La ley de mecenazgo, a debate por sus carencias

Encuentro sobre arte y mecenazgo
Con Elisa Hernando, Javier Molins y Luis Trigo
Abierto València 2020
IVAM
Domingo 27 de septiembre de 2020

Luis Trigo, presidente de la Fundación ‘El Secreto de la Filantropía’, reclamó la reforma de la ley de mecenazgo, que ya existe tanto a nivel estatal como autonómico, por entender que tiene muchas lagunas. Así lo explicó en la mesa redonda que sobre arte y mecenazgo tuvo lugar en el IVAM, dentro del Abierto Valencia que sirve para abrir la temporada de las galerías de arte contemporáneo de la Comunitat Valenciana, y en la que también participaron Javier Molins, asesor artístico de la Colección Hortensia Herrero, y Elisa Hernando, fundadora de la asesoría Arte Global y de la plataforma online RedCollectors.com, que participó online desde Madrid.

En su su charla ‘Esa Ley de Mecenazgo que tanto se reclama’, Trigo centró su intervención en esa necesidad de reforma normativa del mecenazgo, reflexionando sobre los contenidos que debiera tener dicha ley y en cuya carencia muchos encuentran la causa de que no se apoye al arte desde el ámbito privado. A su juicio, aunque ya tenemos esa ley (“y no una, sino dos: una estatal y otra autonómica”), contiene “muchas lagunas e ineficiencias” para estimular el mecenazgo, pero que no son tanto las que se reclaman normalmente (falta de estímulos fiscales), sino otras, que enlazan más bien “con una escasa cultura y costumbre de esta actividad en España”.

De izda a dcha, Javier Molins, Reyes Martínez, Rosa Santos y Luis Trigo. Foto: Nacho López.

La Fundación ‘El Secreto de la Filantropía”, además de difundir los valores de la filantropía y el altruismo, ayuda a las empresas a identificar iniciativas en las que concretar sus acciones de responsabilidad social empresarial, en los campos de la cultura, la atención de necesidades sociales y a la investigación médica. En el ámbito de la cultura, ayuda a las empresas que quieran vincularse con proyectos culturales a identificarlos y definirlos, a vincular su misión y sus valores con la iniciativa cultural seleccionada, a desarrollar el proyecto y a darle difusión interna y externa.

Elisa Hernando, con un una disertación titulada ‘Coleccionismo en la era digital’ dibujó la situación actual del arte contemporáneo enfrentado a las nuevas estrategias de difusión. Para Hernando, “un coleccionista no compra para vender, compra para disfrutar”, pero no puede dejar de lado el valor de la obra. “El mercado del arte online cada vez tiene más protagonismo, aunque nunca llegará a sustituir la experiencia física”, añadió.

Javier Molins, que participó con la ponencia ‘Mecenazgo y arte contemporáneo. El caso del Centro de Arte Hortensia Herrero’, se centró  en el tema del compromiso del coleccionismo privado con el arte contemporáneo y con la ciudad. Aprovechó la ocasión para presentar el futuro Centro de Arte Hortensia Herrero, un edificio histórico en proceso de rehabilitación que enriquecerá el patrimonio de la ciudad, así como las principales líneas de actuación que se van a llevar a cabo desde este nuevo centro de arte. Para Molins, los objetivos del coleccionista han de basarse en tres pilares: “el gusto del coleccionista, la localización de la colección y el presupuesto”.

El encuentro sobre arte y mecenazgo, que desde hacía semanas tenía el aforo completo, fue coordinado en esta octava edición de Abierto Valencia por Reyes Martínez, directora de la galería Set Espai d’Art, y pudo seguirse en streaming, adaptándose así a la situación actual y permitiendo a cualquier interesado disfrutar de las charlas. Los encuentros de este año han sido patrocinados por la Fundación ‘El Secreto de la Filantropía’ y se han centrado en intervenciones que abordan el futuro con nuevas estrategias y compromiso del coleccionismo.

Las galerías de arte que conforman LAVAC seguirán abiertas al público toda esta semana en horario habitual, para presentar y explicar sus nuevas exposiciones a cualquiera que desee visitarlas. Como novedad, en esta edición se pueden realizar visitas en 3D a las galerías, consiguiendo así que el espectador/visitante pueda recorrer el espacio de todas las salas de LaVAC (asociación que integra a todas las galerías) y disfrutar de las obras expuestas.

De este modo, Abierto València 2020 continúa celebrándose hasta el 2 de octubre, día en el que concluirá con el fallo del Premio Popular Cervezas Alhambra. Este premio se decidirá por votación popular sobre las obras expuestas y puede realizarse en la web de la marca hasta las 12:00h. del 2 de octubre.

De izda a dcha, Javier Molins, Reyes Martínez y Luis Trigo. Foto: Nacho Lopez.

Nuria Enguita quiere extraer el potencial utópico del IVAM

Presentación de Nuria Enguita como directora del IVAM
Institut Valencià d’Art Modern (IVAM)
Guillem de Castro 118, València
Jueves 24 de septiembre de 2020

Decía María Zambrano que las utopías nacen solamente “dentro de aquellas culturas donde se encuentra claramente diseñada una edad feliz que desapareció”. Nuria Enguita se ha presentado como nueva directora del IVAM, sucediendo en el cargo a José Miguel Cortés, apelando al “potencial utópico” que el museo valenciano tuvo en su nacimiento, con el fin de recuperarlo: “Eso es lo que me anima”, dijo. Aquella edad feliz del IVAM de los 80 (“entonces fue más fácil”, subrayó), que propicia todo nacimiento, por aquello de llevar en su germen la ilusión de todo lo que está por hacer, parece congruente con los deseos implícitos en todo recién llegado.

Nuria Enguita, sin embargo, fue combinando, durante la presentación de su proyecto para el IVAM de los próximos cinco años, elementos propios de esa utopía que pretende potenciar (“grandes exposiciones históricas”, apostar por “mujeres de la vanguardia de las que no se han hecho exposiciones” o potenciar la web para convertirla “en un espacio virtual del museo abierto al mundo”), con otros más cercanos, igualmente soñados y puestos en práctica por Cortés: como son el trabajo con los fondos de la colección del IVAM, la apertura del museo a la sociedad, la vertebración territorial, la colaboración público privada o la internacionalización del museo, líneas de actuación ya promovidas por su antecesor.

Vicent Marzà y Nuria Enguita, durante la presentación de ésta como nueva directora del IVAM. Imagen cortesía del instituto valenciano.

De manera que la utopía que quiere potenciar Enguita se halla trufada de anhelos pasados, que ella quiere poner al día, de forma que el IVAM avance hacia terrenos inexplorados, dado el contexto diferente del que se parte, con otros presentes en la edad feliz igualmente tramada por Cortés, al querer desprenderse de la nefanda etapa de Consuelo Císcar.

“Dadme un punto de apoyo y moveré el mundo”, sentenció Arquímedes. Enguita lo tiene, en su ánimo utópico y en el hecho de que Vicent Marzà, conseller de Cultura, declaró su apoyo incondicional hacia quien había ganado el concurso público para suceder a Cortés, tras el “rigor y el trabajo de los integrantes de la comisión de valoración” para su elección como directora del IVAM.

Marzà también apeló a la “independencia” que caracteriza “a esta institución de primer orden cultural”, afirmando que velará por ella “para continuar profundizando en los diferentes ejes que anclan al IVAM con su entorno inmediato y lo resitúan en el mapa en el ámbito internacional”.

