Poetas a viva voz

Vociferio. Festival de Poesía Oral y Escénica de Valencia
Carme Teatre
C / Gregorio Gea, 6. Valencia
Del 8 al 12 de junio de 2016

Los poetas de antes se reunían en tertulias y cenáculos, rivalizaban en sarcasmo y mala leche, y soñaban con alcanzar la gloria. Algunos, los más optimistas, incluso con cambiar el mundo. Los poetas de ahora, al menos una significativa parte de ellos, salen a la calle, suben a los escenarios y, sin necesidad del papel impreso ni libros como intermediarios, proclaman a viva voz el poder vivificador de la palabra. Juglares y trovadores en una pieza, vates del pueblo, también un poco actores y actrices que representan sus propios textos  (sin música) otro tanto cuentaversos, vendedores de ungüentos milagrosos, de columnas de humo, de sonidos bellos. Amor y sexo, crítica social y cantos fúnebres. Temas para todos los gustos. Estilos, más de lo mismo. Estos poetas autónomos no rinden pleitesía a la crítica oficial, ni a los santones enrocados en sus torres de marfil.

Masilla y los Espías. Imagen cortesía de Vociferio.

Mansilla y los Espías. Imagen cortesía de Vociferio.

Los mejores de toda España, una veintena procedentes de distintas ciudades,  se dan cita estos días en Valencia en el Festival Vociferio —de vociferar—, que se celebra en Carme Teatre (Gregorio Gea, 6) hasta el domingo. Una iniciativa nacida en 2011 de la mano de Carme Teatre y la asociación cultural El Dorado, que regresa con nuevos bríos tras un año de parón por motivos técnicos, codirigida por Raúl Lago, de Carme Teatre y David Trashumante.

“Éste es el único festival existente dedicado a la poesía oral y escénica con la vocación de contestar a una poesía académica, institucionalizada y elitista, que se había escindido, en cierta medida, del público en general”, señalan los organizadores. “Puede entenderse como una forma distinta de hacer poesía, igual de lícita que la convencional, pero capaz de llegar, comunicar y emocionar en la actualidad a un mayor número de personas”.

En esta edición el festival  se hace eco de una de las corrientes más frescas y populares de la poesía nacional e internacional: el Spoken word (Palabra hablada), un movimiento que se originó a finales de los años cincuenta en los clubs y pubs donde se reunían músicos de jazz y poetas de la generación beat.

Dani Orviz. Imagen cortesía de Vociferio.

Dani Orviz. Imagen cortesía de Vociferio.

El momento cumbre del encuentro tendrá lugar el sábado 11 de junio, a las 20 horas, con  el VI Campeonato Nacional de Poetry Slam, un concurso de poetas en el que un jurado compuesto al azar por el público asistente determina el ganador a través de un sistema de puntuación. Su objetivo es dinamizar un recital colectivo en formato de concurso con sus propias reglas. “Se podría decir que es  un tipo de poesía; una poesía que busca la comunicación directa con el oyente. Pura frescura”, señalan los organizadores.

Este año se realizará un hermanamiento con el Festival Kerouac de Vigo con la presencia de su director Marcos de la Fuente.

Entre los poetas presuntamente implicados: Miriam Reyes, Mónica Caldeiro, Víctor López, DYSO, Le Fay, Rio Muten, Fernando Mansilla, Eladio Orta, María Eloy-García o Nuria Martínez Vernís, entre otros. También participan  voces  locales, como Encar Reig, Enrique Falcón, Mar Benegas o Hugo Mas, raperos como Mc Gibigí, grupos como Cafè de Fel o Versonautas, y proyectos nacientes de la escena valenciana como los ciclos de poesía Versonalidad o Intromissió Poética al Mercat. Habrá numerosos micros abiertos al ingenio e inventiva de los asistentes.

Los patrocinadores del evento poéticos son: El INAEM,  Generalitat Valenciana,  Facultat de Filología, Traducció i Comunicacció y el Aula de Poesía de la Universitat de València, Arroces Dacsa y Amargord Ediciones.

Cartel del Festival Vociferio. Imagen cortesía de la organización.

Cartel del Festival Vociferio. Imagen cortesía de la organización.

Bel Carrasco

El video amigo de Russafa Escènica

Russafa Escènica
Festival de las artes escénicas
Del 17 al 27 de septiembre de 2015

La quinta edición de Russafa Escènica, el festival de otoño de las artes escénicas en Valencia, va tomando forma. Si hace apenas unos meses se desvelaba el que iba a ser el lema de este año, ‘La familia’, y recientemente se ha hecho pública la imagen que inspirará el cartel del festival, ahora han editado un video realizado por Miguel Serrano de Escaparate Visual, para insistir en la importancia de la gente como esencia del festival que se celebrará del 17 al 27 de septiembre en el barrio valenciano de Ruzafa.

