Filangieri: Elogio del oficio

Artigiani, Occhi Mani Luoghi, por Francesco Filangieri
Sala de la Muralla
Col.legi Major Rector Peset
Plaza del Horno de San Nicolás, 4. Valencia
Hasta el 26 de enero de 2015

“Este hombre es un daguerrotipo móvil y apasionado que registra el más mínimo detalle y en él se refleja, con sus cambiantes destellos, aquello que ocurre, el ritmo de la ciudad, la fisonomía múltiple del espíritu público.” Con esta alusión al reciente invento de la fotografía, el escritor y periodista Victor Fournel hizo una apasionada defensa del azaroso y lento vagar por calles y paseos en su obra ‘Ce qu’on voit dans les rues de Paris’, publicada en 1858. Temprana exaltación del flâneur -figura que adquirió densidad con Walter Benjamin-, que hoy reclaman geógrafos o urbanistas al advertirnos contra nuestra pérdida de experiencia física de las ciudades. Abrumados por un urbanismo excluyente y segregador y por el exceso de edificios icónicos, hemos perdido el arte de hacer ciudades, admite Richard Sennet.

Montaje de fotografías de la exposición 'Artigiani', de Francesco Filangieri. Imagen cortesía de Col.legi Major Rector Peset.

Montaje de fotografías de la exposición ‘Artigiani’, de Francesco Filangieri. Imagen cortesía de Col.legi Major Rector Peset.

Hace ya algún tiempo que el trabajo de Francesco Filangieri –cuya primera formación fue la de arquitecto- es una celebración de la errancia urbana como actividad cotidiana significativa, como manera posible de representar el paisaje y de observar el trato y las relaciones que se van tejiendo entre los ciudadanos y las ciudades. Un propósito que ya aparecía en Luce Divina –donde el interior de las iglesias no era sino una extensión cubierta de las plazas- o en Underview, serie que alteraba la perspectiva de las calles al ser vistas por un fotógrafo convertido en un pequeño insecto terrestre. Ahora, con estos Artigiani, renueva el empeño de hacer visible el ritmo de la ciudad, aquella de los talleres artesanos con frecuencia ocultos o agazapados en la trama laberíntica de las calles. La geografía –Palermo, Londres, Roma, París, Valencia o Friburgo- es muy diversa, pero más allá de las diferencias se reiteran los rasgos compartidos, el amor por el trabajo, por la materialidad del objeto útil y de acabado perfecto, y por el flujo de unos saberes ambulantes que han viajado por Europa o por el mundo. Un incesante intercambio que es evocado por la imagen del repetido regreso de las olas a la orilla que vemos en la Muralla de la Sala de la Muralla.

Fotografía de Francesco Filangieri. Col.legi Major Rector Peset.

Fotografía de Francesco Filangieri. Col.legi Major Rector Peset.

Los talleres son a menudo lugares llenos de misterio, colmados de instrumentos y de desordenados rincones que tienen algo de gabinete de curiosidades. Entrar en ellos permite abrir muchas otras puertas, escuchar otros sonidos y percibir con asombro lo que encierra de único y excepcional un objeto repetido. En estos retratos de carpinteros, restauradoras, cerrajeros, herreros, ebanistas, sastres y ópticos –entre otros muchos oficios- hay una cierta melancolía, como si se tratara de escenas de un mundo que declina. Rostros no exentos de cierto orgullo en la mirada y en el gesto, el gesto de quien se sabe dueño de una competencia técnica y de una destreza que no se agota en unos ojos precisos y en unas manos prodigiosas.

Montaje de fotografías de la tarjeta de presentación de la muestra 'Artigiani', de Francesco Filangieri. Imagen cortesía de Col.legi Major Rector Peset.

Montaje de fotografías de la tarjeta de presentación de la muestra ‘Artigiani’, de Francesco Filangieri. Imagen cortesía de Col.legi Major Rector Peset.

Una de las imágenes muestra a un sonriente fotógrafo en el instante en que acciona el disparador de una vieja y hermosa cámara de caja. Me atrevería  a decir que hay en ella algo más que el tributo al amigo y maestro Giuseppe Cappellani, en cuyo estudio de Palermo se formó Filangieri. Es sobre todo una exigencia moral, una manera discreta y elegante de sugerir que estas fotografías no son superiores a los objetos que construyen quienes vemos en ellas. Artístico y artesanal no son términos rivales. Una buena foto es tan valiosa como una silla bien tapizada o un violín de exacto calibre. Soy y me siento artesano, reconoce el autor a propósito de estas fotografías.

