Russafa, el barrio de las mil danzas

Festival Circuito Bucles
Diferentes espacios de Russafa
Del 29 de octubre al 1 de noviembre de 2015

Russafa se echa a bailar. Librerías, galerías de arte, comercios, restaurantes y terrazas de este barrio, que es hoy el más vivo y dinámico de la ciudad, se convertirán este fin de semana en el país de las mil danzas. Es la 3ª edición del festival Circuito Bucles, dirigido por Isabel Alfaro y Juan Pinillos  que bajo el lema ‘Disciplinas convergentes’ arrancó el  jueves 29 de octubre con una extensa y variada programación que se extenderá a lo largo de cuatro jornadas. Participan un total de 22 compañías la mayoría integradas por bailarines valencianos emergentes, también compañías nacionales y una de México.

“Hemos dado un salto exponencial”, afirma Pinillos. “El festival ha cambiado, ha crecido y se ha cimentado. Tenemos un montón de actuaciones gratuitas que se irán actualizando en la página web”. Nacido en 2013, este encuentro pretender ser una plataforma de promoción de nuevos creadores e intérpretes, y un laboratorio de experimentación abierto al intercambio y el diálogo artístico.

Festival Circuito Bucles. Imagen cortesía de la organización.

Festival Circuito Bucles. Imagen cortesía de la organización.

Junto a los formatos ya tradicionales Bucles, piezas de 30 minutos, y Minibucles de unos 15, la programación propone este año un Extra Bucle, La Jaula, obra multidisciplinar de danza contemporánea y poesía en la que  Nautile muestra la  importancia de la sensibilización ante la sociedad de las personas con diversidad funcional. Dentro del programa Satélite Bucles, sesiones de danza gratuita para todos los públicos y charlas abiertas con especialistas.

Flamenco y’ break dance’

En el apartado de Bucles participan: Lloc Incert, con Un heróico Intento y la pieza  Onkar, interpretada por Raul Huaman y Lorenza Di Calogero. La compañía valenciana Rodak fusiona la danza teatro y la performance en Click and go.  El flamenco está presente con la compañía Marcos Morales que llega desde Málaga para interpretar Los Restos del Naufragio. La danza más moderna, el break dance, combinada con el teatro de humor, lo traen los madrileños Umami con Agridulce. La poesía de Encarna Reig del Llibre de l’ànima i de les coses salvatge” se fusiona con la danza de Lorenza Di Calogero en un espectáculo del mismo título.

Los madrileños  Babirusa Danza desembarcan con Brea y Plumas, una creación que ahonda en el patriarcado como estructura de subordinación, y la compañía catalana DGustart representa Pilot automàtic, espectáculo multidisciplinar que habla sobre la rutina y sus consecuencias sobre las personas.                                                                             Además, los Minibucles ocuparán el centro Spirit of St. Luis con siete micropiezas.

Festival Circuito Bucles. Imagen cortesía de la organización.

Festival Circuito Bucles. Imagen cortesía de la organización.

Satélite Bucles

Entre las actividades de Satélite Bucles, la presentación de Bailar en precario, el primer estudio realizado en la Comunidad Valenciana sobre la situación que sufren los profesionales de la Danza, realizado por la Universidad de Valencia por encargo de la Asociación de Profesionales de la Danza de la Comunidad Valenciana (APDCV). Habrá también clases gratuitas de baile para mayores y pequeños, clases de Lindy Hop para bailarines y clases de Danza en Familia y Danza Creativa.

También se celebrarán charlas y debates, como el  dirigido por Juan Bernardo Pineda, profesor de Lenguaje Audiovisual y Performance en la Universidad de Zaragoza, miembro del International Dance Council –Unesco y presidente del Comité Científico del Congreso Internacional de Film de Danza. Hablará sobre  ‘La danza en el cine musical de Fred Astaire, Gene Kelly y Stanley Donen en oposición a la obra de Busby Berkeley’. Carmen Giménez Morte tratará el tema,  ‘Repensando en Centro Coreográfico’.

Entre las actuaciones gratuitas la que acogerá la clausura del festival, Aproximaciones a Poble Nou, a cargo de la Cía Mou Dansa. La programación de Satélite Bucles se irá actualizando en la web del festival ya que siguen incorporándose nuevos artistas, como la bailarina y coreógrafa mexicana Magdalena Brezzo, cuatro veces ganadora del Premio Nacional de Danza de México.

(http://circuito-bucles.com/)

Cartel Circuito Bucles 2015.

Cartel Circuito Bucles 2015.

