Imágenes engañosas

Harun Farocki. Lo que está en juego
IVAM
C / Guillem de Castro, 118. Valencia
Hasta el 22 de mayo de 2016

El título con el que han sido editados sus ácidos textos en las revistas Filmkritik y Trafic ya lo dice casi todo: ‘Desconfiar de las imágenes’. Ahí está resumido el modo en el que Harun Farocki concibe esas imágenes, que ahora reúne por primera vez en España el IVAM, en colaboración con la Fundación Tàpies. Imágenes reales, muchas de ellas captadas con videocámaras, e imágenes virtuales que vienen a darse la mano para explicar esa forma lábil que tienen las imágenes de construir la realidad. Una realidad que Farocki desenmascara utilizando las propias imágenes como material de engaño.

Imágenes de la exposición 'Lo que está en juego', de Harun Farocki, en el IVAM.

Imágenes de la exposición ‘Lo que está en juego’, de Harun Farocki, en el IVAM.

La exposición Lo que está en juego, comisariada por Carles Guerra y Antje Ehmann, pretende llamar la atención sobre ese carácter epidérmico de lo visual, ocultador de otras capas más profundas de la realidad. “Vivimos rodeados de pantallas, de millones de imágenes, y lo que Harun Farocki nos dice es que hay que desconfiar de ellas, tener una actitud crítica”, señaló José Miguel Cortés, director del IVAM. Actitud que salta a la vista en la galería donde se exhiben los trabajos del cineasta que tachó de conformista el cine de Wenders, Fassbinder o Schlöndorff, lo cual da muestra del lugar extraterritorial de su cine.

En el cortometraje Inextinguishable Fire (Fuego Inextinguible), por poner un ejemplo al que aludió Carles Guerra, un hombre hace las veces de un vietnamita que narra ante la cámara los efectos de las bombas de napalm. Para ello, apaga un cigarrillo en su brazo comparando los 400 grados de esa insignificante pero dolorosa quemadura, con los 3000 grados alcanzados en aquella bárbara explosión. Farocki, tras lo cual, advierte al espectador: “Primero cerrarán los ojos ante las imágenes, luego cerrarán los ojos ante la memoria, después ante los hechos y, finalmente, los cerrarán ante todo el contexto”.

Imagen de la exposición 'Lo que está en juego', de Harun Farocki, en el IVAM.

Imagen de la exposición ‘Lo que está en juego’, de Harun Farocki, en el IVAM.

Las videoinstalaciones que primero se exhiben en el IVAM, para después viajar en junio a la Fundación Tàpies, intentan abrir esos ojos del espectador acostumbrado a ver la parte más edulcorada de las imágenes. “Farocki, deconstruyendo el sentido de las imágenes, nos incita a aprender a mirar”, subrayó Cortés. “Es un trabajo que requiere detenerse para advertir su carácter crítico”, explicó Antje Ehmann, viuda del cineasta. Para Carles Guerra, el cine desconfiado de Farocki “entra en el lenguaje y lo desmonta”, de ahí su rebeldía ante aquellos otros cineastas alemanes que obedecen las reglas cinematográficas.

Lo que está en juego reúne desde sus primeros cortometrajes, algunos recientemente restaurados, a sus más recientes videoinstalaciones, junto a programas de televisión en los que Farocki retrata a otros artistas. “Produjo mucho para televisión”, indicó Guerra, destacando la cadencia natural de su trabajo hacia espacios alejados del cine. “Su lenguaje encaja mejor en galerías y museos por la singularidad de su lenguaje”, añadió el comisario y director de la Fundación Tàpies.

Imagen de la exposición de Harun Farocki en el IVAM.

Imagen de la exposición de Harun Farocki en el IVAM.

El trabajo de Harun Farocki aborda desde el documental a las nuevas tecnologías, ya sean aplicadas a la simulación militar o los videojuegos. “Empezó haciendo películas documentales para acabar obsesionado con los videojuegos y el pixel de la imagen”, apuntó Guerra. Ese acercamiento a lo real de la huella fotográfica está, en cualquier caso, presente a lo largo de su producción, ya sea en forma de ese brazo quemado a golpe de cigarrillo o mediante la presencia de la muerte recogida en la videocámara de un centro penitenciario. Y es que lo que está siempre verdaderamente en juego en la obra de Farocki es el continuo desenmascaramiento de la realidad. Un juego que explora sus diversas capas, en su afán por alcanzar el tuétano de la misma. “Imágenes que te envuelven y se apoderan de nosotros”, señaló Cortés en relación al conjunto expositivo.

