«Rocky Horror Show», primicia en Valencia

«Rocky Horror Show»

Sala Off

Calle Túria 47, Valencia

Hasta el domingo 10 de noviembre 2019

Parecía una noche normal cuando Brad y Janet, recién prometidos, se ven sorprendidos por una tormenta y deciden acercarse a un misterioso castillo a pedir ayuda. Allí conocerán a una serie de personas muy variopintas que celebran un gran avance científico: la capacidad para volver de la muerte, el secreto de la vida misma. ¡Todo empieza con un salto a la izquierda!

La Sala Off presenta un montaje de calidad en su contexto para un público adepto y admirador de la estética y la música de cada una de las escenas del film de culto «The Rocky Horror Picture Show», basado en el propio musical teatral de Richard O’Brien. La interpretación corre a cargo del alumnado del ciclo formativo de Teatro Musical de la Escuela Off de Artes Escénicas que muestra, en primicia en Valencia, un trabajo propio de cualquier escenario profesional.

En el espectáculo no faltan los «props» para la participación de un público dinámico que ha llenado el patio de butacas en cada función dispuesto a adentrarse en ese mundo de locura, canciones pegadizas, travestismo, coreografías, ciencia ficción, cabaret, perversión y mucha diversión que es «Rocky Horror Show», un tributo humorístico a las películas de terror y ciencia ficción Serie B desde los años cuarenta hasta los setenta, especialmente las de la compañía RKO.

El elenco está integrado por Emili Verdú (Rocky), Jairo Carrasco (Frank N´Furter), Violeta Moreno (Janet), Victoria Suominen (Magenta), Omar Ruiz (Riff Raff), Ana Dayo (Eddie y acomodadora), Pedro Ruiz (Brad), Carlos Tur (Dr. Scott), Raquel Amat (Columbia) y Jorge Bonora (narrador)

La Sala OFF, además de la Escuela de Artes Escénicas con dos décadas de experiencia, cuenta con una equipada sala de teatro, su propia compañía profesional de teatro y una productora audiovisual, elementos que convierten a la Sala Off en un centro consolidado y con un enfoque integral para cubrir las necesidades y realidades de todos los públicos.

‘Carmen.maquia’, el clásico de Bizet actualizado

‘Carmen.maquia’, de Titoyaya
Teatro Principal
C / Barcas, 15. Valencia
Del 8 al 10 de noviembre de 2019

El espectáculo de la compañía Titoyaya ‘Carmen.maquia’, que acoge el Teatro Principal de València, recibió el premio al mejor espectáculo de danza en la gala celebrada el pasado 14 de octubre en el Principal de Alicante para los Premios de las Artes Escénicas Valencianas. Su puesta en escena reúne a diversos creadores: Gustavo Ramírez en la dirección y creación coreográfica; David Delfín en el vestuario, en lo que fue uno de sus últimos trabajos para danza; Luis Crespo como escenógrafo habitual de la compañía, y Verònica García en la producción y codirección del espectáculo. 

‘Carmen.maquia’ fue calificada por el ‘Chicago Sun’ como “obra maestra” y en la actualidad forma parte del repertorio de compañías como el Ballet Met (Columbus) o el Ballet Hispánico de Nueva York, donde es una pieza de referencia. Se trata de una obra de gran formato interpretada por 13 bailarines y bailarinas que componen una versión contemporánea del clásico de Bizet manteniendo el argumento del libreto original.

Escena de ‘Carmen.maquia’, de Titoyaya. Fotografía de Germán Antón por cortesía del IVC.

Después de Valencia, ‘Carmen.maquia’ se podrá ver en A Coruña, Málaga, Zaragoza y cerrará el año en la 34.ª edición del Festival Internacional Madrid en Danza. Por el momento ha hecho gira por Italia y Rusia, y continuará esta gira internacional en el año 2020.

Abel Guarinos, director general del Institut Valencià de Cultura (IVC), señaló que la compañía Titoyaya “es una de las compañías de danza valencianas de más amplia y mayor trayectoria. Ya realizó una coproducción con el IVC en el año 2017, ‘Lluita’, que se presentó en el festival Dansa València de 2017, y con ‘Carmen.maquia’ se estrenó la programación escénica en el Teatro Principal de Castelló el pasado 5 de octubre. Ahora es el turno del Principal de València, que estrena con la práctica totalidad de las localidades vendidas”.

Escena de ‘Carmen.maquia’, de Titoyaya. Fotografía de Germán Antón por cortesía del IVC.

Payasas al poder

26ª Mostra Internacional de Payasas y Payasos
Xirivella (Valencia)
Del 8 al 17 de noviembre de 2019

La palabra payaso es una de esas con dos caras, pues, según la intención y el tono de quien la pronuncia, igual es un insulto que un halago. Sinónimo de tonto, patético o de divertido y original. Bajo el tupido maquillaje, las vistosas pelucas, zapatones e indumentarias colorinescas suele ocultarse una persona afable que disfruta cosechando sonrisas y carcajadas. Pero en el imaginario colectivo ese llamativo y en apariencia inocente disfraz también puede enmascarar a seres crueles como Joker y Pennywine, cuya vocación es el mal. Una zona oscura que genera la llamada coulrofobia, un miedo irracional a los clowns que afecta sobre todo a niños y adolescentes.

