Escena de 'Else y Henry', de Puy Navarro. Fotografía de Nick Rogers.

Else y Henry: Amor y muerte

Else y Henry, de Puy Navarro
Espacio Inestable
C / Aparisi i Guijarro, 7. Valencia
Del 7 al 11 de septiembre de 2017

“Una historia de amor más allá de los límites de la vida”. Así define Puy Navarro la obra ‘Else y Henry’ protagonizada por una pareja de grandes actores valencianos, Victoria Salvador y Pep Ricart, que inicia la temporada de Espacio Inestable el próximo 7 de septiembre. “Se trata de un canto al amor en todas sus múltiples facetas y fases, desde el amor pasión al amor amistad  y de su evolución en las distintas edades ”, comenta la autora y directora valenciana afincada hace 14 años en Nueva York.

La historia de Else y Henry se inspira en la de una pareja real, la formada por el arquitecto alemán Henry Klumb y su segunda esposa, fallecidos en 1984 en Puerto Rico en un accidente de coche. Klumb emigró a Estados Unidos en 1927, a los 22 años, para estudiar con el célebre Frank Lloyd Wright. Durante su aprendizaje trabajó en el diseño y construcción del campamento Ocatillo en Arizona y dirigió la exhibición de los trabajos de Wright en Europa, en 1931. En 1944, se trasladó a Puerto Rico invitado por el gobernador de la isla Rexford Tugwell, para que dirigiese el comité de diseño de obras públicas. Allí fundó la fábrica de muebles Arklu, dedicada al diseño y construcción de muebles adecuados al clima tropical.

Escena de 'Else y Henry', de Puy Navarro. Fotografía de Nick Rogers.

Escena de ‘Else y Henry’, de Puy Navarro. Fotografía de Nick Rogers.

“Todo empezó en junio de 2014, en Puerto Rico, en la boda de una amiga”, cuenta Navarro. “Estuvimos rodando un vídeo en la casa que en su día fue de los Klumb deshabitada desde su muerte y que es Patrimonio de la Humanidad. Encontré grandes bolsas de plástico llenas de libros y entre las páginas de unas revistas descubrí unos documentos médicos referidos a la enfermedad de uno de ellos, una dolencia de corazón, aunque no estaba claro si el enfermo era Frank o su mujer”.

A su regreso a Nueva York, Navarro escribió ‘Else y Henry’ que obtuvo el tercer premio en el Concurso nacional de escritura de la Fundación MetLife. Además de relatar una bella historia de amor, reflexiona sobre el impacto de la enfermedad en la relaciones de pareja y plantea un debate sobre la eutanasia y el derecho a decidir libremente cómo queremos dejar este mundo. Junto a los consagrados Salvador y Ricart integran el reparto: Ester Martínez, Paco Trenzano, Leo de Bari y Bautista Duarte. Música en directo de Sergio Martinez (percusión) y Alexey León (saxofonista). La escenografía de estilo minimalista se asienta en juegos de luz y los vídeos de Laia Cabrera.

“Estrenar una obra en mi ciudad natal me daba pánico”, confiesa Navarro. “Pero desde que empezamos los ensayos estoy más tranquila. Lo importante es disfrutar del proceso, aprender de los actores, porque la creación es una tarea colectiva, aunque el director, o sea yo, tenga la última palabra”.

Escena de 'Else y Henry', de Puy Navarro. Fotografía de Nick Rogers.

Escena de ‘Else y Henry’, de Puy Navarro. Fotografía de Nick Rogers.

Navarro eligió a dos actores de su generación que le habían impresionado por su trayectoria y actuaciones, en el caso de Salvador por su papel en ‘Pánico contenido’. “Else me permite pasar por una experiencia muy intensa como es la de una enfermedad terminal”, comenta Salvador. “Mi trabajo sobre el personaje es acercarme lo más posible a las situaciones que plantea el texto y dar cuerpo a las ideas sobre la eutanasia que defiende el personaje para que no sea un mero corpus teórico sobre el tema”.
El hecho de que autora y directora sean la misma persona “es una ventaja en el caso de Puy”, señala Salvador,  “porque está muy abierta y receptiva a lo que los actores proponemos y no duda en cambiar o retocar cosas del texto si se da cuenta de que lo que ha escrito no funciona en escena. Y eso, la verdad, es muy de agradecer”.

Vida vertiginosa

Hija de valenciano y granadina, Navarro debe su nombre a la Virgen del Puy de Estella (Navarra). “Mi padre se ocultó en el altar de la capilla consagrada a ella para no ser descubierto cuando abortaron una reunión antifranquista en la que participaba y en agradecimiento me puso su nombre”, cuenta. Entre viajes kilométricos y estudios variados, su vida da vértigo. Dejó la Ingeniería Industrial por la Filología Inglesa y de estudiar a Shakespeare pasó a representarlo. Estudió teatro físico en Cuba y luego en la prestigiosa American Academy of Dramatic Arts de Nueva York. Estuvo en Japón con Parque España y ha producido en Nueva York varios espectáculos, como una versión de ¡Ay, Carmela! protagonizada por ella misma. Completa esta actividad incesante con las clases que imparte como profesora de yoga.

“El yoga me ayuda a poner un poco de pausa y serenidad en el frenesí de la batalla diaria”.  Siente nostalgia de su ciudad natal, el mar y la calidad de vida, pero de momento le sigue atrayendo la vida en la Gran manzana, donde se concentra lo mejor y lo más innovador en lo que al arte se refiere.

Escena de 'Else y Henry', de Puy Navarro. Fotografía de Nick Rogers.

Escena de ‘Else y Henry’, de Puy Navarro. Fotografía de Nick Rogers.

Bel Carrasco

Los comentarios están cerrados.