Los barrios protagonizan ‘Hijos del jardín’

Hijos del jardín, de Khairi Jemli
Centre del Carme
C / Museo, 2. Valencia
Hasta el 24 de noviembre de 2018

Reivindicar el espacio público como propio y de toda la ciudadanía es lo que busca el documental de ficción, ‘Dreamcity’, una trilogía del artista urbanista Khairi Jemli que toma forma en la exposición ‘Hijos del Jardín’. Se trata de la nueva propuesta del proyecto Altaveu, del Consorci de Museus de la Comunitat Valenciana y que podrá visitarse en el Centre del Carme hasta el próximo 24 de noviembre, dentro de su línea de apoyo a proyectos de inclusión y cohesión social.

En ‘Dreamcity’ Khairi Jemli investiga en tres barrios de tres ciudades españolas que se encuentran en procesos diferentes, San Antón en Cuenca, San Francisco en Bilbao y Russafa en València, este último junto con l’Associació de Joves Artistes Precaris toma el nombre de ‘Hijos del Jardín’. La propuesta tiene como fin visibilizar la importancia de un espacio público que sea realmente para todos, un punto de encuentro donde tejer redes y en definitiva, crear cohesión social.

Hijos del jardín, de Khairi Jemli. Imagen cortesía del Centre del Carme.

Hijos del jardín, de Khairi Jemli. Imagen cortesía del Centre del Carme.

El director del Centre del Carme, José Luis Pérez Pont, recordó que “gracias al programa Altaveu, para proyectos de inclusión y cohesión social, la exposición ‘Hijos del Jardín’ muestra el resultado de una serie de acciones que el artista Khairi Jemli junto con la Associació de Joves Artistes Precaris han realizado en el barrio de Russafa a lo largo de varios meses para motivar a la ciudadanía y activar su pensamiento crítico”.

A través de distintas intervenciones en el espacio público ‘Hijos del Jardín’ ha tratado de visibilizar el poder popular y la importancia que este tiene, empoderando a sectores invisibilizados dentro de estos barrios. Asimismo recoge testimonios de actores relevantes dentro de ellos, para mostrar las diferentes realidades de estos barrios y establecer así distintas capas de lectura para el espectador.

Hijos del jardín, de Khairi Jemli. Imagen cortesía del Centre del Carme.

Hijos del jardín, de Khairi Jemli. Imagen cortesía del Centre del Carme.

Esta trilogía de investigación audiovisual se muestra en la exposición junto con diferente material de estudio e invita a reflexionar sobre el modo en que utilizamos el espacio público y cómo podemos recuperarlo frente a la especulación inmobiliaria y la mercantilización de estos barrios que pertenecen a toda la ciudadanía. ‘Hijos del jardín’ es una invitación a reparar en cómo construimos el espacio, cómo podemos protegerlo y defenderlo frente a conceptos como el de gentrificación. En definitiva, Jemli propone una recuperación de la ciudad para los ciudadanos como ya proponía Lefebvre a principios de siglo pasado en su homónimo ensayo “El derecho a la ciudad”.

En los documentales sobre San Antón en Cuenca y San Francisco en Bilbao se muestran dos barrios con una alta población inmigrante y las fronteras simbólicas que existen entre éstos y el resto de la ciudad. En el caso del barrio de Russafa, la especulación inmobiliaria, la mercantilización del espacio y el proceso de gentrificación que ha sufrido este barrio, es lo que hoy en día impide el empoderamiento del resto de la ciudadanía que no encuentra su espacio en su propio barrio.

Hijos del jardín, de Khairi Jemli. Imagen cortesía del Centre del Carme.

Hijos del jardín, de Khairi Jemli. Imagen cortesía del Centre del Carme.

Cultura y gentrificación

Encontres 2017
Teatre El Musical
Plaza del Rosario, 3. Valencia
Sábado 10 y domingo 11 de junio de 2017

El encuentro organizado por la Federación de Iniciativas Culturales de València (PICUV) convirtió el escenario del Teatre El Musical en un espacio activo de debate y participación sobre las cuestiones actuales que más preocupan a los agentes culturales de la ciudad. Cerca de 30 ponentes de todo el Estado acudierona la cita del fin de semana 10 y 11 de junio para enriquecer la discusión desde su experiencia y práctica diaria.

Encontres 2017 ha supuesto una satisfacción enorme para los representantes de la Federación PICUV, que han visto cómo las jornadas se van consolidando como un espacio necesario en la ciudad para la gestión cultural. Desde PICUV se afirma “la necesidad de entender que este tipo de jornadas es vital para arrancar verdaderamente un proceso de cambio en los planteamientos y las líneas de trabajo que hasta ahora hemos venido sufriendo. Las mesas de trabajo se reivindican como los nuevos espacios de diálogo en torno a la cultura y las políticas culturales, son las herramientas que instauran procesos de diálogo, en los cuales deben estar representados los tres ejes articuladores del debate: los movimientos vecinales, los agentes culturales y los técnicos de la administración”.