Quiso olvidar, así, las muestras de contrariedad que formularon tanto la Asociación de Directores de Arte Contemporáneo (ADACE), el Consejo Asesor del IVAM, que dimitió en bloque, y buena parte del Consejo Rector (hasta ocho vocales), por entender, en unos casos, que se había incumplido el Código de Buenas Prácticas y se había faltado al respeto de dicho Consejo Rector al no haber respetado sus competencias, y, en otros, por entender a su vez que se había “perdido una oportunidad para llevar a cabo un proceso dialogado y participativo que hubiera ofrecido a la sociedad una visión más transparente y consensuada de la toma de decisiones”.

Nuria Enguita
Nuria Enguita, en el exterior del IVAM, poco después de ser presentada como nueva directora del instituto valenciano. Imagen cortesía del IVAM.

Nuria Enguita prefirió mirar, lógicamente, hacia adelante, en lugar de hurgar en ese reciente y polémico pasado: “Yo estoy presentando mi proyecto. No voy a hablar del pasado. Se ha valorado mi proyecto y no tengo nada más que decir”. Marzà guardó igualmente silencio, al igual que hizo con el desvelamiento de la subsede que tendrá el IVAM en Valencia, que dijo se anunciará en breve y a su debido tiempo, aunque sí dejara algunas pistas: que sería un “espacio diferente”, con otra forma arquitectónica, de unos 800 m2 y que estaría “en otro lugar” ajeno al barrio del Carmen, para que se puedan buscar otro tipo de relaciones.

Enguita siguió desvelando su proyecto como directora del IVAM, a falta de conocer ella misma esa subsede, poniendo el énfasis en su interés por promover muestras históricas, a partir de la colección del IVAM que, subrayó, “tiene un siglo”, al tiempo que pretendía consolidar la internacionalización y vertebración territorial del instituto valenciano, entendiendo ambas cosas como la “sístole y diástole” del corazón museístico. También dijo que persistiría en potenciar las muestras en torno al Mediterráneo, que Cortés impulsó, si bien precisó que trataría de “ampliar ese contexto”.

Vicent Marzà y Nuria Enguita, durante la presentación de ésta como nueva directora del IVAM. Imagen cortesía del instituto valenciano.

La pandemia a causa del coronavirus salió igualmente a relucir, destacando Enguita su firme propósito de “fortalecer” la relación del museo con la sociedad: “Debemos hacer que sea más poroso, para dejar que el conocimiento que está fuera entre dentro y viceversa”. También aludió a la necesidad de “trabajar más que nunca en programas presenciales y virtuales”.

Planteó más líneas de actuación, muchas de ellas en la línea propositiva de Cortés, que ya abrió la colección del IVAM como fuente de investigación para futuras exposiciones, así como el despliegue de un trabajo para que el museo valenciano esté integrado en el circuito internacional, mediante colaboraciones con otros espacios relevantes fuera de nuestras fronteras. “Hay que internacionalizar el IVAM. Se ha hecho y hay que seguir haciéndolo”, resaltó Enguita, en el primer día de la utopía que pretende potenciar durante el próximo lustro. ¿Para qué sirve la utopía?, se preguntaba Eduardo Galeano, si a cada paso que das, ella se aleja otro. “Sirve para caminar”, concluía. Nuria Enguita ya está en camino.

Nuria Enguita, en el hall del IVAM, tras ser presentada como nueva director del instituto valenciano. Imagen cortesía del IVAM.

Salva Torres

Un ‘calaix’ lleno de niños

‘Calaix’, de Sonia Rayos y Silvana Andrés
Centre del Carme Cultura Contemporània (CCCC)
Museo 2, València
Lunes 21 de septiembre de 2020

Los niños son algo más que invitados bienvenidos. Son los protagonistas de una serie de actividades pensadas para ellos y sus familias que dinamizarán este otoño los claustros del Centre del Carme Cultura Contemporània (CCCC) los fines de semana. El 19 de septiembre se abrió un nuevo espacio permanente para público familiar, iniciativa pionera en el ámbito de la educación artística orientada a la apropiación ciudadana del espacio público.

El sonoro vocablo calaix (cajón en valenciano) ha sido elegido para dar nombre a este proyecto, puesto en marcha en colaboración con el equipo de Arquilecturas, dirigido por Sonia Rayos y Silvana Andrés. Con él se da continuidad a la propuesta Espai de Telles centrada en la primera infancia de cero a tres años, pionera hace cuatro años implementando un nuevo proyecto dirigido al público familiar, con actividades diseñadas específicamente para la etapa de tres a seis años, pero abierta a todas las edades.

‘Calaix’, en el claustro gótico del Centre del Carme Cultura Contemporània (CCCC). Imagen cortesía del centro del Consorci de Museus.

“’Calaix’ entiende el claustro gótico como un gran playground de cien metros cuadrados, en el que los niños y niñas son recibidos por la institución como ciudadanos de pleno derecho, dando un giro al modo en el que los visitantes se relacionan con la cultura», dice Silvana Andrés. “A partir de ahora, cuando el público infantil visite el Centre del Carme, será la institución la que tratará de adaptarse a su forma de habitar y de apropiarse del espacio. El principal objetivo será facilitar mecanismos que ayuden a activar la iniciativa personal para que la infancia sea protagonista de su propia visita brindando la oportunidad de interactuar con el espacio”.

‘Calaix’ es una gran propuesta de construcción para niños que puede llegar a medir más de 100 metros cuadrados, con infinitas posibilidades. La actividad estará disponible cada sábado y domingo de 11:30 a 13:30. El material se repartirá por unidad familiar o grupo de convivencia estable, hasta completar aforo.

‘Calaix’ convertirá los pasillos del claustro gótico en un patio de recreo o taller de construcción de manualidades con material de ensamblaje y otros objetos reciclados. «Queremos ser ser una gran despensa que suministre material no estructurado que no siempre podemos tener al alcance en nuestras viviendas», añade Andrés. «Además, se irán incorporando materiales durante todo el año, en función del excedente de material generado por la actividad del propio centro. Será un espacio en continuo crecimiento y transformación, un espacio flexible, un espacio de juego libre, pero sobre todo un espacio en el que los niños y las niñas generarán cultura».

‘Calaix’, en el claustro gótico del Centre del Carme Cultura Contemporània (CCCC). Imagen cortesía del centro del Consorci de Museus.

El circo también inauguró el sábado un nuevo ciclo mostrando cómo es por dentro el mayor espectáculo del mundo de la mano del Gran Fele. Una clase magistral que realizará un repaso por todas las disciplinas del circo, desde malabares, acrobacias, monociclo, alambre y hasta payasos de manera entretenida, desternillante, con diversión asegurada.

El Consorci de Museus y Rebombori Cultural celebraron el pasado domingo, 20 de septiembre, la vuelta al cole con un especial de ‘CCCContes’, con una adaptación del cuento de ‘El principito’. El próximo 27 de septiembre, el Centre del Carme, en colaboración con Utem Escola de Música, ofrecerá una nueva sesión del taller ‘Mu’n’ Babies’ en el entorno de la exposición ‘Acciones cotidianas’ de Maribel Domènech. Una nueva propuesta en la que los bebés de cero a tres años, acompañados por sus familias, pueden experimentar sus primeros pasos en el museo a través de la música.

Todas las actividades se realizan con reserva previa, hasta completar aforo, para garantizar las medidas de seguridad e higiene que marcan las autoridades sanitarias. Por otra parte, dentro del programa ‘CCCCenCasa’, la página web del Consorci de Museus y del Centre del Carme ofrecen más de 30 talleres y propuestas artísticas para hacer desde los hogares. A ellos se suma el canal podcast ‘#CCCContesenCasa’, ofrecido por Rebombori Cultural.

Un niño entre las bambalinas de ‘Calaix’. Imagen cortesía del Centre del Carme Cultura Contemporània (CCCC).