En la 26ª Mostra Internacional de Payasas y Payasos que se celebra este mes en Xirivella esas connotaciones negativas están totalmente descartadas. Son ocho días, del 8 al 17, en clave de cultura, creatividad y diversión que rinden homenaje a la mujer payasa encarnada en la veterana Amparo Mayor, Serpentina, que se jubiló el año pasado tras una vida en escena vinculada a la compañía PTV Clown. «La palabra homenaje me viene grande», dice Mayor. «Yo hablaría más de reconocimiento a una trayectoria, pero da igual. Que te elijan es un orgullo».

Amparo Mayor. Mostra de Xirivella. Imagen cortesía de PTV Clown.

El payaso o payasa, ¿nace o se hace? ¿Es una vocación transmitida por los genes como se ve en muchas familias de clowns circenses o algo circunstancial? En el caso de Mayor, que nació en Gandía y estudió Arte Dramático en Valencia, fue, en principio, algo fortuito. «Uno de los actores de PTV, donde yo empecé, en 1979, se marchó. Hacía falta un payaso blanco, el que ejerce el papel dominante frente al Augusto de nariz roja. Querían que fuera mujer y bajita, y como yo reunía ambos requisitos, así empecé. Mis padres no lo veían claro pero he vivido siempre de esta profesión».

En esos tiempos Amparo Mayor como mujer y payasa era una excepción, una pionera, lo mismo que las compañías de clowns como PTV. «Las cosas han cambiado», comenta. «Ahora hay muchas chicas en el oficio y compañías. En nuestras giras íbamos plantando semillitas y veíamos año tras año germinar esos brotes en forma de nuevos grupos».

Pepa Plana. Mostra de Xirivella. Imagen cortesía de la organización.

Con el PTV viajó por España y el extranjero a distintos festivales, trabajando «tanto en magníficos teatros como en escenarios cutres», recuerda. Al principio eran nueve actores y poco a poco el número se redujo, hasta que Mayor quedó sola con sus títeres.

«No, nunca me cansé de ser Serpentina porque cada función es única y diferente, y aunque actúes igual te renuevas gracias al público», confiesa. «Es divertido y maravilloso porque los espectadores te devuelven todo lo que les das. Y mucho más si son niños».

En doce ocasiones estuvo Mayor en la Mostra de Xirivella con otros tantos espectáculos de su compañía, escritos todos ellos por Eduardo Zamarillo Piojo. Este año será la artista homenajeada el primer día del evento, una jornada memorable, pues, además de un triunfo personal también significa un tributo a sus colegas, con una programación para toda la familia que refleja las realidades sociales de nuestro tiempo a través del lenguaje universal de la risa. 

PTV Clown en una fotografía de sus comienzos. Imagen cortesía de la compañía.

El lenguaje emocional del cuerpo y el poder liberador del humor inspiran una serie de piezas con protagonismo exclusivo de la mujer, a través de distintos lenguajes: el circo, el teatro, la música, la danza y la poesía. Más allá del sello femenino, reflejan el interés y el compromiso de las creadoras actuales por cuestiones sociales de nuestro tiempo como las desigualdades sociales, la discriminación, la temática de las fronteras o los problemas medioambientales. Todo ello con la impronta del humor, la fantasía y la magia.              

El Teatro Auditorio Municipal y las calles y plazas de Xirivella acogen cerca de una veintena de propuestas escénicas y actividades variadas. Veus que no veus desembarca el día 9 con la prestigiosa payasa catalana Pepa Plana, Premio Nacional de Cultura, quien se alía con Noël Olivé para subvertir los números clásicos y revivir la tradición más payasa en clave de mujer con un espectáculo poético y divertido en el que sus protagonistas juegan pero también muerden. La voz, la música y el clown tejen la propuesta de circo lírico Sophie, montaje en el que las valencianas Malbó muestran diferentes situaciones del universo femenino para proclamar un canto a la libertad.

La reconocida compañía francesa Paula Malik invita al público a dejar salir su animalidad a partir de la complicidad que se genere en el concierto de La Band’Animal, un espectáculo transgresor de clown musical y humor absurdo. Desde Castilla León, La Risa de la tortuga tomará el escenario del Auditorio con Hasta la gota para plasmar a través del humor la problemática ambiental de los plásticos en los mares. Y todo ello sin olvidar la celebración del tradicional Concurso de Números Clown Los Hijos de Augusto, que en su 14ª edición reunirá a diferentes compañías y artistas procedentes de nuestra comunidad, Andalucía y Portugal. Y muchas cosas más que se anuncian en: http://www.mostradepallassos.com/wp/ca/

Amparo Mayor. Mostra de Xirivella. Imagen cortesía de PTV Clown.

‘Asphyxia’ o los mil modos de ReciclARTE

Asphyxia, de Yasmina Benabdelkrim y Arcin Sagdic
La Marina de Valencia
C / La Aduana, Moll de Ponent, s/n. Valencia
Del 7 al 10 de noviembre de 2019

“Reciclar o no reciclar. Reciclarse o morir”. Este podría ser el lema de ‘Asphyxia’, una original propuesta que se presenta del 7 al 10 de noviembre en la Marina de Valencia. Representación escenificada y multidisciplinar de la amenaza que los plásticos representan. Se trata de un proyecto conjunto de Yasmina Benabdelkrim, de origen valenciano, y el fotógrafo Arcin Sagdic que trabaja a caballo entre Londres y Berlín. Ambos han colaborado estos últimos meses en armoniosa sinergia para lanzar un grito, una llamada de alerta sobre los efectos catastróficos para la humanidad del ingente consumo de plástico.

Asphyxia, de Yasmina Benabdelkrim y Arcin Sagdic. Fotografía de Arcin Sagdic.

