Geografía del tiempo. Bleda y Rosa

Geografía del tiempo
Bombas Gens Centre d’Art
Av. Burjassot, 54. Valencia.
Hasta  el 19 de noviembre 2017

La apertura del anunciadísimo espacio cultural ‘Bombas Gens’, a partir de la recuperación de la antigua fábrica que ha mantenido su nombre, parece mostrar un nuevo camino a los vecinos del valenciano barrio de Marchalenes. Sin duda, un camino hacia la cultura contemporánea pero también un paseo por la historia que supone el cambio de estado de un espacio en decadencia -desde que una fundación privada toma la decisión de actuar-, hasta su actual apertura y puesta en escena.

De alguna manera, el monumento arquitectónico presenta una unión indiscutible entre pasado y presente, entre lo cultural y la iniciativa privada, y debería hacer reflexionar hacia lo que supondría una ley de mecenazgo que facilitara este tipo de experiencias en las que el beneficiario es el ciudadano (del mundo, no solo los vecinos).

Como muestra de una de esas líneas imaginarias, en concreto, la que separa el ayer del hoy, la exposición ‘Geografía del tiempo’, recoge una selección excelsa del trabajo fotográfico de los artistas María Bleda (Castellón 1969) y Jose María Rosa (Albacete 1970), quienes gracias a su ojo experto presentan un nuevo recorrido visual sobre paisajes.

Imagen: Acceso al complejo de Bombas Gens. Cortesía Makma

Acceso al complejo de Bombas Gens. Imagen: cortesía Bombas Gens.

La temática paisajística, siempre ha ocupado un lugar relevante en los ideales artísticos, y tanto los imponentes monumentos arquitectónicos, como las grandes obras pictóricas, han otorgado un papel prioritario a los entornos y paisajes en los que se desarrollan. Incluso llegando a convertirse en el eje principal de la obra, como ocurre en las representaciones de Monet, y Friederich Caspar, entre otros, las cuales están cargadas de simbolismo a la par que de una belleza inconmensurable.

En el caso de Bleda y Rosa, han querido ir un paso más allá del obturador, y fusionar de manera consciente o no, esa idea ya mencionada sobre la vigencia del pasado en el presente. Para ello, muestran en sus registros fotográficos enfoques de gran calidad sobre los espacios geográficos escogidos, entre los cuales, su relevancia histórica, no se considera un pretexto, sino que ocupa de manera concluyente, un papel principal en la composición de cada pieza.

Imagen: Detalle de la obra de Bleda y Rosa. Grao de Castellón. Cortesía Bombas Gens

Detalle de la obra de Bleda y Rosa. Grao de Castellón. Imagen: cortesía Bombas Gens

La presencia de determinados acontecimientos históricos como La Batalla de Waterloo (1815) o La Batalla de Lepanto (1571), la unión entre acontecimiento y ubicación, genera una sutil y perspicaz representación artística, obligando al espectador a dedicarle a cada obra el tiempo que se merece. Esta experiencia, propone un nuevo prisma sobre el que mirar, entender y reflexionar, creando nuevos recuerdos sobre escenarios ya conocidos.

Victoria Herrera

Las dubitaciones creativas de Maite Centol en el CAI

‘D.u.d.a. Sobre la incertidumbre’, de Maite Centol
Sala 1
Centro de Cultura Antiguo Instituto
Jovellanos 21, Gijón
Hasta el 20 de agosto de 2017

La exposición ‘D.u.d.a. Sobre la incertidumbre’, que se ha inaugurado el pasado jueves 20 de julio en las Sala 1 del Centro de Cultura Antiguo Instituto de Gijón/CCAI, y que permanecerá abierta hasta el 20 de agosto de 2017, muestra una de las últimas propuestas de la artista Maite Centol.

En el espacio se integran tres instalaciones independientes en su formalización y desarrollo, que ahora se relacionan entre sí para establecer un discurso sobre la incertidumbre, sobre el grado de desconocimiento, generando desacuerdos sobre lo que se sabe o podía saberse, sobre la naturaleza de eso que llama mundo. Así, a través de una asociación de elementos compositivos diversos -que se corresponden con búsquedas y procesos de trabajo de diferente naturaleza, realizados por la artista en los últimos años-, la artista busca generar preguntas e hipótesis sobre la realidad humana.

Una primera pieza -una gran valla de retículas romboidales- sitúa al espectador dentro o fuera, en una representación irónica sobre límites personales y fronteras políticas. En otra de las propuestas se muestra el proceso creativo convertido en colección fotográfica, casi en catálogo de tipologías, sobre construcciones mínimas, arquitectura accidental que comparte escala y fragilidad con la condición humana.

La tercera de las piezas de la exposición es fruto de la colaboración con Juan Larrañaga, quien por su experiencia vital y profesional refleja también en su forma un tiempo de producción ahora pasado; un artilugio, un collage analógico con materiales del siglo XX creado para simular o interpretar el movimiento del corazón, el latir.

Imagen de parte de las obras presentes en la exposición ‘D.u.d.a. Sobre la incertidumbre', de Maite Centol. Fotografía cortesía del CAI.

Imagen de parte de las obras presentes en la exposición ‘D.u.d.a. Sobre la incertidumbre’, de Maite Centol. Fotografía cortesía del CAI.

Maite Centol (Logroño, 1963), quien reside y ha desarrollada su carrera artística en Gijón, es ya una artista consolidada, con un amplio currículo expositivo a sus espaladas, que ha llevado sus creaciones a diferentes espacios, tanto en el ámbito nacional (Asturias, Barcelona, Valencia, etc.) como internacional ( Inglaterra, Suecia, Chile, México. Una parte de su obra se encuentra en colecciones como las de el Museo de Bellas de Artes de Asturias y la Colección Monte de Piedad de Sevilla.

En sus propuestas utiliza diferentes estrategias y disciplinas con las que plantea una comunicación real con el espectador, haciéndole voluntario del proceso. Dibujo, propuestas pictóricas sobre diferentes soportes, fotografía, vídeo, performance o instalaciones sonoras son algunos de los lenguajes utilizados por la artista para transmitir sus reflexiones sobre la práctica artística, sobre la relaciones humanas, sobre el mundo que nos rodea. En definitiva, sobre la existencia en sí misma.

Con esta propuesta, la Sala I del CCAI sigue con su política de mostrar los proyectos seleccionados dentro de la convocatoria anual de subvenciones para producciones artísticas de la FMCEyUP, dando así cabida a manifestaciones artísticas contemporáneas de diferente naturaleza.

