José Morea: sus viajes, su vida, su arte

Siete Series Viajes y Vidas, de José Morea
Espai d’Art Contemporani ‘El Castell’ (E CA)
Plaza Roja. Riba-roja (Valencia)
Hasta el 27 de mayo de 2018

El Espai d’Art Contemporani El Castell (E CA) de Riba-Roja de Túria acoge la exposición ‘Siete Series Viajes y Vidas’ del pintor José Morea. Esta muestra retrospectiva ocupa las diferentes salas del centro para mostrar la gran variedad de etapas y viajes del artista durante las décadas de los 80 y los 90. José Morea (Chiva, 1951) es uno de los artistas más relevantes del panorama creativo valenciano, figura clave en la renovación del lenguaje pictórico en el último tercio del pasado siglo. La exposición se podrá visitar hasta el próximo 27 de mayo.

En primer lugar, ‘Personajes / Forzudos’ recoge obras firmadas mayoritariamente a principios de la década de los 80. Esas telas muestran figuras humanas, donde se suceden los autorretratos, con una fuerte carga figurativa. Sin embargo, las escenas representadas se pueden considerar cotidianas: un hombre escuchando música, un pinchadiscos fumador, una estampa familiar, etc. Aquí ya se observa el uso de las técnicas mixtas y la explosión cromática en lienzos de gran tamaño.

Vista de la exposición de José Morea en El Castell de Riba-roja de Túria. Fotografía de Rocío Sierra por cortesía del E CA.

Vista de la exposición de José Morea en El Castell de Riba-roja de Túria. Fotografía de Rocío Sierra por cortesía del E CA.

En ‘Egipcios / Doñana’ se reflejan las primeras muestras del nomadismo de Morea. Así, predominan las piezas firmadas en Madrid, durante su estancia en la Casa de Velázquez, y en su estudio de Pedralba. En este caso, destaca el empleo de los óleos para plasmar los modelos de apariencia egipcia (Nefertiti, Lota, las momias) y las técnicas mixtas para los personajes de Doñana, con las primeras aproximaciones a los animales y a los forzudos.

En 1984, el artista se trasladó a Roma con la intención de empezar una nueva etapa. En la capital italiana, Morea pintaba en la gran terraza del antiguo estudio de Rafael Alberti en el Trastevere. Rodeado por la naturaleza, sus pinceles, sus manos, sus pies y su cuerpo recrearon personajes de la Ciudad eterna y sus mitos. Estos trabajos, junto a los firmados en la década de los 90 en Taormina (Sicilia), configuran la serie ‘Italia’.

José Morea ante una de sus obras. Fotografía de Rocío Sierra por cortesía del E CA.

José Morea ante una de sus obras. Fotografía de Rocío Sierra por cortesía del E CA.

La sección ‘Nostalgia porcina’ incluye obras concebidas en València o Chiva entre 1985 y 1998. Encontramos bodegones que nos miran con sus propios ojos, personajes mitológicos y esos objetos mundanos que el pintor altera con el uso de su paleta.

Un faisán ácido, una cebra techno y un cisne azul se erigen en protagonistas de algunos de los cuadros de ‘Acid B Mallorca’. Las telas aquí incluidas fueron creadas entre 1989 y 1998 en Barcelona y Mallorca. También se pueden admirar, una vez más, elementos comunes alterados (un globo terráqueo, una bici accidentada, los zapatitos de Jeanne Moreau), así como plantas con propiedades humanas y los primeros trazos de temática asiática.

José Morea, en el centro, con Francisco Caparrós (izda), Toni Cantó y Robert Raga. Fotografía de Rocío Sierra por cortesía del E CA.

José Morea, en el centro, con Francisco Caparrós (izda), Toni Cantó y Robert Raga. Fotografía de Rocío Sierra por cortesía del E CA.

La libertad creativa de Morea también se expresó sobre la moqueta. En este material pintó una Harpía verde y motivos de la cultura japonesa (‘El gran mikado’, ‘La japonesa de Yakutaky’). Estas obras se exhiben en la sección ‘Orientalia’ junto a telas que reflejan pesadillas etílicas, dioses en decadencia y ensoñaciones espirituales.

Por último, ‘Las Américas’ reúne los cuadros creados en América Latina, fundamentalmente en Brasil, entre 2001 y 2012. Son bodegones donde destacan una rodaja de sandía con pechos, el uso de los colores primaverales o el rojo intenso y una naturaleza muerta de brazos sobre un cáliz. Asimismo, se perciben sombras humanas, animales antropomórficos y una nueva serie de autorretratos que, en este caso, no tienen rostro.

