La memoria melanítica de la XXX Semana Negra de Gijón

XXX Semana Negra de Gijón
Antiguo astillero de naval de Gijón
Del 7 al 16 de julio de 2017

Con cronológica regularidad estival, el antiguo astillero naval de Gijón acoge la trigésima edición de la Semana Negra, vertebrando un cronograma de diez jornadas que transitan desde el inmediato viernes 7 al domingo 16 de julio de 2017, a través de las que conmemorar implícitamente tres décadas erigidas en referencia del mapa noir peninsular y transoceánico, a partir de cuyos mimbres el festival literario se ha ido nutriendo de territorios y extremidades consanguíneos al género negro y consolidando una morfología excepcional que responde a todas las acepciones del término.

Miembros de la organización de la Semana Negra y representantes institucionales junto al cartel de su trigésima edición, obra de Carme Solé Vendrell, durante el encuentro con los medios celebrado en la Carpa del Encuentro. Fotografía: Merche Medina.

Miembros de la organización de la Semana Negra y representantes institucionales junto al cartel de su trigésima edición, obra de Carme Solé Vendrell, durante el encuentro con los medios celebrado en la Carpa del Encuentro. Fotografía: Merche Medina.

En un encuentro con los medios en la ‘Carpa del Encuentro’, aún con los paños menores propios de las ultimaciones del montaje, José Luis Paraja -director del comité organizador- y Ángel de la Calle -director de contenidos del festival- han rubricado los definitivos acentos que conformarán la presente edición, en compañía institucional de Jesús Martínez Salvador -concejal de Turismo del Ayuntamiento de Gijón- y de José Ramón Tuero -Director General de Deporte en el Gobierno del Principado de Asturias-, amén de la presencia de Monserrat López -concejala de Cultura- y diversos representantes políticos de la ciudad, como Mario del Fueyo -XSP-, Aurelio Martín -IU-, Lara Martínez y José María Pérez -PSOE- y Joaquín Merediz -Ciudadanos-.

Provisto con el lirismo propio que reporta la efeméride del presente julio, José Luis Paraja ha apelado a los vestigios, al pulso de la memoria asentada bajo el curso de veintinueve ediciones, recordando que el noir “era un género sin consolidar y en busca de espacio”, allá por 1988, año en el que se incoaba un encuentro que ha contemplado una “diáspora de festivales” ulteriores, ramificados como “hijos de la Semana Negra”.

Quizás por ello (e igualmente fruto de las incertidumbres y vicisitudes económicas que han singularizado los últimos meses), la programación prevista pretende “emular aquel espíritu”, invitando a referentes del género que entonces principiaban, como Juan Madrid o Lorenzo Silva, quienes se aventuraban por el territorio en compañía de un ignoto Leonardo Padura, convertido en la actualidad en paradigma indubitable que “aquí encontró su camino”.

Imagen del poeta asturiano Ángel González, fallecido en 2008, a quien la Semana Negra rinde homenaje, Fotografía cortesía del festival.

Imagen del poeta asturiano Ángel González, fallecido en 2008, a quien la Semana Negra rinde homenaje. Fotografía cortesía del festival.

Uniformada con la melanítica ilustración de Carme Solé Vendrell -quien firma el cartel del presente año- y los tejados de la incertidumbre sobre los que toca el violín el emblemático Rufo -gestado por el diseñador Kike Herrero-, la XXX Semana Negra de Gijón traza un horizonte de un centenar de actividades con el sello de más de ciento treinta autores nacionales e internacionales -mayoritariamente de habla hispana-, con los que procurar una aproximación a diversos órdenes temáticos, tales como la justicia en la novelística negra -con Carlos Quílez y Graciella Moreno Graupera-, la ecología, el medioambiente y el cambio climático -con Euginio Fuentes y María Inés Krimer, entre otros-, la ciencia ficción y la fantasía -entre los que destacan con emergencia Miguel Aguerralde y Alberto Caliani-, así como la novela histórica -en compañía de Javier Azpeitia o Luis García Jambrina- y la fonética internacional de Sophie Hénaff o Cecilia Ekbäck.

La prosodia que nutre el género negro latinoamericano se encontrará representada por imprescindibles e ínclitos como Paco Ignacio Taibo II -creador y director in arsentia de la Semana Negra-, Tatiana Goransky, Fernando López -responsable del festival argentino Córdoba Mata-, Vladimir Fernández o Jorge F. Hernández, quienes procurarán compañía literaria a representantes de la literatura oriunda de Asturias -como Alejandro M. Gallo, Miguel Barrero, Pilar Sáncehz Vicente o Julio Rodríguez- y del consagrado orbe peninsular -como Rosa Montero, Ramón Pernas, Marta Robles o los mencionados Juan Madrid y Lorenzo Silva-.

