Un mundo sin los Beatles sería infinitamente peor

Yesterday
Dirección: Danny Boyle
País: Reino Unido
Guión: Richard Curtis
Con Himesh Patel, Lily James, Kate McKinnon, Ed Sheeran… 

Imagen de Jack Malik tocando el piano para sus padres

Sentí mucho interés desde que supe de su estreno. Una película relacionada con los Beatles y dirigida por el director de largometrajes como Trainspotting o Slumdog Millonaire eran alicientes suficientes para no dejar perder la oportunidad de verla en la gran pantalla. 

Lily James como Ellie con Himes Patel como Jack Malik

De entrada decir que «Yesterday» me ha decepcionado bastante a nivel fílmico, opinión subjetiva sin ánimo de ser compartida. Me ha parecido sumamente blandengue y meliflua, hasta incluso me causó mayor sensación, sin tirar ningún cohete, otro producto comercial relacionado con el rock como fue Bohemian Rhapsody sobre Queen, con la diferencia de que aquello era un biopic y esto se podría definir como comedia romántica musical.

Jack Malik y dos cuadros con imágenes suyas de promoción

Casar una inconcebible ficción sobre la desaparición de todo rastro humano de la archifamosa banda de Liverpoool con la típica historia tierna y sensiblera de chica quiere a chico, chico no sabe si quiere a chica, chica deja a chico y chico se da cuenta que quiere a chica, es harto difícil de cuadrar y mucho más de fascinar.  

Sin embargo, hasta en las películas mediocres hay buenos detalles donde rascar, empezando por ese inicio tan peculiar y cautivador, en el que a partir de un accidente del actor principal y de un extraño suceso mundial se convierte Jack Malik en el único ser humano que recuerda las canciones de los Beatles, aprovechándose de ello para reconducir su carrera musical. Indudablemente el momento en que el mundo descubre por vez primera las perfectas e impecables melodías de los Fab Four es un auténtico puntazo, y es que sin duda alguna este mundo sin los Beatles sería un mundo infinitamente peor de lo que es ahora. 

Encuentro de Jack Malik con Elli

Asimismo, el papel de los dos protagonistas, Himes Patel como Jack Malik y Lily James como Ellie resultan bastante aceptables y, sobre todo, exhiben una pasión contagiosa por la música desde la perspectiva más honesta e íntegra, detalle muy importante en estos tiempos. Digamos también que una película tan comercial como la que nos ocupa ayuda a perpetuar el afecto por los Beatles e incluso a descubrirlos por nuevas generaciones, tan necesitadas de alejarse de lo más vulgar que asedia musicalmente a nuestra sociedad.

Cartel de la película ‘Yesterday’

En definitiva, «Yesterday» es una película con la que seguramente se conseguirán recuperar las altas cantidades económicas que se pagaron por derechos de autor, donde se hacen todavía más míticas canciones como «Let it be», «Hey Jude», «All you need is love», «Help», «Something», «Back in the USSR», «Yesterday»… pero que no pasará a la historia como una gran obra del séptimo arte y, seguramente, dentro de unos meses accederá al cajón del olvido, ese donde jamás estarán los cuatro fantásticos genios de Liverpool. 

Juanjo Mestre 

Muere Joan Cardells, el artista «febril”

Joan Cardells, fundador junto a Jorge Ballester de Equipo Realidad, falleció el pasado sábado 6 de julio (2019) de forma «inesperada», según informaron fuentes cercanas a la familia. Con él se va un artista que, como recordó en la entrevista realizada con motivo de su exposición ‘Grafitos’, en la Galería Punto hace cinco años, trabajaba con enorme pasión. No sabía de las medias tintas, sino de volcarse por completo en una obra que ahora deja por razones ajenas a su voluntad. Una voluntad de hierro que su muerte funde, dejando un gran vacío en el mundo del arte. A continuación reproducimos tal cual, el artículo publicado en Makma con motivo de aquella muestra.

Joan Cardells. Imagen cortesía de la Galería Punto.

Joan Cardells. Imagen cortesía de la Galería Punto.

A Joan Cardells le obsesiona el dibujo. Y se nota. La serie de grafitos que expone en la galería Punto de Valencia refleja esa elocuencia de lo que inspira pasión. Tanta, que desborda su obra, lo cual se hace patente cuando el propio artista se arroja a la tentativa de explicar su trabajo. Entonces, al igual que le sucede con sus dibujos, Cardells va tirando del hilo de la memoria para tejer un discurso que no tiene desperdicio. “No se puede trabajar con 36,5, sino en estado febril”. Ese “relámpago en la frente” que le hace seguir el rastro de su obsesión, ese “estado furioso” que reclama como necesario para la creatividad, “aunque no se refleje luego en la obra”, es el que hace de Joan Cardells un artista en estado puro.