“Tres instalaciones que, independientes en su formalización y desarrollo, articulan ‘D.U.D.A’ con interés en compartir reflexiones sobre la realidad humana y su incertidumbre. Introspección irónica, inspirada en el ‘Principio de Incertidumbre de Heisenberg’, según la que, en una definición reducida, podemos señalar que se trata de un concepto que describe que el acto mismo de observar cambia lo que se está observando.” (Maite Centol).

Imagen de una de las obras presentes en la exposición ‘D.u.d.a. Sobre la incertidumbre', de Maite Centol. Fotografía cortesía del CAI.

Imagen de una de las obras presentes en la exposición ‘D.u.d.a. Sobre la incertidumbre’, de Maite Centol. Fotografía cortesía del CAI.

 

El Mubag dedica un espacio a la primera infancia

Espai de Telles
Espacio para bebés de 0 a 3 años
Mubag de Alicante
C / Gravina, 13-15. Alicante
Junio de 2017

El Consorci de Museus de la Comunitat Valenciana en colaboración con la Diputació d’ Alacant ha abierto en el Museo de Bellas Artes de Alicante el ‘Espai de Telles’ un espacio permanente para bebés de 0 a 3 años, con el objetivo de integrar a los niños en el entorno del museo desde sus primeros años de vida.

Con el ‘Espai de Telles’ el Mubag se convierte en el primer museo de bellas artes español que cuenta con un lugar diseñado especialmente para la primera infancia de forma permanente. El proyecto nació hace seis meses en la sede del Consorci de Museus, en el Centre del Carme de València y se extiende ahora a Alicante en el marco del programa educativo ‘Comencem de 0’.

Según el director del Consorci de Museus, José Luis Pérez Pont, “el objetivo del Espai de Telles es integrar en el museo a un sector de la población que no suele encontrar su espacio propio en los museos y centros de arte de forma que puedan sentirse partícipes del entorno cultural como auténticos emisores”.

Responsables institucionales durante la presentación del Espai de Telles en el Mubag de Alicante. Imagen cortesía del Consorci de Museus.

Responsables institucionales durante la presentación del Espai de Telles en el Mubag de Alicante. Imagen cortesía del Consorci de Museus.

Asimismo, subrayó su satisfacción por “poder inaugurar el Espai de Telles en Alicante, en su museo de Bellas Artes. Queremos desacralizar los museos como lugares reservados para una élite de expertos y abrirlos a toda la ciudadanía, desde sus primeros años de vida entendiendo el arte como un estímulo para su desarrollo cognitivo y social”.

Pérez Pont hizo hincapié en “la colaboración de psicopedagogos, y educadores en el desarrollo de este espacio para que los niños le saquen el mayor rendimiento posible”. Asimismo el responsable del Consorci de Museus recordó que “el Espai de Telles nació en el Centre del Carme de València, y llega a Alicante como un proyecto sólido, mejorado tras la experiencia de varios meses de funcionamiento y reforzado por el éxito que está teniendo entre las familias que lo visitan”.

El director del Consorci de Museus concluyó matizando que “no hay un solo día en que no haya papás o mamás con sus hijos en el Centre del Carme. Más de 3.000 bebés lo han disfrutado ya y algo que pensamos que es tan beneficioso para nuestra sociedad no puede quedarse sólo en València. Con la apertura del Espai de Telles en Alicante demostramos que nuestro proyecto cultural es para toda la Comunitat y por tanto nuestro programa educativo lo extendemos también a los museos alicantinos y castellonenses”.

El proyecto del Espai de Telles se enmarca dentro del programa ‘Comencem de 0’ del Consorci de Museus. Mediante un acuerdo de colaboración con la cooperativa Ninos Escoles Infantils se ha creado un grupo de trabajo formado por profesionales de la educación, la arquitectura, el arte y la mediación para la creación y puesta en marcha de este espacio que abrirá sus puertas próximamente también en Castellón.

Espai de Telles en el Mubag de Alicante. Imagen cortesía del Consorci de Museus.

Espai de Telles en el Mubag de Alicante. Imagen cortesía del Consorci de Museus.

Espacios sugeridores de oportunidades

Inspirados en la tavola luminosa de Reggio Emilia, reconocida mundialmente como una de las mejores propuestas educativas para la primera infancia, el ‘Espai de Telles’ se organiza a partir de cuatro mesas de luz recuperadas de los fondos del Consorci de Museus y a su alrededor se crea una volumetría que posibilita una mayor superficie de exploración y que busca su inspiración en la técnica del origami: el suelo se repliega para que la actividad se despliegue, a partir de la repetición de figuras poliédricas que invitan a recorrer y habitar el espacio.

El ‘Espai de Telles’ se presenta como un espacio mutante con elementos manipulativos que irán evolucionado en el tiempo, y que dan inicio a todo un mundo de experimentación.

En una de las esquinas se han instalado dos espejos como material de exploración, descubrimiento y reconocimiento. Además en el espacio es importante la luz para experimentar con ella. La luz como fuente de vida, de energía, pero también de emociones. Tampoco faltan los imanes o las cajas de cartón con sus infinitas posibilidades.

En el ‘Espai de Telles’ no hay instrucciones, no las busque, no las imponga;  los niños con su curiosidad innata sabrán hacer, construir, observar, gatear, tocar, oler, componer y descomponer, encontrar un reflejo por abajo, por arriba, por un lado o por el otro, de forma individual o colectiva.

Géneros de la técnica y el espanto en ‘Arquitectura y Terror’

‘Arquitectura y Terror’, nº8 de la revista Canibaal
Colegio Mayor Rector Peset
Horno de San Nicolás 4, Valencia
Viernes 26 de mayo de 2017 a las 19:30

La revista valenciana Canibaal (Revista de Arte, Literatura y Filosofía del colmillo) presenta el viernes día 26 de mayo su octavo número, dedicado en esta ocasión a una sugerente doble temática: ‘Arquitectura y Terror’. Como ya viene siendo habitual, la presentación tendrá lugar en el Colegio Mayor Rector Peset de Valencia (Plaza del Horno de San Nicolás, 4), situado en pleno dentro del barrio de El Carmen. El acto dará comienzo a las 19:30.

Canibaal. Makma

Inma Coll (imagen de cubierta), Jesús Palacios, José Luis Jover, Juan Francisco Ferré, Bárbara Traver, Susi Lizondo o Álvaro Colomer son solo algunos de los más de 50 colaboradores (artistas plásticos, fotógrafos, pensadores, poetas y escritores) que han participado en un número en papel de más de 150 páginas. Se ha reflexionado de forma interdisciplinar sobre vanguardia, crisis y actualidad de la arquitectura, literatura y arte que tienen al terror como principal motivo y, finalmente, sobre algunas de las inquietantes intersecciones clásicas entre ambos temas: la mansión gótica, la Torre de Babel, el monumentalismo, con especial atención a confluencias actuales no exentas de una mirada crítica en términos sociales, morales y estéticos: los nuevos «muros», los campos de refugiados, la pervivencia de construcciones vinculadas a los totalitarismos.