Con respecto al cartel ganador, ya se informó que, por segundo año consecutivo, la imagen ganadora había sido seleccionada a través de un concurso puesto en marcha por la organización del festival con el fin de premiar la participación del público y el espíritu colaborativo. Las 34 propuestas presentadas (entre las que había fotografías, montajes y dibujos) han sido un reflejo de la interpretación que cada participante ha hecho del lema de esta edición.

Julián Romero, responsable de Diseño Gráfico de Russafa Escènica, en una imagen del video realizado por Escaparate Visual para la edición de 2015 dedicado a La familia. Cortesía de Russafa Escènica.

Julián Romero, responsable de Diseño Gráfico de Russafa Escènica, en el video realizado por Escaparate Visual para la edición de 2015 dedicado a La familia. Cortesía de Russafa Escènica.

Más de 1.300 personas ejercieron su voto a través de la página web de Russafa Escènica desde que se abrieron las votaciones el pasado 30 de marzo. La imagen seleccionada, obra de Paloma Olmos, recibió en una primera fase del concurso 135 votos de los usuarios que visitaban el portal web.

Sin embargo, para alzarse con el premio, la propuesta de Olmos tuvo que convencer a un jurado compuesto por José Luis Abad, fotógrafo, Jorge Montalvo, ganador de la imagen del cartel del 2014, Arístides Rosell, director artístico de Russafart, y Bárbara Trillo, responsable de redes sociales de Russafa y Julián Romero, responsable de diseño de Russafa Escènica. Este último será el encargado de diseñar el cartel definitivo inspirado en la propuesta ganadora.

Bárbara Trillo y Julián Romero aparecen a su vez en el video de Miguel Serrano, formando parte del equipo de Russafa Escènica que da las gracias al público, participe o no en el festival, por ser los auténticos protagonistas de un evento que no se cansan de repetir está hecho por y para ellos.

 

Russafa Escénica – Juntos from Miguel Serrano Gil on Vimeo.

Russafa Escènica concluye con récord de público

Balance de Russafa Escènica
IV Edición del Festival de Otoño de Artes Escénicas
Diversos espacios del barrio de Russafa. Valencia
Del 19 al 28 de septiembre, 2014

Ni la lluvia ha podido minar el ánimo de los 10.361 espectadores que se han acercado al barrio de Ruzafa durante los diez días que ha durado el que ya se ha consolidado como festival de otoño de las artes escénicas. En total han sido un millar más el número de pases repartidos en esta edición respecto a la anterior.

Imagen de uno de los espectáculos de Russafa Escènica extraída del video realizado por Miguel Serrano como resumen de la cuarta edición del festival de otoño de artes escénicas.

Imagen de uno de los espectáculos de Russafa Escènica extraída del video realizado por Miguel Serrano como resumen de la cuarta edición del festival de otoño de artes escénicas.

Unos números que se podían prever teniendo en cuenta el incremento en la oferta de propuestas que Russafa Escénica albergaba en esta cuarta edición bajo el lema de “Lo prohibido”, con 30 estrenos absolutos repartidos en 23 Viveros, que en total han atraído a casi 7000 espectadores; 6 Bosques por los que han pasado alrededor de 3000 personas y el Invernadero, un taller de creación teatral puesto en marcha por alumnos de último curso de artes escénicas bajo la dirección de Gabi Ochoa que ha acercado a la Sala Ruzafa a medio millar de personas.

'Motel Damm', de Pilar Suay y Lucía Aibar, será uno de los 'Bosques' de Russafa Escènica. Imagen cortesía de la organización.

‘Motel Damm’, de Pilar Suay y Lucía Aibar, fue uno de los ‘Bosques’ de Russafa Escènica. Imagen cortesía de la organización.

Las actividades paralelas propias del festival: visitas guiadas, diálogos entre música y pintura, representaciones en balcones, jornadas escénicas y charlas han conseguido colgar el cartel de completo en muchas ocasiones durante la semana y media que dura un festival que comenzó hace cuatro años con apenas siete propuestas y alrededor de 3000 espectadores.

Jerónimo Cornelles, director artístico del festival, destaca la colaboración e implicación de todo el barrio, además de agradecer especialmente “la labor de la asociación vecinal Plataforma per Russafa, la participación de un nuevo sponsor que se suma este año a los que ya estaban, cerveza Turia, y el trabajo de la Junta municipal del barrio por facilitarnos los permisos para organizar conciertos en el marco del festival, algo histórico”.

