Teatre Micalet se opone al espectáculo

Tots Contra l’Espectacle, por ESCIF
Teatre Micalet
C / Mestre Palau, 3. Valencia

El artista urbano ESCIF ha creado una obra teatral que se representa en forma de pancartas reivindicativas en la fachada del Teatre Micalet, en el número 3 de la calle Mestre Palau de Valencia. Esta creación se denomina ‘Tots Contra l’Espectacle’ y se representará a lo largo de toda la temporada teatral, con un formato protesta en el que las pancartas irán renovándose con mensajes propuestos por el mismo público del Micalet.

Esta acción artística cuenta con la colaboración del filósofo, escritor y guionista Santiago Alba Rico, quien ha escrito un manifiesto en contra de la espectacularización de la vida. El texto se repartirá antes de cada función de la temporada a los espectadores del Micalet, a los que se les invitará a participar en ‘Tots Contra el l’Espectacle’. Podrán dejar mensajes alrededor de esta idea para que ESCIF elija cada mes algunos de ellos y los incorpore a la fachada. Las pancartas irán renovándose cada mes con nuevas consignas, como actos de esta obra teatral participativa.

El creador de ‘Todos Contra el Espectáculo’ cree que con esta acción en la fachada del Micalet, en la frontera entre el teatro y la calle, “desaparecen los límites entre presentación y representación, espectadores y actores”. ESCIF considera que así “el teatro sale a la calle y la calle entra en el teatro, en un proceso creativo horizontal donde el artista solo es una pieza más del engranaje, que ayuda a amplificar la voz de aquellos que tienen algo que decir: los espectadores”.

ESCIF es uno de los artistas valencianos de calle con más reconocimiento a nivel internacional y entre sus últimos trabajos habría que destacar ‘Todo lo que sobra’ la falla que diseñó para la Comisión fallera de Corona; ‘Un coche rojo’ un ensayo  audiovisual  para el  programa Metrópolis, en TVE2; ‘Elsewhere’, su último  libro autoeditado con sus últimos trabajos presentado en el IVAM; ‘Dismaland’, el parque de atracciones de Banksy, donde fue invitado a participar, y la portada del disco de Damien Rice ‘My faded favourite fantasy’.

Tots Contra l'Espectacle. Imagen cortesía de Teatre Micalet.

Tots Contra l’Espectacle. Imagen cortesía de Teatre Micalet.

Ciudad de la Luz: impunidad cero

Plataforma para la Defensa de la Industria Audiovisual
Creada en Alicante el 19 de febrero, 2015

Tras varias reuniones preparatorias, el pasado 19 de febrero, técnicos, artistas, asociaciones y empresas del audiovisual en la ciudad de Alicante han creado la ‘Plataforma para la Defensa de la Industria Audiovisual’. Actualmente cuenta con 1.139 profesionales de toda España. A través de esta organización se espera aglutinar y contar con el apoyo de las distintas asociaciones profesionales relacionadas tanto con el área audiovisual como de la cultura y con otros grupos afines, formaciones políticas que defiendan la cultura como sector estructural, y de la ciudadanía en general con el primer objetivo de presionar para que La Ciudad de la Luz continúe al servicio exclusivo de la actividad audiovisual.

Conscientes de que debe de realizarse la venta del complejo, los profesionales que integran la Plataforma no quieren que se realice de manera precipitada y opaca,  ni sin propuestas claras que tengan en cuenta el impacto socio-económico del complejo a medio y largo plazo y su viabilidad, con un modelo de negocio apropiado.

Estudios de la Ciudad de la Luz de Alicante.

Estudios de la Ciudad de la Luz de Alicante.

“No podemos dejar que los que han llevado a la situación actual a los Estudios de la Ciudad de la Luz queden impunes y además pretendan ahora proceder a venderlo a su antojo, llevados por intereses personales y en condiciones de propaganda partidista y  falta de transparencia”, dicen.  En este sentido, han trasladado a diferentes formaciones políticas una serie de preguntas de las que se espera tener respuesta en el Ayuntamiento de Alicante, las Cortes Valencianas y el Congreso de los Diputados.

Además, la Plataforma está realizando varias acciones concretas: trabajar para unificar y lograr el respaldo de todos los profesionales de España que abogan por que la Ciudad de la Luz no desaparezca; publicar un manifiesto con la exposición y defensa del sector audiovisual; convocar concentraciones de protesta; informar a la ciudadanía de la situación real de la venta -donde de nuevo se ven multitud de irregularidades- y lograr el apoyo de las distintas fuerzas políticas para que pidan explicaciones del proceso de liquidación ya en curso.