Bel Carrasco

Premio al IVAM por su más reciente trayectoria

Medalla al Institut Valencià d’Art Modern (IVAM)
Concedida por la Universitat Politècnica de València
Jueves 10 de septiembre
Sábado 12 de septiembre 2020

El Consejo de Gobierno de la Universitat Politècnica de València ha decidido conceder en 2020 su medalla al Institut Valencià d’Art Modern (IVAM), una distinción que supone el máximo galardón que la institución académica otorga tanto a personas como a instituciones de reconocido prestigio en el ámbito de la investigación, la innovación, la enseñanza, las ciencias, las letras, el arte, la cultura o el deporte, o que hayan prestado servicios relevantes a la Universidad.

La propuesta de la concesión de la medalla partió de la Facultad de Bellas Artes y fue aprobada en la sesión del Consejo el pasado 27 de febrero. Así, la UPV reconoce “la trayectoria institucional (del IVAM) y, especialmente, su última etapa, que ha significado un resurgimiento del museo para la ciudad y la Comunitat Valenciana, así como para el panorama artístico y cultural nacional e internacional”.

IVAM
Fachada del IVAM.

Como se recoge en la solicitud, “este reconocimiento puede suponer un importante impulso en la difusión de las artes y la puesta en valor de nuestra Universidad como campus tecnológico, que también agrupa áreas de investigación relacionadas con las artes y el patrimonio”.

El decano de la Facultad de Bellas Artes de la Universitat Politècnica de València, José Galindo, ha apuntado la “infinidad de docentes de la Facultad de Bellas Artes de la Universitat Politècnica de València que han participado de su constitución y tienen obra en los fondos del IVAM”. Al frente del centro han estado profesionales como Tomàs Llorens, Carmen Alborch, Juan Manuel Bonet o su actual director, José Miguel G. Cortés, profesor de la Facultad de Bellas Artes.

Para José Miguel G. Cortés, “la concesión de esta medalla es un reconocimiento a toda la institución, pone en valor la labor de los hombres y mujeres que trabajan en el museo, pero también la de los artistas, los comisarios y los visitantes que han hecho que el IVAM vuelva a ser un referente a escala internacional de la cultura y del arte. El museo ha cumplido ya 30 años de vida, tiene una trayectoria muy consolidada y vive un momento especialmente dulce. La crítica, las instituciones públicas y privadas o el público, la sociedad valenciana, vuelven a mostrarse orgullosos del IVAM, una de las mejores cartas de presentación de nuestro territorio”.

Para José Galindo, decano de la Facultad de Bellas Artes de la UPV, “la relación que mantienen la Universitat Politècnica de València y el Institut Valencià d’Art Modern es excelente. El IVAM es realmente el motor de las artes valencianas. El IVAM se merece recibir una distinción como la medalla de la UPV”.

José Miguel Cortés, durante el acto de entrega de la medalla al IVAM. Imagen cortesía de la UPV.

MAKMA

Premio popular para artistas jóvenes en Abierto València

Abierto València
Fiesta de apertura de las galerías valencianas
Del 24 de septiembre al 2 de octubre
Martes 1 de septiembre de 2020

Una vez más la creación contemporánea más joven es la apuesta de los patrocinadores y este año el colofón en Abierto València será el premio popular a Artistas Jóvenes (Premio Popular Cervezas Alhambra), gracias a la participación de Cervezas Alhambra en la octava edición del evento este mes de septiembre.

El premio invita al público a visitar las exposiciones de las galerías que forman parte de LAVAC (Asociación de Galerías de Arte Contemporáneo de la Comunitat Valenciana) y a ser jueces y parte de Abierto Valencia 2020, eligiendo por medio de votación popular y telemática desde casa, evitando así contactos y favoreciendo la participación del público en el proyecto más destacado, dentro de sus propuestas de artistas jóvenes menores de 45 años.

Abierto València
Público en una de las galerías de Abierto València en la edición del pasado año 2019. Foto: Nacho López por cortesía de LaVAC.

El Premio Popular Cervezas Alhambra es un apoyo especial al arte, que premia tanto a los artistas como a las galerías, y busca difundir y potenciar las creaciones, para acercarlas a un público más extenso y contribuir a la revalorización de las obras. La labor divulgativa de la marca es una llamada al público para que se involucre con una forma de entender la vida, reflejo de la filosofía de Cervezas Alhambra. 

Abierto València comenzará el jueves 24 de septiembre y se extenderá hasta el viernes 2 de octubre. El viernes y el sábado las galerías valencianas abren sus puertas en horario especial continuado de 17.00 a 23.00 horas, para dar a conocer la apertura de su programación y los nuevos proyectos al gran público. Además, se comunicarán los premios ya habituales de la Consellería de Cultura a la ‘Mejor Exposición’ y el premio del Ayuntamiento de València al ‘Artista Destacado’. También se comunicarán los premiados con adquisición de obra, que este año otorgarán la Fundación Hortensia Herrero, la colección DKV, la empresa Gandía Blasco, la Fundación Castellano Comenge y la revista MAKMA. 

Público en una de las actividades de Abierto València 2019. Foto: Nacho López, por cortesía de LaVAC.

El jueves 24 de septiembre el jurado visitará todas las galerías para fallar los premios al día siguiente. Miembros del jurado confirmados por el momento son: la coleccionista Natalia Yera, el director de la feria de videoarte Loop de Barcelona, Aurélien Le Genissel, José Luis Pérez Pont, director del Centre del Carme de Cultura Contemporània, y Sandra Moros, conservadora del IVAM. 

El viernes 25 de septiembre por la mañana se realizará la rueda de prensa en el IVAM y se dará a conocer el nombre de todos los premiados, menos el Premio Popular Cervezas Alhambra que se comunicará el 2 de octubre.

Público en una de las galerías del Abierto València 2019. Foto: Nacho López, por cortesía de LaVAC.

Como en ediciones anteriores destacarán las rutas Gallery Walk del viernes y el sábado, organizadas por ARCO y las charlas en el IVAM la mañana del sábado 26 de septiembre, que este año corren a cargo de la Fundación ‘El Secreto de la Filantropía’. Los participantes serán: Elisa Hernando, fundadora de Arte Global y Red Collectors; Javier Molins, comisario y director del Centro de Arte Hortensia Herrero, y Luis Trigo, presidente de la Fundación ‘El Secreto de la Filantropía’.

Las galerías que participan este año en Abierto València por LAVAC son: Espai Nivi Collblanc, Luis Adelantado, Aural, Benlliure, Isabel Bilbao, Alba Cabrera, Galería Cuatro, Espai Tactel, La Mercería, The Blink Project, Tuesday to Friday, Galería Punto, Rosa Santos, Set Espai d’Art, Shiras Galería, Galería Thema, y Vangar. La castellonense Espai Nivi Collblanc y la alicantina Aural participan en espacios cedidos, mientras que Isabel Bilbao participará desde Jávea.

Organiza LAVAC, con la participación de la Consellería de Cultura, Generalitat Valenciana, CCCC Centre del Carme de Cultura Contemporània, IVAM, Ayuntamiento de València, Cervezas Alhambra, Fundación Hortensia Herrero, DKV, Fundación Juan José Castellano Comenge, Gandía Blasco, El Secreto de la Filantropía, MAKMA y ARCO. Colabora: EMT València, METRO València, Red Collectors y One Shot Hotels.

Público en una de las galerías del Abierto València 2019. Foto: Nacho López, por cortesía de LaVAC.