Imagen de uno de los espectáculos de Russafa Escènica, extraída del video realizado por Miguel Serrano como resumen de la cuarta edición del festival de otoño de artes escénicas.

Imagen de uno de los espectáculos de Russafa Escènica, extraída del video realizado por Miguel Serrano como resumen de la cuarta edición del festival de otoño de artes escénicas.

Una consigna de todo el equipo es que Russafa Escènica es el festival de las personas, y ello lo demuestran cada una de las 300 que participaron este año para sacar adelante el festival, entre actores y actrices, profesionales de otras disciplinas artísticas, voluntarios y organizadores.

Todavía se desconocen los datos de la próxima edición de Russafa Escènica, la que sería la quinta, pero como afirma Cornelles, la clave para seguir trabajando es recordar que “los proyectos pueden ser más o menos viables y más o menos exitosos, pero segurísimo que como ser humano te darán una felicidad que ninguna otra cosa similar pueda aportarte”.

Escena de 'Peón blanco a E2', de Pablo Tomás, que se representó en Espacio 40 dentro de Russafa Escènica. Imagen cortesía del autor.

Escena de ‘Peón blanco a E2’, de Pablo Tomás, que se representó en Espacio 40 dentro de Russafa Escènica. Imagen cortesía del autor.

Video resumen del Russafa Escènica 2014 realizado por Miguel Serrano de EscaparateVisual:

 

 

Pomo – Final Russafa Escènica 2014 from Miguel Serrano Gil on Vimeo.

Russafa Escènica: “Esta ola es imparable”

Russafa Escènica: IV Edición del Festival de Otoño de las Artes Escénicas
Diversos espacios del barrio de Russafa. Valencia
Del 19 al 28 de septiembre, 2014

De izquierda a derecha, Ana Sanahuja, Jerónimo Cornelles, María Poquet y Ximo Rojo, durante la presentación de Russafa Escènica. Imagen cortesía de los organizadores.

De izquierda a derecha, Ana Sanahuja, Jerónimo Cornelles, María Poquet y Ximo Rojo, durante la presentación de Russafa Escènica. Imagen cortesía de los organizadores.

La cuarta edición de Russafa Escènica fue presentada bajo el lema ‘Lo prohibido’. Nada que ver con la transparencia y elocuente actividad artística de un festival que crece a ojos vista. “Esta ola es imparable”, exclamó Jerónimo Cornelles, director artístico de un evento en auténtica pleamar. De aquellos 1.903 espectadores y siete compañías con los que arrancó ‘La germinación del arte’ de la primera edición, se ha pasado a los 9.435 y 25 compañías de ‘La felicidad’ del pasado año. Felicidad extensible a la edición que arranca este viernes, a tenor de los más de 10.000 espectadores previstos.

El eco de Antígona, de Taninna y Miquel Carbonell,  se podrá ver en el Taller de Nacho Murillo dentro del festival Russafa Escènica. Imagen cortesía de los organizadores.

El eco de Antígona, de Taninna y Miquel Carbonell, se podrá ver en el Taller de Nacho Murillo dentro del festival Russafa Escènica. Imagen cortesía de los organizadores.

“Salvo que la gota fría que anuncian produzca un diluvio universal, las expectativas de Russafa Escènica son buenas”. Y Jerónimo Cornelles apuntó otro dato: “Los más de 9.000 espectadores del año pasado son una barbaridad, teniendo en cuenta que Sagunt a Escena tiene 14.000”. ¿Qué ocurriría si se duplica esa cifra? “Nos veríamos en un aprieto, porque no tenemos equipo suficiente para atender tanta demanda”. De forma que mientras Russafa Escènica crece imparable, el presupuesto apenas es “un poquito mejor” que en la edición anterior.

'Inocuo', de Jessica Martín Koloniar, es uno de los 'viveros' de Russafa Escènica. Imagen cortesía de la organización.

‘Inocuo’, de Jessica Martín Koloniar, es uno de los ‘viveros’ de Russafa Escènica. Imagen cortesía de la organización.