Bel Carrasco

Russafa Escènica 2015 ya tiene programación

Programación de Russafa Escènica
Familias
Del 17 al 27 de septiembre de 2015

“La familia es el lugar de procedencia, pero también es el lugar al cual irremediablemente regresamos de una u otra forma”. Con estas palabras presenta el equipo de Russafa Escènica el lema sobre el que girará la programación de la quinta edición del festival de otoño de las artes escénicas valencianas: ‘Familias’. En sus cinco años de andadura, el festival se ha mantenido siempre fiel a su lugar de origen, el barrio de Ruzafa, que volverá a transformarse en un inmenso escaparate escénico del 17 al 27 de septiembre.

Avalados por los más de 10.300 espectadores de la pasada edición y las 300 personas entre artistas, profesionales y voluntarios que la hicieron posible, Russafa Escènica se refuerza como uno de los encuentros de artes escénicas más prometedores a nivel nacional.

Imagen de uno los espectáculos incluidos en la programación de Russafa Escènica 2015. Cortesía de la organización.

Imagen de uno los espectáculos incluidos en la programación de Russafa Escènica 2015. Cortesía de la organización.

De cara a la próxima cita, 125 compañías presentaron sus propuestas para formar parte de esa gran familia, un récord de participación en la historia del festival. Pero han sido finalmente 25 las seleccionadas para integrar la programación de Russafa Escènica 2015.

Si algo caracteriza el cartel de esta edición es la amalgama de disciplinas artísticas que lo conforman: teatro textual, teatro físico, danza, performances, títeres, teatro musical y una nueva incorporación: un espectáculo circense. Proyectos en castellano y valenciano, adaptados a todas las edades y encargados de establecer un diálogo con distintas artes plásticas como fotografía, escultura, pintura o montajes audiovisuales.

Imagen de uno de los espectáculos incluidos en la programación de Russafa Escènica 2015. Cortesía de la organización.

Imagen de uno de los espectáculos incluidos en la programación de Russafa Escènica 2015. Cortesía de la organización.

En total, 25 estrenos absolutos divididos en 18 viveros (piezas de aforo reducido y unos 25 minutos de duración) y 6 bosques (propuestas con mayor aforo y unos 60 minutos de duración) representados en lugares insólitos y poco habituales para albergar representaciones como viviendas, talleres o comercios. En total, la suma de estos dos formatos más un tercero, el Invernadero, hacen un total de 560 pases repartidos en diez días de festival.

Víctor Sánchez, Lara Salvador, Bruno Tamarit y Silvia Valero, galardonados con los Premios AAPV 2015; y otros nombres consolidados como María José Peris, Chema Cardeña, Gerardo Esteve o Nacho López Murria son ejemplos de la calidad y la profesionalidad sobre la que se sustentan las propuestas en cartel.

Ya no se puede hablar del Invernadero como una novedad dentro del festival pues después de tres años consecutivos se ha convertido en una de las piedras angulares de Russafa Escènica, junto a la programación de viveros y bosques y las actividades paralelas.

Imagen de uno de los espectáculos de Russafa Escènica 2015. Cortesía de la organización.

Imagen de uno de los espectáculos de Russafa Escènica 2015. Cortesía de la organización.

Se trata de una propuesta dirigida a los alumnos de interpretación de último curso de cualquiera de las escuelas y academias oficiales de arte dramático de la ciudad de Valencia con el fin de realizar un taller de creación e investigación teatral guiados por un prestigioso profesional de las artes escénicas valencianas. Como novedad, en 2015, el proceso de selección se ha ampliado también a las escuelas de danza.

Así, al casting, que se realizó en Las Naves de Valencia (donde se llevará a cabo la primera parte del taller) el pasado 13 de junio, se presentaron más de una treintena de alumnos procedentes de escuelas como el Conservatorio Superior de Danza, el Conservatorio Profesional de Danza, la ESAD, la Escuela del Actor, la Escuela Off, el centro de danza Eva Bertomeu…

Imagen de uno de los espectáculos de Russafa Escènica 2015. Cortesía de la organización.

Imagen de uno de los espectáculos de Russafa Escènica 2015. Cortesía de la organización.

Primero fue el actor, director y dramaturgo Chema Cardeña quien dio vida a esta iniciativa (Troya, la conquista de la felicidad) y más tarde el guionista y director Gabi Ochoa (No hables de ello). Esta vez es Eva Zapico quien recoge el testigo y se pone al frente de este emocionante proyecto puntero en la Comunidad Valenciana.

La actriz y directora, que también se mueve en el campo de la pedagogía teatral, sigue el hilo conductor del festival con una obra que lleva por título La Mejor Familia Del Mundo, una reflexión sobre la incomunicación en la familia, la vida convertida en ficción y la ocultación.