Encrucijadas y confluencias que abarcan un número imaginativo de episodios y referentes: del cine de Hitchcock a Birdie de la Compañía Señor Serrano, Guantánamo, la valla de Melilla, casas del bosque, albergues incendiados en el corazón de Europa, el hotel Overlook (El Resplandor), la casa de los Usher de Poe, el «no lugar» del antropólogo Marc Augé, las ruinas, King Kong en la cumbre del Empire State y muchos otros.

Imagen del ínclito Hotel Overlook, edificación protagónica de 'El Resplandor' (Stanley Kubrick, 1980).

Imagen del ínclito Hotel Overlook, edificación protagónica de ‘El Resplandor’ (Stanley Kubrick, 1980).

Se consagra la polémica sección de crítica del delegado en España de FIPRESCI, Oscar Peyrou, sobre películas que no ha visto, el ensayo, la poesía y los ecos que el doble leitmotiv del número suscita en los ámbitos artístico, literario, musical y cinematográfico, así como las nuevas secciones de pensamiento con reflexiones en clave feminista (la metáfora del «techo de cristal») y socioeconómica: suburbans, Lager, espacios de ocio de acuerdo con la crítica ya clásica de Marcuse, metáforas arquitectónicas y clases sociales (J. G. Ballard), los Centros de Internamiento de Extranjeros o las Torres Gemelas de Nueva York.

Fotograma de la película 'King Kong' (Cooper & Schoedsack, 1933), aupado sobre el Empire State Buiilding de Nueva York.

Fotograma de la película ‘King Kong’ (Cooper & Schoedsack, 1933), aupado sobre el Empire State Buiilding de Nueva York. 

Nace el proyecto cultural Erredakzioa

Erredakzioa y La Taller
C / Maestro Iciar, bajo. Bilbao
Inauguración: sábado 6 de mayo de 2017, a las 19.30h

El sábado 6 de mayo, en Bilbao, tras un año de preparación, abrirá sus puertas una nueva propuesta cultural denominada Erredakzioa, ampliación de La Taller, Galería y Taller de grabado, un proyecto que desde el año 2010 dedica su quehacer a la gráfica contemporánea. La Taller recibió el año pasado el premio Gure Artea como agente en el campo de las artes visuales por parte de la Consejería de Cultura Política Lingüística y Educación del Gobierno Vasco,

La Taller y Erredakzioa se ubican en la calle Maestro Iciar, en el barrio de Solokoetxe, una frente a otra. Casualmente el nombre de la calle rinde homenaje a Juan de Iciar, calígrafo durangués del siglo XVI.

Erredakzioa. Imagen cortesía de sus autores.

Imprenta. Imagen cortesía de Erredakzioa.

Las técnicas gráficas y las tecnologías de la imprenta son el nexo que aúnan ambos proyectos. Así como La Taller es un espacio vinculado a la creación, producción, edición y divulgación de imágenes obtenidas mediante técnicas gráficas, Erredakzioa se plantea como una oficina de producción y divulgación de textos. Para la producción de textos se ha dotado, entre otras, de tecnologías que han ido quedando en desuso en el mundo de la imprenta.

De entre el variado abanico de tipos  de textos, Erredakzioa, ha elegido como proyecto particular ceñirse al texto periodístico. La encargada de llevar este proyecto adelante es la periodista y doctora Tania Arriaga Azkarate.

Así, este espacio se concibe como una humilde redacción, en el sentido clásico del término, desde la que pensar, mediante la práctica, sobre el especializado oficio que es el periodismo y la muy interesante e insospechada deriva de los medios de comunicación e información a la que asistimos en todo el mundo.

Como propuesta periodística concreta, en Erredakzioa se producirá una revista ilustrada que contenga un solo reportaje, escrito e ilustrado  por profesionales de reconocido prestigio. Tratar al periodista y al  ilustrador/a como artistas o creadoras y, además, tratar estos textos de creación con los recursos de la impresión tipográfica y la manufactura artística es nuestro pequeño reto.

La revista ilustrada resultante de esta iniciativa se denominará Minerva. No tendrá una periodicidad regular, ya que estará sujeta al ritmo creativo de los participantes, y se editará en el idioma original de la escritura. La traducción estará disponible en la web de La Taller.

Para el primer número contamos con un reportaje de la periodista Mirentxu Purroy y la ilustradora Higi Vandis y se presentará el mes de junio.

Imprenta. Erredakzioa.

Imprenta. Imagen cortesía de Erredakzioa.

Rostros con historia

Historia de un Rostro, de Ada Díez
Estación de tren Adif Valencia Joaquín Sorolla
Festival 10 Sentidos
Del 1 al 21 de mayo de 2017

El Festival 10 Sentidos, que se celebra en València del 1 al 21 de mayo con el patrocinio de Caixa Popular, ha pedido a un grupo del Servicio de Personas Mayores del Ayuntamiento que emulen la ‘intervención’ que realizó Cecilia Giménez hace cuatro años con el Ecce Homo de la localidad de Borja, que data del siglo XIX y que se le atribuye a Elías García Martínez. La diferencia entre el cuadro original y el resultado final suscitó muchísimas críticas hacia su autora.

Para que esta situación descontrolada no se repita el Festival 10 Sentidos ha contado con la ilustradora Ada Díez con el fin de que dirija cada ‘restauración’. El resultado final se podrá ver en la exposición ‘Historia de un Rostro’, que se alojará en la estación de tren Adif Valencia Joaquín Sorolla, en colaboración con ADIF, del 4 al 21 de mayo.

Los retratos tienen un lugar destacado en la historia del arte, ya que permiten destapar a la persona que está siendo observada, así como plasmar la visión del pintor sobre el mundo que le rodea. Esta característica se ha aprovechado en ‘Historia de un Rostro’. Ada Díez y el equipo del Área de Desarrollo Humano, Servicio Personas Mayores del Ayuntamiento de València, han elegido un conjunto de obras icónicas y con la ayuda de diversos materiales (como rotuladores, lápices o acrílicos) trabajarán sobre copias de los originales para imprimir su alma y su mirada, cargadas de experiencia. Así, la exposición se convierte en un recorrido visual de versiones -o ‘Ecce Homo’- enriquecedoras para el espectador.

Ada Díez (1984) es una ilustradora valenciana, especializada en cartelería y realización de portadas. Ha participado en exposiciones por distintas ciudades nacionales e internacionales. Su última colaboración fue en la exposición de Nastio Mosquito para la Fondazione Prada (Milán). Además, es la cocreadora y directora de arte del proyecto Hits With Tits  y el festival Truenorayo Fest.