Fotografía de Francesco Filangieri. Imagen cortesía de Col.legi Major Rector Peset.

Fotografía de Francesco Filangieri. Imagen cortesía de Col.legi Major Rector Peset.

Salvador Albiñana

Art públic 2014. Un paso tras otro

XVII Art públic / Universitat pública
Mostra d’art públic de joves creadors
Campus dels Tarongers, Universitat de València
Inauguración: 20 de octubre, 12.30 h.
Conferencia de Isidro López-Aparicio, 11 h.
Hasta el 24 de octubre de 2014

Art Públic / Universitat Pública es un proyecto que desde su inicio, hace diecisiete años, ha pretendido servir de cauce para propuestas artísticas efímeras capaces de visibilizar las preocupaciones críticas de la sociedad. En el transcurso del tiempo se muestra un ejercicio de coherencia en la mayor parte de las intervenciones que, aún en los tiempos de la economía sobreexcitada, no perdió de vista un horizonte crítico con los excesos del urbanismo, el deterioro del territorio y la calidad ambiental, los abusos del poder en la toma de decisiones, la precariedad laboral y las dificultades de los jóvenes para acceder al mercado de trabajo, entre otros temas.

Art públic / Universitat pública. Plano con ubicación de proyectos. Campus dels Tarongers, Universitat de València.

Art públic / Universitat pública. Plano con ubicación de proyectos. Campus dels Tarongers, Universitat de València, 2014.

En la edición que ahora se presenta, los artistas seleccionados siguen ahondando en preocupaciones compartidas con la sociedad, con el crecimiento de la precariedad y la necesidad de una mayor participación como ejes comunes.

Colectivo Naranjayrojo. Todas las postales llegan a Roma. Cortesía de los artistas.

Colectivo Naranjayrojo. Todas las postales llegan a Roma. Cortesía de los artistas.

1. COLECTIVO NARANJAYROJO. Todas las postales llegan a Roma
La postal es el medio elegido para este proyecto por sus capacidades participativa y comunicativa. Una experiencia de mail art puesta a disposición de los estudiantes y del personal de la Universitat de València para hacer llegar a la Conselleria d’Educació de la Generalitat Valenciana las preocupaciones de la sociedad acerca de la educación pública.

Colectivo Cráter. Mapa de los deseos. Voces de la comunidad universitaria. Cortesía de los artistas.

Colectivo Cráter. Mapa de los deseos. Voces de la comunidad universitaria. Cortesía de los artistas.

2. COLECTIVO CRÁTER. Mapa de los deseos. Voces de la comunidad universitaria
A partir de una serie de entrevistas realizadas a miembros de la comunidad universitaria, se crea un recorrido por el Campus dels Tarongers a través de aquellos deseos liberados de las presiones de la eficacia y la eficiencia por las que nos vemos obligados en nuestra vida cotidiana. A través de códigos QR se dibuja un mapa de los deseos que nos permite escuchar cada una de las grabaciones.

Ramón Espacio / Rodrigo Lombardo. De cobayas y tormentas. Cortesía de los artistas.

Ramón Espacio / Rodrigo Lombardo. De cobayas y tormentas. Cortesía de los artistas.

3. RAMÓN ESPACIO/RODRIGO LOMBARDO. De cobayas y tormentas. Con la que está cayendo
Desde el inicio de la crisis los estudiantes están sufriendo una serie de mermas en sus derechos que afectan directamente a su futuro. Subidas de tasas, disminución de becas y ayudas, desaparición de asignaturas optativas y reducción de personal docente han sido la tónica impuesta por las medidas y los recortes presupuestarios que ha provocado la crisis. Todos estos factores se traducen en ataques a la igualdad de oportunidades y a la calidad de la enseñanza.

Ana Navarro. Precatur. Cortesía de la artista.

Ana Navarro. Precatur. Cortesía de la artista.

