Álvaro P-FF: humor gore de viernes noche

Do The Mutilation (and other funny things to do on a friday night), de Álvaro P-FF
La Fiambrera Art Gallery
C / Pez, 7. Madrid
Inauguración: viernes 30 de octubre, a las 19.00h
Hasta el 5 de diciembre de 2015

Álvaro P-FF (Madrid, 1973) es uno de los diseñadores más respetados dentro de la industria musical española. Desde que comenzó a dibujar para la escena underground de Madrid a mediados de los años noventa sus portadas y carteles han puesto imagen a la música que nos ha acompañado durante dos décadas.

Divine for president, de Álvaro P-FF. Imagen cortesía de La Fiambrera Art Gallery.

Divine for president, de Álvaro P-FF. Imagen cortesía de La Fiambrera Art Gallery.

Con su peculiar estilo mezcla la estética de las marcas de skate de finales de los ochenta y la cartelería americana de los noventa de artistas como Kozik, Coop, Almera, JellyBean… con otros muchos ingredientes: la imaginería mejicana (con sus vírgenes, sus calaveras, y sus luchadores), el humor negro, el cine gore, la crítica social, los tatuajes, el rock y el punk, el cartel político-propagandístico de los regímenes totalitarios, y un sinfín de iconos de la cultura pop puestos del revés.

Soul man, de Álvaro P-FF. Imagen cortesía de La Fiambrera Art Gallery.

Soul man, de Álvaro P-FF. Imagen cortesía de La Fiambrera Art Gallery.

Álvaro P-FF ha creado un mundo al que se han rendido artistas nacionales como Bunbury, Calamaro, Amaral, Sidonie, Cápsula, Los Coronas, L.A., Sex Museum, Depedro… e internacionales, como The Jayhawks, Redd Kross, Fountains of Wayne, Lucinda Williams, Nancy Sinatra, Soundtrack Of Our Lives, o Long Ryders. Junto a su hermano, el fotógrafo Juan Pérez-Fajardo, comanda el estudio de diseño y fotografía The Fly Factory.

Después de varias exposiciones individuales, donde se recopilaban piezas realizadas para grupos, conciertos, festivales y discográficas, Álvaro P-FF da un paso adelante con Do The Mutilation (and other funny things to do on a friday night), su primera exposición creada ex profeso. En ella Álvaro nos muestra, como si fuese una serie trastornada de «caprichos de Goya», el universo personal que le rodea y le inspira.

No guts no glory, de Álvaro P-FF. Imagen cortesía de La Fiambrera Art Gallery.

No guts no glory, de Álvaro P-FF. Imagen cortesía de La Fiambrera Art Gallery.

Do The Mutilation (toma el nombre de la exposición de una canción del grupo nuevaolero escocés The Revillos) se compone de 22 obras realizadas en serigrafía, con los colores rojo y negro como protagonistas. En ellas, sobre las paredes de La Fiambrera, encontrarás a H.G.Wells y su guerra de los mundos trasladada a Madrid, a los soldados imperiales de George Lucas haciendo proselitismo del Lado Oscuro, a John Waters nominando a Divine para presidenta del país, a Nick Lowe en las barricada con Nelson Mandela, a los personajes de Walt Disney cumpliendo condena por pandilleros… siempre acompañados de referencias musicales importantes para el artista (Hard-Ons, Henry Rollins, MC5, Ron Asheton, Mega City Four, Misfits, Ramones, Motörhead…). Como novedad, además de su obra sobre papel, el artista se lanza a la experimentación de técnicas interviniendo sorpresivamente sobre una de las salas de la galería.

Try to do that shit again, de Álvaro P-FF. Imagen cortesía de La Fiambrera Art Gallery.

Try to do that shit again, de Álvaro P-FF. Imagen cortesía de La Fiambrera Art Gallery.

 

Manuel López Sacristán y su elixir de juventud

Manuel López Sacristán
Album: Solo
2015
Producción: Alfonso Espadero
Grabación: Estudios Sputnik y AMP Estudios

MANUEL L.SACRISTAN - SOLO - MAKMA 2

Me gustan los discos de versiones siempre y cuando las bandas o artistas correspondientes le den un giro, lleven a su terreno las composiciones originales y les aporte un plus de calidad que consiga reavivar el interés por las mismas. Tal es el caso de “Solo”.

Hace ya más de cuatro años (concretamente desde las “Señales” del 2011) vengo diciendo que HOTEL VALMONT es una de las mejores nuevas bandas españolas en lengua castellana, de las que más sobresalientemente han sabido entroncar con la música americana y con el mejor pop/rock parido en el actual estado español durante los 80’s y 90’s y, todo ello, teniendo en cuenta una escasa, injusta e inmerecida repercusión.