Cartel de Encontres 2017.

Cartel de Encontres 2017.

Pese a la variedad de ramas temáticas que configuraban el encuentro (política cultural pública, viabilidad de proyectos culturales, tecnología para la cultura comunitaria, recuperación de espacios ciudadanos y nuevos municipalismos), destaca la recurrencia a ciertos conceptos que han imperado en la mayoría de discursos durante los tres días.

Así, se puso de manifiesto la reivindicación de la participación, la transparencia, la sostenibilidad, la transformación, la accesibilidad a espacios y personas, la motivación de la capacidad crítica y la diversidad. Conceptos que apelan directamente a una gestión de buenas prácticas alineadas con las políticas de proximidad, que ponen a la ciudadanía en el centro y crean alternativas a modelos culturales ya obsoletos.

La mayor conclusión que se desprendió de esta segunda edición de Encontres es un llamamiento al empoderamiento del sector, a establecerse como un agente potente capaz de generar discurso, al mismo tiempo que reclama su papel en el ecosistema cultural y mantiene su autonomía.

El reto principal común a las iniciativas culturales en los barrios que se puso de relieve es la problemática de la gentrificación. Ante esta realidad, una de las soluciones propuestas desde los agentes culturales pasa por no establecerse en la comodidad y continuar trabajando para crear mecanismos y dinámicas con la ciudadanía que intenten paliar al máximo esta situación. Por otra parte, se hizo visible la necesidad de la intervención directa por parte de la Administración Pública para frenar estos procesos en los barrios, por ejemplo con políticas que limiten el precio del suelo.

Desde la Federación PICUV se espera que los representantes públicos que  pasaron por allí asuman el compromiso de escuchar los reclamos que desde la ciudadanía y la Federación se manifestaron, como la elaboración de unas políticas culturales definidas, el aumento y diversificación del apoyo económico, el acompañamiento necesario para crecimiento de un tejido cultural activo y sostenible, el acuerdo de una estrategia común en el área de cultura y su transversalidad a otros sectores como el de la educación, o el compromiso real con el derecho de acceso a la cultura. Encontres 2017 ha contado con el apoyo del Ayuntamiento de València a través de la Concejalía de Acción Cultural y Teatre El Musical.

Gestores culturales de diferentes partes de España durante su encuentro en el Teatre El Musical. Imagen cortesía de Encontres 2017.

Gestores culturales de diferentes partes de España durante su encuentro en el Teatre El Musical. Imagen cortesía de Encontres 2017.

Polification o la nerviosidad urbana moderna

Polification
Plastic Murs
C/ Denia, 45. Valencia
Hasta el 8 de abril de 2016

Vivimos en ciudades nerviosas -Roberto Arlt hubiera escrito epilépticas- que nos pueden. A veces es por su crecimiento extraño a través de planes generales de ordenación urbana haussmanizantes, a veces por costumbre, a veces por el modo en el que se superponen los sustratos de población, como capas de tiempo, en oleadas de emigración, como bandas organizadas, delimitando sus zonas de operación en barrios y arrabales.

Nuestro territorio, nosotros, nuestras ciudades de ahora, son la evolución post de la ciudad moderna que inventó la flânerie romántica del s.XIX y la vanguardia futurista del s.XX -siempre pienso en Metrópolis, el collage de Paul Citroën-, varias guerras mundiales y reconstrucciones postmodernas, todas las revoluciones (menos la próxima), la atención a fenómenos como la gentrificación y el sinsentido que gobierna este mundo mediático.

Polification. Imagen cortesía de Plastic Murs.

Polification. Imagen cortesía de Plastic Murs.

Cada uno en su casa y todos en nuestros distritos forzamos al límite las imposiciones de la ciudad. Empujamos las paredes de nuestros apartamentos y los mismos márgenes de lo urbano reinventando un mar de mampostería que es historia y recursos, tantas veces descuidados estúpidamente.

La pintura en cuadro de Manolo Mesa y Mohamed L’Ghacham muestran los escenarios, el espacio desgastado para la acción necesaria, fijando el lugar adecuado o las personas que lo habitan; la de Sebas Velasco traslada la potencia y urgencia del acto de pintar en la calle a través de su factura, subrayando la denuncia; por su parte, la estructuras geométricas de Alessandro Etnik construyen una visión abstracta, por ideal, de línea clara.

Los cuatro artistas anteriores desarrollan parte de su trabajo en la calle, y el contrapunto lo pone el hiperrealismo de Jessica Hess, que no interviene muros pero sí traslada al lienzo la belleza del horror vacui de una invasión total de tags y pintadas reales que, con su histeria, nos increpan contra el deterioro de nuestras ciudades.

Plastic Murs.

Polification. Imagen cortesía de Plastic Murs.

Ricardo Forriols