4. ANA NAVARRO TATAY. Precatur. Agencia de viajes
Precatur es una falsa agencia de viajes, convertida en herramienta que critica la actual situación de crisis social, económica y política del Estado español, con el propósito de distinguir entre los viajes de placer y la salida forzada del país a la que se ve abocada una parte creciente de la juventud. La frivolidad con la que se ha abordado la «movilidad exterior» y la precariedad es el eje alrededor del cual gira este proyecto. http://precatur.wordpress.com/

Alejandro Bonnet de León. Casas de papel (Urbanización post-burbuja inmobiliaria). Cortesía del artista.

Alejandro Bonnet de León. Casas de papel (Urbanización post-burbuja inmobiliaria). Cortesía del artista.

5. ALEJANDRO BONNET DE LEÓN. Casas de papel (Urbanización postburbuja inmobiliaria)
En las circunstancias actuales es todo un lujo tener una vivienda en propiedad. Aunque en la Constitución se reconoce el derecho a cada español a tener acceso a una vivienda digna, nuestra realidad es bien distinta. Los desahucios se han convertido en una noticia lamentablemente habitual, viviendas que después permanecen vacías por voluntad de un banco, mientras otros pasan a dormir bajo cartones.

Gemma Alpuente / Mª Isabel García. Be creative. Cortesía de las artistas.

Gemma Alpuente / Mª Isabel García. Be creative. Cortesía de las artistas.

6. GEMMA ALPUENTE ADAM / MARÍA ISABEL GARCÍA MUÑOZ. Be creative
Cualquiera que pasee por el Campus dels Tarongers advertirá que se trata de un espacio arquitectónico sobrio, con edificios que siguen una pauta cuadriculada, casi monocromos y de formas repetitivas. Be creative rompe la monotonía y busca recordarnos que la creatividad se desarrolla en todos los campos del pensamiento y en la vida cotidiana, como un soporte más en el que apoyarnos para revolucionar las posibilidades de lo real.

Zarva Barroso. Think TV. Cortesía del artista.

Zarva Barroso. Think TV. Cortesía del artista.

7. ZARVA BARROSO. Think TV
El cómic, entendido como arte secuencial en el que se alían la imagen y el contenido para contar una historia esperando una respuesta de quien lo lee, es empleado por el artista como un medio transformador con el que visibiliza realidades diversas y desigualdades sociales, conduciendo a la reflexión del espectador. Think TV se plantea como un dispositivo que cuestiona nuestra actitud pasiva ante la televisión.

 

Calles de película

Ciudades de cine, de Ediciones Cátedra
Coordinado por Francisco García Gómez y Gonzalo M. Pavés
Participan: Pilar Pedraza, Juan López Gandía, Carlos A. Cuéllar y Carmen Guiralt

Cualquier ciudad puede convertirse eventualmente en un plató. Pero algunas grandes capitales son más conocidas a través de las películas que por las visitas turísticas. Escenarios de films memorables que han dado la vuelta al mundo: Nueva York, París, Londres, Roma, Venecia… Cuando el viajero llega a una de esas urbes experimenta una sensación de “déjà vu”, de familiaridad, que nunca se da en otros lugares.

'Lost in Traslation' de Sofia Coppola, es una de las películas citadas en el libro 'Ciudades de cine'. Imagen cortesía de los autores.

‘Lost in Traslation’ de Sofia Coppola, es una de las películas citadas en el libro ‘Ciudades de cine’. Imagen cortesía de los autores.

Sin embargo, una enorme distancia separa a la ciudad real de su proyección fílmica. Una película sólo ofrece una visión fragmentada, construida, imaginaria, tamizada por la mirada de los cineastas. Existen tres versiones distintas de una misma ciudad: la real que crece y se desarrolla gracias al esfuerzo de sus habitantes, la representada por los cineastas en sus obras y, por último, la percibida por el público como fusión de las anteriores, en la que ambas se complementan.

Estas tres visiones se funden en ‘Ciudades de cine’ una singular visión del séptimo arte a través de sus escenarios exteriores, editado por Cátedra, con 534 páginas profusamente ilustradas. Valencia no aparece entre las 29 ciudades mencionadas, pero cuatro valencianos integran el equipo de 31 autores, coordinado por Francisco García Gómez y Gonzalo M. Pavés. Son: Pilar Pedraza, Juan López Gandía, Carlos A. Cuéllar y Carmen Guiralt.

