EDITORIAL | MAKMA ISSUE #01

MAKMA ISSUE #01
Editorial
MAKMA, Revista de Artes Visuales y Cultura Contemporánea, 2018

Solemos echar la culpa de todo a la falta de cultura. Si tuviéramos cultura muchos de los problemas que asolan el planeta desaparecerían, incluidos, claro está, los que se producen entre las personas. Porque el roce no siempre hace el cariño, sino que también genera chispas que suelen avivar incontrolables fuegos. De manera que necesitamos cultura con la que apagarlos. El asunto es que cultura, como apuntó de forma provocadora el filósofo Gustavo Bueno, también es la silla eléctrica: “Y alta cultura civilizada, por cuanto supone el control de la energía eléctrica”.

Portada de MAKMA ISSUE #01, a partir de una de las obras del proyecto ‘Caminos del deseo’, del artista y miembro de MAKMA Ismael Teira.

Woody Allen, en un tono igualmente sarcástico, alerta de esa faz menos amable de la cultura: “Cuando escucho a Wagner durante más de media hora me entran ganas de invadir Polonia”. Y otro tanto dice el protagonista de ‘La naranja mecánica’, del escritor Anthony Burgess: “Se decía que la Gran Música y la Gran Poesía tranquilizarían a la Juventud Moderna y conseguirían Civilizarla. [Sin embargo] La música siempre me excitaba, oh hermanos míos, haciéndome sentir como si fuera el propio y viejo Bogo [Dios] en persona, listo para descargar rayos y centellas”.

De manera que cultura, sí, pero no la cultura per se, como si el solo hecho de enarbolar su prestigio nos protegiera de sus contraindicaciones. Y aquí es donde entra MAKMA, la revista de artes visuales y cultura contemporánea, que celebra sus cinco años de existencia. Un lustro comprometido con esa cultura de la que precisamente conviene precaverse de su tendencia a la confrontación, que suele ser patrimonio del debate ideológico. MAKMA nació, en plena crisis económica, es decir, a contracorriente, para propiciar una cultura en la que prime la interrogación por la vida, en lugar de la respuesta lapidaria.

Es en este sentido que nacimos comprometidos con la cultura. Un compromiso alejado de ese otro ligado, precisamente, a la práctica política. ¿Cuántas veces hemos oído que el arte debe ser comprometido? ¿Con qué y, lo más peligroso, contra qué? Acostumbrados al entretenimiento más ramplón, que circunscribe la cultura al espacio de ocio donde todo se mide por la sola rentabilidad económica, hemos deducido que, para sacarla de ahí, teníamos que agitarla como si fuera un cóctel molotov para despertar tanta conciencia adormecida.

Extracto inicial del editorial de MAKMA ISSUE #01.

Quien así se conduce da por supuesto que él, artista soberano o entidad abanderada, posee la llave de la cultura con la que abrir las mentes cerradas. He ahí su compromiso asociado al combate, a la cultura como ariete que vendría a doblegar al otro, ya sea este otro el capitalismo, la política conservadora o la sociedad del bienestar que da pábulo a ese entretenimiento anestésico. De manera que quien así se conduce, portador de un discurso que se quiere rompedor, utiliza la cultura como acicate o espoleta con la que detonar la carga explosiva contenida en el objeto artístico.

La cultura así entendida se nutre de ideología, en tanto campo de lo político que traza con claridad la raya del adversario, localizando al enemigo para justificar moralmente la lucha. No es esa la cultura que defiende MAKMA, por mucho que den ganas, un día sí y otro también, de gritar contra la injusticia, los desmanes del poder o la estulticia consumista. Y no lo es porque la cultura, tal y como la entendemos en MAKMA, es un espacio de interrogación a salvo del odio, que se pregunta por él y por todo aquello que anida en el interior de un sujeto habitado por cierta pulsión destructiva. Nosotros, como el cineasta Terry Gilliam, solo deseamos que la gente vuelva a pensar: “Hay demasiada furia ahí fuera y eso no me gusta”. En MAKMA, tampoco. Por eso reivindicamos el pensamiento sosegado y la cultura comprometida con él, así pasen otros cinco años.

Este artículo fue publicado en MAKMA ISSUE #01, revista especial en papel con motivo del quinto aniversario de MAKMA, Revista de Artes Visuales y Cultura Contemporánea, en junio de 2018.

MAKMA

Fe de erratas

Makma ISSUE #02

Habla la leyenda de un personaje llamado Titivillus (o Tutivillus), un demonio que trabajaba en nombre de Satanás y cuya maldad provocaba primero errores en el trabajo de los escribas, y años más tarde en imprentas, autores y editores. Está claro que a este demonio no le gustaba que el pensamiento humano se pudiera custodiar sobre el papel, así que se dedicaba a robar palabras y letras con el fin de tergiversar significados, generar dudas, y crear confusión al lector, provocando a la vez trifulcas entre escritor, editor y transcriptor del texto. Cuanto más daño hiciera al mundo de las letras, más satisfactoria su malvada labor.

Titivillus, tatuaje. Imagen de archivo: Vicente Chambó

Destacan de él interpretaciones gráficas medievales muy características, identificándolo como un ser con zarpas de demonio en plena huída con un saco en la espalda repleto de “tipos” (letras) hurtadas de cualquier texto, o con un hatillo con libros en ristre dándose a la fuga.

