Ensems prosigue hibridando la creación actual

Festival de música Ensems | 2ª semana de programación
València, Castellón y Alicante
Del 22 al 27 de septiembre
Martes 22 de septiembre de 2020

El festival Ensems, dedicado a las músicas inusuales y la experimentación sonora, emprende la segunda semana de su edición 2020 después de unos exitosos primeros conciertos, marcados por las medidas de seguridad y por la presencia de grandes nombres de la composición contemporánea.

Esta semana, Ensems continúa con los ‘Talleres de Creación Sonora’ y los ‘Encuentros de Composición 2020’, con clases magistrales de Julián Elvira y Ramón Lazkano, que tendrán lugar en el Conservatorio Superior de Música de València.

El martes 22 de septiembre, el Teatre Martín i Soler del Palau de les Arts acogerá el concierto del pianista Alfonso Gómez, con un programa que incluye a diferentes compositores, diversos en orígenes y propuestas estéticas: Sciarrino, Erkoreka, Lazkano, Soto Mayorga, Helena Tulve o Rebecca Saunders.




Cartel de la 42ª edición de Ensems, realizado por la diseñadora Patricia Bolinches.

El miércoles 23, el auditorio ADDA de Alicante recibe la visita de Amores Grup de Percussió, que presenta al público ‘Dreizehn: Stockhausen & Hildegarda’, premio al mejor disco de repertorio en los Premios Carles Santos de la Música Valenciana 2018. El mismo día, en el Palau de les Arts de València, tendrá lugar el concierto del Quintet Cuesta, que el día siguiente, jueves 24, repetirán programa en el ADDA de Alicante.

El jueves 24 también tendrá lugar en el Palau de les Arts de València el concierto de Plural Ensemble, con obras de Peña Aguayo, Gaussin, Grisey, Panisello, Gedizlioglu y Lazkano.

El viernes 25, la Orquestra de València ofrecerá un concierto en el Auditori del Palau de les Arts de València, con dirección de Jordi Francés y Carlos Apellániz al piano.

Para comenzar el fin de semana, el sábado 26 de septiembre al mediodía será el turno del concierto de la Banda Municipal de Alicante, en el ADDA, dirigida por José Vicente Díaz Alcaina y con José Antonio Antón Suay al saxo tenor. Y por la tarde en València, el Palau de les Arts acogerá el concierto de Zahir Ensemble, con un programa que incluye el estreno de una pieza encargo del Institut Valencià de Cultura: ‘Alfar, designio, duelo’ de Irene Galindo.

Para concluir la semana, el Auditori de Castellón recibirá el domingo 27 también a Zahir Ensemble con el mismo programa.

En la reprogramación de los contenidos que tuvo lugar después de la crisis sanitaria de la COVID-19, finalmente Ensems se está celebrando del 10 de septiembre al 23 de octubre en diferentes espacios de la ciudad de València y, por primera vez, con propuestas en Castellón y Alicante. Ensems está organizado por el Institut Valencià de Cultura y es el festival decano en el Estado español dedicado a las músicas inusuales, que este año llega a su 42ª edición.

‘Hibridacions’, el lema de la edición de este año, habla de acercar la tradición a la creación actual, de juntar formaciones clásicas con otros menos tradicionales y mezclar experiencia y experimentación por dar lugar a nuevas sonoridades.

Ensems
Una de las actuaciones que forman parte de la programación de Ensems. Fotografía cortesía del festival.

MAKMA

“Mi novela habla del amor como opuesto a enfermedad”

‘Dicen los síntomas’, de Bárbara Blasco
16º Premio Tusquets Editores de Novela
Domingo 20 de septiembre de 2020

Premios literarios hay muchos, aunque no tantos como los escritores quisieran. Todos ellos son bienvenidos, especialmente los mejor dotados económicamente y los envueltos en un halo de prestigio. El Premio Tusquets es uno de los más glamurosos que existen en España y este año ha recaído, por segunda vez consecutiva, en una autora valenciana. En 2019, fue Elisa Ferrer, por ‘Temporada de avispas’; en 2020, Bárbara Blasco, por ‘Dicen los síntomas‘ (en librerías a partir del 6 de octubre).

Bárbara Blasco (València, 1972) alcanza este importante galardón tras un par de prometedores títulos, ‘Suerte’ y ‘La memoria del alambre’, además de varios trabajos colectivos. Casada con otro escritor, Kike Parra, ambos (a quienes tuvimos ocasión de entrevistar en MAKMA, durante el estado de alarma, en la serie ‘Remando en el mismo barco. Testimonios de parejas dedicadas a la cultura’) imparten talleres de escritura creativa en Fuentetaja.

Bárbara Blasco, Novela
Bárbara Blasco. Imagen cortesía de la autora.

La protagonista de su novela, Virginia, debe acompañar al hospital a su padre, con quien no tiene buena relación, cuando este cae gravemente enfermo. La situación pone a prueba los vínculos con su madre y su hermana, en un momento crítico de su vida en el que la maternidad empieza a ser una urgencia. El paciente que ocupa la cama contigua a la de su padre se acaba convirtiendo en su cómplice y surge lo inesperado.

Blasco estudió Dirección Cinematográfica en el CECC (Centre d´Estudis Cinematogràfics de Catalunya), guion en la Escuela Internacional de Cine y TV de San Antonio de los Baños, en Cuba, y en la UIMP, en la escuela de guionistas Luis García Berlanga. Licenciada en periodismo, ha trabajado en diversos medios locales de València y en el gabinete de prensa de la Bienal. En su primera juventud ejerció oficios muy variados: dependiente, teleoperadora, ayudante de mago, vendedora de enciclopedias y bailarina de cabaré…

Bárbara Blasco. Imagen cortesía de la autora.

¿Qué fue lo primero que sintió al saber que había ganado el premio?

Plenitud, una plenitud que no sé bien cómo definir, como si algo dentro quisiera reventar las costuras de mi cuerpo. Sentí ganas de gritar y de bailar, de dejarlo salir de alguna manera. También quise dar muy sentidamente las gracias, pero me atoré y lo hice con torpeza. Y alivio, también sentí cierto alivio.

¿Cómo cree que este premio cambiará su vida?