Hija de un profesor armenio residente en París y de una valenciana, Yasmina se inició muy joven como estilista en el mundo de la moda. A los 18 años ya diseñaba portadas para importantes revistas y tras estudiar en la ciudad de la Luz, se trasladó a Nueva York donde prosiguió su precoz y brillante carrera. En 2017, con 26 años fue una de las protagonistas de la campaña primavera/verano de la firma Acne Studios, una de las más aclamadas en la Semana de la Moda de París, que viste a famosas como Tilda Swinton, Rihanna y Dakota Johnson. «El mundo de la moda es fascinante pero también muy duro», confiesa. «La competitividad es tan fuerte y el nivel de exigencia tal alto que, hagas lo que hagas y por mucho que te esfuerces, siempre te hacen sentir inferior».

A pesar de su éxito Yasmina decidió dar un giro radical y buscar en el arte una forma de expresión en la que proyectarse más libremente y con un mensaje que llegue a todos. De hecho, ‘Asphyxia’ nace con la voluntad itinerante de viajar por distintas capitales todavía por definir.

Asphyxia, de Yasmina Benabdelkrim y Arcin Sagdic. Fotografía de Arcin Sagdic.

De momento ha sido la del Turia la elegida para exponer este singular conjunto artístico que incluye fotografías, pinturas, esculturas, audiovisuales y hasta objetos decorativos, con el plástico como telón de fondo y protagonista. En el montaje de la exposición se han reutilizado  grandes cantidades de plásticos cosechados en las calles y playas o rescatados después de un primer uso. Más de 300 botellas y más de 100 tapones. Plásticos transformados en arte o en objetos prácticos como bolsos de vivos colores y graciosos diseños confeccionados con punto de ganchillo. Pintura, performance, instalaciones, vídeo, artes decorativas… diferentes disciplinas artísticas unidas para lanzar un mensaje: «Una acción/Un cambio».

«Nuestro mensaje es preguntarnos por qué estamos haciendo un daño que afectará a todos y animar a un cambio de actitud «, señala Yasmina. «Aportar ese pequeño grano de arena, pues aunque el problema es enorme entre todos podemos resolverlo. Para ello sugerimos otra mirada sobre lo que consideramos basura. Una mirada que descubra su belleza oculta y le dé una segunda oportunidad».

Asphyxia, de Yasmina Benabdelkrim y Arcin Sagdic. Fotografía de Arcin Sagdic.

Más allá de la cuestión ecológica, la muestra o performance plantea una reflexión científica -la historia y economía de este material, su evolución o la relación entre los universos macro y micro- y una propuesta imaginativa: «¿Qué pasaría si todos los seres humanos desapareciéramos? ¿Qué quedaría en el mundo? ¿Dónde van los microplásticos? Al mar, ¿y después? A nuestro alimento, a nuestro cuerpo. ¿Cuántas especies marinas están amenazadas diariamente por los vertidos de plástico? Se ha perdido la cuenta. Nos estamos autodestruyendo, nos estamos asfixiando».

Después de vivir en metrópolis como París o Nueva York, Yasmina agradece el ritmo más tranquilo de Valencia, su tamaño acogedor, el  clima y el trato con la gente. Pero esta chica inquieta no es de las que se apalancan en la indolencia y ya prepara el equipaje para otros viajes y aventuras que afrontar. Ni los vuelos kilométricos ni el jet lag pueden con su afán de descubrir lo mucho que la vida le puede ofrecer.

Asphyxia, de Yasmina Benabdelkrim y Arcin Sagdic. Foto: Arcin Sagdic.

Bel Carrasco

‘Hay que tirar las vacas por el barranco’ se va de gira

Teatro La Máquina
C / Padre Jofre, 7. Valencia
Programación 2019/2020

Teatro La Máquina presenta la programación que llenará de arte la ciudad en 2019 y 2020. La nueva temporada viene cargada de estrenos tanto para un público familiar como para el adulto y en la que se tratarán temas como la inmigración, la soledad y el amor, la esclavitud de la belleza o las diferencias culturales, entre otros.

Rafa Cruz y Gretel Stuyck, directores de La Máquina, siguen apostando por la dramaturgia contemporánea, por la mezcla de culturas y por la inclusión. Lo hacen un año después de comenzar su aventura como  gestores de una sala teatral alternativa en la que se ha podido disfrutar de varios estrenos propios, así como de otras compañías extranjeras que han sido recibidas y acogidas por La Máquina. 

Rafa Cruz, al fondo junto a la ventana, y a su lado Gretel Stuyck, durante la presentación de la programación de La Máquina. Imagen cortesía de la sala teatral.

“Hemos trabajado muy duro pero con una tremenda ilusión porque se trata de ofrecer cultura a la ciudad, estamos orgullosos de aportar nuestro granito de arena y nos recompensa aquellas cosas que ocurren, como la oportunidad que se nos ha presentado con la gira por Latinoamérica para representar nuestra obra ‘Hay que tirar las vacas por el barranco’. Fue un exitazo de la pasada temporada y nos la llevamos a los prestigiosos festivales de teatro ‘Santiago a Mil’ y ‘Temporada Alta Buenos Aires (TABA). Esto para nosotros es un impulso porque es un reconocimiento cultural enorme”, explica Rafa Cruz.