MAKMA

3.000 horas de cultura digital en el Centre Cultural La Nau

Cuatro meses de digitalización de los contenidos culturales
Centre Cultural La Nau de la Universitat de València
Tiempo de pandemia por la Covid-19
Martes 28 de julio de 2020

Más de 42.000 visualizaciones, más de 160 vídeos, el equivalente a casi 3.000 horas de cultura digital. Este es el balance de los últimos cuatro meses en los que, por la situación provocada por la Covid-19, el Vicerrectorado de Cultura y Deporte de la Universitat de València ha digitalizado todos los contenidos culturales que ha producido.

“Desde el primer día, la consigna y apuesta clara del vicerrector de Cultura, Antonio Ariño, fue la de que habría que adaptarse a la situación, y que la Universitat debía volcar su cultura al formato digital y comenzar a crear ya directamente cultura digital. Esta ha sido una medida no solo destinada a salvar a uno de los sectores más afectados por la pandemia, como es el de la cultura, sino también dirigida a concienciar a la ciudadanía sobre una cuestión esencial: “quedarse en casa, con lo que nosotros sabemos hacer: cultura universitaria”, explica la periodista cultural de la Universitat de València, Magda R. Brox.

Cartel de DocuVir.20, laboratorio de cortos de La Nau.

Ahora todos los contenidos culturales están disponibles en el Canal YouTube del Centre Cultural La Nau de la Universitat de València, que se ha convertido en un repositorio de cultura digital con centenares de horas de programación muy variada para ser “consumida” en cualquier momento y desde cualquier lugar. En cuatro meses se han suscrito cerca de 1.000 personas.

“Aprovechando las vacaciones de agosto, queremos invitar a la sociedad a consumir estos contenidos culturales que se caracterizan por la diversidad: debates, música, literatura, danza, teatro, cómic, exposiciones, talleres para los más pequeños…, todo organizado en listas de reproducción específicas, con formatos nacidos durante el coronavirus y otros ya existentes, que han adaptado su programación”, puntualiza la periodista de la institución.

El Canal YouTube del Centre Cultural La Nau de la Universitat de València, en el marco de La Nau Digital, recoge un curso de literatura gratuito en cuatro sesiones; recomendaciones de lecturas donde escritoras y escritores, poetas o docentes comentan y aconsejan novelas, ensayos o libros de poesía; talleres creativos para menores; propuestas escénicas a cargo de estudiantes de la Universitat; presentaciones de películas del ciclo ‘Nits de Cinema’; conciertos de distintas formaciones; charlas del Aula de Còmic; conferencias y debates, entre otras propuestas.

Fotograma de ‘¿Quién puede matar a un niño?, de Narciso Ibáñez Serrador, en Nits de Cinema de La Nau.

Durante el estado de alarma y por la imposibilidad de realizar actividades presenciales en el Centre Cultural La Nau de la Universitat, el Vicerrectorado de Cultura y Deporte ha adaptado la programación al formato digital, y en lo que concierne a debates, conferencias y seminarios, además de digitalizar los ya existentes, ha lanzado varios programas online como ‘VALÈNCIA THINKS GLOBAL. Imaginem el futur’, ‘WebinarsLANAU’ y ‘Las personas mayores ante la Covid-19’. Entre los participantes a estas sesiones figuran fotoperiodistas, artistas, periodistas, políticos y profesores, como la Premio Nacional de Sociología y doctora ‘honoris causa’ por la Universitat de València, María Ángeles Durán.

En el ámbito audiovisual se ha creado ‘DocuVir.20’, un festival de cortometrajes online centrado en las nuevas formas de sociabilidad y solidaridad en tiempos de la Covid-19, con la colaboración de la Generalitat Valenciana y el Ayuntamiento de València, y que permite visualizar en el YouTube de La Nau más de medio centenar de microrrelatos audiovisuales, entre ellos los dos premiados: Paréntesis (Premio al Mejor Cortometraje) y Galletas (Premio del Público).

En cuanto a las exposiciones, además de crear visitas virtuales por la obligación de cerrar los espacios, se han puesto en marcha nuevos proyectos como ‘Coronacrisis y cultura: Propuestas de creadores valencianos’, con una fase online (ya accesible) en el Canal Instagram del Centre Cultural La Nau de la Universitat de València, en la que los 50 creadores participantes llevan semanas trabajando y están realizando grabaciones en vídeo a través de las que exponen sus propuestas en tres momentos de la fase de creación, por lo que en total se emitirán 150 píldoras audiovisuales. La exposición física (fase offline), en la Sala Acadèmia del Centre Cultural La Nau de la Universitat de València, se abrirá previsiblemente el 29 de septiembre, siempre que la situación sanitaria lo permita.

Por último, y después de más de 30 años del festival ‘Serenates’, en esta edición las noches de música en el histórico claustro universitario, se han transformado en grabaciones en formato digital con un récord de participación con respecto a las anteriores ediciones: los 10 conciertos han registrado más de 6.000 visualizaciones.

Concierto de La Remembrança en Serenates. Imagen cortesía de La Nau.

La Mutant reabre sus puertas pisando fuerte

Mostra de l’Audiovisual Valencià 2020 (27 de junio)
La Mutant
Joan Verdaguer 22, València
Jueves 9 de julio de 2020

La Mostra de l’Audiovisual Valencià 2020, organizada por Redacción Atómica por tercer año consecutivo, volvió a abrir sus puertas el 27 de junio tras la emergencia sanitaria que provocó su cierre a mediados de marzo. El objetivo de la Mostra fue, como todos los años y como la propia palabra indica, “mostrar’’ las mejores piezas de cada uno de los creadores de lo realizado durante este año, siempre poniendo el foco en piezas artísticas y creativas producidas en València. Eso sí, teniendo en cuenta y cumpliendo todas las medidas de seguridad de esta nueva situación, de manera que todos los asistentes debían llevar mascarilla y mantener las distancias entre ellos. Además, el aforo se redujo al 50%, se proporcionaron mascarillas a quien no las trajera y había dispensadores de gel hidroalcohólico por la sala y fuera de esta.

Cartela de La Mostra de l’Audiovisual Valencià 2020. Fotografía: Irene Valdés.

Así pues, La Mutant, siendo el primer teatro de València que abre tras la pandemia, comenzó el acto de la mano de Rocío Tuset, de Redacción Atómica, quien, junto con Sergio Fernández, se basan, desde hace años, en la producción de conciertos y eventos culturales, y de la grabación audiovisual en distintos formatos (aftermovies, videoclips, sesiones de estudio, entrevistas…), sirviendo, así, de altavoz y apoyo a la música y la cultura de la Comunitat Valenciana. 

De esta manera, previamente a las proyecciones de esas piezas audiovisuales, se llevó a cabo una mesa redonda conducida por Rocío Tuset, antes citada, y en la que participaron Enric Albero, Karma Cereza (Mueveloreina) y Boris (Montaña Studio).

De derecha a izquierda: Boris (Montaña Studio), Rocío Tuset (coordinadora y miembro de Redacción Atómica), Karma Cereza (Mueveloreina) y Enric Albero (asistente de programación de la Mostra de València-Cinema del Mediterràni). Fotografía: Irene Valdés.

Enric Albero es licenciado en Comunicación Audiovisual por la Universitat de València, con un Máster de Guion de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, y formó parte de la primera promoción del Máster de Crítica Cinematográfica de la ECAM. Es asistente de programación de la Mostra de València-Cinema del Mediterràni, miembro del Consejo de Redacción de Caimán Cuadernos de Cine y escribe semanalmente sobre ficción televisiva en El Cultural, a través del blog ‘En plan serie’. Además, a lo largo de su carrera ha trabajado para medios como Las Provincias o Cinemanía, además de ejercer como programador de la 9a edición del IBAFF-Festival Internacional de Cine Murcia.