Titivillus. Imagen cortesía www.h2g2.com

La primera referencia de sus fechorías está datada en 1285, concretamente en el Scrirptorium de Tractatus de Penitentia, de John Galensis (Juan de Gales), aunque con posterioridad, aparece en diferentes manuscritos con imágenes dignas de un Bestiario conforme a lo descrito. Tras el invento de Gutemberg, Titivillus traslada su campo de batalla a cualquier imprenta, importante o humilde, donde se le atribuyen todas las erratas detectables. Ya en el s. XX el autor e ilustrador Marc Drogin, señala en su manual Medieval Calligraphy: Its history and technique (1980, Allanheld, Osmun & Co. Publishers, Inc. y Abner Schram, Ltd.) lo siguiente:

 “Durante el último medio siglo, todas las ediciones del Oxford English Dictionary han incluido alguna referencia de página incorrecta con una primera mención a Titivillus a pie de página”.

Titivillus en plena huída. Imagen de archivo: Vicente Chambó.

Pero ni Cervantes, ni Lope, Quevedo o Góngora, se libraron tampoco de Titivillus en las respectivas ediciones de sus obras, sobre todo en las primeras, que son como es natural, las que más erratas contienen.

Ya más recientemente (2015), este legendario ser se convirtió en protagonista al dar nombre a la Revista Internacional sobre Libro Antiguo (prensas de la Universidad de Zaragoza) que no es otro que: Titivillus (ISSN-0915, 1 2015).

Montaje con MAKMA ISSUE #002 y revista Titivillus. Vicente Chambó 2019.

Así las cosas, aunque era impensable que la bestia hubiera desaparecido por completo, (se la creía más bien adormecida debido a la proliferación de lo digital) no podríamos habernos imaginado que Titivillus podría atacar a la revista MAKMA ISSUE #02. Pero lo hizo. Y se valió de la consecución de diversos hechos, como ocurre en los peores accidentes, aprovechando que estaba lanzada la fecha de la fiesta de aniversario MAKMA, con los invitados convocados, y todo en marcha para presentar la revista en papel, para cuya realización, maquetación e impresión, se disponía de un espacio de tiempo muy reducido.

Así Titivillus, debió perpetrar varios ataques sin ser descubierto. El primero con la intención de suprimir la firma de la fotógrafa con mayor presencia en el Palau de la Música (Valencia) en los últimos años, -un total de 25 según las palabras de la propia Eva Ripoll- para arrebatar su firma de la magnífica imagen de la página 81, y de la que MAKMA, da fe de errata en este artículo sobre el 250 aniversario de Bethoven a celebrar en el indicado Palau de La Música de Valencia en 2020.

Leila Josefowicz y Ramón Tebar. Palau de la Música, Valencia. Fotografía de Eva Ripoll cuyo pie de foto no aparece en ISSUE #02 MAKMA, Página 81

El trabajo de Eva Ripoll en fotografía es conocido y reconocido, pero no el de escultura, (Art i Natura, Dones Creadores. Casa de la Cultura, Alzira, Valencia). MAKMA, sigue buscando el momento de la cadena en el que se coló Titivillus para arrancar la firma de Eva Ripoll del pie de foto, precisamente, golpeando donde más duele a MAKMA, que es justo en el merecido reconocimiento a la propiedad intelectual y el respeto a los derechos de autor.

Pep Carreres, Eva Ripoll, Gloria Tello e Ivan Balaguer en la Exposición Art i Natura Dones Creadores. Fotografía Sales Prats

No conforme con esto, Titivillus comete otro ataque con saña en la página 43, (entrevista a Sara Joudí, realizada por Merche Medina, robando una “S” del titular que desapareció como por arte de magia). “Durante este tiempo hemos podido ganar la confianza de los coleccionistas” debería figurar en el texto de la entrevista a la gerente de la Galería Shiras (Valencia).

Titivillus devorando una ¨s¨. Página 43, Makma ISSUE #02. Fotografía: Vicente Chambó

En la página 94, último párrafo, 5ª línea, en lugar de ¨entre el anarquismo racional y el poliamor» debería leerse ¨entre el anarquismo relacional y el poliamor». Y en otro aspecto, es importante comentar que el papel escogido para imprimir el citado número MAKMA ISSUE #002 parece haber sufrido cambios en su morfología, al menos se ha detectado una menor capacidad de absorción, aunque mínima, y esto cambia sensiblemente algún matiz que puede ser imperceptible para la mayoría, pero nunca para un editor.

Sara Joudí, gerente de Galería Shiras. Fotografía de Archivo MAKMA.

Damos fe de estas erratas y errores, y solo nos queda el consuelo de que libros, revistas, sellos, y carteles míticos, se convirtieron en objeto de deseo por la presencia de este tipo de erratas, y cuanto más grandes mejor. Y precisamente por ser imperdonables los citados casos, en unos años ya se encargarán de darle valor al ejemplar de MAKMA ISSUE #002 coleccionistas de rarezas y casas de subastas. Ojalá el tiempo pueda resarcir a Eva Ripoll y Sara Joudí lo que el demonio de los errores les haya podido restar.