Obra de Joan Cardells. Imagen cortesía de Galería Punto

Obra de Joan Cardells. Imagen cortesía de Galería Punto

Todo aquello que venga a distraer el objeto de su pasión, queda en un segundo plano. No es que la bajada del IVA no le importe: “Me parece secundario, frente a lo principal que es la emoción, que algo por encima de todo te motive”. O que el IVAM le resbale: “La diferencia entre el IVAM actual y el anterior no la he estudiado, pero en todo caso es importante que el IVAM siga existiendo”. O que las promesas políticas le traigan sin cuidado: “Hubo mucho progre deseoso de atender a la cultura, que luego ha demostrado ser fingimiento”. Pero todo eso resulta secundario, cuando aparece la fiebre motivada por el dibujo. “Lo que va a pasar 10 centímetros después del lápiz, es lo que estimula”.

Obra de Joan Cardells. Imagen cortesía de Galería Punto.

Obra de Joan Cardells. Imagen cortesía de Galería Punto.

Si hay algo que a Joan Cardells le enerva sobremanera es, precisamente, la incapacidad para salir de los compartimentos estancos a los que nos conduce la ideología. “Yo lo que pido es que se sea menos gregario”. Y apela a la soberanía, pero una soberanía “individual, que es la más costosa”. Soberanía que, en su caso, ha ido alcanzando por la vía del lento aprendizaje. Ninguna prisa de por medio. ¿Para qué correr cuando el lápiz te abre a cada paso las sendas del estímulo por las que Cardells transita? “Uno siempre busca el placer de pintar”. Eso y la revancha de la que habla, refiriéndose a los 14 grafitos y tres esculturas expuestos en la galería Punto, a modo de ajuste de cuentas con esa primera etapa de aprendizaje cuya impresión es de fracaso.

Obra de Joan Cardells. Imagen cortesía de Galería Punto.

Obra de Joan Cardells. Imagen cortesía de Galería Punto.

“Me gusta fabricar imágenes con el menor instrumental posible”. Y, a la manera zen, Joan Cardells va construyendo una obra minimalista que se eleva y eleva de forma tan imperceptible como prodigiosa. “Con lápiz y papel puedes hacer todas las cosas del mundo”. Y en su mundo hay “querencia por el bodegón” y por la “evocación de los olores de los mercados, de las tiendas”. En el fondo, Cardells recuerda que la materia prima con la que trabaja es “la memoria”. Y su memoria le lleva a todos esos lugares que, como una simple ferretería, encandilaba sus jóvenes sentidos al contemplar ollas, pucheros y los más variados recipientes, que luego han ido formando parte indisoluble de su trabajo.

“Combino lo orgánico con lo industrial”. Olivas, odres, gallos, patos, es decir, “el clásico bodegón español”, que le ha servido como “reto de aprendizaje”. También hay algo en sus grafitos de “coreográfico”, por aquella “tendencia a bailar” que Cardells observa en los objetos de su pintura. “Y el gusto por el gris”, subraya. Esa “reducción al blanco y negro” tiene mucho que ver de nuevo con esa “vuelta al mundo del aprendizaje”. No es que haya renunciado al color, pero aquel color del Equipo Realidad, que formó con el recientemente fallecido Jorge Ballester, pertenece a una “época interesante”, que Cardells recuerda sin nostalgia, porque “la de ahora es apasionante”. Una pasión que guía su obra y las palabras que, a modo de revancha, dan cuenta de su largo y fructífero aprendizaje. La fiebre de venganza está, en el caso de Joan Cardells, plenamente justificada.

Joan Cardells. Imagen cortesía de Galería Punto.

Joan Cardells. Imagen cortesía de Galería Punto.

Salva Torres

Echo & The Bunnymen, entre estrellas, océanos y la luna (de València)

Echo & The Bunnymen + Júlia
Jardins de Vivers de València
Miércoles 10 de Julio del 2019
Entradas: Viagogo (pincha aquí)

Imagen promocional extraída página Facebook Echo & The Bunnymen

A estas alturas de la vida no creo que haya muchas dudas de que la segunda banda de Liverpool más popular después de los Beatles posee uno de los legados ochenteros de mayor prestigio y calidad.

Ian McCulloch y el resto de hombres-conejos anduvieron por estos lares ibéricos (Donosti, Madrid y Barcelona si no me falla la memoria) durante el pasado mes de febrero, dejando para el verano algunas plazas que reconquistar.

Imagen promocional extraída página Facebook Echo & The Bunnymen

Es ahora con la llegada de los exorbitantes calores que nos agobian y asedian cuando vuelven de gira entre el 10 y 13 de julio. Tres citas (Jardín Viveros en València, Sons de nit en el Claustre de Santo Domingo en Pollença –Mallorca- y el Festival Pirineos Sur de Huesca) con las estrellas, los océanos y la luna como núcleo del tour, a tenor del título que Echo & The Bunnymen otorgó al último recopilatorio publicado el pasado mes de octubre.

Imagen promocional extraída página Facebook Echo & The Bunnymen

Indudablemente ese mencionado “The stars, the oceans & the moon” será el plato fuerte para promocionar. Un disco que no es un compilado habitual pues recorre a través de diversas selecciones toda la trayectoria de los británicos con nuevas versiones transformadas respecto a las originales.