Después de realizar un exhaustivo taller de creación e investigación teatral los alumnos representarán la propuesta escénica dentro de la programación oficial del festival en la Sala Russafa.

Imagen de uno de los espectáculos de Russafa Escènica 2015. Cortesía de la organización.

Imagen de uno de los espectáculos de Russafa Escènica 2015. Cortesía de la organización.

Russafa Escènica reestrena siete de sus obras

Ciclo Russafa Escènica
Sala José Sancho del Teatre Rialto
Plaza del Ayuntamiento, 4. Valencia
Hasta el 31 de enero, 2015
Jueves y domingo, a las 19.00h. Sábados, a las 20.30h. Precio: de 5 a 10€

Russafa Escènica, el festival de otoño de las artes escénicas en Valencia, comienza el año con la presentación del ‘Ciclo Russafa Escénica’ en el Teatro Rialto de Valencia que se extenderá hasta el 31 de enero. Un proyecto creado en colaboración con CulturArts y compuesto por seis de los estrenos absolutos que se pudieron ver en su cuarta edición el pasado mes de septiembre, más la incorporación de ‘Troya’, producción propia del festival estrenada en 2013.

Atilio y Blanquita, de Juan Mandli. Imagen cortesía de Russafa Escènica.

Atilio y Blanquita, de Juan Mandli. Imagen cortesía de Russafa Escènica.

Las tablas de la sala José Sancho acogerán un conjunto de propuestas que, en concordancia con la filosofía del festival de innovar y buscar nuevas formas de hacer teatro, fueron creadas para desarrollarse en formatos reducidos y espacios no convencionales como talleres, galerías de arte, estudios y pequeños comercios ubicados en el tradicional barrio valenciano de Ruzafa, cuya principal peculiaridad es la relación que se establece entre público y artistas.

De esta forma, las obras que componen el ciclo han sido readaptadas para responder al esquema propio del teatro a la italiana, lo que supone para las compañías participantes una oportunidad de consolidar sus propuestas y de abrirse a un nuevo público.

Fedra, de Javier Sahuquillo. Imagen cortesía de Russafa Escènica.

Fedra, de Javier Sahuquillo. Imagen cortesía de Russafa Escènica.

Entre las piezas seleccionadas hay un protagonismo de las tragedias griegas como ‘Edipo VLC’, dirigida por Ximo Flores e interpretada por la compañía Teatro de los Manantiales; ‘El eco de Antígona’ dirigida por Tannina;  ‘Fedra’, obra de Javier Sahuquillo y la compañía Perros Daneses y ‘Troya, la conquista de la felicidad’, de la mano de Chema Cardeña. Pero también se incorporan al cartel propuestas de danza como ’Dementiae-La Folie’, una reinterpretación de ‘El Carnaval de los animales’ dirigido y coreografiado por Toni Aparici; de cabaret  como ’Motel Damm’ de Lucía Aibar al frente de Volandera Teatre, y de teatro textual como ‘Atilio y Blanquita’, bajo la dirección de Juan Mandli con la compañía Tributeatro.

Dementiae-La Folie, de Toni Aparisi. Imagen cortesía de Russafa Escènica.

Dementiae-La Folie, de Toni Aparisi. Imagen cortesía de Russafa Escènica.

Con el propósito de acercar el teatro al mayor público posible, el ciclo Russafa Escénica con la ayuda de CulturArts hará descuentos a grupos y también a quienes presenten los carnets +Cultura, Jove, Universitario y Tercera Edad. Por otra parte, el ciclo incluirá una serie de sesiones ‘aftertalk’ después de los pases, organizados para alumnos de las distintas universidades y escuelas de teatro valencianas.

Russafa Escènica es un festival de carácter social y espíritu innovador que se ha consolidado en sus cuatro años de existencia como el festival por excelencia de las artes escénicas de nuestra comunidad y tiene el reconocimiento de ser el primer festival interdisciplinar nacido en España que fusiona las artes escénicas con las plásticas. Con todo ello, en su pasada edición logró congregar a más de 10.300 personas.

Programa del Ciclo Russafa Escènica:

Jueves 8. Edipo VLC, de Ximo Flores. 19 horas

Sábado 10. El eco de Antígona, de Taninna. 20.30

Jueves 15. Atilio y Blanquita, de Juan Mandli. 19.00

Sábado 17 y domingo 18. Troya, de Chema Cardeña. 20.30 (sábado) y 19.00

Jueves 22. Fedra, de Javier Sahuquillo. 19.00

Sábado 24. Motel Damm, de Lucía Aibar. 20.30

Sábado 31. Dementiae-La Folie, de Toni Aparisi. 20.30

Motel Damm, de Lucía Aibar. Cortesía de Russafa Escènica.