Con tantos siglos de leyenda, mencionar las fechorías de Titivillus y mantener viva la historia de sus andanzas nos ayudará a crecer con la humildad que exigen nuestros papeles.

Vicente Chambó

En busca de la esencia intangible

Un viaje pendiente -al reino de Mustang-. Daniel Torán.
Editorial Círculo Rojo, 2016

Portada del libro de Daniel Torán. Editado por Círculo Rojo.

Portada del libro de Daniel Torán. Editado por Círculo Rojo.

El escritor Daniel Torán (Montevideo 1961 – Valencia, hoy), licenciado en Ciencias del Trabajo, Coach personal y ejecutivo, formado en Recursos Humanos, Cooperación Internacional y Gestión de ONG, con una dilatada experiencia de más de 25 años como directivo y consultor dedicado a la gestión de personas, y autor de “Subir hacia abajo” -Un viaje por el Himalaya y las profundidades de la mente-, presenta de la mano de la Editorial Círculo Rojo su nueva novela titulada “Un viaje pendiente” -al reino de Mustang-.

Daniel Torán

Daniel Torán. Imagen cortesía Mediterránea.

Obra en la que nos cuenta su trayectoria en torno al reino de Mustang, ubicado al norte del Annapurna, cerca del nacimiento del río Kali Gnadaki. Allí experimenta una nueva concepción de la cultura nepalí, donde se conservan thankas y enormes estatuas de budas y deidades cuya apariencia permanece prácticamente intacta desde el siglo XV. Allí, sus gentes viven felices a pesar de las condiciones precarias existentes. Torán conoce los Reinos perdidos de un Tibet conservado en tiempos ancestrales, adentrándose en su capital Lo Mathang, situada en uno de los lugares más recónditos y menos turísticos, a la que se accede a través de las grandes gargantas rocosas-, y en la que se empapa de conocimientos relacionados con la condición humana y la existencia.

Viaje que emprende en uno de los peores momentos de su vida, y donde descubre gracias al proceso sanador de la cultura ancestral, una nueva forma más positiva de ver las cosas. Donde medita sobre el camino vital recorrido y se da cuenta de que en realidad no todo es tan negativo. Observar los acontecimientos utilizando una perspectiva aérea para así poder actuar con más lucidez y perspicacia. Y es que en realidad, todo depende de los ojos con los que se mire.

En este sentido Daniel, caracterizado por su peculiar estilo y profundo conocimiento de la naturaleza humana, combina lo serio desde las reflexiones con lo irónico -viajes y experiencias-. Por lo que su objetivo principal es transmitir al lector con todo lujo de detalles, una gran variedad de personajes y paisajes. Como él dice:

 «Una historia siempre condensa una inmensa cantidad de nociones, visiones, sentimientos y hasta ideas que flotan virtualmente en la memoria y se entremezclan con las emociones que en un momento determinado te impulsan a sentarte a escribir».

Obra que, a través de sus personajes que cobran vida para contar su propia historia, caminos, cultura ancestral y pueblos remotos. Sume al lector en un universo paralelo en el que descubrirá la paz interior. Que no todo lo tangible es imprescindible para ser feliz.

Encontrar la fragancia de aquello intangible.

Fotografía en el Tíbet. Daniel Torán.

Daniel Torán en la cordillera del Himalaya. Imagen cortesía Mediterránea.

Lucía Cajo

Géneros de la técnica y el espanto en ‘Arquitectura y Terror’

‘Arquitectura y Terror’, nº8 de la revista Canibaal
Colegio Mayor Rector Peset
Horno de San Nicolás 4, Valencia
Viernes 26 de mayo de 2017 a las 19:30

La revista valenciana Canibaal (Revista de Arte, Literatura y Filosofía del colmillo) presenta el viernes día 26 de mayo su octavo número, dedicado en esta ocasión a una sugerente doble temática: ‘Arquitectura y Terror’. Como ya viene siendo habitual, la presentación tendrá lugar en el Colegio Mayor Rector Peset de Valencia (Plaza del Horno de San Nicolás, 4), situado en pleno dentro del barrio de El Carmen. El acto dará comienzo a las 19:30.

Canibaal. Makma

Inma Coll (imagen de cubierta), Jesús Palacios, José Luis Jover, Juan Francisco Ferré, Bárbara Traver, Susi Lizondo o Álvaro Colomer son solo algunos de los más de 50 colaboradores (artistas plásticos, fotógrafos, pensadores, poetas y escritores) que han participado en un número en papel de más de 150 páginas. Se ha reflexionado de forma interdisciplinar sobre vanguardia, crisis y actualidad de la arquitectura, literatura y arte que tienen al terror como principal motivo y, finalmente, sobre algunas de las inquietantes intersecciones clásicas entre ambos temas: la mansión gótica, la Torre de Babel, el monumentalismo, con especial atención a confluencias actuales no exentas de una mirada crítica en términos sociales, morales y estéticos: los nuevos «muros», los campos de refugiados, la pervivencia de construcciones vinculadas a los totalitarismos.

Encrucijadas y confluencias que abarcan un número imaginativo de episodios y referentes: del cine de Hitchcock a Birdie de la Compañía Señor Serrano, Guantánamo, la valla de Melilla, casas del bosque, albergues incendiados en el corazón de Europa, el hotel Overlook (El Resplandor), la casa de los Usher de Poe, el «no lugar» del antropólogo Marc Augé, las ruinas, King Kong en la cumbre del Empire State y muchos otros.