A criterio y gusto personal del que suscribe no son nada del otro mundo las novedosas lecturas de estudio que se incluyen de las cantinelas más antiguas, tales como “Rescue”, “Stars are stars”, “Zimbo” (también conocida como “All my colours”), “Seven seas”, “Ocean rain”, “The Killing moon” o “Bring on the dancing horses”. En todo caso me parece muy notable el resultado a nivel de arreglos y producción de todo un temazo como “The cutter”, así como el morbo de incluir una joyita oculta como es “Angels and devils”, originalmente cara b del single “Silver”.

Cartel concierto de Echo & The Bunnymen + Júlia en Vivers de València

Son las redenciones de las últimas canciones de los 80’s como “Lips like sugar” y “Bedbugs and ballyhoo”, o de los 90’s como “Nothing last forever” y “Rust” y,  muy especialmente la inclusión de dos excelentes nuevos temas como “The somnambulist” y “How far?” donde un servidor considera que tiene mayor interés este nuevo trabajo.

Lo que queda claro es que, a pesar de esa intermitencia histórica, en que aparecen y desaparecen como el río Guadiana, es una oportunidad fundamental para ver a una banda mítica que ha aportado mucho bueno a la digna causa musical, suficiente razón de peso para no perderse unas palabras mayores como son Echo & The Bunnymen.  

Juanjo Mestre

‘MAKMA AL BOTÀNIC’ EN IMÁGENES

‘MAKMA al Botànic’
Fiesta 6º Aniversario MAKMA + Presentación MAKMA ISSUE #02 en papel
Jardí Botànic de la Universitat de València
Quart 80, València
Jueves 27 de junio de 2019

MAKMA, Revista de Artes Visuales y Cultura Contemporánea, ha cumplido seis años de existencia. Por este motivo, el Jardí Botànic de la Universitat de València acogió el pasado jueves 27 de junio de 2019 ‘MAKMA al Botànic’, fiesta de celebración de su sexto aniversario –que contó con la colaboración y amenización musical del Dj Paco Plaza– y la presentación en primicia de un nuevo número especial de la revista MAKMA en papel, su ISSUE #02, cuya imagen de portada firma la fotógrafa valenciana Gala Font de Mora.

Durante el encuentro se hizo un repaso de la trayectoria de la revista, incluyendo aquellos proyectos paralelos organizados por MAKMA, como son el Premio Nacional de Dibujo DKV-MAKMA, que acaba de cumplir cinco convocatorias, y el Festival del Libro SINDOKMA, cuya cuarta edición se llevará a cabo en el Centre Cultural La Nau, del 24 al 27 de octubre del presente año; además de la gestación de MAKMA Ediciones como sello editorial, de la mano de ‘1050 Discos Cardinales’, del crítico musical Juanjo Mestre, y ‘Mercurio entre los dedos. Piedras calaverinas’, del artista Francisco Sebastián Nicolau.

El equipo de MAKMA –Salva Torres, Vicente Chambó, Merche Medina, Ismael Teira y Jose Ramón Alarcón– quiere agradecer a todos aquellos que han participado y auxiliado a que ‘MAKMA al Botànic’ haya cobrado morfología: el Jardí Botànic de la Universitat de València, El Águila Cerveza 1900 Original, Saltarinas Producciones, Velarte y D.O. València.

Igualmente, desde MAKMA expresamos nuestra gratitud a quienes han contribuido a que un nuevo número de la revista en papel haya sido posible: IVAM, Centre Cultural La Nau, Universitat Politència de València, Palau de la Música de València, E CA Espai d’Art Contemporani ‘El Castell’ (Riba-roja de Túria), Escuela Superior de Arte y Tecnología (ESAT), Fundación Bancaja, Fundación Cañada Blanch, Fundación Aisge, Galería Ana Serratosa, Shiras Galería y Jorge Seguí Asesores.

A la par, ha sido motivo de congratulante dicha contar con una sobresaliente nómina de autores y artistas que han perfilado el horizonte de contenidos del presente número: Elia Barceló, Javier Valenzuela, Ximo Rochera, Begoña Siles, Andrés Herraiz, Juan Madrid, Marta Pérez Ibáñez, Alberto Conejero, Rafael Maluenda, Marisa Giménez Soler, María Ramis, Javier Martínez, Juanjo Mestre, Laura Lozano, Gala Font de Mora, José Luis Cueto, Eva Ripoll, De la Cage, Liz Dust, Luis Frutos, Shirin Salehi, María Aranguren, Reveca Gómez, Kolo, Concha Ros, Juan Olivares y Pere Sousa.

Y, por supuesto, debemos reportar albricias y agradecimientos a todos aquellos que vinisteis a celebrar con nosotros ‘MAKMA al Botànic’, de cuya presencia damos buena cuenta en la siguiente galería de imágenes, gracias a la labor profesional del fotógrafo Fernando Ruiz.