En cuanto a la programación, La Máquina tiene preparado un total de siete estrenos. Tres de ellos van dirigidos a un público familiar, tres obras perfectas para acudir al teatro con los más pequeños y fomentar la cultura teatral en su educación. En la apuesta de la compañía por la igualdad, la inclusión y la mezcla de culturas, se podrá disfrutar de ‘Ludwig y el duro perdido’, ‘Los sueños de Isabelita’ y ‘La semilla del fuego’. Además, para las vacaciones navideñas La Máquina ofrece disfrutar de la música en familia en formato 2×1. Comprando la entrada para ver ‘Ludwig y el duro perdido’ se podrá disfrutar también de ‘Mozart y el enano musical’, estreno de la pasada temporada.

Un momento de la presentación de la programación de La Máquina. Imagen cortesía de la sala teatral.

Para el público adulto y con la misma premisa mestiza, inclusiva y contemporánea, La Máquina tendrá en cartel las obras ‘Eat Me Ana’, ‘Les Nits de Salustiana’, ‘Sé de un lugar’ y ‘El Rey del Gurugú’.

Como novedad, en esta temporada, Gretel Stuyck y Rafa Cruz han decidido ceder el testigo. Algo que llevaban en mente desde que abrieron las puertas de su teatro es dar la oportunidad al talento de sus alumnos. En esta temporada, algunas de las obras serán actuadas por actores que salen de la cantera de La Máquina. “Teníamos muchas ganas de dar espacio en nuestro escenario a los alumnos que aprenden teatro en nuestra escuela. Algunos de ellos son excepcionales y ese talento hay que aprovecharlo”, explica Cruz.

Los espectáculos tendrán lugar de viernes a domingo en la sala teatral que La Máquina adquirió hace un año y que está ubicada en la Calle Padre Jofre, 7 (detrás de la Fnac). “Disponemos de 70 butacas que esperamos estén cubiertas para demostrar no solo el éxito de nuestras creaciones sino el interés por la cultura teatral de los valencianos. Llegamos hace un año, con mucha ilusión y poco a poco nos van conociendo. Ya es hora de hacer ruido y consolidarnos como una alternativa cultural más de la ciudad”, añade Gretel Stuyck.

Gretel Stuyck en el trailer promocional de ‘Hay que tirar las vacas por el barranco’.

El ‘NO’ de los niños

‘Anna i la màquina del temps’
Teatro Principal
C / Barcas, 15. Valencia
Hasta el 21 de octubre de 2019

Viajar en el tiempo es un sueño compartido por personas de todas las épocas, tipo y edad. Un anhelo que ha inspirado infinidad de películas y series, incluidas obras dramáticas y literarias entre las que destaca la novela de H.G.Wells.  Según los vigentes parámetros científicos basados en la teoría de la relatividad de Einstein, trasladarse al futuro quizá sea posible, como demuestra las alteraciones temporales que experimentan los viajeros del espacio. Ahora bien, retornar al pasado es mucho más complejo. 

Es el dilema que sufre la protagonista de una obra que cosechó gran éxito la pasada temporada, Anna i la màquina del temps, repuesta en el Teatro Principal hasta el 21 de octubre. Nominado al Mejor Espectáculo Infantil y Mejor Escenografía en los II Premios de las Artes Escénicas 2019 del Institut Valencià de Cultura, esta producción del Escalante es un montaje de Dacsa Produccions sobre un texto de Manuel Valls, que acaba de llegar a las librerías en versión libro. Bajo la dirección de Cristina Fernández, integran el reparto: Laura Romero, Alejandra Mandli, Clara Crespo, Ramón Ródenas, el propio Valls, con la colaboración especial de Xavo Jiménez.

‘Anna i la màquina del temps’. Imagen cortesía del Escalante.

Anna es la hija de un científico viudo obsesionada con trasladarse al pasado para conocer a su madre, muerta al dar a luz. A partir de esa búsqueda de desarrolla una historia de aventuras y emociones que ahonda en la relación entre padres e hijos en clave fantástica e imaginativa. El uso de proyecciones sobre el escenario visualiza este viaje hacia el futuro.

“De la famosa novela de Wells se mantiene la idea de la máquina del tiempo y de una sociedad postapocalíptica, pero me basé también en la película de George Pal, El tiempo en sus manos”, dice Valls “Los personajes llamados Porgos tienen poco que ver con los Morlocks, los monstruos simiescos de la novela, aquí son más tecnológicos, algo que  nos daba más juego a la hora de utilizar el audiovisual. Además, el viaje de Anna es más visceral y es clave para entender la historia y la relación entre padre e hija”.

Anna tiene 12 años y es una gran amante de la lectura, una chica de carácter generoso más preocupada por cuidar a su padre que de sus propios deseos. “Una joven demasiado madura para su edad, capaz de ver y luchar contra las injusticias y ayudar a quien más lo necesite, ya sea su padre o sus nuevos amigos, los Números, una especie de humanos sometidos por unos seres superiores que les han quitado la capacidad de pensar”. 

‘Anna i la màquina del temps’. Imagen cortesía del Escalante.

El texto de Valls pone sobre el escenario esa lógica aplastante con la que los niños rebaten a los adultos que se equivocan, algo muy presente en la sociedad actual. “Los niños son animales políticos y que deben tener derecho a decir no cuando algo les disgusta. Ahí está Greta Thunberg. Los adultos tenemos más fuerza, los medios de comunicación, el poder. Pero ver a un niño luchar por su futuro, por el cambio climático, por lo que va a heredar y estamos destrozando sus mayores me parece un ejemplo brutal”. 