Imagen del ínclito Hotel Overlook, edificación protagónica de 'El Resplandor' (Stanley Kubrick, 1980).

Imagen del ínclito Hotel Overlook, edificación protagónica de ‘El Resplandor’ (Stanley Kubrick, 1980).

Se consagra la polémica sección de crítica del delegado en España de FIPRESCI, Oscar Peyrou, sobre películas que no ha visto, el ensayo, la poesía y los ecos que el doble leitmotiv del número suscita en los ámbitos artístico, literario, musical y cinematográfico, así como las nuevas secciones de pensamiento con reflexiones en clave feminista (la metáfora del «techo de cristal») y socioeconómica: suburbans, Lager, espacios de ocio de acuerdo con la crítica ya clásica de Marcuse, metáforas arquitectónicas y clases sociales (J. G. Ballard), los Centros de Internamiento de Extranjeros o las Torres Gemelas de Nueva York.

Fotograma de la película 'King Kong' (Cooper & Schoedsack, 1933), aupado sobre el Empire State Buiilding de Nueva York.

Fotograma de la película ‘King Kong’ (Cooper & Schoedsack, 1933), aupado sobre el Empire State Buiilding de Nueva York. 

El testimonio de la APIV sobre la crisis de los refugiados

‘Refugio ilustrado. Entre el ataúd y la maleta’, de la Associació Professional d’Il·lustradors de Valéncia (APIV)
Escola d’Art i Superior de Disseny de Castelló (EASD)
Plaza de Fadrell 1, Castellón
Hasta el 16 de diciembre de 2016

L’Escola d’Art i Superior de Disseny de Castelló (EASD) ha inaugurado en el vestíbulo de la escuela la exposición ‘Refugio ilustrado. Entre el ataúd y la maleta’, organizada por la Associació Professional d’Il·lustradors de Valéncia (APIV), y con la colaboración la Diputación de Castellón.

La muestra, que anualmente impulsa APIV, está dedicada este año a las personas refugiadas. La asociación, que lanzó en enero la campaña gráfica ‘Refugio ilustrado’ “en apoyo de las personas migrantes, víctimas de esta llamada crisis de los refugiados y de la inoperancia de los países europeos”, recibió a lo largo de tres meses más de 270 ilustraciones provenientes de nueve países de Europa y Latinoamérica, además de la participación del artista sirio Yaser Safi y de los alumnos y alumnas de la escuela. Tras un proceso de selección, finalmente se exponen un total de 150 trabajos.

Un instante del discurso inaugural de “Refugio ilustrado. Entre el ataúd y la maleta”, de la APIV, en el vestíbulo de la Escola d’Art i Superior de Disseny de Castelló (EASD). Fotografía cortesía de los organizadores.

Un instante del discurso inaugural de “Refugio ilustrado. Entre el ataúd y la maleta”, de la APIV, en el vestíbulo de la Escola d’Art i Superior de Disseny de Castelló (EASD). Fotografía cortesía de los organizadores.

La inauguración de esta exposición en Castellón, acercando la triste realidad que viven millones de personas en todo el mundo, ha sido posible gracias a la subvención convocada para actividades culturales de la Diputació de Castelló y la estrecha colaboración con la EASD Castelló. Al acto asistieron por parte de la institución provincial el diputado de Cultura, Vicent Sales, y la Jefa del Servicio de Cultura Nuria Felip. También estuvieron presentes el concejal de Educación en el Ayuntamiento de Castellón, Enric Porcar, y el gerente de la Fundación Dávalos-Flétcher, José Vicente Ramón.

El director de l’Escola, Miguel Monar, explicó que el objetivo de la muestra no es otro que “sensibilizar sobre un problema grave que afecta, según la Agencia de la ONU, a 65 millones de desplazados”. “El compromiso de la escuela es la concienciación. Y no es casualidad que ésta sea la segunda exposición sobre esta temática en lo que llevamos de curso”, añadió. Monar explicó que por parte de l’Escola han participado alumnos del título de Ilustración, profesores y también alumnos de 4º de Diseño de Interiores, -dentro de la asignatura de Instalaciones efímeras-, en lo que al montaje se refiere. Al respecto, la profesora señaló que se han creado cinco expositores de madera y una serie de caminos con lonas de camión para evocar los kilómetros recorridos por los refugiados y también, simbólicamente, las huellas que han dejado.

Ilustración de Ángel Ventura, perteneciente a la exposición  'Refugio ilustrado. Entre el ataúd y la maleta', de la APIV, en el vestíbulo de la Escola d’Art i Superior de Disseny de Castelló (EASD). Fotografía cortesía de los organizadores.

Ilustración de Ángel Ventura, perteneciente a la exposición ‘Refugio ilustrado. Entre el ataúd y la maleta’, de la APIV, en el vestíbulo de la Escola d’Art i Superior de Disseny de Castelló (EASD). Fotografía cortesía de los organizadores.