MAKMA AL BOTÀNIC | FIESTA VI ANIVERSARIO MAKMA

MAKMA

Motivos para ver en directo a The Waterboys

The Waterboys + Joe Pask
Jueves 27 de Junio del 2019 a las 21:00 horas
Auditori de Burjassot (València)
Entradas: https://www.eventbrite.es/e/entradas-the-waterboys-joe-pask-en-valencia-55272109367

Mike Scott. Imagen de la página de Facebook de The Waterboys

Los motivos para ver en directo a Mike Scott y sus Waterboys son variados y abundantes. El primero sería el que más justificaría esa asistencia. Tendría que ver con que el escocés y su banda jamás decepcionan en directo. Además consiguen momentos épicos inolvidables de comunión y abstracción por parte de los concurrentes, y sus conciertos pasan a tener un rinconcito asegurado en la memoria.

Después, el segundo podría ser la gran cantidad de hits de calidad que atesora su legado discográfico. Siempre se quedarán en la recámara bastantes notorias cantinelas, pero las que suenen lo harán de forma atrayente y alterada respecto a la versión más conocida de las mismas.

Mike Scott. Una de las imágenes promocionales del nuevo álbum.

Como tercera causa podríamos incluir la selección de canciones menos conocidas o más recientes respecto a sus tiempos de mayor popularidad. A buen seguro que quedan bien encajadas en el setlist sin desmerecer unas y otras. 

El cuarto es, por supuesto, la arrolladora personalidad y el carisma en el escenario de Mike Scott, con el ideal complemento de dos fenómenos como Steve Wickham (violines) y el Brother Paul Brown (teclados). 

Imagen promocional de la gira 2019 de The Waterboys. Steve Wickam, Paul Brown y Mike Scott

Llegamos al quinto. Cada publicación discográfica de The Waterboys pretende no vivir exclusivamente de las rentas del pasado y, en la medida de lo posible, intenta innovar o, por lo menos, renovar su amplio abánico musical. Ojo, hablo con admiración de esa valentía a pesar de que a un servidor no le han calado excesivamente sus dos más recientes álbumes «Out of all this blue» (2017) y «Where the cation is» (2019).

Podría seguir aportando más motivos, como por ejemplo la exagerada pasión que despiertan en el caso particular de València por ser uno de los estándartes de esa peculiar nostalgia que en la capital del Turia se ha denominado ‘remember ochentero’, pero considero que The Waterboys va mucho más allá de todo eso al tratarse de una banda más atemporal y de mucho más largo recorrido. 

Portada de «Where the action is» de The Waterboys

En esta ocasión, motiva especialmente ver cómo defienden sus últimas canciones producidas por Paul Weller y Simon Dine, comprobando si mejoran o empeoran en directo, desde esas inspiraciones literarias en Robert Burns o Kenneth Grahamme’s que son respectivamente «Green grow the rashes-o» y «Piper at the gates of dawn», hasta el homenaje a Mick Jones, guitarrista de los Clash, con «London Mick», pasando por «Let’s go baby», adaptación del clásico de Robert Parker o, ya por  encima del resto, ese supertemazo que da título al último álbum «Where the action is», a la altura de sus mejores hits del pasado. 

Tienen previsto pasar por Burjassot (València), San Javier (Murcia), Hoyos del Espino (Avila) y Madrid durante el mes de junio, y en Julio por el Festival de Pirineos en Huesca. Aquí queda pues un aviso para navegantes, tanto para noveles admiradores como para fans incurables de esos de toda la vida.

Juanjo Mestre

Un bebé en buenas manos: peliculón francés

‘En buenas manos’ de Jeanne Herry
con Sandrine Kiberlain, Gilles Lellouche, Elodie Bouchez, Olivia Côte.
Francia, 2018

Imagen del bebe protagonista de «En buenas manos»

«En buenas manos» es un peliculón que debería ver todo el mundo. Se trata de uno de esos films que exudan humanidad por los cuatro costados, cosa que de vez en cuando viene muy bien en estos tiempos. Además aporta mucho a la hora de conocer y comprender los intringulis que plantea una adopción entre los futuribles padres, así como los variopintos motivos que pueden llevar a la renuncia del bebé por la madre biológica o la admirable labor de complejos trámites que realizan los funcionarios en las respectivas etapas del mencionado proceso adoptivo.

Momento del encuentro del bebé con el padre de acogida

Otro de los aspectos sumamente interesantes que muestra la directora francesa Jeanne Henry es la agilidad en el desarrollo de todas las vertientes que confluyen en el tema central de un guión que, a pesar de la complejidad social del mismo, concentra todos los detalles a analizar y, sobre todo, deja bien claro que el bebé es la gran estrella que guía al resto de los personajes.

Cartel francés de ‘Pupille’. En España titulada ‘En buenas manos’

También me gustaría recalcar la manera en que pone de relieve la apertura a nuevos modelos de familia, en este caso monoparental y, sobre todo, la labor del padre de acogida que sorprende al utilizar la figura de un hombre con imagen ruda pero que desprende mucha entrega, ternura y comprensión.


Momento del encuentro del bebé con la madre adoptante

Todas esas particularidades son las que repercuten en la emotividad que, sin caer en una excesiva sensiblería, exhibe este muy recomendable largometraje. Dicen que en el país vecino ha sido un éxito y no me extraña. El cine francés continúa aportando y sumando calidad. Y nosotros que lo disfrutemos y lo gocemos. 