Vacaciones en Roma, de William Wyler, es una de las películas citadas en el libro 'Ciudades de cine'. Imagen cortesía de los autores.

Vacaciones en Roma, de William Wyler, es una de las películas citadas en el libro ‘Ciudades de cine’. Imagen cortesía de los autores.

“Como su nombre indica, el estudio analiza cómo el cine ha representado la ciudad desde el punto de vista de la Historia del Arte”, dice Carmen Guiralt. “También aborda muchas otras disciplinas, como la literatura y la fotografía, y, sobre todo, es un libro sobre cine. Un recorrido por las ciudades que con mayor frecuencia han servido de escenario cinematográfico: Nueva York, Roma, París, Londres, Venecia, Los Ángeles, Río de Janeiro, Sidney, Bombay, Barcelona, Shanghai, etcétera”.

Guiralt destaca que se trata de un libro carente de prejuicios desde el punto de vista cinematográfico. “El objetivo de cada uno de los 29 capítulos ha sido ofrecer una visión panorámica lo más completa posible de cada ciudad”, señala. “Es decir, la visión global que el séptimo arte ha reflejado de una determinada ciudad, incluyendo el mayor número de títulos posibles, films de todas las épocas,  distintos géneros cinematográficos y de diversas naciones. No sólo tienen cabida películas de calidad, sino todo tipo de películas, pues hay que tener presente que una mala película en ocasiones puede proporcionar una visión más amplia y rica de una ciudad que una buena”.

'El exorcista' de William Friedkin, aparece en el libro 'Ciudades de cine'. Imagen cortesía de los autores.

‘El exorcista’ de William Friedkin, aparece en el libro ‘Ciudades de cine’. Imagen cortesía de los autores.

Nueva York es sin duda el plató más utilizado en la historia del séptimo arte, seguida de París, Londres, Roma, Berlín, Los Ángeles y Venecia. Otras ciudades que están cobrando una creciente importancia son Tokio y Pekín.  Aparecer más o menos en películas no influye en el prestigio de una ciudad, pero sí la hace más conocida. “Influye directamente en la imagen mental que nosotros como espectadores construimos de esa ciudad, aun cuando nunca la hayamos visitado”, indica Giralt.

“De manera inconsciente, pero firme, nos hacemos idea muy clara de las ciudades a través del cine. Siempre tenemos la sensación de haber estado antes en ese lugar y en ese proceso el cine es el máximo responsable. Tal y como se indica en la introducción del libro, en esa operación de reconstrucción mental influyen todas las artes, pero el cine es el que mayor impacto visual ha ejercido y ejerce en el público”.

Portada del libro 'Ciudades de cine', de ediciones Cátedra.

Portada del libro ‘Ciudades de cine’, de ediciones Cátedra.

Valencia no ha sido incluida porque el estudio se centra en las ciudades que mayor atención cinematográfica han recibido a nivel mundial, “y no es una ciudad que sobresalga por su presencia fílmica ni a nivel nacional ni internacional. De hecho, es célebre, por absurdo, el caso de la norteamericana ‘Misión Imposible II’, con la ciudad de Sevilla como escenario de fondo, que combina de forma delirante la Semana Santa, las Fallas y los Sanfermines, todo en uno”.

Las ciudades españolas que aparece son Barcelona, Madrid y Sevilla, con películas como ‘Apartado de correos 1001′ (Julio Salvador, 1950), ‘Los chicos’ (Marco Ferreri, 1959) y ‘Grupo 7′ (Alberto Rodríguez, 2012), respectivamente.

'Manhattan' de Woody Allen es una de las películas citadas en el libro 'Ciudades de cine'. Imagen cortesía de los editores.

‘Manhattan’ de Woody Allen es una de las películas citadas en el libro ‘Ciudades de cine’. Imagen cortesía de los editores.

