Bombas Gens renacerá como centro cultural en 2017

Centre d’Art Bombas Gens
Antigua fábrica de bombas hidráulicas del barrio de Marxalenes de Valencia
Apertura prevista para marzo de 2017

Ya hay fecha: Fallas de 2017. Y presupuesto: seis millones. La rehabilitación de la antigua fábrica Bombas Gens ubicada en el barrio de Marxalenes ya está en marcha. Susana Lloret, directora general de la Fundació Per Amor a l’Art impulsora del proyecto, y el arquitecto Eduardo de Miguel, presentaron la maqueta y los planos de lo que será el futuro Centre d’Art Bombas Gens, que supondrá el regreso del ex director artístico del IVAM Vicente Todolí a Valencia. Nuria Enguita, que será quien lo dirija, aseguró que se expondrá obra de la colección privada del centro, compuesta por 1300 piezas de alrededor de 100 artistas, “mostrada de modo singular y de forma extensa”.

Fotografía de la ubicación de la antigua fábrica del barrio de Marxalenes de Valencia donde irá el futuro Centre d'Art Bombas Gens.

Fotografía de la ubicación de la antigua fábrica del barrio de Marxalenes de Valencia donde irá el futuro Centre d’Art Bombas Gens.

El inmueble diseñado por Cayetano Borso di Carminati y construido en 1930 albergará también un Centro de Día de Atención al Menor y un Centro de Coordinación de la enfermedad de Wilson. “Queremos devolver a la sociedad lo que ella nos ha dado”, aseguró Lloret, para lo cual se servirán de las tres actividades puestas en marcha en cada uno de esos centros. “Compartir y sensibilizar”, sintetizó Lloret. La licencia municipal para empezar con los trabajos de consolidación, demolición de elementos impropios y rehabilitación de la cubierta fue concedida hace un par de semanas. Falta la de obra nueva, cuya concesión llegará más tarde.

La intención es recuperar el diseño original de uno de los referentes de la arquitectura industrial de Valencia. Así, se mantendrá la fachada Art Decó y aquellos elementos que recuerdan su pasado industrial. Los usuarios del futuro centro también podrán disfrutar de un restaurante, jardines y patios exteriores, así como de un aparcamiento subterráneo que vendrían a completar los usos previstos. “Se trata de recuperar la memoria de una parte de la ciudad”, destacó Eduardo de Miguel, sorprendido por el buen estado del edificio pese a llevar abandonado 30 años y haber sufrido recientemente un incendio.

Plano diseño del futuro centro cultural de Bombas Gens.

Plano diseño del futuro centro cultural de Bombas Gens.

El Centre d’Art Bombas Gens tendrá “vocación pública aunque su origen sea privado”, indicó Enguita, en la línea de lo apuntado por Susana Lloret. Los seis millones que costará la rehabilitación del edificio “salen del patrimonio familiar”, descartando Lloret que hubiera ayuda pública alguna. Y desmintiendo a su vez que fuera Ubesol, marca asociada a Deliplus como proveedora de alimentos a Mercadona y propiedad de José Luis Soler, presidente de la Fundació Per Amor a l’Art, la fuente de financiación.

El Centro de Día de Atención al Menor, que ocupará la superficie de la nave añadida con posterioridad al conjunto original, pretende ayudar a niños con riesgos de exclusión social. Dentro de las tres plantas previstas, habrá un comedor. “Se dará de comer actuando en coordinación con los servicios sociales”, precisó Lloret. El otro centro, dedicado a las personas que padezcan la enfermedad de Wilson, completará esa triple faceta educativa, investigadora y cultural que pretende abarcar el futuro edificio de la Avenida de Burjassot.

Para el Centre d’Art Bombas Gens, Enguita contará con Vicente Todolí, ahora en el Hangar Bicocca de Milán y patrono de la Fundació Per Amor a l’Art, que se encargará de la programación. Su experiencia artística y sus numerosos contactos permitirán la realización de proyectos colaborativos. Los artistas Bleda y Rosa ya están trabajando para el centro de arte contemporáneo llamado a ser uno de los referentes de la ciudad de Valencia.