Espero que no cambie demasiado porque me ha costado mucho alcanzar este pequeño equilibrio, esta vida sencilla pero que contiene para mí todo lo importante. Es evidente que tendré más visibilidad, espero llegar a más lectores. Me encanta, además, hacerlo de la mano de Tusquets, una editorial que conserva una forma clásica de ver el mundo, serena y con valores, y a la vez es moderna. Me estoy mentalizando de que la visibilidad también traerá críticas y trolls, y gente que no perdona que ocupes un espacio que consideran que merecen ellos.

La palabra ‘síntoma’ en el título hará pensar a más de uno que la novela trata de la covid. ¿De qué habla realmente?

No todo es covid, por más que se empeñen. La novela está escrita antes de la pandemia y sí, trata la enfermedad, pero también de las complejas relaciones familiares y del amor como antónimo exacto de enfermedad.

¿Cómo surgió y se fue forjando la historia?

‘Dicen los síntomas’ surgió de esa necesidad que tenemos los humanos de interpretar la existencia de forma trascendente, de darle un significado simbólico a todo, de construir metáforas sobre la enfermedad.

¿Qué se enseña y aprende impartiendo talleres de escritura creativa?

Yo he aprendido mucho dando talleres, a veces una buena idea surge del alumno que menos esperas. La vida se empeña en desmontar cualquier cosa parecida a las certezas, también en el taller. En cuanto establecemos una regla, esa regla deja de cumplirse. Incluso la regla de ‘no hay reglas’ muere al ser formulada, al menos en la escritura. Un taller es, sobre todo, un espacio de libertad para experimentar y crear sin miedo.

¿Cómo interpreta que haya tanta gente dispuesta a escribir?

Las motivaciones de quien se apunta son variadas. Los talleres que imparto no están dirigidos exclusivamente a gente que quiere ser escritor y publicar. Si fuera así, no haríamos deporte salvo para convertirnos en deportistas de élite. Creo firmemente que la escritura mejora la realidad de cualquiera. Y no solo se enseña a escribir en el taller, también a leer.

De aquellos trabajos de supervivencia que tuvo de joven, ¿alguno dejó huella? ¿Cree que esa variada experiencia laboral la enriqueció como escritora?

No echo de menos ninguno, de hecho ejercí esos oficios de forma mediocre y diletante, pero sí han servido para mirar el mundo desde distintos lugares, para ponerme en otras pieles. Bienvenidas sean, literariamente hablando.

Bárbara Blasco. Imagen cortesía de la autora.

Bel Carrasco

‘Così fan tutte’ inaugura la temporada de les Arts

‘Così fan tutte’, de Stefano Montanari (dirección musical) y Silvia Costa (dirección escénica)
Palau de les Arts
Av. del Professor López Piñero 1, València
Estreno: domingo 27 de septiembre
Viernes 18 de septiembre de 2020

El Palau de les Arts reúne a nuevas estrellas del repertorio mozartiano para la producción de ‘Così fan tutte’, que inaugurará este 27 de septiembre la temporada 2020-2021 en la Sala Principal, una exquisita comedia de enredos y engaños, que disecciona las relaciones amorosas en un mundo que, en las postrimerías del siglo XVIII, estaba a punto de cambiar definitivamente, con la cual Les Arts mantiene su apuesta por la obra de Mozart como referente imprescindible en su programación.

Un momento de los ensayos de ‘Così fan tutte’. Fotografía cortesía del Palau de les Arts.

Bajo la dirección musical de Stefano Montanari y escénica de Silvia Costa, Federica Lombardi, Paula Murrihy, Marina Monzó, Anicio Zorzi Giustiniani, Davide Luciano y Nahuel Di Pierro ensayan en Les Arts la primera producción del curso operístico. Un reparto de jóvenes pero experimentados intérpretes, habituales en este repertorio en los repartos de los teatros y festivales de mayor prestigio en el circuito operístico, para el título que cierra la brillante trilogía Mozart-Da Ponte.

En el apartado escénico, Silvia Costa se encuentra inmersa en los trabajos de un montaje, con atrezo y vestuario, confeccionado por el equipo técnico del teatro, e iluminación de Marco Giusti, que está adaptado a los requisitos de la nueva normalidad, pero que conserva la esencia y el frescor del celebrado ‘dramma giocoso’ de Mozart.

El violinista y director Stefano Montanari, batuta de acreditado prestigio en los repertorios barroco y clásico, compagina los trabajos en sala con los solistas y el Cor de la Generalitat, con las primeras lecturas de la partitura con la Orquestra de la Comunitat Valenciana.

Detalle de los ensayos de ‘Così fan tutte’. Fotografía cortesía del Palau de les Arts.

Igualmente, debuta en Les Arts, con el papel de Fiordiligi, la ascendente soprano Federica Lombardi, consagrada pese a su juventud como una de las intérpretes más cotizadas, especialmente en los papeles mozartianos, en teatros como La Scala de Milán, el Metropolitan de Nueva York, la Staatsoper de Viena o la Ópera de Múnich. Por su parte, en el rol de su hermana Dorabella, se presenta ante el público valenciano la mezzosoprano Paula Murrihy. Habitual en los teatros de ópera europeos y estadounidenses, la cantante irlandesa es además una de las voces de referencia para Teodor Currentzis, con quien colabora regularmente con su agrupación MusicAeterna.

La valenciana Marina Monzó cierra la terna femenina como la intrigante doncella Despina. La ascendente soprano, después de su aplaudido trabajo en ‘La tabernera del puerto’ la pasada temporada, hará con ‘Così fan tutte’ su esperado debut operístico en Les Arts. Y en el apartado masculino, canta por primera vez en la Sala Principal el barítono italiano Davide Luciano (Guglielmo) que, gracias a sus incursiones en el repertorio clasicista y belcantista, se ha revelado como uno de los nuevos valores en su tesitura con trabajos en Nueva York, Milán, Berlín o Moscú, entre otras plazas.

