El fulgor de la palabra de Juan Diego en el FICX

Encuentro con Juan Diego
Premio Nacho Martínez 2018
56 Festival Internacional de Cine de Gijón/Xixón (FICX)
16 de noviembre de 2018

El 56 Festival Internacional de Cine de Gijón/Xixón (FICX) ha incoado su cronograma de la mano y la palabra de Juan Diego (Sevilla, 1942), con motivo de la concesión del Premio Nacho Martínez 2018 al actor bormujero, en cuyo encuentro con prensa y público ha procurado, en compañía de Alejandro Díaz Castaño –director del festival–, focalizar la atención en algunos de los principales acentos que han singularizado su dilatada trayectoria biográfica y profesional.

“En Sevilla, cuando yo no era”

Tal y como ha recordado, desde una sobresaliente pronta edad, Juan Diego hubo descubierto “el poder de la palabra”, fruto de la tercerita de Pemán y las crónicas taurinas del diario ABC que aventuraba a leer a uno de sus tíos, afectado de cataratas; “sentía que crecía a medida que leía”, eclosionando, de este modo, el fértil fulgor de la oralidad, fuente de poder y de impostura, “principio y forma esencial de comunicar” a través “del silencio de los demás que se produce al escuchar”.

El director el FICX, Alejandro Díaz Castaño, y Juan Diego, durante el encuentro con prensa y público, con motivo del Premio Nacho Martínez 2018. Fotografía: Merche Medina.

El director el FICX, Alejandro Díaz Castaño, y Juan Diego, durante el encuentro con prensa y público, con motivo del Premio Nacho Martínez 2018. Fotografía: Merche Medina.

De este modo, el Sergio Maldonado de ‘El viaje a ninguna parte’ (Fernando Fernán Gómez, 1986), o el Saturnino de ‘Jarrapellejos’ (Antonio Giménez-Rico, 1988), orientaba el horizonte de sus primeras y trémulas inquietudes hacia el territorio de la escena: “en teatro, el público y la crítica te examinan, te evalúan. Eso te obliga a estar muy pendiente del trabajo que realizas”. Un oficio refrendado a través del teatro universitario sevillano, que le brinda la oportunidad de adentrase en los overoles vagabundos y existencialistas de Vladimir y Estragon en ‘Esperando a Godot’, de Samuel Beckett.

De un modo ineludible, abandona provincias y recala en los estudios diurnos de Televisión Española y merodea la estival academia vespertina y nocturna del Gijón: “a finales de agosto íbamos al Café Gijón, porque era cuando solían hacerse las contrataciones para las compañías de teatro”, tal vez en perpetua y estocástica búsqueda, en tanto que “la suerte es un elemento fundamental. La suerte es un aliado”, que determina para Juan Diego, aséptica e implacablemente, el devenir profesional, cuya melanítica periferia conduce al actor a plantearse “¿por qué unos triunfan y otros no?”.

Tal vez deba tratarse de una suerte sustentada por una primera y ortodoxa metodología de trabajo, fundamentada en la lectura y memorización de aquellas representaciones a las que acudía como avezado espectador, en tanto que “seguía las funciones como si fueran un máster de interpretación. Más allá de concentrarme en entender lo que decían, que ya no necesitaba, me fijaba en la técnica interpretativa”.

Repaso audiovisual de la trayectoria de Juan Diego durante la gala inaugural del 56 FICX. Fotografía: Merche Medina.

Repaso audiovisual de la trayectoria de Juan Diego durante la gala inaugural del 56 FICX. Fotografía: Merche Medina.

“El conocimiento de la sonoridad interna del castellano”

Y, de nuevo, “en Sevilla, cuando yo no era”, las lecturas y revelaciones metafóricas, la desolación mística, crítica y poética de ‘Noche oscura del alma’, “leída entre naranjos”, la lacerante prosodia interna de Juan de la Cruz, que rubrica su trayectoria académica y retorna, décadas ulteriores, a las celdas toledanas y cinematográficas, refrendado por la determinación del cineasta Carlos Saura: “vuelve a ti un golpe tan determinante en tu existencia”.

Hitos y líricos destellos de un laureado itinerario profesional que ha transitado por diversos latifundios, como el turbio y excelso cortijo fílmico de ‘Los santos inocentes’ (Mario Camus, 1984) o el pregolpista protectorado magrebí descarnado por un aflautado Francisco Franco en ‘Dragon Rapide’ (Jaime Camino, 1986).

Merecido reconocimiento holístico para un abanderado, entre otras lides, de la determinante huelga de actores de 1975 (que logró dignificar la jornada laboral del colectivo), cuya voz, perfumada de magisterio, nicotina y salbutamol, prosigue adherida, contumaz y diligente, a la raíces de la escena y las diversas ramificaciones de la interpretación.

Juan Diego, durante un instante del encuentro con la prensa y público en el 56 FICX. Fotografía: Merche Medina.

Juan Diego, durante un instante del encuentro con la prensa y público en el 56 FICX. Fotografía: Merche Medina.