Bel Carrasco

“Sólo la tecnología nos diferencia de los romanos”

Princeps. Primer ciudadano de Roma, de Gabriel Castelló
Editorial Good Books

Desde la fundación de la ciudad de Valencia (Valentia) a la muerte de Julio César y la lucha de tres grandes personajes históricos por el poder de Roma. El escritor valenciano Gabriel Castelló ha novelado este amplio periodo de la historia a través de las peripecias de la familia Antonio, asentada en nuestra tierra y dedicada al comercio del vino y del aceite. Durante años Castelló ha vivido con una parte del cerebro en el presente, trabaja en una empresa de telecomunicaciones, y con la otra en el pasado. Incluso logró adelgazar más de diez kilos siguiendo una dieta propiamente romana con la que no pasó hambre. Con Princeps. Primer ciudadano de Roma acaba de culminar una trilogía, integrada por Valentia y Devotio, lectura obligada para los que desean  profundizar en las raíces de nuestra historia. “Sólo la tecnología nos diferencia de los hombres y mujeres de la época romana”, afirma.

Portada de 'Princeps. Primer  ciudadano de Roma', de Gabriel Castelló. Editorial Good Books

Portada de ‘Princeps. Primer ciudadano de Roma’, de Gabriel Castelló. Editorial Good Books

¿Cómo se siente después de haber corrido este maratón histórico?

Me siento muy bien, realizado y satisfecho por haber escrito una saga en la que mis personajes ficticios, los Antonios, han ido cediendo el protagonismo a los grandes nombres de la época. En Valentia Cayo Antonio Naso compartió protagonismo con Quinto Sertorio y su hijo Lucio lo hizo con los Pompeyos, padre e hijos, en Devotio. En Princeps concluye la saga con un Lucio Antonio Naso implicado con Sexto Pompeyo y después con Marco Antonio en su lucha fratricida contra el nuevo favorito de fortuna: Cayo Octavio Turino, quien pasaría a la historia como Augusto. Desde la fundación a la refundación de nuestra querida Valencia, en ese medio siglo del I a.C. cambió el mundo antiguo, desapareció la república y nació el imperio.

¿Cuánto tiempo ha dedicado a su obra?

Imposible saber la ingente cantidad de horas, viajes, estudios, trabajo en definitiva, que me han llevado pensar, crear, escribir y revisar esta saga ambientada en la Hispania romana. Pero no me duele ni un segundo de los empleados en haber hecho este homenaje a la antigua Roma en general, y a nuestra Valentia en particular.

¿Qué cuenta exactamente en Princeps?

La trama de la novela es la carrera hacia el poder absoluto de tres hombres, Sexto Pompeyo, el joven e impetuoso hijo de Pompeyo el Grande, Marco Antonio, mano derecha del asesinado César, y el heredero de éste, un joven muchacho enfermizo, Cayo Octavio, que pronto mostró que la fuerza no reside en los músculos y la salud, sino en la astucia. Esta carrera jalonada de intrigas, guerras y pasiones concluyó con el principado. Roma quedó bajo el mando incontestable del primus inter pares, o también llamado princeps, el primer ciudadano de Roma. Contra todo pronóstico en aquellos tiempos, el corredor en apariencia más débil al inicio de la carrera fue quien la ganó. Estamos en el 2000 aniversario de la muerte de Augusto y Princeps es mi tributo a su triunfo.

¿Cuál fue el auténtico perfil de Cleopatra con nariz o sin ella?

De la Cleopatra mitificada por Shakespeare y Hollywood a la verdadera reina de Egipto dista un océano. Tan intrigante como todos sus antecesores Ptolomeos, no le tembló el pulso para deshacerse de dos hermanos y una hermana en su consolidación del trono, ni de retenerlo seduciendo a los dos hombres más poderosos de su época, e intentarlo sin éxito con el tercero. A tenor de los bustos y monedas que se conocen no era especialmente hermosa según nuestros cánones de belleza. Tenía la nariz prominente y aguileña, el mentón saliente, el pelo claro, los ojos verdes, y un encanto femenino que Plutarco ya ensalzó en su Vida de Antonio. Hablaba siete lenguas y fue instruida por los mejores preceptores de Alejandría. Probablemente, fue el gobernante más preparado de todo el Mediterráneo Antiguo de su época, aunque sus excentricidades y ambición desmedida la llevaron al abismo.

¿Qué paralelismos advierte entre el nacimiento del Imperio y nuestros días?