Motel Damm, de Lucía Aibar. Cortesía de Russafa Escènica.

Russafart, en cuarto creciente

Russafart: Comunicando arte
280 artistas, 84 espacios
Barrio de Russafa. Valencia
Del 30 de mayo al 1 de junio

“Partimos de cero. Es como volver a empezar”. Arístides Rosell, coordinador general de Russafart, lo dijo refiriéndose al presupuesto con el que cuenta una iniciativa cultural que gana adeptos, participación y nivel artístico año tras año. En su cuarta edición, que el catedrático y ex director del MuVIM Román de la Calle afirmó como preludio de la quinta (“el año que viene alzaremos la mano”), serán 280 artistas y 84 espacios los que participen en una bienal que convierte el barrio de Russafa en el “gran escaparate de la ciudad” (Rosell), entre el 30 de mayo y el 1 de junio.

Obra de Alex Marco. Imagen cortesía de Russafart.

Obra de Alex Marco. Imagen cortesía de Russafart.

De la Calle, evocando cierto dictum romano en forma de pregunta (“¿hasta dónde estarías dispuesto a llegar por Roma?”), trasladó la cuestión al evento a punto de arrancar: “¿Qué podemos hacer por el barrio?”. La respuesta: Russafart. “Es un proyecto inductivo, no es institucional”. Viniendo de abajo, en lugar de arriba, “puede ser, no la guinda del pastel que se le atribuye al arte, sino el imán para ayudar a la transformación”. Y Román de la Calle apeló a ese sentimiento colaboracionista de los artistas, espacios privados y talleres para lanzar su máxima: “Nula ciudad, sin ética”.

Obra de Alejandro Casanova. Imagen cortesía de Russafart.

Obra de Alejandro Casanova. Imagen cortesía de Russafart.

Rebeka Catalá, coordinadora artística y convaleciente por una enfermedad, dejó dicho en un escrito que leyó Arístides Rosell, que a Russafart no se venía a ver, “sino a vivirlo”. A vivir la apertura de talleres, de estudios y espacios expositivos, en los que una larga nómina de artistas mostrarán sus obras de primera mano, ‘Comunicando Arte’, según el lema de esta cuarta edición, sin redes sociales de por medio, sino “de forma directa con la gente”, subrayó Rosell, para quien el éxito del encuentro cultural estaba en la riqueza de su carácter colaborativo.

Obra de Elena Martí. Imagen cortesía de Russafart.

Obra de Elena Martí. Imagen cortesía de Russafart.

El Ayuntamiento de Valencia, con una exigua dotación, que suple con aportación en materia de seguridad ciudadana, permisos y licencias, Imprenta Romeu, Ideo o Real Academia de Bellas Artes son los que cubren de cierta forma las necesidades presupuestarias, que nunca llegan a compensar el “ingente trabajo” (Rosell dixit) de cuantos colaboran de manera altruista en Russafart. La creatividad tiene su precio, pero no se paga. “Todo esto si lo cuantifican son miles de euros, pero finalmente es low cost”, destacó el coordinador general del evento artístico presentado en la galería Imprevisual.

Obra de Horacio Silva. Imagen cortesía de Russafart.

Obra de Horacio Silva. Imagen cortesía de Russafart.

Russafart, como novedad, contará en esta edición con la participación de diez artistas brasileños de la Asociación Llave Maestra de Río de Janeiro, que permitirá cierto intercambio cultural todavía por cerrar. Los artistas serán presentados el 27 de mayo en las Escuelas de Artesanos de Russafa. Pintura, fotografía, poesía, proyección de videos, música, lecturas teatralizadas y performances coparán las exposiciones y actividades previstas en espacios tan dispares y fecundos como Espacio 40, Café Berlín, Arquitécnica Ruzafa, Canguro Verde, Café Dublín o Sporting Club Russafa, junto a diferentes estudios y talleres.

Obra de Emanuela Tringali. Imagen cortesía de Russafart.

Obra de Emanuela Tringali. Imagen cortesía de Russafart.

El “indisimulable centro comercial” en el que lleva camino de convertirse el barrio de Russafa, a juicio de José Saborit, artista de Russafart, cuenta con la amortiguación de un evento artístico que “surgió de abajo como trama de afinidades” que para Saborit constituye su mayor fuerza. A falta del presupuesto necesario que dignificara el esfuerzo creativo de tantos artistas, valga ese espíritu colaboracionista como prueba fehaciente del vigor cultural de un barrio a prueba de lastimera crisis.

Obra de Teresa Arcos. Imagen cortesía de Russafart.

Obra de Teresa Arcos. Imagen cortesía de Russafart.

Salva Torres