Historia de un rostro, de Ada Díez. Imagen cortesía de Festival 10 Sentidos.

Historia de un rostro, de Ada Díez. Imagen cortesía de Festival 10 Sentidos.

‘Historia de un Rostro’ persigue el espíritu de la VI edición del Festival 10 Sentidos. Este año, bajo el lema PorMayores, el festival fija la mirada en el paso del tiempo y reflexiona sobre cómo cada ser humano se enfrenta a esta situación en su vida. Asimismo, rinde tributo a nuestros mayores, busca convertirlos en protagonistas y demostrar la importancia y relevancia que siguen teniendo en cualquier comunidad, dejando atrás estigmas y ciertos tópicos.

El Festival 10 Sentidos cuenta con el patrocinio principal de Caixa Popular, que se ha implicado en esta edición desde su gestación para poner en marcha toda la estructura y la programación. Del 1 al 21 de mayo se han organizado en València más de 30 actividades de danza, teatro, cine, música, arte, coloquios y talleres en una veintena de sedes.

Ilustrando personajes valencianos

Ilustres Valencians Il.lustrats, de Migue Martí y Judith Coronado
Estudio 64
C/ Benicolet 2. Valencia
Del 12 de enero al 9 de febrero de 2016

Ilustres Valencians Il.lustrats, del diseñador Migue Martí y la historiadora Judith Coronado, comprende una cuidada selección de personajes valencianos nacidos entre los siglos XIX y XX, destacados por su aportación al arte y a la cultura. Personajes caídos en el olvido o, en muchos casos, desafortunadamente desconocidos, rescatados por dos jóvenes valencianos interesados en la historia, la cultura y el arte que define nuestra identidad.

Migue Martí  diseñador gráfico y natural de Ontinyent, crea un proyecto que aglutina diseño y cultura, “La ilustración es una herramienta perfecta para sintetizar formas y recordar nuestros referentes”. La historiadora Judith Coronado, también del mismo pueblo que el diseñador, desarrolla las biografías que acompañan a las ilustraciones, con las que trata de dar a conocer las características principales de nuestros ilustres valencianos. Busca ser “un texto sencillo que incite a la investigación para dar respuesta a muchas curiosidades”, ese es el objetivo de los dos ontinyentins. Rescatar del olvido el arte y la cultura de los últimos dos siglos y utilizar a nuestros referentes valencianos para reivindicar el arte y la cultura de nuevo, a través del diseño y la investigación. Una aportación imprescindible a la formación de nuestra identidad.

Diseño de Joan Fuster. Imagen cortesía Estudio 64.

Diseño de Joan Fuster. Imagen cortesía Estudio 64.

Según afirman los autores, la selección de personajes fue un arduo trabajo ya que, “todos ellos nos parecían muy interesantes y nos parecía decisiva su aportación”. Aseguran haber aprendido mucho haciendo el trabajo y lo que es más importante, haber disfrutado en su desarrollo, durante los casi dos años que ha durado el proceso de ilustración e investigación. Según Martí, “ha sido toda una aventura buscar imágenes de todos los personajes para convertirlos en diseño, hacer de esos retratos antiguos ilustraciones ha sido un trabajo enriquecedor y divertido”. El ilustrador utiliza pequeños guiños a los personajes como es el caso de las teclas de piano que hacen a su vez de pestañas de Amparo Iturbi o de la nota musical que adorna el pelo de Lucrezia Bori. “Muchos personajes no tenían prácticamente rasgos característicos y tuve que jugar de manera hábil con ciertos recursos a modo de pista. En el caso de los hombres he trabajado mucho con rasgos evidentes como bigotes, barbas o sombreros. Pero reconozco que ilustrar a muchos de los personajes ha sido un reto”.

En el libro encontramos desde personajes tan conocidos como el escritor y político Blasco Ibáñez o el pintor y artista gráfico Josep Renau, hasta cineastas como Luis García Berlanga y cantantes como Bruno Lomas o Nino Bravo, pasando por escritores y gramáticos que tanto han hecho por la lengua y la cultura como Enric Valor o Joan Fuster.

En cuanto a las mujeres, como indica Judith Coronado, solo forman el 25 % del libro ya que fue un trabajo costoso encontrar más y añade “desafortunadamente las mujeres no tenían un espacio en igualdad al de los hombres para poder desarrollar con libertad sus profesiones. A las trabas políticas y sociales se les sumaba el mero hecho de ser mujer”. Aun así destacan en el libro personalidades de todos los ámbitos como la escritora Amalia Fenollosa, la ginecóloga Concepción Aleixandre, la soprano Lucrecia Bori, la militante feminista Pura Arcos, la pintora Juana Francés de la Campa o la bailarina Olga Poliakoff.

Diseño de Joaquín Sorolla. Imagen cortesía Estudio 64.

Diseño de Joaquín Sorolla. Imagen cortesía Estudio 64.

El libro consta de 95 ilustraciones, susceptibles de estar colgadas en cualquier rincón de la casa y esconde 95 biografías que nos sirven para adentrarnos en el contexto económico, político y social de finales del siglo XIX y el siglo XX. Como si de la Nouvelle Historie se tratase, el lector puede conocer su pasado a través de la historia de las mentalidades que fijará en su recuerdo de forma gráfica gracias a la peculiaridad de las ilustraciones de Migue Martí.

Con este libro el diseñador e ilustrador  Migue Martí y la historiadora Judith Coronado, obtienen su objetivo que es conocer quien somos y de dónde venimos, para poder entender y valorar nuestra identidad como valencianos.

El próximo jueves 12 de enero, algunas de las ilustraciones de Migue Martí colgaran de las paredes de Estudio 64, librería-galería especializada en ilustración, en la Plaza de Benimaclet de Valencia. Una exposición dedicada al trabajo de selección e investigación de los personajes así como a los procesos de bocetaje y diseño de las ilustraciones. La exposición permanecerá en Estudio 64 hasta el jueves 9 de febrero.

“Las dos películas son elementos de memoria histórica”

‘Las ahijadas’, de William James
Centro del Carmen
Museu 2, Valencia
Hasta el 22 de enero de 2017

El Centro del Carmen, en colaboración con Es Baluard Museu d’art Modern i Contemporani de Palma, acoge, hasta el próximo 22 de enero de 2017, la exposición ‘Las ahijadas’, de William James, una singularísima instalación audiovisual -cuya morfología se completa con la contribución fotográfica de Almudena Soullard y diversas instantáneas de archivo privado- que focaliza su atención en parte del devenir biográfico de dos figuras de diverso lustre y soterrada referencia: Natacha Rambova y Natacha Rampova.