El profesor de Ilustración, Alain Campos, explicó que este es el segundo año que l’Escola colabora con la APIV en su exposición anual. “El resultado es una fuente de alimentación para nuestros alumnos y alumnas que pueden contemplar estos días 150 trabajos muy inspiradores. En común tienen todos ellos el plasmar una situación intolerable, pero cada uno con una visión personal y muy diferente”, comentó Campos.

Desde la APIV agradecieron a l’Escola y, en especial, al director Miguel Monar y a los profesores  Alain Campos y Pablo Ruiz su implicación. Respecto al programa de Ilustración Gráfica en el que colaboran ambas instituciones se han seleccionado los trabajos de Ángel Ventura y Elisabeth Nebot que, además, han sido becados durante un año con la pertenencia gratuita a la asociación. El diputado de Cultura cerró el turno de parlamentos calificando la exposición de “iniciativa magnífica”.

Ilustración de Javier Olivares, perteneciente a la exposición  'Refugio ilustrado. Entre el ataúd y la maleta', de la APIV, en el vestíbulo de la Escola d’Art i Superior de Disseny de Castelló (EASD). Fotografía cortesía de los organizadores.

Ilustración de Javier Olivares, perteneciente a la exposición ‘Refugio ilustrado. Entre el ataúd y la maleta’, de la APIV, en el vestíbulo de la Escola d’Art i Superior de Disseny de Castelló (EASD). Fotografía cortesía de los organizadores.

El primer artista invitado a sumarse a la campaña fue el pintor y grabador sirio Yaser Safi con su obra Militarization de 2014. En la exposición, pueden verse las obras de ilustradores e ilustradoras de diferentes generaciones, estilos y trayectorias como Juan Berrio, Sonia Pulido, El Roto, Ajubel, Javier Olivares, Rocío Araya, Pep Carrió, Enrique Flores, Erica Fustero, Riki Blanco, Diego Flisfisch, Cachetejack, Luis Demano, Núria Tamarit, Julia Cejas o Joan Negrescolor.

Vista general de la inauguración 'Refugio ilustrado. Entre el ataúd y la maleta', de la APIV, en el vestíbulo de la Escola d’Art i Superior de Disseny de Castelló (EASD). Fotografía cortesía de los organizadores.

Vista general de la inauguración ‘Refugio ilustrado. Entre el ataúd y la maleta’, de la APIV, en el vestíbulo de la Escola d’Art i Superior de Disseny de Castelló (EASD). Fotografía cortesía de los organizadores.

 

Taller infantil sobre la Ruta de la Seda

Taller infantil
«Tu libro de artista inspirado en la Ruta de la Seda y Valencia»
Producido por pintaValencia, mucho más que una academia de pintura
Sábado 19 de noviembre: 10:30 h.
Domingo 20 de noviembre: 12:00 y 17:30 h.
SINDOKMA (Festival del libro)
Russafa Gallery, Pedro II el Grande, 11

tallerSD

SINDOKMA es un festival del libro -coorganizado por MAKMA, la asociación Mostra LIJ y la Conselleria D’Educació, Investigació, Cultura i Esport de la Generalitat Valenciana-, que reporta preeminencia a todas sus morfologías posibles, vertebrado por una apuesta de contenidos y perfiles heterodoxos -con la presencia de librerías y editoriales independientes, así como sellos de libro de artista- que prestará una especial atención al público infantil. Durante los días 19 y 20 de noviembre 2016, pintaValencia estará en la sede del festival (Russafa Gallery, Pedro II el Grande, 11) para que los más peques puedan realizar su propio libro de artista, conociendo la importancia de la Ruta de la Seda en Valencia.

El objetivo del taller es el de realizar un trabajo didáctico para público infantil en el que aunar el interés por la cultura en general, a través de los ámbitos literario, artístico, histórico y plástico en particular. Más de medio centenar de niños y niñas conocerán la importancia de la Ruta Occidental de la Seda de la UNESCO a propósito del nombramiento de Valencia como Ciudad de la Seda 2016.

MULTAQA OK.indd

Así, el taller didáctico producido por pintaValencia busca fomentar e impulsar el respeto a la interculturalidad entre los pueblos y el patrimonio artístico de la ciudad, focalizado en dos importantes monumentos como el Colegio del Arte Mayor de la Seda y la Lonja de los Mercaderes de la Seda.

El resultado se materializa en forma de libro de artista que recoge y atestigua la relevancia de la Ruta de la Seda en la cultura mediterránea, especialmente en Valencia, haciendo hincapié en la importancia que tenían antaño las moreras en el desarrollo de la sericultura, dado que las hojas de este árbol son el alimento fundamental del gusano de seda.

El taller es GRATUITO cuenta con un número de plazas limitado, por lo que es necesaria la reserva previa rellenando el formulario disponible en la web de pintaValencia. La duración aproximada de los talleres es de 45 minutos, y está dirigido a participantes de entre 5 y 12 años.

liceoOCT16.cdr

La fugacidad cáustica de Canibaal

‘Ironía y brevedad’, nº7 de la Revista Canibaal
Intramurs
Colegio Mayor Rector Peset
Horno de San Nicolás 4, Valencia
Jueves 27 de octubre de 2016 a las 19:30

El Colegio Mayor Rector Peset, en el seno de la presente edición del festival Intramurs, acoge la presentación del número 7 de la Revista Canibaal, cuyo cuyo tema central y título es «Ironía y brevedad». La cubierta es una obra de Artur Heras adaptada para Canibaal por el propio artista de Xàtiva.

