Música gratis ‘al vent’

Ciclo Dijous al Veles
Sala Amstel Art
Veles e Vents
Marina Real Juan Carlos I
Muelle de la Aduana s/n. Valencia
Del 28 de julio al 1 de septiembre de 2016

Sin música el verano no existiría. Los que resisten la canícula en la ciudad tienen la posibilidad de disfrutarla todos los jueves de agosto de la mejor manera posible, a la orilla del mar y acariciados por la brisa. ¡Y gratis! Es el ciclo ‘Dijous al Veles’, una serie de conciertos organizados por la sala Amstel Art que, del 28 de julio al 1 de septiembre, ofrecerá música en vivo todos los jueves a partir de las 20 horas. El programa incluye actuaciones de intérpretes valencianos con estilos que abarcan del folk al jazz, canción de autor, pop incluidos toques de rock y psicodelia en una muestra de la riqueza creativa valenciana.

El Ser Humano en el ciclo 'Dijous al Veles'. Imagen cortesía de Veles e Vents.

El Ser Humano en el ciclo ‘Dijous al Veles’. Imagen cortesía de Veles e Vents.

El pasado jueves 28 de julio comenzó el ciclo con Naima Jazz Trío, formación fichada por el sello norteamericano Cuneiform Records, y una de las bandas más interesantes del panorama jazzístico europeo emergente. Enrique Ruiz (piano y sintetizadores), Luis Torregrosa (batería) y Rafa Ramos (contrabajo) son los componentes de este grupo electro-acústico, con toques dramáticos y románticos, fascinantes melodías y ritmos enroscados. Un sonido y personalidad propios que les ha hecho destacar con su cuarto disco, BYE, una colección de canciones originales y versiones de Jaga Jazzist y Elliott Smith.

El 4 de agosto será el turno de El Ser Humano, alter ego de Gonzalo Fuster, una de las sorpresas del pop nacional independiente, alabado por críticos de publicaciones como RockdeLuxe o Ruta 66.

Gilbertástico en el ciclo 'Dijous al Veles'. Imagen cortesía de Veles e Vents.

Gilbertástico en el ciclo ‘Dijous al Veles’. Imagen cortesía de Veles e Vents.

Gilbertástico  presentará el día 11 su último trabajo, 14-18, Capítulo Primero: Gavrilo. Un disco temático, dedicado a la Primera Guerra Mundial, que supone la primera entrega de una electrópera-rock que combina elementos digitales y fantásticos con instrumentos reales para contar la contienda desde un punto de vista surrealista, naif y con toques de humor.

Manolo Tarancón en el ciclo 'Dijous al Veles'. Imagen cortesía de Veles e Vents.

Manolo Tarancón en el ciclo ‘Dijous al Veles’. Imagen cortesía de Veles e Vents.

En el ecuador del ciclo, día 18, un referente en la escena local, Manolo Tarancón presentará en directo su último trabajo, Historias Mínimas, considerado por los críticos lo mejor de una trayectoria que arrancó en 2008 y que incluye cinco álbumes. El cantautor repasará los nuevos temas de un disco reposado, alegre y vital, en el que ha contado con la colaboración de Xoel López, Mikel Erentxun y Fabián.

Badlands.

Badlands en el ciclo ‘Dijous al Veles’. Imagen cortesía de Veles e Vents.

El 25 de agosto, el folk de la joven formación Badlands bajo influencias del country y bluegrass en un sonido árido y único presentarán su tercer EP, Howl. El ciclo concluirá el 1 de septiembre con los conciertos de Naga Parbat y Chico Benzol. Ambas bandas comparten algunos de sus miembros y un sonido que parte del folk norteamericano para ampliar sus horizontes hacia paisajes sonoros ambientales e introspectivos. Un contraste de luces y sombras que habla del paso del tiempo, las distancias y sueños esperanzados, a veces perdidos.

Quienes descarguen su invitación en la web www.onetwotix.com/p/amstel-art-veles-e-vents contarán con una promoción 2×1 en su primera consumición. Los asistentes podrán aprovechar la oferta gastronómica del Veles e Vents en la microcervecería Malabar y el restaurante mediterráneo La Marítima.