Ver la noticia en El Mundo Comunidad Valenciana

Imágenes de la exposición de Harun Farocki en el IVAM.

Imágenes de la exposición ‘Lo que está en juego’, de Harun Farocki, en el IVAM.

Salva Torres

El IVAM se abre al cine y al cómic

Programación del IVAM 2016

“Son lenguajes artísticos que casi no tienen cabida en los museos de arte contemporáneo… te hablo de España”. José Miguel Cortés, director del IVAM, se refiere al cine y al cómic, que en la programación para 2016 tendrán sendas y destacadas exposiciones. De hecho, el museo valenciano arrancará el próximo año con una muestra dedicada al cineasta experimental alemán Harun Farocki, menos conocido para el gran público que Werner Herzog o Alexander Kluge, pero de igual o más sorprendente trayectoria. “Es una oportunidad única”, subraya Cortés, para conocer su arriesgada y provocadora obra.

La otra gran muestra, en este caso dedicada al cómic, tendrá lugar en verano. Se trata de la exposición VLC. Valencia Línea Clara comisariada por Álvaro Pons, que reunirá más de 200 originales de ilustradores valencianos. Será “la más grande dedicada al cómic que se ha hecho en un museo de arte contemporáneo en España”. Aunque luego Cortés matiza: “No se trata de hablar de si son las más grandes o las mejores, sino de subrayar el mensaje que esto lleva”. Y el mensaje, como enseguida aclara, pasa por destacar que “el cine y el cómic tienen que estar en el museo”.

Videos de Harun Farocki. Imagen cortesía del IVAM.

Videos de Harun Farocki. Imagen cortesía del IVAM.

La de Harun Farocki, fallecido en julio del pasado año, está comisariada por su viuda Antje Ehmann y Carles Guerra, nuevo director de la Fundación Tàpies. La exposición reúne un conjunto de instalaciones, entre las que destacan ‘Machine and Eye’, ‘The Creators of Shopping Worlds’ o ‘Serious Games’, todas ellas relacionadas con los modos en que los sujetos son reducidos a objetos de vigilancia, consumidores o simples participantes en video juegos al modo en que son instruidos virtualmente los militares en acciones bélicas.

Farocki, que perteneció al grupo Agitrop de propaganda revolucionaria, basa la mayoría de sus trabajos en esa agitación de la realidad que él entiende manipulada por ciertos poderes fácticos. Más próximo al cine experimental de Jean Luc Godard, que al “comercial” de Fassbinder o Wenders, Cortés reivindica su propuesta como modelo del cine que se expone en museos y galerías “dislocando lo que se entiende por cine”.

Mique Beltrán, portada de Cairo. Imagen cortesía del IVAM.

Mique Beltrán, portada de Cairo. Imagen cortesía del IVAM.

Con respecto a VLC. Valencia Línea Clara, el director del IVAM destaca el “reto” que supone exhibir ilustraciones destinadas a formar parte de revistas y tebeos. Y hacerlo “sin avergonzarse de que el cómic es tebeo”. Esa lucha, mantenida por muchos de los brillantes ilustradores con que cuenta Valencia, se decanta del lado de estos con la simple observación de sus trabajos. Cortés subraya que se trata de “ilustraciones originales cedidas por los propios artistas nunca antes exhibidas”, de la talla de Miguel Calatayud, Sento Llobell, Marsical, Micharmut, Daniel Torres o las más jóvenes Ana Juan o Ana Miralles. También estarán los ya tradicionales Equipo Crónica y Equipo Realidad.

Sillas en la playa, de Gabriel Cualladó. Imagen cortesía del IVAM.

Sillas en la playa, de Gabriel Cualladó. Imagen cortesía del IVAM.