Y no es que haya finiquitado la trayectoria esa mencionada banda madrileña sino que su cantante, vocalista y alma máter MANUEL L.SACRISTAN ha llevado a cabo un proyecto paralelo en solitario que le rondaba hace tiempo, basado en darle un aire muy personal, principalmente acústico, a canciones que influyeron directamente en su educación musical, desde Extremoduro a Lapido, pasando por Nacha Pop, Radio Futura, Loquillo, Los Secretos,…

Los arreglos son una de las principales características a tener en cuenta de este álbum, empezando por los de Cosme Torné en “Decidí”, el histórico tema de Roberto Iniesta al frente de su banda extremeña, o por un “Tiempo perdido” que, a buen seguro, con ese protagonismo acompañante de banjo y mandolina a cargo de Jesús Dorado, sorprendería a Yosi de Los Suaves si llegase a sus oídos.

MANUEL L.SACRISTAN - SOLO - MAKMA 3

Portada Solo (Manuel López Sacristán) – Diseño: Izkander Fernández

Por otra parte resulta un auténtico lujazo el rescate de “John Milner” (aquella dedicatoria de el Loco a su amigo Jaime Fábregas siempre la he considerado como mi canción favorita del popular líder de Los Trogloditas). En este caso me parece muy brillante ese coro femenino en plan góspel junto a la voz de Ana Carretero para rematar la faena.

En cuanto a la lectura de “La estatua del jardín botánico” podría servir para recordar a más de uno el impacto que supuso descubrir en su día la conocida copla de Santiago Auserón que, cuyos trazos iniciales entre Bowie y Brian Eno ahora se desdibujan o, mejor dicho, adquieren una nueva dimensión en boca y en manos de Manuel López Sacristán.

Como sorpresas más gratas del repertorio está claro, la recuperación de dos temas que no obtuvieron la trascendencia merecida salvo en círculos madrileños y poco más. Hablo de “Más de hierro” de El Sueño (por fin alguien se acuerda de este temazo) y “Lo intenté” de Los Sentidos.

MANUEL L.SACRISTAN - SOLO - MAKMA 4

Las pinceladas más rocanroleras y comerciales se encuentran en ”Mi rock perdido” de Calamaro con Los Rodríguez, la nostalgia más exquisita de los tiempos nachapoperos de Don Antonio en “Persiguiendo sombras”, el inesperado toque reggae en “Pero a tu lado” de los Urquijo (es la única versión que no me cuadra con las demás, todo sea dicho) y la distinción suprema para la adaptación (por elección y por exhibición) con esa trompeta de Víctor Trance de “Algo me aleja de ti”, una de las incontestables maravillas del maestro granadino y ex-091.

Hay demasiadas cosas destacables y atractivas de este “Solo” pero para alguien que, como el que suscribe, nunca ha sido muy fan de Extremoduro, Los Suaves, Loquillo o Los Rodríguez, es un placer comprobar el excelente encaje de bolillos que, por ejemplo, todas esas tienen con nombres que tengo en un altar (Nacha Pop, Radio Futura o Lapido). Pues eso, que “va a subir la marea y se lo va a llevar todo…”, así comienza este elixir de juventud. Siguiendo a Don Antonio Vega y como figura en el libreto del disco: “La fuerza de voluntad nos dio la victoria. La victoria de la voluntad nos dio la fuerza. La fuerza de la victoria nos dio la voluntad”. Algunos, siempre los suficientes afortunados, creemos entender los motivos.

JJ Mestre

* Publicado artículo también en el siguiente enlace del Espacio Woody/Jagger

 

CHENCHO FERNANDEZ, peajes y emociones desde Sevilla

Dadá estuvo aquí
Chencho Fernández
FunClub Records

Es una pena que buena parte de los productos musicales nacionales más interesantes queden relegados o limitados a nivel local aunque nunca es tarde descubrirlos si la dicha es buena. Eso dicen. Y mi satisfacción, ahora, ya en el nuevo 2015, es tan grande con el último trabajo de Chencho Fernández que no tengo dudas en considerar ‘Dadá estuvo aquí’ como el disco más (o uno de los más) atrayentes y sugestivos en castellano que he escuchado de la añada 14 del siglo XXI. Merci, Monsieur DeVille, por este hallazgo, por este oasis.