Pero como a Jerónimo Cornelles y su equipo, entre ellos María Poquet, Ximo Rojo y Ana Sanahuja, no les gusta quejarse, siguen a lo suyo, que es ofrecer los contenidos de un festival que cuenta con 30 estrenos absolutos de otras tantas compañías y 612 representaciones, durante los ocho días que dura el evento. Todo ello bajo el lema ‘Lo prohibido’, al que se acogen las diferentes propuestas textuales de los Viveros, para espectáculos de 25 minutos, de los Bosques, para obras de 60 minutos, y del Invernadero, que es la producción propia del festival, en esta ocasión dirigida por Gabi Ochoa.

'El Voler', de Pau Martínez, se podrá ver en Loft Valencia dentro de Russafa Escènica. Imagen cortesía de la organización.

‘El Voler’, de Pau Martínez, se podrá ver en Loft Valencia dentro de Russafa Escènica. Imagen cortesía de la organización.

Russafa Escènica es un festival único en su género. No hay otro como él dentro y fuera de la Comunidad Valenciana. Así lo explicó Ximo Rojo: “No sólo se trabaja lo escénico, sino que se anima con las propuestas de los artistas plásticos”. El teatro y el arte dándose la mano. Por eso sorprende que, al igual que ocurre con el festival de mediometrajes La Cabina (también único a nivel estatal), las instituciones no valoren el diamante en bruto que posee la ciudad de Valencia.

'La vuelta a la tortilla', de Sergio Caballero, se representará en Arquitécnica. Imagen cortesía de Russafa Escènica.

‘La vuelta a la tortilla’, de Sergio Caballero, se representará en Arquitécnica. Imagen cortesía de Russafa Escènica.

“Todo depende de la sensibilidad individual, que al político de turno le interese, pero no de que exista una política cultural consensuada entre todos”. Precisado lo cual, Jerónimo Cornelles volvió a lo suyo. Por ejemplo: que este año se han presentado 100 propuestas, que algunas compañías podrán actuar después en el Teatro Rialto gracias al acuerdo alcanzado con CulturArts, que por primera vez habrá dos casales falleros entre los espacios escénicos y que también por primera vez intervienen voluntarios en diversos aspectos de la organización.

'La soledad del corredor del fondo', de Gabriel y David Fariza se representará en Taller la 13/14. Imagen cortesía de Russafa Escènica.

‘La soledad del corredor del fondo’, de Gabriel y David Fariza se representará en Taller la 13/14. Imagen cortesía de Russafa Escènica.

Ana Sanahuja subrayó un aspecto sin duda importante: “Movemos mucha economía en el barrio, porque el año pasado cerca de 10.000 espectadores se acercaron a los diferentes espectáculos, lo que significa que luego consumen en locales de Russafa”. Y señaló algo que tenía mucho que ver con ‘Lo prohibido’ de la actual edición: “”Habrá música en la calle, porque tenemos el consentimiento legal para hacerlo, lo cual se convierte en un acto simbólico puesto que los músicos callejeros tienen prohibido tocar en la calle de muchas ciudades”.

También habrá, además de esa ‘música prohibida’, lo que se denomina ‘Balconitis’, mezcla de música-cabaret y arquitectura urbana, visitas guiadas por el barrio, mesas redondas y jornadas formativas. Intentando reinventarse cada año, tal y como señaló Jerónimo Cornelles, esa “ola imparable” en que se ha convertido Russafa Escènica es “una bofetada de realidad de que otras formas de hacer son posibles”.

'Motel Damm', de Pilar Suay y Lucía Aibar, será uno de los 'Bosques' de Russafa Escènica. Imagen cortesía de la organización.

‘Motel Damm’, de Pilar Suay y Lucía Aibar, será uno de los ‘Bosques’ de Russafa Escènica. Imagen cortesía de la organización.

Salva Torres

Russafa Escènica calienta motores

Russafa Escènica
Diversos espacios del barrio de Russafa. Valencia
Presentación a medios: martes 16 de septiembre
Del 19 al 28 de septiembre, 2014

Un festival de diez días de duración, 30 estrenos absolutos, 612 representaciones y 21.138 pases disponibles. Estas son las cifras con las que se presenta la cuarta edición de Russafa Escènica a la que han titulado “Lo prohibido” y que vuelve a afincarse un año más en el valenciano barrio de Ruzafa del 19 al 28 de septiembre.

Imagen del video de promoción de Russafa Escènica realizado por Escaparate Visual.

Imagen del video de promoción de Russafa Escènica realizado por Escaparate Visual.

Una edición que se prevé de récord impulsada por los buenos resultados del pasado año, que consiguió congregar a 10.000 personas.

Una imagen del video de promoción de Russafa Escènica realizado por Escaparate Visual.

Una imagen del video de promoción de Russafa Escènica realizado por Escaparate Visual.

