CASO DE ESTUDIO. GRETE STERN

Galeria 3. IVAM, Centre Julio González
C/ Guillem de Castro, 118. Valencia
Del 3 de diciembre al 3 de abril del 2016

Caso de estudio. Grete Stern  es una exposición que reúne 61 obras de la artista, incluyendo 10 fotografías, dos proyecciones, libros, un documental, una película de Ellen Auerbach, mucha documentación y las 46 piezas de la serie Sueños que el IVAM conserva en su Colección, y que se encargó de dar a conocer en inicio a esta artista en escenario español. Con ello, la muestra documenta por primera vez en España los 140 fotomontajes con los que la fotógrafa se dirigió, a finales de los años 40 y principios de la década de los 50, a un público femenino.

Grete Stern, es una artista alemana formada en la Escuela de Artes Aplicadas de Stuttgart, se adentró en el mundo de fotografía de la mano del profesor de la Bauhaus Walter Paterhans. Se vio inmersa en el mundo de la publicidad entre 1929 y 1932 y a principios de 1935, se trasladaría a Argentina, mismo año en que el que contrajo matrimonio con Horacio Coppola junto a quien trabajaría en diversos proyectos.

En Argentina, se desarrolló en el campo de la ilustración editorial en el que destacan sus colaboraciones con las revistas N u e v a A r q u i t e c t u r a e Idilio desde 1947; además de su actividad como conservadora de fotografía del Museo Nacional de Bellas Artes de Buenos Aires desde 1956; y su incursión en el campo de la antropología mediante un estudio sobre los aborígenes del Gran Chaco que llevó a cabo entre 1957 y 1964.

Grete_Stern,_Self-portrait,_1943

Grete Stern. Autorretrato, 1943. Cortesía IVAM.

La exposición se inicia con la proyección del documental sobre el estudio publicitario Ringl+Pit , que fundaron Grete Stern (Ringl) y Ellen Auerbach (Pit) en el Berlín de 1929. En el cual se ve en forma de una entrevista, como Stern y Auerbach, reflexionan sobre su obra y lo que representaba ser una mujer con objetivos marcados y una profesión en aquel momento.

Vemos entonces, como nace la crítica hacia los estereotipos femeninos de una sociedad patriarcal que criticaba y que refleja en la serie Sueños. En esta misma línea va la película Gretchen Hat Ausgang (1935), dirigida por Ellen Auerbach, que nos ayuda a entender los tópicos de comportamiento femenino del momento.

05798

Grete Stern. Sueño nº45 Sin título, de la serie Sueños, fotomontajes (Buenos Aires), 1950. Cortesía IVAM.

La muestra continúa con la mencionada llegada de Grete Stern y Horacio Coppola a Buenos Aires en 1935, con la revista Sur y el papel de Victoria Ocampo; así como todo el contexto en que encontramos a intelectuales exiliados que huyen de la Segunda Guerra Mundial. Podremos disfrutar, en la sala de exposiciones la colaboración de Stern y trabajos individual de fotos de libros sobre la arquitectura de Buenos Aires.

En conjunto todo este material que se proyecta en la sala, además del recorrido que podemos hacer por la fotografía antropológica que Grete Stern -que consolida un documento gráfico sobre la forma de vida, costumbres, indumentaria, artesanía, creencias de los aborígenes del Chaco, y se aleja del registro etnográfico y clasificación habitual que se le da a este tipo trabajo- nos permite apreciar la confluencia de intereses por parte de la artista alemana, donde aparecen la publicidad, la arquitectura, la retratística, el psicoanálisis y la antropología, que en definitiva nos ayuda a analizar la obra de la artista alemana.

29PHOTO1-blog427

Grete Stern. Sueño nº43 Sin título, de la serie Sueños, fotomontajes (Buenos Aires), 1950. Cortesía IVAM.

Anna Bella Geiger. Ni más ni menos

Anna Bella Geiger. Circa MMXIV: ni más ni menos
Galería Aural
Labradores, 14. Alicante.
Inauguración: 26 de abril a las 20:00 h.
Hasta el 30 de junio de 2014

Circa MMXIV: ni más ni menos, es la primera exposición individual de la artista en España, una muestra expositiva que se entiende como un viaje por los pasajes de su producción artística desde los años 70 hasta algunas de sus piezas más actuales.

Circa es un término que la Anna Bella Geiger viene empleando desde el 2005 en las exposiciones que formulan un recorrido de una trayectoria que abarca toda la segunda mitad del s. XX hasta principios del s. XXI, que permite otros modos de relativizar obras elaboradas a través de diversas décadas, sin que ello perjudique a sus significados concretos y esenciales.

Anna Bella Geiger, "Local com ondas e meridianos". Imagen cortesía de la galería.

Anna Bella Geiger, «Local com ondas e meridianos». Imagen cortesía de la galería.

Geiger opta por la organización de su poética en series temáticas mediante la representación de los mapas, cuyo carácter icónico se tensa para crear una verdadera “topografía del arte” (el lugar del arte como geografía y la geografía como lugar de arte) en su abstracción planimétrica, en el trazado imaginario de meridianos, paralelos, planisferios, etc. y, simultáneamente, problematizar las delimitaciones culturales, históricas, políticas y sociales), para articular un discurso territorial en el cual confrontar los conceptos de identidad y alteridad, cultura nacional, el lugar del artista en la sociedad, la constitución del circuito del arte en Brasil y su posición en el mundo.