Para interpretar a Ferrando, regresa a la capital del Turia el tenor italiano Anicio Zorzi Giustiniani. Colaborador habitual de los máximos expertos en clasicismo y barroco musical como René Jacobs, Marc Minkowski, Ottavio Dantone y Fabio Biondi, el público de Les Arts recordará su intervención en ‘Le cinesi’, de Gluck en 2017. Completa el elenco principal, el bajo argentino Nahuel di Pierro como el viejo y manipulador filósofo Don Alfonso. Consumado intérprete mozartiano en la actualidad, el cantante bonaerense realizó en el Palau de les Arts algunas de sus primeras incursiones profesionales con intensa presencia en la primera temporada del teatro.

Además del estreno de ‘Così fan tutte’ el próximo 27 de septiembre, Les Arts ha programado otras tres representaciones del título los días 30 de ese mismo mes, y el 2 y 4 de octubre. Entre las actividades alrededor de la obra, el lunes 21 de septiembre, a las 19:30, Ramon Gener ofrecerá su habitual conferencia introductoria en el Auditori, mientras que el miércoles, 23 de septiembre, el Aula Magistral acogerá un coloquio del ciclo ‘Perspectives’ con los protagonistas de este título.

Así mismo, Marc Minkowski y Les Musiciens du Louvre protagonizarán la segunda incursión del repertorio mozartiano de esta temporada con la versión en concierto de ‘Mitridate, re di Ponto’ en la Sala Principal el próximo 20 de noviembre.

Così fan tutte
Parte del equipo de ‘Così fan tutte’ durante los preparativos de la obra. Fotografía cortesía del Palau de les Arts.

MAKMA

La Pérgola se vuelve a llenar de conciertos en otoño

Conciertos de La Marina
La Pérgola de Valencia
Sábados de 11:30 a 14:30
Otoño de 2020
Jueves 17 de septiembre de 2020

Desde el indie pop e indie pop-rock de Polock y Maga, respectivamente, al flamenco de Pep Gimeno ‘Botifarra’ y Maderita. El programa de otoño  invierno de los Conciertos de la Pérgola de cervezas Alhambra, en la Marina de Valencia, ofrece un variado menú musical a precios populares: cinco euros adultos, tres euros menores de 18 y niños de hasta tres años gratis.

El sábado 19 de septiembre se inicia la cuarta temporada con las actuaciones de Pablo Und Destruktion y Tú Ves Ovnis, un total de 14 fechas hasta diciembre y 28 propuestas sonoras. Tras la positiva experiencia veraniega en su nuevo formato, el ciclo retoma su horario habitual los sábados a mediodía (de 11.30 a 14.30 horas), consolidado ya como un clásico del ocio cultural de la ciudad.

La Pérgola
Presentación de los Conciertos de La Marina. Imagen cortesía de La Marina de València.

Las pautas de la temporada de verano, bajo las directrices de espectáculos culturales, se mantienen: el aforo no será superior a las 400 personas y el público disfrutará de las actuaciones sentado. Las entradas para asistir a estos conciertos ya están a la venta a través de Enterticket.es a un precio de cinco euros por persona. La Pèrgola de Cervezas Alhambra podrá seguirse, además, en live streaming gratuito a través de los canales de YouTube y Facebook de La Marina.

Entre los artistas incluidos en el programa, destacan: Pablo Und Destruktion, Camellos, Alice Wonder, Yawners, Pep Gimeno «Botifarra», Nueva Vulcano, Maga, Jonatan Penalba, The New Raemon & Ricardo Lezón, Elva Vin o Los Hermanos Cubero. Conforman una temporada de septiembre a diciembre donde destaca la variedad artística, la paridad y la conjugación territorial, estableciendo diálogos constantes entre la escena valenciana y las de su entorno.

El ciclo de conciertos de La Pèrgola es una experiencia musical para disfrutar con calma y con los cinco sentidos al borde del mar y  de la mano de Cervezas Alhambra, siempre de manera responsable. La marca cervecera continúa demostrando su apoyo al arte que no sigue convencionalismos ni reglas, ofreciendo momentos únicos e irrepetibles que combinan la excelencia musical y el espíritu artesanal intrínseco en la marca a través del maridaje con sus principales variedades: Alhambra Especial, Alhambra Reserva 1925 y Alhambra Reserva Roja.

Momento de la presentación de los Conciertos de La Marina. Imagen cortesía de La Marina de València.

Los conciertos de La Pérgola de Cervezas Alhambra buscan ofrecer un plan de ocio diurno diferente, con música en directo y junto al mar, apto y atractivo para públicos muy diversos, que podrán completar la jornada de sábado con la gran oferta gastronómica y de ocio náutico de La Marina de Valencia. Un ejemplo de activación del espacio público a través de la pérgola modernista de la dársena valenciana, que se convierte cada sábado en una propuesta social, cultural y de ocio.

Conciertos
19 septiembre: Pablo Und Destruktion+Tú ves Ovnis
26 septiembre: Camellos+Aina Palmer
3 octubre: Marcelo Criminal+Cabiria+Amy
10 octubre (Especial 9 d’Octubre): Làuder+Jonatan Penalba
17 octubre: Norton+Montefuji
24 octubre: Maga+Ela Vin
31 octubre: Los Hermanos Cubero+Íñigo Sole
7 noviembre:Polock+Glas
14 noviembre: Cobra+Chavalan
21 noviembre:The New Raemon & Ricardo Lezón+Adiós Amores
28 noviembre: Nueva Vulcano+Tenda
5 diciembre: Alice Wonder+Ed Bloom
12 diciembre: Pep Gimeno «Botifarra»+Maderita
19 diciembre: Yawners+L’Últim Europeu

Cartel de los Conciertos de La Marina.

MAKMA

El cómic planta cara a la COVID

IX Jornadas del Cómic de València
Centre Cultural La Nau
Universitat, 2. València
Del 18 al 20 de septiembre
Miércoles 16 de septiembre de 2020

Hasta última hora no estuvo claro si se podrían celebrar o no, pero los héroes del cómic han unido sus capas mágicas creando una cúpula protectora bajo la que podrán reunirse sus seguidores con máxima seguridad, tanto si llueve como si luce el sol. Será del 18 al 20 de septiembre en el Centre Cultural La Nau de la Universitat de València, foco de la IX edición de las Jornadas del Cómic de Valencia, organizadas por ASOVALCOM (Asociación Valenciana del Cómic) con el apoyo del Aula de Cómic del Vicerrectorado de Cultura y Deporte de la Universitat de València y la Cátedra de Estudios del Cómic Fundación SM-UVEG.