Anna i la màquina del temps reúne dosis de fantasía pero sin perder la conexión con una realidad. El equipo técnico lo integran: Luis Crespo, diseñador de la escenografía; Luis Perdiguero, encargado de la iluminación; Luna y Panorama de Insectos, responsables de la música; María Almudéver, diseñadora de vestuario y ayudante de dirección; y Jordi Alonso, Melissa Franch y Premier Frame, diseñadores de mapping. El texto, publicado por Obrapropia, reúne fotos del montaje y mensajes sobre las relaciones paternofiliales, del tiempo compartido y de cómo influye la tecnología a la hora de comunicar. 

Manuel Valls trabajó durante diez años como guionista de la célebre serie L’Alquería blanca. Cuando cerró Canal Nou, montó la productora Dacsa junto a Xavi Crespo y han creado varios espectáculos infantiles. “No nos podemos quejar pero desde que José Policarpo dejó el Escalante tenemos un sensación de vacío, de falta de visibilidad. He echado en falta una presentación pública del libro para darlo a conocer”, concluye el dramaturgo y actor valenciano.

‘Anna i la màquina del temps’. Imagen cortesía del Escalante.

Bel Carrasco

‘El Tratamiento’ inicial de La Mutant

La Mutant. Programación
C / Joan Verdeguer, 22. Valencia
Miércoles 16 de octubre de 2019

Nuevas dramaturgias, danza contemporánea, música y cine serán los ejes de la programación de La Mutant durante los próximos meses. Más de 50 grupos musicales y compañías escénicas valencianas, nacionales e internacionales pasarán antes de final de año por este espacio polivalente del Ayuntamiento de València, consagrado a la vertiente más innovadora de las artes vivas.

La concejala de Acció Cultural, Maite Ibáñez, presentó la temporada otoño-invierno de la sala. Lo hizo acompañada por la nueva coordinadora artística del espacio municipal, Marta Banyuls, y por el diseñador gráfico Ausias Pérez, que explicó que la nueva imagen de La Mutant está inspirada en “los patrones de color y forma de las secuencias de ADN”. Durante su intervención, Ibáñez resaltó la voluntad de “exprimir todas las posibilidades que ofrece esta sala polivalente, equipada con un patio de butacas retráctil que funciona tanto como un auditorio de teatro y danza, una sala de proyecciones o una sala de conciertos”.

Escena de ‘Los bancos regalan sandwicheras y chorizos’. Imagen cortesía de La Mutant.

La nueva programación de La Mutant arrancará el fin de semana del 19 y 20 de octubre con ‘El Tratamiento’, una divertida comedia sobre el mundo del cine, escrita y dirigida por Pablo Remón para Teatro Kamikaze (Premio Nacional de Teatro en 2017). La apuesta por las nuevas dramaturgias queda también patente en piezas como ‘Los bancos regalan sandwicheras y chorizos’, de la compañía José y sus Hermanas. Esta obra, galardonada en los Premios de la Crítica de 2017, reflexiona sobre los rastros que ha dejado el franquismo en algunos sectores de la juventud actual. 

Otro ejemplo de teatro emergente en la programación es ‘La capilla de los niños’, de la compañía Perros Daneses; una magnífica obra de autoficción escrita y dirigida por Javier Sahuquillo, uno de los creadores teatrales valencianos con mayor proyección nacional en estos momentos. Esta obra, inspirada en el caso de los asesinatos de las niñas de Alcàsser, llega a La Mutant después de haber sido candidata en dos ocasiones a los Premios Max y premiada en el Programa de Desarrollo de Dramaturgias Actuales del INAEM y en el Festival Cabanyal Íntim, donde recibió el Premio del Público.

Hickeys estará en el festival Truenorayo. Imagen cortesía de La Mutant.

La música seguirá siendo uno de los grandes pilares de la programación de La Mutant. Del 24 al 26 de octubre, la sala acogerá una nueva edición del festival Truenorayo, plataforma comprometida con el activismo feminista que da visibilidad a los nuevos talentos del panorama musical nacional. Entre los artistas invitados este año figuran Antifan, Texxcoco, Lorena Álvarez y Pau Vallvé, además de Las Odio, Lisasinson, Amparito, Novio Caballo, Hickeys y Hoax Fellows. Además, Mireia Vives y Borja Penalba, valores en alza de la música cantada en valenciano, presentarán el 14 de noviembre su disco Cançons de fer camí. Desde géneros más cercanos al indie rock, Sokolov y Peepshow actuarán también en La Mutant el 13 de diciembre.

A principios de noviembre, La Mutant mudará de piel transitoriamente para acoger proyecciones de películas y coloquios. Será con ocasión del VLC Pitch Forum, y con Carlos Arriaga como protagonista. El cineasta mexicano realizará también una masterclass en la que explicará cómo crea sus personajes de ficción.

Otra de las propuestas nada ortodoxas de esta temporada es Control Freak, un montaje que aúna comedia, teatro, circo y música creada en directo. Esta original propuesta, galardonada con varios premios en festivales, viene de la mano del artista residente en Israel Kulu Orr.

‘Bailes colaterales’. Imagen cortesía de La Mutant.