Bel Carrasco

Cultura, innovación y gastronomía en Veles e Vents

Veles e Vents, presentación del nuevo proyecto de contenidos
Marina Real Juan Carlos I, Muelle de la Aduana, s/n, Valencia

Veles e Vents, el emblemático edificio diseñado por el arquitecto David Chipperfield y Fermín Vázquez, ha albergado la presentación de su nuevo programa y pautas de gestión de la mano de Javier de Andrés -restaurante La Sucursal-, Vicent Llorens -Director General del Consorcio de la Marina Juan Carlos I- y Pablo Mazo – Director de Relaciones Institucionales de Heineken España.

Una alianza de tres empresas con la vocación “de abrir este espacio icónico a la ciudad de Valencia y a la Comunitat”, ha indicado Pablo Mazo, quien ha explicitado su voluntad de que Veles e Vents “contribuya a revitalizar la zona de la Marina Real y a generar riqueza económica, social y cultural para la Comunidad”. Vicente Llorens se ha sumado a estas declaraciones y ha apuntado la importancia de una planificación estratégica -que se presentará el 1 de julio- que aglutine las zonas colindantes. “No existe futuro sin formación” y para ello ha confiado en Heineken y La Sucursal como compañeros del proyecto.

Un instante de la rueda de prensa en Veles e Vents. Fotografía cortesía de la organización.

Un instante de la rueda de prensa en Veles e Vents. Fotografía cortesía de la organización.

Con una inversión de 5,5 millones de euros en 7 años, desconociendo el impacto económico concreto que reportará al entorno, confían en que Veles e Vents se convierta en motor dinamizador en innovación y formación, áreas que cuentan, entre otros con el apoyo directo de la Fundación Cruzcampo, capitaneada por Mª Ángeles Rodríguez de Trujillo y la Universidad de Valencia, representada por el Decano de la Facultad de Farmacia, D. Carlos Martín.

La cultura y la creatividad juegan un papel sobresaliente en este espacio. La empresa Mundo Senti2 toma la iniciativa en la gestión cultural con un leitmotiv importante en sus propuestas artísticas, valorando que las muestras sean únicas o bien se exhiban en primicia. Amstel Art -espacio de 1.000 m2 en la planta baja- será epicentro de diversas disciplinas artísticas, en permanente ejercicio de convivencia entre “jóvenes valores y figuras consagradas del arte valenciano”, generándose su primera actividad mediante ‘El Clot’, exposición fotográfica del valenciano Jorge Muñoz -Lux Professional Photography Award (2015)-, que podrá visitarse a partir del 15 de junio de 2016, en convivencia con la instalación ‘Figuras para la batalla’ -”una revisión contemporánea de los soldados de Xi’an”-, del Premio Nacional de Artes Plásticas Miquel Navarro. A ambos artistas se suma la venidera presencia del alemán Björn Dahlem, amén de “festivales de fotografía y de creaciones de new media art que utilizarán el videowall de 25 m2 que dará la bienvenida a los visitantes”.

En lo relativo al ámbito de las artes escénicas, Amstel Art acogerá un cronograma de actividades vinculadas con el teatro, microteatro, jazz -destaca el ciclo ‘Dijous al Veles’- y danza, siendo sede de la próxima edición de Circuito Bucles de Danza Contemporánea.

Una instantánea del nuevo espacio de formación gastronómica. Fotografía cortesía de la organización.

Una instantánea del nuevo espacio de formación gastronómica. Fotografía cortesía de la organización.

Veles e Vents será epicentro de formación gastronómica, siendo sede de la Escuela de Hostelería de Valencia, e implementando actividades del primer Grado en Ciencias Gastronómicas, con el objeto de “formar profesionales con una buena base de conocimientos científicos, tecnológicos, de salud y de gestión empresarial” apuntaba Javier de Andrés.

El empresario y director gastronómico de La Sucursal, ha incidido en su intervención, en la tradición gastronómica y familiar que le precede y en el conocimiento del sector, por lo que plantea una “oferta transversal destinada a todos los públicos”. Por ello apuesta, con el restaurante La Marítima, por el respeto a la tradición arrocera y productos del entorno mediterráneo para conquistar el paladar de los comensales y por una oferta mucho más dinámica con Malabar, un espacio de “finger food, picante, divertido y donde poder degustar platos cocinados con cerveza”, sito en la primera planta del espacio, a modo de “atalaya sobre el puerto, que respira esa limpieza, ligereza, mediterraneidad y luz que el edificio transmite”. “La restauración es uno de los pilares más destacados de nuestra economía y hemos querido crear un lugar donde se le rindiera homenaje y al que convertir en destino turístico importante en esta ciudad y fuera de ella”.

Merche Medina