Maqueta del futuro centro cultural en la antigua fábrica de Bombas Gens.

Maqueta del futuro centro cultural en la antigua fábrica de Bombas Gens.

Salva Torres

Proyecto 3 de Julio. Rápido, vota!

La Asociación de Víctimas del Metro 3 de Julio de Valencia convocó hace unos meses un concurso artístico, con el objetivo de homenajear a las víctimas del accidente y recordar que un hecho así no debe volver a suceder. La Asociación manifiesta que a través del Proyecto 3 de Julio proponen “una intervención artística contra el olvido,  para toda la sociedad valenciana, un proyecto vivo, que perdure en el tiempo y en la memoria colectiva. Que sea un punto de reflexión y de referencia, que marque un hito de cambio en la ciudadanía, que nos recuerde el compromiso de construir una sociedad mejor.”

El jurado, compuesto por Manuel Borja-Villel (director del Museo Reina Sofía de Madrid), Agustín Pérez Rubio (director artístico del Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires), Vicente Todolí (Director de Hangar Bicocca de Milán), José Luis Pérez Pont (comisario del proyecto) y Beatriz Garrote (presidenta de la Asociación de Víctimas del Metro 3 de Julio), tras valorar los perfiles artísticos presentados seleccionaron a los siguientes, que ahora presentan sus proyectos:

Equipo Mixuro (Javier Molinero Domingo & María Oliver Sanz)
Diana Larrea Gimeno
Fermín Jiménez Landa & Escif
Javier Núñez Gasco
Anja Krakowski

Los artistas, tras reunirse con la Asociación para conocer de primera mano los acontecimientos, han dispuesto de un plazo para presentar sus propuestas, que pueden ser visitadas y votadas pinchando aquí.  El resultado del voto popular será sumado al de los miembros del jurado, que se reúne el martes 30 de junio por la tarde, donde se determinará la intervención que finalmente será llevada a cabo e instalada en el espacio público en homenaje a las víctimas. Rápido, vota!

Si quieres apoyar la producción de la obra, puedes hacer tu aportación a través de Verkami. Pincha aquí.

Según las bases de la convocatoria, se parte de una concepción de arte en el espacio público desde un planteamiento de convivencia e integración de estímulos, que marca como destinatarios al conjunto de la ciudadanía, no necesariamente especialistas, habitantes de ese entorno. En un momento como el actual, en el que el espacio público es la escena en la que se pone de manifiesto el malestar de la sociedad por la crisis en el modelo de gobernanza,  es importante incidir en la recuperación de su carácter dinámico y la significación no agotada de sus caracteres y posibilidades, invitando a su reformulación y ampliando su campo de acción a través del territorio digital.

El 3 de julio de 2006 un fatídico accidente produjo la muerte de  43 personas y dejó heridas de diferente consideración a 47 más. Desde entonces la Asociación ha mantenido viva una lucha ciudadana para que la memoria de sus familiares sirva para que nunca más vuelva a suceder algo así. Durante estos años manifiestan haber planteado numerosas preguntas que nadie les ha contestado: “Hemos vivido la comisión de investigación más corta de la historia de Les Corts Valencianes con numerosos técnicos vetados y los que no lo fueron, estaban aleccionados. Hemos sufrido indefensión en la fase de instrucción de un juicio que no llegó a celebrarse y también hemos soportado la censura de  la televisión pública valenciana entre otros maltratos.  En resumen, por reclamar responsabilidades hemos soportado el desprecio de un gobierno que sólo ha querido silenciar nuestra voz y la memoria de los que perdimos aquel 3 de julio.”

El próximo 3 de julio de 2015, cuando se cumplen 9 años del accidente, la Asociación de Víctimas ha convocado su última concentración en la Plaza de la Virgen de Valencia, con el compromiso de los nuevos responsables políticos en la Generalitat de investigar lo sucedido y depurar responsabilidades.

