Cultura, innovación y gastronomía en Veles e Vents

Veles e Vents, presentación del nuevo proyecto de contenidos
Marina Real Juan Carlos I, Muelle de la Aduana, s/n, Valencia

Veles e Vents, el emblemático edificio diseñado por el arquitecto David Chipperfield y Fermín Vázquez, ha albergado la presentación de su nuevo programa y pautas de gestión de la mano de Javier de Andrés -restaurante La Sucursal-, Vicent Llorens -Director General del Consorcio de la Marina Juan Carlos I- y Pablo Mazo – Director de Relaciones Institucionales de Heineken España.

Una alianza de tres empresas con la vocación “de abrir este espacio icónico a la ciudad de Valencia y a la Comunitat”, ha indicado Pablo Mazo, quien ha explicitado su voluntad de que Veles e Vents “contribuya a revitalizar la zona de la Marina Real y a generar riqueza económica, social y cultural para la Comunidad”. Vicente Llorens se ha sumado a estas declaraciones y ha apuntado la importancia de una planificación estratégica -que se presentará el 1 de julio- que aglutine las zonas colindantes. “No existe futuro sin formación” y para ello ha confiado en Heineken y La Sucursal como compañeros del proyecto.

Un instante de la rueda de prensa en Veles e Vents. Fotografía cortesía de la organización.

Un instante de la rueda de prensa en Veles e Vents. Fotografía cortesía de la organización.

Con una inversión de 5,5 millones de euros en 7 años, desconociendo el impacto económico concreto que reportará al entorno, confían en que Veles e Vents se convierta en motor dinamizador en innovación y formación, áreas que cuentan, entre otros con el apoyo directo de la Fundación Cruzcampo, capitaneada por Mª Ángeles Rodríguez de Trujillo y la Universidad de Valencia, representada por el Decano de la Facultad de Farmacia, D. Carlos Martín.

La cultura y la creatividad juegan un papel sobresaliente en este espacio. La empresa Mundo Senti2 toma la iniciativa en la gestión cultural con un leitmotiv importante en sus propuestas artísticas, valorando que las muestras sean únicas o bien se exhiban en primicia. Amstel Art -espacio de 1.000 m2 en la planta baja- será epicentro de diversas disciplinas artísticas, en permanente ejercicio de convivencia entre “jóvenes valores y figuras consagradas del arte valenciano”, generándose su primera actividad mediante ‘El Clot’, exposición fotográfica del valenciano Jorge Muñoz -Lux Professional Photography Award (2015)-, que podrá visitarse a partir del 15 de junio de 2016, en convivencia con la instalación ‘Figuras para la batalla’ -”una revisión contemporánea de los soldados de Xi’an”-, del Premio Nacional de Artes Plásticas Miquel Navarro. A ambos artistas se suma la venidera presencia del alemán Björn Dahlem, amén de “festivales de fotografía y de creaciones de new media art que utilizarán el videowall de 25 m2 que dará la bienvenida a los visitantes”.

En lo relativo al ámbito de las artes escénicas, Amstel Art acogerá un cronograma de actividades vinculadas con el teatro, microteatro, jazz -destaca el ciclo ‘Dijous al Veles’- y danza, siendo sede de la próxima edición de Circuito Bucles de Danza Contemporánea.

Una instantánea del nuevo espacio de formación gastronómica. Fotografía cortesía de la organización.

Una instantánea del nuevo espacio de formación gastronómica. Fotografía cortesía de la organización.

Veles e Vents será epicentro de formación gastronómica, siendo sede de la Escuela de Hostelería de Valencia, e implementando actividades del primer Grado en Ciencias Gastronómicas, con el objeto de “formar profesionales con una buena base de conocimientos científicos, tecnológicos, de salud y de gestión empresarial” apuntaba Javier de Andrés.

El empresario y director gastronómico de La Sucursal, ha incidido en su intervención, en la tradición gastronómica y familiar que le precede y en el conocimiento del sector, por lo que plantea una “oferta transversal destinada a todos los públicos”. Por ello apuesta, con el restaurante La Marítima, por el respeto a la tradición arrocera y productos del entorno mediterráneo para conquistar el paladar de los comensales y por una oferta mucho más dinámica con Malabar, un espacio de “finger food, picante, divertido y donde poder degustar platos cocinados con cerveza”, sito en la primera planta del espacio, a modo de “atalaya sobre el puerto, que respira esa limpieza, ligereza, mediterraneidad y luz que el edificio transmite”. “La restauración es uno de los pilares más destacados de nuestra economía y hemos querido crear un lugar donde se le rindiera homenaje y al que convertir en destino turístico importante en esta ciudad y fuera de ella”.