Mueveloreina es un “proyecto mutante’’ con el que Karma Cereza y Joaco J Fox se divierten desde 2016. Esta pareja, que reside en València, se dio a conocer a través de sus videoclips y canciones con sonidos pegajosos. Son un dúo ecléctico y encasillarlos en un único género musical no tiene sentido para ellos. Tocan desde el reggaeton, la cumbia, el bakalao, pasando por el pop y jugando con el rap. Además, durante esta pandemia han sacado un total de 4 canciones con videoclip. ¿Parar? Sí, pero solo para repostar.

Finalmente, Boris comienza en el año 2005 su carrera como realizador audiovisual freelance, trabajando en algunos videoclips y documentales, como ‘Calle Real 70’ por el que obtiene varios premios entre los que se incluye el premio al mejor documental político en el Festival de Cine de Nueva York. Pronto centra su carrera en la publicidad y en 2013 funda Montaña Studio, un espacio para la creación publicitaria que trabaja para marcas como Joma, Nautalia Viajes o el equipo de F1 Alfa Romero Racing.

La mesa redonda se basó, principalmente, en destacar los aspectos más relevantes de las diversas piezas audiovisuales.

Fotograma de una de las piezas de La Mostra de L’Audiovisual Valencià 2020. Fotografía: Irene Valdés.

Los ponentes comentaron, de la primera de las piezas, de la autora Carmen Fortea -directora de fotografía y co-fundadora de Corinne Films junto a Paula Collado, y cuyo trabajo se caracteriza por tratar de encontrar siempre el equilibrio entre la realidad del guion y la estética pura-, que era muy redonda, y que estaba realmente bien hilada. Además, señalaron que se trataba de una pieza que, con la excusa de mirar a un gato, nos adentraba en los pequeños detalles de la cotidianidad; nos damos cuenta de que el mundo se ha puesto patas arriba, pero que son esas pequeñas cosas las que han hecho que conservemos la identidad y, al mismo tiempo, las que nos mantienen cuerdos. 

Fotograma de la pieza de Carmen Fortea. Fotografía: Irene Valdés.

En segundo lugar, ‘Perrea en la casa’, de  Mueveloreina, se trataba de “una pieza totalmente terapéutica, de muy buen rollo y de energía magistral, que nace de un confinamiento, convirtiéndose en un proyecto divertido y coherente». Para Mueveloreina, «el perreo es un estilo de vida, y si encima se puede llevar a la práctica en casa, ¿qué más se puede pedir?’’. Así valoró Boris, de Montaña Studio, el trabajo de Karma Cereza y Joaco J Fox.

Fotograma de la pieza de ‘Perrea en la casa’ de Mueveloreina. Fotografía: Irene Valdés.

‘Manifiesto’, de Paula Collado, tal y como expuso Enric Albero, es una obra muy original, porque a la vez que es tranquila, es también íntima y contradictoria: “Me gusta encontrar esa contradicción de la sociedad donde descubrimos que lo que nos está pasando es lo que ya se veía venir, pero que nadie quería verlo venir’’. Karma apoyó las palabras de Albero dándole la razón en que lo que hemos vivido -y continuamos viviendo-, es muy malo para todos, pero que también está bien levantar el pie del acelerador, y “eso ha hecho Paula Collado, ha conectado los puntos del pasado con el presente, ha mirado hacia atrás y ha entendido por qué y qué ha pasado, dejándonos un mensaje del futuro, para ser mejores personas».

Fotograma de la pieza de Paula Collado, titulada ‘Manifiesto’. Fotografía: Irene Valdés.

‘Corazón partido’ es una pieza de Victoria Herranz- artista audiovisual, graduada en Bellas Artes- a quien le fascinan los VHS y los planos rectos y de elementos sencillos, muy metafórica pero etérea, que lanza un mensaje sobre “estos días’’ de incertidumbre, acerca del miedo de olvidar cómo son los abrazos, cómo es la cara de tu mejor amiga, la sonrisa de tus padres… Para ello, recurre al amor y a las personas, mediante planos cargados de belleza.

Fotograma de la pieza ‘Corazón Partío’, de Victoria Herranz. Fotografía: Irene Valdés.

Por otro lado, Joecar Hanna es un realizador y músico valenciano, y Build From The Roof es su marca personal de contenido audiovisual. Simultáneamente, lleva su carrera en el cine con un recorrido actual de tres largometrajes como montador (‘El Desentierro’), un largometraje como director (‘La Otra Educación’) y como Ayudante de dirección en otros dos largometrajes (‘Profes’, ‘Una mujer con alas tremendas’), y actualmente ha sido seleccionado por el prestigioso máster de dirección y guion de la NYU en New York. Además, forma parte de la promoción de este año como único representante español del 2020.

La pieza audiovisual de este talentoso valenciano se trata de un videoclip donde incluye aspectos de iluminación, de lo místico, en conjunción con la erupción de la naturaleza y el paso del tiempo, aproximándose a lo ecléctico y estético. 

Fotograma de la pieza audiovisual de Joecar Hanna. Fotografía: Irene Valdés.

Carmen y Nacho Herrando, de la productora ‘Enredo’, regalaron al público un videoclip llamado ‘Vigilantes del espejo’, del grupo musical Triángulo de Amor Bizarro, donde echan la vista atrás para recurrir a películas que rompieron barreras cinematográficas. 

Fotograma de ‘Vigilantes del espejo’, de la productora Enredo. Fotografía: Irene Valdés.

Asimismo, Marco Huertas, quien “ha dirigido algunos cortos que han viajado más que él’’, realizó un híbrido entre un documental etnográfico, la introspección de varios países de Asia y, por otro lado, encadenó la tradición oral, el hecho de contar historias y recuperar otra manera de contar mediante el audiovisual.

Fotograma de la pieza de Marco Huertas, ‘Navras’. Fotografía: Irene Valdés.

La mesa redonda continuó con un breve debate sobre el estado del audiovisual valenciano, en general, y en comparación con otras productoras de otras ciudades españolas como Madrid o Barcelona, en particular. Todos los ponentes coincidieron en que encuentros como La Mutant vienen muy bien para que diversas productoras, de mayor o menor tamaño, se conozcan y se creen sinergias para que, de ese modo, se cree un núcleo donde poder desarrollar un audiovisual más potente.

Boris, por su parte, opinó que es importante que antes de institucionalizar y crear esa unión, era fundamental que hubiera una base creativa y se tengan inquietudes para, así, generar un tejido industrial. Y añadió: “Me gusta pensar que esto no es un sector, sino una escena. Alegrarse por los demás en vez de ver la competencia’’.

Karma, por otro lado, dijo que esa esencia es la de “la germanor valenciana’’, y que hay que ser amigo de la competencia, pero nunca bajar la guardia. “Lo que nos falta es creérnoslo más, tenemos una tendencia a querer hacer esto y menospreciarnos de antemano por lo que pueda pasar’’.

Enric apoyó las palabras de la anterior, añadiendo que “hay gente realmente preparada en todos los formatos, climas y escenarios, y justamente hemos de aprovecharnos de ello y usarlo como incentivo; tenemos que reforzar la competencia. Lo que hay que hacer es sentarse, hablar y no menospreciar nuestra faena’’.

La miembro de Mueveloreina comentó a su vez lo siguiente: “Contextualizando, en Valencia somos cuatro gatos que se conocen, siempre te acabas alegrando por tus compañeros del sector. De hecho, algunos equipos los vas turnando, ya que al final esta red se genera así, los grandes magnates acabarán muriendo, y los que importarán serán los pequeños, con internet, porque somos la generación del compartir, del trabajo que habla por nosotros. En el preciosismo está la costumbre, y ahora tiramos no tanto al continente, sino al contenido». 