Plaza-Virgen-Metro

Seleccionados en el Proyecto 3 de Julio

La Asociación de Víctimas del Metro 3 de Julio de Valencia convocó hace unos meses un concurso artístico, con el objetivo de homenajear a las víctimas del accidente y recordar que un hecho así no debe volver a suceder. La Asociación manifiesta que a través del Proyecto 3 de Julio, comisariado por José Luis Pérez Pont, proponen “una intervención artística contra el olvido,  para toda la sociedad valenciana, un proyecto vivo, que perdure en el tiempo y en la memoria colectiva. Que sea un punto de reflexión y de referencia, que marque un hito de cambio en la ciudadanía, que nos recuerde el compromiso de construir una sociedad mejor.”

El jurado, compuesto por Manuel Borja-Villel (director del Museo Reina Sofía de Madrid), Agustín Pérez Rubio (director artístico del Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires), Vicente Todolí (Director de Hangar Bicocca de Milán), José Luis Pérez Pont (crítico de arte) y Beatriz Garrote (presidenta de la Asociación de Víctimas del Metro 3 de Julio), tras valorar los perfiles artísticos presentados, han seleccionado a los siguientes:

Equipo Mixuro (Javier Molinero Domingo & María Oliver Sanz)
Diana Larrea Gimeno
Fermín Jiménez Landa & Escif
Javier Núñez Gasco
Anja Krakowski

El proyecto entra ahora en una segunda fase, en la que los artistas tras reunirse con la Asociación para conocer de primera mano los acontecimientos, disponen de un plazo para presentar sus propuestas, que serán nuevamente valoradas por el jurado para determinar la intervención que finalmente será llevada a cabo e instalada en el espacio público.

Según las bases de la convocatoria, se parte de una concepción de arte en el espacio público desde un planteamiento de convivencia e integración de estímulos, que marca como destinatarios al conjunto de la ciudadanía, no necesariamente especialistas, habitantes de ese entorno. En un momento como el actual, en el que el espacio público es la escena en la que se pone de manifiesto el malestar de la sociedad por la crisis en el modelo de gobernanza,  es importante incidir en la recuperación de su carácter dinámico y la significación no agotada de sus caracteres y posibilidades, invitando a su reformulación y ampliando su campo de acción a través del territorio digital.

El 3 de julio de 2006 un fatídico accidente produjo la muerte de  43 personas y dejó heridas de diferente consideración a 47 más. Desde entonces la Asociación ha mantenido viva una lucha ciudadana para que la memoria de sus familiares sirva para que nunca más vuelva a suceder algo así. Durante estos 8 años manifiestan haber planteado numerosas preguntas que nadie les ha contestado: “Hemos vivido la comisión de investigación más corta de la historia de Les Corts Valencianes con numerosos técnicos vetados y los que no lo fueron, estaban aleccionados. Hemos sufrido indefensión en la fase de instrucción de un juicio que no llegó a celebrarse y también hemos soportado la censura de  la televisión pública valenciana entre otros maltratos.  En resumen, por reclamar responsabilidades hemos soportado el desprecio de un gobierno que sólo ha querido silenciar nuestra voz y la memoria de los que perdimos aquel 3 de julio.”

Plaza-Virgen-Metro

El cotizado Casey Tang, inadvertido en Valencia

Todo pasa en la noche, de Casey Tang
Galería Charpa
C / Tapinería, 11. Valencia
Hasta finales de junio

Sucede que Casey Tang exhibe su obra en la galería Charpa de Valencia y prácticamente nadie ha caído en la cuenta. Pero ahí esta, mostrando uno de sus cotizados proyectos y pasando de puntillas. Salvo para Vicente Todolí, ahora en el Hangar Bicocca de Milán, maravillado con la propuesta artística del norteamericano de origen chino. Museos de medio mundo le ofrecen sus espacios con el fin de que los transforme con sus singulares intervenciones. Charpa lo descubrió en Brooklyn, donde actualmente vive Tang, magnetizada por unos papeles pegados a los cristales de su domicilio.

