 2 de agosto de 2013

Arte Santander, la Feria Internacional de Arte Contemporáneo, cumple 22 resistentes años. Primero lo hizo bajo una carpa adyacente al Palacio de Festivales, ubicado frente a la bahía santanderina. Luego, en el actual Palacio de Exposiciones de El Sardinero, una vez inaugurado ya en pleno siglo XXI. Al hilo de esa diferente ubicación, dos han sido igualmente sus vidas: una primera, digamos menos arriesgada, y una segunda, más fresca, efervescente, dinámica. Su director Juan González de Riancho, responsable a su vez de la galería Siboney, repasa para MAKMA esa doble vida que, en definitiva, ha servido para que Arte Santander siga, valga la redundancia, más viva que nunca en pleno desierto de lo real, que dirían en Matrix, de la actual crisis económica.

Obra de Xavi Dèu, de Espai Tactel, presente en Arte Santander

Obra de Xavi Dèu, de Espai Tactel, presente en Arte Santander

– Dos largas décadas dan para mucho, sobre todo si tenemos en cuenta que Arte Santander nació cuando todavía la crisis no había cobrado la devastadora forma actual.

– Siendo justos, la feria ha tenido dos vidas, porque al principio no tenía recinto propio y había que hacerla en una carpa levantada al lado del Palacio de Festivales. Después se le dio un giro, al contar con el Palacio de Exposiciones inaugurado en 2002, propiedad del Ayuntamiento. El perfil de las galerías que comenzaron la feria también era distinto al actual, porque entonces giraban en torno a las que trabajaban próximas al barrio de Salamanca en Madrid, con una pintura de naturaleza… (no me gusta la palabra conservadora), digamos menos arriesgada. Luego se ha apostado por una obra más ligada al arte contemporáneo y últimamente, con la fórmula de Solo Project, presentación de un artista, estamos intentando que la feria sea un semillero de nuevas propuestas.

– Este año se presentan trabajos de 42 galerías nacionales e internacionales. ¿Son muchas, pocas, en comparación con otras ediciones?

– Pienso que funciona bien: 30 m2 para cada uno de los 42 stands. Antes, con 80 galerías ocupando todo el espacio, era como un salto al vacío, porque suponía mucho esfuerzo y mucho desembolso. Ahora la feria es potente e interesante, y la cifra de galerías está bien. Además hay algunas con mucho peso, con artistas ya consolidados, lo cual nos viene bien porque cuentas con pesos pesados, junto a galerías y artistas más frescos e incipientes. De hecho, queremos que la gente que venga a la feria, como es el caso de la directora del Espai de Castellón, Lorenza Barboni, vea propuestas que le puedan interesar. Nos interesa ser un semillero de artistas y proyectos.

Obra de Ibán Ramón, de Set Espai d'Art, presente en Arte Santander

Obra de Ibán Ramón, de Set Espai d’Art, presente en Arte Santander

– ¿Cómo se codea Arte Santander con otras ferias?

– En España, el referente siempre es ARCO, pero no te puedes comparar, puesto que hablamos de una ciudad de perfil amable como Santander y donde, como sucede en general, apenas hay negocio. Ahora las instituciones están haciendo un esfuerzo importante y la feria, que se hace con poco dinero y una puesta en escena gratuita, porque las galerías pagan la producción, el montaje y el transporte de la obra, ha ido evolucionando y ahora la gente se queda sorprendida.

– Arte Santander ha retrasado sus fechas para poder coincidir con el curso de coleccionismo y patronazgo que se impartirá en la UIMP. ¿Hábleme de ello?

– Optamos por retrasar la feria, porque nos parecía patético que por diez días de diferencia no pudiera coincidir con el curso de coleccionismo y, sobre todo, lo del mecenazgo, al que acudirá el secretario de Estado de Cultura José María Lassalle y que, según la rumorología, algo nos va a contar esos días con respecto a esa ley del mecenazgo que era la estrella de la legislatura. Mi especulación es que alguien que además es cántabro y que, prácticamente pulida la legislatura, no ha hecho nada el pobre, tengo la sensación que va anunciar algo en un marco tan atractivo como el de la feria.

Obra de Zoe T. Vizcaino, de PazYComedia, presente en Arte Santander

Obra de Zoe T. Vizcaino, de PazYComedia, presente en Arte Santander

– Valencia contarán en Arte Santander con tres galerías: Espai Tactel, PazYComedias y Set Espai d’Art, más Cánem, de Castellón. ¿Cómo se ve desde allí el panorama artístico valenciano que, supuestamente, debería liderar el IVAM?

– Soy un psicópata de todo lo que tiene que ver con el arte y, por tanto, sigo muy de cerca todo lo que sucede en una ciudad como Valencia. En los años buenos de Vicente Todolí, yo iba mucho por allí, pero desde que lo dirige una mujer que pienso no tiene preparación, ya no voy. Además, con tanta ingerencia política, creo que se están cargando la buena imagen que tenía el IVAM. Y otra cosa muy importante. La Fundación Botín no sería nada sin el tejido cultural que propician las galerías, y en Valencia están desapareciendo muchas y, con ello, la pérdida del tejido tan necesario para el propio IVAM, que ha ido perdiendo credibilidad.

Fotografía de Juan González de Riancho. Imagen cortesía del propio autor

Fotografía de Juan González de Riancho. Imagen cortesía del propio autor

 Salva Torres