Finalmente, Boris cerró la charla dejando patente que a nivel creativo el confinamiento y esta pandemia, en general, han generado una forma de hablar, ha hecho que cada uno creamos proyectos muy guays. “Pero, por poner el contrapunto, mi productora y yo, dedicándonos más a la publi, hemos hecho el mismo spot veinte veces; los que somos creativos y contamos historias las hacemos por las necesidades del mercado, por lo que, en este caso, hemos utilizado imágenes de stick muy parecidas, las mismas cartelas bonitas y con el típico #QuédateEnCasa…Las marcas han acabado haciendo el mismo spot, y eso da bastante de que hablar, da rabia. Cuando no tengo ninguna marca detrás, se me ocurren cosas súper chulísimas, pero cuando he de seguir un guion establecido…’’.

Tal y como expuso una de las organizadoras y coordinadoras del evento, La Mutant reabrió sus puertas y lo hizo de una manera especial, aunque también única, y con mucha fuerza. «Hemos sido el primer teatro valenciano en abrir, introduciendo el audiovisual; dentro de unas semanas continuaremos con danza, después teatro e incluso también nos atreveremos a incluir conciertos en la programación». La Mutant empieza a soltarse, poco a poco.

Irene Valdés

“El nivel de sufrimiento lo tenemos muy bajito”

WebinarsLaNau de la Universitat de València (15 de junio)
Con Paco Roca y Laura Pérez
Moderado por Álvaro Pons
Sábado 20 de junio de 2020

A los ilustradores Laura Pérez y Paco Roca la pandemia, como a todo el mundo, les pilló por sorpresa, aunque lo del confinamiento, en sus respectivos casos, forme parte consustancial de su actividad diaria. Confinamiento, claro está, que al ser de obligado cumplimiento por el estado de alarma decretado por el Gobierno, ha provocado en ellos una especial contrariedad. “No solo los dibujantes, hay muchas profesiones que estaban más habituadas a esto de estar encerrados en casa trabajando. También es verdad que esta situación nos ha sobrepasado a todos, incluso a los dibujantes de comic”, señaló Roca. “Yo no había estado tanto tiempo, lógicamente, sin salir de casa. Pero era como un sueño que, en mi caso, siempre había tenido, de que ojalá el mundo se parase por un tiempo para poder ponerme al día de todas las cosas pendientes”, añadió, quien terminó reconociendo: “Me ha faltado un mes más de cuarentena para ponerme al día con el mundo”.

Laura Pérez también aseguró haber trabajado confinada “desde hace muchos años”, porque su vida en la ilustración y ahora en el cómic siempre ha sido  trabajar “desde casa para cualquier tipo de cliente”. Lo que sí ha echado en falta, subrayó, “es salir a respirar, para descongestionar un poco las ideas. Y he tenido como una satisfacción oculta de decir, qué bien, por fin puedo estar encerrada del todo y no tengo compromisos sociales obligados, que en realidad te quitan tiempo. De manera que he aprovechado mucho estos meses e incluso me ha faltado un poco de tiempo”.

Paco Roca en un momento del WebinarsLaNau.

La Nau de la Universitat de València los reunió el pasado lunes en una nueva edición de WebinarsLaNau, en la que hablaron precisamente de su experiencia durante esta pandemia y del modo en que esta imprevista situación ha podido afectar igualmente al mundo del cómic, conversación que moderó Álvaro Pons, director del Aula de Cómic de la Universitat. “En este tipo de profesiones que tenemos”, abundó Roca refiriéndose a los dibujantes, escritores y demás, “es verdad que hay un poco de locura, en el sentido de que nos apasiona lo que hacemos y nos creamos nuestro propio mundo en el estudio. Lo único que me deprime en muchos casos es pensar que mientras tú estás aquí trabajando, pues igual tus amigos  están en un bar tomando una cerveza o alguno de viaje. Lo bueno de la cuarentena es que sabes que nadie estaba haciendo nada, con lo cual no tenías un sentimiento de malgastar tu vida”.

Laura Pérez, en un momento del WebinarsLaNau.

Paco Roca y Laura Pérez coindieron a la hora de señalar que lo extrañamente vivido seguro que tendrá su traslación a corto plazo en el trabajo de los creadores: “Es difícil abstraerte de la situación que hemos estado viviendo e imagino que todo eso cala en el trabajo que estás haciendo y en el trabajo futuro”, dijo Roca. “Si en esos momentos estás elaborando una historia, como en mi caso, es normal que haya recogido cosas de lo que me estaba afectando, algunas no tan evidentes pero sí relacionadas con la forma en que ves las cosas ahora, que han cambiado y no pueden ser como eran antes. Parecía una distopía, pero de repente era como si estuvieras en una película que ya se había grabado”, apuntó Pérez.

Álvaro Pons, en un momento del WebinarsLaNau .

Álvaro Pons, a modo de reflexión que dio pie a nuevas cuestiones, afirmó que nos hemos encontrado durante esta pandemia “con que el apocalipsis era más un drama doméstico, donde la realidad era la que se imponía en el día a día, en ese confinamiento, cada uno en su casa, y con la realidad de las muertes que ha habido en las residencias. Hemos tenido una experiencia real de eso que antes veíamos en la tele, y la hemos encontrado muy diferente, no por ello menos terrible”. Y se refirió al cómic ‘Arrugas’, de Paco Roca, donde se aborda el problema de la tercera edad, y a “lo sobrenatural” que está en la última obra de Laura Pérez.

“Creo que nos olvidaremos pronto de todo esto, pero quedará la vivencia y veremos de forma diferente determinados temas. Ha sido al menos un buen ejercicio para saber cómo es el comportamiento humano en un momento como éste, aunque quienes hayan vivido una guerra seguro que supera infinitamente este padecimiento que hemos tenido. De manera que pienso que tenemos el nivel de sufrimiento muy bajito en el día a día, más allá, por supuesto, de la gente que ha enfermado, que eso es otra cosa. Los demás nos hemos dado cuenta es que vivíamos muy cómodamente”, explicó Roca.

Portada del cómic ‘Arrugas’, de Paco Roca.

“Toda la ficción que hemos visto hasta ahora está llena sobre todo de acción”, resaltó Pérez, por oposición a la pasividad cotidiana a la que nos ha obligado la pandemia. “Hemos tenido que estar quietos en nuestras casas más o menos cómodamente. Mi tía abuela, que tiene 95 años, me dice que esto es peor que la guerra, porque es invisible. De manera que cada uno sufre su momento de ver que la realidad puede cambiar en cualquier instante. En un futuro, quienes hagan cómics referentes a esto le van a dar una naturalidad o un empuje distinto, en la que a lo mejor no hay tanta acción, pero sí algo más de reflexión, con un enfoque más humano, más realista quizás”.

“Toda esta pandemia ha hecho que todo el mundo se quedase en pausa”, insistió Roca, que dijo no haber tenido la agenda tan despejada desde 2008, porque todo estaba cancelado. “Por otro lado”, añadió, “pensaba que había tenido que venir una pandemia para tener el tiempo en mis manos, aunque la tecnología siempre está por delante y no se puede controlar, y al poco tiempo ya volvía a tener la agenda otra vez llena de charlas y talleres online. De manera que la tecnología nos hace la vida más sencilla, pero también se me ha complicado la existencia con las nuevas tecnologías”. “Muchas historias de cómics se van a ver influenciadas por esta acción directa de la tecnología que tenemos ahora”, apostilló Pérez.

