Cuidados intensivos de Graners a los creadores

Graners de Creació
Presentación de los artistas residentes de la convocatoria 2021
Centre del Carme Cultura Contenporània (CCCC)
Jueves 30 de julio de 2020

Siguiendo la máxima de Oscar Wilde, aquella que dice que el arte jamás ha de intentar ser popular, sino que el público es el que ha de intentar ser artista, Graners de Creació ha decidido incluir al público como parte de su proyecto, para “que la mirada de los espectadores sume”, señaló Maribel Bayona, coordinadora junto a Jacobo Pallarés del proyecto de residencias artísticas del sector escénico. “Queremos poner al espectador en el lugar que se merece”, agregó Bayona. Un público, pues, artista que ayude a los propios creadores a orientar sus proyectos con sus puntos de vista y sugerencias. De manera que para Graners, al contrario que para Fernando Fernán Gómez, que dijo haberse retirado del teatro porque el público le molestaba, el espectador es “la tercera pata” del proyecto.

Un proyecto de artes escénicas que ha presentado a los artistas seleccionados para las residencias de 2021, en un momento marcado por la pandemia del coronavirus. “Se trata de mirar al futuro sin miedo”, dijo Pallarés, que volvió a insistir en su idea de la felicidad como parte intrínseca de Graners de Creació, en tanto esa felicidad, en el contexto de la incertidumbre vírica, pueda vencer al miedo. Ahí estarán, armados de creatividad y de espíritu resistente, los seleccionados: Fil d’Arena, Hongaresa Teatre, Miss Panamá, Alarcón y Cornelles, Irene Cortina, Onírica Mecánica, La República del Lápiz, La Lola Boreal, La Subterránea, Paula Serrano, Companyia Sonora, Migro Danza y Teatre Corrent.

Presentación de Graners de Creació en el Centre del Carme. Imagen cortesía de Graners.

Junto a todos ellos, las salas y festivales que los acogen: Espacio Inestable, Rambleta, La Mutant, Sala Off, Circuito Bucles, Teatro Círculo, Espacio BenAmil, Teatre El Musical, Festival 10 Sentidos, Sala Russafa, Teatre del Raval, Carme Teatre o Festival Russafa Escènica. Artistas, compañías, teatros y festivales que vienen sumando fuerzas para que los creadores puedan desarrollar sus trabajos en sus respectivas residencias, primando la experimentación e investigación al estreno, sin que éste quede excluido. Graners de Creació 2019-2022, que cuenta con el apoyo de la Dirección General de Patrimonio, el Consorci de Museus y el Ayuntamiento de València, es un proyecto de cuatro años, tiempo durante el cual se ofrece una visión de conjunto de cada una de las propuestas.

Además, como novedad, esta edición cuenta con el acompañamiento artístico y el asesoramiento técnico como dos vías complementarias a la hora de ayudar al creador en la realización de sus trabajos. Del primero, Pallarés dijo que se trataba de un acompañamiento destinado a aportar un “valor añadido” al creador, que de esta forma podrá contar con alguien que le escuche y le ayude a reflexionar. El asesoramiento también está pensado para que los residentes puedan “entender las pautas en las que se mueve el ecosistema escénico, el trato con las administraciones, la búsqueda de economías” o “la utilización adecuada de recursos”.

Presentación de Graners de Creació en el Centre del Carme. Imagen cortesía de Graners.

“El tiempo de confinamiento por el Covid”, dicen sus responsables, “ha servido al equipo de Graners para reflexionar sobre el trabajo realizado y proyectar el futuro”. “Durante las semanas de mayor parálisis, en las que se imponían las preocupaciones e incertidumbres en todos los ámbitos, Graners ha encontrado otro punto de vista más para entender el proyecto que ha surgido de la comunicación con los artistas residentes. Esta relación generada por la situación les ha permitido compartir sus miedos, preocupaciones y esperanzas. Y les ha hecho ver la necesidad de cuidar al creador”, añaden.

Graners de Creació se erige así en una especie de UCI en la que los artistas se sienten cuidados a la hora de desarrollar sus propuestas. Propuestas como la de Onírica Mecánica que suscita Jesús Nieto y que Festival 10 Sentidos llevará a Espai Rambleta, acogiendo su mundo poético e imaginario para amantes de lo extraordinario, precisamente ahora que lo extraordinario nos ha golpeado con la fuerza del virus. Fil d’Arena, con Rambleta llevando su proyecto a Espacio Inestable, trata de acercar la danza a todo tipo de públicos, como lo hará Migro Danza en Teatro Círculo con un espectáculo que se instala en el absurdo y la máscara, igualmente apropiado para estos tiempos de inseguridad epidemiológica.

Fil d’Arena, una de las compañías residentes de Graners de Creació 2021.

José Luis Pérez Pont, director del Consorci de Museus, alabó el trabajo de Graners de Creació por esa red de apoyo entre creadores y salas de teatro y festivales, subrayando a su vez la importancia de esa búsqueda de “nuevas fórmulas de colaboración y de aproximación a los públicos”. Públicos incorporados al proyecto con el objeto de “horizontalizar todos estos agentes (instituciones, creadores y espectadores) y ponerlos en el mismo nivel”, resaltó Bayona. Alrededor de 70 personas muy heterogéneas se han apuntado a esa llamada, para que el público participe de forma muy activa en Graners. “Lo bonito del grupo es que el placer está en los orígenes y no hay obligación de asistir”, apuntaron dos de esos espectadores. El placer y la felicidad, de nuevo, como motor de una iniciativa que pretende dignificar la creación, incluso desde el punto de vista económico, porque cada residencia está dotada con 6.000 euros. Como dijo el poeta Juvenal, lo que da valor a un placer es usarlo raramente. Graners de Creació en estado puro.

