La Vall, primera serie de ficción propia de À Punt

La Vall, dirigida por Pau Martínez y Ana Ramón Rubio
Serie de ficción de À Punt
Estreno: domingo 23 de septiembre de 2018, a las 21.45h
13 capítulos, cada domingo

Lo dijo la directora general de À Punt, Empar Marco: “Es una responsabilidad y un goce” presentar la primera serie de ficción propia. Se trata de La Vall, dirigida por Pau Martínez y Ana Ramón Rubio, cuya puesta de largo en la Filmoteca de Valencia es el primer ejemplo de las intenciones de la cadena televisiva: “Mimar la cultura y su gente, ser el motor para que los creadores se den a conocer”, agregó Marco, que también subrayó el objetivo de “impulsar el sector fuera de la Comunitat Valenciana; hemos de romper fronteras”.

Lo dijo en presencia de los 18 actores que protagonizan La Vall, cuya serie de 13 capítulos de 50 minutos cada uno ha rondado los 100.000 euros por capítulo, según avanzó Antonio Mansilla, responsable de Mediterráneo Media Entertainment, productora de la serie. “Tenemos que apostar por el mercado nacional, pero también exportar series por todo el mundo. Creemos que se puede ver a nivel global”, remarcó. “No vamos a parar y será difícil que nos paren”, insistió Marco, a rebufo del “subidón” que produjo ver un adelanto de la serie, según adjetivó César Martí, director de contenidos de À Punt.

La Vall, de Pau Martínez y Ana Ramón Rubio. Imagen cortesía de À Punt.

La Vall, de Pau Martínez y Ana Ramón Rubio. Imagen cortesía de À Punt.

“Tenemos una parrilla muy ilusionante y La Vall es importante dentro de esa parrilla, que es una apuesta por la cultura y el entretenimiento de calidad”. Marco abundó en este sentido diciendo que la ficción es lo que removía la industria cultural, al tiempo que destacaba la visibilización “de aquello que es propio”. Pau Martínez incidió en este aspecto al señalar que se trataba de “un producto propio y de proximidad”, yendo un poco más lejos: “Es importante porque forma parte de la vida de las personas y permite construir una identidad como pueblo”.

Y el pueblo que se representa en La Vall es uno de los tantos que hay despoblados a lo largo de toda la geografía nacional (más de 3.000, según algunos informes), que en este caso da pie a la trama de ficción rodada en la localidad castellonense de Alfondeguilla y en las valencianas Cheste y la Foia de Bunyol. “Es un tema de actualidad, pero alejado de la política”, precisó Marco. Según Mansilla, “la trama principal gira en torno a la repoblación de un pueblo que se estaba despoblando”, y cómo gente de fuera llega al pueblo “cada una con su secreto”, apostilló Martínez.

La historia de ese repoblamiento con personas desconocidas que vienen a ocupar casas deshabitadas se narra a modo de thriller y, según consta en el dossier de prensa, con “una estética moderna y una narrativa actual próxima al cine”. Como la definición resulta un tanto genérica, Pau Martínez se explicó: “Desde que se cerró Canal 9 han pasado cinco años y como espectadores hemos cambiado”, poniendo como ejemplos las series de las cadenas Netflix y HBO, cuyas producciones marcan en cierta forma el rumbo a seguir: “En la línea de este tipo de series”, reconoció. También señaló como una de las influencias de La Vall, Happy Valley, la serie de televisión británica protagonizada por la sargento Catherine Cawood, que encarna la actriz Sarah Lancashire.

La Vall, de Pau Martínez y Ana Ramón Rubio. Imagen cortesía de À Punt.

La Vall, de Pau Martínez y Ana Ramón Rubio. Imagen cortesía de À Punt.