Los amantes de la danza contemporánea -tanto espectadores como bailarines- van a encontrar muchas razones para visitar La Mutant esta temporada. La compañía Carlota Mantecón presentará el espectáculo ‘Esto no es una prueba de sonido’. Por otra parte, el experto en flamenco contemporáneo José Manuel Álvarez, conocido por su trabajo como asesor coreográfico de artistas como Rosalía o para compañías La Fura dels Baus, presentará el espectáculo ‘Bailes Colaterales’. Con motivo de su visita, el Festival Circuito Bucles ha organizado junto a La Mutant dos masterclasses dirigidas por Álvarez. Una de ellas estará dirigida a bailarines principiantes y otra a bailarines profesionales. Las 40 plazas de cada uno de estos talleres se sortearán a través de las redes sociales de Juventud y de La Mutant, respectivamente.

El programa especial dedicado a Thomas Richards será sin duda una de las grandes citas de esta temporada de otoño-invierno. El cofundador y director artístico del influyente Workcenter of Jerzy Grotowski and Thomas Richards, institución de referencia en el campo de las artes escénicas de vanguardia, presentará dos de sus piezas: ‘Sin Fronteras’ y ‘Gravedad’, ambas protagonizadas por Jaime Alonso Abarzúa. También pronunciará una conferencia el 22 de diciembre en la que repasará los 30 años de trayectoria de la institución que preside.

Por su parte, la nueva coordinadora de La Mutant, Marta Banyuls, presentó las líneas básicas de su proyecto de futuro para el espacio de Juan Verdeguer. “Llego con un proyecto poliédrico, que pretende abarcar todas las formas de expresión artística innovadora. Tendremos danza, circo, teatro, música y también audiovisual, y atenderemos especialmente a todo aquello que no pasa necesariamente en el escenario, sino antes, durante y después. Quiero apoyar la formación de los creadores con talleres y masterclasses que les ayuden a profundizar en sus conocimientos”. “Tengo una gran vocación de servicio público y por tanto voy a ser también muy rigurosa con la ejecución presupuestaria”, añadió.

‘Escena de ‘El tratamiento’. Fotografía de Vanessa Rabade por cortesía de La Mutant.

‘Ellas y ellos’ en el Aula d’Arts Escèniques

Aula d’Arts Escèniques de la Universitat de València
Mostra de Teatre Universitari
Sala Matilde Salvador de La Nau
C / Universitat, 2. València
Del 14 al 24 de octubre de 2019

El Aula d’Arts Escèniques de la Universitat de València inicia su programación para el curso 2019/2020 con el lema «Ellas y ellos», que representa sobre el escenario la individualidad femenina y masculina y la relación entre géneros y sexos, así como su presencia en la inmigración. La Mostra de Teatre Universitari inaugura un año más las actividades del aula y se desarrolla del 14 al 24 de octubre en su XXIV edición, dentro del Festival de Benvinguda de la Universitat de València.

La programación del Aula d’Arts Escèniques se iniciará, por quinto año consecutivo, con la lectura dramatizada del texto ganador de los Premis Universitat de València d’Escriptura de Creació del curso anterior. Este año, la obra premiada que inaugurará la Mostra será ‘DE VINO Y SEFUÉ. Reflejo de un universo no tan paralelo’, de Alexandre Tomás Martínez, que se interpretará el lunes 14 de octubre.

El Festival de Benvinguda proseguirá el martes 15 de octubre con la representación de ‘Fedra’, a cargo del Máster de Arte Dramático de la Universidad de Alicante TEADA, y el miércoles 16 con ‘Surt el sol a Tebes’, por el Aula de Teatre Carles Pons de la UJI. Finalmente, la Mostra de Teatre concluirá con la actuación de dos agrupaciones de la Universitat de València: el Grup de Dansa interpretará ‘Noche en danza’ los días 17 y 18 de octubre y el Grup de Teatre ASSAIG, ‘Esquerdes’ los días 22, 23 y 24 de octubre. Ambos, montajes que recibieron una gran acogida en su estreno el año pasado. 

Aula d’Arts Escèniques. Imagen cortesía de La Nau de la Universitat de València.

Una vez finalizada la XXIV Mostra de Teatre Universitari, la obra ‘Mirta en espera’, dirigida y dramatizada por Ángela Palacios, cerrará la programación de octubre los días 30 y 31 con un lenguaje teatral fresco e innovador que apela directamente al público joven.

En el mes de noviembre, el Aula d’Arts Escèniques llevará el lema «Ellas y ellos» a su máxima expresión con varias representaciones feministas y reivindicativas. Los días 6 y 7 de este mes, se interpretará ‘Berlín’, de Josep Carles Laínez, con dirección de Lluís Fornés. Seguidamente, el 13 y el 14 de noviembre, INTRAT Cía representará ‘La pu(n)ta del iceberg’, obra que llenará el escenario de danza y tensión con los estándares de belleza y comportamiento que se imponen a las mujeres. ‘Si duele no se amor’, de Irene González, se interpretará los días 20 y 21 de noviembre y abordará el tema de la violencia machista en el marco del 25-N. La actividad teatral de noviembre se completará los días 27 y 28 con la escenificación de ‘5 lobitos’, de José Andrés López y Ana de Vera, dirigida por Toni Agustí y a cargo de Osakaclub.

En diciembre, el aula apostará por los desplazamientos, incluso literarios, y despegará con ‘El viaje de las palabras ’, de Carles Sanchis y Rocío Chico, los días 4 y 5. El 11, el 12 y el 13 de noviembre, se reproducirá la muestra del Taller de Formació Actoral d’Escena Erasmus de la Universitat de València, con la dirección de Josep Valero. La programación del cuatrimestre concluirá con ‘Benvinguts i benvingudes’, sátira de Edward Quintana sobre las migraciones y la acogida de inmigrantes que se representará los días 18 y 19 de diciembre por MigroDanza.