Entre los contenidos destacan las entrevistas al propio Heras, a Luis Magrinyà, a Tonino y a Vicente Vergara, ensayos sobre los géneros breves de José Ramón González y Juan Poz, microensayos de Guillermo Fadanelli o Paco Inclán, microrrelatos de Ana Pérez Cañamares o Ana María Shua, aforismos de Andrés Trapiello, Carlos Marzal, Ramón Eder y Erika Martínez, entre otros, y una amplia muestra de poesía inédita y original de autores que han tratado la brevedad y la ironía.

Canibaal. Makma

Entre la obra gráfica destacan las contribuciones de artistas como Hèléne Crescent o Marie-Lou Desmeules. Además de fotografía y crítica literaria, musical y cinematográfica (Óscar Peyrou), Canibaal incorpora, a partir de este número, una sección sobre cuestiones filosóficas que ha contado con la participación de Vicente Sanfélix, Juan Antonio García Amado, Javier De Lucas y Anacleto Ferrer.

La Revista de Arte, Literatura y Filosofía (del colmillo) Canibaal es una publicación impresa de carácter semestral que nació en Valencia en 2013. Dirigida por Ximo Rochera (Castellón, 1968), Jesús García Cívico (Valencia, 1969) es el Jefe de Redacción y Pablo Miravet (Palma de Mallorca, 1967) su Editor Literario. Canibaal cuenta en su Consejo Asesor con referentes del mundo del arte, el pensamiento y la literatura como Carmen Calvo, Javier de Lucas, Francisco Ferrer Lerín, Antonio Beneyto, Olga Jornet, Rubén Martín Giráldez, Tonino Guitián y muchos otros nombres que avalan la calidad de una propuesta que enlaza el ánimo transgresor de las vanguardias (el nombre de la revista es un híbrido de Canibale, de Picabia, y Baal Babilonia, de Fernando Arrabal) con temas y miradas novedosas.

Imagen de la obra 'Deriva mediterrània, de Arur Heras. Fotografía cortesía de Canibaal.

Imagen de la obra ‘Deriva mediterrània, de Arur Heras. Fotografía cortesía de Canibaal.

 

 

Las prácticas artísticas a debate en Cuenca

‘La situación 2016 arte por-venir’, Facultad de Bellas Artes de la UCLM
Diversos espacios
Cuenca
Del 18 al 21 de octubre de 2016

El encuentro internacional ‘La situación 2016 arte por-venir’ (LS2016), que se celebrará en Cuenca del 18 al 21 de octubre, tiene como objetivo debatir sobre el estado actual de las prácticas artísticas en España y América Latina. Se articula como un espacio de discusión presencial y virtual para artistas consolidados y en formación de diversos países, muchos de ellos interviniendo como delegados o portavoces de grupos que habrán mantenido debates previos. El encuentro se celebrará en paralelo a otras manifestaciones artísticas desplegadas en diversos espacios de la ciudad de Cuenca, con una programación de actividades, como muestras de trabajos, intervenciones y performances, que se podrán

Organizado por la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Castilla-La Mancha, toma su nombre del encuentro de ámbito estatal que tuvo lugar también en Cuenca en abril de 1993, dirigido por Horacio Fernández y Ángel González, en el contexto de la crisis que afectó a la economía, la sociedad y la cultura a principios de los noventa. En LS2016 se presentará una edición facsímil de los boletines editados tras dicho encuentro.

La situación 2016. Makma

El encuentro contará con la presencia de más de cincuenta ponentes, entre artistas, comisarios, colectivos y gestores culturales, entre los que cabe señalar a Isidoro Varcárcel Medina, Rogelio López Cuenca, Nicolás París, Rolf Abderhalden, María Cañas, Los erroristas, Cabello/Carceller, Luis Camnitzer, Wilfredo Prieto, Dionisio Cañas, María Ruido, Mujeres Creando, Aurora Polanco, Jordi Claramonte, etc.

El día 18, durante la inauguración, se proyectará de ‘No escribiré arte con mayúscula’, documental sobre la obra de Isidoro Valcárcel Medina, que contará con la presencia del propio artista en un coloquio posterior. El artista murciano ejerce como enlace entre las dos ediciones del encuentro, ya que participó también en la de 1993.

Cartel de la primera edición de 'La situación', celebrada en 1993. Fotografía cortesía de los organizadores.

Cartel de la primera edición de ‘La situación’, celebrada en 1993. Fotografía cortesía de los organizadores.

La crisis actual es mucho más profunda que la de 1993; por ello en los últimos años se han multiplicado los foros de debate para pensar otros modos de hacer en todos los ámbitos. En éste tendrán voz, en primer lugar, los artistas, pero no en exclusiva y no para debatir sólo sobre arte, sino sobre la contribución que las prácticas artísticas pueden y deben hacer para pensar y re-imaginar la crisis.

