El dinamismo en el color de Cristina Ghetti

Cristina Ghetti. Color-Enlightment.
Luz Botero Fine Art Gallery
Trump Ocean Club
Calle Punta Colón, Punta Pacífica
Ciudad de Panamá, Panamá
Inauguración 4 de mayo 2017

Dinámicas y ópticas de la luz

El movimiento define a la vida, sobretodo porque identifica al tiempo. Y con ello a todo lo que es. La transformación geológica del planeta, la transformación del paisaje, el cambio social, el progreso tecnocientífico, la vida de un ser humano, de una mosca, de una microcélula o de una partícula subatómica: todo es tiempo y vida porque se manifiesta en el movimiento, aunque éste fuere invisible. Esta idea –aún irresoluta para la ciencia- es particularmente expresada por el arte, ya sea por su vocación de registro, de fijación del instante, por su capacidad de ilusión, o en su interés por las mecánicas del espacio, dando expresión a lo que los ojos no ven sin ser invocados a participar en el acontecimiento. En su historiografía, el arte ha recorrido desde la emulación del entorno y la idealización hasta su deconstrucción y conceptualización, de la magia a la razón y a la ciencia, pero es en su manifestación o interpretación del tiempo en el movimiento donde halla esencias.

Imagen de la exposición de Cristina Ghetti en el proceso de montaje.

Imagen de la exposición de Cristina Ghetti en el proceso de montaje.

Punto de inflexión, en las vanguardias del XIX, el Impresionismo en su captura de la luz fugaz, el Futurismo y su exaltación de la velocidad social e industrial, el Surrealismo en su vértigo narrativo y las experiencias de la geometría abstracta se nutrieron y experimentaron en ello desde diversos intereses que se acrisolarían –en los 60s- en la exploración lógica y técnica del movimiento en su percepción con el Cinetismo y el Op Art. Como referentes geo culturales, el húngaro Víctor Vasarely y el argentino Julio le Parc ahondarían en la relación de la obra de arte sobre el espectador ya sea en la interactividad física como en el desplazamiento intraocular de la imagen, dejando un rico legado del que la, también argentina, artista Cristina Ghetti es cabal heredera.

Autora que ha experimentado en diversos soportes como la instalación y la intervención urbana, la obra de Ghetti sintoniza tanto con los postulados del arte óptico como de la Psicología de la Percepción –caso de la Gestalt-, además de las tesis de la Física que interpretan la partícula como una elongación vibrante expresada en la teoría de las Supercuerdas, y lo hace mediante una elegante estética centrada en la energía radiante producida por series de franjas que discurren paralelas y ondulan en sinuosas líneas, pueden sugerir su contracción o su dilatación, o pueden proyectarse desde un eje infinito, con el resultado de la experiencia del movimiento en lo estático. La experiencia de lo uno y lo otro que es la experimentación del tiempo.

???????????????

Dualidades entre la energía cinética y la energía potencial elástica, sus pinturas destacan –amén de por su concentrada resolución en la plasmación de la luz- por una diáfana armonía trascendiendo su estética a la experiencia personal del mirar y/o el ver. Las tensiones y superposiciones pictóricas, origen del efecto óptico y resultado del cálculo algorítmico, quedan explícitas en sus relieves y pictoesculturas policromas, exaltación de la línea como energía en acción de luz, forma y color vivaz en las cuales la ilusión del plano sobre plano pictórico queda de manifiesto tridimensionalmente a partir de la interactividad física del espectador, conminado lúdicamente a verificar la trastienda de la mirada, a investigar en el espacio. Cristina Ghetti expone aquí un repertorio de sus últimas series, que suma a la síntesis formal y el cálculo la vehemencia sensual, en un viaje perceptivo –ida y vuelta- entre lo que la retina intenta fijar y lo que la psique identifica.

Christian Parra-Duhalde