Una dama nada tonta

La dama boba, de Lope de Vega

Teatro Clásico Mediterráneo

Reanimados por las tórridas temperaturas estivales, los clásicos salen de sus panteones y se pasean por los escenarios desde Mérida a Sagunto. Casi un fenómeno paranormal teniendo en cuenta la precariedad que afecta a vivos y muertos, incluidos zombies. Lo que ya es un auténtico prodigio es que nazca una compañía dedicada a tales menesteres. Un prodigio posible que se llama  Teatro Clásico Mediterráneo cuyo primer montaje, La Dama boba de Lope de Vega, ha cosechado un importante premio.

“Crear una compañía de teatro en época de crisis no es nada fácil”, dice Victoria Savelieva, directora de la compañía, que desde el 2000 imparte en España masters para estudiantes y profesionales, ciclos de conferencias y cursos de alto perfeccionamiento dirigidos a actores de ópera y de teatro dramático. “La cuestión artística no ha sido ningún problema para mí. Tengo una larga experiencia en ese terreno y he sido varias veces contratada en España para montar espectáculos en diversas ciudades y espacios. Ahora bien, he tenido que ponerme las pilas para resolver otros asuntos importantes, como la búsqueda de la financiación o los problemas administrativos. Espero que estos esfuerzos den fruto y en Valencia pueda aportar  algo de valor con esta nueva compañía”.

Escena de La dama boba, de Lope de Vega, por Teatro Clásico Mediterráneo. Imagen cortesía de la compañía.

Escena de La dama boba, de Lope de Vega, por Teatro Clásico Mediterráneo. Fotografía: Yuri Saveliev.

En uno de sus cursos en Valencia, Savelieva conoció como alumnos a los actores y actrices que ahora integran la compañía: Pilu Fontán, Margot Mouth, Alberto Baño y José Olmos, y con los que piensa seguir trabajando en el futuro. En la obra La Dama boba las dos mujeres encarnan, respectivamente, a Finea y Nise. Baño interpreta a Laurencio y Lieso, y Olmos se despliega en la figura del narrador, además de otros personajes.

El montaje de La Dama boba, cuando se cumplen los 400 años de su estreno y los 450 del nacimiento de Lope, se representó en la Sala Carolina y en el Festival Llavoreta al que la compañía ha sido invitada a actuar en la próxima edición. Por otra parte, en el Primer Certamen Iberoamericano de Teatro Ciudad de Trujillo, celebrado en dicha ciudad de Cáceres del 12 al 14 del pasado julio, la joven compañía se alzó con galardón y premio. “Nuestro espectáculo gustó tanto que nos han propuesto volver en noviembre o diciembre”, comenta Savelieva.

Los actores de Teatro Clásico Mediterráneo saludando al término de La dama boba. Imagen cortesía de la compañía.

Los actores de Teatro Clásico Mediterráneo saludando al término de La dama boba. Fotografía: Yuri Saveliev.

Su función como directora, alumna de grandes directores rusos como Efros o Vasiliev, ha sido analizar con precisión cada movimiento, cada gesto, cada matiz de los cambios psicológicos de los personajes de esta comedia, así como la capacidad de juego de los intérpretes. “De esta combinación de profesionalidad, rigor y frescura, surge un espectáculo en el que brilla  la riqueza filosófica y la profundidad psicológica plasmadas por el autor de un texto, escrito en el año 1613, tan maravilloso y de tal calidad artística que se mantiene tan actual como las pasiones que en él se describen”, señala Savelieva.

Para darse  a conocer la nueva compañía ofreció una jornada de puertas abiertas en la Real Sociedad de Agricultura y Deportes de Valencia. “Pudimos contrastar nuestro trabajo con las opiniones de un público muy diverso, con múltiples grados de formación”, comenta Savelieva. “La impresión general fue que el auditorio apreciaba el respeto y el cariño que nos inspiran el autor, su obra y su época, así como el dinamismo y la viveza que se obtienen de la cercanía con el espectador”.

Escena de La dama boba, de Lope de Vega, por Teatro Clásico Mediterráneo. Imagen cortesía de la compañía.

Escena de La dama boba, de Lope de Vega, por Teatro Clásico Mediterráneo. Fotografía: Yuri Saveliev.

Bel Carrasco