Todas las funciones tendrán lugar en la Sala Matilde Salvador del Centre Cultural La Nau a las 19:00 horas y el precio de las entradas será de 2 €. Estas se podrán reservar con antelación en la tienda de la Universitat de La Nau y de los campus o en su página web: http://www.latenda.es/entrades.

Además de los coloquios que realizarán las compañías después de las actuaciones con las personas asistentes tal y como han hecho otros años, el Aula d’Arts Escèniques ha organizado un club de debates que permitirá ampliar las charlas con invitados externos, especialistas en los temas que se traten en las obras. Las sesiones de debate tendrán lugar a propósito del 25 de noviembre, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, y del 18 de diciembre, Día Internacional del Inmigrante.

El Aula d’Arts Escèniques es un proyecto de teatro universitario de la Universitat de València que empezó en 1985. Esta iniciativa, dirigida por Laura Monrós, está destinada tanto al público universitario como al público en general y mantiene una programación estable durante el curso académico. Además, realiza talleres de danza y teatro para alumnos de la Universitat, personas mayores de 55 años y estudiantes de Erasmus, y cuenta con el grupo de teatro ASSAIG.

Aula d’Arts Escèniques. Imagen cortesía de La Nau de la Universitat de València.

Las diversas Españas que afloran en Russafa Escénica

Russafa Escénica
Festival de otoño de las artes escénicas
Diferentes espacios de Valencia
Del 19 de septiembre al 6 de octubre de 2019

Antonio Ariño, vicerrector de Cultura de la Universitat de València, se refirió a la “ciudadanía cultural” como expresión del objetivo mantenido por ciertos colectivos de extender los derechos civiles a la cultura, en clara alusión al papel que durante estos nueve años ha venido jugando el festival de otoño Russafa Escènica, cuando la crisis económica y la abulia política amenazaban con desintegrar el tejido cultural valenciano. Una ciudadanía múltiple, diversa y plural en cuanto a sus identidades, y tan plural “como las Españas” a las que, según Ariño, aludía el lema de la novena edición del certamen teatral.

Sin embargo, la temática de Russafa Escénica, que del 19 de septiembre al 6 de octubre se celebra en diferentes salas y espacios de la ciudad de Valencia, se plantea en singular: España. Jerónimo Cornelles, director artístico del festival, se refirió a ello aduciendo que, tras debatirlo en el seno del equipo organizador, optaron por que resultara en singular, “para que fueran los propios artistas quienes lo decidieran” con sus diferentes propuestas. Y las hay de todo tipo, tratando temas relacionados con la violencia de género, la precariedad laboral, la prisión permanente revisable o los desaparecidos, víctimas del franquismo, que es de lo que se ocupa, precisamente, la obra de Xavo Giménez y María Cárdenas (La Teta Calva), Historia de una cuneta, como producción propia del Invernadero.

Cartel de ‘Historia de una cuneta’, de La Teta Calva, el Invernadero de Russafa Escénica. Imagen cortesía de la organización.

De esa España plural ya se han vertido algunos comentarios diríase históricos y de relumbrón. Como el de Otto von Bismarck, artífice de la unificación alemana, cuando dijo: “España es el país más fuerte del mundo, los españoles llevan siglos intentando destruirlo y no lo han conseguido”. Sentencia que liga con esta otra más popular: “España de mis amores, cuánto te odio”. Aunque Russafa Escènica quizás vaya más en la senda de esta otra de Manuel Azaña, presidente de la Segunda República: “Si los españoles habláramos sólo y exclusivamente de lo que sabemos, se produciría un gran silencio que nos permitiría pensar”.

Con silencio o sin él, lo cierto es que los organizadores de Russafa Escènica hablan de lo que saben y mucho: de teatro en sus diversas modalidades. Y, a través de él, reflejan esa pluralidad de enfoques que enriquecen la cultura y que el festival despliega en sus espectáculos dentro del propio barrio de Russafa (In), y en diferentes espacios de la ciudad (Out). Lo hacen con cada vez más recursos, porque, como destacó Ariño, “es un festival consolidado y de un extraordinario dinamismo”, aunque el Institut Valenciá de Cultura no lo haya entendido así este año: “Esto es una fiesta, porque estamos a punto de arrancar la novena edición, pero hay que decir que hemos recibido un 40% menos por parte del IVC, que se ha quedado en un 20% tras las alegaciones presentadas”, proclamó Cornelles. 

Responsables de Russafa Escénica y cargos institucionales, tras la presentación del festival de otoño en La Nau. Imagen cortesía de la organización.

“No lo entiendo y no lo voy a entender nunca. Tenemos problemas de liquidez, pero somos un festival solvente, por eso el banco nos adelanta 40.000 euros”, subrayó. “Todos los años parece que estemos llorando, pero lo cierto es que deberíamos ser conscientes de esta realidad. La Administración pública no ha hablado con nosotros para abordar este tema, que es complejo”, explicó Dídac Doménech, director de producción del certamen. “El modelo de financiación debe cambiar”, apuntó Ariño.

A pesar del problema presupuestario, Russafa Escènica vuelve a ofrecer un atractivo programa con 15 espectáculos dentro del barrio, en espacios como Sala Russafa, Sporting Club, Gris Estudio d’Emmarcació, La Boulangerie o Café Artysana, y otra veintena fuera de Russafa, en lugares tan emblemáticos como el Teatre Principal, la Sala Matilde Salvador, La Mutant, el MuVIM, Sala Off, SGAE, Rambleta, Fundación Bancaja o el Centre del Carme. Un conjunto de obras dirigidas por un puñado de ya reconocidos nombres de la escena valenciana como los propios Xavo Giménez, María Cárdenas o Jerónimo Cornelles, junto a Sonia Sahuquillo, Paola Navalón, Iria Márquez, Jaime Bayo, Antonio Valls, Sonia Alejo o Aurora Diago, entre otros.