José Morea ante una de sus obras. Fotografía de Rocío Sierra por cortesía del E CA.

José Morea ante una de sus obras. Fotografía de Rocío Sierra por cortesía del E CA.

El arte contemporáneo conquista Riba-roja

Espai d’Art Contemporani El Castell
C / Cisterna, 28. Riba-roja del Túria (València)
Mayo de 2017

Se trata sin duda de una gran noticia para el mundo del arte y la cultura que una población como Riba-roja de Túria, con algo más de 20.000 habitantes, apueste por el arte contemporáneo como dinamizador y motor de crecimiento social. Además, que la decisión haya sido tomada de forma unánime por el pleno del Ayuntamiento de esta población a partir de la propuesta presentada por un partido que se encuentra en la oposición (C’s), tiene todavía más mérito, especialmente cuando vemos que en ayuntamientos como el de Valencia, el área de Cultura anda dividida en demasiados frentes y sin líneas de avance definidas.

Vista del nuevo Espai d'Art Contemporani El Castell. Imagen cortesía de E CA.

Vista del nuevo Espai d’Art Contemporani El Castell. Imagen cortesía de E CA.

En Riba-roja, el E CA, Espai d’Art Contemporani ‘El Castell’ ha empezado a andar, abriendo sus puertas hace unas semanas con el objetivo de descentralizar la actividad artística (excesivamente focalizada en las grandes capitales) y convertirse a medio plazo en lugar de referencia donde poder descubrir propuestas artísticas interesantes y de calidad. Tan sólo han necesitado ocho meses para ponerlo en marcha.

En palabras del principal impulsor del proyecto, Paco Caparrós (concejal de Ciudadanos y también artista fotógrafo), “el E CA quiere ser una ventana abierta a propuestas artísticas y culturales contemporáneas de vanguardia, donde mostrar lo más fresco del trabajo de creadores que desarrollan proyectos serios y coherentes”.

Responsables y miembros del consejo rector del Espai d'Art Contemporani El Castell. Imagen cortesía de E CA.

Responsables y miembros del consejo rector del Espai d’Art Contemporani El Castell. Imagen cortesía de E CA.

Se están sentando las bases para que sea un centro de largo recorrido y no sucumba a las veleidades políticas o a los proyectos unipersonales: se ha nombrado un comité asesor para encaminar las líneas de programación, un colectivo que está formado por acreditados expertos en arte, entre los que figuran José Luis Cueto (vicerrector de Cultura de la UPV), Roman de la Calle (Catedrático de Estética), Rafael Alcón (presidente de la Fundación Bancaja), el artista José Sanleón, el coleccionista Carlos P. de Miguel, o el ex director de la galería Edgar Neville de Alfafar, Enric Gómez.

También se está conformando un equipo que impulse las actividades del centro (programación, didáctica y difusión), que desarrolle su implantación en la comarca y que atraiga público al lugar. No está nada mal para empezar, aunque cabe decir que se echa en falta a mujeres en la composición del comité, así como gente más joven que generacionalmente esté más cerca de la creación actual (a excepción de uno, todos han rebasado los 60 años). Pero el proyecto tan sólo acaba de empezar y habrá que esperar un poco para ver cómo evoluciona.

Vista de la exposición 'Vigilias' de Toni Cucala. Imagen cortesía de E CA.

Vista de la exposición ‘Vigilias’ de Toni Cucala. Imagen cortesía de E CA.

Exposición inaugural

El artista valenciano y profesor de la UPV Toni Cucala ha sido el encargado de inaugurar el nuevo E CA con una exposición que aborda el carácter simbólico de las formas así como la relación del cuerpo humano con el entorno. La muestra, que permanecerá hasta el 25 de junio, lleva por título ‘Vigilias’, en alusión al concepto de vigilia que María Zambrano desarrolló en sus escritos y que Cucala interpreta libremente para crear unas obras que desvelan estados alterados de consciencia y momentos de conexión con lo transcendente.

Toni Cucala no es un artista que se prodigue mucho en los circuitos artísticos, y cada vez que acomete un proyecto creativo lo hace asumiendo el riesgo de no repetir fórmulas, y planteando obras específicas que transitan entre disciplinas (pintura, escultura, vídeo, dibujo…), aunque todas ellas presentan un mismo denominador común: el de la sustancia pictórica.

E CA de Riba-roja.

Vista del nuevo Espai d’Art Contempoani El Castell de Riba-roja. Imagen cortesía de E CA.

Irene Gómez