Juanjo Mestre

Mujeres armadas de discurso en PhotOn 2019

‘Agitadoras de conciencia’
PhotOn Festival 2019
Diversas sedes de València
Hasta el 11 de mayo de 2019

La fotografía puede cambiarte la vida. Así lo creen en Photon Festival y así llevan demostrándolo desde los inicios del proyecto, hace ahora nueve años. Fragmentos de realidad que trascienden al tiempo y al espacio, relatos a golpe de imágenes, instantes encabalgados que narran el mundo sin necesidad de recurrir a las palabras. La existencia vista a través del objetivo de una cámara, ni más ni menos.

En 2019, ese terremoto visual que es Photon Festival llega a su novena edición y despliega una semana de encuentros y actividades bajo el lema ‘Agitadoras de conciencia’. Como explican desde la organización de la iniciativa, en este año la mayoría de ponentes que integran la programación son “mujeres poderosas” e inmersas en la tarea titánica de visibilizar los problemas de la sociedad que habitamos. Mujeres armadas con discursos potentes y muy personales, que aspiran tanto a ser quienes cuenten su propia historia como a reivindicar el papel femenino en el mundo de la fotografía. Mujeres que apuestan por mirar en lugar de ser el eterno objeto de las miradas. En este contexto, hasta el 11 de mayo de 2019 se sucederán conferencias, exposiciones y proyecciones nocturnas gratuitas y abiertas a todos los públicos. Por otra parte, también se realizarán los ya tradicionales visionados de porfolios.

Un instante de la rueda de prensa de presentación de PhotOn 2019. Fotografía cortesía del festival.

Esta nueva edición de PhotOn Festival fue presentada este martes 7 de mayo en el Centre Cultural La Nau de la Universitat de València (sede oficial del encuentro), durante un acto en el que estuvieron presentes Antonio Ariño, vicerrector de Cultura y Deporte de la UV; Juan Viña, presidente de la Fundación Cañada Blanch; Giuseppe Grezzi, regidor de Mobilitat Sostenible de l’Ajuntament de València; Armand Llàcer, director de comunicación de La Imprenta CG; Alfredo De Stefano, director del Festival Internacional de Fotografía de Monterrey y director de la revista Luz del Norte; y Tania Castro, directora de PhotOn Festival.

Durante la presentación del evento, Ariño resaltó el poder de la fotografía para “promover al cambio social”. Además, recordó que la Universitat de València, a través de La Nau, “forma parte del corazón de este proyecto”. En la misma línea señaló que ese emplazamiento emblemático de la historia valenciana “también es la sede de la Unitat d’Igualtat de la Universitat, por lo que no hay un espacio mejor para realizar el PhotOn Festival de este año, centrado precisamente en las mujeres”. Por su parte, Giuseppe Grezzi subrayó lo “emocionante” que resulta para la EMT poder participar en esta iniciativa e indicó que, mediante las imágenes del festival que serán expuestas en las marquesinas de los autobuses se crea “una ruta urbana que los ciudadanos pueden visitar en su día a día”.

En cuanto a Armand Llàcer, indicó que “es muy difícil sacar adelante proyectos tan interesantes y necesarios como PhotOn, proyectos capaces de movilizar conciencias”. En el mismo sentido, subrayó el gran valor de la Beca PhotOn, de la que La Imprenta CG es patrocinadora y responsable de imprimir en formato libro el proyecto ganador. Respecto a De Stefano, resaltó “el intercambio, las conexiones y la hermandad” que busca establecer entre su México natal y España “a través de la fotográfia”. “Es un buen vínculo, una buena forma de hacer que la fotografía trascienda y se entienda de una manera más global”, agregó. “La filosofía de PhotOn forma parte también de la filosofía de Cañada Blanch. Un valor muy importante en la edición de este año es la valentía, y, en especial, la valentía de las mujeres que integran la programación. A veces, esa valentía va aparejada de cierta soledad, pero vale la pena ser valiente”, indicó durante su intervención Juan Viña.

Una de las imágenes del proyecto ‘Agitadoras de conciencia’, de Nuria López. Fotografía cortesía de PhotOn.

“Hablamos de mujeres que se enfrentan a situaciones terribles, que luchan por la igualdad. Sentía que debía haber un espacio en el que se les pudiera dar cabida. Las protagonistas de PhotOn 2019 son mujeres con las ideas muy claras, a las que vale la pena prestar atención”, apuntó la directora del festival, quien reconoció que “todavía queda mucha batalla por dar para lograr la igualdad en los puestos de poder y responsabilidad”. Además, al finalizar la presentación también intervinieron algunas de las fotógrafas que portagonizan PhotOn 2019: Eva Máñez, Estela Sanchis, Raquel Ferreri y Liza Ambrossio, quienes compartieron su visión y experiencia como “agitadoras de conciencias”. Así, Máñez resaltó que “hasta ahora era muy complicado asistir a exposiciones de mujeres, de fotógrafas. Está clarísimo que se ha negado la mirada de las mujeres. Somos muchas, somos diversas y tenemos muchas cosas que contar. Por suerte, cada vez hay más interés por lo que tenemos que contar”.

