Los Albatros, ahora AlbaTexas en valencià

Cines AlbaTexas
Plaça de Fra Lluís Colomer, 4. Valencia
Inauguración: sábado 4 de marzo de 2017

“Mirada de prop, la vida és una tragedia, però vista de lluny sembla una comèdia” (Charles Chaplin). Frases como ésta saltan a la vista del público que se adentra en los nuevos cines AlbaTexas de Valencia. Y, efectivamente, la tragedia que una mirada cercana extrajo del cierre hace siete años de los Albatros nacidos en 1986, se torna comedia ahora que el paso del tiempo devuelve la alegría a tan emblemático espacio. Completamente rehabilitado, con las paredes manchadas de frases cinéfilas (“Si vols dir la veritat a la gent, sigues divertit o et mataran”, Billy Wilder), y la singularidad de ofrecer películas en versión original subtituladas al valencià, arranca con ilusión AlbaTexas.

El cineasta Ventura Pons es quien impulsa su renacimiento. Lo hace tras la experiencia en Barcelona con Cinemes Texas, donde ha alcanzado un grado de ocupación del 72% y el premio a las mejores salas de España por la Red Europa Cinemas de 2016. Con semejante bagaje aterriza en Valencia, donde son sus cabezas visibles Xavier De la Red, como gerente, y Josevi Marco, responsable de comunicación. “Se ha hecho un gran esfuerzo por ofrecer películas subtituladas, no en catalán, sino en valenciano”, subraya Marco.

Vista interior de los cines AlbaTexas. Imagen cortesía de AlbaTexas.

Vista interior de los cines AlbaTexas. Imagen cortesía de AlbaTexas.

La intención es, como apunta Antonio Llorens, responsable de los antiguos Albatros y que acompañó en la presentación de los cines a Ventura Pons, “adaptar determinadas palabras o argot barceloní a la peculiaridad valenciana”. Y pone como simple ejemplo la zanahoria, carlota en valenciá y pastenaga en catalán. “Hablamos de matices, pero que enriquecen el habla de cada zona”. Y Llorens se refiere también al argot que utiliza Tarantino en alguna de sus películas, que luego es trasladado en el doblaje.

AlbaTexas, con todo, viene a ofrecer “el mejor cine de calidad subtitulado al valencià, de reestreno, a un precio popular de 3 euros y destinado a un público cuyo perfil, sin ser excluyente al del freaky que quiere ser el primero en ver la última de Star Wars, encaja con el del buen aficionado al cine”, destaca Josevi Marco. También subraya la “atención personalizada” como seña de identidad de AlbaTexas, cuyo nombre nace de la mezcla de los antiguos Albatros y los Texas de Barcelona, pero que en el caso de Valencia tiene además el componente añadido de que “hay un pueblo en Texas [Estados Unidos] que se llama Alba”, apunta Marco.

Vista interior de los cines AlbaTexas. Imagen cortesía de AlbaTexas.

Vista interior de los cines AlbaTexas. Imagen cortesía de AlbaTexas.

Los cines de reestreno parecen estar en auge, porque a rebufo del ya clásico Cinestudio d’Or le siguen ahora los pasos en Valencia el también reconvertido Aragó Cinema y AlbaTexas, cada uno con su peculiaridad cinéfila e idiomática. “Además de poner buen cine con subtítulos en valencià, hacemos obra social”, señala el responsable de comunicación, tras informar que la cafetería es gestionada por Alanna, asociación de mujeres víctimas de la violencia de género. Las 480 butacas de que disponen los remozados Albatros están repartidas en cuatro salas, cada una dedicada a un nombre singular de la cinematografía valenciana como son Joan Monleón (sala 1), Ovidi Montllor (2), Lola Gaos (3) y Carles Mira (4).

“El que haya un cine con películas subtituladas al valencià y que ofrece sus salas a las producciones en valencià no va a hacer que remonte el sector, pero qué duda cabe que ayudamos a ello”. Marco también sostiene que la futura apertura de Canal 9, junto a la modesta contribución de AlbaTexas, “favorecerá al audiovisual, que tendrá dos espacios donde mostrar sus productos”. También pretenden acercarse a los colegios e institutos para que los jóvenes alumnos puedan ver en sus salas proyecciones dobladas al catalán los fines de semana, al igual que cederán el espacio a autores de cortos y tienen previsto (“lo estamos estudiando”) maratones de cine de terror.

AlbaTexas arrancó el pasado fin de semana con las películas Jo, Daniel Blake, de Ken Loach, La Propera Pell, de Isaki Lacuesta,  100 Metros (Marcel Barrena) y La Xica del tren (Tate Taylor). Y, desde mañana 10 de marzo, tres sobresalientes reestrenos: Elle (Paul Verhoeven), Capità Fantàstic (Matt Ross) y Tarde para la ira (Raúl Arévalo). “A diferencia de Barcelona, pienso que aquí tendremos un público más joven”, concluye Marco, ilusionado con la nueva etapa de los Albatros, cuyo cine en valencià será el que le dé alas.

Ventura Pons, delante de los nuevos cines AlbaTexas. Imagen cortesía de AlbaTexas.

Ventura Pons, delante de los nuevos cines AlbaTexas. Imagen cortesía de AlbaTexas.