La primera, refulgente icono de los oropoles hollywoodienses de los años 20, bailarina y diseñadora de vestuario y decorados, segunda esposa de Rodolfo Valentino y con cuyo ulterior marido, el aristócrata español y comandante naval Álvaro de Urzaiz, se tralada a Mallorca, fijando su residencia en la isla desde 1931 hasta los albores de la Guerra Civil Española. La segunda, artista de cabaret transgénero y activista de referencia en el movimiento LGBT valenciano desde finales de los años 70, víctima carcelaria de la vergonzante Ley sobre Peligrosidad y Rehabilitación  Social y presente paradigma de la lucha sobre políticas de género y justicia social en la ciudad de Valencia.

Con el objetivo de desentrañar las veladas e intrínsecas consonancias que emparentan a ambas conspicuas, Makma entrevista al artista británico, avezado investigador documental sobre las imbricaciones existentes entre la construcción del género y el espacio urbano, quien rubrica en esta exposición un dilatado y perseverante proceso credencial sobre la subrepticia consaguinidad de ‘Las ahijadas’.

Vista general de la instalación audiovisual de 'Las ahijadas'. Fotografía: Jose Ramón Alarcón.

Vista general de la instalación audiovisual de ‘Las ahijadas’. Fotografía: Jose Ramón Alarcón.

¿En qué momento o de qué modo se solidifica el germen del proyecto?

Empezó realmente en un proyecto de educación sobre historia oral por parte de Es Baluard en Palma de Mallorca, en un barrio de Palma que se llama Gènova. Los niños del colegio tenían que preguntar a los vecinos mayores sobre el pasado del barrio. Una vecina (María Salomé Juaneda Pujol) les contó que era la ahijada de Natacha Rambova, que había vivido allí. Más tarde, hicieron otra cita y los niños se fueron a su casa para ver la fotografías personales que habían sido propiedad de Rambova -algunas están reproducidas en la exposición, cedidas por ella-.

Posteriormente, Sebastián Mascaró -docente del museo- había oído el nombre de Rambova en otra ocasión, hablando conmigo, por mi amistad con la Rampova valenciana, y él comenzó a preguntar acerca de qué significa el hecho de que compartan el mismo nombre, a pesar de la pequeña diferencia (Rambova/Rampova); entonces, yo le expliqué que, para Rampova, Natacha Rambova era su alias y que en la época de la Transición la gente activista y progresista solía tener nombres de guerra y, así, si tenían problemas con la policía, no podían denunciar a los demás porque nadie sabía realmente cómo se llamaban sus compañeros. Ella eligió Natacha Rampova, aunque al principio era Rambova. La gente la llamaba Rambo y cuando se estrenaron las películas de ‘Rambo’, de Silvester Stallone, lo cambió por Rampova, porque no quería asociarse con esas películas.

Entonces decidimos que era una coincidencia muy interesante. La Rampova valenciana no sabía que Rambova, su heroína, había vivido en España -una parte de su vida desconocida para ella-. Pensamos que esta coincidencia podía formar la base de un proyecto. Esta idea de coincidencia, de casualidad, se ha mantenido durante todo el proyecto por el hecho de que se ha presentado como dos canales de vídeo que no tienen una relación obvia entre ellos, dejándose al espectador el encuentro de los vínculos entre los dos. Y eso es lo que he hecho en el proyecto, dos historias -la de Rampova en Valencia y la de Natacha Rambova en Mallorca-, en las que surgen ciertas ironías, conexiones y temas.

Una cuestión en la que debe repararse es en el propio título de la exposición, ‘Las ahijadas’, cuya nominación puede sugerir diversas interpretaciones, amén de encontrarnos con la figura de la ahijada de Natacha Rambova y entendiendo a Rampova como libérrimamente consanguínea de la primera por emulación. Sin embargo, la figura de la ahijada real no puede equilibrarse con la de Rampova y parece revelarse más bien como una excusa inicial para profundizar en el resto del proyecto.

Sin ella no habría proyecto, porque todo empezó con la ahijada real. Pero, claro, la información que ella tiene sobre Natacha Rambova viene a través de sus padres. Su madre era la doncella y su padre era el chófer del matrimonio y vivían en su casa de Cala Fornells, a partir del año 1933 (incluso tenían que casarse para ir a vivir con ellos para instalarse, aunque ya estaban comprometidos). Toda la información que la ahijada tiene procede de anécdotas y, sobre todo, acerca de lo bien que vivían, sus fiestas, la gente que les visitaba, pero no hay ningún análisis.

Un instante de la instalación audiovisual de 'Las ahijadas'. Fotografía: Jose Ramón Alarcón.

Un instante de la instalación audiovisual de ‘Las ahijadas’. Fotografía: Jose Ramón Alarcón.

Ambas películas documentales atesoran sentido en sí mismas, funcionan de un modo autónomo. Sin embargo, ¿proponerlas en comunión en esta instalación audiovisual posibilita o exige un espectador proactivo, es decir, que se sumerja en el raquis de cada uno de ellos y esto propicie un análisis acerca de cuáles son los elementos que los cohesionan?

Claro. Se deja al espectador la búsqueda de los vínculos entre las dos. Quería posibilitar una manera de enfrentarse a esta coincidencia o casualidad, porque todo el proyecto se basa en la casualidad, la coexistencia de estos dos personajes que mantienen una relación casi abstracta. También es importante la simetría histórica del antes y el después de la dictadura, por lo que, en ese sentido, se ha pensado para una audiencia española o con un conocimiento acerca de la Guerra Civil, de lo contrario es muy difícil de seguir.

¿De qué modo te documentaste acerca de la figura de Natacha Rambova?

Comencé a estudiar la vida de Natacha Rambova y descubrí que había escrito un ensayo de cuarenta páginas, en el otoño del 36, para convencer a la comunidad internacional para apoyar a Franco -luego nunca se publicó-. Quería leer ese artículo y escribí a su biógrafo, Michael Morris, profesor de Historia del Arte en California recientemente fallecido. Acabamos negociando e hicimos un intercambio de derechos de publicación sobre las fotos de la ahijada a cambio de una copia del texto. Eso ha sido una fuente muy importante, porque ahí cuenta en primera persona todo lo que vio en Mallorca y todas sus ideas sobre las políticas de la República, siendo un monólogo de derechas muy reaccionario. Había que contextualizarlo, entonces entrevisté a un historiador mallorquín, David Ginard i Féron, sin el que tampoco habría sido posible el documental. El cuerpo central del proyecto son extractos de ese texto y él los comenta y contextualiza, siendo muy crítico con su contenido.