El propio José Miguel Cortés comisaría Entre el mito y el espanto. El Mediterráneo como conflicto. Una exposición que cuestiona la entidad cultural, política o social de ese Mediterráneo fluctuante entre la “arcadia perdida” y la “zona conflicto” actual debido a la desigualdad y los problemas migratorios. “No pretendo ofrecer una respuesta, sino incitar al debate”. Debate promovido mediante fotografías y videos de artistas como Gabriel Cualladó, Sergio Belinchón, Yto Barrada, Zinedine Bessai o Herbert List, cuyas imágenes ilustran actualmente la programación del Palau de Les Arts.

Hay más, mucho más, en el IVAM de 2016. Perdidos en la ciudad, reflexión en torno al espacio urbano desde la pintura, la escultura, la arquitectura o el video, con obras de la colección del museo. Exposiciones de Christian Boltanski, Mario Merz o Ignacio Pinazo y sus contemporáneos. No es verdad no es mentira. El arte del fake, sobre los camuflajes y sabotajes realizados por artistas, desde que Orson Welles estremeciera al mundo simulando por la radio un ataque extraterrestre. Además de los casos de estudio dedicados a la fotografía social americana de los años 30 y a Richard Hamilton, hasta completar un total de 13 exposiciones.

Ver noticia en El Mundo Comunidad Valenciana

Videos de Harun Farocki. Imagen cortesía del IVAM.

Videos de Harun Farocki. Imagen cortesía del IVAM.

Salva Torres

Alfons Borrell. Trabajos y días

Alfons Borrell. Trabajos y días
Fundació Joan Miró
Parc de Montjuïc. Barcelona
Comisario: Oriol Vilapuig
Hasta el 27 de septiembre de 2015

El artista Alfons Borrell aterriza en la Fundació Joan Miró de Barcelona de la mano del comisario y también artista plástico Oriol Vilapuig (Sabadell, 1964). La exposición Alfons Borrell. Trabajos y días, forma parte del programa conmemorativo del 40 aniversario de la Fundació Joan Miró a través de una figura vinculada a la trayectoria de dicha institución y presente desde sus inicios.

Interior de la exposición Alfons Borrell. Trabajos y días. 2015. Cortesía de Fundació Joan Miró.

Interior de la exposición Alfons Borrell. Trabajos y días. 2015. Cortesía de Fundació Joan Miró.

Alfons Borrell (Barcelona, 1931) es considerado uno de los máximos representantes de la abstracción pictórica catalana, vinculado no solamente a la ciudad condal sino también a Sabadell, donde trabaja y difunde su obra plástica. Se le atribuyen importantes aportaciones al ámbito cultural, desde la creación de la Sala d’Art Actual en la Acadèmia de Belles Arts de Sabadell (1955) hasta la Sala Tres (1971) de esta misma Academia. Desde los 19 años mostró un ávido interés por la pintura, que le condujo al taller de Hermen Anglada Camarasa en Port Pollença (Mallorca), donde por aquellos años completaba el servicio militar. Su producción evolucionó de la figuración al expresionismo abstracto, pasando por una simplicidad en forma y color, el orden, las simetrías, variación en los materiales y hacia 1988, a raíz de la muerte de su esposa, un radicalismo formal. Al margen de su obra en solitario, en 1960 formó parte del grupo Gallot, dentro de la tendencia del action painting, que le llevó a realizar varias acciones en las calles de Sabadell y Barcelona. Ha expuesto en numerosas instituciones nacionales e internacionales, entre las que cabe destacar el Ateneu Barcelonès (1959), el Museu d’Art Contemporani de Barcelona (1960), la Acadèmia de Belles Arts de Sabadell (1969-1977), el Centre Georges Pompidou de París y en importantes acontecimientos en Japón y Estados Unidos.

El artista, Alfons Borrell, en el patio de su taller. 2015. Cortesía de Fundació Joan Miró.

El artista, Alfons Borrell, en el patio de su taller. 2015. Cortesía de Fundació Joan Miró.