Salón de actos de La Nau durante la presentación de Russafa Escénica. Imagen cortesía de la organización.

Historia de una cuneta, de La Teta Calva, es la producción propia de Russafa Escènica realizada con alumnos del último año de las escuelas de teatro de València.  “Invernadero tiene valor el proyecto en sí. Es único y pionero. Está hecho con gente de las escuelas, que se enfrentan por primera vez a una propuesta escénica”, remarcó Cornelles, solicitando que un formato así pudiera entrar en el régimen de ayudas económicas, lanzando un “por favor” a modo de proclama. 

El Festival de Tardor de Valéncia se completa con una serie de actividades paralelas, que desgranó Ana Sanahuja, coordinadora de estos eventos, entre las que destacan el III Premi SGAE de Dramatúrgia, tres talleres profesionales de formación y el Cinema Fòrum con la proyección de la película The Trip to Spain, que moderará Daniel Gascó. Russafa Escènica también se hace eco del fallecimiento del fotógrafo José Luis Abad, a quien recuerdan emotivamente en el programa como “profesional, compañero y amigo”. De una de esas Españas aludidas en la temática de este año, la de interior toledana, procedía Abad. 

Imagen promocional de ‘Historia de una cuneta’, de La Teta Calva, por cortesía de Russafa Escénica.

Salva Torres

Soleá Morente estará en Circuito Bucles

VII Festival de Danza Circuito Bucles
Diferentes espacios de València
Del 17 al 20 de octubre y del 26 de octubre al 2 de noviembre de 2019

El festival de danza Circuito Bucles se celebrará en València del 17 al 20 de octubre y del 26 de octubre al 2 de noviembre. Bajo el lema ‘Tú eres un icono’, tendrá un marcado carácter femenino e icónico: la mujer como centro inspirador, espíritu revolucionario, y referente en la creación y en el trabajo. Además, se reforzará su carácter itinerante.

La VII edición del festival vertebrará distintos espacios urbanos de València mediante propuestas artísticas actuales de danza en el Barrio del Carmen, la Plaza de los Pinazo y el barrio de Nazaret. Además, se impulsará la participación de centros como la Sala Off, Carme Teatre, Sala Ultramar, La Mutant y Convent Carmen así como el Centre del Carme Cultura Contemporània.

Quince compañías valencianas y 8 nacionales, con seis estrenos absolutos de producciones artísticas de danza, entre ellas una producción propia, integran el cartel. Todas ellas reconocidas como iconos culturales, grandes producciones e intérpretes de las artes escénicas han sido seleccionadas con el objetivo de hacer de la danza un referente cultural en València. Especialmente, en esta edición también se pretende dar más presencia y visibilidad a la creación, dirección y producción de piezas de mujeres.

Cartel del festival de danza Circuito Bucles 2019. Imagen cortesía de la organización.

Un total de 14 actividades paralelas con talleres formativos y participativos, videodanza y videoperformance, espectáculos para niños y niñas (Nanobucles), talleres de danza inclusiva, clases magistrales, espacios de debate como el ciclo de ‘danza icónica’, una muestra de ‘dansa al carrer’ o el ciclo de jóvenes creadores, así como proyectos sociales, y música en directo.

Soleá Morente ha confirmado su participación en esta VII edición. La cantante de flamenco y pop rock, actriz y ganadora del Premio Fundación Princesa de Girona de Artes y Letras 2018 actuará el 26 de octubre en el claustro gótico del Centre del Carme Cultura Contemporània para interpretar su segundo disco ‘Ole Lorelei’, una fusión que combina una nueva mirada al pop y el flamenco pleno de sensualidad.

Por otro lado, Circuito Bucles, en colaboración con la Mostra Viva del Mediterrani, han organizado un certamen de danza que tendrá lugar el 20 de octubre en Valencia. El objetivo es impulsar a jóvenes intérpretes y creadores noveles y profesionales, ampliando su formación (nueve becas formativas, dos residencias y seis premios). Los candidatos deberán enviar antes del 20 de septiembre un video de la pieza de danza, filmada a cámara fija y sin cortes, efectos especiales ni ediciones para poder visionar la obra en su totalidad tal como se vería en escena a certamendansa@gmail.com. Esta primera edición se enmarca en la celebración del festival Circuito Bucles 2019 y la Mostra Viva del Mediterrani 2019. 

Circuito Bucles logró en su edición de 2018 un aforo de más de 6.000 espectadores, de una iniciativa que nació en 2013 de una forma no convencional y alternativa. De carácter anual, el festival urbano busca integrar la danza en la sociedad a través de la exhibición de piezas de pequeño formato y duración que se desarrollan en espacios no convencionales.

Este año apoyan la iniciativa: el Inaem, la Generalitat Valenciana Institut Valencià de Cultura, el Ayuntamiento de València, la Diputación de València, Consorci de Museus de la Comunitat Valenciana a través del Centre del Carme Cultura Contemporània, Fundación Cañada Blanch, Cajamar, Caixabank y Convent Carmen.

Soleá Morente. Imagen cortesía de Circuito Bucles.