6 exposiciones, 6 miradas al mundo que nos rodea

En concreto, esta edición de PhotOn cuenta con seis exposiciones: ‘Little Black Dress’, de Yolanda Domínguez; ‘DesTieRRRadas’, de Pedro Armestre; ‘Llano’, de Juanita Escobar; ‘PhotOn Worldwide’, de András Polgár + Eden Bernal; el proyecto colectivo ‘Agitadoras de conciencia’; y ‘Jarque, la cámara y la vida’. Esta última muestra se inaugurará en junio y ha sido llevada a cabo con la colaboración del Museu Valencià d’Etnologia. Media docena de miradas que hablan de todo tipo de universos, coordenadas y experiencias vitales. La entrega de 2019 es la entrega de las mujeres poderosas (y empoderantes), sí, pero también la de mayor proyección internacional hasta la fecha. Así, Photon Festival cruza el océano y suma a sus colaboraciones europeas un acuerdo el mexicano Festival Internacional de Fotografía NL-Foto en Monterrey. Ambas entidades han lanzado un premio que permitirá a la persona finalista disfrutar de una exposición en este evento. Este nuevo galardón se suma al premio de promoción europea que este año vendrá de la mano de Photo Romania Festival.

Conferencias, visionado de portfolios… y las míticas proyecciones nocturnas

Entre las actividades que componen la edición de 2019, se encuentran las conferencias de Liza Ambrossio, Anna Surinyah, Eva Máñez o Yolanda Domínguez, entre otras ponentes. Además, el festival acoge sus ya míticas proyecciones nocturnas al aire libre, una cita de atmósfera casi mágica que ya resulta imperdible para los amantes de la fotografía. En esta entrega, algunas de las sesiones que se celebrarán en el claustro de La Nau son “Jarque, Carta Blanca”, organizada por Jorge Alamar y Pablo Casino; “Geografías del dolor”, de la periodista mexicana Mónica González; o la “Noche Festivales y Revistas internacionales”. Además, tanto las ponentes que integran la edición como los aspirantes a la beca PhotOn darán a conocer su trabajo en sendas veladas de proyecciones. Otra de las grandes citas que se entroncan en el ADN originario del PhotOn es el visionado colectivo de portfolios. Y, obviamente, la edición de 2019 no iba a ser una excepción: en esta ocasión los encuentros en los que reconocidos profesionales del sector estudiarán la obra de autores emergentes seleccionados se realizarán los días 10 y 11 de mayo.

‘Ceremonia del vodoo‘, de Eva Máñez, perteneciente al proyecto ‘Agitadoras de conciencia’. Fotografía cortesía de PhotOn.

#BecaPhotOn 2019

Un año más, esta gran celebración de la fotografía ha puesto en marcha en 2019 su reconocida #BecaPhotOn, una de las más importantes de España y dotada con 8.000 euros. En esta edición la iniciativa ha recibido proyectos de proveniente de Italia, España, Francia, Argentina, Ecuador, Costa Rica, México, Brasil, Hungría, Bélgica, entre otros países. Además, por primera vez también ha participado en el certamen ciudadanos de Japón. El jurado de la presente entrega cuento con Alfredo de Stefano, director de la Revista Luz del Norte de México y director del Festival de fotografía contemporánea de Monterrey N.L (México); y Sebastian Vaida, director del festival de fotografía PhotoRomania Festival (Rumanía), además de a los responsables de PhotOn Festival. Este equipo de expertos han seleccionado como finalistas de la beca a los autores David Arribas (España), Dawid Zieliński (Polonia), Florencia Trincheri (Argentina), Ignacio Marín (España), Karl Mancini (Italia), Marco Panzetti (España), Simone Tramonte (Italia), Vasiliy Kolotilov (Rusia), Wayra Ficapal (España), Ciro Battiloro (Italia).

Las sedes

Decir PhotOn supone también hablar de cómo la fotografía inunda València durante un puñado de días luminosos. Así, el festival cuenta entre sus sedes con La Nau, el Centre Octubre de Cultura Contemporània, la Fnac San Agustín y la Sala Colón de Metro València, espacios que componen un particular circuito expositivo por las arterias del ‘cap i casal’. Además, las imágenes se apoderan también del transporte público de la urbe, pues las piezas que componen la muestra ‘Agitadoras de conciencia’ abandonan los centros tradicionales de exposición para colmar las marquesinas de los autobuses de la EMT y las vallas de Metro València. ¿No es acaso la fotografía un viaje definitivo a través de las pupilas de los creadores? La novena edición del festival se lleva a cabo gracias al patrocinio del Centre Cultural La Nau, sede oficial, la Fundación Cañada Blanch, Sigma, One Shot Hotels y La imprenta CG. Como colaboradores y mediapartners el festival cuenta con EMT València, Metrovalencia, Centre Octubre, FNAC y Cerveza Turia, un año más, es la cerveza oficial del festival.

Imagen de la obra ‘Little Black Dress’, de Yolanda Domínguez. Fotografía cortesía de PhotOn.