“No queríamos renunciae al evento y para adaptarlo a la situación hemos reducido el programa eliminando los aspectos más comerciales y centrándonos en la exposición y las charlas», explica Álvaro Pons director de l’Aula de Cómic. «Como no es fácil invitar a autores de fuera, daremos mayor visibilidad a los valencianos».

cómic
Cartel de las IX Jornadas de Cómic de Valencia, obra de Juanjo Cuerda. Imagen cortesía de La Nau.

El magnífico cartel de Juanjo Cuerda incluye, además de un homenaje obvio a Albert Uderzo, un conjunto de claves para iniciados en el universo de las viñetas que sólo los más audaces podrán descifrar. «Mi idea era plasmar los cómics que marcaron nuestra infancia y así se puede ver el casco de Asterix o un libro de Tintín», explica Cuerda miembro del consejo de redacción de la revista ‘El Jueves’.

«En mi perfil de facebook hice una pequeña encuesta para buscar otras fuentes y también he utilizado referentes propios como la piña, cuya forma me fascina desde niño o  un coche de bomberos de juguete en referencia a mi hermana que es bombera o la niña cazavampiros, uno de mis personajes en ‘El Jueves'». Uno de los  aciertos del cartel son las siluetas luminosas con forma de heroina con capa que proyecta la pantalla de luz sobre la pared. En resumen «un cartel para leer además de ver», como indica Pons.

‘Commando #5351. V for Vitoria’, de Manuel Benet. Imagen cortesía de La Nau.

Las jornadas este año se celebran bajo estrictos protocolos de seguridad sanitaria, con un límite de aforo de 80 personas y al aire libre, lo que permiten disfrutar del encuentro e intercambio con tranquilidad. El programa se centra en las charlas con autores y en la exposición:  Comando DDT contra los vampiros. El tebeo de género español, de la escuela Bruguera a Sergio Bleda pasando por las agencias.

Ubicada en la Sala Estudi General de La Nau, dicha muestra refleja la importancia del cómic de género en la historieta española, desde los tebeos humorísticos de la Escuela Bruguera de los años cincuenta y sesenta al cómic género de autor que se desarrolla a partir de los noventa, pasando por el género de aventuras que en los setenta popularizó en Europa toda una generación de autores que, desde las agencias artísticas, vieron su autoría silenciada.

Ilustración para la portada de ‘Tio Vivo’ nº 17, de José Peñarroya (Editorial Burguera).

En ese primer ámbito se exhibirán obras de autores como Cifré, Conti, Vázquez, Escobar o Peñarroya, mostrando incluso la primera página dibujada por Francisco Ibáñez para su popular serie ‘Mortadelo y Filemón’. El cómic de aventuras estará representado por la obra del valenciano Manuel Benet, dibujante cuya obra tuvo gran éxito en países como Reino Unido, Alemania o Suecia. Por último, el cómic de autor estará representado por Sergio Bleda, un autor cuya obra ha tenido gran éxito en España y Europa.

Además de la exposición, abierta hasta el 29 de noviembre, las jornadas volverán a ser un espacio de diálogo entre los autores y el público. Se celebrarán en el claustro de la Nau una serie de charlas con autores invitados: Pedro Cifuentes, Calpurnio, Paco Roca, Sergio Abad, Sergio Meliá, Juan Manuel Muñoz Chueca, Pedro Porcel, Sergio Bleda, Paco Zarco, Laura Pérez, Manuel Benet o Rafa Fonteriz, que firmarán ejemplares de sus creaciones.

Ilustración para la portada ‘El baile del vampiro, nº 2, de Sergio Bleda.

MAKMA

Una mirada escénica a la programación del TEM

Teatre El Musical (TEM) | Presentación de la nueva temporada
De septiembre a diciembre de 2020
Plaça del Rosari 3, València
Martes 15 de septiembre de 2020

“Hemos podido recuperar el 80% de la programación”. Con esta afirmación comenzaba Maite Ibáñez (concejala de Acción Cultural del Ayuntamiento de València) la presentación de la nueva programación del TEM, donde hacía hincapié, además, en la filosofía que a raíz de la presente pandemia ha tenido como máxima “no cancelar, sino aplazar” (en lo que a su competencias se refiere), incidiendo en la importancia de programar proyectos “conectados con el barrio”.

La concejala –que estuvo acompañada por Inma García, codirectora del Festival 10 Sentidos, por la coreógrafa y bailarina Ana Luján (premio Max en 2016 como mejor bailarina principal) y Anna Martí, de la compañía valenciana Crit Teatre–, a modo de preámbulo, hizo una mención de reconocimiento a Roldolf y Josep Lluís Sirera por su reciente galardón por ‘Dinamarca’ a mejor autoría teatral en la presente edición de los Premios Max de las Artes Escénicas, celebrado el pasado lunes 7 de septiembre en el Teatro Cervantes de Málaga, así como a su labor “apoyando nuevas compañías, sumando y fortaleciendo el tejido del teatro valenciano”.

Durante los próximos meses, el TEM acogerá piezas de Russafa Escénica, Mostra Viva del Mediterrani, Festival 10 Sentidos, Danza Valencia, Circuito Bucles, Música y flamenco y, además, la segunda edición de esFERa.

De este modo, el pasado sábado tuvo lugar el encuentro escénico ‘Íntims en Pausa’, de la coreógrafa y bailarina Ana Luján, (dentro del marco del festival Cabanyal Íntim), que hacía hincapié en su devoción por la coreógrafa y directora alemana, pionera de la danza contemporánea y precursora de la danza teatro, Pina Bausch. “Este barrio está en constante lucha por la mejora y la unión social desde la cultura”, asevera Luján.

‘Fase, Four Movements to the Music of Steve Reich’, de Anne Teresa Der Keersmaeker. Fotografía cortesía del Festival 10 Sentidos.

El Festival 10 Sentidos, que aborda su décima edición bajo el lema ‘Soñadores’, recalará en el TEM con la primera obra de Anne Teresa Der Keersmaeker, ‘Fase, Four Movements to the Music of Steve Reich’ (25 y 26 de septiembre). “El espectáculo es danza en relación a la música, danza que genera otra dimensión y que lleva representando ella misma desde 1982”, indica Inma García, codirectora del festival junto a Meritxell Barberá. “Un trabajo impecable, riguroso y de primer nivel” que “había legado en la gente joven y ellos hacen que la pieza siga viva”.

Russafa Escénica, con ‘Cruising’, de Alejandría Cinque, y ‘How to be a sexy heroine’, de María Tamarit, abre la propuesta cultural de octubre, dos piezas que conjugan la búsqueda de la identidad y la distintos enfoques sobre la sexualidad.

La programación continúa con Mostra Viva del Mediterrani, un lugar de encuentro con las culturas mediterráneas, el festival de arte, ciencia y tecnología Volumens y Escucha!Valencia, que da cabida a las artes efímeras, al sonido experimental y al performanceart.

Dirigida por Gena Baamonde, la compañía A Panadaría presenta ‘Elisa y Marcela’ el 23 de octubre, uno de sus montajes más recientes, donde las gallegas presentan una reconstrucción irreverente de un suceso real: “la historia del primer matrimonio de lesbianas documentado en España”.

‘Elisa y Marcela, dirigida por Gena Baamonde. Fotografía cortesía de la compañía A Panadaría.

Días mas tarde, el cantautor español Albert Pla y sus “canciones teatralizadas”, así como los músicos catalanes Els Amics de les Arts (“pop con pinceladas de música electrónica”) se subirán a las tablas del TEM el 31 y el 24 de octubre, respectivamente.

Noviembre comienza con el espectáculo de La Calórica, ‘Fairfly’, de Joan Yago y dirigida por Israel Solá, que evidencia la inquietud de cuatro amigos por llevar a cabo esa idea que no llegaron a materializar y que tuvieron años atrás, tras su despido laboral.

Circuito Bucles continúa merodeando propuestas inusuales para el TEM el 7 de noviembre. La coreógrafa Verónica Cendaya, después de vivir en primera persona la situación en los campos de refugiados situados en Grecia, decide mostrar sobre las tablas ‘C.O.S.’, donde nos intentará transmitir a través del cuerpo y el movimiento un lenguaje escénico como catalizador de la brutal realidad de estos lugares. Acto seguido, en ‘The Lamb’, Antonio de la Rosa y Mattia Russo, junto a Giuseppe Dagostino, integrantes del colectivo KOR’SIA, ponen el foco en una experiencia cegadora donde se entremezclan cielo, infierno y purgatorio, y los roles de víctima y verdugo son permutables “en este mundo, para despertar, necesitas cerrar los ojos por segunda vez”, aseveran.

Maite Ibáñez también se congratulaba en anunciar que el TEM albergará, el 14 de noviembre, dentro del Festival Danza València, el espectáculo homenaje íntimo al universo de Carmen Amaya, ‘Un cuerpo infinito”, de la bailarina y coreógrafa internacional Olga Pericet, reciente premio Max 2020 de las Artes Escénicas a mejor interprete femenina de danza para artistas flamencos.

‘La ciudad de escarcha’, de Crit Teatre. Fotografía cortesía de la compañía.

A finales de noviembre (27, 28 y 29), Bambalina Teatre presenta ‘Edipo’, que bajo la adaptación y la dirección de Jaume Policarpo, lleva a Jorge Valle, Águeda Llorca y Pau Gregori a deambular entre la interpretación actoral y el teatro de marioneta.

El TEM concluye el año con dos piezas dramáticas. Por un lado, ‘Aquest país no descobert que no deixa tornar de les seves fronteres els seus viatgers’, el 12 y 13 de diciembre, del dramaturgo Álex Rigola, quien manifiesta que “me propusieron hacer un espectáculo sobre la muerte y nos ha salido un espectáculo sobre el individualismo, el neoliberalismo, la familia, el existencialismo, la amistad…y la vida”.

Y los días 18 y 19, los valencianos Crit Teatre se suben al escenario con ‘La ciudad de escarcha’, una adaptación de la novela ‘Entrevisillos’, de la galardonada escritora salmantina Carmen Martín Gaite; un conmovedor espectáculo henchido de conflictos emocionales, en tanto que para la dramaturga y directora Anna Martí “el teatro es conflicto. Ves los conflictos del pasado y muchos espectadores se sienten vinculados a la escena”. Martí –que también actúa junto a Daniel Tormo, Maribel Bayona, Josep Valero y Rebeca Izquierdo– indica que la obra “es una versión teatral muy contemporánea”, que “potencia el humor de la novela”.

Para finalizar la programación, el TEM cerrará la temporada los días 29 y 30 de diciembre con el Festival Internacional de Circo de Valencia ‘Contorsions’.

TEM
Anna Marí (Crit Teatre), Ana Luján (Cabanyal Íntim), Maite Ibáñez (concejala de Acción Cultural del Ayuntamiento de València) e Inma García (Festival 10 Sentidos) durante la presentación de la programación del TEM. Foto: Merche Medina.

Merche Medina

Edu Comelles o el sonido que entra por los ojos

‘Spectre. Hacia un lenguaje visual desde lo auditivo’, de Edu Comelles
Sala Dormitori
Centre del Carme Cultura Contemporània (CCCC)
Museu 2, València
Hasta el 15 de noviembre
Lunes 14 de septiembre 2020

Un amplio espectro de tonalidades rítmicas junto a un igualmente amplio surtido de espectros o fantasmas interiores generados precisamente a través del sonido. He ahí, resumida, la propuesta de Edu Comelles, artista plástico (“yo era grabador profesional que procedo de las Bellas Artes”) obsesionado con producir imágenes a través de un alambicado juego sonoro. Por eso, decir que maneja un espectro de frecuencias del que salen imágenes espectrales es decir prácticamente lo mismo. Por seguir al filósofo Thomas Carlyle, “la vida es un espectro que se mueve en un mundo de espectros”, a los que Comelles, habría que añadir, saca excelente partido.

El Centre del Carme acoge en su Sala Dormitori, dedicada “a proyectos que mezclan arte y tecnología”, subrayó José Luis Pérez Pont, director del Consorci de Museus, la exposición ‘Spectre. Hacia un lenguaje visual desde lo auditivo”. Se trata de su primera muestra individual en Valencia, lo cual no deja de ser chocante cuando hablamos de un artista sonoro con amplia y brillante trayectoria. “Es un proyecto de hace cuatro años, en el que mediante la utilización de imágenes espectográficas muestro sonidos a través de la mirada, la luz y el grabado”, explica Comelles, cuya pretensión es “generar imágenes en la cabeza del espectador, que deberá tratar de descifrar qué sonidos se ocultan detrás de ellas”.

Vista de la exposición ‘Spectre. Hacia un lenguaje visual desde lo auditivo’, de Edu Comelles. Imagen cortesía del Centre del Carme.

La exposición cuenta con una serie de fotograbados (‘Portraits’), un gran paisaje plástico (‘A secret music’), una serie de ocho piezas que, a modo de mensajes sonoros encriptados, sugieran momentos de la vida privada del artista (‘Fleeting moments’), y la más estrictamente sonora (‘Birthday’), que viene a traducir las ondas inaudibles de nuestros dispositivos móviles en algo más audible y repleto de texturas inquietantes, tal y como el fotógrafo de ‘Blow-up’, de Michelangelo Antonioni, captaba con su cámara cuando ampliaba al máximo las imágenes.

“El sonido imaginado es el más sugerente”, resalta Comelles, para explicar ese arte sonoro al que todavía no se le presta la atención debida. “En Inglaterra hay tradición y cultura y, de hecho, en los conservatorios se da arte sonoro, mientras que aquí en Valencia estamos a años luz”. “Se entiende mejor desde las Bellas Artes que desde la música”, añade, lamentando esa distancia que observa aquí entre ambas disciplinas y las instituciones que las representan: Facultad de Bellas Artes y Conservatorio. “En otros países están pegados, mientras que aquí están muy separadas entre sí, incluso en estructuras de pensamiento”, subraya.

Edu Comelles
Edu Comelles, junto a una de sus piezas. Foto: MAKMA

Volviendo al núcleo de su exposición, Comelles insiste en la idea del arte sonoro como algo próximo y nada extraño: “Es muy expresivo, muy primario, y parte de la idea clásica de observación, de belleza visual”. Alude a la contemplación, a ese dejarse llevar por el sonido, como motor del arte que él viene practicando desde que lo descubrió hace más de una década en Estocolmo y profundizó en ello en Edimburgo. “No se trata de entenderlo, sino de disfrutarlo”, dice quien apela a romper las barreras del elitismo: “Cuando no te enfrascas en un lenguaje complejo, resulta fácil”.

Es, principalmente, lo que él hace: traducir esa supuesta complejidad técnica y algo tan sencillo como escuchar con atención cuanto nos rodea, incluyendo los propios ritmos de nuestro cuerpo y de la naturaleza. “Es un medio increíble, porque dispara la imaginación”. Y cuenta cómo al presentar su arte sonoro en algunos pueblos, al principio observa cierta reticencia pero al final se le acerca la gente para expresarle su gratitud por lo escuchado. De nuevo, la sencillez: “El sonido tiene un poder evocador”, que nace de la “capacidad del cerebro para imaginar sonidos y dibujarlos con la mente”.

Vista de la exposición ‘Spectre. Hacia un lenguaje visual desde lo auditivo’. Imagen cortesía del Centre del Carme.

Utiliza la situación reciente de confinamiento por culpa de la pandemia, para ahondar en esa “intimidad mediada por la tecnología” de la que se nutre el arte sonoro. “Vivimos en una sociedad visual que ha dejado en un segundo plano lo auditivo”, remarca. Por eso conviene cerrar de vez en cuando los ojos y dejarse llevar por la escucha. En este sentido, Edu Comelles lo que hace es traducir a imágenes lo imperceptible, siguiendo aquella vieja interrogación: ¿Qué significa oír el silencio sino escuchar lo que no alcanza a ser dicho?

“Lo que ‘Spectre’ busca es invitar a la contemplación de unos sonidos perdidos bajo un lenguaje visual metafórico”, explica el artista. En ‘Portraits’, por ejemplo, ha reunido una serie de grabaciones de amigos músicos, traduciendo al grabado las imágenes espectográficas salidas de las diferencias rítmicas de cada uno de los instrumentos empleados por sus intérpretes. “Aquí hay un chelo y es muy claro porque se ve la división por frecuencias”, señala ante uno de esos cuatro grabados en blanco y negro producto de las distintas combinaciones de graves y agudos.

Comelles subraya cómo la exposición “explora la necesidad de imaginar a qué suenan las imágenes” presentes en la Sala Dormitori del Centre del Carme y, a través de lo que considera un “ensueño”, poder “reflexionar sobre la importancia de la escucha”. Por eso dice que su obra siempre está inacabada, esperando un nuevo sonido inadvertido que pide ser traducido en imágenes. Edu Comelles sigue, en este sentido, lo expresado por el escritor André Gide: “Todas las cosas son ya dichas, pero como nadie escucha hay que volver a empezar siempre”.

Vista de la exposición ‘Spectre. Hacia un lenguaje visual desde lo auditivo’, con Edu Comelles, en el centro, contemplando una de sus piezas. Imagen cortesía del Centre del Carme.

Salva Torres

La industria musical clama contra la Generalitat

Industria musical valenciana
Comunicado en defensa del sector destinado a la Generalitat Valenciana
Lunes 14 de septiembre de 2020

Ante las numerosas cancelaciones de conciertos y eventos musicales que se están produciendo en la Comunitat, las principales asociaciones profesionales de la industria musical valenciana (MusicaProCV, VAM!, En Viu!, Promfest) vuelven a insistir en que todas las actividades musicales que están siendo organizadas por las empresas cumplen escrupulosamente con las medidas de seguridad.

Además, reclaman al presidente de la Generalitat, Ximo Puig, que inste a la consellera de Sanidad, Ana Barceló, a que revise la normativa fijada en el decreto del 17 de agosto de 2020 y conceda el permiso para realizar eventos musicales con capacidad superior a 400 personas, al igual que ha hecho con los recintos y salas de licencia ordinaria.

Promotores, mánagers, artistas y el resto de los agentes de la industria musical valenciana consideran discriminatorio que no se autoricen eventos musicales en recintos de capacidad superior a 400 personas de aforo que necesiten una licencia extraordinaria, pues se trata de lugares que cumplen exactamente con las mismas medidas de seguridad que otros espacios.

Industria musical
Concierto de La Fumiga. Fotografía de Claudia Marconell por cortesía de las asociaciones musicales valencianas.

En las últimas semanas se han cancelado gran cantidad de conciertos y eventos musicales sin una razón objetiva, a pesar de que las empresas vinculadas a la música en directo han trabajado intensamente durante los meses de inactividad para poder desarrollar conciertos y eventos seguros durante la etapa de nueva normalidad.

Son protocolos exigentes que cumplen con los mismos requerimientos de teatros y auditorios respecto a la distancia interpersonal, el uso de mascarillas, las medidas de higiene, la formación de personal profesional y que han demostrado sobradamente su eficiencia. De hecho, todavía no se ha conocido ningún registro de contagio por COVID-19 en un concierto.

Si se levanta esta medida restrictiva que ha supuesto la cancelación de decenas de conciertos en la Comunitat en las últimas semanas, se contribuirá a salir de la situación de crisis extrema que ha puesto en jaque a un sector productivo que genera más del 3% del PIB y sostiene miles de puestos de trabajo en nuestro país.

Concierto de Joan Dausa. Fotografía de Claudia Marconell por cortesía de las asociaciones musicales valencianas.

El parón absoluto de la actividad musical (más de 10.000 conciertos en la Comunitat han sido cancelados en la temporada estival) ha durado medio año y ha supuesto pérdidas directas superiores a los 50 millones de euros, haciendo peligrar gravemente la estabilidad de cientos de puestos de trabajo en la Comunitat, según desvela el estudio económico publicado recientemente. Por estos motivos, se pide al presidente del Gobierno Valenciano que revise esa normativa y conceda permisos para que la actividad musical pueda seguir celebrándose en nuestro territorio de forma segura.

Asimismo, la industria valenciana vinculada a la música en directo vuelve a incidir en la importancia de crear un verdadero plan de rescate para la música en la Comunitat Valenciana ante la parálisis del sector y la inviabilidad para desarrollar conciertos en condiciones competitivas. Las decisiones adoptadas hasta ahora por Cultura son insuficientes y carecen de perspectiva a medio plazo.

Desde el inicio de la crisis, el sector reclama medidas de choque para proteger las estructuras profesionales, la declaración de la cultura como un bien de primera necesidad, así como iniciativas más ambiciosas y estratégicas que permitan recuperar la actividad del sector y la confianza del público en el consumo cultural en los próximos meses.

Concierto de ‘Embolo’. Fotografía de Caludia Marconell por cortesía de las asociaciones musicales valencianas.

También se plantea la constitución de una mesa sectorial de negociación público-privada que integre a las diferentes consejerías implicadas (Sanidad, Cultura, Turismo, Presidencia) y a las asociaciones profesionales para afrontar el futuro próximo y la recuperación del ramo. 

Por último, las empresas musicales valencianas piden a los políticos valencianos un ejercicio de responsabilidad política y ciudadana para que no hagan declaraciones sin fundamento que señalan a la cultura y la actividad musical como eventos inseguros desde el punto de vista sanitario. Ante las declaraciones de determinado partido político, el sector afirma rotundamente que todas las actividades musicales profesionales de la Comunitat organizadas en este tiempo cuentan con el máximo rigor y con las garantías para poder celebrarse con total seguridad.

Asimismo, la industria musical valenciana se une a las manifestaciones del 17 de septiembre que exigen soluciones para garantizar el futuro de los trabajadores y las empresas, al ser uno de los sectores más afectados por la actual crisis.

Concierto de Prozak Soup. Fotografía de Claudia Marconell por cortesía de las asociaciones musicales valencianas.

MAKMA

Ray Bradbury, el Hombre Libro

#HomenajeMAKMA
Serie ‘Fahrenheit 451’
Con motivo del centenario del nacimiento de Ray Bradbury (1920-2012)
Miércoles 2 de septiembre de 2020

De haber llegado a los 100 años (alcanzó los 91), Ray Bradbury hubiera comprobado, complacido, que su obra ha dejado huella y su figura permanece en la memoria colectiva. Numerosos artículos sobre su legado se han publicado con motivo del centenario de su nacimiento, un 22 de agosto en Waukegan (Illinois). El volumen, variedad y vigencia de su obra, por una parte, y la simpatía que inspira su figura explican esta caudalosa evocación acompañada de la reedición de algunos de sus títulos. ¿Leen los jóvenes de hoy a Bradbury? Esa es una pregunta a la que no podemos responder.

Con la serie ‘Fahrenheit 451‘ que reúne una docena de entrevistas a otros tantos escritores, MAKMA rindió homenaje al escritor estadounidense. Aquí profundizamos en la trayectoria de un ‘Hombre Libro’ que se alimentó y vivió entre ellos, además de producirlos.

Fotograma de ‘Moby Dick’, de John Huston, con guión de Ray Bradbury.

Trabajador infatigable, Bradbury escribió 600 cuentos y 30 libros no sólo de ficción, también ensayos, poesía y teatro, amén de artículos y guiones como el de la película ‘Moby Dick’ de John Huston. Una especie de predestinación, pues la novela de Melville sobre la caza de la ballena blanca fue una de la lecturas que marcó su infancia junto a los relatos de Edgar Allan Poe o Edgar Rice Burroughs. Traducida a 36 idiomas y con ocho millones de ejemplares vendidos, su obra ha colonizado el planeta Tierra. A partir de los doce años escribía unas mil palabras al día y un cuento a la semana. “Es imposible escribir 52 cuentos malos seguidos”, decía con su talante optimista.

¿Cuál fue su preferido? Desde el más allá responde. En la lápida de su tumba en el cementerio de Westwood, donde yace entre estrellas como Marilyn Monroe o Janis Joplin, reza el epitafio: “Autor de Fahrenheit 451”. Sin duda fue su título más conocido gracias a la película de Truffaut (hay otra de HBO) y sobre todo al caracter profético de su mensaje. No se queman los libros, pero cada vez se leen menos. “Todo lo que la vida te quita, te es devuelto de otra manera”, le dice el capitán Beatty a Guy Montag: “La vida es sufrimiento. Sobrevivir es encontrar sentido a ese sufrimiento”.