La artista revela las contradicciones del sistema representacional de la cultura y desconfía de la misión pedagógica de la imagen del nativo de Brasil.

Anna Bella Geiger, "Historia do Brazil. Little boys and girls". Imagen cortesía de la galería.

Anna Bella Geiger, «Historia do Brazil. Little boys and girls». Imagen cortesía de la galería.

Los años 70 son una etapa de debate profundo en la relación entre la cultura brasileña (periférica) y las culturas europeas y norteamericanas (centralizada). Con sus mapas híbridos, visionarios y críticos, repletos de un clamor anticolonialista, Anna Bella refrenda la ya conocida máxima del uruguayo Torres García, que, al proponer un mapa de América latina cabeza abajo, proclamó que el Sur es el Norte, y viceversa. Toda su obra refleja la idea de la descolonización. Esta preocupación de la artista relaciona la identidad cultural con el espacio vivido, tan evidente y coherente con nuestro mapa político actual.

Estimulada por las cuestiones suscitadas por el arte conceptual y el momento político vivido, su producción de la década de 1970 está marcada por un carácter eminentemente experimental: fotograbado, fotografía fotomontaje, serigrafía, fotocopia, tarjetas postales, vídeo, Súper 8, lo que la lleva posteriormente a trabajar toda una serie de formas híbridas (objeto-esculturas, grabado-objeto, fotografía-objeto, foto-collage, foto-instalación, vídeo-instalación), en el sentido de desdibujar fronteras entre ellos y con la idea de pasaje, del retorno a lo nómada, el exilio y de movimiento continuo. Tal vez por ser hija de inmigrantes y vivir en Río de Janeiro, se ocupa de la problemática de la adaptación, la mimesis, el intercambio y la ubicuidad, la búsqueda de lo global en lo local y viceversa. En los trabajos que dialogan con las vertientes conceptuales al indagar sobre el carácter ontológico del arte, Anna Bella Geiger interroga también los sistemas culturales y políticos que crean y perpetúan el arte.

Anna Bella Geiger, "Historia do Brazil. Little boys and girls". Imagen cortesía de la galería.

Anna Bella Geiger, «Historia do Brazil. Little boys and girls». Imagen cortesía de la galería.

Geiger desarrolla una poética contemporánea del espacio, pero la condición doblemente contemporánea de la artista se evidencia en el planteamiento de la liberación de la autonomía del arte y de la especificidad de los medios como géneros cerrados manteniendo el pulso con cada uno de ellos en la tentativa de establecer interdependencias. Anna Bella atraída por el carácter intimista y subjetivo del vídeo, y el juego metalingüístico, polemiza acerca de las narrativas de las producciones televisivas de entonces donde el consumismo y la pasividad propagada por la cultura de masas reproducía una visión contraria a la realidad cotidiana.

Anna Bella Geiger, "Local Da açao nº 1" (1979). Imagen cortesía de la galería.

Anna Bella Geiger, «Local Da açao nº 1» (1979). Imagen cortesía de la galería.

El vídeo es una herramienta de experimentación. Ello se evidencia en la “suciedad” de la calidad de la imagen y el sonido ambiente. Utiliza el dispositivo tecnológico para registrar una acción-operación donde hace frente a la presencia de otra frontera, la del tiempo. Aquí la artista es la protagonista de tres acciones que no son concebidas como performances, pues el uso del cuerpo no está concebido ni como un medio de expresión personal ni como soporte-, sino como simulacro. Los vídeos siguen el camino de la ironía, se tornan símbolos de resistencia y protesta hacia el régimen militar. Todo ello nos indica que Anna Bella Geiger adopta una postura crítica elaborada mediante la serie, la variación, mutación y repetición, cuestiones que le permite desarrollar a través del vídeo o del grabado como medios propicios a la seriación y multiplicidad, constituyendo la configuración formal de su trabajo.

Anna Bella Geiger, "Passagens" (frame del primer vídeo que realizó en 1974). Imagen cortesía de la galería.

Anna Bella Geiger, «Passagens» (frame del primer vídeo que realizó en 1974). Imagen cortesía de la galería.

Esta exposición propone una aproximación hacia la comprensión de la historia entre América del Sur y Occidente, puesto que la herida colonial señala las ausencias con las que se ha narrado la historia.

Anna Bella Geiger, "Sobre nácar com onda". (2014. Concha marina y mapamundi en plomo. Fotógrafo: Ruber Seabra). Imagen cortesía de la galería.

Anna Bella Geiger, «Sobre nácar com onda». (2014. Concha marina y mapamundi en plomo. Fotógrafo: Ruber Seabra). Imagen cortesía de la galería.

Anna Bella Geiger (Río de Janeiro, 1933), considerada una de las más importantes artista contemporáneas brasileñas, ha dedicado toda su carrera a la investigación y experimentación artística entorno al debate arte y sociedad, y como docente a la formación de nuevas generaciones. Fue una de las primeras artistas conceptuales y pionera en la utilización del vídeo en Brasil.

Anna Bella Geiger, "O Pao Nosso de Cada Dia" (1978). Imagen cortesía de la galería.

Anna Bella Geiger, «O Pao Nosso de Cada Dia» (1978). Imagen cortesía de la galería.