Luchas intestinas por el poder, senadores demagogos, puntos de tensión política en Oriente, pasión ciudadana por el vino y los espectáculos. Me cuesta encontrar cosas diferentes a nuestra actualidad en el mundo antiguo. Solo la tecnología nos diferencia de aquellos hombres y mujeres que lucharon con tanto ahínco por sus intereses.

¿Algún proyecto entre manos?

Para las próximas Saturnales (las Navidades) tendré un nuevo trabajo publicado, esta vez no de ficción, sino de divulgación histórica, sobre los Archienemigos de Roma. En este ensayo, con ilustraciones del gran dibujante Xurxo Vázquez, revisaré a los hombres y mujeres más relevantes que se enfrentaron a Roma desde comienzos de la república hasta la agonía del Imperio. No solo aparecerán los famosos Aníbal, Atila, Espartaco o Cleopatra, sino otros bárbaros casi anodinos que harán las delicias de los curiosos.

Gabriel Castelló. Imagen cortesía del autor.

Gabriel Castelló. Imagen cortesía del autor.

Bel Carrasco

Valerio Adami en Rosalía Sender

Valerio Adami
Galería Rosalía Sender
C/ Mar, 19. Valencia
Hasta el 26 de octubre

Valerio Adami nació en Bolonia en 1935, pero se trasladó con su familia a Milán, donde transcurrieron los primeros años de su vida. En Roma tuvo oportunidad de admirar, desde muy joven, a los maestros del arte antiguo y en Venecia conoció la vanguardia, quedando impresionado por artistas como Oscar Kokoschka. A los 20 años conoció en París al poeta Edouard Glissant, que le descubrió la pintura de Matta y Wifredo Lam. En 1958, durante su primer viaje a Londres, entró en contacto con la joven vanguardia inglesa (Bacon, R. Hamilton).

Ha vivido en distintas ciudades de Europa y América: París, México (con sus amigos Octavio Paz o Carlos Fuentes), Ostende, Caracas, Japón, Londres (frecuentando a Graham Sutherland, Jim Dine, Richard Hamilton), Nueva York, Cuba, Mónaco. En 1976 hace su primer viaje a la India, país al que volverá con frecuencia y en el que pasará largas temporadas. En alguna de las ciudades que frecuenta (París, Montecarlo, Arona) ha llegado a instalar talleres en los que realiza parte de sus obras.

'Desnudo', obra de Valerio Adami. Imagen cortesía de Rosalía Sender

‘Desnudo’, obra de Valerio Adami. Imagen cortesía de Rosalía Sender

También ha expuesto sus obras en algunas de las más importantes galerías del mundo: en Milán, Roma, Bremen, Boston, Picadilly Gallery de Londres, Ginebra, Maeght de París, Maeght de Zurich, Bonn, Düsseldorf, Maeght de Barcelona, Copenhague, Fuji Television Gallery de Tokyo, Marisa del Re Gallery de Nueva York, Madrid, Aix-en-Provence, Amsterdam, Oslo, Helsinki, Turku, Malmö, Lelong de París, Bolonia, Montreal, Chicago, Valencia, Metz, Spoleto, Ravensburg, Munich, Verona, Forsblon de Helsinki, Marlborough de Mónaco y Marlborough de Nueva York.

Ha realizado igualmente diversos encargos institucionales y privados, como las pinturas monumentales de la Estación de Austerlitz en París (1987), el retrato de Pierre Boulez por encargo del Estado Francés (1988), las pinturas del Bicentenario de la Revolución Francesa (1989) o los grandes murales para el Park Hyatt Hotel de Tokyo (1992).

En el 2000 creó la Fundación Europea del Diseño, con sede en Meina, en el Lago Mayor, que organiza importantes muestras, como la exposición histórica sobre dibujo que pudo verse en la Sala de la Muralla del IVAM en 2002. Sus lienzos forman parte de las principales colecciones y museos del mundo. La exposición de la galería Rosalía Sender, que permanecerá hasta el 26 de octubre, consta de 20 obras originales, litografías y grabados de pequeño y mediano formato, fechadas entre 2000 y 2007.