MAKMA

Leto, rock underground en la antigua Unión Soviética

‘Leto’, de Kirill Serebrennikov
Con Irina Starshenbaum, Teo Yoo y Roman Bilyk
Rusia, 2018

Mike Naoumenko y Natacha. Escena de ‘Leto’

Hacía mucho tiempo que no veía una película musical tan interesante como ‘Leto’ (y, para colmo, en el cine); supongo que en la recta final de desaparecer de la cartelera fílmica, puesto que este tipo de pelis generalmente duran cuatro telediarios. Por supuesto, el visionado fue en un cine no comercial; ya sería raro toparse con un film tan alejado de estereotipos, tan transgresor y tan alternativo en una de las grandes salas.

Y es que ‘Leto’ es pura imaginación, pura creatividad e ingenio y, lo mejor, pura contracultura underground. Su director, Kiril Serebrennikov, analiza la escena musical rocanrolera rusa de principios de los 80, en los años previos a la Perestroika y de la caída del Comunismo, a través del romance juvenil de Natacha con dos líderes de dos bandas musicales pioneras y míticas de aquella época –por una parte, Mike Naumenko, con la popular Zoopark, y, por otra, los inicios de Viktor Tsoi al frente de Kino–.

Escena de Viktor Tsoi y amigos tocando la guitarra en la playa.

Toda la cinta, rodada en blanco y negro, sorprende ocasionalmente con contrastes de color en escenas ficticias y alegóricas, sobre todo cuando los personajes interpretan en circunstancias cotidianas a clásicos rocanroleros de la talla del ‘Psychokiller’ de Talking Heads, ‘The Passenger’, de Iggy Pop, o ‘Perfect day’, de Lou Reed. Seguramente esos detalles son los que, principalmente, consiguen pillar desprevenido al espectador y, al mismo tiempo, mantenerlo en vilo.

Viktor Tsoi, Natacha y Mike Naoumenko. Escena de ‘Leto’

En este relato generacional resulta muy interesante comprobar, también, cómo se descubren y fusionan en el tiempo antecedentes musicales como Sex Pistols, Lou Reed, Marc Bolan, Blondie… coincidiendo el punk con el glam y la new wave, algo que puede evocar lo sucedido en los estertores de la dictadura franquista y de la posterior transición democrática en España. Al mismo tiempo, se describe brillantemente la represión y un desprecio del rock por parte de cierto sector conservador, cual si fuera una mala influencia del enemigo ideológico y político. Los jóvenes se defienden con rebeldía y con la misma postura, alegando que solamente es música.

Escena de ‘Leto’. Actuación de Viktor a la que se suma Mike.

Por cierto, es tan apabullante el constante fumeteo que es muy posible que al finalizar se resientan incluso los pulmones del espectador o, como mínimo, haya ansia de encederse un pitillo. Quede claro que ‘Leto’ no es una oda al cine perfecto, pero seguramente en su imperfección está uno de sus mayores encantos.

Juanjo Mestre

El mundo de Dave Kusworth

Dave Kusworth Group + Stratos
Miércoles 10 de abril del 2019 a partir de las 21:30 h
Sala 16 Toneladas
C/ Ricardo Micó, 3 de Valencia
Entrada 12€ anticipada (www.movingtickets.com); 15€ taquilla.

el-mundo-de-dave-kusworth-1

Imagen contraportada ‘The world of Dave Kusworth’

Otra extensa gira por España del maldito dandy británico Dave Kusworth sirve para dar a conocer el legado de uno de los músicos de culto más adorados entre crecientes minorías de privilegiados.

el-mundo-de-dave-kusworth-2

Imagen extraída de la página de Dave Kusworth

Desde el año 1984 anda el de Birmingham repartiendo ese sonido tan especial que le caracteriza, entre rosas, licores y sonidos que evocan a los Faces, los Stones, Marc Bolan…

el-mundo-de-dave-kusworth-4

Cartel del concierto de Dave Kusworth en sala 16 Toneladas

Primero fue junto al inolvidable Nikki Sudden formando el mítico grupo The Jacobites. En el más reciente recopilatorio «The world of Dave Kusworth» que está presentando en esta gira española por Barcelona, Tarragona, Pamplona, Donosti, Santander, León, Valencia, Albacete, Madrid y Alicante se encuentran algunas de las piezas más importantes de aquel período, como «Pin your heart to me», «Shame for the angels»…

el-mundo-de-dave-kusworth-3

Portada del recopilatorio «The world of Dave Kusworth»

Junto a los Bounty Hunters, los Tenderhooks, los Tuppers o su más personal Dave Kusworth Group tras la muerte de Nikki forman el grueso de un álbum al que le falta mucho material del calidad que atesora este músico pero suficiente para tener una idea de su nivel o, por supuesto, para apoyarlo viéndolo en directo.