La muestra reúne cerca de 200 piezas −130 de ellas inéditas− que profundizan en la trayectoria de Borrell a través de sus pinturas, dibujos, grabados, documentos audiovisuales (el film Aigua Fosca, de 1964) y notas personales, expuestas por vez primera, de su encuentro con el pintor Herman Anglada Camarasa en su taller de Port Pollença. En lo relativo a su planteamiento, la exposición elude un recorrido cronológico para, en su lugar, explorar siete ámbitos de estudio de la práctica pictórica de Borrell durante seis décadas: preludio, rebelión oblicua, apertura y desbordamiento, la acción contenida, la experimentación de los límites, reiteración y variación, el color como sujeto. De manera implícita, se aborda su posicionamiento respecto al arte como experiencia de vida.

Un ensayo con múltiples interpretaciones complementado con un catálogo en el que Oriol Vilapuig, Jèssica Jaques, Carles Guerra, Álvaro Siza y Alfons Borrell analizan la obra de un artista que no se consideraba creador, tal y como él mismo declaró: «No me siento artista, yo siento que vivo la vida: doy de comer a los peces, doy de comer a los pájaros, hago de jardinero cuando toca, voy a la montaña, voy al taller. […] La pintura forma parte de mi vida; […] yo quiero ser pintura, de hecho. […] Porque hay dos tipos de pintores: el pintor que pinta el mar desde una distancia, aparentemente a través de una ventana, y el pintor que baja por las rampas, pasa por la arena, se mete dentro del mar y sale teñido de azul. […] Y cuando acabo, cuando este personaje que tengo frente a mí me dice que no lo toque más, que ya lo ha explicado todo, no pongo ningún título: pongo la fecha.»

Alfons Borrell. Sin Título, óleo sobre tela. 1962. Cortesía Fundació Joan Miró.

Alfons Borrell. Sin Título, óleo sobre tela. 1962. Cortesía Fundació Joan Miró.

Alfons Borrell. 15-XI-89, Acrílico y collage sobre tela. 1989. Cortesía Fundació Joan Miró.

Alfons Borrell. 15-XI-89, Acrílico y collage sobre tela. 1989. Cortesía Fundació Joan Miró.

Translocaciones. Observatorio de Proyectos

Translocaciones. Observatorio de Proyectos
Arts Santa Mònica
Rambla, 7. Barcelona
Hasta el 13 de septiembre de 2015

Translocaciones. Observatorio de Proyectos es una exposición que agrupa distintos proyectos artísticos que comparten un interés hacia el concepto de movilidad contemporánea y su interrelación con espacios y situaciones concretas del ámbito urbano.

Logo de la exposición Translocaciones|Observatorio de Proyectos. 2015. Cortesía de Idensitat.

Espacio público que alberga en su seno fenómenos como el turismo, la migración o desplazamientos por cuestiones laborales, aquí abordados mediante distintos trabajos artísticos contextualizados que invitan al espectador a reflexionar, denuncian, proponen alternativas respecto a la incidencia de estos medios globalizados en el contexto local y exponen sus consecuencias: identidad, territorialidad, diversidad, asentamiento y construcción del espacio público. Diversos espacios urbanos se convierten en telón de fondo del proyecto, siendo los más próximos el Raval y el Barrio Gótico de Barcelona.

Consuelo Bautista. La final de la Eurocopa en el Raval de Barcelona, 2008. Cortesía de Archivo Fotográfico de Barcelona.

Consuelo Bautista. La final de la Eurocopa en el Raval de Barcelona, Fotografía, 2008. Cortesía de Archivo Fotográfico de Barcelona.

Comisariada por Ramón Parramon, Translocaciones surge como una iniciativa impulsada por Idensitat i Ars Santa Mònica que analiza las formas de movilidad, tránsito de las personas y su incidencia en el ámbito local desde una perspectiva artística y de reflexión teórica que pretende poner en evidencia el alcance tanto global como local de la movilidad al recoger matices específicos de cada lugar. Los participantes cartografían, llevan a cabo acciones críticas o despliegan actividades colaborativas y coparticipativas en la ciudad.

Pep Dardanya. Car je est un autre, Intervención, 2015. Cortesía de MACBA.

Pep Dardanya. Car je est un autre, Intervención, 2015. Cortesía de MACBA.