Merche Medina

 

 

 

 

 

 

Serenates arranca con Maria del Mar Bonet

Serenates 2014
La Nau de la Universitat de València
C / Universitat, 2. Valencia
Del 24 de junio al 7 de julio, a las 22.30 horas

El Centre Cultural de la Universitat de València acoge un año más el festival ‘Serenates 2014’, una serie de once conciertos que se celebrarán entre el 24 de junio y el 7 de julio en el claustro de La Nau. Este festival está coorganizado con la Subdirección de Música de CulturArts Generalitat y cuenta con la colaboración del Palau de la Música de Valencia, el Ayuntamiento de Valencia, la Fundació General de la Universitat de València, el Banc Sabadell y la Fundación Cruzcampo, del grupo Heineken. La Escuela de Arte y Superior de Diseño de Valencia ha asumido el diseño del cartel y algunas escenografías.

La idea de utilizar el claustro del edificio histórico de la Universitat como marco para ofrecer al público valenciano un festival musical de verano, con una programación volcada especialmente en la música compuesta e interpretada por músicos valencianos, ha tenido desde sus inicios, en los años ochenta, un éxito rotundo de público.

Durante más de tres décadas de historia el festival ha estrenado muchas obras o ha sacado del olvido piezas procedentes de los archivos musicales valencianos. Asimismo, ha servido como escenario para el debut de numerosos músicos valencianos sirviendo como plataforma para su promoción y difusión.

Capella de Ministrers en Serenates 2013. Imagen cortesía de La Nau de la Universitat de València.

Capella de Ministrers en Serenates 2013. Imagen cortesía de La Nau de la Universitat de València.

El vicerrector Antonio Ariño destacó, durante la presentación del festival, que se celebra la 34 edición de Serenates y que cerca de 4.000 personas asistieron a los nueve conciertos realizados el año pasado, una cifra que se espera superar esta edición ya que se han programado once conciertos. No obstante, puntualizó, el número de asistentes no puede ser muy superior porque, por medidas de seguridad, la capacidad del claustro está limitada. A lo largo de las once noches de conciertos participarán más 500 artistas entre los que hay un gran número de jóvenes procedentes de diferentes coros y orquestas.

La edición de este año acoge una programación ecléctica que aborda distintos estilos musicales, desde el Renacimiento al estreno de obras contemporáneas, así como toda clase de formaciones musicales. Dentro de la programación destaca la presencia de cantantes de renombre, como Maria del Mar Bonet, acompañada por la Orquestra Filharmònica de la Universitat de València, que inaugurará el festival el día 24 de junio, o el cantautor Amancio Prada (25 de junio).

El mundo coral valenciano estará presente en la programación con tres conciertos: el Orfeó Universitari de València (29 de junio), los Pequeños Cantores de Valencia, formación que celebra este año su cincuenta aniversario (1 de julio) y el Cor de la Generalitat Valenciana, unidad artística dependiente de CulturArts, que actuará el 5 de julio.

La música de cámara estará representada con tres vertientes completamente diferentes, un concierto del grupo Capella de Ministrers (27 de junio), un concierto de música latinoamericana, dedicado especialmente a Astor Piazzolla, a cargo del grupo Zingerseptet (28 de junio), y un monográfico de la obra del pianista valenciano de Manuel Palau interpretado el día 2 de julio por Bartomeu Jaume.

Además, el día 4 de julio, la Orquestra de València ofrecerá un concierto, dirigido por el director de la Orquestra Filharmònica de la Universitat, Hilari Garcia, en un claro ejemplo de colaboración de las entidades organizadoras del festival.

Por otra parte, en la programación de Serenates la percusión también tendrá un lugar destacado con dos conciertos. El Grup de Percussió de la Orquestra Filharmònica de la Universitat de València (26 de junio) y como cierre del festival, el día 7 de julio, el estreno absoluto de la ópera de bolsillo ‘El mal vino’, a cargo del grupo de percusión ‘Amores’, que este año celebra sus veinticinco años de existencia. Esta ópera, dirigida por Paco Zarzoso, es una tragicomedia musical que pretende romper con el concepto tradicional de ópera y unir voces líricas con voces de otros estilos, es por ello que compartirán escenario las sopranos María García Maciá y Luca Espinosa, y el cantaor Miquel Gil.