Onírica Mecánica, de Jesús Nieto, una de las propuestas residentes de Graners de Creació 2021.

Salva Torres

El tiempo que pasa de La Subterránea

Maldito otoño, de La Subterránea
Teatre Micalet
C / Guillem de Castro, 73. Valencia
Del 7 al 10 de junio de 2018

La compañía valenciana La Subterránea, formada por tres jóvenes mujeres creadoras, Ester Martínez, Lucía Abellán y Lucía Sáez, llega al Teatre Micalet, del 7 al 10 de junio. finalista a los Premios Max en dos categorías: Mejor espectáculo revelación, y  Mejor autoría revelación. El próximo día 18 de junio viajarán a Sevilla donde se celebra la entrega de premios este año.

Estreno en valenciano de esta pieza que es un canto a la vida, que nos habla de la finitud y el paso del tiempo con humor, con tintes políticos y de vino, ‘Maleïda Tardor’ es una pieza dirigida en conjunto por Paco Zarzoso y la propia compañía.

Maldito otoño, de La Subterránea. Foto: Jordi Pla.

Maldito otoño, de La Subterránea. Foto: Jordi Pla.

Lucía Abellán, Ester Martínez y Lucía Sáez han crecido juntas en este oficio. Formadas en arte dramático y con diversas especializaciones en artes escénicas, les unió la necesidad de contar, de explorarse en el teatro, así comenzaron y así continúan. Creen firmemente en la creación colectiva, en la escritura a pie de escena, en la recuperación de la poesía, el pensamiento y el contraste de lo onírico y el humor cotidiano que conlleva existir

La Subterránea lleva cinco espectáculos estrenados ‘Pussy Koan’, ‘Maritngala’, ‘El 10% de urbach Wiethe’, ‘Maleïda Tardor’ y  ‘Ser visibles’ que se estrenó el pasado mayo dentro de la programación del Festival 10 Sentidos.

Claro ejemplo de que si se quiere se puede, de que si se sueña, se alcanza, La Subterránea va pisando firme por un camino propio  que hasta este momento no ha parado de darles alegrías.

Sinopsis de la obra: Todos los érase una vez terminan en colorín colorado, todos acaban precipitándose hacia un final, como tú y como yo.  Mientras, la piel se agrieta como la tierra en un seísmo grado seis. Perdona que me de la risa. ‘Maldito Otoño’ reflexiona sobre cómo sentimos el paso del tiempo y la finitud. Es una celebración de la vida por todo lo alto  -aquí y ahora, sin contar con el mañana- ¿bailas?

La Subterránea

Maldito otoño, de La Subterránea. Foto: Jordi Pla.

La Subterránea se alza con el Escènia

Escènia 2016
Muestra de Teatro Novel
Centro Social
C / Periodista Badía, 5. Foios (Valencia)
Del 6 al 16 de julio de 2016

La compañía valenciana La Subterránea se alzó como la gran ganadora del Festival Escènia recibiendo dos de los cuatro galardones con su última producción Martingala, en un certamen que contaba este año con cuatro producciones a competición.
El trabajo realizado por esta compañía, que componen Lucía Sáez, Ester Martínez, Lucía Abellán y Luna Soriano, se  vio recompensado con el primer premio otorgado por el jurado y con el premio de mención especial otorgado por el público. Martingala nació en una residencia de Espacio Inestable y  ha sido el resultado de dos años de investigación y creación colectiva.

Martingala, de La Subterránea. Imagen cortesía de Escènia.

Martingala, de La Subterránea. Imagen cortesía de Escènia.

Las componentes de esta compañía no sólo interpretan, sino que escriben a seis manos todos sus textos, acompañándolos de algunos versos de poetas como Alicia Es Martinez, y crean la puesta en escena con imágenes muy potentes. El resultado de una exquisita combinación de sus textos, la puesta en escena y la interpretación invita al público a reflexionar, reír, llorar y disfrutar con su teatro. Un teatro social, político, crítico y muy humano que llevó al público a llenar la casa de la cultura de Foios de aplausos cuando las componentes de La Subterránea recogieron emocionadas los premios.

Martingala, de La Subterránea. Imagen cortesía de Escènia.

Martingala, de La Subterránea. Imagen cortesía de Escènia.

Martingala habla de cómo la manipulación mediática nos afecta diariamente pero la compañía, que trabaja desde la sinceridad y valentía escénica y confesando sus preocupaciones e inquietudes, deja la reflexión de qué es y cómo se ejecuta en manos del espectador.

El primer premio otorgado por el público recayó para el espectáculo Nora de la compañía Survivors Producciones, un monólogo interpretado por la actriz valenciana Jessica Fortuny. Y la mención especial del jurado se otorgó al espectáculo Nag i Nel de la compañía Perros Daneses.

Todos los premios van acompañados de una dotación económica. Los primeros se dotan con 2.500 € y las menciones especiales con 1.000 €, una ayuda económica que apoya a estas jóvenes compañías que trabajan por crear arte en condiciones, en ocasiones, precarias. Ahora habrá que esperar un año más hasta la próxima edición de Escènia, que será la número XV en la que, según sus organizadores, “habrá más de una sorpresa para un cumpleaños tan especial”.

Martingala, de La Subterránea.

Martingala, de La Subterránea. Imagen cortesía de Escènia.