El encuentro pretende exponer estrategias, compartir tácticas y cartografiar maneras de hacer que en los últimos 20 años hayan respondido abierta y pluralmente desde las más dispares prácticas del arte contemporáneo en España y América Latina a los complejos procesos en los que nos hemos visto inmersos, como la expansión de internet y los modos de organización ligados a él, la “crisis económica” de 2008, las respuestas autogestionadas de la sociedad civil ante la pérdida de derechos, la creciente desigualdad en el reparto de la riqueza, la banalización mercantil que los medios y las instituciones públicas y privadas hacen del arte o los recortes de presupuestos públicos en educación y cultura.

Isidoro Valcárcel durante un instante del documental 'No escribiré arte con mayúscula', que será proyectado durante 'La situación 2016 arte por-venir'. Fotografía cortesía de los organizadores.

Isidoro Valcárcel durante un instante del documental ‘No escribiré arte con mayúscula’, que será proyectado durante ‘La situación 2016 arte por-venir’. Fotografía cortesía de los organizadores.

 

 

 

«Gala es mucho más interesante que Dalí»

‘Gala-Dalí’, de Carmen Domingo
S.L.U. Espasa Libros

Después de otros libros como ‘Nosotras también hicimos la guerra’ (Flor del viento, 2006), ‘Conversaciones de Alcoba’ (Edebé 2009) o ‘La fuga’ (Ediciones B, 2011) y obras de teatro de gran éxito como ‘Solo son mujeres’ (2015-2016), la escritora catalana Carmen Domingo nos desvela, en ‘Gala-Dalí’ (S.L.U. Espasa Libros, 2016), los secretos de la historia personal de Gala y nos invita a hacer una lectura de esta mujer avanzada para su época, sin prejuicios y con la mente abierta.

Uno podría preguntarse el porqué justamente hablar de Gala y no del genio, de Dalí, a quienes todos conocemos más (y algunos, incluso, veneramos como ser irrepetible). Sobre esta elección ella misma nos ha comentado que “cualquier cosa me lleva sobre la pista de algún personaje, que de ahí salta a otro y a otro, hasta que doy con el que me siento a gusto. Y así ha sido con Gala, que al final ha acabado siendo mucho más interesante que Salvador Dalí”.

Gala-Dalí. Makma

De este modo, Domingo, ya cómoda con el personaje, lo estudia, lo escudriña y da un giro de 180 grados a nuestras expectativas, para mostrarnos la parte fundamental y profundamente desconocida de la vida y la personalidad de una pareja distinta, de una mujer que tuvo y quiso hacerse a sí misma y que, a pesar de la época en que le tocó vivir, logró, a través de los hombres, conseguir sus objetivos.

Nacida en Kazán (Rusia) en 1894, Elena Ivanovna Diakonova -nombre original de Gala- tenía la salud delicada debido a una dolencia pulmonar. En su vida infantil y juvenil, en su casa familiar y con sus padres, Elena siente una necesidad de libertad. Cuando su familia la envía a Clavadel (Suiza) para curarse de sus problemas de salud encuentra una ventana abierta al mundo, una posibilidad de salir de su entorno más cercano. En el centro sanitario, Elena, ya convertida en Gala por su propia voluntad, conoce al que será su primer marido, un poeta joven tuberculoso y, sobre todo, atento, que quedará prendado de su personalidad de inmediato. El poeta Eugène Grindel, más conocido como Paul Éluard, será el marido de Gala, el padre de su hija y el apoyo económico fundamental hasta conseguir sus objetivos.

Durante el matrimonio con Éluard, Gala tiene, entre otros muchos, un romance con el artista Max Ernst y, poco después, nacerá su hija Cécile -de quien evitará la responsabilidad toda su vida-. Durante un viaje vacacional a Cadaqués, en 1929, conoce a Salvador Dalí, reconociendo en el joven artista al genio que algún día llegaría a ser y que ella conseguiría que fuera.

Gala se nos describe como una mujer independiente, avanzada a su tiempo, aunque igualmente muy egoísta y fría, cuestión sobre la que Carmen Domingo nos apunta: “las relaciones de pareja y las relaciones sexuales que tiene Gala están libres de prejuicios y convencionalismos y su independencia forma parte de esas mismas características”.

Gala-Dalí. Makma

No se puede leer este libro con la mente cerrada ni con un espíritu demasiado pudoroso; de hecho, la historia se hilvana con una sucesión de romances libertinos para la época. Debido a que el matrimonio con Salvador no podía asentarse en el sexo -por la incapacidad de Dalí de tener contacto físico con ella-, Gala debía encontrar lo que buscaba en otras almas.

Coetánea y amiga de Coco Chanel y amante de Max Ernst, Gala no solamente fue la musa de Dalí, sino también su marchante, su compañera, su ama, su mundo entero. Según nos cuenta la autora, “el genio necesitaba a alguien que lo llevara de la mano y sin esa ayuda el genio seguía, pero no podía avanzar. (Salvador Dalí) Se dio cuenta de eso en el mismo momento en que se murió Gala». Sin embargo, el lector advierte este hecho durante todo el relato, en el que Gala lleva las cuentas, organiza las agendas y no permite a Salvador acercarse a Púbol (Girona) sin su consentimiento previo. Cuando Gala muere el libro se escribe en voz propia de Salvador, reconociéndose en éste al hombre perdido y genio desangelado sin su musa eterna.