Salva Torres

«Trato hacer de lo obvio algo nuevo»

GraffitiPop, de Antonio de Felipe
Galería Thema
C / Plaza América, 4. Valencia
Hasta el 15 de abril de 2016

Dice que lo importante es “ser auténtico, hacerlo con verdad”. Curioso de un artista que ha convertido la ficción que representan los grandes iconos de masas en materia de su impactante obra. Curioso, pero de ninguna forma incoherente. De hecho, la autenticidad de la que habla Antonio de Felipe (Valencia, 1965) pasa precisamente por trabajar ese glamour de las grandes estrellas del cine, de la música y del deporte, hasta convertirlo en objeto de reflexión manifiesta en su obra. “Hay que aprender a ver y no quedarte con la primera impresión”, subraya.

Detalle del propio Antonio de Felipe en una de sus obras en la Galería Thema. Imagen de Carles Traver y Josevi Marco.

Detalle del propio Antonio de Felipe en una de sus obras en la Galería Thema. Imagen de Carles Claver y Josevi Marco.

Y la impresión que ofrece su trabajo es la de un artista pop que ha sabido aprovechar el atractivo de ciertos iconos para capturar la mirada fascinada del público. Marilyn Monroe, Audrey Hepburn o Madonna a modo de reclamo, de cebo. Nada más lejos de la verdad que Antonio de Felipe busca. “Le doy dos millones de vueltas a cada boceto”. Y si utiliza esos iconos en su obra, sin duda lo primero que salta a la vista, “es para tomar impulso”. Dice que es su manera de empezar, aferrándose a “algo seguro” para después dejar que vuele la imaginación. También porque él trabajó como creativo en una agencia de publicidad en los años 80 y le resulta “natural” utilizar esos iconos. “Toda esa formación es mi legado”, remarca.

A partir de ahí, Antonio de Felipe ha ido construyendo una obra que empezó mostrando hace 25 años en la galería Thema de Valencia, a la que ahora vuelve con su nueva serie GraffitiPop. Serie que exhibió en el Centro Cultural Casa Vacas de Madrid y que fue vista por más de 70.000 personas. Una selección de 12 lienzos y unas 15 obras sobre papel integran la exposición de su regreso a los orígenes. “No es un ejercicio de nostalgia, pero sí remueve ciertos sentimientos”. Como el hecho de que su padre, fallecido cinco años antes de aquella su primera exposición, no haya podido ver la rutilante trayectoria de su hijo.

Vista general de la exposición GraffitiPop, de Antonio de Felipe, en la Galería Thema. Imagen de Carles Traver y Josevi Marco.

Vista general de la exposición GraffitiPop, de Antonio de Felipe, en la Galería Thema. Imagen de Carles Claver y Josevi Marco.

“Soy un artista de pico y pala”

“Hago mi trabajo con tanta pasión que el espectador luego me lo devuelve”. Pasión y energía que convierten una charla con De Felipe en un alegato a favor de la creación como estímulo vital. “Tengo un pop más sofisticado”. Cuatro años le ha llevado crear su última serie. “Soy un artista de pico y pala; un trabajador nato”. Por eso no dudó en pintarse a sí mismo en medio de esos trabajadores que inmortalizó el fotógrafo Charlie Clyde Ebbets subidos en lo alto del Rockefeller Center, mientras se construía en plena Gran Recesión. Detrás de ellos, el artista valenciano coloca a la Marilyn Monroe que igualmente inmortalizó Winston.

“No es una Marilyn cualquiera y la imagen de los obreros es un guiño a Equipo Crónica”, explica el artista. Ese contraste entre el glamour de la estrella cinematográfica y la aspereza de los trabajadores atraviesa buena parte de la obra de Antonio de Felipe. “Trato de hacer de lo obvio algo nuevo”. Lo mismo sucede con la imagen de la Audrey Hepburn de ‘Desayuno con diamantes’, colocada frente a un graffiti que interpela su aura para hacerla más terrestre. “No estoy de acuerdo con eso de que el pop es fácil y no tiene discurso crítico”. Y vuelve a insistir en la necesidad de rascar esa primera capa de su obra.

Audrey Hepburn en una de las obras de Antonio de Felipe en la Galería Thema. Imagen de Carles Traver y Josevi Marco.

Audrey Hepburn en una de las obras de Antonio de Felipe en la Galería Thema. Imagen de Carles Claver y Josevi Marco.

“Me parece un error politizar el arte”

“El pop es como un puñetazo”, dice. Luego es cada espectador el que tiene que encajarlo a su manera. Ahora ese pop viene de la mano del graffiti. “Era un reto personal; nunca había utilizado el spray y es un ejercicio que ha catalizado mi creatividad”. De forma que el “chorreón” se mezcla con su “pintura depurada” para “fundir dos mundos de los que creo haber salido airoso”. También le ha perdido el miedo al autorretrato, porque dice haber alcanzado “un grado de madurez en la técnica y en lo personal”.

Con cerca de medio millar de exposiciones a sus espaldas, no entiende que todavía haya gente que relacione su obra con el anterior gobierno del PP, cuando en 25 años sólo ha expuesto en cuatro ocasiones en Valencia. “Me parece un error politizar el arte”. Y como en su obra siempre hay “aportaciones irónicas”, Antonio de Felipe se toma esas inquinas con espíritu fallero. “Es que mi obra es muy fallera porque conecta con lo lúdico y el pop”. E insiste: “Mi política es el arte”. Un arte repleto de iconos de la cultura de masas que Antonio de Felipe descontextualiza para crear su singular universo. Pasión y energía que hasta el 15 de abril eclosiona en la galería Thema.

Ver la noticia en El Mundo Comunidad Valenciana

Salva Torres

Video de la exposición ‘GraffitiPop’ realizado por Carles Claver y Josevi Marco: