Blázquez y la sinfonía inacabada de Shubert

D-759 in B minor. Manu Blázquez
Premio Nacional de dibujo DKV-MAKMA – IV edición
MuVIM
Guillem de Castro, 10 (Valencia)
Hasta el 3 de febrero de 2019

El Premio Nacional de Dibujo organizado por DKV seguros y MAKMA, revista de artes visuales y cultura contemporánea, en cuyas dos últimas ediciones ha participado el MuVIM, busca aproximar el arte contemporáneo al público en general y abrir espacios para el ocio cultural familiar, valiéndose de la potencia, atemporalidad, y valores inherentes a cuentos, relatos, e historias, realizando para ello una convocatoria anual de la cual sale un proyecto premiado.

En este caso, el acercamiento a la narración viene de la mano de Manu Blázquez (Valencia, 1978), con un proyecto conceptual que nos permite –al paso- abordar detalles de la biografía de Franz Schubert, ya que se centra en una lectura plástica sorprendente de su mítica 8ª sinfonía(1)

Vista nocturna del cubo del MuVIM con la propuesta de Manu Blázquez. Fotografía de Biel Aliño.

Vista nocturna del cubo del MuVIM con la propuesta de Manu Blázquez. Fotografía de Biel Aliño.

Hay muchas teorías que intentan explicar si Schubert llegó a finalizar o no su trabajo en la denominada sinfonía D-759: también conocida como “inconclusa”. Una de las hipótesis sobre la legendaria composición, parece indicar que abandonó la labor al conocer el diagnóstico de la grave enfermedad que había contraído. Otra conjetura afirma que la pieza está concluida tal como la concibió y quiso dejar tal cual, siendo muestra de la propia mente innovadora del compositor, pero entre una y otra teoría, se baraja también la posibilidad de que desistiera a proseguirla debido al desvanecimiento de un amor que le habría dado la inspiración para componerla, y que obligado por su enfermedad, se vio moralmente comprometido a renunciar a dicho amor. Esto último, tampoco está claro, pero diversas lecturas entre líneas de sus escritos tan románticos  llevan a considerar los motivos por los que a esta sinfonía “inconclusa” se la ha referido como “El apoteosis del amor”.

“Cuando cantaba mi amor, mi amor se convertía en dolor. Cuando cantaba mi dolor, mi dolor se convertía en amor. Mi dolor y mi amor se disputaban mi corazón”.

(Franz Schubert)

Vista parcial de la exposición desde el Hall del MuVIM. Fotografía de Biel Aliño.

Vista parcial de la exposición de el hall del MuVIM. Fotografía de Biel Aliño.

Lo que sí parece indiscutible, es que Schubert realiza el esquema de su octava en partitura para piano, finaliza y orquesta los dos primeros movimientos y empieza un scherzo(2) que no acaba, y tampoco deja ninguna información sobre el allegro final. Deja la obra en el mes de octubre de 1822, y el misterio empieza cuando le hace entrega de la misma (las dos partes terminadas, supuestamente la mitad), a su amigo Josef Hüttenbrenner de la Steiermärkischen Musikverein, sociedad Musical de Estiria en Graz, para dar gracias por su nombramiento como socio de honor,  (verano de 1823), de donde  finalmente llegaría a Johann Herbeck, que la interpretaría en Viena por primera vez pasadas cuatro décadas (1865).

Para Hüttenbrenner, -según carta de su propio puño y letra- la obra es un tesoro musical de nivel excepcional, pero seguramente no la hace interpretar por considerar que le faltan los dos movimientos finales de los cuatro habituales, reforzando para sí ésta hipótesis cuando se halla el borrador de Schubert con algunos compases del mencionado scherzo que podrían haber servido para un tercer movimiento, aunque este hecho no resuelve tampoco el misterio.

Para descifrar el enigma en profundidad, no podemos hacer más que invitar a analizar los cambios bruscos en el estado de ánimo del compositor, que presenta grandes contrastes, inocencia, compasión, encanto, jovialidad y buen humor, pero también resignación, severidad, melancolía e incluso dolor y desesperación.

Detalle de la pieza que muestra el proceso de trabajo de Manu Blázquez sobre la Sinfonía Inacabada. Anotaciones, lápiz y bolígrafo sobre papel. Fotografía Biel Aliño.

Detalle de la pieza que muestra el proceso de trabajo de Manu Blázquez sobre la Sinfonía Inacabada. Anotaciones, lápiz y bolígrafo sobre papel. Fotografía Biel Aliño.

En 1828, Schubert dio el único concierto de su carrera con sus propias obras, tuvo gran éxito, pero falleció tan solo ocho meses después.

Entre tanta incógnita, con un código de orden propio, inabordable para muchos y de acabado indiscutible para los demás, Blázquez manifiesta internarse en una serie de sucesiones numéricas establecidas siguiendo el orden progresivo de las notas musicales de la “inconclusa sinfonía” para generar las series de dibujos donde materializa gráficamente los valores de la misma.

“Mi única ambición es la creación de un mundo perfecto, un lugar donde no existe el caos, donde los números y las matemáticas me permitan refugiarme del ruido que nos rodea” 

(Elena Asisns)

La historia de una sinfonía de tan abundantes matices y conjeturas, mítica desde su génesis, y de inconquistable final, entra aquí -por inconsciencia o bravura artística-, en zona de geometría, línea, luz y sombra. Un área plástica, en la que se distinguen contornos de algunas huellas cuyas pisadas están identificadas  a lo largo del s. XX y hasta nuestros días, como las de Elena Asins, Antonio Calderara, Hanne Darboven, Hans Hartung, Giorgio Morandi, Sol LeWitt, o Eusebio Sempere.

Manu Blázquez ante el montaje del cubo en el MuVIM. 14 de diciembre de 2018. Fotografía de Biel Aliño.

Manu Blázquez ante el montaje del cubo en el MuVIM. 14 de diciembre de 2018. Fotografía de Biel Aliño.

Para Manu Blázquez, “No es conveniente dar más pistas acerca del juego, lo importante es guardar cierto misterio y que el espectador componga su propia sinfonía”

(1) Se le atribuye clásicamente el nº 8 pero en las renumeraciones actuales es la nº 7
(2) Nombre que se da a ciertas obras musicales o a algunos movimientos de una composición grande como una sonata o una sinfonía

Vicente Chambó

Nuevas ligazones entre el cómic y el museo

Viñetas desbordadas
Sergio García, Max y Ana Merino, bajo el comisariado de Paco Baena
Centro José Guerrero
Calle Oficios, 8. Granada
Del 22 de enero al 24 de marzo de 2019

El Centro José Guerrero propone en esta muestra abordar una nueva relación entre el cómic y el museo investigando las posibilidades de un nuevo formato: el cómic de exposición. ‘Viñetas desbordadas’ es una fórmula que cifra, metafóricamente, el nuevo espacio que queremos estudiar. Desbordamos las dos dimensiones; sustituimos la puesta en página por la puesta en sala, exploramos el espacio tridimensional para producir una verdadera expansión del campo gráfico, donde el lector pueda sumergirse físicamente, habitarlo, recorrerlo.

Más allá del objeto libro, propiciamos que la ficción se desarrolle en la arquitectura, como actualización de un sistema de representación que se remonta a los murales prehistóricos y salta hasta las instalaciones posthistóricas. Los autores invitados son dos profesionales del cómic: Max (Barcelona, 1956) y Sergio García (Guadix, 1967), cuyas respectivas experimentaciones gráficas han ido evolucionando a lo largo de décadas de práctica. A ellos se ha sumado la voz, a la vez poética y académica, de la escritora Ana Merino (Madrid, 1971).

Ilustración de Sergio García por cortesía del Centro José Guerrero.

Ilustración de Sergio García. Imagen cortesía del Centro José Guerrero.

Max presenta ‘La línea’, un proyecto compuesto por tres historias. Dos de ellas se desarrollan en las paredes del Centro: Vida de Ubrut, encargado de mantenimiento, cuyo protagonista está basado en el Ubú rey de Alfred Jarry; y Vladimir & Estragón, personajes que salen del libro en busca de Godot. Todas las tramas se enlazan en la Farsa de Vladimir y el Caballo, donde conversan los personajes de Beckett y de El público de Lorca.

Sergio García articula en New York una narración multilineal que discurre por la cotidianidad de sus seis protagonistas, dividida en doce paneles murales que se corresponden con las doce horas del día. Con referente en la estructura del Libro del Amduat del Valle de los Reyes, construye un plano de ciudad continuo del que surgen todas las tramas urbanas, a modo de mapa.

Ana Merino hace una interpretación teórica y poética del proyecto. Ella misma recita los siete poemas de que consta su intervención, escrita y sonora, que trata sobre las historietas de Max y de Sergio García y evoca además temas como el peso de la energía creativa, la voz dibujada, la onomatopeya gráfica o los espacios desbordados.

Ilustración de Max. Imagen cortesía del Centro José Guerrero.

Ilustración de Max. Imagen cortesía del Centro José Guerrero.

El underground de Sansanonasnas en ME Madrid

‘sansanonasnas X ME: Pasati di Modena’
ME Madrid
Plaza de Santa Ana 14, Madrid
Jueves 24 de enero de 2019 a las 19:30

ME by Meliá, la firma hotelera de Meliá Hotels International vinculada al arte contemporáneo, a la música y al diseño, da la bienvenida a 2019 con la acción ‘sansanonasnas X ME: Pasati di Modena’ que tendrá lugar en el hotel ME Madrid en enero.

Con ‘sansanonasnas X ME: Pasati di Modena’, ME by Meliá va un paso más allá en su filosofía y arranca su nuevo programa cultural de 2019, integrado por destacadas y potentes activaciones que se extenderán durante todo el año. Con ello, la marca se sumerge de lleno en innovadores universos creativos, apoyando a nuevas voces artísticas locales y generando fuertes lazos con el panorama urbano. Gracias a esto, los hoteles de la marca se convierten en uno de los principales focos culturales y se posicionan como enclaves de referencia en todas y cada una de las ciudades en las que están presentes.

El artista y performer Sansanonasnas visto por Juan Gatti. Fotografía cortesía de los organizadores.

El artista y performer Sansanonasnas visto por Juan Gatti. Fotografía cortesía de los organizadores.

“En 2019, desde ME Madrid apostamos de nuevo por la creación de sinergias creativas con artistas influyentes y representativos de Madrid como es el caso de Sansanonasnas, posicionándonos con ello como punto clave y place-to-be dentro del panorama artístico y cultural de la capital” apunta Belén Díaz, General Manager del hotel ME Madrid.

La obra de Sansano, centrada en su persona y cuerpo como motivos de expresión, se mueve entre la perfomance, la moda y la música, generando ese completo amalgama de disciplinas que lo define como artista y animal escénico haciéndolo único.

‘Pasati di Modena’ se compone de dos acciones que ocurrirán en ME Madrid durante el mes de enero. Por un lado, una exposición integrada por un total de 21 retratos del creador realizados por algunos de los fotógrafos más reputados del panorama internacional como Juan Gatti, creador de la cartelería del icónico director Pedro Almodóvar, Álvaro Villarrubia y Alberto Van Stokkum, entre otros, será instalada en diferentes puntos del hotel y podrá ser disfrutada por todos los visitantes durante un mes.

La terraza del ME Madrid acogerá la acción ‘sansanonasnas X ME: Pasati di Modena’. Fotografía cortesía de los organizadores.

La terraza del ME Madrid acogerá la acción ‘sansanonasnas X ME: Pasati di Modena’. Fotografía cortesía de los organizadores.

Como complemento a la exhibición, se celebrará un desfile en RADIO ME Madrid Rooftop Bar protagonizado por los looks más icónicos de Sansanonasnas, llevados por amigos, influencers y celebrities y entre los que destaca Josh Quinton, imagen de la última campaña de Burberry X Vivienne Westwood.

Durante la noche del 24 de enero, los asistentes serán testigos de una verdadera apología al underground subida a la pasarela, todo ello con un telón de fondo inmejorable como son las vistas 360ºdel skyline madrileño que ofrece RADIO ME Madrid Rooftop Bar.

Asimismo, el desfile será interactivo, retransmitiéndose en directo en los perfiles sociales del propio artista y de RADIO ME Madrid, generando un diálogo a través de la red que universaliza y dota de un carácter global a la propuesta y al discurso de ME by Meliá.


Artistas participantes en ‘sansanonasnas X ME: Pasati di Modena’

Daniel del Valle
Javier Garceche
Juan Gatti
Inri 3721
Kito Muñoz
César Segarra
Pablo Sola

El artista y performer Sansanonasnas visto por César Segarra. Fotografía cortesía de los organizadores.

El artista y performer Sansanonasnas visto por César Segarra. Fotografía cortesía de los organizadores.

Las Animaladas de Mar Villar

Animaladas, de Mar Villar
Estudio 64
Benicolet, 2, plaza de Benimaclet. Valencia
Del 18 de enero al 20 de febrero de 2019

El segundo domingo del pasado 2018 comenzó Mar Villar, sin casi darse cuenta, con este proyecto al que ha titulado ‘Animaladas’. El proyecto nació sin el objetivo de ser un proyecto, sin una idea fija y sin saber en lo que se iría convirtiendo. Un domingo decidió elegir un animal y dos colores de lápiz, y con estas limitaciones, realizar diferentes propuestas gráficas de animales.

Al domingo siguiente Mar volvió a realizar el mismo proceso, y al otro también, y al otro, y al otro, y al otro… y así surgió un método de entrenamiento para desarrollar personajes, un proceso de trabajo, una manera de dar forma a imágenes, expresiones y acciones en los cuadernos de trabajo cada fin de semana, una simbiosis entre el placer de dibujar sin objetivos, la tranquilidad de los domingos, el tiempo sin límite y el disfrute sin más necesidades ni búsquedas que el propio disfrute.

Ilustración de Mar Villar. Imagen cortesía de Estudio 64.

Ilustración de Mar Villar. Imagen cortesía de Estudio 64.

Mar Villar estuvo casi un año repitiendo este proceso y subiendo cada domingo la nueva propuesta a Instagram, reuniendo todos los animales bajo el hashtag #animalicosdedomingo. En 2019 llega el proyecto en forma de exposición a la galería de Estudio 64, muestra en la cual, Mar Villar, nos muestra parte de este proceso, los resultados físicos, en papel, para poder verlos en directo, de cerca y en su conjunto. Un semillero cuajado de personajes que quizá algún día den vida a historias, cuentos o relatos.

Mar Villar es ilustradora licenciada en Bellas Artes, que después de sus estudios se mudó a Madrid con la idea de mostrar el portfolio. Desde entonces ha trabajado principalmente para el mundo editorial, sobre todo para libro de texto y libros infantiles. Entre sus clientes están Santillana, SM, Bloomsbury Books, Macmillan Education, Edelvives, Loqueleo, INJUVE, Nubeocho… Actualmente vive en Valencia.

En 2009 obtuvo un áccesit en los Premios INJUVE para la creación gráfica, modalidad cómic e ilustración. El pasado 2018 fue seleccionada para el 9º Catálogo Iberoamérica Ilustra (Feria Internacional del Libro de Guadalajara, México), y para la exposición ‘Babalunga i Kamolongos’, dentro del Festival Baba Kamo (Valencia).

Obra de Mar Villar. Imagen cortesía de Estudio 64.

Obra de Mar Villar. Imagen cortesía de Estudio 64.

“Huyo de la grandilocuencia”

Sumergidos, de Luis Moscardó
Galería Punto
C / Burriana, 37. Valencia
Hasta el 28 de febrero de 2019

“La fragilidad está presente en toda la exposición”. Fragilidad que Luis Moscardó revela después de haberse sumergido, junto a sus propias telas, en un acto creativo de introspección autobiográfica. Hay cartas, libros, objetos y diversos materiales, como dos linos del siglo XIX y alambres encontrados en plena naturaleza, que remiten a cierta memoria sobre la que igualmente pivota la muestra que la Galería Punto acoge en cinco actos hasta el 28 de febrero.

Obra de Luis Moscardó. Imagen cortesía de Galería Punto.

Obra de Luis Moscardó. Imagen cortesía de Galería Punto.

Primer acto: la inauguración del pasado jueves. Segundo acto: un día después, con la incorporación de una pieza que no estaba en la exposición el día inaugural. Los actos tres, cuatro y cinco tienen que ver con la serie de charlas complementarias en torno a la obra de Moscardó, que dialogará primero con un escritor, con otro artista y consigo mismo, en una especie de bucle creativo. “Los artistas nos repetimos más que la longaniza”, apunta irónico quien busca en la repetición el instante que, de pronto, parece alumbrarlo todo.

“Es retomar e investigar, cambiar el registro”. Ese proceso de búsqueda continua le remite a esa “querencia mía hacia lo oriental”, que pudiera sintetizarse en la cita del poeta místico Farid Ud Din Attar que el artista incluye en la exposición: “Abrevio el relato en este punto: el final de la historia era llegada y se disponían a emprender el camino”. Se repite el bucle, la terminación de la obra como nuevo punto de partida, quizás con el anhelo de hallar, en medio de tanta hojarasca y tanto ruido, lo sublime que conecta al artista, y al espectador que se esfuerza en seguirle, con la vida en su singularidad extrema.

Vista de la exposición 'Sumergidos', de Luis Moscardó. Imagen cortesía de Galería Punto.

Vista de la exposición ‘Sumergidos’, de Luis Moscardó. Imagen cortesía de Galería Punto.

“Luis Moscardó en sus nuevos trabajos busca sugerir mediante el silencio más que declarar a voces”, explica Jorge López, director artístico de Punto. “Huyo de la grandilocuencia”, dice el propio artista, “y del impacto que aquí no hay”. Sumergidos, tal es el título de la exposición, evoca al acto mismo de “estar inmerso en algo”. Apelando a su definición, Moscardó habla de ese “estado en el que uno se inhibe del exterior y se concentra en lo que hace”. Concentración máxima en los materiales que trabaja como si fueran personajes.

Obra de Luis Moscardó. Imagen cortesía de Galería Punto

Obra de Luis Moscardó. Imagen cortesía de Galería Punto

La pieza titulada Lo que dijo uno lo oyó el otro, a modo de dos telas colgadas una junta a la otra, o Pulso, son dos ejemplos de ese diálogo entre obras que proyectan incluso sombras, en una galería pensada lumínicamente para que tal cosa no suceda. Las cartas “nunca enviadas y solidificadas”, que dan lugar a una “especie de libro petrificado”, subraya López, y los barnices empleados “para que el material no tenga problemas con la luz”, dan como resultado un conjunto de piezas donde la grieta, la huella, la cicatriz y las costuras remiten a lo real de la experiencia humana, volcada inexorablemente hacia la muerte.

“He tratado de optimizar y ser más positivo mediante los diferentes niveles de color, azules y rojos que remiten al placer y el relax”, señala Moscardó, quien alude igualmente al verde, “el único que hay”, dialogando con el rojo, “que parece un sudario”. También está la cosa cárnica de las telas (“me emociona Bacon”) simulando la piel ajada, quemada por el sol. Todo expuesto con sumo cuidado: “Es una exposición muy liviana” y montada con la idea de “que fuera todo bastante ascético”. Luis Moscardó, que reconoce ser “un animal cinematográfico”, emerge en Galería Punto purificado tras haberse sumergido durante meses en su creación mística.

Luis Moscardó junto a su obra. Imagen cortesía de Galería Punto.

Luis Moscardó junto a su obra ‘Lo que dijo uno lo oyó el otro’. Imagen cortesía de Galería Punto.

Salva Torres

Azucena González teje el vacío

Knit Knit Vacuum, de Azucena González
Sala ART Mustang
C / Severo Ochoa, 36. Elche (Alicante)
Inauguración: viernes 18 de enero, a las 13.00h
Hasta el 20 de marzo de 2019

‘Knit Knit Vacuum’ de Azucena Gonzalez resulta difícil de clasificar, abordando la creación desde tres ángulos diferentes. La escultura, la pintura expandida y el arte textil, este título se traduce como, envolver el vacío tejiéndolo.

Azucena Gonzalez 27-01-1981 (Valencia) es Licenciada en bellas artes por la Universidad Politécnica de Valencia y Master de producción Artística por la misma universidad. Artista, diseñadora e ilustradora muy versátil, es una de esas creadoras con una gran capacidad de adaptación a diferentes contextos, de ahí que sea capaz de presentar una instalación formalmente muy compleja pero estéticamente a ojos del espectador muy sencilla.

Azucena González en pleno montaje de la exposición. Imagen cortesía de ART Mustang.

Azucena González en pleno montaje de la exposición. Imagen cortesía de ART Mustang.

Para Azucena la creación plástica es algo natural, absorbido desde la infancia en el taller de escultura de su padre, el escultor Martín Consuegra. Dice Azucena que “la vida es puro desorden, somos los humanos los que nos esforzamos para que todo encaje y sentirnos seguros”. De alguna manera todo su trabajo gira alrededor de este conflicto entre caos y orden o mejor entre vacío y orden.

‘Knit Knit vacuum’, el conjunto de piezas que se expone en ART Mustang surge en 2013 cuando realiza una serie de piezas que titulará ‘CAGES’ donde experimenta con el espacio como contenedor de vacío, utilizando jaulas que hacen de soporte para tejer, un soporte casi invisible al que la artista da solidez por medio de color tejiendo lanas, el color flota sobre los barrotes de las jaulas, estas piezas escultóricas recuerdan a casas, casas confortables que ocultan la nada del interior en un esfuerzo por contener el vértigo del vacío.

En el momento actual el arte textil se revaloriza en todo el mundo, la exposición de Ani Albers en la Tate ha sido un éxito, también la de Johana Vasconcelos en el Museo Gugenheim de Bilbao; Azucena más cerca de la prudencia de Ani Albers aborda el espacio de ART Mustang traduciendo la materia pictórica en textura textil.

Azucena González durante el montaje expositivo. Imagen cortesía de ART Mustang.

Azucena González durante el montaje expositivo. Imagen cortesía de ART Mustang.

Desaparecen las casas (cages) y se centra más en el entramado de los tejidos, las gamas de color, interesándose en las texturas sin abandonar el conflicto espacial, a caballo entre la pintura y la escultura.

La obra que empezó queriendo contener el vacío en 2013 ahora ha dado un paso en otra dirección y modula el espacio de forma más amable planteando otro rompecabezas al público, quizá más estético, pero con materiales poco convencionales, los tejidos, que siempre nos remiten a las artes aplicadas, pero que en este caso pierden su aplicación creando una poética matérica y cálida que de forma muy sutil nos sigue hablando del vacío.

Azucena González en el montaje de la exposición. Imagen cortesía de ART Mustang.

Azucena González en el montaje de la exposición. Imagen cortesía de ART Mustang.

La muestra se podrá ver en ART Mustang desde el 18 de enero hasta el 20 de marzo, de lunes a sábado en horario de 10,00 h a 20.00 h de la tarde. Esta es la muestra nº 44 que se realiza en la sala Art Mustang, que abrió sus puertas al público en julio de 2010 dentro del edificio MTNG Experience, cuartel general de la marca Mustang.

ART Mustang es una entidad sin ánimo de lucro comprometida con la búsqueda de nuevas vías de aproximación hacia la creación contemporánea a la sociedad. Eliminamos las barreras sacando el arte de los espacios pensados para el uso expositivo en exclusiva, poniendo en práctica la máxima: “El arte y la cultura pueden estar en cualquier lugar”.

Azucena González junto a una de sus obras. Imagen cortesía de ART Mustang.

Azucena González junto a una de sus obras. Imagen cortesía de ART Mustang.

Una década de Carmen Sanzsoto en Alba Cabrera

‘Andares en el tiempo’, de Carmen Sanzsoto
Alba Cabrera. Art Contemporani
Joaquín Costa 4, València
Inauguración: jueves 17 de enero de 2019 a las 19:00

La vida de Carmen Sanzsoto transcurre, desde hace muchos años, entre pinceles, lápices y colores. Es decir, la pintura forma parte de su vida, de tal modo que artista y obra son indisociables.

Más allá de clasificaciones y teorías estériles, de influencias o evocaciones que puede sugerirnos su obra, Sanzsoto se manifiesta mediante un trazo valiente, decidido, lleno de vigor y fuerza cromática. La intensidad del azul penetrante del mar, el rojo encendido del fuego o el amarillo solar ardiente se funden, naturalmente equilibrados, con sus líneas y manchas negras, grises, blancas.

Imagen de la obra 'N9. El silencio', de Carmen Sanzsoto. Fotografía cortesía de Alba Cabrera.

Imagen de la obra ‘N9. El silencio’, de Carmen Sanzsoto. Fotografía cortesía de Alba Cabrera.

Un caudal plástico que se funde con unos textos o, si se prefiere, breves textos cuyas ideas son traducidas al color mediante esos grandes formatos en los que la autora parece moverse con toda comodidad. Texto e imagen o imagen y texto, mensajes equivalentes, en definitiva.

Las obras de Sanzsoto reflejan su carácter reflexivo y parecen querer hablarnos de su fuero interno. Su camino es la pintura, esos paisajes o mapas de la vida –si se me permite denominarlos de este modo–, reflejo de su existir, de su avanzar. Lejos de ser meras lecciones artísticas, sus siempre bien estructuradas telas son auténticas manifestaciones vitales, tan propias y necesarias como alimentarse o descansar.

Y en este caso, las palabras que las acompañan quizá encierren el código secreto que permite descifrar su sentido, porque escritura y pintura estrechan su mano constituyendo una perfecta simbiosis: el universo íntimo de Sanzsoto.

Imagen de la obra 'N10. Ofrenda', de Carmen Sanzsoto. Fotografía cortesía de Alba Cabrera.

Imagen de la obra ‘N10. Ofrenda’, de Carmen Sanzsoto. Fotografía cortesía de Alba Cabrera.

Pilar Vélez

Cultural València, ventana de la cultura

Cultural València
Concejalía de Patrimonio y Recursos Culturales
Ayuntamiento de València

La Concejalía de Patrimonio y Recursos Culturales del Ayuntamiento de València ha presentado Cultural València, un proyecto que lleva en marcha más de dos años y que ha contado con la colaboración de varios agentes y profesionales de la comunicación y de la cultura.  De este modo, se han mostrado dos actuaciones contenidas en el marco de actuación municipal en materia de cultura y que responde a una visión que entiende la cultura como un elemento diferenciador de la ciudad.

“Queremos que Valencia sea reconocida en el contexto internacional por su rico patrimonio material e inmaterial y que se posicione como capital cultural en el  Mediterráneo con una identidad propia y distintiva y un sector cultural dinámico e independiente. Queremos que sea una ciudad próxima y amable donde se dan las condiciones óptimas para atraer ciudadanos para vivir, crear y difundir su creatividad. En definitiva, queremos que la cultura se convierta en un elemento de la propia identidad urbana y que la ciudadanía se apropie de ella, incorporándola a su vida cotidiana”, han manifestado sus responsables.

Para conseguir esta visión se definió el marco de actuación mencionado con el propósito de orientar la política cultural. Este marco de actuación se inició con la contratación de la Universidad de Valencia de la primera fase del Plan de Cultura de la ciudad, una herramienta que hizo una radiografía de la situación de partida y que proporcionó unos principios y objetivos que guiaron los siete programas que contiene el marco de actuación y que se diseñaron en coherencia con los recursos disponibles –no solo económicos, sino también humanos– y con las prioridades contenidas en su programa electoral. Estos siete programas han ido marcando la política municipal durante esta legislatura.

Un instante de la presentación de Cultural València en el ayuntamiento de la ciudad. Fotografía cortesía de los organizadores.

Un instante de la presentación de Cultural València en el ayuntamiento de la ciudad. Fotografía cortesía de los organizadores.

Valencia, amb tu i per a tu. Contiene las iniciativas llevadas a cabo en relación con la democratización y descentralización de la cultura.

Valencia en la Memòria. Contiene las iniciativas llevadas a cabo para recuperar la memoria de nuestra democracia y proteger la dignidad de la ciudadanía.

Valencia, Patrimoni de la Ciutadania. Contiene las iniciativas llevadas a cabo para conservar, recuperar y promover el patrimonio de la ciudad.

Valencia, Ciutat de la Música. Contiene las iniciativas orientadas a poner en valor el importante activo intangible que supone la creación e interpretación musical de la ciudad.

Valencia, Ciutat Mediterrànea. Contiene las iniciativas orientadas a poner en valor el carácter de ciudad mediterránea.

Valencia apoya al Sector. Contiene las iniciativas llevadas a cabo para dar apoyo al sector cultural y a sus profesionales.

Valencia, Capital Cultural. Contiene las iniciativas orientadas a posicionar la ciudad como capital cultural reconocida y destacada internacionalmente y en especial al entorno mediterráneo.

Para alcanzar el posicionamiento de Valencia como capital cultural, dentro del programa ”València, Capital Cultural” se contemplan las dos actuaciones que han sido presentadas:

1. La creación de una marca cultural de la ciudad, capaz de identificar toda la actividad y los recursos culturales de València.

Una marca identitaria. Una marca con mensaje, con contenido por sí misma, ya que nace de un elemento presente en muchas de las manifestaciones culturales. El cairó del escudo de la ciudad es la base inspiradora que ha dado pie al nacimiento a la marca. El cairó es una forma heráldica propia de la Antigua Corona de Aragón, reservada únicamente para ciudades.

Una marca dinámica. Un instrumento por comunicar un proyecto de ciudad que gira alrededor de la cultura; una cultura que es rica y diversa y, por esta razón, la marca se representa con diferentes formas y como un mosaico, concepto presente en todos los pueblos y culturas.

Una marca contemporánea. Una marca que propicia numerosas posibilidades y combinaciones; las piezas con las que construir libre y colectivamente “el camino que queremos recorrir juntos”.

2. Poner al alcance de la ciudadanía una ventana única de la cultura. Una plataforma web donde encontrar toda esa actividad y todos esos recursos, con el objectivo de que sea la referencia para la difusión de la cultura en la ciudad.

Una web participativa. Pretende ser el medio donde confluyen las diferentes administraciones, las manifestaciones culturales de la ciudad y la sociedad. Es una web que permite la participación de agentes culturales y ciudadanos dando la oportunidad de hacer propuestas de contenidos.

Una web que sirve también como altavoz de comunicación de la Concejalía de Patrimonio y Recursos Culturales para trasladar a la ciudadanía, a los agentes culturales y al resto de administraciones, todas las iniciativas llevadas a cabo en el marco de su programa de gobierno.

Una web, https://cultural.valencia.es, que contiene ocho grandes apartados: Actividades, Museos, Monumentos, Publicaciones, Rutas, +Cultura (espacios culturales, esculturas, arqueología, archivos, bibliotecas históricas y hemeroteca, bibliotecas, patrimonio inmaterial), Noticias y Sobre Cultural València.

De esta manera, con estas dos actuaciones, se pretende contribuir a alcanzar la visión de poner la cultura en el centro de la ciudad, dando herramientas para que la ciudadanía identifique y se identifique con la cultura y dando herramientas para que la ciudadanía encuentre y conozca la cultura de la ciudad.

El desarrollo de estas actuaciones ha sido un esfuerzo compartido que ha implicado la coordinación del área de cultura y de diferentes grupos de trabajo, de dentro y fuera de la concejalía, “que han hecho posible que este ilusionante proyecto se presente hoy y pueda continuar”, han aseverado sus responsables.

Imagen de la portada de la web Cultural València.

Imagen de la portada de la web Cultural València.

 

El ECA tira del hilo de la fotografía

Al hilo de…la fotografía
Comisaria: Alicia Ventura
Mira Bernabeu, Ángel Marcos, Ana Palacios, Castro Prieto y Gervasio Sánchez
Espai d’Art Contemporani El Castell (E CA)
C / Cisternas, 28. Riba-Roja de Túria (Valencia)
Hasta el 15 de marzo de 2019

“¿La fotografía es arte?”, se preguntó Alicia Ventura, comisaria de la exposición Al hilo de…la fotografía. La respuesta exige cierta pausa meditativa, pero bastará con recorrer la muestra que el ECA de Riba-roja acoge hasta el 15 de marzo para contestarla afirmativamente. Si el artista es aquel que da forma a lo real de la existencia, a lo que se nos resiste por situarse en los márgenes de la percepción, entonces Mira Bernabeu, Ángel Marcos, Ana Palacios, Castro Prieto y Gervasio Sánchez lo son, “cada cual con una diferente visión de los temas que aborda y mediante la confrontación de lenguajes”, explicó Paco Caparrós, responsable del Espai d’Art Contemporani ubicado en el antiguo castillo del municipio del Camp de Túria.

La exposición permite el diálogo entre artistas que confluyen en algunos aspectos y se distancian en otros, pero que tienen en común “lo social y enseñarnos lo que no vemos”, subrayó Ventura. La huella, la memoria, esa mirada detenida y minuciosa sobre las cosas, junto al carácter resistente y obcecado contra el olvido, atraviesa el conjunto expositivo. La propia comisaria, respondiendo a su pregunta inicial, consideró que se trataba de una muestra singular porque “los cinco son fotógrafos y los cinco son artistas”.

Vista de la exposición 'al hilo de...la fotografía'. Imagen cortesía del E CA de Riba-Roja.

Vista de la exposición ‘al hilo de…la fotografía’. Imagen cortesía del E CA de Riba-Roja.

“La fotografía es una nueva forma de expresión que tiene su propio lenguaje”, avanzó Castro Prieto, que presenta piezas de su serie La seda rota, compuesta por imágenes tomadas en la casa abandonada de la familia Madrazo. “Me gusta fotografiar casas deshabitadas”, dijo. Casas que tienen como reverso de su vacío el halo fantasmal que dejan las huellas de quienes las habitaron. “Allí había quedado algo como fantasmal”, reconoció el Premio Nacional de Fotografía 2015, quien apeló a la huella de la mirada, “tanto descriptiva como simbólica”, allí depositada. “La memoria es el eje fundamental de mi trabajo”, agregó.

El año y medio que pasó visitando y recorriendo el Hospital de Denia es lo que exhibe Mira Bernabeu. No es la visión de pacientes y familiares, sino la más periférica centrada en lugares, objetos e incluso personal hospitalario que suelen pasar desapercibidos. Se empapó tanto de aquella atmósfera marginal, que tuvo que contener las sucesivas memorias que le venían a la mente, tras penetrar, por ejemplo, en un quirófano: “Mantener la cabeza fría  para no dejarte llevar por esa parte más macabra y emocional”.

Instalación en la muestra 'Al hilo de...la fotografía'. Imagen cortesía del E CA de Riba-Roja.

Instalación en la muestra ‘Al hilo de…la fotografía’. Imagen cortesía del E CA de Riba-Roja.

La subversión íntima es el trabajo que muestra Ángel Marcos, fruto de su participación en la Bienal de Venecia de 2013, en cuyo proyecto colaboró DKV Seguros a través del programa DKV Arteria.  “Mi trabajo incorpora los mecanismos de los poderes”, refiriéndose a los rabos de lagartija que sueltan estos reptiles “para escapar del peligro y volver tiempo después con todo su esplendor y estrategia”. Su obra explicó que se situaba en el “campo del afecto, esa memoria que fotografío para no olvidar”. Los interiores de las casas de sendos barrios de su natal Medina del Campo son objeto de su cadenciosa mirada.

“Los fotógrafos tenemos el compromiso de registrar y documentar la realidad”, señaló Castro Prieto, alejándose del “mero ejercicio estético”, sin abandonar por ello el concepto de belleza: “No entiendo el arte feo”, remarcó quien intenta “decir las verdades de forma poética”. Verdades que afloran en las obras de los cinco fotógrafos de distinta manera. Más palpable o documental en el caso de Gervasio Sánchez  y Ana Palacios, con sus trabajos sobre los campos minados y los albinos, respectivamente, más archivístico e incluso grupal en Bernabeu (“para mí la memoria es sinónimo de archivo y el archivo puede ser bello”), y más estrictamente poético en Castro Prieto y Marcos.

De izda a dcha, Paco Caparrós, Robert Raga, Alicia Ventura. Imagen cortesía del E CA de Riba-Roja.

De izda a dcha, Paco Caparrós, Robert Raga, Alicia Ventura, Castro Prieto, Mira Bernabeu y Ángel Marcos. Imagen cortesía del E CA de Riba-Roja.

“Cuando aludo a la memoria aludo a la resistencia”, afirmó el artista vallisoletano, que dijo utilizar esa memoria para trabajar. Preguntados por el tan cacareado compromiso de los artistas, apuntó que le preocupaba la “excesiva narrativa” de muchos proyectos: “Con esa literalidad, pienso que se está abusando”. Castro Prieto puso en cuestión la relación entre compromiso y denuncia, aduciendo a su trabajo en torno a las sociedades que se va encontrando: “Eso es compromiso, pero yo no denuncio nada”. Bernabeu solo pidió que el artista fuera “coherente con su propia personalidad”.

“Yo diría que el verdadero compromiso de todo artista es la defensa del arte y la cultura”, añadió Alicia Ventura. “El arte y la cultura son la clave en la que tendrían que ponerse de acuerdo todos los partidos políticos”, aseguró Caparrós. Robert Raga, alcalde de Riba-roja, se congratuló por ello, agradeciendo a los fotógrafos su trabajo: “La política es un espacio de libertad y de honestidad, para que quien sabe haga las cosas”. “Esta exposición es muy pedagógica”, concluyó la comisaria, no sin antes subrayar que los puntos suspensivos del título de la exposición era su manera “de invitar al espectador a que lea entre líneas”.

Salva Torres

El inquietante rostro humano

Exposición colectiva ‘Faces’, comisariada por Juan Curto
Roger Ballen, Jamie Baldridge, Elina Brotherus, Julia Fullerton-Batten y Ellen Kool
Galería de arte Cámara Oscura
C / Alameda, 16. Madrid
Inauguración: viernes 18 de enero, a las 19.00h
Del 18 de enero al 16 de marzo de 2019

John Cassavetes dirige en 1968 la película ‘Faces’ con Gena Rowlands como mayor atractivo en el reparto. ‘Faces’ se convierte en una película de culto frecuentemente seleccionada entre los mejores largometrajes de la historia del cine, y que ha influenciado a cineastas como Martin Scorsese, Woody Allen, Robert Altman, Michael Hanneke, y en los 90 el movimiento ‘Dogma’ liderado por el director danés Lars von Trier.

Esta cinta de excesos sigue los presupuestos del denominado cinema-verité inventado por Jean Rouch e influido por Dziga Vertov y Robert Flaherty. Este cine de la verdad es una apoteosis de contradicciones pues postula la intervención del director -como autor- y a la vez su carácter documental siempre con el objetivo de la búsqueda de la autenticidad. El carácter confrontacional, improvisado, e intervencionista de la cámara y el cineasta sobre el actor resulta en películas tan provocadoras, descarnadas, y transgresoras como ‘Los idiotas’, ‘Celebración’ o ‘La cinta blanca’.

Anónimo. Touseld hair man. Imagen cortesía de Cámara Oscura.

Anónimo. Touseld hair man. Imagen cortesía de Cámara Oscura.

Este proyecto sobre la retratística fotográfica del rostro -face- se desarrolla sobre tres ejes: la relación entre la fotografía primitiva del siglo XIX y la contemporánea, el binomio documento-relato, y la contraposición entre el retrato y el autorretrato.

Los artistas de la galería seleccionados son investigadores del rostro humano. Roger Ballen (Nueva York, EEUU, 1950) transita las fronteras del documento y la narrativa con la maestría de un clásico. Jamie Baldridge (Louisiana, EEUU, 1975) juega con mundos inventados entre lo atávico y lo tecnológico.

Por su parte, Elina Brotherus (Helsinki, Finlandia, 1972) indaga en los territorios de lo biográfico con las art ideas de John Baldessari. Julia Fullerton-Batten (Bremen, Alemania, 1970) es una virtuosa de la puesta en escena de relatos históricos y autobiográficos. Por último, Ellen Kooi (Leeuwarden, Holanda, 1962) fija su mirada en la psicología de la infancia como único baluarte posible de la autenticidad.

Ophelia, de Julia Fullerton-Batten, por cortesía de Cámara Oscura.

Ophelia, de Julia Fullerton-Batten, por cortesía de Cámara Oscura.