Jose Ramón Alarcón

La literatura que alimentó el cine de terror

‘TerrorVisión. Relatos que inspiraron el cine de horror moderno’, de VV.AA. (Valdemar Editores)
56º Festival Internacional de Cine de Gijón (FICX)
Centro de Interpretación del Cine en Asturias (CICA)
Casino de Gijón
Fernández Vallín s/n, Gijón
Martes 20 de noviembre de 2018 a las 17:00

El próximo martes 20 de noviembre de 2018, dentro de las actividades paralelas del 56º Festival Internacional de Cine de Gijón (FICX), a las 17:00 h. de la tarde, en el Centro de Interpretación del Cine en Asturias (CICA), sito en el Casino de Gijón, tendrá lugar la presentación del libro ‘TerrorVisión. Relatos que inspiraron el cine de horror moderno’, publicado por Valdemar Editores.

Valdemar-Cartel-FB copiaLa presente antología, elaborada por el crítico de cine y especialista en literatura popular Jesús Palacios, reúne dieciséis relatos que, de una u otra forma, han servido de inspiración para algunos de los títulos más representativos del cine de terror moderno.

Desde la época del cine mudo son numerosas las películas inspiradas en relatos góticos clásicos o historias de terror más modernas. En los años treinta, los estudios Universal llevaron al cine la práctica totalidad de los mitos literarios del género: ‘Drácula’ (1931), ‘El doctor Frankenstein’ (1931), ‘El hombre invisible’ (1933) y muchas otras. En los años cuarenta toma el relevo la RKO con títulos como ‘La mujer pantera’ (1942) o ‘El ladrón de cuerpos’ (1945). Pero a partir de la década de 1950, los mitos clásicos del terror han ido dando paso a otros temas más propios de la ciencia ficción, como los monstruos mutantes, las invasiones alienígenas o los zombis, así como a la aparición de nuevos personajes como el científico loco. Finalmente, en los años sesenta se produce una revisión iconoclasta de estos mitos de la mano de productoras como la Hammer o directores como Roger Corman o Mario Bava.

La selección reúne relatos clásicos llevados al cine, como ‘El gato negro’, de Poe, o ‘La pata de mono’, de Jacobs, y otros menos conocidos, como ‘La plaga de los muertos vivientes’, de Hyatt Verrill, precursor de ‘La noche de los muertos vivientes’, de Romero; ‘El hombre elefante’, crónica del doctor Frederick Treves, que inspiró a David Lynch la película del mismo título; ‘No mires ahora’, de Daphne du Maurier, que se adaptó al cine como ‘Amenaza en la sombra’ (1973), dirigida por Nicolas Roeg, o ‘Destructor negro’, de A.E. Van Vogt, en el que el lector descubrirá la opresiva historia de horror cósmico que hay detrás de ‘Alien, el octavo pasajero’, de Ridley Scott.

Fotograma de la película 'La noche de los muertos vivientes', de George A. Romero (1968).

Fotograma de la película ‘La noche de los muertos vivientes’, de George A. Romero (1968).

Acento español para un transversal FICX 56

FICX 56
Festival Internacional de Cine de Gijón/Xixón
Del 16 al 24 de noviembre de 2018

El Festival Internacional de Cine de Gijón/Xixón ha presentado la competición trasversal del FICX que premia al cine español, cuyos contenidos estarán conformados en 2018 por trece largometrajes, de los cuales nueve son estrenos mundiales e incluye, además, una première europea, lo que certifica la confianza de los cineastas del otro cine español en Gijón/Xixón como plataforma de lanzamiento de sus trabajos. El jurado elegirá la Mejor Película Española y el Mejor Guion, galardón que cuenta con el apoyo de la Asociación de Autores Literarios de Medios Audiovisuales de España (ALMA).

Esta selección, que pasa de las ocho películas a concurso en 2017 a las trece que optarán a los premios en la 56ª edición, sigue la línea trazada en la edición pasada al ofrecer al público tanto calidad como diversidad cinematográfica de la producción más reciente en nuestro país, una selección cuajada de creadores jóvenes y una importante representación de realizadoras.

FICX. MAKMA

Dentro de la Sección Oficial, los espectadores de Gijón/Xixón podrán asistir a la première mundial de ‘Zaniki’, la última película de Gabriel Velázquez, realizador que ha estrenado sus anteriores trabajos en Berlín, Rotterdam o San Sebastián, y que en 2011 participó en la competición del FICX con Iceberg, obteniendo una mención del Jurado Internacional. ‘Zaniki’ es un film mutante con elementos documentales que es casi atemporal y que está protagonizado por el grupo de folk Mayalde. Situado en los campos de Salamanca, Velázquez retrata a Zaniki y su abuelo, un folclorista que hace música con cucharas, con sartenes y hasta con sus propias manos. En un viaje iniciático, abuelo y nieto se echan al monte para compartir los ritos más atávicos de su tierra con un objetivo: que Zaniki tome el relevo como narrador de la tradición.