Obra de Valerio Adami. Galería Rosalía Sender

Obra de Valerio Adami. Galería Rosalía Sender

Benlliure por Benlliure

Mariano Benlliure. El dominio de la materia
Centro del Carmen
C / Museo, 2. Valencia
Hasta el 30 de septiembre

¿Qué mayor satisfacción para un experto en arte que organizar una gran exposición de la obra de alguien de su misma sangre? Es la que siente Lucrecia Enseñat, comisaria y una de los principales artífices de la muestra sobre su bisabuelo, Mariano Benlliure. El dominio de la materia que se puede visitar en el Centro del Carmen hasta el 30 de septiembre, aunque es muy probable que se prolongue hasta mediados de octubre.

Con motivo de cumplirse, en 2012, el 150 aniversario del nacimiento del artista valenciano, Enseñat propuso hace aproximadamente unos cuatro años, la idea de esta  exposición antológica que fue apoyada por Leticia Azcue, jefa de conservación del Museo del Prado, así como por instituciones de Madrid y Valencia.

Obras de Mariano Benlliure. Centro del Carmen. Imagen cortesía de la Fundación Mariano Benlliure

Obras de Mariano Benlliure. Centro del Carmen. Imagen cortesía de la Fundación Mariano Benlliure

“Desde niña he oído contar innumerables historias sobre mi bisabuelo que lo retratan como un autodidacta y trabajador infatigable”, dice Enseñat. “Tenía un carácter abierto, jovial y un gran sentido del humor. Le gustaba mucho viajar, sobre todo a empaparse del clasicismo en Grecia. Poseía una extraordinaria sensibilidad para captar la belleza y trasmitirla a sus creaciones”.

De su capacidad de trabajo dan fe el centenar de monumentos públicos y funerarios salidos de su mano repartidos por todo el mundo y un casi un total de 4.000 obras de contenido y formato muy diverso todos ellos presentes en la muestra: creación libre, monumentos, retratos de sociedad, artes decorativas y tauromaquia.

Junto a sus coetáneos Joaquín Sorolla y Vicente Blasco Ibáñez, Benlliure integra el trío de genios que a principios del pasado siglo puso a Valencia en el mapa cultural mundial. Tres artistas nacidos del pueblo que trabajaron de forma infatigable para granjearse la admiración del pueblo y han dejado una huella imborrable en el arte y la historia.

Obras de Mariano Benlliure. Centro del Carmen. Imagen cortesía de la Fundación Mariano Benlliure

Obras de Mariano Benlliure. Centro del Carmen. Imagen cortesía de la Fundación Mariano Benlliure

“Mi bisabuelo era muy amigo de Sorolla”, comenta Enseñat. “De jóvenes coincidieron en Roma pensionados por la Diputación y más tarde compartieron el Gran Prix en la Exposición de París de 1.900.  Sorolla pasaba temporadas en la casa de José Benlliure, en Asís y cuando falleció nombró a mi abuelo albacea testamentario y patrono del Museo Sorolla. La estrecha relación entre las dos familias se mantiene hasta hoy”.

Enseñat destaca algunos de los importantes cargos que Benlliure ocupó relacionados con el mundo del arte. Fue director de la Academia de España en Roma y del Museo de Arte Moderno hoy integrado en el Prado. Entre 1917 y 1919, estuvo al frente de la Dirección General de Bellas Artes y fue el artífice del traslado de los restos de Goya a San Antonio de la Florida.

En lo que respecta a su evolución artística, Mariano Benlliure personifica la búsqueda de la perfección. “No se podía estar quieto y continuamente experimentaba con nuevos materiales, técnicas y formatos”, comenta Enseñat. “Igual trabajaba la plata que el bronce, el oro en pequeñas piezas o la cerámica”.

En Italia estudió las técnicas de fundición a la cera perdida que le permitieron demostrar su maestría en una de sus obras, ¡No la despiertes! (1900) que representa a una ninfa y unos niños. “A  Benlliure se le ha tildado de conservador porque no se apuntó a las vanguardias, pero fue siempre un innovador que avanzaba de manera independiente», concluye Lucrecia Enseñat.

Obras de Mariano Benlliure, en el Centro del Carmen. Imagen cortesía de la Fundación Mariano Benlliure

Obras de Mariano Benlliure, en el Centro del Carmen. Imagen cortesía de la Fundación Mariano Benlliure

Bel Carrasco