“La nuestra es un thriller sin policías”, indicó Martínez. Una serie coral en la que van entrando y saliendo personajes turbios, a los que dan vida, entre otros, Marta Belenguer, Josep Manel Casany, Sergio Caballero, Cristina Fernández, Ximo Solano, Pilar Almeria, Isabel Rocatti, María Almudéver, Empar Canet y Álvaro Báguena. Un elenco de actores que, a juicio de César Martí, “demuestra la calidad y el nivel que hay en el sector”. Una historia “contada en valenciano y que los valencianos se merecen”, subrayó Martínez, y que viene a representar “lo que los creadores valencianos son capaces de hacer”.

La Vall, cuya emisión comienza este próximo domingo en À Punt a las 21.45, permite “fidelizar al público”, puesto que como apuntó Martí se prolonga durante 13 semanas. Un público que, según apuntaron todos los presentes, había cambiado mucho estos últimos años tras la eclosión de Internet. Por eso la intención de la cadena televisiva es ofrecer la serie de forma “casi inmediata” a través de la web, en la línea de esa demanda cambiante de los espectadores.

Espectadores como el joven Noel Rojo-Everss, que encarna al niño Daniel Fenoll-Garbí, hijo de Júlia Garbí y Laura Fenoll, que interpretan Cristina Fernández y Laura Romero, respectivamente. “No diré nada, pero se conocía el guión mejor que muchos actores”, ironizó Martínez, mientras el chaval, de pie, mostraba su entusiasmo por participar en una serie que arranca a 100.000 por hora.

La Vall, de Pau Martínez y Ana Ramón Rubio. Imagen cortesía de À Punt.

La Vall, de Pau Martínez y Ana Ramón Rubio. Imagen cortesía de À Punt.

Salva Torres

Escuela profesional para el audiovisual valenciano

Escuela de Creación y Comunicación Audiovisual (ECCAV)
Impulsada por César Martí

El sector audiovisual valenciano está herido de muerte por la reducción de las ayudas de la Generalitat y, sobre todo, el chapucero cierre de Ràdio Televisió Valenciana, que dejó a 1.800 trabajadores en la calle y a toda una industria sin su principal cliente. Pero a pesar de todo, algo se mueve.

César Martí, productor ejecutivo de varios de los éxitos de audiencia más notables en la historia de Canal 9 (series como Maniàtics, Autoindefinits o Socarrats*) o de alguno de sus programas más originales (S´Estila, un magazine sobre arquitectura e interiorismo), lanza una escuela para relanzar, o al menos contribuir a ello, el audiovisual valenciano.

César Martí, junto a Toni Benavent.

César Martí levanta un premio por la serie Socarrats en presencia de Toni Benavent, de Albena Teatre.

Se llama Escuela de Creación y Comunicación Audiovisual  (ECCAV) y ofrece cursos y jornadas de formación de “carácter práctico”, “totalmente enfocados a ser utilizados en la vida real”, dice Martí. El primero, “Branded Content: el futuro de la creación de contenidos”, tendrá lugar en octubre y noviembre  y contará con las lecciones de profesionales de la productora de El Hormiguero, del gigante de la publicidad Arena Media o de Shopciable, el centro comercial solidario on line.

“Es verdad que el audiovisual valenciano ha estado mejor, pero también lo es que hay cosas que hacer al margen de la televisión convencional. Queremos contribuir a relanzar la industria local ofreciendo una formación orientada a las necesidades de las empresas de la mano de profesionales de primer nivel”, dice Martí.

El productor regresa a Valencia tras ser alto ejecutivo en Madrid de Notro y Vértice 360. Martí encabezó en estas empresas el proyecto ganador para la privatización de parte de la programación de Canal 9, iniciativa frustrada por el abrupto cierre de la cadena.

¿Tendremos de nuevo televisión pública valenciana? “Sin duda, aunque seguramente seguirá un modelo diferente al anterior, más ágil y pegado a las necesidades y posibilidades del momento. Modestamente, en ECCAV aspiramos a mejorar la preparación de algunos de los profesionales de esa futura Televisió Valenciana”, dice Martí.

Voro Maroto

*El autor de la información trabajo con César Martí en la productora Conta Conta, autora de las series mencionadas.