¿Conocer y tener una conexión previa con Natacha Rampova te ha influido cuando has profundizado en el devenir de Natacha Rambova y en la búsqueda de parentescos entre ambas?

Yo diría que no. Cuando tienes una instalación que tiene elementos distintos el significado reside en la distancia entre ambos. Lo que sucede, también, es que Rampova tiene una política muy clara, de izquierdas, muy crítica social y políticamente, y luego resulta que Natacha Rambova se casó con Álvaro de Urzaiz, que era monárquico y de derechas y que apoyaba a Franco, por lo que ella apoyaba a los nacionalistas antirrepublicanos. Sin embargo, Rampova viene de una familia muy republicana.

¿Deben considerarse dos figuras antitéticas?

No exactamente, porque Rambova era también libertaria. Esa ironía es muy típica de los procesos de la historia. Cada uno interpretamos la historia como queremos y esto resulta que no es fiable ni objetivo.

Fotografías personales de Natacha Rambova cedidas por su ahijada María Salomé Juaneda Pujol. Fotografía: Jose Ramón Alarcón.

Fotografías personales de Natacha Rambova cedidas por su ahijada María Salomé Juaneda Pujol. Fotografía: Jose Ramón Alarcón.

¿Qué cuestiones en común pueden servir de ejemplo de cómo el entorno, la atmósfera y el convulso devenir histórico de cada una de las dos figuras influye decisivamente sobre su actitud vital y política?

Un tema que comparten los vídeos es la reacción (en sí misma) contra la violencia. La diferencia es que Rampova fue víctima (durante las postrimerías del fraquismo) y Rambova era testigo (en plenos albores del Guerra Civil Española). Las reacciones son distintas y tampoco sabemos, más tarde, qué actitud tenía Rambova respecto de la dictadura. No hay ningún testimonio posterior, no sabemos qué pensaba. De todos modos, hay dos cosas muy significativas: una es que nada más llegar a Francia sufrió un infarto y su salud nunca se recuperó durante el resto de su vida; la otra cuestión es que rompió con su marido. Son hechos que sabemos y que están claros. Son hechos significativos, o así me gustaría pensarlo.

Un factor inquietante reside en el hecho de advertir a Natacha Rampova como apriorística émula de Rambova.

Sí. Emula la parte de Hollywood.

La del exotismo orientalista, pero ¿llevado al hiperbolismo para transgredirlo?

Bueno, hay otra ironía acerca de la que tampoco sabemos muy claramente el porqué. Para Rampova es muy importante que Rambova era muy libertaria y pansexual, y es muy difícil llegar a la verdad de la sexualidad de Rambova (yo creo que era heterosexual). Se ha hablado mucho acerca de que tenía una relación con Alla Nazimova, que era una actriz rusa conocida como lesbiana o bisexual y tenía muchos affaires con mujeres y actrices de Hollywood. También existe la idea de que Rodolfo Valentino (su primer marido) era gay, cuestión que yo no tengo nada clara. Insisto en que sobre estas cuestiones es muy difícil llegar a la verdad. La mitad de las mujeres de Estados Unidos estaban enamoradas de él y estamos hablando de una época en la que surge un fenómeno nuevo, que miles de mujeres de todas las clases sociales podían ver la misma imagen a la vez por la llegada del cine. Eso tuvo mucho impacto en la sociedad americana. Todas estas mujeres adoraban a Rodolfo Valentino y él no encajaba nada con la imagen del héroe americano; era extranjero, moreno, exótico y los papeles que le daban también eran así. No era fiable, honesto o abierto, sino una persona dudosa como personaje.

Un fenómeno sobre el que se han volcado las más diversas miradas, siendo especialmente turbia y fascinante aquélla de Kenneth Anger en ‘Hollywood Babilonia’, radiografiando el exceso y la posterior decadencia.

Está claro que los hombres de América le acusaban de maricón, entonces es muy difícil llegar a la verdad de su sexualidad, porque siempre está velada por esta acusación, aunque miles de personas estén convencidas de ello; sigue siendo una especie de icono gay. Parece que los que estaban cerca de Natacha Rambova y Rodolfo Valentino afirmaban que eran absolutamente heterosexuales, pero no lo sabremos nunca, realmente.

Retrato de Natacha Rampova realizado por Almudena Soullard. Fotografía cortesía de William James.

Retrato de Natacha Rampova realizado por Almudena Soullard. Fotografía cortesía de William James.

Sin embargo fue una década propicia para ciertas licencias cotidianas en contraposición a la época que Rampova hubo de padecer en España.

Rampova, hablando de la relación entre Rambova y Valentino, dijo que era un matrimonio para disimular su sexualidad y yo, en base a lo que he leído, no estoy tan seguro. Pero esa es la ironía, que para Rampova era muy importante que su musa fuera pansexual.

Todas esas complejidades o neblinosas dificultades para trabajar acerca de la figura y los archivos de Natacha Rambova no acontecen con Natacha Rampova, en tanto que, además de tu conocimiento próximo sobre su figura, existe una contemporaneidad muy facilitadora. Sin embargo, resulta singular descubrir algunos vídeos y pasajes poco conocidos, recibidos como una sorpresa o revelación para muchos espectadores de ‘Las ahijadas’, a pesar o fruto de su permanente presencia en el mapa del off-off valenciano.

Sí. Realmente creo que el vídeo de Rampova no es para nosotros, sino para la gente que no conoce a Rampo. Veo importante contar esa historia.

Para quien ya conoce a Rampova refrenda algo consabido.

Si, porque es una historia muy interesante y todas sus ideas sobre género son absolutamente actuales, aunque se han formado hace más de treinta años.

Radiografía no sólo las circunstancias político-sociales del país, sino que también es un curiosísimo testimonio de la ciudad.

Es memoria histórica. Las dos películas son elementos de memoria histórica. Esa ha sido otra motivación para desarrollar el proyecto.

Atendiendo a los episodios históricos que vertebran ‘Las ahijadas’, ¿consideras que atravesamos una nueva época de políticas y pensamiento reaccionarios?

Sí. Lo dice Rampo claramente. En el vídeo ella habla de la transversalidad de las luchas políticas y cómo esa idea de transversalidad se ha perdido. Como ejemplo, considera que todas las luchas afectan a toda la comunidad LGBT y tenían que estar presentes en todas las acciones y manifestaciones.

William James durante un instante de la entrevista a propósito de su proyecto 'Las ahijadas'. Fotografía: Jose Ramón Alarcón.

William James durante un instante de la entrevista a propósito de su proyecto ‘Las ahijadas’. Fotografía: Jose Ramón Alarcón.