Serie ‘Carnivàle’, de Daniel Knauf, encarnación visual de la infancia de Bradbury.

Una forma de visualizar la infancia del Ray es la magnífica serie ‘Carnivàle‘ (2003), creada por Daniel Knauf, que cuenta las vicisitudes de unos feriantes que recorren Oklahoma en plena Gran Depresión. Circos y ferias ambulantes llegaban al pueblo de Waukegan donde vivían los Bradbury a inyectar una dosis de magia y fantasía a rutinarias existencias. El pequeño Ray fue especialmente sensible a esos baños de irrealidad, personajes exóticos y esperpénticos que espoleaban su fértil imaginación de niño introvertido y soñador. Como Mr. Eléctrico, que dejó en él profunda huella.

En esos años claves vivió la muerte de dos de sus hermanos y de una niña amiga suya, que se internó en un lago y nunca regresó. En su cuento ‘El lago’ (1942) rememora el triste suceso. Aunque de escasos recursos económicos, su familia no carecía de poso cultural. Una tía suya fomentó su amor a la lectura en la Biblioteca Carnegie de su pueblo y una de sus antepasadas fue una de las mujeres acusadas de brujería en Salem que sobrevivó al juicio y alcanzó avanzada edad.

Fotograma de ‘Fahrenheit 451’, de François Truffaut, basada en la novela homónima de Ray Bradbury.

Debido a la precaria situación económica por el crack del 29, la familia Bradbury tuvo que mudarse en varias ocasiones, hasta instalarse en Los Ángeles, la meca del cine y de los sueños. Allí, el joven Ray inicia la carrera literaria y con 20 años comienza a publicar cuentos en revistas como Weird Tales, Amazing Stories o Planet Stories.

Aunque no pudo ir a la universidad y tuvo que ganarse la vida durante varios años vendiendo periódicos en las calles, aprovechó su tiempo libre para formarse en las blibiotecas públicas, a las que acudía tres veces por semana. Fue en el sótano de la de Los Ángeles donde, en 1953, escribió ‘Fahrenheit 451’ en un tiempo récord: nueve días, con una Remington alquilada por un total de diez dólares.

Ray Bradbury
Ray Bradbury, junto a una de sus máquinas de escribir y rodeado de objetos.

Bradbury no fue un autor intelectual, sino un poeta y un humanista del futuro, como lo definió José Luis Garci en su biografía publicada en los 70. Más que anticipar un porvenir más o menos lejano y plausible, sus relatos analizan la naturaleza humana. El eterno dilema entre la empatía y compasión contra el afán destructivo y depredador del hombre, capaz de acabar con planetas enteros. No iba de profeta, sino de moralista en el buen sentido del término. No le gustaba ser etiquetado como autor de ciencia ficción, sino como autor de novelas fantásticas, porque, como él decía, hay que injertar la fantasía en la realidad si se quiere tener una existencia digna de ser vivida.

Con su mujer Maggie McClure tuvo cuatro hijas, fue amigo y gran admirador de Walt Disney y fan de Fellini, a quien conoció en un viaje a Italia. Jamás usó ordenador, pero destrozó numerosas máquinas de escribir. Desde la máquina casi de juguete que le regalaron sus padres a una Underwood 5, una Royal KMM y una Remington, entre otras muchas. Y allí donde ahora esté, posiblemente seguirá dándole a la tecla.

Ray Bradbury, rodeado de libros, su gran pasión.

Bel Carrasco

Albert Sanz, improvisando al piano en Matisse

‘Varietés’, de Albert Sanz
Matisse Club
C / Campoamor, 60. Valencia
Todos los miércoles de septiembre a las 22.00h
Lunes 31 de agosto de 2020

Matisse Club reabre sus puertas en septiembre con una programación musical ecléctica y renovada, con propuestas de música clásica, jazz, blues, flamenco, cine mudo e incluso una parte didáctica. Pero también deja un espacio para el ensueño, la imaginación y lo inesperado, el viaje sin destino o hacia los más lejanos recuerdos. Se titula ‘Varietés’ y está capitaneado y dirigido por el pianista de jazz valenciano Albert Sanz.

Un piano de cola, un sintetizador, un loop (aparato que hace bucles musicales). Su cabeza y su voz. Su repertorio y el de otros. Improvisar con la mente abierta. Dejar volar los dedos libres al viento. Eso es a grosso modo lo que propone el músico para todos los miércoles de septiembre a las 22 horas en Matisse Club.

Albert Sanz. Imagen cortesía de Matisse Club.

Él cuenta que ganó sus primeras 2.000 pesetas haciendo imitaciones de famosos para padres de amigos cuando era un chaval. En las tres décadas que separan estos dos momentos, Sanz se ha labrado una fulgurante carrera como músico de jazz desde los 18 años cuando fue elegido para representar a la Orquesta Joven de Jazz Europea y fue el autor del primer registro de la misma. Tras licenciarse Cum Laude en Berkelee se marcha a Nueva York donde termina tocando en los grupos de Kurt Rosenwinkel, Chris Cheek o Joe Martin, grabando un disco (‘El fabulador’) y se estrena como líder en el Jazz Gallery.

Además de periodos combinados con la enseñanza, Albert Sanz ha colaborado con músicos como Perico Sambeat en su Flamenco Big Band o el quinteto de Jorge Rossy. También puedes verle en ‘En la imaginación’, el disco de Silvia Pérez Cruz y Javier Colina Trío, entre muchos otros proyectos, y en una faceta más de productor
ha grabado el disco de la cantante, compositora y actriz Mamen García (su madre).

Sus últimas aventuras son en su mayoría dúos como el que tiene con el prestigioso armonicista Antonio Serrano, con el que estará en Matisse Club el próximo 8 de septiembre su espectáculo ‘East meets west’. Actualmente ejerce como profesor en la Universidad Berklee de Valencia.

Albert Sanz se multiplica en ‘Varietés’. Imagen cortesía de Matisse Club