Las áreas de exposición y sus participantes quedarían distribuidas de la siguiente manera:

OBSERVATORIO TRANSLOCAL: Amnistía Internacional, Atfal Ahdath, Marcos Ávila Forero,  Isabel Banal – Jordi Canudas, Ángela Bonadíes, Luz Broto, Ro Caminal, Santiago Cirugeda, Pep Dardanyà, Raquel Friera, Daniel García Andújar, Bouchra Khalili, Matteo Ferroni, Núria Güell – Levi Orta, Irma Arribas – Queralt Guinard – Octavi Rofes – Pau Vilallonga, Iconoclasistas, ID Barrio Mex, Left hand Rotation, Rogelio López Cuenca, Josep Maria Martín, Teresa Mulet, Arturo-Fito Rodríguez Bornaetxea, Torolab.

MICROINTERVENCIONES: Brigitte Vasallo y Pol Galofre, Juan Pablo Ordúñez/ MawaTres, Diásporas Críticas (Verónica Lahitte, Rebecca Close, Anyely Marín Cisneros), Ro Caminal, Col·lectiu Fem Plaça, Giuliana Racco – Matteo Guidi.

TALLERES DE PROYECTOS: Taller de Cartografía. Dirigido por Itziar González (Institut Cartogràfic de la reVolta) en colaboración con Consuelo Bautista.
 Con la participación de Oriol Ballesteros, Simona Cerri, Joaquín Jordán, Valentina Asinari di San Marzano, Lucia Vecchi, Ana Llorens, María Paz Montecinos, Mercè López Bravo, David Limaverde, Valerie Mathis, Federica Formeti, Edu Ruiz, Anna Irina Limia Russell, Irene Grego, Alejandra Crespo Amigo, Maria José Jimenez Sequeiros, Montserrat Moliner, Ruth Soria, Isabel Carrero, Leonardo Fernández, Helen Morgan, Ricard Escudero, Margot Mecco, Diana Padrón, Anna Recasens, Monica Roselló, Mireia Vidal, Tomas López, Núria Font, Llàtzer Planas, Anita Serrano, Calra Thoene, Danja Burchard. Taller Espacios Zombi. Dirigido por Domènec -Idensitat. Con la participación de: Aleix Porta, Blanca Machuca, Daniel A. Ramírez, Toni Sangrà, Chiara De Marco, Eva Marín Peinado, Imma Camps, Imma Vallmitjana, Joan Vitòria, Jordi Lafon, Marc Fernández, María Jiménez, Marisa Paituvi, Marta Morató, Mechu Lopez, Mireia Vidal, Rubén Oliva, Sergi Bermejo, Jordi Garet, Anna Recasens, Francesc Magrinyà, David Picó, Diana Padrón, Gaspar Maza. Taller Passejant pel Raval. Dirigido por Andrew Lister en colaboración con Daniel Cid, con alumnos de Elisava Escola Superior de Disseny i Enginyeria de Barcelona, y Winchester School of Art. Con la participación de Roman Daniel Esteba, Silvester Oliver, Laura Freixas, Clara Massó, Carlota Ruiz, Anderson Underwood, Claire Naïma, Ana Vázquez.

ARCHIVO DE PROYECTOS: Entrevistas con Isabel Banal i Jordi Canudas, Herman Bashiron, Josep Bohigas, Manuel Delgado,  Marcelo Expósito, Macarena González, Carles Guerra, Rosa Llop i Simona Marchesi, Rosa Pera, Jeffrey Swartz, Claudio Zulián. Investigación realizada por Diana Padrón, Ramon Parramon.

Translocaciones es ejemplo de la capacidad de las prácticas artísticas de hacer visible lo invisible u oscuro del orden democrático, con una doble vertiente: incide en la realidad de las cosas para intentar cambiarlas y participa de procesos de mayor complejidad, entre los que cabe destacar la capacidad de repensar determinadas estructuras o cambiar su concepción. En la línea de Idensitat, el proyecto se sitúa en una disyuntiva a caballo entre la crítica social, un compromiso con el futuro y la incidencia de los procesos actuales de transformación en la sociedad. Una traslocación de sus estructuras, sean microinstituciones o micropolítica, y en última instancia de las relaciones causa-efecto entre el local y el visitante.