Jose Ramón Alarcón

 

 

 

Presente de cultura valenciana para el Adviento

Tercera edición de la campaña ‘Esta Navidad, regala cultura valenciana’
Sala Russafa y Arden Producciones, con la participación de FULL (Fundació pel Llibre i la Lectura), el colectivo Va de Llibres y las artistas plásticas Lisa Gingles y Raquel Carrero
Plaza del Ayuntamiento de Valencia

Cuando las visitas a las tiendas se multiplican, Sala Russafa ha impulsado la celebración de la tercera edición de su campaña ‘Esta Navidad, regala cultura valenciana”. Una iniciativa en la que, por segundo año consecutivo, ha contado con la colaboración del consistorio de Valencia, que ha cedido un espacio en la Plaza del Ayuntamiento.

Durante la mañana, el teatro, las artes plásticas y la literatura han estado presentes en este enclave como recordatorio de que la cultura hecha y promovida en la ciudad puede ser una opción estas navidades, un obsequio para quien lo recibe pero también para los artistas, contribuyendo a que puedan continuar con su labor creativa, fundamental para las industrias culturales y para el desarrollo social.

Y las primeras en regalar cultura han sido Sala Russafa y Arden, que han obsequiado a quienes se han acercado a la plaza con extractos de su nuevo espectáculo, ‘Viaje a Nuncajamás’. Un adelanto exclusivo, ya que la pieza tendrá su estreno absoluto este jueves 22 en el centro cultural de Ruzafa.

Un instante de la actividad 'Esta Navidad regala cultura valenciana' en la Plaza del Ayuntamiento de Valencia. Fotografía cortesía de los organizadores.

Un instante de la actividad ‘Esta Navidad regala cultura valenciana’ en la Plaza del Ayuntamiento de Valencia. Fotografía cortesía de los organizadores.

Esta nueva obra completa la trilogía ‘Cuentos Políticos’, comedias para adultos y con música en directo que parten de clásicos de la literatura infantil para darles la vuelta, ofreciendo una ácida mirada a nuestra sociedad. Una serie escrita por Chema Cardeña que incluye a ‘Alicia en Wonderland’ y ‘Buscando al Mago de OZ (Oh, EurOZpa!)’ y que estas navidades se completa con la versión libre y gamberra de la historia creada por J.M. Barrie. El protagonista es un Peter Pan que tuvo que salir del país para poder crecer y desarrollarse profesionalmente. Ahora vuelve del exilio para encontrar un Nuncajamás dividido y paralizado. Tratará de revolucionarlo en una alocada radiografía de la democracia occidental con inesperadas versiones de los personajes clásicos (como una Campanilla activista, una Wendy periodista o un Capitán Garfio, Presidente sin carisma ni dotes, pero firmemente agarrado al cargo).

Iria Márquez, Darío Torrent, Jaime Vicedo, Juan Carlos Garés, Rosa López, Raquel Ortells, José Doménech, Juanjo Benavent y el propio Cardeña llevan a las tablas esta sátira, que podrá verse del 22 de diciembre al 15 de enero, incluyendo una función especial de Nochevieja. Un espectáculo que se desarrolla al ritmo de versiones de Amy Winehouse, Village People y hasta Madonna, que esta mañana han sonado en la Plaza del Ayuntamiento a cargo de los músicos David Campillos, Johnny BZero y José Montoro.

Y para los más pequeños, ha habido animación a cargo de Omar Sánchez y José R. Torres, protagonistas de ‘Lazarillo’, pieza que se incluye en la décima edición de CONTARIA, Festival de Teatro para Niños y Niñas, que desde el 18 de diciembre al 4 de enero programa 8 espectáculos musicales, de teatro y de títeres para espectadores a partir de 4 años.

“El teatro, y la cultura en general, es una fuente de experiencias, de aprendizaje, de disfrute, de enriquecimiento personal. En la sala tenemos bonos regalo y animamos a que la gente piense en ésta y otras opciones relacionadas con el arte, como las que forman parte de esta iniciativa, porque tienen tanto o más valor que una corbata, otro perfume o el enésimo muñequito”, apunta Juan Carlos Garés, director del centro cultural.

Un instante de la actividad 'Esta Navidad regala cultura valenciana' en la Plaza del Ayuntamiento de Valencia. Fotografía cortesía de los organizadores.

Un instante de la actividad ‘Esta Navidad regala cultura valenciana’ en la Plaza del Ayuntamiento de Valencia. Fotografía cortesía de los organizadores.

En esta tercera edición de la campaña ‘Esta Navidad, regala cultura valenciana’, Sala Russafa ha invitado a FULL, Fundació pel Llibre i la Lectura. Fundada en 2013 por la Associació d’Editors del País Valencià i el Gremi de Llibrers de València, incluye a seis decenas de editoriales (Anaya, Algar, Edicions del Bullent, Bromera, Edicions 96, Pre-Textos, Tres i  Quatre, Saó, Tandem o Tabarca, entre muchas otras) y a librerías de las tres provincias. Dedicada a la promoción del libro y la lectura, en su stand de la Plaza del Ayuntamiento los visitantes ha podido ver una selección de títulos de literatura infantil y juvenil en valenciano de reciente publicación, con volúmenes ilustrados, rondalles y novelas.

También ha sido invitado el colectivo Va de Llibres, formado por Balandra Edicions, Edicions del Bullent, Edicions 96, Onada Edicions, Perifèric Edicions y Vincle. Las seis editoriales tienen una producción conjunta cercana de los 100 títulos anuales en valenciano, con géneros como el ensayo, la poesía o la narrativa, junto a publicaciones de temáticas especializadas. A la campaña promovida por Sala Russafa han aportado una iniciativa propia, muy vinculada. Se trata de ‘Per nadal, regala llibres valencians’, una selección de 11 títulos que estas fechas están presentes en 65 librerías colaboradoras de la Comunitat y en la que se incluyen propuestas tan variadas como ‘Joan Fuster recitable’, ‘Les muixerangues valencianes’, ‘La retratista d’ànimes’ o ‘La cuina de l’Albufera i les Marjals’.

Y por primera vez, las artes plásticas han estado presentes en esta campaña navideña. Sala Russafa ha contado con Lisa Gingles, artista irlandesa afincada en Valencia, que ha mostrado parte de su obra, expuesta en los últimos años en muestras individuales y colectivas en España, Reino Unido, Suecia, Irlanda e Irlanda del Norte. Gingles utiliza el collage, dibujo y pintura en piezas de pequeño formato, sobrias y con cierto punto siniestro, influidas por la mitología y la iconografía animal.

También ha participado Raquel Carrero, Licenciada en BBAA y profesora de arte para niños y adolescentes. En su obra, el grafito es la técnica principal de un dibujo en el que destaca la línea, complementada con otras técnicas. Un estilo sensible al que las notas de color transmiten alegría a un universo puramente femenino.