El pulitzer asturiano Javier Bauluz refrenda un nuevo ‘Encuentro de Fotoperiodismo’, mientras que cuarenta originales producidos en Francia, Argentina, Gran Bretaña y España -gestados por Marika Vila, Susanna Martín o Iñaki Echeverría- posibilitan la exposición ‘Visualizando el maltrato: la violencia de género en el cómic’. Por su parte, los poetas Carlos Salem y Escandar Algeet, acompañados de Olaia Palacios, María Nieto y Andrés Treceño, procuran la lírica sabatina y nocturna habitual a una Semana Negra que, memoria mediante, rinde homenaje a la figura y vestigios del vate asturiano Ángel González, quien durante las venturosas ediciones de mediados de los noventa posibilitó la injerencia de su voz poética, tan radiográfica como los meandros dipsómanos y prosaicos del género.

De este modo, la XXX Semana Negra de Gijón, uniformada con el mixto overol de la cultura popular se asienta durante diez jornadas “en un erial convertido en una celebración cultural” que “nunca ha perdido de referencia el contexto social ni el compromiso” y determina su propedéutica con la “tentación de mirar atrás” para refrendar la idiosincrasia de su presente.

Miembros de la organización de la Semana Negra y representantes institucionales frente a la figura de Rufo, durante el encuentro con los medios celebrado en la Carpa del Encuentro. Fotografía: Merche Medina.

Miembros de la organización de la Semana Negra y representantes políticos e institucionales frente a la figura de Rufo, durante el encuentro con los medios celebrado en la Carpa del Encuentro. Fotografía: Merche Medina.

Jose Ramón Alarcón

 

Las prácticas artísticas a debate en Cuenca

‘La situación 2016 arte por-venir’, Facultad de Bellas Artes de la UCLM
Diversos espacios
Cuenca
Del 18 al 21 de octubre de 2016

El encuentro internacional ‘La situación 2016 arte por-venir’ (LS2016), que se celebrará en Cuenca del 18 al 21 de octubre, tiene como objetivo debatir sobre el estado actual de las prácticas artísticas en España y América Latina. Se articula como un espacio de discusión presencial y virtual para artistas consolidados y en formación de diversos países, muchos de ellos interviniendo como delegados o portavoces de grupos que habrán mantenido debates previos. El encuentro se celebrará en paralelo a otras manifestaciones artísticas desplegadas en diversos espacios de la ciudad de Cuenca, con una programación de actividades, como muestras de trabajos, intervenciones y performances, que se podrán

Organizado por la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Castilla-La Mancha, toma su nombre del encuentro de ámbito estatal que tuvo lugar también en Cuenca en abril de 1993, dirigido por Horacio Fernández y Ángel González, en el contexto de la crisis que afectó a la economía, la sociedad y la cultura a principios de los noventa. En LS2016 se presentará una edición facsímil de los boletines editados tras dicho encuentro.

La situación 2016. Makma

El encuentro contará con la presencia de más de cincuenta ponentes, entre artistas, comisarios, colectivos y gestores culturales, entre los que cabe señalar a Isidoro Varcárcel Medina, Rogelio López Cuenca, Nicolás París, Rolf Abderhalden, María Cañas, Los erroristas, Cabello/Carceller, Luis Camnitzer, Wilfredo Prieto, Dionisio Cañas, María Ruido, Mujeres Creando, Aurora Polanco, Jordi Claramonte, etc.

El día 18, durante la inauguración, se proyectará de ‘No escribiré arte con mayúscula’, documental sobre la obra de Isidoro Valcárcel Medina, que contará con la presencia del propio artista en un coloquio posterior. El artista murciano ejerce como enlace entre las dos ediciones del encuentro, ya que participó también en la de 1993.

Cartel de la primera edición de 'La situación', celebrada en 1993. Fotografía cortesía de los organizadores.

Cartel de la primera edición de ‘La situación’, celebrada en 1993. Fotografía cortesía de los organizadores.

La crisis actual es mucho más profunda que la de 1993; por ello en los últimos años se han multiplicado los foros de debate para pensar otros modos de hacer en todos los ámbitos. En éste tendrán voz, en primer lugar, los artistas, pero no en exclusiva y no para debatir sólo sobre arte, sino sobre la contribución que las prácticas artísticas pueden y deben hacer para pensar y re-imaginar la crisis.

El encuentro pretende exponer estrategias, compartir tácticas y cartografiar maneras de hacer que en los últimos 20 años hayan respondido abierta y pluralmente desde las más dispares prácticas del arte contemporáneo en España y América Latina a los complejos procesos en los que nos hemos visto inmersos, como la expansión de internet y los modos de organización ligados a él, la “crisis económica” de 2008, las respuestas autogestionadas de la sociedad civil ante la pérdida de derechos, la creciente desigualdad en el reparto de la riqueza, la banalización mercantil que los medios y las instituciones públicas y privadas hacen del arte o los recortes de presupuestos públicos en educación y cultura.

Isidoro Valcárcel durante un instante del documental 'No escribiré arte con mayúscula', que será proyectado durante 'La situación 2016 arte por-venir'. Fotografía cortesía de los organizadores.

Isidoro Valcárcel durante un instante del documental ‘No escribiré arte con mayúscula’, que será proyectado durante ‘La situación 2016 arte por-venir’. Fotografía cortesía de los organizadores.