Según anunció Manuel Tomás, director general de CulturArts, esta producción tendrá un recorrido posterior y se programará en otros teatros valencianos. Todos los conciertos comienzan a las 22:30 horas. La entrada es gratuita con invitación, que se puede recoger a partir de una hora antes del comienzo en la conserjería de La Nau.

La Orquestra Filharmònica de la Universitat de València en Serenates 2013. Imagen cortesía del Centre Cultural La Nau.

La Orquestra Filharmònica de la Universitat de València en Serenates 2013. Imagen cortesía del Centre Cultural La Nau.

 

Equipo Realidad. Crítica, autoría e identidad

Patronat Martínez Guerricabeitia
Centre Cultural La Nau. Valencia
Hasta el 3 de marzo de 2013

La muestra permite descubrir piezas desconocidas en España de la etapa italiana. La exposición se compone de una treintena de obras de uno de los grupos más destacados del arte contemporáneo valenciano, el Equipo Realidad (1966-1977).

Comisariada por Javier Lacruz, esta muestra instalada en la Sala
Martínez Guerricabeitia de La Nau permite acercarse a piezas de finales de la dictadura, obras creadas en la etapa italiana, circunstancia que ha provocado que muchas de ellas ni siquiera se hubieran mostrado en España.

Además para esta exposición se ha hecho un importante esfuerzo puesto que solo un cuadro de los expuestos pertenece a la colección Martínez Guerricabeitia. El resto, de la treintena de piezas, procede del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, del IAACC Pablo Serrano, del IVAM, de la Fundación Chirivella Soriano, entre otros museos. Además se ha contado con el patrocinio de Banco Santander y la colaboración de la Fundación Cruzcampo. De la exposición se realizarán talleres didácticos,
visitas guiadas tanto para el público en general como para personas con discapacidad.

Los cuadros Entierro del estudiante Orgaz y Recepción oficial, ambos presentes en esta exposición, balizan el comienzo y final de la trayectoria conjunta emprendida por ambos pintores dentro de la corriente valenciana de la Crónica de la Realidad, creada por Vicente Aguilera Cerni y animada por Tomás Llorens. Una tendencia inscrita, a su vez, dentro del realismo crítico surgido en España a mediados de la década de los años sesenta, como reacción al agotamiento de la pintura informalista y deudora de las corrientes renovadoras europeas y norteamericana: la figuración narrativa francesa, con Eduardo Arroyo entre sus principales exponentes, y el pop anglosajón, iniciado por Richard Hamilton y encumbrado por Andy Warhol.

Esta exposición se enmarca dentro de la línea de trabajo del Patronato denominada Encuentros con la colección, que muestras artistas de la misma, como Simeón Sáiz Ruiz, Darío Villalba, Giangiacomo Spadari, entre otros muchos.

En esta exposición puede contemplarse la primera etapa pictórica, del Equipo Realidad, en la que  incorpora imágenes de los mass media con fuerte carga satírica y de denuncia sobre asuntos diversos: la guerra, la política, la función del arte, los falsos valores del consumismo, el papel de la mujer en la sociedad, el modelo pequeño-burgués, etcétera.

Dentro de esta, de su estadía italiana, se muestran en esta exposición varios cuadros inéditos en España: La Divina Proporción (1967), Danger (1967), Caín y Abel (1967), El títere y/o los ángeles de la guarda (1967), El palco (1968), Il matrimonio (1969-70) y Obstinato rigore (1969-70). En 1972, a partir de su vinculación con la Galería Punto de Valencia, Ballester y Cardells comienzan a trabajar a partir de ciertos elementos comunes que más tarde se articulan en ciclos temáticos. Una etapa de transición, en la que reflexionan sobre el oficio de pintor,
anticipa las cuatro series que definen su propuesta pictórica: Hogar, dulce hogar (1972-73), Del antiguo y ropajes (1972), Retrato del retrato de un retrato de… (1972), y Hazañas Bélicas o Cuadros de Historia (1973-1975). Muchos de los cuadros inéditos fueron adquiridos por el comisario de la exposición, quien, años más tarde compraría obras de este singular grupo recuperando así muchas de las piezas que estaban en Italia.