La presencia española en la Sección Oficial de largometrajes se completa con el ya anunciado estreno mundial de ‘Cantares de una revolución’, de Ramón Lluís Bande. Con su característico cine resistente y la complicidad del músico Nacho Vegas, el director asturiano recorre algunos de los sucesos y escenarios más significativos de la insurrección de los obreros y campesinos asturianos en octubre de 1934.

Fotograma del documental ‘Cantares de una revolución’, de Ramón Lluís Bande. Fotografía cortesía de FICX.

Fotograma del documental ‘Cantares de una revolución’, de Ramón Lluís Bande. Fotografía cortesía de FICX.

Por la competición española pasarán también las siguientes películas de la Competición Internacional Rellumes:

‘Derechos del hombre’ (Juan Rodrigáñez). Después de debutar en el Festival de Berlín con su opera prima, El complejo de dinero, Juan Rodrigáñez estrena mundialmente en el 56 FICX una de las películas más sugerentes y singulares del año. ‘Derechos del hombre’ sigue, con humor, surrealismo e interludios musicales, las andanzas, ensayos y conversaciones de un peculiar grupo de performers en su intento por comprender la realidad y encontrar un sentido para sus vidas.

‘La felicidad de los perros’ (David Hernández). Estreno mundial de la ópera prima del director vigués que utiliza un enigmático blanco y negro para que seamos testigos de la huida y del cambio vital del protagonista que, a los 40 años, decide encontrarse a sí mismo. Esta película, rodada en Galicia, Zamora, Madrid y Portugal, es el fruto de tres años de trabajo de su director.

‘Qué tal Pascual’ (Bárbara Brailovsky). El Máster en Teoría y Práctica de Documental Creativo de la Universidad Autónoma de Barcelona produjo ‘Lo que dirán’, que logró dos premios en el 55 FICX, y regresa a Gijón/Xixón con esta cálida e hilarante película que captura esencias humanas a través del enigmático peluquero Pascual Iranzo. Estreno Mundial.

‘Entrialgo’ (Diego Llorente). La vida rural asturiana protagoniza el segundo largometraje de Llorente. El realizador poleso se deja seducir por la cadencia de la vida en la aldea a través de las miradas infantiles de Rubén y Aitor, los dos jóvenes protagonistas. Gijón/Xixón acogerá la première europea de esta película tras su estreno mundial en el Indie Memphis Film Festival.

‘En busca del Oscar’ (Octavio Guerra). La ópera prima del realizador canario se presentó en la pasada Semana de la Crítica de la Berlinale. Guerra traza un divertido retrato de la crítica cinematográfica siguiendo por festivales de medio mundo a Oscar Peyrou, presidente de la Asociación Española de la Prensa Cinematográfica. El director se mueve entre la realidad y la ficción para mostrar el peculiar método de Peyrou, que escribe sobre las películas sin verlas. Estreno en España.

FICX. MAKMA

‘Hamada’ (Eloy Domínguez Serén). Lleno de vitalidad, humor y situaciones inesperadas, la película del realizador gallego lleva a cabo un retrato inusual de un grupo de jóvenes amigos que viven en un campamento de refugiados en el centro del desierto de Sahara. La película tendrá su estreno mundial en Amsterdam antes de su estreno nacional en Gijón.

En la competición participarán tres títulos incluidos en Llendes, sección ya anunciada. Son películas en la frontera de lo narrativo y que tendrán su première mundial en Gijón/Xixón. Son las siguientes:

‘Muga deitzen da pausoa’, de Maider Oleaga, que plantea un encuentro entre dos mujeres en una vieja casa de Donostia para conexionar el presente y el pasado; ‘Lurralde Hotzak’, de Iratxe Fresneda, es un viaje geográfíco y a través de las imágenes de paisajes que dialogan con los paisajes ya observados en el cine de Theo Angelopoulos o Wim Wenders, y ‘El zoo’, de Gemma Blasco, que realiza en su ópera prima un ensayo sobre los límites de la representación y los hombres y mujeres que la protagonizan.

Por último, dos de los títulos que participarán en Esbilla también competirán por el Premio a la Mejor Película Española. ‘Enterrados’, la ópera prima del realizador asturiano Luis Trapiello tendrá su première mundial en el FICX. El director firma una claustrofóbica aventura de un grupo de personas que se quedan atrapadas en una mina, protagonizada por Candela Peña, el actor argentino Joaquín Furriel y dos grandes del teatro asturiano: José Antonio Lobato y Manuel Pizarro.

La competición española se completa con ‘Miriam miente’ (Natalia Cabral y Oriol Estrada), coproducción hispano-dominicana que también participa en Enfants Terribles, sección ya anunciada. Crónica íntima de la adolescencia dominicana a través de la tradicional celebración de los 15 años que tiene lugar en el país caribeño y que mereció una mención del jurado en Karlovy Vary. Estreno en España.

Fotograma del documental ‘Qué tal Pascual’, de Bárbara Brailovsky. Fotografía cortesía de FICX.

Fotograma del documental ‘Qué tal Pascual’, de Bárbara Brailovsky. Fotografía cortesía de FICX.