Pons se refirió a lo “increíblemente activo” que ha estado el cómic durante el confinamiento a través de los webcómics en twitter, en Instagram, en Facebook, lo cual ha permitido, a su juicio, impulsar ese cómic digital que existe desde los primeros tiempos de Internet, pero que quizás ha dado ese salto para ser conocido por todo el mundo. “Al comienzo de la cuarentena, la necesidad de comunicarte acabó saliendo por donde sea y, teniendo la posibilidad de la comunicación vía online, ha sido la oportunidad perfecta.”, aseguró Roca, para quien la mayor dificultad, pese a todo, estaba en sacarle un beneficio a todas estas cosas, “porque durante todo este tiempo ha sido el altruismo total, gratis para todo el mundo, y te das cuenta que ha funcionado, pero sacarle beneficio es lo que todavía resulta un misterio. “ Las personas creativas se buscan la vida en el momento en el que estén”, remarcó Pérez. “Ha sido interesante, porque parecían los 80. Todo el mundo se hacía su fanzine, incluso El Víbora ha vuelto rescatando material antiguo. Tuvimos todos la sensación de una hermandad solidaria”, concluyó Roca.

‘Ocultos’, de Laura Pérez.

“Ha habido una generosidad rebosante de los autores a la hora de compartir sus materiales, y de las editoriales. ¿Esto abre la posibilidad de nuevos canales de distribución más allá del papel o el papel sigue siendo todavía demasiado fetiche?”, preguntó Pons. “El papel siempre va a ser un elemento fetiche, pero sí es cierto que mucha gente va a poder disfrutar más del contenido online. Lo importante es que haya difusión de las dos maneras: del digital y del libro, porque si se suman siempre habrá más público”, respondió Laura Pérez. “En la Comunidad Valenciana siempre ha habido una gran cantidad de autores, pero ahora quizás hay un momento de mayor interés por parte de los museos, de las librerías, de la universidad, y aquí se ha dado una confluencia de sinergias mayor quizás que en otros lugares”, señaló Roca.

En este sentido, el autor de ‘Arrugas’ subrayó la importancia que tiene la cultura como “punta de flecha” que sigue a las propuestas de la economía en tanto marca de un país o de una Comunidad. “Primero entra la cultura y luego otras cosas, y a veces se nos olvida eso, el gran valor que tiene la cultura, ya no solo por el dinero que pueden generar los autores, librerías, imprentas, fotomecánica, traductores, sino por la forma de vender un país. Francia y Estados Unidos se han vendido con su cultura y después ya viene todo lo demás”. “El apoyo a la cultura es el apoyo a un sello, a una distinción que tiene un territorio y que tienen unas personas que se dedican a ello. Y en Valencia siempre ha habido una historia impresionante en el terreno artístico”, concluyó Pérez.

Paco Roca y Laura Pérez. Imagen cortesía de WebinarsLaNau.

Salva Torres

“La fanatización provoca la apolitización ciudadana”

‘La pandemia del neoliberalismo y Europa’ (9 de junio)
‘València Thinks Global. Imaginem el futur’
Encuentro online con los filósofos José Luis Villacañas, Nuria Sánchez y Luis Alegre. Moderado por Antonio Ariño
Centre Cultural La Nau Digital
Lunes 15 de junio de 2020

El sociólogo Jesús Ibáñez supo ver, a finales de los 70, la diferencia que había entre el capitalismo de producción, en el que el sujeto y las huellas que imprime a las cosas son barridos, con el fin de que los trabajos y los productos sean meramente intercambiables, y otro capitalismo de consumo, en el que “los hombres y las cosas son átomos insignificantes que se acoplan a los terminales del capital”, valiendo precisamente por esa “disponibilidad y capacidad de acoplamiento”. El neoliberalismo vendría a ser una vuelta de tuerca más a ese acoplamiento, con el beneplácito de un sujeto consumidor que olvida su inalienable libertad para caer en brazos de Morfeo, por simplificar, el dios del sueño.

No es que el capitalismo, y su neoliberalismo posmoderno, sea pernicioso por ese carácter alienante, que ya se dio, y de qué manera, en los regímenes comunistas, sino por su capacidad para llevar al extremo la deshumanización del sujeto, convertido en un objeto más de tan vasta maquinaria industrial y tecnológica. Para hablar de sus peligros y de sus grietas, quién sabe si abiertas de par en par como consecuencia de la pandemia por el coronavirus, La Nau de la Universitat de Valéncia reunió en un encuentro online a los filósofos José Luis Villacañas, cuyo último libro ‘Neoliberalismo como teología política’ (Ned Ediciones) sirvió de telón de fondo de la conversación, Nuria Sánchez y Luis Alegre, bajo el sugerente título de ‘La pandemia del neoliberalismo y Europa’.

José Luis Villacañas, en un momento de su intervención en el encuentro online de La Nau.

¿Por qué el neoliberalismo es una teología política? Porque, empezó diciendo Villacañas, “ofrece a los gobernados una gama de valores que es estrictamente idéntica a los valores de los gobernantes, ofreciendo una estructura de legitimidad. Como toda teología política tiene que estar en condiciones de interiorizar en el seno de los ciudadanos un esquema existencial que podamos considerar como comunidad de salvación”. Lo cual asoció con cierta conciencia de culpa que hace que quien no se adapte a este sistema neoliberal “no es por ningún tipo de razón que pudiera ser superada, sino exclusivamente por su culpabilidad, de manera que las vidas desdichadas o frustradas aparecen como un hecho originario, que no tiene que ser explicado adicionalmente, sino que depende de la propia mala gestión de la vida de quien ha fracasado”.

Como toda teología política, prosiguió Villacañas, “el neoliberalismo tiene necesidad de un otro trascendente, una dimensión sacrificial”, siendo ese otro trascendente “el proceso de acumulación capitalista”. ¿Cuál es la novedad de este sistema?, se preguntó el también autor de ‘Populismo’: “Que no tiene fisura, de manera que la razón instrumental de la economía, que hasta ahora era un simple medio, se convierte en un fin absoluto. Y esto condiciona la vida social de dos maneras: si no te has capitalizado, no puedes entrar en las esferas de acción, y si algo no puede favorecer la acumulación, deja de existir. Por ejemplo: si la sanidad no puede ser atendida por procesos de capitalización, no tienes derecho a la sanidad. Esto significa un estrechamiento de la vida social de índole extraordinariamente novedosa”.

Nuria Sánchez, en un momento de su intervención online en La Nau.

Nuria Sánchez señaló una de las grandes características de este neoliberalismo asimilado por el sujeto como parte natural de su psique: “La ética sacrificial se ha transformado en la ética del sujeto empresario de sí mismo”. Luis Alegre fue un poco más lejos: “El neoliberalismo nos ha robado el alma y lo ha sustituido por una especie de motor mecánico del homo economicus. Y una vez operada esta transformación no se aviene a diálogo”, porque “allí donde cada uno de los individuos nos hemos convertido en una especie de computadora de cálculo maximizador del propio beneficio, ya no hay propiamente diálogo en una dimensión política”.

Según Villacañas, “los límites del neoliberalismo no van a ser automáticos, porque la reactivación del mundo de la vida por la técnica nos puede llevar a mundos virtuales, que pueden evadir los límites medioambientales y, sin embargo, dar lugar a transformaciones ingentes del mundo de la vida que sigan manteniendo las premisas neoliberales, en tanto favorecen el aislamiento, los modos de vida mediados por la técnica, y el principio del placer. O hay militancia contra el liberalismo o los límites de éste pueden ir ampliándose indefinidamente”.

De izda a dcha y de arriba abajo, Alegre, Ariño, Villacañas y Sánchez, en el encuentro online de La Nau.