Los miembros de la Plataforma creen que todavía es posible lograr que los Estudios de la Ciudad de la Luz puedan destinarse para lo que se dijo que se había creado. “Su  aprovechamiento para otra actividad diferente significa no sólo destruir unas instalaciones que apenas han tenido uso, sino acabar con la posibilidad de crear un centro de producción audiovisual fuerte para España. El cine y todo lo audiovisual pertenecen a un sector económico que ha demostrado en los últimos tiempos ser uno de los sectores más positivos en la actividad económica del país”, concluyen.

Cartel de entrada a Ciudad de la Luz.

Cartel de entrada a Ciudad de la Luz.

LOS ARTISTAS PLANTAN AL MINISTERIO

Desde la UNION (Unión de asociaciones de artistas visuales) y en nombre de las asociaciones que forman parte de la misma, queremos expresar nuestra negativa a colaborar con el actual Ministerio de Educación, Cultura y Deportes en la selección de las personas que puedan formar parte del jurado del Premio Velázquez.

Esta negativa viene a estar justificada por la falta de diálogo con el sector demostrada cumplidamente por el Ministerio en esto años, y por la actitud del actual Gobierno de la Nación que no podemos sino calificar de hostil hacia nuestro sector en particular, y al de la cultura en su conjunto.

Desde la llegada del mismo, los artistas visuales venimos sufriendo el desinterés y desistimiento de las políticas que podrían ayudar a paliar la situación de crisis en la que vivimos, y hemos visto agravados nuestros problemas con una política fiscal feroz que está abocando al sector a su desaparición y a la marginalidad.

Entendemos que frente a estas políticas destructivas y estériles no podemos dar otra respuesta que nuestra negativa razonada a colaborar con el Ministerio, ya que nos demuestra día a día que no sabe, o no puede, velar por la sostenibilidad de las artes en nuestro país. Baste recordar el hecho de que el Estado Español sigue sin solucionar ni implementar cuestiones tan urgentes como el Estatuto del Artista, la ley de mecenazgo o el retorno al IVA cultural.

La Unión de Asociaciones de Artistas Visuales está totalmente decidida a participar y colaborar con las iniciativas gubernamentales cuando éstas dialoguen de un modo comprometido y constante con los profesionales que representan a los distintos sectores de la cultura y respondan a las necesidades y problemáticas que requieren unas medidas urgentes, eficaces e inmediatas. Mientras tanto, y lamentablemente, no tenemos otra opción que negarnos a colaborar hasta que veamos una sincera voluntad de cambio.

21-IVA-Cultura

La manifestapena de Albert Pla

Teatro Talia

Albert Pla

Valencia

Hasta el 24 de marzo

C/Caballeros, 31

Manifestación, en euskera, es manifestapena. Lo cual, invertido al castellano puro y duro, no puede tener mejor sonoridad para explicar el último espectáculo de Albert Pla (Sabadell, 1966). Porque resulta que el cantautor catalán, aunque la denominación le quede corta, se ve inmerso en una catarata de manifestaciones durante la trama, sin duda traumática, de su Manifestación. Su intención era quedar con una chica, coincidiendo con una protesta antisistema. Y lo que tenía un cierto cariz romántico, termina siendo el origen de un callejón sin salida. Bueno, con salida en forma de bucle. Porque la protesta antisistema se dará de bruces con otra antiaborto, que desembocará a su vez en otra independista. Y así, de manifestación en manifestación, Albert Pla sufrirá la angustia de quien se halla preso de tamaña manifestapena.

La intención de Pla no era reivindicar una suerte de protesta masiva, sino llamar la atención acerca de lo crispada que está la gente. Crispación que, en el caso de la Manifestación dirigida por Pepe Miravete, y que recala en el Teatro Talía de Valencia tras pasar antes por Madrid, tiene un trasfondo de locura, de camarote de los Hermanos Marx, donde se van juntando antisistema, contrarios al aborto e independentistas. Todos juntos y revueltos. Todos ellos manifestando sus respectivas penas contra lo que consideran injusto: el Estado opresor, el libertinaje, la rancia nación española. Frente a esas injusticias, cada cual reclamando su goce: anárquico, reproductor, independentista.

A Albert Pla todas esas manifestaciones se le quedan cortas. De ahí su Manifestapena. Por eso coge la guitarra, enchufa palabras eléctricas y libera el malestar que lleva dentro y que todas esas manifestaciones juntas no pueden hacerse cargo. Su descarga es visceral, por eso no cabe en el pacifismo de esas protestas. Las toma como eje articulador de una trama que se ríe de tanta manifestación beata. Lo suyo podría resumirse en el acto surrealista por antonomasia: coger una pistola y disparar en la calle al primero que pasa. En el fondo de Manifestación late ese acto reinvindicativo, esa violencia larvada, ese puñetazo que busca el brazo oportuno. Demasiadas manifestaciones, demasiados puntos de colisión, y qué pocas voces autorizadas. Para desautorizarlo todo, ahí está Albert Pla en medio de un sinfín de protestas.

Salva Torres