Durante la mañana, esta iniciativa ha permitido a estéticas, lecturas y lenguajes distintos tomar el espacio público, abriendo una ventana a la cultura en la Plaza del Ayuntamiento, dejándole aportar un toque humano y creativo al ambiente navideño que tiñe las calles estos días.

Un instante de la actividad 'Esta Navidad regala cultura valenciana' en la Plaza del Ayuntamiento de Valencia. Fotografía cortesía de los organizadores.

Un instante de la actividad ‘Esta Navidad regala cultura valenciana’ en la Plaza del Ayuntamiento de Valencia. Fotografía cortesía de los organizadores.

 

Náufragos de la memoria

André y Dorine, de Kulunka Teatro
Espai Rambleta
Bulevar Sur, esquina Pío IX. Valencia
Sábado 17 y domingo 18 de diciembre de 2016

El notable incremento de la esperanza de vida se cobra un alto precio, y no sólo en lo que respecta a la esquilmada hucha de las pensiones. Aparte de un lógico deterioro físico, alcanzar una elevada edad lleva aparejado, a veces una serie de procesos degenerativos de la mente como los distintos tipos de demencia senil cada vez más frecuentes. El Alzheimer, el más conocido, produce una progresiva e irrecuperable pérdida de la memoria reduciendo a quienes lo padecen a una especie de nebulosa. Una disolución de su identidad que los deja huérfanos de sí mismos y causa graves problemas en su entorno familiar. Náufragos a la deriva en un mundo que se les hace ajeno.

Esta terrible enfermedad y sus secuelas, como todos los dramas vitales, constituyen una excelente materia prima para los artistas. El valenciano Paco Roca fue uno de los primeros en atreverse a abordarla en viñetas en su álbum ‘Arrugas’, luego llevado al cine. Inspirada en el padre de su amigo MacDiego, la historia mereció el Premio Nacional de Cómic y un Goya, en 2008 y 2012, respectivamente.

'André y Dorine', de Kulunka Teatro. Imagen cortesía de Espai Rambleta.

‘André y Dorine’, de Kulunka Teatro. Imagen cortesía de Espai Rambleta.

También las artes escénicas exploran los terribles efectos del Alzheimer. Como la singular pieza ‘André y Dorine’ que llega este fin de semana, 17 y 18 de diciembre, a Espai Rambleta. Se trata de un montaje de la  compañía Kulunka Teatro especializada en máscaras y mimo que sin una palabra logra conmover profundamente al espectador. Tras una exitosa gira por 23 países recala en Valencia con una emotiva historia de amor  contada en un lenguaje universal.

La acción se desarrolla en un pequeño salón de cuyas paredes cuelgan las huellas de un pasado feliz. Se oye el teclear de una máquina de escribir y las notas de un violoncello. Sus ocupantes son André y Dorine, una pareja que ha caído en la desidia de la rutina. Con mínimos medios y sólo  tres actores que interpretan más de quince personajes, Kulunka crea un espectáculo redondo dotado de una vibrante poesía visual. La obra es una vuelta a empezar en la relación entre los protagonistas, un viaje a través del recuerdo, pues deben rememorar quiénes han sido para no olvidar quiénes son. Los momentos dulces y amargos se alternan con otros tiernos y terribles, tristes y alegres  que desencadenan una montaña rusa de emociones. Es inevitable reír, llorar, enfadarse y enamorarse de André y Dorine en esta lograda puesta en escena.

Tras la función se llevará a cabo una Factoría Rambleta que, bajo el epígrafe ‘Por los otros’, con el apoyo de Obra social La Caixa y AFAV, reunirá a colectivos y expertos en el Alzheimer.

Ilustración de 'La maleta del abuelo'. Imagen cortesía de sus autores.

Ilustración de ‘La maleta del abuelo’, de Fátima Fernández y Juan Hernaz. Imagen cortesía de sus autores.

‘La maleta del abuelo’

Aproximar el delicado tema a la mente infantil es el objetivo de un álbum ilustrado de la editorial valenciana Onada que mereció este año el III Premio Internacional Ciutat de Benicarló. Los autores, Fátima Fernández y Juan Hernaz ya colaboraron anteriormente en Nora protagonizado por una niña algo especial llevado a escena por Teatro Factoría Norte. Con este nuevo título, editado en español y valenciano, vuelven a demostrar su excelente nivel artístico y gran compenetración.

Textos sugerentes y poéticos apoyados en evocadoras imágenes relatan la historia de un viejo marinero que ha perdido la memoria y de su relación con nieta Mariana.“Cada vez son más las personas que conozco que conviven con enfermos que sufren Alzheimer o demencia senil y tenía interés en abordar el tema”, dice Fernández. “Me planteé abordarlo desde una perspectiva y un enfoque diferente. Explorar el mundo de las emociones y al mismo tiempo retar a la imaginación. Quería escribir un texto que rompiera la frontera que separa a los lectores por su implicación con lo que se trata”.

Ilustración de 'La maleta del abuelo'. Imagen cortesía de sus autores.

Ilustración de ‘La maleta del abuelo’, de Fátima Fernánez y Juan Hernaz. Imagen cortesía de sus autores.

Según Fernández, las editoriales mantienen una actitud excesivamente protectora con los lectores infantiles e incluso juveniles y  procuran evitar cuestiones espinosas. Está de moda el acoso escolar, los conflictos familiares o los niños con trastornos de conducta, pero a veces hay que salirse de ese círculo y atreverse a dar un paso más.

Inspirado en el universo marino, Hernaz crea una exuberante iconografía simbólica que envuelve y potencia el texto. Peces, barcos, caballitos de mar, a los que se suma la imagen de la golondrina que representa la capacidad de recordad, en este caso perdida por el protagonista. Que texto e imagen se complementen y funcionen de manera integrada es una de las claves de un álbum ilustrado.

Para Juan Hernaz conseguir este objetivo fue su máxima preocupación a la hora de abordar el proyecto.  “Texto e imagen debían conformaran un todo coherente y no ser reiterativos en ningún momento. Incluso desde el punto de vista plástico, las grafías actúan como líneas de movimiento que marcan pautas y ritmos visuales. Y para potenciar su plasticidad, de hecho, todas las palabras están dibujadas y texturadas, letra a letra, para potenciar su aspecto plástico. El texto no es accesorio ni las imágenes son meras explicaciones visuales. Es una relación que ahonda en el concepto de álbum ilustrado”, concluye este magnífico ilustrador.

André y Dorine, de Kulunka Teatro. Imagen cortesía de Espai Rambleta.

André y Dorine, de Kulunka Teatro. Imagen cortesía de Espai Rambleta.

Bel Carrasco