Juanjo Mestre

La narración como antídoto contra la ignorancia

Xats a la Fundació
Susan Orlean y Marta Robles
Fundación Bancaja
Plaza Tetuán, 23. Valencia
Miércoles 27 de marzo de 2019

La escritora estadounidense Susan Orlean y la periodista española Marta Robles han mantenido un encuentro con motivo de su participación en la segunda sesión de Xats a la Fundació, ciclo organizado por los fundadores del festival VLC NEGRA y la Fundación Bancaja. El encuentro ha contado también con la participación de la responsable de Cultura de la Fundación Bancaja, Laura Campos, y el director de Xats, Jordi Llobregat.

Ambas escritoras y periodistas han debatido sobre ‘La maldición de la ignorancia’, intercambiando opiniones sobre la importancia del conocimiento y las consecuencias que conlleva su falta. Asimismo, profundizaron acerca del «poder que tiene la narración como antídoto al peligro de la ignorancia, y también en el importante rol que juegan los periodistas como embajadores de la curiosidad’’, apuntó Susan Orlean.

Marta Robles, por su parte, habló del novedoso formato de Xats a la Fundació, que pone en común a escritores y profesionales de otros ámbitos para debatir sobre temas de nuestro entorno: ‘’Este tipo de encuentros nos permite abordar cuestiones tangenciales al mundo de la cultura o la literatura y analizarlos desde diferentes visiones, contrastar puntos de vista y descubrir nuevos enfoques’’.

Susan Orlean y Marta Robles, en el centro de la mesa, durante el encuentro de Xats a la Fundació. Imagen cortesía de Fundación Bancaja.

Susan Orlean y Marta Robles, en el centro de la mesa, durante el encuentro de Xats a la Fundació. Imagen cortesía de Fundación Bancaja.

Susan Orlean (Cleveland, 1955) alcanzó la fama en 1998 con la obra ‘El ladrón de orquídeas’, publicado en España en 2001 por Anagrama y llevada al cine en 2002 bajo el título ‘Adaptation’. Trabaja para la revista The New Yorker desde 1982 y ha publicado artículos en Vogue, Rolling Stone, Esquire y Outside. Es doctora honoraria de la Universidad de Michigan desde 2012 y obtuvo una beca Guggenheim en 2014.  Su última novela, que acaba de ser publicada en nuestro país, es La Biblioteca en llamas (Temas de hoy, 2019), que narra un suceso extraordinario pero real: en 1986 tuvo lugar el mayor incendio de un edificio público de la historia de Estados unidos. Un suceso que pasó desapercibido porque coincidió con la catástrofe nuclear de Chernóbil.

Marta Robles (Madrid, 1963) cuenta con una extensa carrera a sus espaldas, que se inició en 1987: ha trabajado en radio, prensa escrita y televisión, tanto en programas de entretenimiento como en servicios informativos. Ha pasado por la Cadena Ser, Onda Cero y Punto Radio, Antena 3, Telecinco y Telemadrid y ha colaborado en Man, Woman, Panorama, Elle o la Vanguardia. Es cofundadora de la Academia de las Artes y las Ciencias de la Televisión, y ha recibido varios premios a la comunicación, como el TP de Oro en 1995 y la Antena de Oro en el 2000. Desde 1991 ha publicado catorce libros entre ficción y no ficción. Ha sido finalista del Premio Silverio Cañada de la Semana Negra de Gijón por A menos de cinco centímetros (Espasa, 2017). La mala suerte (Espasa, 2018) es su última novela.

Si en XATS #01 se habló de la ausencia de verdad a través del tema ‘Sobrevivir a la posverdad’, en el XATS #02 se ha querido denunciar la ausencia de conocimiento y las consecuencias que ello acarrea. Y para ello se aprovechó la temática de la última novela de Susan Orlean: el incendio de la biblioteca de Los Ángeles, que calcinó medio millón de libros y afectó a 700.000 más.

‘La maldición de la ignorancia’ se formula como una pregunta: ¿La cultura nos hace mejores? ¿Para qué sirven los libros? ¿Somos mejores por leerlos? Y si es así, ¿cuántos más leemos mejores somos? No existe una respuesta clara, pero parece que aquellos que desprecian las humanidades están condenados a repetir ciertos errores.

Susan Orlean (izda) y Marta Robles en los Xats a la Fundació. Imagen cortesía de la Fundación Bancaja.

Susan Orlean (izda) y Marta Robles en Xats a la Fundació. Imagen cortesía de Fundación Bancaja.

En el encuentro entre ambas escritoras, se planteó la cultura como una trinchera en la que muchos se parapetan contra la barbarie. «El ser humano es capaz de lo peor: de matar y de perpetuar el mal en nuestro planeta, pero también ha sido capaz de crear leyes justas, de inventar historias que nos hacen mejores y de archivar el saber que ha acumulado desde el principio de los tiempos», aseguraron.

«Pero la cultura, o eso sentimos, está permanentemente amenazada: bien por los fanáticos, por los poderosos, por los que buscan como único objetivo su propio provecho. Vivimos un tiempo en el que la sobreabundancia de información no garantiza, ni mucho menos, el conocimiento. Porque muchos de esos mensajes van dirigidos, precisamente, a fomentar la ignorancia de una población que en muchas ocasiones no es capaz de discernir lo verdadero de lo falso», concluyeron.