De este modo, la aproximación de Carmen Domingo al binomio ‘Gala-Dalí’ es, sin duda, un soplo de aire fresco que nos invita a enfrentarnos a una personalidad fuerte, arrogante, libre de pensamiento y de comportamiento.

Gala-Dalí. Makma

Neus Flores

 

Hongaresa: dos décadas de perseverancia escénica

‘Hongaresa. 20 años en las fronteras magníficas del vino’ (editorial Episkenion)
Sala SGAE Centre Cultural de Valencia
Blanquerías 6, Valencia
Presentación: martes 27 de septiembre, a las 19h

La Companyia Hongaresa de Teatre cumplió en 2015 dos décadas de existencia. Dos décadas durante las que el colectivo teatral, creado por Lola López, Lluïsa Cunillé y Paco Zarzoso, ha puesto en escena más de una veintena de obras y se ha consolidado como una de las compañías especializadas en nuevas dramaturgias más interesantes e imaginativas de la escena actual. El libro ‘Hongaresa. 20 años en las fronteras magníficas del vino’, en edición de Josep Lluís Sirera, repasa ahora toda esa trayectoria y, entre otros contenidos, incluye cinco obras inéditas.

El volumen se presentará el martes 27 de septiembre, a las 19 horas, en la Sala SGAE Centre Cultural de Valencia (C/Blanquerías, 6). El acto, cuya entrada es gratuita, contará con las intervenciones de dos de los miembros fundadores de la Companyia Hongaresa de Teatre, Lola López y Paco Zarzoso, además de Roberto García (dramaturgo y miembro del Consejo Territorial de la SGAE de la Comunidad Valenciana), José Manuel Rambla (periodista), Pedro Luis Alonso (profesor), Xavier Puchades (dramaturgo y director de escena), Jordi Pla (fotógrafo), y las responsables de la editorial Episkenion, Rosa Sanmartín y Remei Miralles.

Imagen de portada de ‘Hongaresa. 20 años en las fronteras magníficas del vino’, de la editorial Episkenion. Fotografía cortesía de la editorial.

Imagen de portada de ‘Hongaresa. 20 años en las fronteras magníficas del vino’, de la editorial Episkenion. Fotografía cortesía de la editorial.

Publicado por Episkenion, editorial valenciana especializada en textos dramáticos y de investigación teatral, el libro ‘Hongaresa. 20 años en las fronteras magníficas del vino’ ha contado con una ayuda para su edición de la Fundación SGAE.

Las fronteras de la imaginación

El volumen ‘Hongaresa. 20 años en las fronteras magníficas del vino’ consta de dos apartados. Por un lado, ‘En las fronteras del tiempo’, en el que se repasa la trayectoria de la Companyia Hongaresa de Teatre a lo largo de estos veinte años que se celebran con esta edición. El capítulo incluye, entre otros contenidos, la colección de programas de las obras representadas y cinco obras inéditas.

Por otra parte, el siguiente apartado, titulado ‘En las fronteras del sueño’, está dedicado a quienes han acompañado a la compañía durante su ya largo trayecto. Se incluyen, por ejemplo, los textos de homenaje en celebraciones realizadas en Barcelona y Sagunto, los poemas inspirados en las fotografías de Jordi Pla y más de un centenar de imágenes que acercan al lector a las magníficas fronteras configuradas desde la creatividad y la innovación.

Diferentes instantes de una las representaciones de Companyia Hongaresa de Teatre. Fotografía cortesía de la compañía.

Diferentes instantes de una las representaciones de Companyia Hongaresa de Teatre. Fotografía cortesía de la compañía.

Las fronteras de la realidad

Con sede en Puerto de Sagunto, la Companyia Hongaresa de Teatre fue fundada en 1995 por Lola López, Lluïsa Cunillé y Paco Zarzoso. Durante todos estos años, su seña de identidad ha sido la palabra como motor de la creación escénica. Han producido más de una veintena de espectáculos (tragicomedias, cabarés políticos, westerns crepusculares, vodeviles metafísicos…) con textos firmados, en la mayoría de los casos, por los propios fundadores de la compañía. Sus montajes se han podido disfrutar en numerosas salas de teatro alternativo, pero también en algunos de los más importantes festivales y recintos escénicos de España y Latinoamérica; por ejemplo, en la Sala Valle-Inclán de Madrid (Centro Dramático Nacional), en el Teatre Lliure de Barcelona o en el Teatro San Martín de Buenos Aires.

En estos veinte años de carrera profesional, “hemos trabajado la tragedia (con, por ejemplo, ‘Aquel aire infinito’, obra de Lluïsa Cunillé que obtuvo el Premio Nacional de Literatura Dramática en 2010), la comedia (con ‘Umbral’, pieza de Paco Zarzoso que ha viajado por Argentina, Chile, Uruguay, Colombia…) o, entre otros géneros, el teatro de la memoria ( ‘María la Jabalina’, escrita e interpretada por Lola López). Es decir, textos muy diferentes que nos han servido de excusa para hablar de la complejidad del ser humano”, explican los artífices de la Hongaresa.

Un instante de la obra 'La cantat calva al McDonald's', de Companyia Hongaresa de Teatre. Fotografía cortesía de la compañía.

Un instante de la obra ‘La cantat calva al McDonald’s’, de Companyia Hongaresa de Teatre. Fotografía cortesía de la compañía.