Obra instalación de Casey Tang en la galería Charpa de Valencia.

Obra instalación de Casey Tang en la galería Charpa de Valencia.

Una de esas enigmáticas hojas forma parte de la exposición que hasta finales de junio acoge Charpa, perpleja todavía por el descubrimiento. Acudió a Nueva York para ver una exposición de Xu Bing y éste, abrumado por la concurrencia, delegó en su asistente para que la acogiera en su casa. Cuando llegó, vio los papeles y fue conociendo a quien negaba ser artista. “Esos papeles son cosas que quiero olvidar, las escribo y espero que el sol queme las letras”, explicó Tang a Charpa. A partir de ahí, se fueron sucediendo los descubrimientos, algunos de los cuales expone en su galería de Valencia bajo el título de ‘Todo pasa en la noche’.

Vitrina con objetos de Casey Tang en la galería Charpa de Valencia.

Vitrina con objetos de Casey Tang en la galería Charpa de Valencia.

Y lo que pasa es que Casey Tang, becado por el Gobierno de China de entre un número de 50 artistas residentes en el extranjero, lleva camino de convertir en oro todo lo que toca. “De la tragedia hace poesía”, señala Charpa. Tragedias cotidianas que él va traduciendo a propuestas e intervenciones. Como la de esa lámpara rota, fruto del malestar que le supuso verla encima de una chimenea compitiendo su luz con la del fuego. Luego se arrepintió, al apagarse el fuego y verse sin luz alguna, y decidió fotografiar los pedazos. Esa fotografía de la lámpara rota es la que reconstruye en Charpa con todo lujo de detalles, mediante planos donde se enumeran los pedazos por minúsculos que estos sean a modo de coordenadas para el montaje.

Pantalla espejo tras la cual se ocultan periódicos con noticias de crímenes, obra de Casey Tang en la galería Charpa de Valencia.

Pantalla espejo tras la cual se ocultan periódicos con noticias de crímenes, obra de Casey Tang en la galería Charpa de Valencia.

También está el único papel que, de momento, resiste a la quemazón del sol, aunque prácticamente veladas las palabras. Y frente a lo que trata de olvidar, está a su vez lo que pretende guardar por tratarse de pensamientos agradables: una camiseta con un agujero a la altura del corazón por una quemadura de cigarro, o las fotografías de las ruedas del coche, prestado por un amigo, con el que tuvo un accidente camino de una heladería. Hay en Charpa otra pieza, realizada por el científico Mark Whittle en comunión con Tang, donde se registran los sonidos del Bing Bang que originó el universo hace 14.000 millones de años. La casa Steinway & Sons de Nueva York les ha cedido el edificio para que reproduzcan ese sonido mediante una serie de pianos.

Reconstrucción de los archivos donde fueron hallados papeles y objetos de Casey Tang. Galería Charpa de Valencia.

Reconstrucción de los archivos donde fueron hallados papeles y objetos de Casey Tang. Galería Charpa de Valencia.

‘Todo pasa en la noche’, la pieza que da título al conjunto expositivo, es una pantalla en negro tras la cual, después  de mucho acercarse, se pueden ver portadas de periódico anunciando una serie de crímenes ocurridos en Nueva York. Primero uno se ve reflejado en esa pantalla, para después caer en la cuenta de lo que hay tras nuestro propio reflejo. A Casey Tang le fascina esa turbiedad de la existencia; ese carácter siniestro de las cosas aparentemente normales, cotidianas. Todo lo que él hace, sin darle importancia, es hurgar en la pantalla protectora de nuestra conciencia, para advertir los sueños y pesadillas que la pueblan. Parte de esa controvertida existencia es la que Charpa muestra como reflejo del universo de un artista por el que Vicente Todolí, sin ir más lejos, siente especial atracción. Milán, Nueva York, Londres, Berlín y… ¿Valencia?

Obra de Casey Tang en la galería Charpa de Valencia.

Obra de Casey Tang en la galería Charpa de Valencia.

Salva Torres