El neoliberalismo, explicó Sánchez, genera crisis de manera regular y cíclica: “Y la crisis es ese momento de verdad en el que la población se filtra a sí misma: miras en tu interior y te culpabilizas, y consideras que algo has hecho mal en tu plan vital. Pero el neoliberalismo ante la pandemia, cuando la alternativa es la vida o la muerte, recibe una conmoción importante, para la que parece que no tiene cobertura”.

Un mundo de la vida que está bien ordenado desde el punto de vista de la libertad, aseguró Villacañas, genera intensidad de experiencia y variaciones no programadas. Pero esa intensidad de la experiencia, subrayó, “se queda opacada cuando tu forma convencional de relacionarte con el mundo es a través de las dimensiones virtuales”. “Cualquiera que haya estado viviendo bajo el supuesto de que los cuerpos están gozando o están sufriendo, para él es imprescindible regresar al mundo de la presencialidad, sobre todo cuando vemos que solo sobre una vida construida, sobre una práctica de virtualidad, de distanciamiento, de inhibición del cuerpo, cabe pensar que un policía puede tener la rodilla en el cuello de alguien durante nueve minutos. Esta dimensión de insensibilidad del cuerpo, solo se explica desde esta dimensión de virtualidad”, agregó.

Luis Alegre, durante su intervención en el encuentro online de La Nau.

Alegre citó al escritor Oscar Wilde, para referirse a la vida como una obra de arte, lo cual “es, obviamente, todo lo contrario de vivirla como un libro de contabilidad”.

“El espectáculo al que hemos asistido, de abandono de tantas personas en residencias, va introduciendo en el psiquismo social el hecho de que tú te puedes permitir tener un padre o una madre de 80 o 90 años, cuando lo puedes pagar o cuando la Consejería de Sanidad lo puede pagar, y cuando no, pues te quedas sin ellos. Y ese mensaje lo han recibido muchas familias. Y están reaccionando tardíamente, después de que se haya producido el golpe”, resaltó Sánchez.

Portada del libro ‘Neoliberalismo como teología política’, de José Luis Villacañas.

Villacañas se refirió a la sociedad civil que en el fondo, subrayó, “sigue siendo una estructura afín al neoliberalismo, porque es el momento en que unos pierden y otros ganan y eso siempre ha sido la sociedad civil, incluso para Marx. Pero tenemos que encontrar un principio económico que no implique que unos pierden y otros ganan. Lo que ha demostrado la pandemia es que la vida no es así, sino que cuanto más vida pones en algo, más vida produces, más vidas salvas”. Alegre aludió a ese carácter mercantil de la democracia como una de sus principales amenazas. “Al ciudadano le corresponde un concepto de libertad que no es el mismo que el que le corresponde al de consumidor. La ciudadanía ha quedado disuelta a favor de la condición de consumidor, incluso de opciones políticas. También se han roto las relaciones intergeneracionales.

“Se participa en el consumo cuando se entra en un mundo de la vida tecnificado y se entra sin darse cuenta, por eso es tan peligroso. Cuando ves a chicos muy pequeños con su ipad, entran en eso con la vida y depende mucho de los padres que se haga de un modo controlado. Tenemos la sospecha de que la relación del neoliberalismo con la democracia era meramente instrumental y en cierto modo cínica”, señaló Villacañas, “La fanatización de la vida política lleva consigo la apolitización de la inmensa mayoría de los ciudadanos, esto es, lleva consigo una concentración del interés político en los fanáticos. Y la gente medianamente bien dispuesta a una vida común normalizada sale y abandona la escena. Y esto es algo que no debemos permitir; debemos disputarle el espacio político al neoliberalismo”, concluyó.

José Luis Villacañas presentando su libro, por cortesía de Ned Ediciones.

Salva Torres

Carlos Pérez, el hombre museo

“Viaje a Corfú” (Homenaje a Carlos Pérez)
Tour virtual en web de CCCC Cultura Contemporània.
https://www.consorcimuseus.gva.es/centro-del-carmen/exposicions/
Programada hasta el 24 de mayo
(antes de la interrupción por covid 19)

Tal vez no podía ser de otra manera y la posibilidad de visitar físicamente la exposición “Viaje a Corfú” se tuviera que interrumpir debido al cierre de museos por el confinamiento del Covid19. De la misma manera que el propio “viaje” que da nombre a la exposición se quedara a las puertas de poder realizarse.

Una de las vitrinas de la exposición «Viaje a Corfú», con los objetos personales y una fotografía de Carlos Pérez. Foto: MAKMA

“Viaje a Corfú”, nombre que se debe al viaje que estaba planeando Carlos Pérez con sus amigos más íntimos, es un sueño no realizado que se percibe como un guiño propio del sentido del humor, tal vez el penúltimo gran guiño, era hacer dicho viaje a la isla griega que por proximidad y paralelismo, tenía como trasfondo el viaje a Ítaca. Al que le gusta la literatura, Ítaca es una de sus patrias, “la que se ve de lejos”, describe Homero, la que Kavafis define con su poema, “Cuando emprendas tu viaje a Ítaca, pide que el camino sea largo, lleno de aventuras, lleno de experiencias. No temas a los lestrigones ni a los cíclopes ni al colérico Poseidón” […]

Carlos Pérez tuvo el viaje de vida intenso (1947-2013), museógrafo, pedagogo y autor, fue experto en las vanguardias artísticas del s. XX, y amante del cartel como transmisor así como del concepto libro incluso en su forma como contenedor y continente. Su pasión por el material impreso siempre tuvo como trasfondo una visión especial de lo estético, fuera por grotesco, o bien debido a sus proporciones, o por el sentido del color.

Una de las facetas más desconocidas de Carlos Pérez es la de pintor. Foto: MAKMA

Fue director general de Servicios Sociales (GVA, 1983-86), y en el IVAM ocupó varios puestos en los departamentos de comunicación, o didáctica, o como conservador, o asesor (1989 a 2000), siendo en parte, responsable de los fondos de material impreso, carteles, libros de artista, fotografías y catálogos del citado Museo, desde donde Juan Manuel Bonet se lo llevó al Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, (MNCARS) cuando le nombraron director. De allí volvió a Valencia para pasar al MuVIM donde se jubiló. Como amante de las cosas bien hechas, buscaba la perfección y la reflexión, seguramente inspirado por su vocación de logopeda y etapa como pedagogo de niños con problemas auditivos, tiempo en el que diseñó juguetes infantiles inspirado en la lección de Montessori.

Por su espíritu crítico, con toda seguridad, el propio Carlos Pérez no habría concebido la exposición tal cual está dispuesta, (antes del cierre de museos por el covid19 prevista hasta el 24 de mayo de 2020) con una pared repleta de carteles yuxtapuestos que de una forma u otra dan a conocer las exposiciones en las que estuvo detrás (principalmente del IVAM, MCARS y MuVIM), su piano, sus carteles favoritos conforme los tenía dispuestos en su propia casa (extensión del hombre museo que fue), la silla de diseño, un audiovisual que sirve para situarnos ante su perfil, su faceta como pintor, autor, coleccionista, y una vitrina con una foto que evoca con ternura al hombre a un móvil pegado, su último teléfono Nokia, sus gafas, y un par de cuadernos moleskine repletos de notas, cuadernos de bitácora de su travesía por la vida hasta llegar a Ítaca.

Vista de una de las paredes de la exposición en el CCCC Cultura contemporània. Foto: MAKMA

Emotivo acercamiento a un hombre-museo que dejó poso, y al que cuando la República Francesa le condecoró con la medalla de las Artes, se le hoyó decir con su sentido del humor característico: “Esto se lo dan a uno cuando tiene pie y medio ya en el estribo”.

Vicente Chambó