CHENCHO FERNÁNDEZ - Dada estuvo aquí - makma 2

Está resultando tanta la complacencia que era preciso documentarse en la medida de lo posible. Para quien tenga a bien leer el presente y no conozca al artista en cuestión se puede decir que nos hallamos ante un clásico, más bien de culto, en la escena sevillana, una escena semi-camuflada para la mayoría de aficionados al rock que habiten más allá de la ciudad que dicen que tiene (no lo dudo) un color especial. Decir, de paso, que de esta misma urbe he descubierto propuestas tan interesantes en los últimos años como Jose Casas y La Pistola de Papá, los News o All La Glory (precisamente miembros de estos últimos son los que predominan como músicos acompañantes del disco que nos ocupa).

Repasando la trayectoria pretérita de Chencho Fernández me ha servido, asimismo, para descubrir la banda donde militó a finales de los noventa, los Sick Buzos, gratísima sorpresa por ese sonido cercano a referentes de cabecera para el que suscribe como Galaxie 500 o los Feelies. Quizás algún día no muy lejano les dediquemos también unas letrillas.

En ‘Dadá estuvo aquí’, sin embargo, se muestra este artista en otra vertiente, con apariencia impasible e imperturbable pero capaz de transmitir la emoción de unas coplas que rezuman melancolía y algo de arrogancia en el sentido más rockero de la palabra. Tras una primera audición estaba clarinete, necesitaba más, aquí había material con jugo, ese que llega para quedarse, y encima en uno de mis idiomas de pila.

CHENCHO FERNÁNDEZ - Dada estuvo aquí - makma 4

El abánico de sonidos que imperan en esta colección de perlas no hace perder ni un ápice su caracter homogéneo. Historias urbanas, amores, desamores, relaciones apasionadas, cuya trama parece consumarse mayoritariamente en Sevilla por las múltiples alusiones pero que el oyente podría cambiar el nombre de los lugares y trasladarlas a cualquiera de sus entornos habituales.

En total son diez cortes de un universo personal que musicalmente podría asociarse a la parte más melódica de Burning pero que a veces encuentra brochazos que se aproximan a Sabina, Calamaro o incluso a Ramoncín a nivel estatal y a referentes de la talla de Dylan, Lou Reed o Johnny Thunders dentro de esta especie de nuevo punto de partida desde su fichaje por Fun Club Records.

CHENCHO FERNÁNDEZ - Dada estuvo aquí - makma 3

Esperando un cruce de caminos ahí queda esa instantánea de “La estación del Prado”, primera referencia que nos traslada a Sevilla. En cambio, nos aleja algo de ese entorno tanto la hermosa, con unos labios tentadores, bellísima “Muchacha rural”, o “La Garçonne”, que luce como una flor de laurel dentro de un ambiente bohemio parisino.

En “Este matrimonio no casa” muestra una cara, digamos, más crítica y mordaz, menos melancólica mientras que “El rayo está a punto de caer” es una brillantísima composición sobre un dandy conquistador. Enorme esa estrofa de “cuánto semen derrochado por el callejón dorado entre las muchachas en flor que van deshojando su amor”.

Un notable pildorazo powerpopero es “Radio Fun Club”, que entre incendios dentro del pantalón, posters y recuerdos hay incluso referencias a mujeres fatales de los primeros Burning en un homenaje a la sala sevillana. Otra que tal, quizás mi preferida, es “Dadá estuvo aquí”, la que da título al disco, con un riff pegajoso y con referencias a históricos sevillanos como los Tiernos Mancebos, Silvio,…: «Un momento detente aquí, mira esa fachada…»

CHENCHO FERNÁNDEZ - Dada estuvo aquí - makma 5

Y de nuevo la mujer en el centro del deseo, del recuerdo, con una balada impactante titulada “La canción”. No me cabe la menor duda de que si llega a los oídos de la pasajera protagonista es imposible que la olvide: “…abrirás tus piernas y la sentirás entrar, abrirás tus brazos y la abrazarás,…”

De la cuna a la tumba, entre peajes y cambalaches, con una mirada retrospectiva en todo un recorrido vital se muestra “Si alguna vez mueres joven”. Esa mirada se revela después más evocadora entre un presente y un inminente futuro, en los más de siete minutos de “Una buena noche”, el tema que cierra un gran disco por el que creo que deberían sentir orgullo en primer lugar los sevillanos y después todos aquellos que sienten aprecio por el buen rock, ese que hoy por hoy escasea, en castellano.

* A los lectores interesados se les recomienda visitar el siguiente enlace: Bandcamp de Chencho Fernández.

Portada del disco 'Dadá estuvo aquí', de Chencho Fernández. FunClub Records.

Portada del disco ‘Dadá estuvo aquí’, de Chencho Fernández. FunClub Records.

JJ Mestre

   * Publicado también en Espacio Woody/Jagger