Russafa Escènica dará a conocer en rueda de prensa los detalles de su programación, tanto de los tradicionales “Viveros” y “Bosques” como la de su “Invernadero”, el taller de arte dramático para estudiantes de Interpretación.

Imagen del video de promoción del festival Russafa Escènica realizado por Escaparate Visual.

Imagen del video de promoción del festival Russafa Escènica realizado por Escaparate Visual.

Y como viene siendo habitual se presentarán las actividades paralelas de esta edición, que  incluyen visitas guiadas, jornadas formativas, mesas redondas, interacción entre música, pintura y arquitectura y reflexiones acerca de la cultura prohibida.

Leyenda de la cuarta edición de Russafa Escènica capturada del video de promoción del festival realizado por Escaparate Visual.

Leyenda de la cuarta edición de Russafa Escènica capturada del video de promoción del festival realizado por Escaparate Visual.

Enlace del video promocional de Russafa Escènica 2014 ‘Lo Prohibido’:

Russafa Escènica, principio y final feliz

La felicidad. Russafa Escénica

Diversos espacios del barrio de Russafa. Valencia

Balance del festival concluido el 29 de septiembre

Parecía una premonición. ‘La felicidad’ que se utilizó como lema para la tercera edición de Russafa Escènica significó de entrada una visión optimista del teatro, el arte y la cultura, en tiempos de crisis, para terminar siendo una película con final feliz. Según los datos facilitados por la organización del festival, 10.000 han sido los pases repartidos para ver los 25 estrenos absolutos programados durante los diez días del festival, lo que significa un incremento de público del 60% con respecto a la edición del pasado año. Y todo eso con una fórmula bien sencilla, que anima y mucho en medio de tanto recorte y tanto proyecto de hojarasca: un festival hecho con escasos recursos económicos, pero con una enorme voluntad, sacrificio y creatividad.

El gran arco, de Víctor García Aranda. Imagen cortesía de Russafa Escènica.

El gran arco, de Víctor García Aranda. Imagen cortesía de Russafa Escènica.

A buen seguro que CulturArts y AISGE, la asociación que gestiona los derechos de los actores, habrán tomado buena nota. Su primera colaboración en Russafa Escènica ha coincidido con los mejores resultados de un festival que crece año tras año, merced a ese trabajo cooperativo de cuantos participan en su organización, con Jerónimo Cornelles a la cabeza. La donación desinteresada de los espectadores ha permitido, según explican sus organizadores en una nota, una recaudación de 40.000 euros. Y para que se vea el carácter cooperativo de Russafa Escènica, sin duda uno de los pilares de su éxito, esa cantidad se repartirá entre los espacios colaboradores, los artistas y la organización. Pero no nos llevemos a engaño: esa dotación apenas cubre los gastos de producción de las compañías, tal y como precisan los responsables del festival.

La fragilidad de Eros, de Miguel Serrano. Imagen cortesía de Russafa Escènica.

La fragilidad de Eros, de Miguel Serrano. Imagen cortesía de Russafa Escènica.

¿Felicidad? Sin duda. Ahí están los resultados, que se han traducido en diez días de gran efervescencia teatral en los diferentes espacios del barrio de Russafa. Pero felicidad que para resultar del todo gozosa necesita de ese pequeño salto que permita a las compañías, no sólo recuperar el gasto producido, sino obtener los lógicos beneficios por su trabajo creativo. Troya: la conquista de la felicidad ha reunido a un millar de espectadores en la Sala Russafa, donde se produjo esta obra dirigida por Chema Cardeña con la participación de jóvenes actores valencianos. Al experimento se le llamó Invernadero y no ha podido dar mejores frutos.

Faràs tard, de Perros Danenes. Imagen cortesía de Russafa Escènica.

Faràs tard, de Perros Danenes. Imagen cortesía de Russafa Escènica.

Russafa Escènica ha consolidado su apuesta, de la que deberían tirar en próximas ediciones con más dotación económica las instituciones públicas y privadas sabedoras del potencial de un festival sin techo. El mal tiempo de la crisis no es que amaine, pero, como Russafa Escènica demuestra, se puede capear el temporal con imaginación, talento y una voluntad cooperativa a prueba de políticas con estrechez de miras. La cuarta edición, una vez comprobados los efectos de la felicidad, invita a la proclamación del deseo como fuente de poderosa energía.

De Titulos, de Gabriel Delgado y Laura Romero. Imagen cortesía de Russafa Escènica.

De Titulos, de Gabriel Delgado y Laura Romero. Imagen cortesía de Russafa Escènica.

Salva Torres